Categoría: SIRIA

El fuego purificador ruso sobre el veneno terrorista que opera en Siria

Sin título

FINIAN CUNNINGHAM DESTROZA A LOS CRIMINALES ANGLOSIONISTAS Y SUS CÓMPLICES MEDIÁTICOS

El periodista irlandés Finian Cunningham es una de las plumas más interesantes, incisivas y rotundas, junto al norteamericano Wayne Madsen, que han analizado con extraordinaria clarividencia la actual situación siria y, en general, la desquiciada y criminal campaña geopolítica que están llevando a cabo los canallas del Nuevo Orden global en diversas partes del mundo. En su último artículo publicado en la revista digital de política internacional, Strategic Culture Foundation, titulado Russia Lances The Poison in Syria, Cunningham lo corrobora, una vez más, con atesorado brillo, exactitud analítica y no menos clase “irlandesa”. Empieza Cunningham diciendo que Menos de cinco meses después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenara la intervención militar en Siria, la guerra, que duraba ya cinco años, se ha transformado por completo. La paz está lejos de ser una realidad como se ha constatado en la tentativa de tregua de esta semana. El conflicto puede incluso intensificarse. Pero lo que, sin duda, ha logrado la intervención de Rusia es exponer a la luz pública el estrangulamiento de las fuerzas venenosas que luchaban por un cambio de régimen en Siria y que habían llevado al país a una situación límite.

Los ataques aéreos rusos, dice Cunningham, como una operación quirúrgica, han reventado la nociva inflamación purulenta que estaba operando en Siria. Todo tipo de venenos están supurando y siendo expuestos ante el mundo, sobre todo los roles jugados por las nefastas potencias occidentales, sus aliados en la región y las mentiras tóxicas que han ido propagando los medios de comunicación occidentales para encubrir crímenes contra la paz. Si no fuera por la gravedad del sufrimiento humano en Siria, la situación podría ser vista casi como cómica, debido a los arabescos occidentales para ocultar la realidad. Los gobiernos occidentales y sus medios serviles han estado fracasando una y otra vez con sus siempre cambiantes historias y oportunos giros propagandísticos, acusando al operativo militar ruso de todo tipo de crímenes: desde matar a civiles a bombardear hospitales, lo que agravaría, según ellos, la crisis de refugiados, así como señalar como objetivo a los «rebeldes moderados» o «apuntalar a un dictador”.

La decidida apuesta rusa por terminar con una amenaza que no sólo lo es para la región sino una potencial fuente de terror exportable a territorio ruso, ha hecho que pierdan los nervios en la OTAN, Washington y Tel-Aviv, viendo cómo sus forajidos de la yihad están recibiendo lo que no hizo (porque no podía ir en contra de sus aliados terroristas) la “coalición” occidental en un año. Es decir, EEUU y sus aliados no hicieron otra cosa que propiciar el avance de su frente terrorista en Siria, mientras al mundo se le vendía la farsa de una “guerra contra el terror” que no se creían ni ellos mismos. Exactamente el mismo guión de Afganistán o Irak. Así que los criminales andan especialmente azorados y todo les vale con tal de demonizar, nuevamente, al oso ruso. Cunningham, señalando a los medios controlados y sus continuas falsedades, afirma que Esta semana, los medios de comunicación occidentales se apresuraron a implicar a Rusia y al ejército sirio aliado de Moscú en los ataques ocurridos contra hospitales y escuelas en Azaz y Maarat al-Numan, cerca de la frontera con Turquía. Unas 11 personas murieron en las instalaciones del hospital de esta última localidad, que cuenta con el apoyo del grupo médico francés Médicos sin Fronteras (MSF), una franquicia “humanitaria” de la CIA utilizada como fachada por EEUU y sus sicarios eurosionistas, que es conocida por manipular y sesgar datos “humanitarios” en diversos conflictos en los que intervienen las potencias imperialistas.

Cunningham señala bien claro y diáfano que No se presentaron pruebas para apoyar todas estas afirmaciones altisonantes en los medios de comunicación occidentales para acusar a Rusia (muchas de ellas inducidas por otra plataforma de manipulación terrorista creada por Washington: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos). Rusia negó cualquier implicación, mientras que el gobierno sirio dijo que las fuerzas lideradas por Estados Unidos llevaron a cabo los ataques. Mientras tanto, toda la semana militares turcos han estado lanzando cientos de salvas de artillería en la frontera en el área alrededor de Azaz, donde se vieron afectados los hospitales. Pero los medios de comunicación occidentales no cuestionan a Turquía sobre la violación de la soberanía siria o la posibilidad de que estos “ataques errantes” puedan haber sido ejecutados por las fuerzas turcas, tal vez incluso a modo de falsa bandera para incriminar a Rusia. El régimen homicida-terrorista turco es, a este respecto, candidato número uno para estar implicado en estos crímenes, algo que MSF (y los medios hegemónicos) intenta escamotear por todos los medios, lo que demuestra su complicidad con los criminales a los que cuida y protege.

En el rizo del rizo conspiranoico americano-sionista, el delirio ya entra en su fase crítica cuando Cunningham se refiere a las absurdas y paranoicas campañas (muy calculadas) de desprestigio que proceden del imperio en contra del Kremlin. A este respecto, dice el irlandés que Otra hazaña de la narrativa-contorsionista imperial fue orquestada por el enviado de Estados Unidos a Siria, Brett McGurk, quien dijo a los legisladores del Congreso la semana pasada que Rusia estaba «ayudando directamente a los terroristas del Estado Islámico» (SIC) gracias a su intervención militar en Siria. Otro cuento deformado fue el del medio propietario del gobierno de los Estados Unidos, La Voz de América, que afirmó que los ataques aéreos de Rusia estaban empujando a los rebeldes moderados a unirse a las filas de las milicias extremistas. En fin, una cosa espeluznante que muestra que el chiringuito asesino de EEUU y sus socios europeos y sionistas se está yendo al garete en Siria. En la guerra fría contra la URSS también tuvimos la oportunidad de ver (y leer) cosas parecidas, además de comprobar que el terrorismo organizado por la CIA en Europa Occidental (a través de la red Gladio, el narcotráfico y la masonería) tenía los mismos objetivos estratégicos que ahora.

dictator

EL DICTADOR CRIMINAL TURCO, ERDOGAN, PIEZA MAESTRA DE LA OTAN PARA DAR OXÍGENO Y ARMAS AL TERRORISMO ISLÁMICO

El doble rasero, la desvergüenza y la hipocresía criminal de Occidente es palpable en el caso turco, la marioneta de la OTAN utilizada para galvanizar el conflicto sirio y ejercer el papel de agente provocador terrorista. Así lo refiere nuestro articulista El Estado turco de Recep Tayyip Erdogan se ha dedicado a bombardear territorio sirio en lo que cualquier persona justamente describiría como un acto de agresión hacia un país soberano. Ankara afirma que está atacando a los “terroristas” de la milicia kurda en Siria, el YPG. Pero no resulta ajeno el hecho de que la semana pasada el YPG ha infligido grandes pérdidas a los mercenarios yihadistas que Ankara ha estado apoyando desde que los kurdos se hicieron con la base aérea de Menagh. Turquía, como miembro de la OTAN, ha bombardeado, además de pueblos kurdos situados en la provincia de Alepo donde ha causado bajas civiles, las posiciones del ejército sirio y la base aérea de Rusia en Latakia, donde los kurdos del YPG actúan en coordinación con las fuerzas rusas.

La conclusión inevitable es que la OTAN, dice Cunningham, la alianza militar encabezada por Estados Unidos supuestamente creada para mantener la seguridad mundial, se ha convertido, abiertamente, en un elemento beligerante en la guerra de Siria. Y es que el factor fundamental ha sido la intervención de Rusia que ha cortado los canales de comunicación que unen a Arabia Saudita-CIA-OTAN-Turquía con las brigadas terroristas que operan para un cambio de régimen en Siria. El derribo criminal por parte de Turquía de un bombardero ruso en noviembre pasado -con la apologética falaz de siempre por parte de Washington y otros miembros de la OTAN- fue la respuesta inicial, a la desesperada, al éxito de Rusia de frustrar la guerra encubierta orquestada por Occidente.

Así que el imperialismo, visto que Rusia les está ganando holgadamente la partida siria, busca árnica de cualquier manera posible, en particular, a través del pufo de unas “negociaciones” en las que, según Cunningham (y que yo mismo reflejé en la anterior entrada), el Secretario de Estado norteamericano John Kerry quiere desesperadamente «conversaciones de paz» en Ginebra porque conoce que la guerra encubierta ha entrado en una mala racha. Hablar de paz es sólo una tapadera para la discusión política de cambio de régimen. Pero los rusos no quieren saber nada de esto. Moscú va a acabar con los mercenarios respaldados por Occidente y se adhiere al principio de la soberanía de Siria para planificar el futuro político del país. El Departamento de Estado de Estados Unidos está en un aprieto ya que ha apostado por un perdedor, a pesar del impetuoso e irracional Erdogan y los clientes sauditas de EEUU, que no se dan por vencidos en sus fantasías de cambio de régimen. Lo de impetuoso e irracional para definir al dictador criminal turco queda demasiado light.

Siria, continua Cunningham, no está en las garras de una «guerra civil» como han fabricado los medios de comunicación occidentales. Siria está en el punto de mira de las potencias extranjeras y su proyecto criminal es el de destruir un país debido a sus retorcidas ambiciones geopolíticas. Antes de la operación militar de Rusia, Siria era una paciente con grilletes a punto de ser amputada, inyectada con todo tipo de venenos y que estaba siendo violada continuamente, mientras los medios de comunicación occidentales eran los guardianes que proyectaban toda esta obscenidad para que el público se mantuviera desinformado. Pero esta farsa vil ya no se puede ocultar. La OTAN, liderada por Estados Unidos, con sus aliados árabes, y su guerra terrorista encubierta contra Siria están ahí para que todos lo vean. Y, en gran medida, Rusia es la que ha expuesto este crimen despreciable.

La verdad no es garantía de paz. Pero para llegar finalmente a la paz al menos tenemos que aprender de la verdad, sentencia Finian Cunningham

El terrorismo de EEUU, Israel y la OTAN se hunde en Siria: ¿ahora a por Rusia e Irán?

 

PUTIN

 

Los terroristas de EEUU y la Europa de la OTAN están siendo derrotados y borrados del mapa de Siria gracias a una eficaz estrategia de ataques combinados entre la fuerzas aéreas del ejército ruso, el Ejército Árabe Sirio y las milicias pro-iraníes de Hezbollah. La globalización de la guerra emprendida por EEUU y sus cortesanos sionistas, árabes y europeos está fracasando en Siria. Los aliados de las multinacionales que decían combatir a su protegido terrorista, el Estado Islámico (antes AlQaeda, ISIL, ISIS, etc), pero que en realidad estaban favoreciendo su expansión criminal en Siria, están redefiniendo su táctica de guerra neocolonial hegemónica para hacerse, como sea, con el botín sirio. La guerra “contra el terrorismo” encabezada por Occidente es, no hace falta insistir en ello, un completo fraude. Han fracasado incluso en su ridícula y obscena campaña mentirosa de manipulación propagandística acusando a Rusia de bombardear  poblaciones civiles sirias y a esos inexistentes “rebeldes moderados” (es decir, a sus criminales rebanacuellos).

Rusia está haciendo muy bien su trabajo limpiando Siria de los asesinos mercenarios de la CIA y el Mossad, algo que no esperaban los ideólogos de las “primaveras árabes” que han recurrido a todo tipo de tretas y prácticas criminales como pretexto para “combatir” (ayudar) a su franquicia del Estado Islámico: desde derribar un avión ruso de pasajeros en Egipto hasta perpetrar el atentado terrorista de falsa bandera de París, en noviembre del año pasado. No hay más solución para Siria que la derrota total de todos los terroristas (incluidos sus patrocinadores) y el restablecimiento de la paz bajo el mandato de Bashar Al Asad, el presidente legítimo del país. Por otra parte, la farsa de las “negociaciones de paz” que se están celebrando sobre Siria no son nada más que un ardid de EEUU para ganar tiempo y hacerlo perder a su enemigo ruso con falsos acuerdos para que la “oposición” terrorista tutelada por Washington gane protagonismo sobre una mesa política, ya que lo está perdiendo sobre el terreno militar sirio.

Derrotados en la práctica sus matarifes en Siria, el complejo criminal formado por los estadounidenses, el sionismo, los europeos y las monarquías del Golfo parece ser que está proyectando un plan B que se encargarían de poner en marcha dos de sus regímenes aliados más atroces: las dictaduras turca y saudí, que serían los principales ejecutores del trabajo sucio de invadir ilegalmente territorio sirio para hacer lo que no han conseguido sus zarrapastrosos asesinos de Alá Akbar, es decir, derrocar al presidente sirio Al Asad, eso sí, con la falsa excusa de todos conocida de combatir a la “yihad”. Algo que se antoja, cuanto menos, risible puesto que Turquía y Arabia Saudíta son las marionetas siniestras de EEUU y la OTAN, los principales padrinos del terrorismo yihadista en la región, a quien han dado soporte militar y logístico. Así que el sarcasmo es, también, pura perversión.

 

Sin título

AL MUÑEGOTE TERRORISTA DEL USASIONISMO SE LE ESTÁ ACABANDO LA CUERDA EN SIRIA

 

14107800441

NO LES HA VALIDO NI EL TEATRO DE LAS FILMACIONES “REBANANDO” CUELLOS

 

Con este nuevo escenario se produciría un gran salto cualitativo que podría activar una peligrosa dinámica de confrontación militar con Rusia e Irán, mientras el imperio y sus aliados estarían al acecho de lo que sucediera con sus vasallos turco-saudíes, si es que no intervendrían a continuación de ellos. El régimen turco ha estado, en los últimos tiempos, especialmente activo en provocaciones planificando ataques terroristas, tanto en su propio territorio como fuera de él, ya sea lanzando, a través de sus servicios secretos, bombas terroristas contra opositores como derribando cazas rusos en territorio sirio. Incluso existen fundadas sospechas de que la dictadura turca habría liberado el virus de la gripe porcina en zonas controladas por su enemigo histórico: los kurdos, quiénes, para mayor indignación turca, están combatiendo con determinación al Estado Islámico. Los kurdos, bajo la bota del régimen asesino turco, han sido infinitamente más masacrados que lo fueron bajo el antiguo aliado de EEUU, luego defenestrado, Sadam Hussein.

El genocida Erdogan y sus secuaces del gobierno turco han insinuado en varias ocasiones su intención de lanzar operaciones terrestres en Siria, algo que desean fervientemente pero que no harán si no es con la aprobación de su jefe político: EEUU. Turquía tiene además múltiples intereses en la zona como es el hecho de que podría controlar y ejecutar mejor las masacres contra los kurdos (con ayuda colateral-ocasional del Estado español, que contribuye con operaciones policiales-farsa en contra del PKK) y beneficiarse del comercio de petróleo con los hijos terroristas de Occidente, es decir, el Estado Islámico, cuyo contrabando es conocido que se realiza hacia territorio turco con total impunidad y donde allegados del dictador Erdogan están implicados en este homicida negocio. De hecho, en los últimos años las cuentas bancarias de la familia Erdogan y sus compinches políticos se han ido enriqueciendo gracias a ese comercio delictivo de petróleo, al tráfico que el régimen turco viene haciendo con los refugiados que llegan a su territorio y al negocio ilícito de armas con los terroristas.

La monarquía terrorista saudí, que al igual que Turquía está fuertemente monitoreada por EEUU e Israel, también ha afirmado que su objetivo es derrocar al presidente sirio Asad por la fuerza. Y para ello el país de las decapitaciones públicas y los latigazos estaría listo para desplegar unidades de su ejército en Siria lideradas (en la sombra o presencialmente), cómo no, por Estados Unidos. A los saudís podría salirle el experimento muy oneroso si tenemos en cuenta que ya tienen abierto un frente bélico (promovido por EEUU) en Yemen, donde los rebeldes huties les están dejando en ridículo, a pesar de que los carniceros saudis poseen amplia superioridad militar lo que no les impide, en un ejercicio de cobardía y clara limitación táctica, bombardear impunemente a la población civil y señalar como objetivos los hospitales yemeníes, empleando bombas de racimo suministradas por EEUU. Y, para que nada falte en las guerras del terror impulsadas por el imperio, el infecto régimen antidemocrático español les ha estado suministrando armamento a los jeque-asesinos por el jugoso importe de 24,5 millones de euros durante el año pasado. Todo ello ante la habitual pasividad de los dirigentes-rufianes de las “democracias” occidentales que, eso sí, se les cae la bilis y la baba cuando hablan de Rusia, Venezuela, Irán o Corea del Norte.

Dice Peter Korzun en Strategic Culture que El despliegue de tropas terrestres en Siria no sólo es una violación directa de la ley internacional. La acción provocará que la coalición entre Rusia-Siria-Irán esté al borde de la colisión con la liderada por Estados Unidos. Arabia Saudita, Turquía y otros estados que están dispuestos a comenzar un peligroso juego con el apoyo de Estados Unidos. Los Estados Unidos es, por tanto, el país clave. Puede y debe utilizar su influencia para evitar que ocurra lo peor. Se puede encauzar el proceso de confrontación de forma que se evite el deslizamiento hacia un conflicto incontrolable con repercusiones impredecibles.

El problema es que esta declaración de “buenismo” de Korzun hacia EEUU adolece de un enfoque más “radical” y realista contra el imperio. EEUU sólo busca garantizar sus intereses a cualquier precio y utilizará a sus aliados-fantoches árabes a conveniencia. En el tablero sirio Washington quiere revertir, como sea, la actual situación que le es muy desfavorable. Las violaciones al derecho internacional le importan un carajo a los gringos y a la OTAN ya que siempre las han violado utilizando a la siniestra ONU como fachada agresora. Que la línea roja de confrontación con Rusia e Irán se traspase dependerá de lo que los halcones del Pentágono y las agencias de inteligencia occidentales hayan diseñado, visto el retroceso que han experimentado en Siria gracias a la bendita intervención rusa. De lo que no cabe duda es que una incursión armada de Turquía y Arabia Saudita en Siria podría tener consecuencias desastrosas, la más importante, el comienzo de un conflicto armado semiglobal, que afectaría, de una u otra manera, a casi todo el planeta. Pero eso qué le importa a EEUU si ya está acostumbrado a ello.

La OTAN ejecuta una nueva encerrona terrorista contra Rusia

ASESINO copia

A Rusia, que está combatiendo con dedicación, profesionalidad y eficacia al terrorismo “sponsorizado” por Occidente, le quieren echar de Siria por la vía criminal. Los conspiradores terroristas reunidos en el cónclave de la OTAN han decidido acelerar la apretada agenda rusa que tienen entre manos con un incremento de las provocaciones militares en contra de un Kremlin que es ya objetivo directo de Occidente. Washington, Tel-Aviv y Bruselas quieren, por todos los medios sucios posibles, que el oso ruso retorne con las orejas gachas a su madriguera moscovita. Las acciones terroristas de falsa bandera de días anteriores ya eran un aviso a navegantes donde, de forma indirecta (Turquía, Líbano, París) y directa (derribo por parte de la CIA y el Mossad del avión ruso Metrojet, en Egipto), se advertía a Rusia que debía ceder el protagonismo a la OTAN y abandonar toda lucha contra el terrorismo mercenario del anglosionismo. El Oriente Medio es cosa imperial y Rusia debe ser un simple espectador.

La pretensión del imperialismo euro-sionista-americano, ante la decidida respuesta rusa de romper la dinámica genocida de Occidente, es doblegar con violencia a Rusia y desplazarle definitivamente del tablero sirio, fortalecer el terrorismo en la región y luego cercar con púas y terroristas al Kremlin para dar el salto, más adelante, hacia China (donde Occidente ya tiene otra fachada terrorista a mano, los uygures, aparte de la secta de los lamas financiada por la CIA), Corea del Norte (impenetrable, con motivo) e Irán, para así consolidar su hegemonía en prácticamente todo el planeta. De tal modo, que la OTAN ha decidido apuntar hacia el blanco ruso incrementado su campaña de terror en modo Gladio B, en particular, con la última orgía sangrienta de París orquestada por los servicios secretos franceses. La última fechoría anti-rusa de la OTAN ha consistido en derribar un bombardero táctico ruso, el SU-24, por un misíl aire-aire procedente de un caza F-16, supuestamente, del ejército turco. Digo supuestamente porque no va a ser posible confirmar, al menos de momento, si se trataba de un caza turco o si el avión estaba pilotado por un norteamericano, ya que EEUU tiene una base militar permanente en Turquía, concretamente en Incirlik, en la región de Adana, al sur del país, a tiro de piedra de Siria. Por lo que es muy probable que el avión agresor “turco” (o “americano”) tuvo que partir de allí, introducirse ilegalmente (aquí sí) en Siria y abatir al SU-24.

La secuencia de hechos de esta nueva infamia de Occidente es clara, diáfana y no admite discusión alguna. Un avión ruso de combate que estaba en tareas de reconocimiento de las bases terroristas yihadistas de la CIA, cerca de la frontera con Turquía (país conocido por ser uno de los principales soportes del terrorismo de ISIS), fue atacado por un caza de la banda terrorista OTAN proveniente de Turquía con origen, seguramente, en la base estadounidense de Incirlik. La excusa o motivación dada por las autoridades turcas, falsificada, trampeada y completamente amañada, para perpetrar ese ataque, es que el bombardero ruso estaba “dentro del espacio aéreo de Turquía”. No hace falta decir que Turquía no ha presentado una sóla prueba al respecto que no sea el habitual montaje en estos casos, mientras que los medios controlados han servido de transmisores de las mentiras turcas y han dicho y repetido todo lo que la OTAN quería que dijesen. 

mapa

Partamos de un hecho que no resiste un punto de lógica, pero sólo por dar tonalidades creíbles a la farsa turca: si Rusia está combatiendo al terrorismo en Siria y el resto de países de la OTAN (incluida Turquía) también (sic), ¿por qué la OTAN consideró un enemigo letal al avión SU-24 que (vamos a suponer) se adentró (por un “error” del piloto) en el espacio aéreo turco y fue atacado con un misíl, por tanto con el objeto de hacer el mayor daño posible? ¿Por qué el caza de la OTAN no procedió a realizar una advertencia previa (cosa que jamás hizo porque no hubo, lógicamente, tal invasión) al piloto ruso? Esta sería la versión, más o menos, “justificativa” del asunto. Ahora bien, la realidad es muy distinta puesto que lo grave y verdaderamente indiscutible es que el SU-24 estaba fuera del espacio aéreo turco, dentro de Siria, a una escasa milla de la frontera con Turquía. Es absolutamente falso y difícil de creer que los militares rusos se introdujeran en Turquía sin saber el mapa de navegación y sin conocer dónde estaban en ese momento situados. Vamos a suponer, nuevamente, que el avión ruso se introdujo unos segundos en Turquía. ¿Ello justificaría un ataque de guerra como si Rusia fuese un enemigo mortal?. Los radares rusos han confirmado que el avión no violó, de ninguna de las maneras, el espacio aéreo turco. El trayecto del SU-24 estaba perfectamente calibrado por las autoridades militares rusas. Así pues, el bombardero ruso fue atacado en territorio sirio, lo que constituye un crimen de guerra y un acto terrorista. Todo ello en aras de acosar e intimidar a Rusia para que el presidente ruso Putin abandone cualquier pretensión de destruir el tinglado terrorista que tiene montado en Siria el conglomerado anglosionista.

El resultado de la acción criminal turco-estadounidense ha sido el asesinato, mientras descendía en paracaídas, de uno de los dos heroicos militares rusos del SU-24, a manos de una de las tantas facciones terroristas que operan en Siria bajo el mandato de la CIA (¡qué casualidad… estaban allí los asesinos en el momento exacto!…¿les pasó las coordenadas de la posición del SU-24 la OTAN, incluso la hora del derribo?), mientras que el otro piloto pudo ser puesto a salvo por un equipo de rescate ruso-sirio que, en rápida y audaz misión, pudo librarle de las garras asesinas de sus captores a los que, afortunadamente, dieron muerte. Tal vez habría que pensar que el régimen criminal turco (y, por extensión, la OTAN) entregó el “botín” ruso en bandeja de plata a los terroristas sabiendo que los pilotos del SU-24 iban, probablemente, a salir vivos gracias al sistema de eyección del aparato y luego serían capturados y asesinados. Induce muy a la sospecha que ese avión ruso pudo haber sido objeto de un seguimiento previo por parte de los radares de la OTAN situados en Turquía, en los vuelos de reconocimiento que hacía rutinariamente, por lo que marcado el objetivo, tan sólo era cuestión de activar un ataque terrorista en el momento preciso, una vez más, al calor de los recientes “acontecimientos” de París y Egipto.

No sorprende que la siguiente puesta en escena, que estaba prevista después de la opereta terrorista turca, haya sido movilizar a los peones mediáticos y los correspondientes Consejos de Seguridad para afianzar la representación teatral turca y erigirse, Erdogan y sus secuaces, como falsas “víctimas”, cuando lo que han sido, en realidad, es unos brutales asesinos actuando coordinadamente con los terroristas que tienen desplegados en Siria. Incluso algunos se atreven, en tono diplomático, embaucador y falsamente buenrollista a intentar establecer “mejores canales de comunicación entre la OTAN y Rusia que solventen las diferencias de idioma y de formación para asegurar que no se derriben más aviones y no se causen nuevas muertes”, según Thomas Frear, un supuesto “experto” que pertenece a un tal European Leadership Network, que nadie debe saber para que coño sirve ese engendro que no sea otra cosa que un Departamento de relaciones públicas de la banda criminal atlántica. Palabrería hueca para tratar de acallar cualquier voz que pueda denunciar la puesta en práctica de un evidente crimen.

El régimen turco es un caso paradigmático (o no tanto, para qué vamos a engañarnos) en la Europa de la OTAN. Se trata de un régimen dictatorial, con fachada “democrática”, autor de innumerables violaciones de derechos humanos contra la población kurda (en proporción mayor que los que cometía Sadam Hussein en Irak) etnia que ha sido objeto de incontables torturas, secuestros y matanzas (en particular, el PKK, o Partido de los trabajadores del Kurdistán) por parte de la policía, los servicios secretos y el ejército turco. Un país, Turquía, que ostenta el triste récord de ser el que mayores amenazas, persecuciones y asesinatos comete contra periodistas críticos con el régimen. De hecho, Turquía posee el récord mundial (reconocido) de mayor número de periodistas en la cárcel, algo que parece no preocupar a sus colegas de Occidente ya que no son de su “cuerda” y en Turquía hay “democraCIA”…a la turca. Una de las periodistas más carismáticas y amenazadas de muerte, aunque “indirectamente” (lo es por los terroristas que apoya Turquía) es la joven de origen turco pero residente en Siria, Sevra Baklaci, quien ya denunció hace tiempo las relaciones entre los terroristas apadrinados por Occidente y el régimen de Erdogan, señalando que en la frontera turca había (y hay) un “coladero” por el que iba y venía la yihad, las armas y el petróleo del terrorismo “sponsorizado” por Occidente (al igual que sucede con Israel, donde los terroristas “islámicos” heridos en Siria han sido atendidos en hospitales hebreos).

sevra-baklaci

SEVRA BAKLACI, PERIODISTA DE ORIGEN TURCO AMENAZADA POR EL TERRORISMO QUE PATROCINA EL RÉGIMEN DE ERDOGAN

Turquía también ha servido de plataforma logística para los asesinatos cometidos por Israel, en particular, la carnicería que desató el régimen judío contra la flotilla solidaria pro-palestina (que iba rumbo a Gaza desde Turquía) ocurrida en el buque Mavi Mármara, donde hubo una decena de activistas que fueron baleados y asesinados por el ejército terrorista judío (no se crean aquellas lamentaciones posteriores de Turquía, con ocasión de ese crimen masivo de lesa humanidad, puesto que era puro teatro de un régimen aliado de Israel en todos sus puntos). Turquía, cómo no, también es experta en cometer innumerables actos criminales de falsa bandera que han acontecido en su territorio desde los viejos tiempos de Gladio y que han sido llevados a cabo por los servicios secretos de la dictadura turca (en coordinación con la CIA). El último de ellos, el 10 de octubre de este año, ocasionó 85 muertos cuando una serie de bombas fueron colocadas por agentes terroristas de Erdogan, en una clásica operación Gladio B, al paso de una manifestación opositora celebrada en la capital Ankara. Huelga decir que las elecciones turcas, desde que Turquía es miembro de la OTAN, son un amaño tras otro que le dan un barniz de “democracia” europea, pero que esconden a un régimen represor, fascista y dictatorial. El fraude electoral no ha sido objeto de escrutinio alguno por esos tan cacareados “observadores” internacionales que suelen miran con lupa microscópica a Venezuela o Bielorrusia, pero que en Turquía, al parecer, todo es pulcritud supervisada por la CIA.

Los acólitos de la OTAN, tanto los afiliados a la banda o países que aspiran a pertenecer al crimen atlantista, han condenado la falsa “violación” rusa del espacio aéreo turco y, en algunos casos, han aplaudido el crimen, como era el (previsible) caso del régimen del dictador chocolatero ucraniano, que ha salido presto como una rata homicida para felicitar a Erdogan. Dos criminales ya con experiencia en terrorismo aéreo patrocinado por EEUU y la Unión Europea. El monigote español, Margallo, no ha sido una excepción. Ya dejó clara su posición, hace unos meses, dando la cara por el carnicero Poroshenko, en el asunto del derribo del MH17, culpando a Rusia de (sic) instigar el atentado. Ahora, el fantoche español, no iba a hacer otra cosa que bailar la conga con sus aliados para demonizar y culpabilizar de forma trapacera, nuevamente, a Rusia….que es culpable, ahora y siempre (ya lo dijo, recuerden, el filonazi Serrano Súñer). No es una novedad, sobre todo al más alto nivel, que todo aquel que se salga del tiesto otánico y cuestione la parodia terrorista euroamericana desaparece de inmediato de la circulación política o bien es asesinado de un “ataque cardíaco”, como le ocurrió al ex ministro inglés de Exteriores, Robin Cook, poco después de afirmar que AlQaeda era una marca fabricada en la sede de la CIA.

Vladimir Putin ha dicho, al hilo del derribo de su avión SU-24, algo que es incierto,  aunque pueda parecer, a primera vista, una aparente verdad: “la pérdida de hoy (ayer) está relacionada con una puñalada en la espalda, llevada a cabo contra nosotros por los cómplices de los terroristas”. En realidad, la puñalada por la espalda la dan los que se consideran, normalmente, “amigos”, algo que está muy lejos de ser así en el caso de las relaciones Rusia-OTAN y no hay tales cómplices del terrorismo, sino organizadores y autores intelectuales o materiales de los actos terroristas.

¿Será Putin capaz de dar una lección que no olvide el terrorismo internacional del eje anglosionista? Para ello debería contar con “refuerzos” militares por parte de una China que no parece vaya a mover ficha hasta que no le toquen un pelo ¿O por el contrario Rusia replegará posiciones ante la agresividad criminal mostrada por Occidente? ¿Estará la guerra servida si el Kremlin no abandona territorio sirio y responde militarmente a las continuas provocaciones criminales de EEUU y la OTAN?

ACTUALIZACIÓN

El comando ruso-sirio-iraní con el piloto ruso rescatado (indumentaria beige)

CUrjeeLWsAAWiOI

Las piltrafas terroristas de Occidente después del ataque combinado del Ejército ruso y el Ejército Árabe Sirio

CUsKtsBW4AAtp9M

ACTUALIZACIÓN

El General iraní Soleimani coordinó el rescate del piloto ruso superviviente

h

Fuentes rusas revelaron el jueves que el piloto del caza Su-24 derribado por Turquía fue rescatado en una operación dirigida por el ya legendario General iraní, Soleimani.
La tripulación del avión eyectó y un piloto resultó asesinado. El copiloto, capitán Konstantin Murahtin sobrevivió. Pero la historia de cómo lo logró rodeado de grupos terroristas era desconocida hasta hoy.
Emad Abshenas, reportero de la agencia de noticias rusa Sputnik, escribió un artículo en ese sitio web en lengua persa citando toda la historia relatada por un oficial sirio de alto nivel.
“Entré en contacto con uno de los oficiales sirios que es viejo amigo mío y se encuentra estacionado en Latakia y le pedí que me contara la historia, y aquí está lo que dijo,” mencionó Abshenas.
Tras el derribo del avión, los helicópteros rusos despegaron inmediatamente para salvar al piloto, pero se enfrentaron con el poder de fuego del Ejército Libre de Siria, (apoyado por Occidente) y el de la Brigada de turcomanos quienes atacaron a los helicópteros con misiles y armas avanzadas que han recibido recientemente. Durante las operaciones, un helicóptero fue alcanzado y tuvo que ser abandonado.
Información creíbles difundieron que un grupo de soldados de las unidades especiales turcas había sido enviado al lugar para apresar al piloto superviviente. Mientras que los rusos estaban planeando otras opciones para liberar al piloto, el general Soleimani se puso en contacto con ellos y les propuso que una unidad especial formado por fuerzas de Hezbolá y comandos sirios, entrenados en Irán y que están totalmente familiarizados con la situación geográfica de la región, se encargaran de las operaciones en tierra y Rusia les proporcionara cobertura aérea e inteligencia por satélite.
Soleimani les prometió devolver el piloto ruso sano y salvo; una promesa que se mantuvo hasta el final, de acuerdo con el oficial sirio.
Después de rastrear el lugar donde cayó el piloto  que usaba su GPS, se reveló que éste se mantenía en un lugar ubicado 6 kilómetros detrás de la primera línea de combate entre el ejército sirio y los terroristas.
Seis combatientes de la unidad de operación especial de Hezbolá y 18 comandos sirios se acercaron a la primera línea para llevar a cabo las operaciones mientras que la fuerza aérea rusa y siria crearon una cortina de fuego en la zona destruyendo la sede de los terroristas de tal manera que la mayoría de ellos huyeron del lugar y el camino quedó libre para el avance de la unidad especial.
El oficial sirio añadió que todos los movimientos de las unidades especiales se controló y se cubrió con precisión por los satélites rusos de manera que los más leves movimientos sospechosos realizados a 100 metros de la zona de operaciones estaban controlados. En todo momento se tuvo informado a un muy alto cargo del Kremlin (que él piensa era el presidente Putin) quien estaba supervisando las operaciones desde Moscú, via satélite.
El oficial sirio cree que los rusos lanzaron una fuerte guerra electrónica para cegar los satélites “no afines” y sus equipos de comunicaciones en varios kilómetros a la redonda, de tal manera que cuando el enemigo se dio cuenta de que algo estaba en marcha, la operación ya había terminado. La guerra electrónica se puso en marcha porque los rusos estaban preocupados porque sabían que los satélites occidentales suministrarían datos a los terroristas.
Por último, la unidad especial salvó el piloto después de infiltrarse 6 kilometros detrás de las líneas enemigas, matando a varios grupos que encontraron operando por la zona y destruyendo sus equipos de alta tecnología.
Los 24 miembros de las unidades especiales, junto con el piloto, regresaron a su base sin  ni siquiera una lesión, después de cumplir la misión peligrosa
De acuerdo con el funcionario sirio, una de las razones del éxito del recate fue la discrepancia que existió entre Turquía y los terroristas sobre el destino del piloto ruso. Los turcos lo querían con vida para realizar un despliegue mediático que sería apoyado por Occidente para chantajear a Moscú. Por su parte, los terroristas querían apresarlo para quemarlo vivo, con el fin de asustar a otros pilotos rusos. Esta brecha e intercambio de “opiniones”, facilitaron unas horas vitales al equipo de rescate para su infiltración, así como la planificación previa de la operación.
El funcionario sirio dijo que el general Soleimani insistió en supervisar los detalles del operativo y se quedó en la sala de operaciones hasta que se aseguró del éxito.
Al respecto el sitio web Veterans Today ha sacado las siguientes conclusiones:
1. Soleimani está saludable, sigue al mando de las operaciones secretas de forma activa y en primera línea contra los terroristas, desmintiendo con su acción los rumores sobre su muerte. 
2. No hay extremistas y “moderados” en la oposición siria; todos ellos son terroristas que aparecen en público con diferentes vestimentas y bajo diferentes apariencias. 
3. El Grupo 4 + 1 no puede confiar en otros países en ningún campo y debe depender de sí mismo para eliminar a los terroristas en la región sobre la base de sus propios planes. 
4. La coordinación operativa entre Irán y Rusia en Siria está totalmente integrada y puede romper los frentes enemigos. 
5. La mayoría de los terroristas se habían retirado de la región después de que ésta fuera objeto de ataques aéreos rusos. Los grupos armados a los que se enfrentó el comando de rescate utilizaban tácticas militares clásicas y no de guerra de guerrillas; por tanto, o bien eran militares turcos o fuerzas armadas de otros países. El grupo no tuvo más remedio que eliminarlos. Dada la importancia de actuar con rapidez no se podían hacer prisioneros.
6. Los terroristas abatidos poseían equipo militar muy moderno y avanzado que ni siquiera se suministra a muchos países miembros de la OTAN. 
7. Según fuentes bien informadas en las conversaciones por radio entre militares “clásicos” y terroristas se  hablaba árabe, turco, ruso y francés que son respectivamente los idiomas más utilizados por los mercenarios salafistas, lo que revela la conexión entre la OTAN-Occidente y los terroristas, en consecuencia Rusia está obligada a continuar la lucha con aliados fieles como Irán, Siria y Hezbolá, nunca con las potencias occidentales

El hedor terrorista de la CIA y el Mossad en el ‘accidente’ del avión ruso siniestrado en Egipto

0111_russian_plane_3489128b

      224 INOCENTES NUEVAMENTE ASESINADOS POR EL TERRORISMO DE FALSA BANDERA. 

FABRICANDO UNA FALSA BANDERA TERRORISTA CONTRA RUSIA. UN ACTO DE GUERRA DECLARADA CONTRA MOSCÚ

Los accidentes de aviones no son algo que suela ocurrir a menudo. Se estima que una media de veinte accidentes pueden suceder cada año (estadística de 1990-1999). Sin embargo, hay siniestros aéreos sobre los que caen aluviones de sospechas nada más producirse, en particular, por darse una serie de circunstancias, razonables y fiables, que inducen a ello. El, vamos a llamarle, irónicamente, ‘accidente’ del sábado pasado en el Sinaí egipcio, donde 224 pasajeros mayoritariamente de nacionalidad rusa (resulta llamativo, ¿verdad?) y unos pocos ucranianos perdieron la vida al explosionar en el aire un avión de la compañía aérea MetroJet, habría que empezar a clasificarlo como tal, es decir, como un suceso sospechoso de convertirse en un crimen terrorista planificado y ejecutado por los criminales de siempre. Es cierto que, de partida, el oficialismo ruso se ha lanzado (precipitadamente) a descartar un ataque (de cualquier tipo) por parte de los monigotes terroristas de EEUU e Israel. Quizás Rusia esté mostrando solamente sus cartas diplomáticas a la espera de algo más o, simplemente, prefiera no remover la mierda ni escalar la tensión ya que el imperio, se ha comprobado, está dispuesto a todo. Pero ya no hay diplomacia que valga.

La reivindicada acción terrorista de disparar al avión civil ruso por parte de los matarifes de Obama y Netanyahu, desde tierra, tenía la pinta de ser un farol, puesto que el disponer de armas tácticas con capacidad tecnológica para derribar una aeronave a esa altitud (10 mil metros, más o menos) no estaría a su alcance. El Pentágono no está para derrochar pasta gansa con sus piojosos asesinos de “Alluah Akbar”. Lo que no opta para considerar el hecho, legítimo, de que el Airbus ruso fuese derribado a través de un caza o similar. La otra posibilidad que se baraja, y sobre la que tengo la convicción más clara, es que una bomba fue plantada a bordo del aparato (en las horas previas a su despegue o durante la noche) en el aeropuerto de Sharm el-Sheikh, desde donde partió el avión. Por tanto, el aparato ruso destruido en el Sinaí sería, en mi opinión, una más que concluyente falsa bandera terrorista, con dos coartadas a propagar. La más sencilla (y burda), el siempre fallo técnico-mecánico que nunca falta a la cita y la otra, el ataque atribuido a una de las tantas facciones islámicas terroristas creadas por la CIA y el Mossad que opera en el Sinaí.

La clave política, a la hora de desenmascarar este más que evidente ataque terrorista, resulta inevitable ponerla encima de la mesa por mucho que se quiera buscar un ridículo “accidente a la carta” (fallo interno) cuando un avión se precipita dramáticamente hacia tierra. Este no es el caso. Los aviones algunas veces fallan por causas técnicas, pero otras…son “fallados” por acciones terroristas (fundamentalmente, de Estado). Por poner algunos ejemplos de ambos supuestos: el vuelo de GermanWings de este año que cayó en territorio francés –aunque tuvo un tufo colateral muy extraño; el del piloto “suicida”-, o el avión de Air France, de hace unos años, a poco de salir de Rio de Janeiro y que fue a parar al Océano Atlántico debido a una torpeza letal de los pilotos que decidieron atravesar, temerariamente, una peligrosa tormenta eléctrica. Por otra parte, estarían los vuelos MH17 y MH370,  abatido el primero en Ucrania por cazas del régimen del dictador chocolatero Poroshenko y el segundo “desaparecido”, presumiblemente, en la isla militar de Diego García. Más lejano en el tiempo, el atentado perpetrado contra la línea Cubana de Aviación, en 1976, por esbirros anti-castristas a sueldo de la CIA.

Aquí, en el caso del siniestro del Airbus ruso, habría condicionantes geopolíticos de todos conocidos estrechísimamente vinculados con la guerra criminal que EEUU-Europa-Israel están desatando para derrocar al presidente sirio Bashar Al Asad y la intervención militar de Rusia chafando totalmente el chiringuito terrorista del anglosionismo. ¿Fallo técnico? Por supuesto, cabría esa posibilidad que han barajado, cómo no, los de Falsimedia a cuenta de la siempre propagada por Occidente supuesta “endémica” inseguridad de la flota aérea rusa. Los demás aparatos, made in USA, parece ser que nunca han “pifiado”. Habrá que revisitar las hemerotecas a ver qué ha pasado con los 747 de Boeing en los últimos cuarenta años. Iba a resultar bastante “divertido” (nada menos que 52 accidentes de ese modelo de avión,  dice la Wikipedia). La obscena propaganda anti-rusa siempre surte efecto, en estos casos.

Lo cierto es que el ministro del ramo egipcio, Hossam Kamal, ha afirmado que “No tenemos ninguna evidencia de que algo raro estuviera sucediendo en el avión antes de estrellarse. No recibimos ninguna señal de SOS desde el avión”. Algunos se preguntan ¿Qué causó en el avión un fracaso total del sistema electrónico en un tiempo tan corto como para evitar que los pilotos pudieran realizar una llamada de emergencia? No hubo problemas mecánicos o eléctricos y el margen de maniobra de los pilotos fue mínimo ya que, probablemente, la explosión ocurrida a bordo les impidió solicitar ayuda a través de la torre de Control. Las propias  autoridades egipcias están confirmando que los pilotos no mencionaron problemas técnicos o mecánicos en pleno vuelo. Que el piloto tratase de controlar su descenso sugiere que, efectivamente, el sistema de comunicación fue totalmente cortado desde el principio y de forma instantánea. Los accidentes debidos al deterioro o inutilización del instrumental electro-mecánico se pueden anticipar de antemano. Y este no fue el caso, a pesar de algún que otro bulo diciendo que el piloto o los pilotos advirtieron de “problemas” y solicitaron el aterrizaje en un aeropuerto cercano. Lógicamente, la caja negra del aparato debería decir algo en este sentido. Y si no confirma estos extremos, pues…mala suerte, nos habremos lanzado fútilmente a la piscina..y encima sin agua.

Pero me parece a mí que no va a haber ningún margen para la sorpresa, ni piscinazo alguno. Ejemplos. El subdirector de la compañía aérea Kogalymavia, propietaria del avión siniestrado, ha confirmado con rotundidad que: Solo un problema mecánico (motivado por factores ajenos al aparato) pudo provocar la destrucción en el aire del avión A321. Dentro de la misma compañía el director de vuelos, Alexandr Smirnov, ha dicho lo mismo, más detalladamente: un impacto mecánico es la única causa que pudo provocar la destrucción del A321 en el aire. El avión no puede destruirse en el aire a causa de un fallo técnico, sino estamos hablando de causas fantásticas; en teoría el aparato puede destruirse cuando sufre graves sobrecargas, pero el A321 es un aparato seguro, dotado de protecciones que no permitirían al avión sufrir sobrecargas incluso en caso de un error técnico de pilotaje, dijo Smirnov, quién remachó que “la única causa que pueda explicar la destrucción del avión en el aire podría haber sido un impacto mecánico o físico“. Una forma sutil de decir que abatieron el avión civil ruso, desde dentro o desde fuera. En definitiva, un brutal crimen terrorista en toda regla que se cobró la vida de más de 200 inocentes ciudadanos rusos.

TERRORISTA

Informaciones recientes apuntan con fuerza a la teoría de una bomba a bordo del avión ruso. Según un funcionario egipcio de aviación civil, en declaraciones a Daily Telegraph: es posible que el avión haya sido derribado por un explosivo colocado a bordo. Además este funcionario confirmó que el piloto no había emitido ninguna llamada de socorro, lo que sugiere que la aeronave sufrió un desastre de forma repentina. En este sentido, la teoría de una “explosión súbita en el aire” refuerza la tesis de la bomba en el interior del avión: Charles Heyman, editor de la publicación anual de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, ha dicho que la mayoría de los analistas han comenzado a pensar que se produjo una explosión a bordo del avión. Tal vez no una gran explosión, pero sí una explosión lo suficientemente grande como para causar que la aeronave explotara en el aire, se despedazara y luego se esparcieran sus restos sobre una gran área de terreno”. Por su parte, Viktor Sorochenko, un funcionario de la aviación rusa que inspeccionó el lugar del accidente, dijo que el vuelo operado por Kogalymavia “se rompió en el aire”. La desintegración del fuselaje se llevó a cabo en el aire.  Cada vez va cobrando más fuerza el hecho de que la aeronave rusa fue objeto de un ataque terrorista programado con “anterioridad” al desastre. Y no, precisamente, por cuatro monos salafistas con turbante sino por asesinos profesionales que saben cómo manejar crímenes de Estado bajo falsa bandera.

La autoría terrorista del ISIS, tan publicitada a través de un video, seguramente falso, donde se muestra la explosión del avión, no deja de ser una maniobra de distracción, pero menos…No sería un “fake” del todo…puesto que el ISIS, ISIL o EI, como es sabido, no son nada más que los intermediarios, las marcas blancas, las tapaderas terroristas de la CIA, el Mossad y el MI5 para encubrir sus crímenes en Siria e Irak. A este respecto, Yves Trotignon, ex agente de la inteligencia francesa, señala que la reclamación de la responsabilidad de ISIL ha sido vaga. “La declaración no dice que se disparó al avión desde tierra, sino que lo destruyeron”, dijo al diario francés Le Parisien. “Se podría deducir, de estas declaraciones, que pudo haber explosivos a bordo u otro tipo de sabotaje”. Mientras que Mathieu Guidère, profesor de estudios islámicos en la Universidad de Toulouse, afirma que el ISIL “está muy bien establecido en el Sinaí, se ha infiltrado en casi todas las organizaciones locales y goza de aceptable infraestructura, por lo que es muy posible que un terrorista pudo sabotear el avión en el aeropuerto antes de despegar o pudo haber colocado un explosivo a bordo”.

Se le olvida decir al experto islámico francés que esa “infraestructura” terrorista no aparece de la noche a la mañana y que un Estado, con mucho poder militar y económico, tiene que proporcionársela. Y que para acceder a los lugares sensibles de un aeropuerto, con los controles férreos de seguridad disponibles (y más en Egipto, donde el terrorismo es moneda de curso común), y no digamos al interior de un avión, se necesitan credenciales especiales, a las que sólo tendrían acceso los propios empleados del aeropuerto (de forma restringida) y agencias de inteligencia o fuerzas policiales especiales (éstas accederían de forma ilimitada). Nadie se cree que un patán yihadista de tres al cuarto pueda burlar esos controles y meterse hasta la cocina del avión como si nada, salvo si, como es resabido, actuase como un agente encubierto de esas bandas del crimen organizado que responden a CIA-Mossad-MI5/6.

En definitiva, se podría afirmar que el suceso criminal que ha conducido a la catástrofe del vuelo 7K9268 tiene altas probabilidades de estar relacionado con el caos terrorista que Occidente ha provocado en Siria y, en particular y directamente, con la reciente aparición en la escena siria de Rusia abortando el engendro criminal euroamericano-sionista. Es difícil ignorar que la destrucción, por el ejército ruso, de las líneas de suministro a los terroristas  del ISIS-ISIL-EI ha tenido que enfurecer, y mucho, a la CIA por lo que toda la logística de esta nueva operación de falsa bandera terrorista, que ha acabado con la vida de 224 personas, incrimina de forma fehaciente a la CIA y al Mossad. La lectura sería la misma que en otros ataques “false-flag” de todos conocidos: una seria advertencia a Putin de que el anglosionismo no está dispuesto a ceder parcelas geopolíticas en Oriente Medio, presionando a Rusia (además de con actos terroristas) con el envío masivo de yihadistas hasta las fronteras de la misma Federación rusa.

En el marco de toda esta estrategia de tensión imperialista, incluido el crimen masivo cometido contra el avión ruso, aparece la decisión del presidente norteamericano, Barack Obama, de enviar fuerzas especiales a Siria, invadiendo ilegalmente el país, sin duda toda una escalada militar provocativa del imperio estadounidense en Oriente Medio. El envío de esas tropas especiales (asesores, en la práctica, de la yihad) tendría como objetivo tratar de evitar más éxitos rusos contra los activos terroristas de Washington que podrían, de este modo, seguir forzando el cambio de régimen en Siria. Es decir, el envío de esos aparentemente exiguos asesores militares sería algo así como una especie de parapeto anti-ruso (a modo de “escudos humanos”) que frenarían los ataques de los helicópteros y aviones rusos contra las posiciones del terrorismo mercenario.

Putin debe seguir actuando con firmeza en Siria y desenmascarar, sin temblarle el pulso, a los que han asesinado vilmente, a través de otra falsa bandera (mediante bomba) a más de 200 de sus compatriotas, incluidos niños. Para ello debe fortalecer la alianza militar con países como China, Irán e incluso la República Democrática Popular de Corea, para aplastar, hasta el final, a las hordas terroristas de EEUU, Israel y la OTAN. El futuro de Rusia, y la Humanidad, está en juego. Como ha dicho recientemente Jim Fetzer, ex oficial de infantería de Marina de EEUU y analista en Veterans Today: EEUU (el país más peligroso de la Tierra) busca iniciar una Tercera guerra mundial, ya que todo está yendo en su contra.

ACTUALIZACIÓN

Desde el imperio llega esta información, publicada en la página web de la NBC, procedente de fuentes militares estadounidenses (¿preparando el terreno para un globo sonda o arma de distracción masiva y curarse en salud?). Atentos:


Un satélite estadounidense mostró “un destello de calor” cuando el avión ruso de Metrojet se desplomó, pero no fueron misiles, según funcionarios de EE.UU

por Jim Miklaszewski y Hasani Gittens

Mientras que muchos han especulado que un misil pudo haber impactado al avión comercial ruso que cayó sobre la península de Sinaí, en Egipto, funcionarios estadounidenses dicen ahora que las imágenes de satélite no respaldan esa teoría.

Un alto funcionario de Defensa dijo a NBC News el lunes que un satélite infrarrojo estadounidense detectó un destello de calor al mismo tiempo y en la misma zona donde el avión de pasajeros ruso se estrelló.

Según el funcionario, los analistas de inteligencia estadounidenses creen que podría haber sido una especie de explosión en el avión, ya fuese en el depósito de combustible o debido a la colocación de una bomba, pero que no hay ninguna indicación de que un misil tierra-aire abatiera al avión.

Ese mismo satélite infrarrojo hubiera sido capaz de seguir el rastro de calor de un misil desde el suelo.

“La especulación de que este avión fue derribado por un misil está fuera de cualquier planteamiento”, dijo el funcionario.

Un segundo funcionario de defensa estadounidense, de alto rango también, confirmó que el satélite de vigilancia detectó un “flash o explosión” en el aire sobre el Sinaí, al mismo tiempo que el avión transitaba por aquella zona.

Según este funcionario, “el avión se desintegró a una gran altura”, lo que fue interpretado por el satélite infrarrojo como que sucedió “una explosión de algún tipo”.

ACTUALIZACIÓN

7e12a572-dab8-4362-8fe9-352279373333

Falta la mierda, pero para el caso se da sobreentendida

ACTUALIZACIÓN (8-11-15)

Ya poca farsa y teatro les queda por mostrar a los euroamericanos. A pesar de las maniobras de distracción masiva (señalamiento de sus terroristas, por tanto, clara y desvergonzada “autoinculpación” de Washington y sus socios en el atentado), la evidencia disponible, ya sin margen ninguno para la sorpresa, es que la catástrofe del Airbus ruso fue un crimen fue cuidadosamente planificado por las agencias de inteligencia de EEUU e Israel para intentar amedrentar al presidente ruso, Vladimir Putin, y forzar su “retirada” de Siria. La acusación de los anglosionistas en contra de sus marionetas terroristas del ISIS (o sus múltiples denominaciones) ha dejado al descubierto dos hechos que muestran el grado de cinismo y criminalidad de las potencias imperiales: la comentada estrategia de hostigamiento y chantaje a Rusia mediante ataques terroristas de falsa bandera contra civiles rusos y una declaración autoinculpatoria (no reconocida, lógicamente) que ha pasado desapercibida para los medios hegemónicos, puesto que éstos sustentan y validan la tesis occidental de un terrorismo islámico creado por generación espontánea o siguen el cuento propagado por la Casa Blanca de que,  en particular, en Siria hay un ejército fantasma denominado “rebeldes moderados”, artimaña ideada por la CIA para ocultar quiénes son sus verdaderos patrocinados (ISIS, EI, EIL y todas las marcas blancas terroristas por ellos creadas).

Rusia golpea al terrorismo en Siria, una mala noticia para Washington, la CIA, Europa y los medios hegemónicos

putin

Rusia, por fín, ha decidido tomar partido militar en Siria para aniquilar al yihaCIAdismo del Estado Islámico, una de las múltiples franquicias o monigotes terroristas que EEUU y la UE manejan en Oriente Medio para dar vía libre a sus planes expansionistas en la región. Sin duda, un revés importante e imprevisto para los designios imperiales (con sus asociados europeos) que no contaban con que el líder ruso Vladimir Putin diera un golpe de efecto en un conflicto, el sirio, que impulsaron, de forma artificial, los gobiernos de Washington y Europa y que ha ocasionado la pérdida, en vidas, de miles de civiles sirios.

EEUU estaba haciendo teatro en Siria, atacando, en la práctica, objetivos del Ejército Árabe Libre Sirio de Asad y dando alas (y armamento) a sus criminales terroristas (va a aparecer bastante esta palabra aquí, lo siento si resuena demasiado). La “coalición de las multinacionales (del petróleo)” no había conseguido neutralizar un solo objetivo del Estado Islámico, permitiendo que su “yihad” avanzase posiciones. Y es que es una obviedad de libro: los que sostienen al mamarracho radical islámico no podían ir contra sus propios teleñecos terroristas. Rusia se ha encargado de descabezar la farsa euro-americana llegando a un acuerdo con las autoridades sirias para liquidar, por la vía rápida, a los islamofascistas de Washington. Es de desear que lo consigan (y no se limite la actuación rusa a una operación cosmética o quirúrgica que posibilite que la CIA reubique a sus guerreros islámicos en otras regiones).

La legítima intervención rusa en Siria ha chafado los planes de los jeques imperiales y el sionismo mundial escociéndoles a base de bien y, como intuyo, también se habrán rebotado los progre-idiotas de la izquierda troskista, a través de sus boletines de propaganda otánica, y las oenejetas “pacifistas” (sufragadas por Goldman Sachs y los Estados capitalistas que financian el terrorismo), tan solidarias ellas con los “derechos humanos”, los papeles para todos, la inmigración incontrolada y la ingeniería social. Pura palabrería de  las ONG que no son más que una herramienta cómplice de los crímenes imperiales (léase, Médicos Sin Fronteras en Siria o el último caso de ACNUR en Tailandia), bajo el disfraz “solidario”.

DEL TERRORISMO ISLÁMICO MADE IN “EURO-AMÉRICA-ISRAEL” AL TERRORISMO INFORMATIVO CONTRA RUSIA

media-lies

La enérgica y decidida actuación de Rusia en Siria no ha dejado indiferente a los mercenarios de Falsimedia, los cuáles han soltado en tromba todo el previsible lastre anti-ruso que cabía esperar. Desde todos los espectros y ángulos políticos posibles la artillería mediática de los medios hegemónicos capitalistas en contra del Kremlin ha sido brutal. La CNN, ese ejemplo de manipulación sin límites y maquinaria de mentir al servicio del amo americano se retrata en su infamia: La “coalición internacional” pide a Rusia cesar ataques contra opositores y civiles en Siria. Recordemos que esta llamada pomposamente “coalición internacional”, que dice “luchar” contra el terrorismo en el país árabe, es la que entrena y sufraga con dinero y armas, precisamente, a los terroristas del Estado Islámico o, en su denominación árabe, a Daesh. La coalición la forman países como EE.UU., Reino Unido, Turquía, Francia, Alemania, Qatar y Arabia Saudita. Democracias todas ellas del copón…como bien se puede advertir. Fíjense qué aliados, por dios: el que no corta pies y manos, bombardea a los kurdos, cuando no masacran por petróleo, asesinan por diversión a civiles en Afganistán, los que decapitan en público y condenan a largas penas de cárcel a “bloggers”, por contrariar al jeque de turno, obtienen como premio el nombramiento de uno de los suyos como especialista de la ONU en derechos humanos….Está el patio cojonudo como para pedir a Rusia ¿qué?. Como se suele decir, lo mejor de cada casa.

En España, medios troskistas del perroflautismo podemita como Público (un deleznable e histórico defensor de los “rebeldes sirios”) o  el diario yihadista vasco-islámico radical Gara han despachado su rusofobia con engendros periodísticos de grueso calibre. Pero el que se lleva la palma es otro paladín de la progresía socialmentirosa: el site digital Diario.es, donde uno de sus tantos espantapájaros otánicos ejerce, en esta ocasión, de payaso militante a las órdenes de USA, mostrando una delirante inquina anti-rusa que parece sacada de la escuela de terrorismo y torturas de Fort Bragg. Cito textual la morralla que ha soltado el menda:

  1. El Kremlin ha optado, como hizo antes en Ucrania, por una acción sorpresiva basada en hechos consumados; es probable que en la práctica los ataques (de Rusia) se extiendan a todos los grupos que combaten contra el régimen, ya que el Kremlin engloba a todos en la categoría de “terroristas”
  2. Mientras que algunos países como EEUU reivindican principios liberales como la “responsabilidad de proteger”, que permitiría intervenir contra un Estado que masacre a su propia población, Rusia considera como única norma de moralidad en las relaciones internacionales la no injerencia en asuntos internos
  3. Cuesta creer que el responsable de las injerencias más flagrantes en un país europeo en los últimos años —la anexión de Crimea y la intervención en el Donbass— se vea realmente a sí mismo como un defensor de la soberanía de los Estados
  4.  El caso de Ucrania es paradigmático: la presencia de tropas rusas en el Donbass […]
  5. El comportamiento del Kremlin en Ucrania responde tanto a una mentalidad imperialista hacia sus antiguos compatriotas como a las propias circunstancias del Euromaidán
  6. Los dirigentes rusos, siempre proclives a las teorías conspirativas, están realmente convencidos de que el argumento humanitario es una mera excusa occidental para derrocar al presidente Asad, al igual que habrían hecho antes con Yanukovich en Ucrania

Increíble la desfachatez y pertinaz repertorio de falsedades de este sujeto. Dice que el Kremlin ha apelado (igual que en Ucrania) a los “hechos consumados”; que EEUU recurre a principios “liberales” (sic) para sostener sus burdas mentiras terroristas (como sucedió en Libia con los falsos bombardeos de Gadafi contra su población); dice que Rusia ha sido el responsable de las injerencias más flagrantes en los últimos tiempos (ver para creer); que el Ejército ruso está presente en Donbass (gigantesca falsedad, ningún observador de la OSCE jamás ha constatado tropas rusas en Donbass); que Rusia es imperialista (sic) con el régimen del dictador chocolatero ucraniano, idealizando, de alguna manera, el golpe de Estado promovido por Victoria Nuland y la CIA; y que los rusos…¡faltaba, por favor, el estereotipo xenófobo! tienden a ser conspiranoicos porque eso de los “golpes de la CIA” es un camelo histórico. En fin, un panfleto completo de terrorismo informativo redactado por un alocado personaje sacado de las cloacas de la guerra fría. Este es el tipo de rateros mediáticos que parasita entre la chusma que dice ser progre: mucha República de baratija, mucha parafernalia social anti-desahucio, mucha propaganda para falsos profetas como Pablo Iglesias o la Manuela Carmomia, mucha ideología infecta de género, pero unos completos arrastrados ante las políticas expansionistas, criminales y delictivas de EEUU e Israel.

Entre tanto, la oficialía de los halcones neoliberales del complejo militar industrial estadounidense tampoco ha perdido el tiempo. En ELPAÍS, también se han echado las manos a la cabeza dejando titulares de este vomitivo tenor Rusia ataca en Siria a varios grupos enemigos del régimen de El Asad. El bombardeo llevado a cabo por la aviación rusa este miércoles en Siria contra posiciones de grupos insurgentes (sic) enemigos del régimen de Bachar el Asad ha elevado la tensión entre Moscú y Washington. Nada oye…que los “yihadistas” son patrimonio del imperio y sus asociados en el sindicato del crimen. Claro que lo son, pero no para acabar con ellos sino para darles oxígeno y, sobre todo, armas de última generación. Y ejerciendo de lo que son, palmeros de Gringolandia, los prisaicos corren la voz del imperio diciendo que El secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, lamenta que “Este tipo de acciones solo inflamarán la guerra civil”. Una guerra que creó y azuzó convenientemente EEUU y sus aliados entregando armas a un grupo terrorista y creando un holocausto sobre la población civil de consecuencias no vistas desde la II Guerra Mundial. El cinismo mentiroso norteamericano (y mediático) es, sencillamente, repugnante.

Repugna tanto lo anterior como que el periódico que hacía de portavoz de las dictaduras argentinas de los años setenta y ochenta, Clarín (uno de tantos medios de desinformación que tiene la CIA en Sudamérica), afirme, en una demostración del mejor fascismo periodístico, que El problema es que -hasta ahora -los blancos elegidos por Rusia no son el ISIS sino los rebeldes pro occidentales, que combaten al dictador sirio, y no las posiciones de los islamistas de Daetch. Si estos ataques se confirman a lo largo de la zona controlada por los rebeldes, demostrará que Rusia atacará a los opositores armados que quieren derrocar a Bashar al Assad antes que focalizarse en el ISIS. El presidente Putin no ha ocultado su ecuación. ¿Se puede ser más desvergonzado? Parece que no. Es absolutamente falso que en el actual contexto de la guerra terrorista iniciada por EEUU y Europa en Siria existan “rebeldes moderados”. Este es solamente un artificio semántico ideado por EEUU y el sionismo, de cara a la opinión pública, para enmascarar quiénes son los verdaderos actores (y culpables) en el conflicto, en definitiva, quiénes son sus ejecutores. Escamotean cuál es la motivación principal que sustenta la guerra cruenta que vive Siria, que no es otra que la conquista neocolonial de un país por las potencias imperialistas para, de este modo, afianzar a AlQaeda-Estado Islámico en Oriente Medio y proseguir su guerra eterna contra el terror. Y aunque así fuera, es decir, que esos rebeldes fuesen “moderados” (no lo pueden ser jamás si la CIA, que es el crimen organizado, está detrás de ellos), no tendrían ninguna legitimidad al estar patrocinado su “levantamiento” por agentes extranjeros que han creado uno de los mayores episodios de terror y crimen masivo que se recuerdan en las últimas décadas.

En la revista Infodirekt (cercana a las FFAA de Austria) lo tienen claro: “QUEREMOS A ALGUIEN COMO PUTIN”

No es de extrañar esta clase propaganda puesto que la línea editorial de estos medios, incluidos los  neoprogres (entre los que no se encuentra el neoliberal ELPAÍS) ha sido la de servir de portavocía, durante todo el conflicto sirio, a una organización creada “ex profeso” por la inteligencia occidental: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, plataforma utilizada por la mayoría de la prensa mundial para promover una imagen falsa de los “rebeldes” sirios como “moderados” y acusar de todo tipo de violaciones de derechos humanos al gobierno Asad: desde lanzar bombas químicas contra la población civil hasta perpetrar matanzas masivas indiscriminadas. Como bien es sabido, todos esos crímenes de lesa humanidad han sido obra de los terroristas islámicos, bajo la dirección operativa de la CIA.

La patraña terrorista mediática y su atroz cadena de mentiras ha tenido su prefacio en declaraciones políticas como las del embustero e hipócrita criminal británico, el conservador Philipp Hammond (Secretario de Estado para Asuntos Exteriores), quien ha advertido a Rusia que una intervención militar puede significar compartir la responsabilidad criminal de un régimen que bombardea a su propio pueblo con bombas containers”. También el presidente de la llamada Coalición Nacional Siria, la pseudo-oposición en el exilio, una fachada política bajo el control directo de la CIA y el MI5, ha condenado lo que ellos llaman “la agresión militar rusa. El mercachifle de la CNS-OTAN, en sintonía con la maquinaria de difamaciones occidental dice que Rusia no esta atacando al ISIS. Está teniendo como objetivos los civiles que han rechazado al ISIS a lo largo del año pasado. Esta usando su fuerza militar para apoyar el régimen de Assad contra los civiles. Y corre el riesgo de implicarse en crímenes de guerra. La comunidad internacional debe condenar a Rusia y proteger a los civiles sirios. La oposición siria no es más que un conglomerado de marionetas siniestras de Washington.

De los americanos y sus lacayos europeos era de esperar que el ataque ruso no les hiciera mucha “gracia”, ya que ellos son los únicos autorizados a manejar el cortijo mundial sin interferencias externas, a invadir países, a cometer actos terroristas de falsa bandera y a financiar golpes de Estado. Con Rusia y China agazapadas y mirando de reojo al imperio, Washington maniobraba a sus anchas. Han reaccionado mal a la decidida respuesta rusa en territorio sirio porque Rusia ha bombardeado los objetivos estratégicos terroristas que Washington tiene desplegados en Siria para derrocar al presidente de ese país. Ahora, quizás, en el país del Tío Sam, se lo piensen dos veces antes de aventurarse a montar operaciones de terrorismo internacional. El oso ruso dejó de hibernar.

Emirato Islámico, la penúltima falsa bandera a gran escala de EEUU e Israel. Objetivo: Siria

ISIS-CIA-MOSSAD

“EL MOSSAD CREA Y CONTROLA A GRUPOS ISLÁMICOS EXTREMISTAS PARA USARLOS COMO CHIVOS EXPIATORIOS”

(Victor Ostrovsky, ex agente del Mossad)

El hijito terrorista de la CIA-Mossad, más conocido por ISIL, ISIS, Emirato Islámico, Al-Qaeda o CIAeda es la llave maestra, la pieza del dominó geoestratégico, que han preparado en Washington y Tel-Aviv para terminar de ejecutar, o eso creen ellos (ya veremos cómo les sale la payasada sangrienta) al régimen sirio de Bachar Al Asad y proseguir con otras conquistas igualmente sangrientas. Todos sabemos quién ha sido el que ha introducido a los mercenarios radicales-islámicos en Siria, en Irak…quien los ha financiado y promocionado para instigar y  generar incontables y atroces crímenes con el fin de servir de pantalla terrorista y maniobra de distracción para justificar desde Occidente sus guerras sin fin (ISIS, la yihad de la CIA y la OTAN en Irak).

Este ‘nuevo’ gran experimento-bufonada terrorista de USA-Israel (y sus aliados europeos) de atacar al EIL en Siria utilizándolo como coartada anti-terrorista, tiene dos objetivos: por una parte, debilitar y acabar con la “resistencia” del régimen de Asad y, por otra parte, expandir el “yihadismo” en el sudeste asiático para cercar a su competidor chino y también a Irán, a pesar de que tiene un líder “moderado” en el poder. Sin olvidarse del Cáucaso y los atentados terroristas esporádicos en Rusia, país éste último al que ya han intentado poner contra las cuerdas con “roboluciones”-golpes de Estado en países vecinos, como es el caso de Ucrania, donde el régimen del dictador chocolatero Poroshenko está cometiendo gravísimas violaciones de derechos humanos en el Este del país (incluido el derribo de un avión civil de pasajeros) con el habitual silencio cómplice de los que dicen hacer valer los derechos humanos en el mundo.

La cacareada intervención militar de EEUU contra su supuesto “enemigo” (en realidad, amamantado por ellos) del ISIL, para bombardear posiciones militares de este grupo terrorista en Siria es, además de una burda representación teatral, una flagrante violación del derecho internacional, ya que a nadie se le escapa que el verdadero interés de EEUU es bombardear “otros objetivos” llamémosles eufemísticamente “desconocidos” en territorio sirio. Así lo confirman desde el propio imperio. Según Kevin Barrett, de Veterans Today: altos funcionarios del gobierno estadounidense han sugerido que el verdadero objetivo de la intervención norteamericana en Siria sería el gobierno del presidente Bashar al-Assad. Barrett advierte que los neoconservadores más belicistas ya intentaron el año pasado engañar (sic) al gobierno de EEUU para que bombardease Siria, después de aquella puesta en escena de una falsa bandera a raíz de la aparición de supuestas armas químicas en al-Ghouta.

Barrett cree, ingenuamente, que Obama y Putin salieron al paso evitando una confrontación sobre un hecho (las nunca probadas armas químicas del régimen sirio) que tenía un tufo a fraude premeditado. En realidad, Obama no salió al paso de nada puesto que este simiesco personaje actúa conforme a como lo hacen, o dictan, sus halcones del Pentágono. Fue Putin el que dejó claro al imperio que no iban a tragar con el sapo de una agresión militar a Siria basada en un montaje chabacano sobre unas “armas químicas” que fueron plantadas por los peleles-“rebeldes” de la CIA y que sólo podían existir en las mentes perversas de los ideadores y perpetradores del holocausto sirio.

El Rolex-jero de Tel-Aviv y Washington, nuevo Rey midas terrorista del ISIS, la franquicia del Mossad y la CIA

El Rolex-jero de Tel-Aviv y Washington, nuevo Rey midas terrorista del ISIS, la franquicia del Mossad y la CIA

Rusia es, actualmente, la principal garante de Siria y EEUU ha ido de revés en revés con sus ahijados-matarifes en territorio sirio. Por eso tenían que activar en USA-Israel un plan B, el tocomocho iraquí del ISIS (como primer acto melodramático) y, a continuación, como burda justificación contra el EIL, meter el hocico militarmente en Siria, donde actúan sus patrocinados y que es, verdaderamente, donde tiene puesta la diana EEUU-OTAN-Israel, no para liquidar precisamente a sus mercenarios, sino para derrocar al líder sirio Asad y proseguir su campaña expansionista desde Oriente Medio hasta Asia.

Es de sobra conocido, y está probado, que el ISIS-ISIL-EI y demás marcas blancas (o duplicadas) del terrorismo islámico radical son un montaje de la CIA y el Mossad, quienes están llevando a cabo su control operativo militar y también su manipulación ideológica, mediante técnicas de guerra psicológica, “psy-op”. Incluso miembros destacados de AlQaeda como el ex comandante Nabil Na’eem, afirmaron en su día a la cadena de televisión Al-Maydeen, de Beirut, que el ISIL es una creación neta de la CIA y el Mossad. Huelga decir que los cabecillas más mediáticos de esta franquicia terrorista están, o han estado, a sueldo de esas dos agencias de espionaje. Sirvan como ejemplos, en primer lugar, el del Rolex-jero de Washington y Tel-Aviv, el líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, auto-proclamado “Emir” de un supuesto nuevo califato en Irak y Siria que es, en realidad, Simon Elliot, actor e hijo de padres judíos y agente del Mossad a tiempo completo (además de subordinado del jefe coordinador del terrorismo islámico, el senador norteamericano ultraderechista John McCain), y en segundo lugar su “predecesor”, uno de los “enemigos” clásicos de EEUU, Al Zarqawi, otro monigote de la “yihad” sacado de la chistera estadounidense pero más falso que un billete de medio dólar y también en nómina de la CIA, como lo fue, por otra parte, su icono más representativo, Bin Laden.

Uno de los aspectos más llamativos de todo este engranaje terrorista auspiciado por EEUU e Israel, y secundado por Europa, es que el ISIL está nutriendo sus filas, cada vez más, de “legionarios extranjeros” en detrimento de los árabes, quizás porque la CIA piensa que hay que globalizar la procedencia de la “yihad”, como forma de hacer extensible la estrategia de tensión “anti-islámica” al mismo corazón de Occidente. Hay referentes históricos potables (11-s, 11-m, 7-j, 22-j). Se ha constatado sobre el terreno que existen “radicales islámicos”, tanto de origen asiático, en concreto de la etnia uygur, radicada en el norte de China (donde la CIA ha creado una base de terroristas islámicos para intentar descomponer al gigante asiático), como de países tan alejados como Georgia donde un tal Abu Omar al-Shishani, miembro de la inteligencia militar georgiana, cuyo verdadero nombre es Tarkhan Batirashvili, se ha convertido en uno de los principales jefes terroristas del Emirato Islámico.

Tampoco han faltado europeos a la cita con el terrorismo “yihadista”. En concreto, algunos alemanes convertidos milagrosamente a cruzados islámicos, como Kreshnik Berisha, al que pillaron “in fraganti” como “combatiente” del ISIL. Lo que ocurre es que hay un problema con este tipo: antes de irse a hacer la “yihad”, y de ser el más ciego radical islamista de toda Alemania y parte del Oriente Medio, el tal Berisha jugaba en su país en un equipo de fútbol, cien por cien judío, llamado TuS Makkabi Frankfurt. Lo hacía para disimular, según tengo entendido (ironía)…Es que ya no saben ni guardar la compostura en los servicios de ‘inteligencia’ y tampoco en unos mass-mierda cuyos análisis, sobre todo este fenómeno del ISIS, parecen redactados por los servicios de espionaje occidentales y las cloacas policiales.

El ataque de EEUU a las posiciones del ISIL en Siria es un pretexto desvergonzado y criminal. Una engañifa que nadie puede creerse a poco que analice fríamente las motivaciones de esta nueva farsa imperial-sionista o de esta “ridícula falsa bandera” como la califica Barrett, quien también se pregunta o denuncia:

  • ¿Por qué los terroristas del ISIL han sido armados y entrenados en las bases de la CIA en Jordania?
  • ¿Por qué Israel ha proporcionado apoyo directo e indirecto al ISIL, tanto que se ha permitido incluso llevar terroristas del ISIL heridos a hospitales israelíes para recibir tratamiento?
  • ¿Por qué los aliados de Occidente en el Golfo Pérsico están poniendo dinero en las arcas del ISIL?
  • ¿Y por qué Occidente, que controla gran parte del comercio ilegal de drogas en el mundo, está financiando con este sucio dinero al ISIL?

A lo que añado yo otros interrogantes finales para los más ingenuos o menos despiertos:

  • ¿Cómo es posible que unos terroristas semianalfabetos, convertidos casi por decreto en “muyaidines” del Estado islámico y procedentes de países occidentales (de origen árabe o no) tales como Australia, Alemania o España, hayan conseguido llegar hasta Siria cruzando sus fronteras (sin despeinarse) y plantarse en lugares como Homs, Alepo o Damasco?
  • ¿Quién facilitó a esos terroristas los visados en sus países de origen?
  • ¿Quién pagó sus pasajes hasta territorio sirio?
  • ¿Cómo contactaron con las bases terroristas y cómo sabían dónde estaban ubicadas para llegar tan fácilmente hasta ellas? ¿Quién les facilitó esa compleja logística?
  • A pesar de que los servicios policiales y de inteligencia disponen de sofisticadas y ultramodernas redes de monitoreo y espionaje, control de movimientos, flujos de armas, capitales y actividades de personas….¿se comportan como imbéciles o nos lo hacen parecer a nosotros?

El PSOE-GAL se apunta a la masacre de civiles en Siria

h.sharifi20120304123228383 copia

EL COMANDO PSOEALQAEDA LISTO PARA COMBATIR AL LADO DEL TERRORISMO EN SIRIA

Con y sin ONU, sin resolución o con resolución, sin legitimidad o con legitimidad (es un decir), cabalgando a rebufo del emperador del crimen Internacional, Obama, avalando sus mentiras chantajistas. La sangre de unos niños sirios vale menos que las amortizables bombas de la OTAN-Gladio. El cuatrerismo como forma de hacer política en este país no es nada nuevo. Los viejos tiempos siempre vuelven. Entonces se orquestaban asesinatos dando cobertura a sicarios terroristas (verde-olivos o de  Gladio) con aquello que llamaron GAL…Barrionuevo, Vera, Galindo, Amedo o Sancristóbal, lo mejor de la casa “socialista” y la cal viva. También se lucieron en Yugoslavia con el criminal de guerra Javier Solana y en el descuartizamiento de Libia por la OTAN. Aquí les ha salido, de nuevo la vena de rastreros del imperio, la mentirosa máscara de terroristas por razón de Estado, con el disfraz mercenario de colaboradores de la CIA (si sabrá de ello Felipe GALzález, la x a despejar del GAL, que fue el tutelado de la agencia americana y la policía política del dictador Franco; ya saben, el que dijo que “prefiero morir apuñalado en el Metro de Nueva York a vivir en Moscú”,….lástima que no hubiera tenido los huevos suficientes para ir al Harlem neoyorkino y repetir lo que aquí dijo). Las decisiones políticas de peso emanadas del “pueblo” (como les gusta presumir a la castuza mafiosa de políticos) son pura ficción. 

El discurso de la cacatúa del PsoeGAL, Elena Valenciano, a propósito de castigar a Siria al margen de las resoluciones de la ONU, es el mismo que el del Pentágono y el judeoterrorismo del lobby sionista. Una fotocopia idéntica. Según la papagaya del Psoe “hay que castigar al régimen de Al Asad al considerar probado que éste perpetró la masacre con armas químicas que acabó con la vida de cientos de personas”, remarcando “la salvaje actuación de Al Asad”. A pesar de que no hay un informe todavía de los inspectores de la ONU sobre la fantasía de las armas químicas atribuibles al régimen sirio en contra de AlQaeda, se salta a la torera todos los mecanismos (exiguos y débiles) del derecho internacional y opta por la política de tierra quemada de EEUU y la OTAN. Ni una prueba que no sea el bulo propagado por los terroristas, generosamente financiados por el gobierno español y la CIA (o Margallo & CIa, que lo mismo da). Con o sin resolución favorable de la ONU, el ataque militar a Siria será terrorismo de Estado y un Holocausto en ciernes. Si finalmente se produce en sentido favorable a la intervención en Siria, estará basada, de nuevo, en el crimen, en la mentira y en el embuste, con EEUU comprando voluntades y sobornando a países para validar su cerco imperialista. 

¡Qué diferencia de la ValenCIAano con la eurodiputada socialista belga Veronique de Keyser! quien dijo que “Intervenir e incendiar la región, en un contexto que es casi de guerra fría y con la implicación de Rusia, es una locura. Acrecentar hasta la explosión un número de refugiados imposible de manejar para los países vecinos, es correr al desastre humanitario, con evidentes consecuencias políticas”. La razón frente a la barbarie de los galosos del Psoe. 

pluma

¿LA CIA ‘PERSIGUE’ AL PSOE? NO, EL PSOE SE OFRECE A LA CIA 

Cuando me refiero a “perseguir” no se trata de “persecución política”, obviamente, sino de la captación por la CIA de adeptos socialistas para la causa guerrera-imperial. La querencia y admiración sin límite del Psoe por el imperio viene de lejos. Alfredo Grimaldos, en su estupendo libro La CIA en España, relata cómo destacados “suciolistos” de los años setenta, en plena actividad conspiradora de la Agencia americana para tutelar la “transacción” española, se ofrecieron voluntariamente al espionaje norteamericano como colaboradores para liquidar a un PCE que todavía tenía cierta influencia en la sociedad de este país. Grimaldos cita a Carlos Zayas, Joan Raventós, Federico de Carvajal, Mariano Rubio o Jorge Semprún, éste último agente de la CIA infiltrado en el PCE. Suena a la estrategia de tensión de Gladio para neutralizar a la izquierda europea ¿verdad? O terrorismo de baja intensidad…Uno de los personajes claves para manejar los círculos socialistas fue el dirigente trotskista Julian Gorkin. La tradición del troskismo como vasallo de la CIA también es histórica. Probablemente había muchos más, pero supongo que figuran en los archivos secretos de Langley. 

El Psoe utilizó todos los resortes que le proporcionó la CIA y la socialdemocracia alemana occidental con el objetivo inmediato de hundir y destruir al PCE para que, de este modo, no hubiera ruptura con el viejo régimen, abortándose, de paso, una deriva sociológica de la sociedad española hacia una izquierda anti-americana y anti otaniana. Así se garantizó la implantación de una línea atlantista, pro-norteamericana, belicista y ultracapitalista en la clase política de este país, que culminó, posteriormente, con el pucherazo bananero del referéndum de la entrada o no en la OTAN en 1986, con la CIA en estado de máxima tensión para que nada se saliera del guión preestablecido por el PSOE y EEUU. El sí a la OTAN final fue un engaño, un escándalo gigantesco, un fraude histórico, pero los medios controlados del régimen se encargaron de que todo se ajustara al pacto con los americanos. 

Esta es sólo una parte pequeña de la praxis histórica del conspirador y maniobrero Psoe que, tampoco, ha dejado de montar círculos golpistas en la democraCIA bien a través de sus políticos (el siniestro Múgica Herzog con el general Armada en el 23-F) o sus medios como PRISA, en Venezuela. España está en la OTAN y el grado de sumisión a EEUU es absoluto, pero conviene tener en cuenta los antecedentes históricos para ver que clase de gentuza parasita en la clase política española.

Médicos Sin Fronteras (II): financiados por Goldman Sachs, soporte de terroristas y protegidos por la CIA en Siria

MSF

Médicos sin fronteras (MSF, o mercenarios sin fronteras) ha sido la organización sobre la que se han basado, en un primer momento, y a la espera de lo que digan (o les digan) los “inspectores-trampa de la ONU-EEUU”, los falsos informes del uso de armas químicas por parte del gobierno sirio y las “escalofriantes” cifras resultantes de esos ataques. Según el site Global Research * esta organización “humanitaria” es tildada de “independiente” por los falsimedios de la OTAN. Nada más lejos de la realidad. Global Research pone el dedo en la llaga y quita el disfraz “humanitarista” solidario, buenrollista-bienintencionado, a MSF al afirmar que “Médicos Sin Fronteras” está financiada por los intereses corporativos de Wall Street”. En su informe anual, clicar aquí, MSF incluye como donantes a Goldman Sachs, Wells Fargo, Citigroup, Google, Microsoft, Bloomberg e infinidad de entidades corporativo-financieras”. Médicos sin Fronteras cuenta con banqueros en su Consejo Asesor, incluyendo a Elizabeth Beshel Robinson, de Goldman Sachs. Todo un lustroso cortejo de empresarios y delincuentes financieros grancapitalistas, algunos de ellos colaboradores directos de la CIA y suculentos mecenas de la industria del armamento (Ver Bancaarmada), tales como Goldman Sachs, que ha donado casi 900 millones de dólares a empresas como Lockheed, entre otras muchas. 

Global Research resalta el hecho de que MSF se haya situado en una zona donde operan la CIA y los terroristas: en la frontera norte de Siria, lindante con Turquía, otro país terrorista que está participando activamente en la carnicería siria. Como ya señalé en la anterior entrada, sus miembros declararon secreta la ubicación de esta fachada humanitaria de la OTAN por razones evidentes: forman parte del entramado de EEUU e Israel para liquidar cruentamente al gobierno sirio. Y la atención médica ha de girar, en exclusiva, en torno a los comandos terroristas allí instalados. Uno de los miembros de MSF, Stephen Cornish, lo dice claramente: “la única ayuda que se envía es a las regiones que están fuera de control del gobierno sirio”. Calculadamente dejan fuera a los civiles objeto de los crímenes de AlQaeda. En definitiva, la organización MSF financiada por Wall Street “presta exclusivo apoyo a los combatientes terroristas, armados y financiados por Occidente o a mercenarios extranjeros”. Por tanto, MSF es una herramienta más del operativo militar de la CIA y la OTAN. Un engranaje más, “o batallón médico”, como dicen en Global Research, en la maquinaria de crímenes de Occidente en Siria para dar soporte a los muyaidines de AlQaeda.

MSF es la primera prueba de cargo en contra del gobierno de Asad en el uso de armas químicas, a pesar de no haber estado “in situ” en el lugar de los hechos y dar sus cifras, sospechosamente, de “oídas”. La supuesta organización “humanitaria” que protege y da asistencia médica a unos terroristas ¿qué credibilidad puede tener sino de cara a sus promotores y financiadores de Wall Street? MSF tiene antecedentes de injerencismo criminal en otros países. No es nuevo. Su fundador, el francés, Bernard Kouchner ya advirtió en su día, en un artículo sobre Libia, publicado en ELPAIS que: “¿Podíamos dejar morir ante nuestros ojos de telespectadores a las víctimas de Gadafi? Dando pábulo y legitimidad a la patraña sionista-terrorista de EEUU y calificando de “audaz” el empleo de la fuerza (sic) por la “ONU”. Kouchner, ex comunista, que luego formó parte del gabinete asesor de Sarkozy, no tenía ningún escrúpulo en pedir el bombardeo de la población civil libia. Otro criminal más en la cuenta de la OTAN. Sin comentarios.

*El enlace a Global Research está caído pero el artículo, en su integridad, se puede leer aquí (en inglés):

“Doctors” behind Syrian chemical weapons claims are aiding terrorists

Enésimo montaje fraudulento de Occidente en Siria. Médicos Sin Fronteras cooperando con el terrorismo de alqaeda

siria

La desvergüenza criminal internacional encabezada por las democracias y sus bandas terroristas que operan en Siria ha culminado con otro punto caliente sirio, burdamente pre-programado con antelación: un supuesto ataque con armas químicas que habría ocasionado, supuestamente, el Ejército Árabe Sirio gubernamental con el resultado de centenares de muertos y otros tantos heridos, incluyendo una cuantiosa cifra de niños afectados por esos ataques. Como un resorte todos los medios controlados por la OTAN, Israel y los banqueros han publicitado masivamente este nuevo intento fraudulento de culpar al gobierno sirio de un inexistente ataque con arsenal químico contra su propia población o contra los matarifes que financia la CIA. 

Lo verdaderamente chusco y grotesco de todo esto es que los videos que supuestamente muestran la masacre cometida el 21 de agosto fueron publicados en YouTube por la cuenta identificada como «Majles Rif»… el 20 de agosto. En las imágenes, impresionantes a primera vista, se percibe rápidamente una puesta en escena. Los niños afectados, que parecen desfallecidos o drogados, no tienen madres que los acompañen. Los varones aparecen a menudo desnudos mientras que las niñas están completamente vestidas. Fuera de algunas cortinas plegables y varias bolsas de suero, no se ve ningún tipo de estructura médica ni equipamiento sanitario, ni siquiera de tipo clandestino” 

En las fotos y videos suministrados por los terroristas se puede apreciar un montaje bastante chapucero que ni siquiera ha sido cuestionado, levemente, por esos medios dando carta de verosimilitud al fraude. Impactando con imágenes emotivas y “testimonios” amañados como el de una niña que afirma: “Estoy viva, estoy viva”, engordando cifras de manera y forma descarada para hacer más creíble el pufo terrorista. Es decir, se han convertido en cómplices inmediatos de una gigantesca mentira. 

Algunas fotos inclusive son falsas (proceden de la mezquita de Al-Fateh, en El Cairo, objeto de recientes revueltas) y para rematar la vergonzante estafa mediática esa puesta en escena terrorista podría tener relación con el secuestro hace unas semanas de varios centenares de niños y mujeres kurdos en el norte de Siria. Justo cuando el Ejército Árabe Sirio está barriendo a los terroristas de Siria surje un oportuno ataque con armas químicas de Asad. Demasiado tragicómico, para mi gusto, máxime cuando el propio ejército sirio descubrió hace poco un arsenal de armas químicas con denominación de origen saudí (monarquía golfa corta-manos aliada de Occidente).

MÉDICOS SIN FRONTERAS DESVERGONZADA OENEJETA OPERANDO CLANDESTINAMENTE EN ZONA TERRORISTA JUNTO A LA CIA 

Por si fuera poco se ha incorporado al fraude la On(jeta) Médicos Sin Fronteras, también al servicio de EEUU, afirmando lo que le cuentan otros desde Damasco: que hay miles de muertos por el ataque químico. Ya sabemos quienes les informan, que no son otros que AlQaeda, a quienes atienden estupendamente bien de las heridas de “guerra”. Lo peor de todo es que ya sabemos de que clase es esta ONG, aparentemente benéfica, pero que está ejerciendo labores de atención médica en campo terrorista con el beneplácito de los “rebeldes”. Lo resume la siguiente información de ELMUNDO: Brian Moller es enfermero anestesista y ha sido uno de los responsables de la gestión del hospital quirúrgico instalado por MSF en Siria. “Estamos en el enclave rebelde y por lo tanto sólo tenemos una visión parcial de la situación”, deja claro Moller desde el principio. Aquellos que apoyan al régimen pueden ir a hospitales públicos, pero la mayoría de los rebeldes y los que le dan apoyo no disponen de asistencia alguna“, asegura el enfermero. “No tenemos autorización para trabajar en el país, así que no nos queda otra elección.

Perdón pero si esos que MSF llama “rebeldes”, causantes de matanzas atroces, inimaginables, no tienen atención médica, que se jodan vivos o les rematen con ganas el Ejército Árabe Sirio. Por supuesto, muchos civiles en medio del infierno. Pero ya lo han dicho los de MSF: si defienden a su país van a hospitales públicos, si no (terroristas, de la CIA o quienes les apoyan) a su hospital clandestino. Obviamente, MSF no tienen autorización del gobierno sirio porque han ido a campo enemigo, a atender a unos miserables terroristas para perpetuar la sangría siria y dar paso a las bombas de la OTAN. Los mal llamados “rebeldes” no son un ejército regular, no es una guerra entre dos bandos militares. Es un plan premeditado de matanzas terroristas de civiles diseñado por la CIA para saquear y apoderarse de un país. No hay más que discutir. Estas son algunas de las matanzas de civiles perpetradas por esos “rebeldes” que reciben atención médica de MSF, para que quede claro:

20120312-174615

20120312-174749

20120312-174637 

La complicidad con el terrorismo yihadista de la ONG es tal que se permite afirmar sin desdoro alguno que la comunidad internacional “no está haciendo lo suficiente en declaraciones a Efe en una rueda de prensa en París. El director general de la organización, Filipe Ribeiro, ha preferido no desvelar donde se encuentra el hospital clandestino, tan sólo que está ubicado en el norte del país, en una zona controlada por los rebeldes

Este sainete de la CIA no deja de ser un verdadero escándalo puesto en bandeja como arma de propaganda masiva para arrasar militarmente un país. ¿Se puede ser mayor hijo de puta? ¿Quién ha orquestado todo esto sino EEUU, Israel y las monarquías petrogolfas? Y como corifeos chulescos se han incorporado Reino Unido y Francia, otros especialistas en fabricar operaciones de falsa bandera. Llevar inspectores a Siria ¿para qué?¿para que ejerzan de mercenarios interesados en favor del emperador criminal Obama? Al igual que sucedió en Irak o en Libia el pretexto para apoderarse del petróleo es la sangre, la mentira, la codicia y la rapiña imperialista. Como alguien ha dicho por ahí “si Siria pierde la guerra, está en peligro el futuro de la Humanidad”.

FUENTES: voltaireorg, larepublica.es, ElMundo, Ciaramc (Boletín Armas contra las Guerras)