Categoría: SIRIA

EEUU y sus aliados del crimen contra Siria y el mundo: el montaje terrorista de los Cascos Blancos

Pronto han asomado las veleidades militaristas de carnicero global del nuevo jeque imperialista de Gringolandia, Donald Trump. Utilizando nuevamente la patraña infame de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Ejército árabe sirio contra la población de la localidad de Idlib, EEUU ha vuelto a hacer lo que mejor le define como voraz depredador imperialista: agredir a otros países para hacerse con el botín de sus sucios objetivos geopolíticos. Ya sucedió en el pasado donde el imperio utilizó falsas banderas como el incidente del Golfo de Tomkin (Vietnam), el atentado a la discoteca La Belle (Berlín Oc.) que provocó posteriormente el bombardeo de Libia, la invasión-genocidio de Irak con las fabuladas “armas de destrucción masiva”, los autoatentados del 11-s, la agresión a Libia para deponer a Gadafi o esta farsa sangrienta de Siria donde Occidente está perpetrando un holocausto de mentiras y crímenes masivos no conocidos en décadas.

El recurrente uso de la utilización de “armas químicas” para señalar a los enemigos del imperialismo (particularmente, Siria) es una táctica marrullera pero sobre todo criminal que conlleva resultados sobre el terreno devastadores, tanto para la verdad como, fundamentalmente, para las vidas humanas, potenciales víctimas de una agresión militar de los globalistas. El más que probable falso ataque con armas químicas contra la población civil de Idlib es una fabricación vergonzosa que consta de las habituales mentiras urdidas por el eje euro-americano-sionista, diseminadas conscientemente por sus medios de desinformación y propaganda como una realidad atribuible al “régimen” sirio. La realidad inocultable del “affaire” de las “armas químicas” en Idlib es que resulta fácticamente imposible que Bashar Al Asad hubiera dado orden de aniquilar a su población con gases sarín sabiendo que se iba a encontrar con los matones mundiales a la vuelta de la esquina. Es un planteamiento aberrante, pero que ha circulado ampliamente por las pocilgas de Falsimedia, como era de prever, a ver si cuela entre los menos informados (que cada vez son menos).

Según Gordon Duff, editor senior de Veterans Today, asociaciones médicas suecas señalan que los cascos blancos asesinaron a niños utilizando falsos videos del ataque con gas a Idlib en contraposición a la fraudulenta versión oficial que nos dice que el “régimen” de Asad fue el autor de la supuesta masacre. Porque hay que convenir que aquí todo es posible…menos creerse la estafa proporcionada por Occidente y sus corifeos mediáticos. Las “pruebas” oficiales del ataque químico para desencadenar la agresión de EEUU a Siria han provenido de…los Cascos Blancos sirios, la afamada y siniestra organización humanitaria-terrorista de los “combatientes” de Al-Nusra (expertos en acumular armas químicas para utilizarlas contra los civiles) que se ha destacado por realizar montajes (repetidos) con niños que han resultado ser falsas víctimas de las bombas de Asad, aunque también algunos hablan de que los asesinan directamente, como veremos luego.

ASESINADO POR LOS CASCOS BLANCOS SIRIOS

Los llamados Cascos Blancos, de los que hice una amplia reseña hace un tiempo, están controlados totalmente por la CIA y el Reino Unido y, es sabido, operan siempre en territorio controlado por los degollacabezas que financian y arman EEUU, la OTAN, Turquía e Israel. Los Cascos blancos, afirma Duff, han recibido hasta 100 millones de dólares de la CIA y el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. El asesinato y comercio con los niños es su ocupación y comparten sede con la Inteligencia Turca en la localidad de Gaziantep. Esta organización más que Defensa civil son “escuadrones de la muerte”. Perfecta definición para esta banda de criminales.

Hablando del régimen homicida turco…se ha quitado rápidamente el disfraz (decían que buscaba la “paz” para Siria al lado de Rusia e Irán) aplaudiendo a rabiar la agresión del amo americano (al igual que el gran asesino pansionista Netanyahu) y erigiéndose nada menos que en el supervisor del publicitado ataque o falsa bandera del gas sarín, autoencomendándose el régimen turco la realización de labores forenses sobre los supuestos cuerpos objeto del bombardeo “tóxico”. Otro fraude perverso más que añadir al montaje de los Cascos Blancos. Hay que recordar que el dictador Erdogan siempre comerció con el ISIS-CIA y trasladó terroristas a territorio sirio para impulsar la guerra de terror contra Damasco, según las directrices marcadas desde Washington. Turquía, por tanto, es y será un actor principal en la estrategia occidental de arrasar Siria.

Lo cierto es que los terroristas “han vuelto a crear un escenario de falsa bandera parecido al ataque con armas químicas de Ghouta en 2013, en el que el Ejército sirio fue acusado de utilizar armas de destrucción masiva justo el mismo día que los inspectores de armas de las Naciones Unidas llegaron a Damasco”. La planificación de la trama para implicar a Siria en el uso de armas químicas “contra su propia población” se tuvo que urdir conjuntamente en Washington, Tel-Aviv y Londres. La narrativa, no hace falta decir, es igual de grotesca que la que emplearon para el Irak de Sadam Hussein o el otro evento “químico” que ocurrió en Ghouta.

La desfalsificación del burdo aparataje del “ataque químico” lo han evidenciado unos médicos suecos. Según cita Gordon Duff en VT: médicos suecos por los derechos humanos (swedhr.org) analizaron los videos del ataque y el rescate de las víctimas después de un supuesto bombardeo de las fuerzas del gobierno sirio. Los médicos descubrieron que los videos fueron falsificados e incluso se escuchaban instrucciones para una puesta en escena, mientras que el supuesto “rescate” de cuerpos en realidad se trató de un asesinato. A primera vista parecía que el niño que aparecía en video de los Cascos Blancos estaba muerto. Sin embargo, después de una investigación más amplia, nuestro equipo comprobó que el niño estaba inconsciente por una sobredosis de opiáceos. El video muestra al niño recibiendo inyecciones en su pecho, tal vez en el área del corazón  y finalmente es asesinado mientras se le está administrando una inyección de adrenalina que claramente se ve que es falsa. Esto fue un asesinato.

Las pruebas de los médicos suecos son concluyentes para descabezar la farsa orquestada por los terroristas de casco blanco (pantomima que ha servido, una vez más, para que el imperialismo ataque directamente a otro país). Cito algunas de esas conclusiones:

  • Lo más revelador del video sobre el niño-víctima mostrado por los Cascos Blancos son las falsas inyecciones, repetidas, de adrenalina, supuestamente aplicadas en su corazón. El personal médico, y creo que con seguridad podemos llamar los actores presentes en este momento, no pudo empujar el émbolo sobre la aguja. Por lo tanto, el contenido de la jeringa nunca fue inyectado como es claramente visible en el propio video.
  • El diagnóstico que se percibe, por un equipo de expertos médicos, basado en lo observado en el video, indica que el niño habría sido inyectado con opiáceos y probablemente estaba muriendo en ese momento de una sobredosis. No hay evidencia de que haya sido objeto de otro agente, químico o de otro tipo.
  • Ninguno de los niños que aparecen en los videos mostró ningún signo de ser víctima de un ataque químico.
  • Está claro que la inyección falsa con una aguja administrada a través de los puntos de sutura asesinó al niño del video. Esta fue una matanza intencional organizada para aparecer como que se le estaba suministrando un tratamiento médico.
  • Detrás de la traducción falsa de los videos, se realizaron instrucciones escénicas para colocar al niño frente el vídeo, no para darle tratamiento médico.

Señala la organización de médicos suecos que el presidente de dicha asociación, Marcello Ferrada de Noli, publicó a principios de marzo de 2017 un artículo con un análisis demoledor sobre el modus operandi de los criminales de casco blanco: “Médicos suecos para los derechos humanos: acerca de los vídeos de los Cascos blancos, manipulación macabra de niños muertos y escenificación. Ataque de armas químicas para justificar una “zona de exclusión aérea” en Siria “.

La novedad, si así puede llamarse, de las conclusiones de los médicos suecos del SWEDHR es que esta vez los niños “rescatados casi moribundos” del “gas sarín” por los Cascos Blancos fueron asesinados por estos últimos en vez de utilizarlos como hacían habitualmente, es decir, usándolos como actores de crisis o atrezzo. Como apunta Mimi Al Laham Los Cascos Blancos filmaron gran parte de las imágenes que fueron publicitadas como ataque químico. Los Cascos Blancos han sido conocidos por haber filmado videos con falsas operaciones de “rescate” en el pasado. Sin embargo, esta vez parece que los niños fueron efectivamente asesinados para la realización de esta “campaña mediática”. Se sabe que 250 personas fueron secuestradas por Al-Qaeda la semana pasada en la cercana ciudad de Hama, que es el mismo número que corresponde al actual de muertos y civiles heridos.

De las manoseadas “armas químicas” Laham cita incluso al periodista Seymour Hersch, quién ya habló de que informes de inteligencia mostraban a rebeldes contrabandeando armas químicas procedentes de Libia las cuales eran enviadas hacia Turquía con la aprobación de Hillary Clinton.

Demasiado evidente, demasiado revelador, demasiado repugnante como para no afirmar que estamos en manos de unos psicópatas globalistas que en nada envidiarían a sus mentores del III Reich.

DESPUÉS DE LA AGRESIÓN IMPERIAL LLEGA LA DISTRACCIÓN MASIVA DE GLADIO B EN ESTOCOLMO

Ya saben, se ha producido otro tongo más del terrorismo de falsa bandera en Europa. Esta vez la ponzoña globalista se ha ido a un país nórdico, Suecia (otra vieja conocida de Gladio –Olof Palme-), donde sus protegidos del ISIS (más exactamente zombies amaestrados o chivos expiatorios de libro) han vuelto a “actuar” con la misma “técnica” rocambolesca-chapucera de utilizar un camión con el que van embistiendo al personal normal y corriente en una calle cualquiera, con un resultado siempre dramático de muertos y heridos. Qué “extraño” verdad…nunca esos “crudos” y “sádicos” “islamistas” (solitarios o no) han atentado contra un centro de poder político, militar o de inteligencia de Occidente a los que siempre sortean con extraordinaria habilidad…Es más, tienen predilección por atacar a los países que les dan armas y dinero, los que están bombardeando al ejército de Asad, su “enemigo” jurado número uno.

En fín, que no me voy a detener con esta nueva chirigota despreciable del Gladio B. Pero…¿recuerdan el asesinato del embajador ruso en Ankara y el atentado de Berlín coincidentes en el tiempo? Más o menos Siria y Estocolmo vienen a ser lo mismo. La misma basura criminal, el mismo ritual utilizado en anteriores atentados de falsa bandera, la misma estrategia de tensión y calculada maniobra de distracción…..y, también,…más carne para las fieras.

El activismo mercenario salvarefugiados: traficantes de ‘derechos humanos’

TRAFICANTES DE DERECHOS HUMANOS

Días pasados ha sido noticia la detención en Grecia de dos llamados “activistas” españoles (o vascos, como gusten) después de que intentaran traer ilegalmente a España a ocho supuestos “refugiados”, enarbolando eso tan manipulable y maleable entre los neoprogres como son los derechos humanos, el papeles para todos y la inmigración sin control, venga de donde venga, caiga de donde caiga. Los detenidos, un tal Mikel Zuloaga y una tal Begoña Huarte pertenecen al colectivo Ongi etorri Errefuxiatuak Bizkaia (Bienvenidos Refugiados de Vizcaya) que agrupa a un abigarrado grupo de siglas de lo más variopinto y que dan motivos para pensar lo peor: desde el progrerío “anticapitalista” del siglo XXI, hasta los perroflautas del 15-m, la inefable ex disidencia controlada de Podemos, pasando por organizaciones de lavado de imagen de la Iglesia católica como Cáritas (a más refugiados, más potenciales adeptos para la secta), los temibles grupos feministas subvencionados de la tercera ola, organizaciones como Save The Children financiada por la Open Society de Soros, Bill Gates o la fundación del que fue magnate mediático William Randolph Hearst (el que lanzó, en coordinación con la CIA, una campaña de difamaciones, bulos, falsificaciones y propaganda sin fín contra la URSS) …y terminando por sindicatos institucionales del régimen como CCOO.

Los dos “activistas” de postizo idealismo pro-refugee han actuado contra toda racionalidad, pretendiendo transportar a ocho refugiados en caravana hacia Italia y luego trasladarse hasta el País Vasco donde iban a ser alojados (supongo que en casa de los “secuestradores”) y, posteriormente, se les iba a gestionar un puesto de trabajo sin pasar por la cola del INEM. El problema es que ni siquiera alguno de esos “refugiados” provenía de países en conflicto, sino que su origen estaba en lugares tan dispares como Pakistán o Irán. Y vaya si se traían la lección aprendida. En concreto, el iraní decía que su delito es haber nacido en Irán, donde un régimen que comete atentados terroristas en todo el mundo contra sus opositores no permite la libertad de expresión y que con China comparte el récord de ejecuciones de penas capitales en el mundo. Bejrós ha añadido que el régimen iraní está implicado en todas las guerras de Oriente Medio y Afganistán y que, junto con Rusia, tiene una gran responsabilidad en las matanzas de civiles en Alepo (Siria).

Espera…uno que no comulga con la teocracia iraní pero que aplaude efusivamente la total determinación del régimen de Irán por acabar con el terrorismo de EEUU y sus secuaces cortacabezas en Siria, junto al gobierno de este país y Rusia, tiene que escuchar en boca de un refujeta mentiroso, de nombre Bejrós, las mismas falsedades-patrañas que ha venido propagando el Departamento de Estado norteamericano y las potencias imperiales de la OTAN. Este tío había venido “estudiado” previamente, sin duda, con todas las trazas de estar amaestrado. Vale decir que eres un perseguido en tu país…pero ¿y eso de que Irán y Rusia son responsables de las matanzas de Alepo? ¿Este caradura no venía de Irán? ¿Qué sabe tanto de Siria y China? ¿Irán comete atentados terroristas en todo el mundo (sic)? ¿China y sus ejecuciones a qué vienen a cuento? ¿En serio este sujeto no forma parte de algún equipo de guerra psicológica de la CIA? En fin, y lo de traer a un transexual pakistaní supongo que era la nota “chic” pintoresca de los dos titiriteros vasco-navarros.

Pero es que hablando de refugiados sirios aquí siempre llegan, curiosamente, los “disidentes” del gobierno de Asad, los que interesa promocionar a los perpetradores de la masacre terrorista de Siria (EEUU y sus aliados del crimen). Precisamente, uno a los que ha dado voz ese pastiche humanitario de Ongi etorri Errefuxiatuak Bizkaia es un tal Yahia Koddo, mercenario de la misma hornada ideológica que Santiago Alba Rico. Según el tal Koddo “Al Assad está exterminando a su pueblo. Hace unos días, en el este de Alepo bombardearon al pueblo sirio pero nadie dice quién”, ha asegurado el filólogo, quien ha agregado que “fue el régimen totalitario del actual presidente”, Bachar al Asad, que es “el que tiene aviones para hacerlo, y no el Dáesh. Koddo ha explicado cómo se ha ido desvirtuando el conflicto sirio con el paso de los años. ¿Desvirtuado por quién? ¿Dónde están las acusaciones de este charlatán en contra de los que han financiado y armado a Daesh? ¿Y sus denuncias sobre los tremendos crímenes de los rebanacuellos? Otro “intelectual” de estercolero que trabaja para el complejo criminal occidental y el terrorismo sponsorizado.

Supongo que si esos dos abnegados progres sin fronteras no tienen inconveniente en traer a TODOS los refugiados, también admitarán que carguen con los de ideología salafista, con su sharia a cuestas y con el burka bajo el brazo. Imponiendo sus “refugiadas” costumbres medievales a su mentalidad progre-feminista. Eso sí, menos teatro y que no invoquen políticas migratorias injustas de Europa ya que los refugiados están entrando descontroladamente gracias a ella y a la estrategia de los globalistas que, como dijo con acierto el ex de la NSA, Wayne Madsen, de lo que tratan es de convertir a Europa en un mortal experimento de ingeniería social. La llegada masiva de refugiados, por otra parte, se convierte también, de facto, en un filón para que los servicios de inteligencia occidentales utilicen chivos expiatorios para seguir cometiendo atentados terroristas de falsa bandera. La demonización da mucho juego. Pero es que estos del “welcome refugees” viven en la inopia…o tal vez no…puesto que son parte del plan.

La llegada descontrolada de refugiados, en definitiva, no es nada más que la otra llave maestra de los globalistas utilizada como carnada para sus propósitos de cambio de régimen en países como Siria, o bien son utilizados como moneda desestabilizadora para unos objetivos concretos (dominación y monitoreo imperialista estadounidense sobre sus vasallos europeos), mientras que los conglomerados neoprogres de defensa de la “inmigración masiva” sirven como intermediarios perfectos para incentivar el “welcome refugees” de forma caótica. Los derechos humanos son, en este sentido, objeto de tráfico sin escrúpulos, sirviendo como pretexto para seguir dinamizando los intereses geoestratégicos de Washington y la OTAN.

LA MARCHA CIVIL SOBRE ALEPO: FINANCIADA POR EL DEPARTAMENTO DE CONTRAPROPAGANDA DEL REINO UNIDO Y AGENDA OCULTA DE LA OTAN

ANNA ALBOTH, ACTIVISTA DEL FRENTE HUMANITARIO-TERRORISTA DE LA OTAN

El 26 de diciembre partió de Berlín una marcha bajo el lema “Marcha Civil por Alepo”, intentando emular, a modo de simbolismo y a la inversa, la ruta que recorren los refugiados teledirigidos por Washington desde Siria hacia Europa. Dicha marcha ha sido “impulsada” por una “activista” polaca residente en Alemania, Anna Alboth, periodista y repentina “insurgente” de los DDHH que, dicen, participa en muchas campañas solidarias con sociedades vulnerables y que se ha mostrado “compungida” por la realidad siria. Enternecedor. Voy a empezar a hacerme socio de esa oenejeta algún día de estos. En Ongi Etorri Errefuxiatuak tampoco han querido perderse la marcha de la “solidaria” Alboth y también participan mediante dos activistas para mostrar “su apoyo al pueblo sirio” y en contra de los pérfidos Assad y Putin.

¿Pero qué es la Marcha CIvil por Alepo? Según la investigadora británica Barbara McKenzie La Marcha Civil por Aleppo tiene las huellas dactilares del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. McKenzie señala las conexiones del Reino Unido con proyectos de desestabilización en Siria: El gobierno británico está persiguiendo decididamente una política de cambio de régimen en Siria y quiere ganar a la opinión pública mediante una propaganda anti gobierno sirio, alabando a la oposición armada como elemento esencial para lograr ese objetivo. Empresas como Incostrat y Mayday, ambas de origen británico, participan en proyectos de “comunicaciones estratégicas” en Siria. Ambas tienen relaciones contractuales con el gobierno británico a la hora de suministrar propaganda contra el gobierno sirio. El propósito de Occidente con la intervención “humanitaria” significa destruir Siria tal como la conocemos.

La marcha civil sobre Alepo, dice McKenzie, tiene todos los rasgos distintivos de ser una elegante producción del Foreign Office británico: su rápido desarrollo, una costosa propaganda, el simbolismo de los valores sentimentales (familia, paz)….camuflando la brutalidad del resultado deseado, es decir. el establecimiento de una zona de exclusión aérea para el bombardeo de Siria por parte de la coalición de la OTAN.

Los famosos “corredores humanitarios” propuestos por el activismo “humanitario” canalla tienen un objetivo meridiano como señalaba McKenzie anteriormente: ser la avanzadilla del imperialismo militar occidental y proteger a los terroristas. En este sentido, McKenzie apunta que los corredores humanitarios proporcionados por el gobierno sirio sólo han servido para ser bloqueados por los terroristas en el Este de Alepo, que han huido de este modo del ejército de Asad. La intención de la marcha por Alepo es apoyar la demanda de una zona de exclusión aérea. Cualquier persona que siga los medios de comunicación (o mire las publicaciones de los activistas de Marcha Civil) llegará a la conclusión de que las masacres a las que se refiere son las atribuidas a Siria y Rusia.

Según el manifiesto de Marcha por Alepo, prosigue McKenzie, “El único vínculo (de la organización) es la paz. Y la esperanza […]’. Un completo embuste. Las páginas de Facebook tanto de la Marcha Civil como de sus organizadores muestran que la organización guarda afinidad con la insurgencia armada, es decir, con los grupos terroristas. Esto se demuestra mediante: banderas del FSA (el “ejército libre” sirio), la publicidad de partidarios terroristas conocidos como Bilal Abdul Kareem, el manifiesto apoyo a los Cascos Blancos sirios o los Proyectos de Bana, todos los cuales tienen estrechos vínculos con el grupo criminal islamista Al Zinki. La imposición de una zona de exclusión aérea no tiene otro motivo que satisfacer la agenda de la OTAN.

Según McKenzie, hay razones para creer que la Marcha tiene mucho de sospechosa puesto que, cito textual, cuando lleguen los manifestantes a la frontera con Siria, el último terrorista habrá desaparecido de Alepo, y es muy improbable que haya algún bombardeo en la ciudad, al menos por parte de los rusos y las Fuerzas aéreas sirias. Algunos ya han bromeado de que los “marchadores” terminarán por ir a Idlib o Raqqa, aunque los organizadores han manifestado la esperanza de que su misión llegue a buen término (presumiblemente la zona de exclusión aérea) antes de llegar a la frontera turco-siria. El destino previsto será probablemente Gaziantep en el sureste de Turquía, que proporciona un centro para las operaciones de apoyo terrorista y sirve de base para un número indeterminado de ONGs y periodistas occidentales, cuya principal función es realizar propaganda en contra del gobierno sirio.

En definitiva, todo este conglomerado mamarrachista oenejeta de poder blando no es más que una perversidad repleta de idealistas progres y mercenarios humanitaristas que forman parte del mismo proyecto común globalista. Es el viejo adagio de divide et impera, la justificación necesaria para desinformar y, sobre todo, para galvanizar futuras agresiones imperialistas.

Victoria en Alepo… El ‘sentido común’ de EEUU y sus socios del crimen ha entrado en colapso


Un artículo de Finian Cunningham para Strategic Culture Foundation

TRADUCCIÓN: BERLINCONFIDENCIAL

EE.UU. y sus socios, que han estado patrocinando el terrorismo en Siria, están viendo que su proyecto criminal de cambio de régimen ha acabado en ruinas, ya que el ejército sirio y sus aliados han conseguido una victoria espectacular para retomar la importante ciudad estratégica de Alepo. Los gobiernos occidentales y sus lacayos en la ONU, cínicamente, están denunciando contra toda lógica una «crisis humanitaria». Pero más cerca de esa supuesta “verdad” es contemplar como colapsa su “sentido común”. Esto se debe a que la narrativa oficial occidental sobre la guerra de Siria por fin ha quedado expuesta a gran escala.

Occidente ha divulgado al mundo entero, para que lo perciba de forma sistemática, una falsa propaganda que ha ocultado una empresa criminal que involucra a gobiernos, a terroristas y a rebeldes “moderados” falsos, a quiénes los gobiernos occidentales han patrocinado durante los últimos seis años en una conspiración para derrocar al gobierno de Siria. La gravedad de este sistemático delito cometido por Washington y sus diversos aliados sigue su curso.

Incapaces de hacer frente a su propia disonancia cognitiva sobre la criminalidad, los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación corporativos cómplices están recurriendo a la negación pura y simple de los hechos, que se agrava aún más con nuevas mentiras sobre otras mentiras anteriores. En lugar de verificar la realidad de que las fuerzas gubernamentales sirias han recuperado Alepo de los brutales grupos armados ilegales, a los que Occidente y sus clientes regionales han financiado y armado, Occidente distorsiona la dramática victoria de las fuerzas aliadas ruso-sirio-iranís como la «caída de Alepo». Un reportaje en el canal estadounidense CNN incluso se refirió al ejército sirio y sus aliados victoriosos como «perseguidores».

Con los rasgos propios de una desequilibrada mental, la embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, citó informes no verificados de civiles ejecutados en Alepo y centró sus ataques y críticas sobre Siria y sus aliados Rusia e Irán, acusándoles de “no tener vergüenza”. EEUU y sus socios del crimen occidentales, entre ellos altos funcionarios de la ONU, son los que deberían avergonzarse y reclinar sus cabezas.

Entre los titulares histéricos sobre supuestas atrocidades y masacres que se cometieron esta semana se oyó hablar, desde la ONU “humanitaria”, al funcionario Jens Laerke que Alepo estaba viviendo una «crisis humanitaria». Palabras de fácil “asimilación” por la opinión pública, pero ajenas a la realidad. Mientras, la prensa occidental estaba aullando con titulares que alegaban ejecuciones sumarias de mujeres y niños por el ejército sirio y sus aliados rusos, iraníes y libaneses, mientras avanzaban para retomar finalmente la totalidad de la ciudad norteña. Por otro lado, el jefe saliente de la ONU, Ban Ki-Moon, habló en tono despectivo acerca de una «implacable victoria militar siria», mientras que sus subordinados Rupert Colville y Jan Egeland censuraron los «infernales» padecimientos del pueblo sirio y los «crímenes de guerra» contra él cometidos por Siria y Rusia.

El problema de todo este sensacionalismo, de todas estas afirmaciones imprudentes, es que se basan en afirmaciones realizadas por personajes anónimos o personas que están involucradas con los terroristas , es decir, se trata de “activistas” integrados con grupos criminales como Jaysh al Fatah, Jabhat al Nusra, Ahrar al Sham y Nour al din al Zenki. Todos ellos afiliados a la red internacional terrorista Al Qaeda, contra la cual los gobiernos occidentales dicen estar en guerra.

Es, sin duda, una revelación grotesca sobre todo cuando los gobiernos occidentales y los funcionarios de la ONU han canalizado públicamente la propaganda a favor de los grupos terroristas. Samantha Power y su homólogo británico en la ONU Matthew Rycroft han citado un «informe» en el cual 82 civiles habrían sido ejecutados en Alepo, incluidas 11 mujeres y 13 niños, por parte de fuerzas pro gubernamentales sirias durante las últimas horas de la recaptura de Alepo. Pero el mismo “informe” de la ONU señalaba que se basaba en fuentes no verificadas supuestamente “infiltradas” entre los terroristas. Esto no es un informe. Simplemente, es el reciclaje de unos cuantos rumores que iban dirigidos a salvaguardar el cuello de los grupos terroristas.

El simple hecho de que la información procediera de fuentes no verificadas no impidió que la ONU, el imperio, Rycroft y el conjunto de medios de comunicación occidentales, incluyendo el Washington Post, CNN, The Guardian, Independent, Francia 24, etc., presentaran dichas afirmaciones como si hubiesen sido ciertas.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, acusó a los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación, incondicionales y obedientes, de la difusión de «noticias falsas» sobre los dramáticos acontecimientos de Siria acontecidos esta semana. Lavrov señaló que ninguna de las presuntas atrocidades fueron reconocidas por los grupos humanitarios independientes. El embajador de Siria ante la ONU, Bashar al Jaafari, también refutó las afirmaciones de las atrocidades señaladas por sus homólogos occidentales que les habían causado tanto desconcierto.

Los gobiernos occidentales y los medios de comunicación han persistido en sus fantasías sangrientas a pesar de que existen abundantes imágenes de video, que incluso ellos mismos han retransmitido, mostrando miles de civiles caminando tranquilamente fuera del alcance de los terroristas hacia las fuerzas militares del Estado sirio. ¿Ese era el supuesto en el que unas personas estaban siendo masacradas, ejecutadas sumariamente, aniquiladas?

Una de las distorsiones más absurdas sucedió en la televisión France 24. La cadena estatal de uno de los países que ha suministrado armas y cobertura propagandística a los terroristas en Siria durante los últimos seis años describió esta semana cómo «la gente en las zonas controladas por el gobierno de Alepo estaban celebrando la liberación de la ciudad». Dado que el gobierno sirio mantiene prácticamente la totalidad de Alepo bajo su control, esto significa que la gran mayoría de los sirios lo estaban celebrando. Sin embargo, Francia 24 manipula sus palabras para inventar una falsa división entre poblaciones a favor y en contra del gobierno sirio.

La representación más lógica y veraz es que los civiles sirios son al fin capaces de huir de bandas terroristas que les han mantenido en estado de sitio. De este modo, los relatos que la falsa narrativa occidental ha estado propagando acerca de lo que ha estado ocurriendo en Alepo y Siria durante los últimos seis años han implosionado como un castillo de naipes.

¿Por qué los medios de comunicación occidentales no entrevistan a las decenas de miles de civiles que ahora han logrado huir de los grupos terroristas derrotados? ¿Por qué los medios de comunicación occidentales no hacen preguntas acerca de la naturaleza de su cautiverio? Como por ejemplo del tipo, ¿por qué no han podido escapar hasta ahora esos civiles de las zonas controladas por los terroristas? ¿Qué piensan esos civiles del ejército sirio y sus aliados que han aplastado a los terroristas? Resulta curiosa esa abierta ausencia de testimonios efectuada por los medios occidentales sobre los miles de civiles liberados en Alepo, curiosidad que se refleja en otros tantos miles de testimonios de civiles liberados en otros lugares de Siria por el ejército durante el año pasado.

Esto último se debe a que los civiles están diciendo a medios de comunicación que están dispuestos a informar, como así ha sucedido en la emisora estatal siria SANA, RT, Press TV y Al Manar, de que su pesadilla impuesta por los terroristas apoyados por Occidente ha terminado. Si los medios de comunicación occidentales se molestaran en llevar a cabo un periodismo real y veraz irían a las zonas liberadas de Alepo y otras ciudades y pueblos de Siria e informarían de que la vida está volviendo a la normalidad para las familias y comunidades sirias.

La única verdad es que Alepo fue invadida por mercenarios apoyados por Occidente en julio de 2012, convirtiendo el lado oriental de la ciudad en una cueva gobernada bajo un régimen de terror, en el que se impuso un califato dirigido por dementes yihadistas wahabíes rebanacuellos. Al igual que en Siria, en su conjunto, estos mercenarios fueron aseados por Occidente etiquetándoles como «rebeldes, prodemocráticos moderados» aunque, de alguna manera, supuestamente estaban «mezclados» con yihadistas. Pero, si este fuera el caso…entonces ¿dónde están esos supuestos «moderados» ahora que la última guarida de los «rebeldes» en Alepo ha sido derrotada? La cruda ausencia de rebeldes «moderados», «pro-democracia», «con valores occidentales» que emerge de las ruinas de Alepo es tan marcada como la ausencia de civiles “petrificados”  que denuncian al Ejército sirio «atrocidades» o a los rusos «crímenes de guerra».

En un instante clamoroso ocurrido esta misma semana, la narrativa occidental sobre Aleppo, Siria y la guerra, en general, se ha venido abajo en un montón de polvo. Ya ningún cúmulo de negativas y otras distorsiones puede ocultar la exposición de mentiras y la fabricación de propaganda por Occidente.Así que, irónicamente, los medios de comunicación occidentales se han dedicado recientemente a fustigar «noticias falsas», en el contexto de tratar de desacreditar a Rusia por su supuesta injerencia electoral en los EE.UU. y Europa.

Lo que la “guerra” de Siria ha demostrado es que los verdaderos culpables, los traficantes de noticias falsas, y más gravemente aún los autores de falsas narrativas, son los gobiernos occidentales y sus engreídos medios de comunicación. Incapaz de hacer frente a la insoportable verdad de su complicidad criminal, el “sentido común” de Occidente ha entrado en colapso.

Algún día Alepo y Siria emergerán de nuevo de las ruinas. Tal recuperación no deberá ser realizada en ningún caso por los ignominiosos gobiernos occidentales y sus medios de comunicación mentirosos y criminalmente cómplices.

Dedicado este artículo al crimen organizado mediático, que está incrementando con una ferocidad inusual la manipulación informativa sobre Siria (Alepo, en particular) hasta límites sonrojantes pero no por ello menos esperados, tras la caída de los terroristas y sus cómplices en Alepo. También la dedicatoria va para todos esos progre-islamofascistas (con denominación de origen “ninista”) que, bajo la denominación de “activistas”, actúan bajo el paraguas financiero de las organizaciones del gángster George Soros, en particular, gentuza despreciable como una tal Leila Nachawati (podemita a tiempo completo y colaboradora del corrupto progrerío mediático: Público, Diario.es, Rebelion…) quién manifiesta aberraciones criminales como negar la existencia de los terroristas de ISIS en Alepo (“no hay rastro del ISIS”, dice esta sinvergüenza) y focaliza su odio programado contra el gobierno sirio y Rusia expresando su pesar por la caída de sus amigos yihadistas (Alepo ha caído, y la impunidad que acompaña la toma de la ciudad nos retrotrae a Srebrenica y al Gernika, dice en un alarde de repugnante miseria intelectual e ignorancia histórica esta “profesora” de brocha gorda, refrendando de paso a los asesinos de la OTAN y sus bombardeos sobre civiles en Yugoslavia). Otra de sus perlas es ejercer de portavocía de la delincuente ONU con afirmaciones que parecen sacadas de la propaganda fascista de la guerra fría: Las Naciones Unidas denuncian la desaparición de cientos de hombres, detenciones, ejecuciones sumarias, y suicidios de mujeres a medida que las fuerzas de Bashar al-Asad, apoyadas por Irán y Rusia, recuperan la ciudad.

Manufacturando mentira tras mentira, fabulando sin límite bajo la sombra y bandera de EEUU, esta mercenaria del crimen terrorista internacional omite (como sus “colegas” de falsedades masivas) la génesis del “conflicto” sirio, necesaria para entender cómo una “guerra” se hizo artificial y prefabricada mediando los intereses geopolíticos de EEUU e Israel en la zona; en definitiva, quién suministró armamento a sus terroristas, entrenamiento militar, quién facilitó la entrada en Siria de la “yihad”, así como quién dispuso la financiación con millones de dólares a quienes ellos llaman combatientes o “rebeldes” (o les vino la “gracia” combativa del cielo). Quién promovió, con antelación, en definitiva, las denominadas “revoluciones” árabes…es decir, la mano negra, una vez más, de la CIA.

Del genocidio en Yemen, cometido indirectamente por EEUU, no se han enterado esas organizaciones satélites, “humanitarias” o no, del imperialismo; del golpe nazi fascista de Kiev tampoco se enteraron así como de los muertos previos del Euromaidan por bandas neonazis adiestradas por la CIA (el malo del guión escrito en Washington era Yanukovich)… y para qué mentar el holocausto perpetrado durante cinco años por sus admirados “guerreros” “anti-Asad”. Pero, eso sí, aplaudieron a rabiar cuando la OTAN decidió masacrar Libia con otra patraña infundada de la “ONU” para desalojar a Gadafi del poder y hacerse con el petróleo….

Mi desprecio más absoluto y repulsa para todos estos criminales, Oenejetas, “reporteros sin vergüenza”, “activistas-mercenarios”, periodistas-agentes a sueldo sin ética alguna y demás basura humana que actúan de propagandistas franquiciados del frente terrorista usa-islámico en Siria y en otras partes del mundo. Sus planes han sido abatidos en Siria. No siempre van a salirse con la suya.

Jódanse HDLGP

La impunidad de la ONU y el terrorismo mediático actúan nuevamente contra Siria

EJEMPLO DE HASTA DONDE HA LLEGADO LA PSICOPATÍA GENOCIDA DEL PROPAGANDISMO IMPERIALISTA ESTADOUNIDENSE. LO HIZO A TRAVÉS DE SU EMBAJADA FANTASMA EN SIRIA: “INFORMES INDICAN QUE EL RÉGIMEN SIRIO ESTA REALIZANDO ATAQUES AÉREOS EN APOYO DEL ISIL (ESTADO ISLÁMICO) EN SU AVANCE HACIA ALEPO, AYUDANDO A LOS EXTREMISTAS EN CONTRA DEL PUEBLO SIRIO”. SIN COMENTARIOS. ¿Y TODAVÍA SIGUE EN PIE LA EMBAJADA USANA?

La tramoya criminal que ha orquestado Occidente en Siria está a punto de sufrir un revés definitivo. Sin embargo, arrecian más que nunca las campañas de descrédito e intoxicación en contra del gobierno sirio y sus aliados ruso e iraní en un desesperado intento de las potencias imperialistas por cambiar el rumbo del tablero sirio y detener, bajo cualquier pretexto, la derrota de sus mercenarios-terroristas del Estado Islámico. Organismos corruptos y desprestigiados como la ONU y los grandes emporios hegemónicos mediáticos mundiales han ido distorsionando hasta más allá de la indignidad lo acontecido en Siria, bailando todos ellos al compás marcado por EEUU.

Las estrategias de demonización y acoso contra los que verdaderamente están luchando contra el terrorismo en Siria no han cesado desde que en 2011 diera inicio una guerra terrorista no declarada del imperio norteamericano y sus aliados de la OTAN en contra del gobierno legítimo de Bashar Al Asad, todo ello al calor de las involuciones árabes que puso en marcha la CIA hace cinco años. Falsimedia (la herramienta de narcotización masiva de los globalistas) ha trabajado duro, desde entonces, para ofrecer una realidad falseada, un día sí y otro también, de un conflicto donde los islamofascistas criminales de Occidente han sido convertidos, por decreto, en “rebeldes”, “insurgentes” o “insurrectos”.

Esta vez ha salido a escena, de nuevo, la putrefacta ONU con su papagayo-portavoz de “derechos humanos” Rupert Colville, como eficaz agente de Washington, para mostrar al mundo la supuesta “crueldad” del ejército sirio a través de unas supuestas “fuerzas progubernamentales” que, cito de los medios controlados, habrían ejecutado a 82 civiles en Alepo, entre ellos mujeres y niños. Otros residentes son ejecutados en las calles cuando intentan huir o mueren a causa de los bombardeos y fuego de artillería que se han intensificado tanto de día como de noche. Las sospechas de que crímenes masivos pueden estar ocurriendo dentro de Alepo o en relación con los que han conseguido huir o han sido capturados, sean civiles o combatientes, son cada vez mayores. “Hay que vigilar la filtración que está haciendo el Ejército sirio y sus aliados para evitar violaciones de los derechos humanos, como torturas y ejecuciones sumarias, como las que hemos visto a lo largo de este conflicto”, enfatizó Colville.

El grado de desvergüenza de este sujeto (Colville) y su brazo armado “humanitario”-criminal es infinito. Simplemente, la ONU y las agencias “humanitarias” de Washington han puesto en marcha una nueva maquinaria de propaganda, falsedades y bulos ya vista con anterioridad y que ha adoptado diferentes guiones y escenografías de todos conocidas. Por ejemplo, en el caso de los fakes del niño de la ambulancia Omran y otros tantos niños sirios “rescatados”-maquillados hasta tres veces por los Cascos blancos terroristas, para ofrecerlos al mundo como víctimas de Rusia y el gobierno sirio. Y es que se podría decir que han probado de todo contra la alianza antiterrorista ruso-sirio-iraní: desde armas químicas, pasando por bombas de barril lanzadas sobre complejos residenciales…hasta el bombardeo indiscriminado de hospitales…Y ahora nos vienen contando que unidades militares de apoyo al “régimen” están ejecutando matanzas de civiles (incluidos niños). Se ve que la ignominia no tiene fin.

Pero..de lo anteriormente señalado…ni una sóla prueba sobre el terreno, basándose los corifeos de la Casa Blanca, como siempre, en “sospechas”, en filtraciones desconocidas, en infundios con aroma a narrativa prefabricada en Washington. Como bien se puede advertir, Colville y sus secuaces tienen un respeto y deferencia extraordinarios por las máquinas de matar islámicas financiadas por el Pentágono, la CIA, Turquía y Arabia Saudita, en particular, cuando pretenden vigilar “violaciones de DDHH, torturas y ejecuciones” que supuestamente se podrían cometer contra esos brutales asesinos. Cosa que a mí, por descontado, me encantaría que se produjeran (esas ejecuciones extrajudiciales). A Colville y organizaciones “oenejetas” de poder blando a sueldo de EEUU como la Cruz Roja o Human Rights Watch les preocupa profundamente que los rebanacuellos puedan pasar por el justo cadalso al que ellos condenaron a miles de sirios, con las más brutales matanzas. Claro que…se les olvida a esas “oenemierdas” quiénes han sido los mentores y “supporters” de la yihad. Fíjense que cruel ironía.

El tal Colville ya se significó tiempo atrás como enviado del Departamento de Contrapropaganda de la CIA en sus “denuncias” sobre la situación en Venezuela, manifestando su “preocupación” y “pesar” por supuestas violaciones a las garantías fundamentales de los detenidos por las acciones terroristas que intentaron derrocar al Gobierno constitucional de Nicolás Maduro y que dejaron 42 personas muertas, así como destrozos en numerosas instituciones públicas. La actividad anti-venezolana de la ONU y Colville es bien conocida sobre todo cuando a raíz de la condena al terrorista y agente de la CIA  Leopoldo López  dicha institución manifestó su “consternación” por la sentencia impuesta al golpista López. Colville estuvo tan consternado como terroristas de la calaña de Alvaro Uribe, Felipe González o la organización de desechos humanos HRW (Human RIghts Watch). De las violaciones de DDHH de EEUU, dentro y fuera de su país, los dos jefes paramilitares anteriores y HRW no saben…no contestan.

Stephen Kinzer, investigador principal del Instituto Watson de Estudios Internacionales de la Universidad estadounidense de Brown escribía hace unos meses en The Boston Globe (un medio equiparable, en influencia, al New York Times) un artículo de opinión titulado Los medios de comunicación engañan al público sobre el conflicto en Siria. Ninguna novedad por ser una verdad insoslayable, que iba dirigida al mismo centro de gravedad del medio para el que escribía Kinzer. Decía entonces Kinzer que La cobertura de la guerra siria será recordada como uno de los episodios más vergonzosos de la historia de la prensa estadounidense. La información relativa a la carnicería en la antigua ciudad de Alepo es la última razón de todo ello. Y no sólo la prensa americana, la española, europea y, en general, la que es sierva de los intereses geoestratégicos de Washington ha difamado y mentido a sabiendas sobre Siria.

Aquí mismo, en España, tenemos ejemplos potables de ello (ELPAIS, ELMUNDO, Público, ElDiario.es, La Razón, ABC, etc), es decir, toda la patulea mediática progre-neoliberal-sionista favorable a las tesis de Washington ha hecho de las suyas, pero sobre todo ha formado una piña para inocular en el subconsciente colectivo de la opinión pública española tres dogmas-mentiras: 1) Existen los llamados rebeldes-insurgentes (es decir combatientes por la libertad),  2) Siria, Rusia e Irán violan constantemente los derechos humanos y 3) La verdadera guerra emprendida contra el “terrorismo” es la de EEUU, sus socios europeos, la dictadura turca y las monarquías tiránicas del Golfo. No lo han conseguido, ni de lejos lo conseguirán.

sin-titulo963963

POR SUPUESTO GENTE EJECUTADA POR LOS SÁDICOS ESBIRROS DE ASAD Y DEL “GRAN SATÁN” VLADIMIR PUTIN. LA PODREDUMBRE SENSACIONALISTA ESPAÑOLA AL SERVICIO DE LA MENTIRA

sin-titulo3

MÉDICOS SIN VERGÜENZA (O MATASANOS DE GOLDMAN SACHS) HACIENDO TEATRO EN MADRID FRENTE AL HOSPITAL LA PAZ, A FAVOR DE LOS BOMBARDEOS DE LA COALICIÓN DE LAS MULTINACIONALES Y EN CONTRA DE SIRIA, RUSIA E IRÁN. OBSERVEN LA DELIBERADA PUESTA EN ESCENA: UN HOSPITAL (RUSIA Y SIRIA, YA SABEN, “BOMBARDEAN HOSPITALES”) COMO DEDO ACUSADOR CONTRA ASAD Y PUTIN.

elpaisis

EL BOLETÍN DE LOS “REBELDES” SIRIOS, EL PAISIS Y SU CORRESPONSAL EN EL ESTADO TERRORISTA JUDÍO (DESDE DONDE “TODO LO VE” CON SUMA OBJETIVIDAD) DEJA BIEN CLARA LA POSICIÓN DEL MEDIO DEL PENTÁGONO: LA “YIHAD” SON NUESTROS ALIADOS

Kinzer relata el escenario de terror que muchos hemos imaginado en Alepo: Durante tres años, terroristas violentos han manejado Alepo a su antojo. Empezaron a ejecutar sus “normas” con una ola de represión sobre los habitantes de la ciudad. Ellos advirtieron a los residentes lo siguiente: “No manden a sus hijos a la escuela. Si lo hacen, les proporcionaremos una mochila y ese será su ataúd”. Entonces, empezaron a destruir las fábricas, de modo que los trabajadores desempleados no tuvieran más remedio que convertirse en combatientes. La maquinaria saqueada fue llevada a Turquía y allí la vendieron.

En este sentido, Kinzer incide en la estrategia criminal de los asesinos y sus patrocinadores de Washington y el anglosionismo: utilizar Alepo como un gran “escudo humano”. Rebeldes moderados respaldados por Turquía y Arabia Saudita desplegaron en los barrios residenciales de Alepo cohetes no guiados y recipientes de gas, escribió un residente de Alepo en las redes sociales. Marwa Osma, analista de Beirut, se preguntó: “El ejército árabe sirio, dirigido por el presidente Bashar Assad, es la única fuerza sobre el terreno, junto con sus aliados, que están luchando contra el ISIS, ¿y se quiere debilitar el único sistema eficaz que está luchando verdaderamente contra el ISIS?. Exacto. Los corredores “humanitarios” propuestos por Occidente, el “alto el fuego”, “zonas de exclusión aérea” y otras zarandajas-excusas criminales era una estrategema que perseguía dar oxígeno a los terroristas, cuando no estaban suficientemente debilitados. Dice Kinzer, con lógica, que la realidad de Alepo no encaja con la narrativa de Washington. Como resultado, gran parte de la prensa estadounidense está informando lo contrario de lo que realmente está sucediendo.

El estercolero mediático occidental contra Siria, Rusia e Irán es una traslación mimética de lo que dicen las “verdades” oficiales gubernamentales de países como EEUU o la Europa de la OTAN, tanto que, según Kinzer Muchas noticias importantes sobre el mundo ahora provienen de reporteros con sede en Washington. En ese entorno, el acceso y la credibilidad dependen de la aceptación de los paradigmas oficiales. Los reporteros que cubren el conflicto de Siria consultan con el Pentágono, el Departamento de Estado, la Casa Blanca y los “expertos” de los think tanks. Después de dar una vuelta en ese sucio carrusel, sienten que han cubierto todos los aspectos de la historia. Periodistas con sede en Washington (y del resto del mundo, incluida España, donde el mensaje es idéntico) nos dicen que una potente fuerza en Siria, Al-Nusra, está formada por “rebeldes” o “moderados”, no por la franquicia local de Al-Qaeda. Arabia Saudita se presenta como una ayuda a los combatientes por la libertad cuando en realidad es un patrocinador principal de ISIS. Turquía lleva años ejecutando una “ruta de las ratas” para combatientes extranjeros que quieren unirse a grupos terroristas en Siria. Todo lo que Rusia e Irán hacen en Siria es descrito como negativo y desestabilizador.

Los Estados Unidos tienen el poder de decretar la muerte de las naciones, afirma Kinzer. Puede hacerlo con el apoyo popular porque muchos estadounidenses -y muchos periodistas- están conformes con la historia oficial. En Siria, prosigue Kinzer, la consigna es: “¡Luchar contra Assad, Rusia e Irán! ¡Únete a nuestros amigos turcos, saudíes y kurdos para apoyar la paz! Esto es terriblemente distante de la realidad.

Tan terrible como las masacres cometidas en nombre de la geopolítica del nuevo orden globalista, tan deudor de III Reich en tantos aspectos.

TRADUCCIÓN STEPHEN KINZER: URANIAENBERLIN

El fracaso terrorista de Occidente contra Rusia, Irán y Siria

NO VAN A INTIMIDAR A VLADIMIR PUTIN

A Occidente se le está acabando el “fuel” con el que ha estado suministrando una ola de terror en Siria durante los últimos cinco años. Solamente una guerra frontal contra Rusia, Siria e Irán, impulsada por la próxima “presidenta” usana, la malvada asesina psicópata Hillary Clinton, podría no detener los planes expansionistas de EEUU, Israel y la OTAN en la región. De algún modo habla de todo ello el magnífico analista irlandés, Finian Cunningham, en su último artículo periodístico en el site antiglobalista Strategic Culture Foundation.

Para Cunningham resulta un tanto extraño que la tormenta mediática occidental contra Rusia se haya calmado repentinamente: Desde hace varios meses, ha habido una campaña orquestada por los gobiernos occidentales aullando para desacreditar las operaciones antiterroristas llevadas a cabo por el ejército sirio y su aliado Rusia en una batalla crucial para retomar la ciudad de Alepo. Los líderes occidentales, a través de sus voceros, los medios de comunicación obedientes, han actuado implacablemente acusando a Rusia de crímenes de guerra, con veladas amenazas de impulsar juicios contra Moscú en la Corte Penal Internacional de La Haya.

Cunningham señala que existen Imágenes dudosas y propagandísticas de niños que sufren en Alepo (muchas de ellas se han demostrado que son “hoaxes” de manual, fabricadas por los Cascos blancos terroristas, como es el caso de una niña que fue “rescatada” tres veces en el plazo de tres meses). Esas víctimas de las que habla el periodista irlandés son (citando a Falsimedia) a causa de los ataques aéreos sirios y rusos y han sido transmitidas como si de un tsunami se tratase. Presentadores de noticias occidentales rompían en llanto (niño Omran), mientras que políticos de Occidente, con rostro pétreo, eran entrevistados continuamente emitiendo condenas hipócritas.

Pero ha habido un aparente “impasse” o relativo apagón mediático sobre Alepo, algo que refiere Cunningham en su artículo: Sorprendentemente, esta semana la embestida “sensiblera” de los medios occidentales sobre Alepo ha disminuido. ¿Que esta pasando? ¿Cómo puede haber cesado la aparente preocupación de Occidente por las condiciones humanitarias de la ciudad siria? La interrupción de esta actividad sugiere como evidencia que la algarada occidental se trataba, en realidad, de una operación psicológica desde el principio.

A pesar de que las fuerzas rusas y sirias han rechazado de forma sistemática y categórica las demandas occidentales sobre bombardeos “indiscriminados” del ejército ruso (no se acuerdan de las actuaciones de Israel en el Líbano asesinando a 500 niños palestinos o de las razzias de la OTAN en Afganistán bombardeando deliberadamente aldeas civiles), la realidad es que el bastión terrorista de Alepo está, en palabras de Cunningham, bajo un régimen de terror desde 2012. Ciudad, Alepo, que nunca habrían tomado los “rebeldes terroristas” de no tener el asesoramiento, armas y control operativo de EEUU y sus aliados.

En palabras de nuestro analista, la narrativa occidental de «buenos y malos rebeldes rebeldes» es falsa. Algo que ya ha sido refutado desde hace tiempo, pero que los vendepatrañas falsimediáticos del Oeste siguen estableciendo como premisa esencial a la hora de disociar “terroristas” de “insurgentes” en el holocausto sirio. En realidad, dice Cunningham, la evaluación de la violencia que Rusia está haciendo de Siria es que está librando una batalla contra un ejército de extremistas amalgamados en innumerables nombres pero que, en realidad, responden todos a un mismo objetivo terrorista. Eso significa que todos los terroristas anti-Asad son objetivos legítimos para su eliminación, en caso de no rendirse. Así pues resulta insostenible mantener lo que muchos venimos afirmando de la farsa homicida propagada por Occidente: esto es, que la narrativa de un ejército sirio y ruso golpeando brutalmente a una noble resistencia rebelde y masacrando a la población civil no es posible. La mentira, dicen, tiene las patas muy cortas y en el caso sirio los palmeros y turiferarios del goebelsianismo mediático carecen de ellas.

cunningham

Finian Cunningham. Qué lejos está el brillante análisis de este gran periodista respecto de alpargateros propagandistas de la OTAN como Antonio Pampliega, Xavier Colás (El Mundo), ElDiario.es (a través de The Guardian) o la vieja achacosa rusófoba Pilar Bonet (ElPaISIS)

Finian Cunningham apunta un hecho de relevancia, de cara al futuro, a la hora de hablar del fracaso imperialista en Siria, citando al periódico cabecera de la CIA, el Washington Post, quién tituló un artículo, a principios de esta semana, del siguiente modo: «Escepticismo en la Casa Blanca para seguir impulsando el plan de la CIA en apoyo a los rebeldes de Siria». El periódico añadió: «Los funcionarios han dicho que hay cada vez más dudas acerca de lo que los combatientes puedan conseguir debido a la intervención de Rusia. El presidente Obama ahora parece inclinado a abandonar el destino del programa de la CIA, que ha sido la pieza central de la estrategia de Estados Unidos, hasta la próxima ocupante de la Casa blanca. ». Obama ¿recuerdan? El fascinante Premio Nobel de la Paz, el mecenas y auxiliador de los terroristas de Siria

El hiperinfluyente Washington Post no tiene ningún problema en admitir, con fría espontaneidad, que la CIA ha sido la pieza o eje fundamental de la política de EEUU en Siria apoyando al terrorismo. Ustedes dirán…¿por qué el mamporrrerismo mediático español no reseña habitualmente a través de sus columnistas, “expertos”, o simples plumíferos como el infumable Pampliega, tal hecho reconocido hasta en el país origen del terrorismo internacional? ¿Acaso las falsas banderas acontecidas en territorio europeo (o el montajismo “anti-yihadista” en suelo español) no son, siguiendo el anterior prisma lógico, la continuación de la política de la CIA en Oriente Medio?

De todos modos, dice Cunningham, el punto más importante aquí es que la administración Obama parece estar tirando la toalla a la hora de optar por una solución militar en Siria. Hay que recordar que en los últimos meses había frecuentes rumores en Washington de un «plan B» que implicaba la intervención militar directa en Siria, visto el fracaso diplomático con Rusia para impulsar un “cambio de régimen” en el país árabe. Sin embargo, el Washington Post informa ahora que el Consejo de Seguridad Nacional de Obama ha rechazado las opciones militares, a sabiendas de que las repercusiones de una confrontación a gran escala entre los EE.UU. y Rusia sería una opción de alto riesgo. En otras palabras, se trataba de un farol contra Moscú, una bravata de Washington. Recordemos, no hace mucho, que un halcón-general del Pentágono, Joseph Dunford, había hecho llamamientos a la guerra directa contra Rusia.

Lo que podría haber sellado, apunta Cunningham, el asunto de la intervención militar norteamericana y de la OTAN en Siria es la partida hacia las costas de Siria de la Flota del Norte de Rusia. La flota incluye el portaaviones Almirante Kuznetsov de propulsión nuclear, así como otros siete buques en la demostración de fuerza más importante de Rusia desde el fin de la URSS. La flota rusa solicitó, por cierto, al gobierno español autorización para repostar en Ceuta aunque finalmente desistió de ello, a pesar del visto bueno del gobierno de Rajoy y ante el enfado monumental de la OTAN. El jefe terrorista de esta organización (Jens Stoltenberg) se atrevió a decir, con toda la desfachatez criminal del mundo, que los buques militares rusos que actualmente se dirigen a Siria podrían ser utilizados para atacar a civiles en la asediada ciudad de Alepo. Mientras, la izmierda independentista catalana (ERC) pedía explicaciones al gobierno del PP por haber autorizado el atraque de la flota rusa en Ceuta. ¿Qué cojones se les había perdido a estos chiquilicuatres del soberanismo de cartón piedra con su repentina rusofobia? ¿Buscando la integración de Catalonia independiente en la OTAN?

En definitiva, Rusia está mandando un mensaje contundente a EEUU y sus lacayos otanianos: Moscú no va a desistir de su estrategia en Siria. Con una doble vertiente que debe de quedar bien clara: Bashar Al Assad es el presidente legítimo de Siria y la guerra encubierta que está llevando a cabo EEUU y sus aliados con sus terroristas mercenarios en Siria está abocada al fracaso. Ni siquiera las operaciones de guerra psicológica de demonizar a Rusia en los medios, imputándola supuestos crímenes en Alepo y las amenazas (un bluff en la práctica) de EEUU de intervenir militarmente contra Rusia a gran escala han debilitado el poder político y la capacidad de determinación de Putin.

La Administración Obama, sentencia finalmente Cunningham, no tiene más remedio que tirar la toalla y sólo podemos esperar que en las próximas semanas Rusia y su aliado sirio impulsen las operaciones militares para llevar esta guerra a su fin.

TRADUCCIÓN FINIAN CUNNINGHAM: URANIAENBERLIN

EEUU dispuesto a comenzar una guerra abierta contra Rusia en Siria

duford-carter-crop-640x379

DOS ESPECÍMENES DE LA LOCURA IMPERIALISTA INTERNACIONAL: ASHTON CARTER, SECRETARIO DE DEFENSA DE EEUU, IZQUIERDA Y JOSEPH DUNFORD, GENERAL DEL PENTÁGONO, DERECHA


JOSEPH DUNFORD, EL HALCÓN PSICÓPATA DE LA ADMINISTRACIÓN OBAMA: “HAY QUE IR A LA GUERRA CONTRA RUSIA”

La última “genialidad” guerrera de los gestores psicópatas que manejan el terrorismo internacional, es decir, los EEUU, a través de uno de sus generales (respaldado, por cierto, por su Secretario de Defensa, Ashton Carter) es crear un espacio de exclusión aérea en Siria que posibilite la inoperatividad total de las fuerzas aéreas rusas y sirias y que, de este modo, el avance de los criminales terroristas resulte un camino de “rosas” hacia Damasco. Joseph Dunford, que así se llama el militar proponente de tal demencial iniciativa, general en activo, ha escenificado, junto al Pentágono, la opereta burlona de culpabilizar a Rusia por el supuesto ataque de la aviación rusa a un convoy que, presuntamente, llevaba “ayuda humanitaria”, aunque lo que más se acerca a la realidad es que ese “convoy” era uno de los habituales escudos defensivos que son utilizados por los terroristas para transportar armamento. Un señuelo oportunamente colocado por EEUU para servir de demonización anti-rusa y seguir aumentando las hostilidades hacia el Kremlin.

Veterans Today se hace eco de las declaraciones del guerrero psicópata Dunford quien, pobrecito él, tan compasivo y humanitario para supuestos bombardeos ajenos y de una frialdad criminal para los propios, dijo, respecto del ataque al convoy en Siria, que “No tengo pruebas, pero bien pudieron ser los rusos o el régimen sirio. En mi mente no hay duda de que los rusos son responsables”, ya sea directamente o gracias al respaldo del gobierno de Damasco, dijo Dunford, describiendo el ataque como “una atrocidad inaceptable”. Fíjense…”atrocidad inaceptable” es, en boca de un militar con vocación de asesino patológico que busca reducir Siria a cenizas, el fuego ruso destinado a los terroristas, mientras que la matanza de soldados sirios por aviones de EEUU-OTAN del otro día fue un “error”…estadístico, perdonable, por supuesto.

Ashton Carter, el jefe del Pentágono, otro delincuente internacional que debería estar en búsqueda y captura, dijo que los aviones estadounidenses llevan a cabo sus ataques “con una precisión excepcional que ningún otro país puede igualar.”. Precisión que pudieron comprobar los ciudadanos de la ex Yugoslavia en la década de 1990 cuando aviones de EEUU lanzaron deliberadamente bombas anti-persona sobre civiles, además de productos químicos, napalm, gases tóxicos y bombas con uranio empobrecido. Sin olvidarnos de los miles de asesinatos cometidos por la Fuerza aérea estadounidense en Libia, Afganistán, Irak o más lejano en el tiempo, Vietnam. Las marcas del horror de EEUU son infinitas.

En definitiva, la propuesta de Dunford y el resto de homicidas a sueldo de la Casa Blanca consiste (cito textual del primero) en que Para controlar la totalidad del espacio aéreo en Siria es necesario ir a la guerra contra Siria y Rusia” ya que  Rusia no va a ceder a las pretensiones de los imperialistas de considerar una zona de “exclusión aérea” que sería algo así como poner en bandeja de plata la cabeza de Asad a los terroristas. Es inocultable que para EEUU el objetivo principal es liquidar a Asad y luego deshacerse de sus terroristas o utilizarlos en otros frentes, como el ruso o el asiático. Con la oposición firme de Putin de estrangular el activo terrorista que los norteamericanos y sus asociados poseen en Siria los mandarines del complejo militar industrial se han puesto especialmente nerviosos, por lo que están buscando abrir en canal el conflicto sirio e intensificar las provocaciones y, en último término, las agresiones militares contra Rusia que conlleven, de alguna manera, la internacionalización del conflicto.

PAUL CRAIG ROBERTS: “EL TERRORISMO ES LA HERRAMIENTA DE WASHINGTON PARA DOMINAR EL MUNDO”

indice

PAUL CRAIG ROBERTS, EX SUBSECRETARIO DEL TESORO CON LA ADMINISTRACIÓN REAGAN Y EX EDITOR DEL ULTRACONSERVADOR WALL STREET JOURNAL. HOY FEROZ CRÍTICO CON EL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE

Se pregunta Paul Craig Roberts en su último editorial en Strategic Culture Foundation si Rusia será capaz de capitular en Siria, señalando que el esfuerzo sincero y diligente del gobierno ruso para evitar el caos en Siria, así como el flujo masivo de refugiados adicionales hacia Europa, a la vez que evitar el conflicto directo con Washington y sus vasallos, ha finalizado con el ataque deliberado de Washington a una posición del ejército sirio, destruyendo de este modo el acuerdo de alto el fuego del cual Rusia sacrificó mucho por lograr que se llevara a cabo.

No es ninguna sorpresa que EEUU había formalizado, mediante su trilero profesional, John Kerry, una tregua trampa con Rusia y Siria para hacer perder el tiempo al presidente Putin, debilitar al Ejército Árabe Sirio y ganar terreno sus aliados terroristas del Estado Islámico. Como tampoco es inédito que EEUU había planificado la acción criminal contra el ejército de Asad calculadamente, acorde como lo que es el país de las barras y estrellas: un probado mentiroso patológico a lo largo de toda su historia, dueño de artimañas y subterfugios a cada cual más criminal y perverso.

Craig Roberts ve el panorama sirio entre negro y siniestro: Si el gobierno ruso finalmente ha llegado a la conclusión de que Washington está decidido a destruir la estabilidad política en Siria y sustituirlo por el caos, le ha llevado demasiado tiempo. El gobierno ruso ha evitado llegar a estos extremos, pero una vez que la diplomacia se reconoce como inútil, la fuerza ha de enfrentarse a la fuerza. En el contexto actual eso significa el inicio de la guerra termonuclear y el final de la vida en la Tierra. Una visión de Roberts apocalíptica. Pero es que esos son los designios que el Gran Terrorista Americano ha elegido para ir fortificando su IV Reich imperial, contra toda humanidad. La paciencia de Rusia y otros actores que están, todavía, en la retaguardia, como China, puede tener los días contados…o no, quién sabe.

A estas alturas ya pocos dudan de que la “lucha contra el terrorismo” que dice encabezar el imperio y sus subrogados europeos es una completa farsa asesina, solamente sostenida por sus infectos medios de propaganda (las telemarionetas de la CIA) que insisten, una y otra vez, diariamente, en publicitar masivamente los bombardeos del ejército sirio sobre Alepo, contear sus muertos a través de las mentiras de un inexistente y manufacturado por Occidente Observatorio sirio de DDHH o propagar los sentimentales rescates de muñequitos por los Cascos blancos terroristas, al tiempo que oculta desvergonzadamente los crímenes de las tropas islámicas de EEUU, Israel y la OTAN.

Las potencias occidentales llevan años orquestando atentados terroristas de falsa bandera en territorio europeo a través de sus servicios de inteligencia, utilizando a chivos expiatorios, para mediatizar-amedrentar a la población civil y que ésta sea favorable a los planes de guerra de los gángsters del Nuevo orden capitalista. Mientras, en las guerras abiertas de Siria y otros países que estén por venir los perpetradores de Occidente preparan militarmente a sus muyaidines islámicos de la red Gladio B para ejecutar ataques a naciones que todavía permanecen en pie frente a la dictadura de los criminales globalistas. Paul Craig Roberts lo define en sus exactos términos: El terrorismo es la herramienta de Washington para desestabilizar Siria y, a continuación, atacar Irán, para más tarde hacer lo propio con las provincias musulmanas que están dentro o en los aledaños de la Federación de Rusia y China.

La diplomacia en Siria, actualmente, es un callejón sin salida, apunta Roberts. Pero cree que el gobierno ruso probablemente todavía tiene la esperanza de que al menos algunos gobiernos europeos reconozcan su responsabilidad en evitar la guerra y puedan, incluso, salirse (vanamente) de la OTAN, eliminando de esta manera la cobertura política a la agresión de Washington. Pero la realidad del vasallaje se impone por encima de los espejismos ilusorios. Ya lo sentencia el propio Roberts de forma cristalina: las principales figuras políticas europeas se compran y se pagan bien por Washington. Como me dijo un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos, ya en la década de 1970, “los poseemos, nos pertenecen”.

Europa es una colonia de EEUU y los europeos se han acostumbrado a desempeñar su papel como mercenarios contratados por el amo americano. Ningún político o editor de un periódico importante de Europa puede asumir que un acto de rebelión contra el imperio tendría éxito. Prefieren disfrutar de una vida enriquecida con las gratificaciones que les dan los estadounidenses antes que arriesgar por la humanidad, señala, con lógica, Craig Roberts quién, con la perspectiva de haber trabajado dentro del sistema de dominación imperialista, argumenta con autoridad lo que muchos pensamos y refutamos desde hace tiempo:

Es posible que la maldad humana y la incompetencia hayan destruido no sólo el medio ambiente del planeta, sino también los sistemas sociales humanos. La globalización no es un esquema de cooperación. Es el esquema de Washington para la dominación del mundo.

Conozca a los Cascos Blancos sirios, la franquicia ‘humanitaria’ de los terroristas que apoya Occidente

white-helmet-infographic-2-777x437

ORGANIGRAMA DE LOS CASCOS BLANCOS “HUMANITARIOS” DE SIRIA. DESDE LA CIA PASANDO POR CONTRATISTAS MERCENARIOS, EL MOSSAD ISRAELÍ Y LAS DONACIONES DE LA USAID (PANTALLA DE LA CIA) HASTA EL GOBIERNO DE LONDRES…CONFORMAN LA RED “HUMANITARIA” O TERRORISMO “B” CONTRA SIRIA, RUSIA Y EL MUNDO

UNA APROXIMACIÓN AL FRAUDE DE LAS ONG’S, EL SICARIATO DEL NUEVO ORDEN GLOBALISTA

La periodista Vanessa Beeley analizó exhaustivamente hace aproximadamente un año en el site canadiense Globalresearch, el mal llamado frente humanitario de la mal llamada guerra de Siria que hasta entonces había pasado desapercibido en el conflicto del país árabe. Galvanizada la guerra del terrorismo globalista contra la Humanidad en Siria había que implementar otro tipo de industria de la muerte, esta vez con amigable cara humanitaria. El título del artículo de Beeley es bien expresivo Cascos Blancos de Siria: Cómo hacer una “guerra blanda” mediante el engaño. La industria de propaganda sin “ánimo de lucro”. Y viene como anillo al dedo, después de la opereta mundial montada en torno al niño Omran en el interior de una novísima ambulancia, estrenada para la ocasión, bajo la dirección coreográfica del Alepo Media Center, organización mediática de fachada pro-sionista creada ex profeso para contear, al unísono con el Observatorio Sirio de Desechos Humanos, el número de muertos bajo las bombas-barril de Asad y el malévolo ex espía de la KGB, Vladimir Putin.

Dice Beeley, citando a Cory Morningstar, escritora y periodista independiente, que En el siglo 21 las ONG se están convirtiendo, cada vez más, en una herramienta clave al servicio de la dominación imperialista y la explotación global. La sociedad global ha sido, y continúa siendo, manipulada para creer que las ONG son representativas de la “sociedad civil” (un concepto que fue promovido por las corporaciones). Esta confianza injustificada en las ONG ha permitido que el “complejo industrial humanitario” haya ascendido a lo más alto: son los nuevos misioneros de dios -el dios del imperio-.

El papel de las ONG en el desarrollo de conflictos “sensibles” es, pues, crucial para garantizar la “legitimidad” de una intervención del complejo militar-industrial de Occidente. Nuevamente Beeley anota oportunamente otra acertada reseña, esta vez a cargo de la profesora Sarah Blodgett Bormeo, quien describe el proceso de “democratización” que se lleva a cabo en las naciones que son objetivo de los imperialistas. A saber: Sin querer o adrede, Bormeo describe perfectamente el papel que desempeñan las ONG en este contexto. Bormeo incluso va tan lejos como para señalar la falta de imparcialidad como moneda de curso común entre las ONG grandes y pequeñas, la mayoría de ellas recibiendo sus fondos directamente de los gobiernos y de las principales corporaciones occidentales, todos los cuales tienen un interés personal en el resultado de las actividades de esas ONG y su “intervención” en un país determinado. Bormeo hace hincapié en la importancia, dentro de este escenario de las ONG, de “escoger los vencedores”, en contraposición al respeto y voluntad de los pueblos que deberían decidir su destino como naciones soberanas.

De este modo, las ONG’s, consuman su papel de portavocías de los gobiernos occidentales intervencionistas a pesar de que, en apariencia, puedan gozar de un estatus de respetabilidad (como, por ejemplo, Cruz Roja, Reporteros sin Fronteras o Médicos Sin Fronteras) pero que, en realidad, son unos arietes más de la política exterior de EEUU y la OTAN. Como afirma con solvencia Beeley, las ONG’s dependen del apoyo de sus donantes, por tanto, dejan de ser las organizaciones “humanitarias” neutrales e imparciales como, públicamente, pretenden ser y en su lugar se convierten en herramientas reales encubiertas para la intervención extranjera que promueva un cambio de régimen. De forma predeterminada esas ONG’s se incorporan en el modus vivendi occidental de “hacer la guerra mediante el engaño” y su propósito no es otro que alterar la percepción de la opinión pública sobre un conflicto a través de una multitud de medios y otros canales de “marketing”.

CASCOS BLANCOS: SIGUIENDO LA PISTA DEL DINERO

Entonces…¿los Cascos Blancos de Siria o la llamada “defensa civil siria” es una ONG farsa que sigue el mismo guión embusteril que el resto de ONG’s? No me cabe la menor duda y a Beeley tampoco: Los Cascos Blancos se fundaron en marzo de 2013, en Estambul, Turquía, y están dirigidos por James Le Mesurier, un británico especialista en temas de “seguridad” y ex oficial de la inteligencia militar de su país con una notable trayectoria participando en algunos de los escenarios en los que ha intervenido la OTAN, incluyendo Bosnia y Kosovo, así como Irak, Líbano y Palestina. Le Mesurier es un “producto” de la Real Academia Militar británica de élite de Sandhurst, y también ha participado en puestos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea, y en el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Así, pues, tenemos nada menos que un personaje vinculado al aparato de inteligencia occidental dirigiendo los destinos de los terroristas vestidos con Cascos Blancos. Y ahora hay que ir a por la pasta gansa. Porque estos abnegados voluntaristas sirios que hacen propaganda contra Asad y Rusia no aparecieron espontáneamente, ni por amor al arte de ayudar al prójimo. Los orígenes del capital inicial de 300.000 dólares atribuibles a los Cascos Blancos están en una nebulosa; dice Beeley, para, a continuación, señalar que Los informes son contradictorios pero, no obstante, la información posterior nos lleva a la conclusión de que Reino Unido, los Estados Unidos y la “oposición siria ‘[o Consejo Nacional Sirio, gobierno paralelo financiado por Estados Unidos, Reino Unido y sus aliados] están conectados. El apoyo logístico a los Cascos Blancos ha sido proporcionado por el equipo de respuesta de élite turco de desastres naturales, AKUT.

El dictador turco Erdogan no podía dejar de estar en el ajo humanitarista sirio, al margen de su campaña terrorista en Siria invadiendo (como EEUU) ilegalmente ese territorio árabe. La acción criminal de Turquía está, lamentablemente, siendo tolerada por Rusia y sólo busca perseguir con saña a los kurdos, que no al ISIS como burdamente desinforman los medios controlados. La financiación del terrorismo de corte “humanitario” en Siria es, cómo no, otra maniobra de Ankara. Pero ahora viene lo interesante, según Beeley. Siguiendo el rastro anterior, un monto de 13 millones de dólares fue depositado en las arcas de los Cascos Blancos durante 2013. Los primeros informes sugieren que estas “donaciones” vinieron de los EE.UU, Reino Unido y el Consejo Nacional SIrio con conexiones, también, con la Organización de George Soros en los EE.UU. Otro donante, un clásico del involucionismo, sería, según investigaciones realizadas con posterioridad, la USAID (es decir la pantalla “humanitaria” de la CIA para el “desarrollo internacional”) una importante accionista de la organización Cascos Blancos. Precisamente, un informe de la USAID, de julio de 2015, especifica claramente que han suministrado más de 16 millones de dólares en asistencia a los Cascos Blancos.

Vanessa Beeley es clara y diáfana en este punto a la hora de hablar de la agencia paralela de la CIA, la USAID: El historial de la USAID como organismo dependiente del gobierno de EEUU, es decir de la CIA, utilizada como agente facilitador para un “cambio de régimen” en otros países, está ampliamente documentado. De América del Sur a Ucrania y Oriente Medio, la USAID juega un papel malévolo y destructivo en el desmantelamiento de las naciones soberanas y su reducción a estados vasallos al servicio de la hegemonía occidental, como siempre, todo en nombre de la libertad y la democracia.

Beeley señala que Le Mesurier, el artífice mercenario-espía de la creación de los Cascos Blancos sirios, ha sido retratado como un héroe inconformista en favor del humanitarismo, que milagrosamente estuvo en el lugar correcto (Estambul) y en el momento adecuado, justo cuando surgió la necesidad de crear un equipo de Defensa Civil en Siria, tal vez por casualidad, sólo unos meses antes de que ocurriera el ya famoso y universalmente (a excepción de algunos propagandistas acérrimos) desacreditado ataque con armas químicas en la ciudad de Ghouta, en agosto de 2013, un evento que se ha demostrado, sin lugar a dudas, que fue un ataque de falsa bandera.

Pero Le Mesurier ni estuvo en Estambul anecdóticamente, ni de turista accidental. Más al contrario, todo estaba preparado para ser el gestor de una supuesta organización “humanitaria” que recoge víctimas de la crueldad de las tropas sirio-rusas. El periplo internacional de Le Mesurier como agente imperialista lo relata detalladamente Beeley: Se nos dice que Le Mesurier dejó el ejército británico en 2000 y fue a la ONU como jefe adjunto de la Unidad de Asesoría sobre “Seguridad y Justicia”. Asímismo desempeñó el cargo de Representante Especial de Seguridad de la Secretaría General de la ONU en Kosovo. Su carrera le llevó a Jerusalén, donde trabajó en la aplicación del Acuerdo de Ramallah para, a continuación, ir a Bagdad como asesor especial del ministro iraquí del Interior. Además, en 2005, fue nombrado vicepresidente de Proyectos Especiales de la firma privada de mercenarios Olive Group y en enero de 2008 fue nombrado director de Good Harbour International (empresa de seguridad y servicios estratégicos), ambas con sede en Dubai.

CASCOS BLANCOS DE SIRIA, ONG DE “PODER BLANDO” Y PROPAGANDA DE GUERRA. LOS “REBELDES” (TERRORISTAS) MODERADOS: UN MITO AL DESCUBIERTO

aleppo-white-helmet

Falsificadores humanitarios: Foto original de un supuesto ataque de la Fuerza aérea siria publicada el 14 de abril de 2013, antes de ser reciclada por los Cascos Blancos de Siria el 20 ago de 2015.

Vanessa Beeley, en esta segunda parte de su artículo sobre los Cascos Blancos sirios, califica de arma letal de poder blando a la ONG-trampa Cascos Blancos de Siria. Y no le faltan fundamentadas razones por lo anteriormente expuesto y lo que sigue a continuación. Una cita de la activista norteamericana anti-imperialista, Stephanie McMillan, es suficientemente ilustrativa para evidenciar, de nuevo, el papel destructivo que desempeñan las ONG’s hoy día en el mundo: Junto con las invasiones militares y los misioneros, las ONG’s ayudan a abrir una grieta, como nueces maduras, en los países donde están presentes, allanando el camino para la intensificación de la explotación y extracción de recursos naturales”. De este modo, señala Beeley El complejo de ONG’s “de poder blando” son ahora una de las fuerzas globales más destructivas que existen. Se emplean como una interfaz entre la población civil de un país a “invadir” y un gobierno extranjero dispuesto a implementar estructuras económicas o militares colonialistas para aprovecharse de los recursos de cualquier nación, así como promover el menoscabo de su influencia geopolítica. El proceso de democratización, o la ruta hacia un “cambio de régimen”, se ve facilitada por estos empleados del gobierno o “proxies corporativos” encubiertos que, una vez incorporados en una sociedad, se dedicarán a la producción de propaganda que justifique la intervención, ya sea económica, política o militar.

Gran parte de la propaganda sobre Siria y el “conflicto” allí generado es, de hecho, una mitología trazada por agentes de Occidente, creada y diseminada por el complejo de ONGs que trabaja diligentemente sobre el terreno en Siria y, de forma remota, en los laberintos del poder. De esta forma se asegura que un flujo constante de información errónea es continua, sin interrupción, diseñada a medida para alterar la opinión pública sobre la situación en Siria, subraya Beeley. Más o menos lo que ocurrió en Libia, donde una turba de agentes propagandísticos (incluidas las criminales ONGs) deformaron la realidad de la nación árabe hasta el límite de lo falseable que, como todos sabemos, luego dio paso a la agresión militar terrorista contra el país de Gadafi por parte de EEUU y sus aliados imperialistas europeos. Apunta Beeley que Libia, después del golpe de Estado de la OTAN, se está hundiendo más y más en la anarquía, donde los señores de la guerra ocupan el vacío de terror creado por la engañosa intervención de la Alianza Atlántica en 2011.

La financiación de la ONG de los terroristas en Siria, los Cascos Blancos, no es un tema baladí puesto que incluso recibe fondos del propio Ministerio de Asuntos Exteriores británico (como, por otra parte, los recibe el llamado Observatorio Sirio de Desechos Humanos). Siguiendo a Richard Spencer, del Telegraph (medio no adscrito precisamente a la contrainformación): “El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido es actualmente la mayor fuente de financiación de los Cascos Blancos. Es una ironía que si Gran Bretaña es un “aliado” efectivo de Asad y realiza incursiones aéreas contra el Estado Islámico en Siria, se bombardee a los terroristas y luego tengamos que pagar a los Cascos Blancos por rescatar cuerpos sepultados entre los escombros por culpa de nuestras bombas. No resulta sólamente irónico, sino grotesco, pero así se marcan los indecentes límites de la geopolítica mundial en los Estados anglosionistas.

Es importante resaltar que todo lo que rodea a la mitología del Casco Blanco es generada por un aparato de medios de comunicación y de marketing muy sofisticado y deslumbrante, supervisado y conducido, entre otras, por una de las compañías de relaciones públicas de George Soros, llamada Purpose. La recreación del fraudulento mito de los “cascos blancos” sirios goza cada vez más de un muy publicitado “prestigio” que ha sido construido, según Beeley, sobre la base de que los Cascos Blancos son descritos de manera repetitiva como “gente corriente”, en concreto, “panaderos, sastres, ingenieros, farmacéuticos, pintores, carpinteros o estudiantes” y se representan sin descanso como héroes, trabajadores de “milagros”, santos y súper-humanos de una escala comparable a la cima del “Everest”, con la imparcialidad y la neutralidad que se les supone en la zona de conflicto. “Sin armas y sin prejuicios” es su lema, ya que dicen que se sacrifican por el “pueblo sirio”. La realidad es otra muy diferente: los Cascos Blancos de Siria cooperan con los terroristas de Al-Nusra, demonizan siempre al gobierno de Assad, atienden en exclusiva a las presuntas víctimas del Ejército sirio y de Rusia y animan a la intervención extranjera

LOS VÍNCULOS DE LOS CASCOS BLANCOS CON EL GRUPO TERRORISTA AL-NUSRA. MUAWIYA HASSAN AGHA: CASCO BLANCO DE DÍA, TERRORISTA DE NOCHE

Hay toda una biblioteca de imágenes de propaganda sobre los Cascos Blancos que han demostrado estar amañadas, ser falsas o, en el mejor de los casos, inexactas, afirma Beeley, pero quizás la más impactante y más ampliamente publicitada, continua la investigadora, fue el material de archivo de lo que parece ser su participación en una ejecución de Al Nusra de un civil en Hreitan, al norte de Alepo. Esta es quizás una de las acusaciones más concluyente de la connivencia de los Cascos Blancos con el grupo terrorista.

El video de los hechos fue suprimido con celeridad por Youtube, el cual mostraba a un grupo de asesinos yihadistas de Occidente ejecutando a una persona e inmediatamente aparecían los Cascos Blancos para recoger el cadáver. Lo cierto, es que esos trabajadores “humanitarios”, tan imparciales ellos, no hicieron nada para impedir esta ejecución. Más bien todo lo contrario, parecían colaboradores de los terroristas.

ex-collage

ASESINATO DE AL-NUSRA Y NOTIFICACIÓN A LOS CASCOS BLANCOS PARA LA RECOGIDA DEL CADÁVER

Beeley aporta otro dato significativo de los terroristas con casco blanco, citando el New York Times: “Los Cascos Blancos no están remunerados y no tienen armas. Arriesgan sus vidas para salvar a otros”. A través de los hechos se demuestra esta falsedad:

1-White-Helmets-Syria-Armed-al-Nusra

CASCOS BLANCOS ARMADOS COMO ALLAH Y OBAMA MANDAN

En el video que sigue, se ve con más claridad:

Beeley nos recuerda que hay Cascos Blancos con nombre y apellidos que llevan a cabo un no tan sorprendente doble “modus operandi”. Uno de ellos es el terrorista-casco blanco Muawiya Hassan Agha. Parece que Agha, dice Beeley, juega un doble papel en el conflicto de Siria, casco blanco durante el día, y terrorista armado de Al Nusra por la noche. Se le puede ver en su propia página de Twitter posando a bordo de un tanque de Al Nusra, pistola en mano. Este es un caso muy claro en que la línea de demarcación entre un mercenario terrorista armado y un desarmado humanitarista siendo algo más que borrosa.

collage-musawiya

Arriba a la izquierda: Musawiya Agha Hassan en modo casco blanco. Arriba a la derecha: como terrorista mercenario de Al Nusra a bordo de un tanque en Idlib [tomado de su página de perfil de Twitter]. Abajo a la izquierda: de celebración con los terroristas de Al Nusra. Abajo a la derecha: Captura de pantalla de un supuesto ataque aéreo de Rusia sobre un hospital en Sarmine, Idlib.

screenshot-429

El perfil del terrorista-casco blanco en Twitter

screenshot-448

La página de Facebook de Muawiya Hassan Agha de 24/10/2015 muestra la celebración por la muerte de un soldado del Ejército Árabe Sirio

Un último ejemplo de la propaganda favorable, teñida de manipulación, hacia los Cascos Blancos que refiere Beeley: “Los Cascos Blancos afirmaron haber rescatado a un soldado del Ejército Árabe Sirio. En realidad, fue capturado por los terroristas de Al Nusra 10 días antes. En la versión de Al Nusra, este soldado se describe como un “cerdo chiíta” y fue probablemente ejecutado sumariamente como apóstata, según la doctrina wahabí. Es difícil de imaginar que los Cascos Blancos lo rescataran a menos que, por supuesto, desenterraran su cuerpo con fines publicitarios “.

Y de Falsimedia…qué se puede decir a estas alturas…otra cosa que no sea una desvergüenza tras otra, glosando olímpicamente a estos héroes-criminales de hojalata con casco blanco tal y como quieren los agresores terroristas que financian a esta sucursal de Al-Nusra-AlQaeda-ISIS. Se puede leer en ELPAISIS lo siguiente Los ‘cascos blancos’ que salvan vidas entre los escombros en Siria. Y, a continuación, alucinen con este campeón del “agit-prop” español: Héroes consagrados por aclamo popular, son la única defensa de la que disponen los civiles contra el arma más devastadora de la guerra: las bombas. Desde su creación en marzo de 2013, alegan neutralidad política y claman haber salvado 56.000 vidas de los bombardeos de la aviación siria y más recientemente de la rusa. Espera…según la activista Vanessa Beeley a los cascos blancos no les conoce la mayor parte de la población siria y, a pesar de que alegan neutralidad política, sólo salvan vidas de los que son bombardeados por Al Asad y Putin. De los civiles muertos por los terroristas o la Coalición internacional de las multinacionales…la amnesia es total, casi tanta como la de otra ONG de Washington, Amnistía Internacional.

Pero no sólo eso, sino que los terroristas de casco blanco se erigen también en “informadores” fabricando las más burdas mentiras, al estilo de su colega de fechorías mediáticas, el OSDH de Londres. Baste un ejemplo. Es conocido que los Cascos Blancos sólo operan como equipos de rescate en las zonas controladas por los terroristas que dirige Occidente, mal llamados “rebeldes”. Hace un mes la rama “humanitaria” de Al-Nusra-EI-AlQaeda denunció un ataque con gases tóxicos perpetrado, falsamente, por un helicóptero de Rusia cerca del lugar donde otro aparato del ejército de ese país que transportaba ayuda humanitaria fue derribado (muriendo sus cinco ocupantes). Por supuesto, huelga decir que los Cascos Blancos no fueron a recoger los cadáveres de la tripulación rusa, sino que sus compañeros terroristas patearon y arrastaron los cuerpos de los soldados rusos a placer.

Los medios progres no podían faltar a la cita de las flores y elogios ditirámbicos hacia los “white helmets”. En Rebelion, otro viejo conocido que ha hecho de las suyas con las “roboluciones” árabes y la lucha terrorista de los “rebeldes” sirios, son firmes partidarios de la “insurgencia” yihadista y su brazo “humanitario” Cascos Blancos. En este sentido, el site trotskista ha hecho publicidad gratuita para los humanitarios de Al Nusra. Así, se puede leer, con carga “emotiva” incluida, en una de sus noticias: Llamamiento urgente de los Cascos Blancos (Defensa Civil Siria). Esta noche, en el momento en que os disponéis a acostaros, los helicópteros del régimen sirio han lanzado más de 40 bombas de barril, enterrando a familias enteras entre los escombros de sus hogares. Atrapados en la oscuridad, la gente sólo tiene una esperanza: que los Cascos Blancos les encuentren y les saquen de allí. Las bombas de barril son las que lleva en su cabeza el mentor político de Progremos, Santiago Alba Rico, filósofo-califa de Al-Nusra y la OTAN.

Sería eterno citar la infinidad de medios corporativos favorables al candoroso y abnegado esfuerzo de la ONG terrorista de Occidente en Siria. El problema es que, como decía un lector de ELMUNDO, un medio acólito total de Washington y el sionismo, de este fairy tale (cuento de hadas) podría deducirse que la guerra de Siria consiste en el exterminio de la población civil por el malvado Assad con el apoyo de esos rusos monstruosos. En el lado de los buenos están estos muchachos de casco blanco apoyados por los campeones de siempre: ingleses, daneses, etc… O sea, la OTAN. Una vez más, Occidente contra el mal… A Marvel le encantan estos guiones. Le ha quedado un relato de lo más cotizable en Hollywood. No sé a qué espera.

Quizás espere a que el frente terrorista-humanitario de Siria sea, muy probablemente, recompensado este año con ese devaluado y político premio denominado Nobel de la Paz. Si se lo dieron al “pacificador” Obama, artífice junto a la enferma mental Hillary Clinton del Holocausto sirio…..por qué no iban a dárselo a uno de sus más publicitados mercenarios “humanitaristas”.

TRADUCCIÓN VANESSA BEELEY: URANIAENBERLIN