Categoría: Podemos

Pablo Iglesias y el periodismo parapolicial en el Estado español: el negocio de mentir

Anda el patio de los “mainstream” del régimen bastante escocido con las últimas declaraciones del líder de la formación morada, es decir, Podemos, esa amalgama política de embusterismo y trilerismo que fue ideada para ser ejecutada por etapas. Al divo Iglesias le ha molestado seriamente que los perros falderos de la monarquía se dediquen a “hablar profesionalmente mal” de él y su cuadrilla de “bolivarianos” (sic), lo que ha motivado la agria y malencarada réplica del conglomerado falsimediático español. El asalariado y bienpagao periodismo mercenario de las alcantarillas del borbonismo, mentirosos profesionales, además de agentes de desinformación masiva, ha reventado de hipocresía.

Que Podemos sea el pimpampum de la soldadesca mediática del régimen español ni es una sorpresa, ni tampoco algo de lo que haya que echarse las manos a la cabeza. Podemos no es una amenaza para el sistema, ni tampoco lo es y será para el régimen de alianzas con los anglocriminales y el sionismo, pero si podría serlo, moderadamente, para la corrupción organizada por los dos grandes (hasta ahora) partidos del monolitismo autoritario neoliberal (la dictadura del PPSOE). Y ahí entra en juego la mafia mediática como un activo desinformador. Unos tabloides que están bajo el control y paraguas de los grandes capitales empresariales y financieros o fundaciones estadounidenses cercanas a la CIA, además de recibir la tutela por los principales partidos políticos a los que sirven como propagandistas y agitadores.

No ha tardado mucho Iglesias, como buen prohombre del sistema político de castas que tanto criticaba antaño (sin duda como moneda de contrabando), en redimir su “culpa” con un “Siento haber ofendido y pido disculpas. No debí personalizar”. Lo que se dice arrastrarse como una serpiente ante el monopolio de los intocables tergiversadores profesionales. Al igual que ha hecho su correligionaria Bescansa, en términos tales como: “Reiterar las disculpas a Álvaro Carvajal (el “periodista” aludido) y a los periodistas que se hayan podido sentir ofendidos por esa intervención. Sumarme a las disculpas y hacerlas en nombre de Podemos. Le ha faltado a la ínclita Carolina azotarse en público, ejercer de plañidera o hacer un acto de contrición mariana. En fin, un “periodismo sin Fronteras” para difamar y deformar que, eso sí, cuando recibe alguna puyita de vez en cuando por su indecente comportamiento parapolicial (y no focalizo en Podemos), eh…que no toquen a la Cosa Nostra “informativa”, guardiana del orden establecido.

Dicen los del perrodismo falsificado, con esa estomagante solemnidad postural que suelen fabricar para la ocasión, que La mofa, el escarnio, la ridiculización hacia un informador resultan absolutamente intolerables en una sociedad libre, abierta y democrática, para referirse a las palabritas del líder “morado” contra un empleado del conservadurista ELMUNDO que motivaron la escandalera entre el gremio de mafiosillos mediáticos y, cómo no, entre sus patrocinadores políticos. Simplemente, me provoca repelús infinito que esta gentuza se haya dado una aureola de manufacturado victimismo, a la cabeza de todos ellos la siniestra Victoria Prego, cronista oficial de la “modélica transición de la CIA”, esa que fue pilotada por demócratas como el ex Rey de Franco, Fraga o Martín Villa. ¿Mofa? ¿Escarnio? ¿Repasamos hemerotecas hasta dónde ha llegado la inquina difamatoria mediática?

Pero…un momento, estos rufianes de los medios corporativos que llevan meses lapidando interesadamente al club podemita, etiquetándoles como agentes de Venezuela, esbirros de Irán o peligrosos bolcheviques, han determinado que las palabras de Iglesias rezuman “totalitarismo”. Están faltando a la verdad y lo saben. Estos practicantes del peor y más deleznable periodismo canalla muestran su verdadero rostro (no con estos juegos florales anti-Podemos) cuando se trata de hablar mal de todo aquel que cuestione los fundamentos políticos del biparticidio (entre los que NO se encuentra Podemos, por si hacía falta remarcarlo), la monarquía o con el vasallaje de este país hacia el imperialismo norteamericano y el Estado terrorista de Israel, por citar algunos potables ejemplos.

Al periodismo español, anclado en los medios hegemónicos, no le duelen prendas para practicar el más feroz terrorismo informativo cuando “informa” acerca de países como Rusia, Cuba, Siria, Irán, Venezuela o criminaliza y señala objetivos al modo clásico “policial” refiriéndose a colectivos sociales, manifestantes o detenciones arbitrarias. Es periodismo teledirigido desde las cloacas del sistema y su pudridero de “inteligencia”, al igual que ha hecho la CIA comprando a editores y periodistas de los principales medios de EEUU durante los últimos sesenta años. En España ha sucedido exactamente igual. El periodismo independiente NO existe en los medios controlados y la prueba de ello es el reciente apoyo prestado, aquí mismo (por esos mismos medios que ahora gruñen como cerdos contra el líder de Podemos), en favor del terrorista venezolano Leopoldo López o dando parapeto mediático a los crímenes de EEUU y el sionismo. ¿Impartiendo lecciones de ética periodística? No me jodas, hombre.

Pablemos se postra a los pies de la banda terrorista OTAN

pablotan

Pablo Iglesias, el charlatán de la CIA en Madrid, creado en un primer momento como disidencia controlada neoprogre para oxigenar el sistema, desactivando y neutralizando las luchas políticas en las calles, suele ser mitificado por la caverna más extremista y reaccionaria de este país como un “estalinista bolivariano” que amenaza con llevar a España al túnel más sórdido del “chavismo” y la Revolución de Octubre. Pero Iglesias es repudiable por variados motivos que son inconfesables para la ultraderecha sionista, ya que éstos últimos bien saben que el profesor Turrión ni es de la Internacional comunista, ni tampoco chavista, ni un comunista a la vieja usanza, sino (casi) todo lo contrario. Las campañas derechistas anti-Podemos/Iglesias es pura y dura propaganda de bajos fondos que pugna por evitar que el reparto de chanchullos se decante hacia otra opción política menos ultra que la de ellos (aparentemente izquierdista), que pueda amenazar su hegemonía política y económica. Cuestión de sillones, no más.

A ver qué dice ahora esa carcundia del agente B del PSOE con la puesta en escena del líder de Podemos mostrando un nada sorprendente nuevo perfil político: el de defensor a ultranza de la OTAN. Aunque los más despistados, crédulos y neohippies perroflautas de la Puerta del Sol madrileña siguen creyendo que su telepredicador favorito va a dar algo más que un brochazo político-social al sistema “bribónico”. La agenda del sistema se está cumpliendo a rajatabla. Y muchos debieran callar para siempre porque, mira por dónde, están en el mismo barco ideológico-otánico que el “camarada” Iglesias.

Antes de hablar del nuevo simpatizante de la OTAN valga el siguiente off-topic para decir algo que atañe a las “formas” del personaje en cuestión. No es que uno se haya vuelto más pijotero y repentino clasista..que no va a ser así, pero pasa lo siguiente…¿Se puede presentar un candidato a presidente del gobierno de este país de la manera que lo hizo Iglesias en la Moncloa, con esas greñas, sin afeitar, con vaqueros, camisa remangada, de forma totalmente informal como si fuera a una reunión de botelloneros? Que nadie piense que con ello estoy defendiendo al inquilino que allí parasita (que ya iba a ser lo que me faltaba)…ni ese pudridero monclovita en el que han recalado los peores y más deleznables personajes desde el franquismo, ni siquiera el acto en sí que me la trae al pairo, pero es que este tipo, que hace ascos a gigantes de la política internacional, como Vladimir Putin (la bestia negra del terrorismo anglosionista) y empatiza con ese estercolero llamado Obama (que ha sido igual o peor que el analfabeto y psicópata Bush; así que fíjense si aterriza en la Casa Blanca un republicano) no está capacitado para dirigir un país..Por estética y ética.

Dicho lo cual…centrémonos en el asunto. Pablemos ha dado la cara, y vaya cara, por la banda terrorista OTAN, una organización sobradamente conocida por haber sido la que más actos terroristas ha ejecutado en el mundo en los últimos cincuenta años, solamente superada por la CIA. Que se trate de organización militar, un ejército o ejércitos regulares de varios países, no le da ningún marchamo especial, sino el de ser una colección de asesinos NATOs. Las pruebas son irrefutables en su contra, desde su fundación. Sin duda, que la reunión del año pasado, mantenida en la sede de esta última organización (la CIA) en Madrid, entre el embajador James Costos y el propio Iglesias, ha dado fructíferos acuerdos entre bambalinas. Entre ellos, lógicamente, estaba que Iglesias Turrión mostrase lealtad absoluta a la OTAN y en su proyecto político, de cara a una hipótetica y nada probable jefatura de gobierno, se hiciera con un militar de cierto prestigio. Dicho y hecho. Pablo Iglesias ha anunciado anteayer, miércoles, que ha fichado como número dos por Zaragoza para las próximas elecciones generales del 20 de diciembre a José Julio Rodríguez Fernández, exjefe del Estado Mayor de la Defensa, un militar de confianza del gobierno zapateril (los nexos Podemos-PSOE, y CNI, son cada día más sólidos, como se puede ver) y la guinda ha consistido, cómo no, en hacer un canto-elegía a la organización criminal atlántica. A su manera, eso sí, desplegando esa solemnidad dialéctica idiota, protocolaria, institucional, de la que suele hacer gala Pablemos.

criminal-otan

SEGÚN PABLEMOS, LA OTAN TUVO UN PAPEL FUNDAMENTAL PARA MODERNIZAR LAS FFAA ESPAÑOLAS: APRENDER A ASESINAR MÁS CORRECTAMENTE OBJETIVOS CIVILES. VEAMOS:

asesinosnatos

Iglesias al ser preguntado por su posición respecto a la OTAN no ha dejado lugar a la duda para dejar claro que lo suyo sería, de auparse al poder, hacer de mayordomo de EEUU y la Alianza Atlántica al afirmar que cree en “un sistema integral de defensa europeo”, un lenguaje tan vacuo y elusivo como trapacero, al tiempo que, ya más explícitamente, señalaba que “España tiene que cumplir con sus compromisos internacionales y legales”. La iniquidad y rastrerismo de Iglesias hacia EEUU y la OTAN es equiparable al peor y más corrupto pelele del imperialismo neocolonial otánico cuando afirma que la OTAN tuvo un importante papel en la modernización de las Fuerzas Armadas, lo que supone un respaldo, sin fisuras, indudable, a las políticas de asesinato y crimen masivo del atlantismo. El hombre de la Coleta dice que es “responsable y pragmático” y “las cosas hay que hacerlas bien”. Ni tanto…ha llegado a ser tan obscenamente pragmático con estas declaraciones que, según comentan las malas lenguas, ya le tienen preparado al jerifalte de Podemos una puerta giratoria en la sede de la OTAN.

No es broma lo anterior, aunque lo parezca. Recuerden, Javier Solana era del “ala progre” del Psoe (antiguo manifestante anti guerra de Vietnam, pero con beca norteamericana Fullbright para estudiar en los USA)  y acabó siendo (además de asiduo a Bilderberg) jefe de la banda y con múltiples crímenes en su haber durante la artificial guerra de Yugoslavia. Mientras que otro progre de postal, el laborista noruego Jens Stoltenberg dijo, cuando era Primer ministro de su país y líder del Partido de los Trabajadores (sic) que “La solución a los problemas en Libia son políticos, no pueden ser resueltos sólo por medios militares”, de tal modo que Noruega se iba a salir, en agosto de 2011, de la coalición otánica anti-libia. Tomaron nota y le dejaron un recado en forma de falsa bandera terrorista en la isla noruega de Utoya (el 22 de julio de 2011), donde mataron (los de siempre) a 80 jóvenes, usando a un fantoche extremista llamado Breivik. Luego, Stoltenberg, se convirtió en super-fan de la OTAN, con la jugosa contrapartida de ser nombrado (actualmente) jefe de la organización atlántico-imperialista.

Resultaría prolijo hablar del intenso historial, ominoso y criminal, de la OTAN, tanto en lo que se refiere a su participación directa en conflictos bélicos (asesinando de forma deliberada a miles de civiles, como se demostró en Yugoslavia, Afganistán y Libia) como a través de sus pantallas terroristas, ya sea en forma de mercenarios de la red anticomunista Gladio, durante la guerra fría (ejecutando operaciones clandestinas de falsa bandera), o bien, utilizando una nueva fachada terrorista, caído el bloque soviético, con una versión islámica de ese Gladio, es decir, el Gladio B (con atentados, igualmente, de falsa bandera: 11-s, 11-m, 7-j, etc), más otras derivaciones terroristas bien conocidas y recientes acontecidas en Oriente Medio (las “revoluciones” árabes, Libia, Siria…) o el Cáucaso (Chechenia), para cercar a Rusia.

¿Qué tiene qué decir a todo esto el alfeñique podemita tan respetuoso y deferente con poderes fácticos que cometen crímenes masivos bajo bandera “democrática”?

raicevic

Los rufianes con el jefe terrorista de las guarimbas

Las víctimas del terrorismo callejero en Venezuela están que trinan con el farsante podemita Pablo Iglesias Turrión. Y no es para menos ya que el líder de la alternativa “progre” se ha alineado, una vez más y sin trampa y cartón alguno, en contra del gobierno venezolano y posicionándose como lo que realmente es, un trilero político nacido al calor de aquel timo neocapitalista que se dio en llamar 15-m. En unas declaraciones que realizó hace unos días, el “tapado” de la CIA en Madrid lamentó la condena de 14 años impuesta al terrorista Leopoldo López, por incitación continuada a la rebelión y propagación del terrorismo en las calles. El objetivo del condenado ha sido el subvertir, mediante la violencia, el orden constitucional del país para ponerlo a los pies (o los intereses) de EEUU y la Europa de los mercaderes. Iglesias dijo que Leopoldo López había sido condenado por ejercer “actividad política”. El timonel podemita no ha hecho otra cosa que unirse a las “declaraciones de solidaridad” con el criminal López emitidas por la plebe política española a través de los tartajosos y antidemocráticos Parlamentos españoles. Lo que ocultan esos “demócratas” es que López, el jefe guarimbero que defiende Iglesias, ejemplifica el tipo de esbirro que la CIA ha elegido para derrocar por medio de un “golpe blando” sostenido, pero no por ello menos violento, a un gobierno constituido legítimamente. A esto le llama Iglesias y la banda política del borbonismo “actividad política”. Pinochet también la ejerció contra Allende, recordemos.

Según la clase política española y su brazo armado desinformador, Falsimedia, que se han escandalizado con la condena al jefe del terrorismo guarimbero, las llamadas guarimbas son “grupos de resistencia contra el gobierno de Maduro que bloquean las calles con barricadas”. Ellos que hacen ascos y piden represión contra de los que levantan barricadas en las calles españolas resulta que, fuera de este país, glorifican a bandas del crimen organizado, a las que llaman “resistentes”. Mientras, en España, manifestantes pacíficos son encarcelados a dos años de prisión, son tildados de violentos por la prensa monárquica y se realizan sobre ellos campañas de difamación, encerronas policiales y judiciales. Las “joyas” venezolanas que defiende la chusma política española y sus muñegotes de Falsimedia tienen delitos de estragos en su haber tales como incendios de centros públicos (incluidos los de salud), bloqueo de calles de forma estratégica (teledirigida) y asesinatos de decenas de personas, además de provocar deliberadamente el desabastecimiento alimentario. Todo ello está aconteciendo bajo el disfraz semántico de “protestas antigubernamentales”, orquestadas todas ellas en la sombra por la CIA, quien utiliza a unos “opositores” que dicen estar perseguidos por el gobierno de Venezuela; una “tiránica dictadura”, según el cinismo de los voceros del imperialismo norteamericano.

Pero lo más evidente, ya a estas alturas, es que hay un plan programado a varias bandas (en las cloacas políticas, mediáticas y financieras) para desestabilizar y dinamitar, desde el interior del país venezolano y desde las llamadas “democraCIAs” occidentales, el proceso bolivariano que, con sus errores (algunos de bulto), es una piedra con aristas puntiagudas en el riñón del imperio y sus socios gran capitalistas de Europa, quienes han visto amenazados y maniatados sus intereses con un gobierno que ni es comunista, ni siquiera su sombra. Pero es que amigos, todo lo que huela a la redistribución de la riqueza empresarial robada al pueblo durante décadas, como hagas reformas sociales en beneficio de los pobres, como pongas en solfa el monopolio mafioso de las corporaciones extranjeras, eso es una peste intolerable para las “democracias” de Gladio y sangre por petróleo. 

EL COLETAS CON EL JEFE TERRORISTA GUARIMBERO LEOPOLDO LÓPEZ (no es real, pero como si lo fuera)

Para acorralar a Venezuela se han valido desde USA-Europa, de forma primordial, de la difusión de mentiras, fabricando imágenes falsas, ejerciendo la altavocía de la “oposición” golpista venezolana (clero-empresarios-clases acomodadas), propagando la falaz idea de que el gobierno de Maduro viola de forma sistemática los “derechos humanos” (se les olvida decir que en Colombia el gobierno y sus paramilitares han asesinado -y asesinan- a periodistas, sindicalistas, campesinos y opositores políticos, que el “democrático” narco-gobierno mexicano ha asesinado a 43 estudiantes y está conchabado con la CIA y la DEA estadounidenses para mantener vivo el narcotráfico en el norte del país, que en Honduras hubo un golpe de Estado del que no se han enterado, etc, etc). El objetivo, por tanto, de los “guarimberos” en Venezuela es volver al “statu-quo” anterior, es decir, a la subordinación de Venezuela al Nuevo Orden Mundial bajo la batuta de EEUU y eliminar todo vestigio de justicia social que un anémico y vacilante gobierno ha intentado extender en su país. Gobierno, incluido el de Chávez, que ha tolerado hasta el límite de lo soportable a los mal llamados grupos “opositores”. En ello está, también, ese conglomerado de delincuentes internacionales neoliberales, con vitola de ex-presidentes, que prosiguen su particular campaña para la CIA denunciando lo que ellos llaman “deterioro de las garantías democráticas en Venezuela”. Sin comentarios, puesto que su historial delictivo es para dejar perplejos (o parapléjicos) a más de uno.

Iglesias, al igual que Aznar, Felipe GALzález, el nazionalista Anasagasti y otros defensores “parlamentarios” españoles del terrorismo contra Venezuela, piensa que la acción política consiste en la que ha publicitado toda la vida Washington: asesinatos de líderes políticos, sabotajes, golpes de Estado y campañas de desinformación masiva. Iglesias se aprendió el guión en la embajada de EEUU en Madrid hace unos meses. ¿Dónde sino?

COROLARIO: No es admisible para las llamadas formalmente ‘democracias’ mundiales que un gobierno actúe en favor de su pueblo, que le reintegre su dignidad. Da igual el matiz o color político “izquierdista” que llegue al poder, sea moderado, neocapitalista-progresista, se sujete a las “normas” del electoralismo burgués (por hablar en términos “marxianos”) o implante la “dictadura del proletariado”. Simplemente, si no hay democracia ni derechos “humanos” para la gran banca estadounidense e internacional, para la Casa Rothschild o los expoliadores de Wall Street y si, por tanto, en el poder no hay un gobierno títere de EEUU y el Fondo Monetario Internacional…ese gobierno estará deslegitimado de facto para el fascicapitalismo internacional y la CIA actuará en consecuencia.

Recordemos las dictaduras del Cono Sur latinoamericano: aplicaron políticas neoliberales que les marcaron en Washington y Europa Occidental. Estas prodigiosas democracias (mientras sus esbirros político-económicos argentinos, paraguayos, uruguayos, salvadoreños, chilenos….asesinaban y torturaban a mansalva a opositores políticos, bajo el adiestramiento de la CIA y de protegidos nazis procedentes de Europa) jamás movieron un dedo por la “democracia” en esos países. Pero no por hacer la vista “gorda” sino porque ellas mismas (las democracias euroamericanas) estaban dando soporte político y económico a la represión de las dictaduras militares. No olvidemos que la red neofascista Gladio, construida por la CIA y la OTAN con conocimiento del poder político, fue exportada plenamente a los regímenes militares de Latinoamérica.

La inevitabilidad griega del podemismo ¿miedo escénico o desvergüenza política?

SUÑER-IGLESIAS

                                                  Pablo Iglesias, retrato a la acuarela suñerista

Yo diría que ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Pero me explicaré más adelante. Viene a cuento el titular de la entrada a raíz de las declaraciones del clan perroflauta de Potemos (Iglesias-Errejón) con ocasión del descalabro griego perpetrado por Tsipras y los suyos. Entre un lenguaje alambicado, mendaz, cínico, evasivo y falsario el Coletas ha dicho que entiende al calzonazos Tsipras cuando éste se ha cuadrado ante la reichsführer Merkel y Washington. El recital de disparates coleteros comienza con un “Es tristemente lo único que podía hacer “La política es abyecta”. Una forma de decir, que “somos disidencia controlada y hemos venido a tomaros el pelo a todos”. La demagogia que señala a continuación es todavía más descarada. Dice el conducator de Podemos que “Si ganamos aquí, el enemigo son las élites locales a las que vamos a hacer llorar un poquito (sic). Y si no, ¿la alternativa es Marine Le Pen? Alianzas con Rusia, vísperas de la tercera guerra mundial”. Esto ya es de escándalo. Uno piensa si este tipo está en sus cabales o es, directamente, un sicario político de la CIA. O nosotros o la rubia xenófoba francesa (seguro que más inteligente que todo el aparato podemita entero)…y, lo que es peor, invocando al miedo, al apocalipsis y a la propaganda de guerra utilizando al “enemigo” ruso como antaño en las peores épocas de la guerra fría. Que digo..como aquel Serrano Súñer para quien “Rusia era culpable”. El timonel de Podemos dice que aliarse con Rusia sería ir de la mano con alguien que iba a provocar una tercera guerra mundial. Este tipo va mucho más allá de ser un charlatán populista, es un mequetrefe “serrano-suñerista” del Pentágono.

El gran vigía de las esencias del timo “quincemayista” se pone también hiperbólico y ya avisa de que ellos no harían ni la mitad de lo que plantearon (engañosa e inicialmente) sus camaradas griegos de estafa neo-progre: Los griegos han votado épicamente. Lo que nosotros planteamos es enormemente modesto: una reforma fiscal para una redistribución mayor, doblar el brazo a la socialdemocracia para que cambie de bando y mayor protección social. Es decir, lo que pretenden es pintar con brocha gorda al régimen neoliberal español, solapar socialdemocracia errejoniana con socialpuercocracia de Washington para, dice Pablo Tuerka, atraer al PSOEGAL al bando de los nuestros que somos como ellos, claro. Pero qué caradura tiene el tío, puesto que si hay alguien que ha tendido puentes para confluir con la socialdemocracia estos han sido los de la casta del Psoe hacia el invento podemita. Y bien que se han dejado querer los “bolibananos”.

Si el Coletas ha dejado esas frases para la posteridad, los otras dos caras visibles de la secta morada, el dimitido Juan Carlos Pesetero y el del Rejón son ya puro histrionismo y megalomanía sin morderse los muñones, en particular el primero. El, segundo, el de gafas y flequillo postmoderno dice que  “hacer un frente de izquierdas” interesa sólo “a quien le interesa que las cosas no cambien”. “No es tiempo de una coalición de izquierdas, sino de una mayoría social nueva. Claro, cómo van a ir de la mano de los “comunistas” de IU si ellos nacieron para ser la gran esperanza mesiánica que decapitaría a la izquierda. La harán, seguro, esa mayoría “social”, apoyándose en su aliado natural, el galosismo de la cal viva y los años de plomo. El otro, Pesetero, el butronero del ALBA, va en plan Jesucristo sin sus doce apóstoles: El pueblo identifica a Podemos como la fuerza transformadora. Pero lo peor de todo es cuando el ex socialista de Ferraz se pone insoportable con ese…Que gane Podemos no es solo la solución para España, sino la solución para Europa y para el mundo. Si perdemos nosotros la batalla, se pierde en el mundo. Tremendo.

Y luego decían estos troskoprogres de pasarela que en la URSS de Stalin existía el culto a la personalidad, una cosa que, es sabido, fue un invento de su sucesor, Nikita Kruschev, quien lo “denunció” en el XX Congreso del PCUS y que hizo fortuna en el atrabiliario lenguaje anticomunista de progres y fachenda occidental, pero que no se ajustaba a la realidad ya que, en primer lugar, Stalin era contrario a las adulaciones personales –léase a Joseph Davies, Isaac Levine, Eugene Lyons o Arvo Tuominen (algunos de ellos anticomunistas) y, en segundo lugar,  las palabras del nuevo jerifalte soviético tenían un sustrato de venganza personal y ajuste de cuentas..El culto a la personalidad había sido promovido por él mismo (Kruschev) años antes, junto a troskistas como Radek. Se entiende el por qué Pablo Iglesias llevara tan asiduamente a sus tertulias de Fort Apache al pinochetista Fernando Diaz Villanueva, autor de la fantasía nacionalsocialista Los Crímenes del Comunismo y colaborador de Libertad Digital.

Así que ni miedo escénico ni desvergüenza política, el análisis realizado por la nomenklatura podemita de la “tragedia” griega es un ejercicio de ambigüedad calculada, que ya se sabe que no es ni de izquierdas ni de derechas, sino una especie de agencia política de colocación de parásitos disgregadores que podría haber sido creada (por qué no) por los servicios de inteligencia para atomizar el espectro político de izquierdas, diluir el independentismo y también (importante) desactivar el “follón” en las calles. Un poco como hicieron en la Europa de Gladio (pero en grado diferente, un “gladio” más blandito), infiltrándose los servicios secretos de Italia, Alemania, etc, en todas las formaciones y organizaciones armadas de izquierdas  como las Brigadas Rojas o la Fracción del Ejército Rojo alemán federal, para manejarlas a su antojo, señalar atentados y demonizarlas ante la opinión pública. Es una teoría torticera la del engendro podemita, lo sé, pero cómo es sólo teoría me la quedo yo y punto. Pero nadie, tampoco, en los años setenta y ochenta, creía que los aparatos del Estado estaban detrás del “terrorismo” endosado a la llamada extrema izquierda la cual se demostró, posteriormente, que era una marioneta en manos de los verdaderos terroristas que estaban en las cloacas del Estado.

Podemos o Jodemos, entendiendo el “fenómeno” Iglesias

PABLEMOS DOS

En realidad, yo ya tenía claro (desde hace tiempo) ese entendimiento. Pero por si alguien necesita una aclaración…Hace unos días la prensa del régimen felipista sacó a la luz un documento redactado por el cabecilla “chavista” (sic) de la formación de moda en el país, Podemos, en la que dejaba las cosas bastante claras a sus fans (a los que siguen creyendo en el poder transformador y quién sabe si “transgresor” del politólogo podemita). El destinatario de la misiva coletera era el Financial Times, los gendarmes financieros y toda esa chusma que controla la rapiña económica de Europa. Pablo Iglesias, el Mesías del neocapitalismo “light”, explicaba en su panfleto en qué consistía su tan publicitado cambio por el cambio (o recambio o “cambiazo”), aquel eslogan que cocinaron los adictos de Felipe Gladio-GALzález en 1982 (consultar hemerotecas), ese que ahora anda de tournée por Venezuela para asistir a delincuentes que incitan al terrorismo callejero bajo el tutelaje de la CIA (¡si lo sabrá él que estuvo a sus órdenes¡). Bien, el coletas deja cristalino,  para los amnésicos y esquizófrenicos muchachos socialdemócratas de Perico Sánchez y ultraderechistas atizadores de “soviets”, que su formación está en las antípodas de ser un movimiento obrero-vanguardista, rupturista y abanderado del criptocomunismo.

Understanding Podemos es la plegaría hortera que Pablo Iglesias Turrión ha lanzado a los jefes del capitalismo financiero internacional, con sede, esta vez, en Londres: entiéndanos, somos Podemos, no somos comunistoides ni enarbolamos banderas revolucionarias. Queremos capitalismo con rostro humano, del mismo tenor pero algo más maquilladito que el que suele poner en práctica Zara en Bangladesh. Así es, Pablemos afirma que “no son un partido revolucionario”. Ni siquiera, dice, somos asamblearios (traicionando” su supuesto modelo organizativo parido del 15-m), sino que se han autoinventado un término un tanto viejuno y encima oliendo a nacionalismo casposo franciscofranquista. La nueva milonga política de la fritura podemita es ser “nacional-soberanista” (el nacional lo pongo yo) y “limitar” el capitalismo de amiguetes. Pero ojo, sin tocar a los amiguetes de los amiguetes…para que ellos se conviertan en los nuevos coleguitas del capitalismo financiero “amiguete”. Ya lo entiendo.

Tal y como hizo en EEUU, bendiciendo entre otras cosas a la sionista, corrupta y podrida Reserva Federal norteamericana (que hay que tenerlos..), Iglesias deja claro, en el otro reino del gangsterismo económico, el londinense, que eso de las (inexistentes) luchas sociales no es más que un cuento, que la verdadera motivación ciudadana es “defender el continuo desgaste de la soberanía nacional”. Este tosco y clarificador discurso filibustero de Iglesias desmonta cualquier componente ideológico “marxista” asociado a la formación morada que algunos tolilis (izquierdosos) siguen cantando, tanto que el propio Coletas sentencia que su proyecto no tiene nada que ver con un modelo de “transición al socialismo” o al “marxismo revolucionario”. 

pabloiglesias-israel07092014

Esta foto se me pasó por alto (NO está fotochopeada). Es una visita de Iglesias al Muro de las Lamentaciones el año pasado. Con la excusa de defender a los palestinos de la opresión judía se dio un garbeo para charlar con sus amigos sionistas del Mossad

Ellos (y el clon griego) son herramientas de disidencia controlada (se hacen llamar, cínicamente, ahora, partidos “soberanistas”) creados desde el mismo sistema para dividir y…vencer. A Izquierda Unida, lo estamos viendo, le han dejado fundida pero vamos que no la conoce ni la madre que parió a don Programa-Programa, Julio Anguita, tanto que el pobre Alberto Garzón (qué es más inteligente, menos populachero y mejor formado que el titiritero coletero) está mendigando árnica y agua al  muñeco podemita. Del sorpasso de Pablemos al PPSOEGAL, está por ver…pero es poco factible. Lo importante, en la jugada maestra del sistema que ha dado lugar al actual estado de cosas, era desactivar la rebelión social con un perroflauta podemita, hábil charlatán con capacidad para encapsular el descontento en las calles. Hecho. Y…en Grecia, por otra parte, sucedió exactamente la misma calcamonía: los de Syriza aglutinaron las protestas (más combativas y ruidosas que aquí) pero ahora andan mareando la perdiz con Bruselas y al final pagarán al FMI, contante y sonante, lo que le deben, como benditos trileros que son.

Hace días, en el diario Público (uno de los medios patrocinadores de Podemos) andaban ligeramente nerviosos ante lo que llamaban el Pacto del Oscurantismo que los partidos del régimen castuzeril (PPSOE) y las dos nuevas adquisiciones de la democracia del “Preparao” (PODEMOS – Ciudadanos) estaban intrigando a escondidas, entre bambalinas, en el cuarto trasero o en el reservado del putiferio borbónico. La transparencia de la que tanto había presumido el Coletas, meses atrás, se estaba convirtiendo en las viejas prácticas de toda la vida del neofranquismo “democrático”. En definitiva, cuatro jinetes del apocalipsis estaban conspirando, una vez más, contra el Pueblo. “Pa” no variar…

Pablo Iglesias se reúne con la CIA en Madrid

 

arton4865-6e4e4

PABLEMOS, JUNTO AL JEFE DE LA CIA EN MADRID Y UNA IMAGEN SIGNIFICATIVA DETRÁS DEL SEÑOR DE LA TUERKA. LA BANDERA QUE MÁS HA MATADO EN EL MUNDO JUNTO CON LA ROJIGUALDA DE AYER Y DE HOY….COMO DEBE SER EN UN ANTICAPITALISTA, COMUNISTA, REPUBLICANO Y ANTI-IMPERIALISTA

 

Hace unos días, el divo de Podemos, Pablo Iglesias Turrión (alias el Coletas), acrecentó su entusiasmo por EEUU después de viajar a Nueva York para dar una conferencia sobre las líneas básicas del tocomocho podemita, reuniéndose, posteriormente, ya de vuelta a Madrid, con el embajador de EEUU en España, James Costos. El verdadero objetivo del viaje neoyorkino de Iglesias fue, muy probablemente, buscar puntos de conexión o afinidad con el Tío Sam. El Coletas aterrizó en Gringolandia, es de suponer que habiendo rellenado ese cuestionario donde a todo bicho viviente que llega al paraíso de la brutalidad policial se le obliga a responder si es, o no, “comunista”. No hace falta saber qué puso en la casilla correspondiente el líder de Yes, we can ¿no?

Iglesias tuvo, en su aparente apretada agenda, un encuentro con Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, que va de “keynesiano” postmoderno pero defendiendo la estafa capitalista de Wall Street como el que más. Dos pájaros engañabobos reformistas del capitalismo intentando dar gato por liebre y, aún así, los enemigos jurados del gran líder Pablemos siguen pensando, en sus delirios ultras, que este tipo es primo cercano de José Stalin. Comunismo que el líder de Podemos, en su viaje turístico a New York, puso en práctica…elogiando ¡a la Reserva federal norteamericana!. Sí, como lo oyen, esa misma Reserva que ha rescatado al corrompido capitalismo financiero internacional. Según Pablemos, la Reserva Federal  ha comprado deuda para resucitar la economía y el Banco Central Europeo sólo ha respondido a las exigencias de los grupos de presión financieros. El BCE debería parecerse más a la Reserva Federal.

El genio “económico” coletero se ha contagiado del “regusto” neoliberal capitalista usano. De lo contrario, desconoce (o tal vez no), en su ignorancia supina, que el Sistema de Reserva Federal norteamericano fue el que orquestó un rescate secreto a la banca mundial inyectando 7,7 billones de dólares. Esa banca recibió ayudas por valor de más de la mitad del PIB de EEUU y todo ello, inclusive, a espaldas del Congreso de EEUU (aunque para lo que sirve…), obteniendo a través de ese rescate un beneficio neto de más de 13.000 millones de dólares. Este salvavidas financiero encubierto se organizó mediante préstamos secretos a intereses prácticamente inexistentes. Ya lo sabemos, a partir de ahora la concepción económica de Iglesias es similar a la de la Escuela pinochetista de los Chicago boy’s. Agua, luz y gas gratis para los “okupas” financieros de Wall Street. El BCE y la Reserva Federal yankee son dos gotas de agua en el mismo vaso y el saltimbanqui de Podemos está en otra órbita. Dejen a estos mercachifles en la cuneta (incluidos premios nobeles) y escuchen a Max Keiser. Les será más productivo, además de corrosivamente ameno.

Ya de vuelta a España, Iglesias se entregó al jefe de la diplomacia de las pistolas y las bombas en Madrid, reuniéndose en la embajadaCIA estadounidense, a iniciativa, dicen, del jefe de la legación gringa, un poco como continuación pactada de la visita “coletera” a EEUU. Iglesias se dejó seducir de inmediato por las barras y estrellas. Un anti-imperialista como él, de la IV Internacional “estalinista”, no podía dejar pasar la ocasión de oro de rendir pleitesía a los amos del Mundo. En cierto modo, se trataba de formalizar, oficialmente, el tránsito de la disidencia controlada podemita a ser un socio más de la “casta” española y, por supuesto, del establishment imperial. Sé que esto es de ser muy malpensado, pero a mí me suena ese encuentro a algo así como el bautizo oficial de Iglesias como nuevo hombre de Washington en Madrid, más que nada por si no se desinfla el “fenómeno” Podemos y ganan en el circo electoral del 20-D.

 

58

EL CNI TIENE FICHADO A PABLEMOS, PERO COMO OPORTUNÍSIMO AGENTE DESMOVILIZADOR PARA ATOMIZAR LA IZQUIERDA

 

No está de más señalar qué clase de cometidos desempeñan las embajadas de EEUU en el mundo, cuál es su común denominador injerencista. Lógicamente, están encabezadas por un personaje que responde al ceremonial nombre de embajador, que es el que habitualmente sirve de enlace con “opositores” políticos afines al imperio y coordina los movimientos o golpes de Estado involucionistas en países  que sean moderada o radicalmente hostiles a EEUU, o bien en los que los intereses de Gringolandia, en esos países, se encuentren en apuros. Por otro lado, está el personal del cuerpo diplomático, compuesto fundamentalmente por agentes de la CIA cuya finalidad es la de sobornar a los “opositores” antes mencionados, realizar actuaciones ejecutivas para movilizar y financiar (económicamente, mediante sus “ong’s” NED o USAID) a grupos terroristas para que realicen asesinatos o efectúen sabotajes, o bien sacar a las calles a alborotadores violentos (a través de grupos políticos opositores) para que, provocativamente (ejemplos: Ucrania y Venezuela), incrementen la tensión política en contra del gobierno de turno. Esto no es una elucubración teórica o una conspiración como clamarán algunos sino hechos contumaces y persistentes confirmados absolutamente a lo largo de la historia. Y es que como señala atinadamente la analista norteamericana de origen venezolano Eva Golinger, hoy se conoce que casi todas las embajadas de Estados Unidos en el mundo son centros de espionaje y se realizan operaciones de inteligencia, violando todas las normas y reglas internacionales sin importar las consecuencias

De esto último, Pablemos ni papa, él a lo suyo con el mariquita Costos a cerrar el círculo de la operación Isidoro II con la satisfacción de haber neutralizado un posible movimiento anti-americano y, sobre todo, verdaderamente anticapitalista en España. El 15-m de los neohippies, que parió al “podemismo”, pasó a mejor vida como un experimento fraudulento manejado por George Soros y el CNI. Mientras, para la ultraderecha pataleante sionista española la entrevista Costos-Iglesias ha sido poco menos que una claudicación de los “progres” de Obama ante el nuevo perrito faldero español de EEUU. Pero lo cierto es que la política exterior de EEUU, lo olvidan con facilidad estos guerreritos psicópatas de la OTAN, ha sido igual con Bush que con Obama, con Clinton que con Reagan. Es más, los llamados “demócratas” norteamericanos han sido, en la práctica imperialista mundial, iguales o peores que los “republicanos”. En fin, que Iglesias salió casi conmovido de la sede de la CIA en Madrid ya que, entre otras cosas, el embajador Costos y el Coletas hablaron de pintura, cine y “Juego de Tronos”. Oye, igual que en la reunión que mantuvo Pablemos con  Zapatero y Bono meses atrás. Es que parece coña, pero ya está bien de que piensen que todos somos gilipollas.

Es entendible que eso (los “hobbies” del diplomático gay y el Coletas) sean cuestiones capitales que interesan a ciudadanos a los que lobotomizan a diario, pero al resto nos provoca una sensación de que nos están tomando, crudamente, el pelo. Se echa en falta saber qué es lo que negociaron ambos personajes en los subterráneos de la legación diplomática estadounidense. Aunque hay un apunte singular que no escapa a nadie: Iglesias señaló que las relaciones de EEUU con España “tienen carácter estratégico”. La “ultraizquierda” que “nos va a traer miseria y represión”, según la carcundia del 78, resulta que blindaría totalmente la impunidad norteamericana en España, si alcanza el poder. ¿Hay quién dé más o esperamos a que el vasallaje sea aún peor?

En fin, no hace falta insistir en ello, pero ya muchos están viendo (tarde) en el nuevo charlatán de oro de la socialdemocracia española (Pablemos, para entendernos) la misma factura que aquella que aupó al poder a Felipe González en el 1982. Calcada pero al milímetro. Recordemos que González fue el protegido político de la dictadura franquista en Suresnes, mantuvo contactos con la embajada norteamericana en Madrid (la CIA tuteló el proceso de transición y al propio González), su partido (el PSOE) fue financiado por la socialdemocraCIA alemana y el discurso “felipista” estaba trufado con las mismas consignas podemitas de renovación y cambio, además de los propios elementos desmovilizadores de las luchas sociales, con las que aglutinó a sus adeptos en torno al reformismo que, de este modo, evitaban cualquier ruptura con el orden establecido por el franquismo.

Vale la pena reseñar qué piensa un representante de la organización ATTAC (que es próxima a la izquierda, pero nada sospechosa de comunista) sobre el perfil político de Pablo Iglesias:

“Ignoro si alguna gente habrá  llegado a  observar el hecho alucinante de que sus movimientos mediáticos carecen absolutamente de los más mínimos escrúpulos. Se relaciona con personajes sociales y políticos, canales de televisión y periódicos, tanto en el plano internacional como nacional,  como si se tratara de fichas que mueve a su antojo, sin ningún tipo de vínculos con principios éticos o ideológicos.

Promete el oro y el moro  para al dia siguiente decir digo donde habia dicho diego.  Una vez  utilizados estos medios  para lograr proyectarse mediáticamente, acude a  la búsqueda de otras personas o instituciones  situadas en un ranking superior a las anteriores”. Su aberrante sentido publicitario de la política le demanda, frenéticamente,  relacionarse con figuras del más alto nivel, como el Papa u Obama”.

Disidencia, disidencia controlada “everywhere”…Ah, se me olvidaba. Pablo Tuerka hizo hace poco en su programa de la cadena iraní Hispan TV, Fort Apache (Youtube), un debate en torno a Las Torturas de la CIA. Obviamente, no desde la disidencia de verdad, sino tomando como fuente del “escándalo” el Senado norteamericano (qué es como decir los padrinos de la CIA), quiénes hicieron hace unos meses un poco de teatrillo barato para decir que sus chicos de inteligencia, a veces, no se portan todo lo bien que debieran. 

Addenda: CURSO MAGISTRAL DE ECONOMÍA PARA PABLOS TUERKAS Y OTRAS HIERBAS: ¡COLETAS, NO PIERDAS LA FE EN EL SISTEMA!