Categoría: Deporte-DDR

Leyendas falaces, demonización e hipocresía contra el deporte de la RDA (y 3): Marita Koch, el incuestionable mito del atletismo de la RDA

mariita-koch-lista-XxXx80

Marita Koch (1957) es la atleta más grande de todos los tiempos. El hecho de haber representado a un país como la República Democrática de Alemania ya era motivo suficiente para que cayese sobre ella el peso de las sospechas e intrigas sobre el dopaje, sobre todo una vez que se consumó la anexión de la RDA a la RFA. Sin embargo, Marita ha resistido todos estos envites en los últimos años, desde su retirada en 1986, que le han lanzado todos los inquisidores mediáticos, políticos y deportivos de la nueva Alemania y de otros países. Todo ello con mucha gallardía y dignidad. No resulta nada extraño encontrar tendenciosidad del siguiente tenor: Si se escribe en Google “Marita Koch” lo primero que añade el buscador es la palabra “dopaje”, señal de hasta qué punto está en entredicho la trayectoria deportiva de la alemana del Este (Las cifras increíbles de Marita Koch).

Mentira absolutamente podrida. No es señal de nada. ¡Cómo se puede simplificar de manera tan grosera utilizando como fuente…un buscador!. La única señal perceptible es el chismorreo, las discusiones de taberna, el burdo amarillismo desinformativo y la falta de criterio de los lobotomizados de siempre que se han tragado la sensacionalista versión occidental del “todo era dopaje” en el deporte de la RDA y teclean compulsivamente en Google buscando satisfacer perentoriamente su deseo y creencia personal de que las atletas de la RDA han estado dopadas, se trate conscientemente de un bulo o no. En realidad, si se teclea en Google cualquier deportista de la RDA, a continuación aparece la palabra mágica: dóping. Parece más una estratagema hecha a posta y orquestada premeditadamente que una inocente búsqueda en Internet. Aunque, también hay que decirlo, esa palabra “maldita” también aparece al lado de Carl Lewis y otros mitos del atletismo del Oeste. Pero la RDA ha sido, por cuestiones de propaganda anticomunista, el “enemigo” a batir en todos los frentes, incluido el deportivo.

¡Es que deportistas de la RDA denunciaron…es que algunos fueron indemnizados….es que entrenadores de la RDA fueron condenados…!. Una denuncia o un puñado de ellas, ciertas, manipuladas o no, en ningún caso significa una generalidad y menos si no existen, ni han existido, pruebas sobre el terreno (actuaciones irregulares detectadas mediante controles antidopaje) para incriminar a estas atletas. Las “vendettas” políticas de la ex Alemania del Oeste son la primera prueba acusatoria contra Marita Koch y otras grandes deportistas de la RDA. Y así, una sucesión de patanes, resentidos, manipuladores y propagadores de mentiras (los españoles los peores y más acomplejados) han hecho fortuna dialéctica, desde los púlpitos políticos o deportivos, a cuenta de una Marita Koch que no ha querido hablar (con buen critero) en los últimos años del dopaje, del que ha negado en redondo estar vinculada, porque simplemente le manipulan sus palabras. Todos conocemos muy bien como se las gasta la Falsimierda, la CIA y sus órganos de tergiversación masiva.

images852

Marita Koch está absolutamente limpia y ella tendría que ser la primera interesada en desmentir lo contrario.  Si no lo hizo antes, ni lo ha hecho nunca, su recorrido deportivo es absolutamente inmaculado y no hay ninguna prueba en su contra, a pesar del acoso y presiones para que se “autoculpabilizase”. Cuando arrasó con el récord del mundo de 400 m pasó el correspondiente control antidoping. No hubo ninguna respuesta positiva en su organismo. No hay más que hablar, discutir o dudar. 

En la impresionante carrera de Canberra (Australia) donde batió el récord del mundo de 400 m, con un estratosférico crono de 47”60, todavía vigente y casi imperecedero, Marita Koch aplicó su máxima de “si no quieres sufrir, no puedes ganar”. Marita Koch era una superserie, la mejor atleta de la historia y ni las campañitas de “dóping” de Google, ni la podredumbre interesada que rodeó al fin de la RDA, incluida la deportiva, van a poder manchar su historial. En la acertada reseña que hizo hace tres años Juan C. Hernández en el Diario Vasco (Marita Koch paró los relojes) define de forma certera la épica deportiva de Marita:

No tiene que demostrar nada a nadie. Marita Koch es un mito desde hace tiempo, ya lo ha ganado todo en el Atletismo: cuatro títulos europeos, tres mundiales y uno olímpico (contando solamente oros al aire libre), más trece récords mundiales que añaden brillo a ese palmarés. Dos días antes había dominado los 200 metros y el 4×400 de esta Copa del Mundo, pero quedaba UNA carrera, LA CARRERA. Y es que Marita Koch llegó a Canberra con dos intenciones declaradas: recuperar el récord mundial de los 400 metros, que le había pertenecido de 1978 a 1983, y retirarse. Tenía veintiocho años, y deseos de casarse, tener hijos y acabar sus estudios de pediatría.[…]

Ya en el relato que Hernández hace de la mítica carrera de Marita Koch en Canberra, señala con indubitada admiración:

Marita Koch corrió a la vieja usanza, a reventar hasta el trescientos y a morir hasta la meta. El parcial ‘manual’ del primer 100 asusta: 10”9, ya va delante de la atleta de la calle 4, tic-tac, tic-tac; el segundo impresiona: 22”4 (10”9 + 11”5), ¡¡ya ha tomado la compensación a todas!!, tic-tac, tic-tac; el tercero sobrecoge: 34”1 (10”9 + 11”5 + 11”7), tic-tac, tic-tac; y una recta final de órdago en 13”5. Click. Se paró el reloj. 47”60, 47”60, 47”60, 47”60… Cuarenta y siete segundos y sesenta centésimas, una marca que ahí se quedó por los siglos de los siglos.

Marita Koch compitió hasta el año 1986 (Europeos de Stuttgart). Podía haber seguido en la misma especialidad (400 m.) o, por qué no, como hacen otros atletas, que van perdiendo punta de velocidad con el paso del tiempo, pasar a carreras de más fondo (800 m), pero prefirió retirarse por todo lo alto. Casi treinta años después de la gesta, todavía resuenan los ecos de aquel prodigio. A pesar de agoreros, fabuladores, intoxicadores profesionales y envidiosos.

Leyendas falaces, demonización e hipocresía contra el deporte de la RDA (2): cuando España y Europa Occidental promocionaban el dopaje de Estado

 

die-deutsche-4-x-100-meter-staffel-der-ddr-stellte-1985-in-canberra-scheinbar-einen-rekord-fuer-die-ewigkeit-auf-hier-feiern-von-links-silke-gladisch-moeller-sabine-guenther-rieger-marli

EQUIPO FEMENINO DE LA RDA DESPUÉS DE BATIR EL RÉCORD DEL MUNDO DE 4X100 METROS EN CAMBERRA (AUSTRALIA)

 

Si las chicas nadadoras de la RDA consiguieron “recórds” dopadas y eran, aparentemente, estratosféricos…¿como es que hoy día esas marcas están pulverizadas en manos de occidentales? Si analizamos las diferencias entre las ondinas de la RDA y el resto (occidentales), en cuanto a cronometraje, tampoco vemos que hubiera diferencias escandalosas (del orden de centésimas de segundo o como mucho apenas 2 segundos, entre la primera germana oriental y la inmediata posterior. ¿Si tan sobradas de dopaje estaban las nadadoras de la RDA por qué no les “sacaban” a las “otras” de la pileta? ¿Por qué las alemanas orientales no pudieron en Seúl con la nadadora norteamericana Janet Evans o la fenomenal húngara Kristzina Egersrzegi? ¿Y del abrumador medallero olímpico y mundial de EEUU? ¿Se cuantifica sólo porque es el país más poderoso del Mundo y posee los mejores deportistas y entrenadores o es que tiene y ha tenido los mejores métodos para burlar los controles antidopaje?¿Todo fue limpieza por esta parte?

He encontrado este sabroso artículo en la hemeroteca (que a veces son tremendas) de ELPAÍS, del año 1985. Que cada cual saque sus conclusiones y del conocidísimo sujeto que administraba la “ayuda” médica a los atletas españoles (que ni con ella eran capaces de acercarse a los grandes de entonces):

 

Los atletas españoles reciben ayuda médica para mejorar sus resultados

El doctor Fuentes aplica desde hace un año investigaciones europeas

Algunos atletas españoles disfrutan últimamente de una ayuda médica que les permite mejorar su rendimiento. No pueden cuantificarse los beneficios de esta ayuda, pero que existen es una realidad. Periódicamente se les administran determinados fármacos, generalmente por vía intravenosa, que no dan positivo en los controles antidoping y que les permiten soportar mayores cargas de entrenamiento. Ello se traduce en mejores resultados durante las competiciones. Estas ayudas proceden del intercambio de información médico-técnica realizado en varios países europeos (obviamente, añado yo, occidentales) de nivel superior al español.

Eufemiano Fuentes, de 27 años, es quien lleva los ensayos desde que entró a formar parte del cuadro médico de la Federación Española de Atletismo, hace poco más de un año. Cambió su acomodada situación de ginecólogo en Las Palmas por 50.000 pesetas de sueldo mensuales de la federación, más otras tantas como médico de la Residencia Blume de Madrid, en donde vive, para tener la posibilidad de desarrollar las labores de investigación con las que siempre soñó.

[…]Eufemiano Fuentes, después de año y medio de investigaciones, ya tiene elaborados los métodos que permiten a los atletas mejorar su capacidad de entrenamiento sin necesidad de utilizar sustancias consideradas como doping por la Federación Internacional de Atletismo

http://elpais.com/diario/1985/02/14/deportes/477183611_850215.html

 

KRISTIN OTTO BEFORE AND AFTER

KRISTIN OTTO, LA NADADORA DE LA RDA PLUSMARQUISTA MUNDIAL (EN SU TIEMPO) ANTES Y DESPUÉS (CON EVIDENTES SIGNOS DE “DOPAJE” -modo irónico-)

 

MARITA KOCH BEFORE AND AFTER

LA GRAN MARITA KOCH, LEYENDA VIVA DEL ATLETISMO DE LA RDA, ANTES Y DESPUÉS (CON LOS DESASTROSOS EFECTOS DEL “DOPAJE” -nuevo modo irónico-)

 

¿Dopaje de Estado en la RDA? ¿Y en Occidente?¿Quién les chutaba?¿Nike…que además esclavizan a niños en el Tercer Mundo?¿Acaso no existen responsabilidades al más alto nivel deportivo, Federaciones, y a nivel político?. Antes (hace veinte o treinta años) a España, en natación, se le hacía chanza del tipo “bastante han tenido con no ahogarse”. Ahora hasta baten récords del mundo y ganan medallas por pares. ¿Hay que acusarles de doparse?¿O es que comen cereales modificados genéticamente por Monsanto y por ello están a un nivel desconocido en el deporte español? La verdad es que el tema es nauseabundo por simplificador, por la sistemática propaganda de las agencias de espionaje y sus falsimanipuladores por señalar a la RDA como la más perfeccionada máquina de dopaje de la historia, mientras en sus pocilgas occidentales se traficaba con lo peor del “dóping”. Si el dopaje, según nos cuentan los “agit-prop” del Oeste, estaba tan presente en la RDA, entonces era generalizado a todos los niveles y en TODOS los países. Todos estaban en la misma baraja, no sólo la RDA.

Resulta patético leer a determinados mentecatos, resentidos y babosos que se han movido en el entorno mediático del atletismo (un tal Angel Cruz, ex periodista del diario AS) fungir de satisfacción cuando el récord del mundo de la RDA de 4×100 m. fue batido por el equipo USA en las Olimpiadas de Londres del año pasado. Todo porque se “sabe” que la RDA ha hecho siempre “trampas”, a pesar de que Marlies Gohr y sus tres compañeras de la RDA (Silke Gladisch-Möller, Sabine Rieger, Ingrid Auerswald) que poseían ese récord del mundo no obtuvieron en su vida una sóla prueba en contra de “dóping” y menos en Camberra, donde lo batieron. ¿Y las de USA que lo pulverizaron en 2012 lo hicieron con una limpieza extraordinaria, casi inmaculada? Pues para ser un récord de la RDA con dóping…había que ser casi de otra galaxia para batirlo (¿no?, ironic mode).

Con la revancha de la anexión, dos años después de aquéllos Juegos Olímpicos de Seúl, se empezó a “ejecutar” de forma ilegal, judicial y extrajudicialmente, a todo deportista y entrenador viviente de la RDA. Esos agit-prop occidentales no están en condiciones de dictar epístolas morales o éticas a otros cuando el deporte en los países capitalistas ha estado (y está) corrupto hasta las cachas en disciplinas como el ciclismo, al menos desde hace más de cuarenta años, o la sacrosanta NBA. Sí, en la vomitivamente santificada NBA siempre han hecho trampas y jamás han jugado limpio, puesto que sus deportistas se han drogado cómo y cuando han querido, pero como están canonizados por todos los tontos seguidores del imperio y dan “mates” espectaculares a golpe de clenbuterol..….

 

Leyendas falaces, demonización e hipocresía contra el deporte de la RDA (1)

 

gold-ddr-140910-540x304

 

Muchos mitos falaces se han construido sobre la República Democrática de Alemania (RDA) en lo que respecta a la política. La RDA musical no fue ajena a ello. Y no digamos la deportiva, donde las cotas de hipocresía, amarillismo y exacerbación anti-RDA han sido todavía superiores. Por seguir haciendo un poco de historia con la RDA, cuando falta un año para conmemorar 25 años de la caída del Muro y dos para celebrar el golpe de Estado que concluyó con la anexión, voy a dar unas pinceladas, como corolario a la RDA (al menos, de momento), acerca del tantas veces vilipendiado deporte alemán oriental.

Es muy fácil crucificar a los deportistas de la RDA por el dopaje y entronizar a otros del Oeste que estaban en las mismas reglas de juego, que los de la RDA. En 1988 se celebraron los Juegos Olímpicos de Seúl, con la participación de la RDA en su penúltimo año como país. El caso más sonado de dopaje fue el del atleta canadiense Ben Johnson y es de suponer que ya habían empezado a mirar con microscopio electrónico de barrido el dóping….¿Por qué no hubo ningún deportista de la RDA implicado en casos de dopaje en esos Juegos? ¿Por ejemplo, la increíble nadadora Kristin Otto que ganó seis medallas de oro? ¿Tal vez porque lo hacían mejor que los otros o era porque estaban más limpios que el resto?

 

jurgen schult

JURGEN SCHULT, RÉCORD DEL MUNDO DE LANZAMIENTO DE DISCO, TODAVÍA VIGENTE DESPUÉS DE 31 AÑOS

 

Los récords mundiales de la RDA (los pocos que les quedan) uno en poder de la grandísima atleta Marita Koch (mi ídolo atlética de juventud, a la que dedicaré en exclusividad la parte tercera y última de esta serie), sigue vigente desde hace nada menos que casi treinta años (400 metros lisos, Camberra, Australia, 1985), y otro, el del lanzador de disco Jurgen Schult, sigue imbatible desde 1986, récord conseguido en Neuebrandenburg, RDA. Schult, atleta que, por cierto, luego compitió con la Alemania reunificada y ganó la medalla de plata en Barcelona 92…Vaya, este no estaba “dopado” cuando se pasó al Oeste ¿o qué?. Otro plusmarquista de la RDA, Uwe Hohn, lanzó la jabalina a más de 104 m (aunque se anuló ese récord del Mundo por cambio en el centro de gravedad del dardo, para garantizar la seguridad de los espectadores) y  también fue víctima de las sospechas maccarthistas de Occidente, a pesar de que negó haber tomado sustancias dopantes. Sólo por haberse retirado a los 24 años, Hohn ya tuvo el sambenito del dóping encima (Wikimierda). Mal que les pese a muchos ahí siguen esos récords de leyenda, claro está, bajo la sombra del “descrédito” occidental. Pero no han podido quitarles ni las marcas mundiales ni las medallas, aunque por intentarlo (con todo tipo de variadas jugarretas) no ha quedado.

 

Kristin Otto como se puede ver

KRISTIN OTTO, LA GRAN NADADORA DE LA RDA

El dopaje en la RDA ha tenido mucho de literatura basada en las sospechas (la mayor “prueba” de cargo que han esgrimido sus detractores), en la política de baja estofa de la guerra fría, en la envidia, en la atosigante basura goebbelsiana de Falsimierda de que “una mentira propagada mil veces” acaba convirtiéndose en verdad, en la compra de voluntades por la ex Alemania del Oeste y también en las denuncias (por qué no, legítimas -subrayo-) de ex deportistas de la RDA que no querían ser damnificados por el revanchismo de la Alemania reunificada y buscaban sacar tajada económica de la nueva  situación, ante lo que se les venía encima…Hubiesen estado “dopados” o no.

Antes (en los años setenta y ochenta), el Este socialista, por ejemplo la URSS, arrasaba en muchas especialidades atléticas. ¿Era porque se dopaban al igual que las nadadoras y otros deportistas de la RDA? ¿O es que eran mejores que el resto?¿Del famosísimo nadador norteamericano Mark Spitz pueden afirmar que no se dopó en Munich con sus siete medallas de oro? ¿Y el velocista Pietro Mennea? ¿Y Sebastian Coe?¿Hicham el Guerrouj por ser un simpático africano marroquí no podía doparse al igual que Said Aouita? Ah, no, es que trotaban por el desierto y la sabana africana…genética natural.

¿Y la plusmarquista mundial, en su día, de 200 mariposa, la norteamericana Mary T. Meagher o el “Albatros” alemán occidental Michael Gross?¿Y la alemana federal, ex recordwoman de salto de altura Ulrike Meyfarth o el equipo masculino alemán federal de 4×1500 metros lisos que poseía, hasta no hace muchos años, el récord del mundo?¿Y qué hay del mítico Carl Lewis o Florence Griffith? ¿Y del cuatrocentista Michael Johnson? ¿O más recientemente el nadador que lo ha ganado todo Michael Phelps?¿Por qué no hablamos de los actuales récords del mundo de natación femeninos, casi todos en poder de nadadoras occidentales, cuando hasta no hace muchos años eran las alemanas orientales las poseedoras? Es asombroso cuanto ha jugado “limpio” Occidente en el deporte…casi tanto como en política.