Categoría: SIRIA

Conozca a los Cascos Blancos sirios, la franquicia ‘humanitaria’ de los terroristas que apoya Occidente

white-helmet-infographic-2-777x437

ORGANIGRAMA DE LOS CASCOS BLANCOS “HUMANITARIOS” DE SIRIA. DESDE LA CIA PASANDO POR CONTRATISTAS MERCENARIOS, EL MOSSAD ISRAELÍ Y LAS DONACIONES DE LA USAID (PANTALLA DE LA CIA) HASTA EL GOBIERNO DE LONDRES…CONFORMAN LA RED “HUMANITARIA” O TERRORISMO “B” CONTRA SIRIA, RUSIA Y EL MUNDO

UNA APROXIMACIÓN AL FRAUDE DE LAS ONG’S, EL SICARIATO DEL NUEVO ORDEN GLOBALISTA

La periodista Vanessa Beeley analizó exhaustivamente hace aproximadamente un año en el site canadiense Globalresearch, el mal llamado frente humanitario de la mal llamada guerra de Siria que hasta entonces había pasado desapercibido en el conflicto del país árabe. Galvanizada la guerra del terrorismo globalista contra la Humanidad en Siria había que implementar otro tipo de industria de la muerte, esta vez con amigable cara humanitaria. El título del artículo de Beeley es bien expresivo Cascos Blancos de Siria: Cómo hacer una “guerra blanda” mediante el engaño. La industria de propaganda sin “ánimo de lucro”. Y viene como anillo al dedo, después de la opereta mundial montada en torno al niño Omran en el interior de una novísima ambulancia, estrenada para la ocasión, bajo la dirección coreográfica del Alepo Media Center, organización mediática de fachada pro-sionista creada ex profeso para contear, al unísono con el Observatorio Sirio de Desechos Humanos, el número de muertos bajo las bombas-barril de Asad y el malévolo ex espía de la KGB, Vladimir Putin.

Dice Beeley, citando a Cory Morningstar, escritora y periodista independiente, que En el siglo 21 las ONG se están convirtiendo, cada vez más, en una herramienta clave al servicio de la dominación imperialista y la explotación global. La sociedad global ha sido, y continúa siendo, manipulada para creer que las ONG son representativas de la “sociedad civil” (un concepto que fue promovido por las corporaciones). Esta confianza injustificada en las ONG ha permitido que el “complejo industrial humanitario” haya ascendido a lo más alto: son los nuevos misioneros de dios -el dios del imperio-.

El papel de las ONG en el desarrollo de conflictos “sensibles” es, pues, crucial para garantizar la “legitimidad” de una intervención del complejo militar-industrial de Occidente. Nuevamente Beeley anota oportunamente otra acertada reseña, esta vez a cargo de la profesora Sarah Blodgett Bormeo, quien describe el proceso de “democratización” que se lleva a cabo en las naciones que son objetivo de los imperialistas. A saber: Sin querer o adrede, Bormeo describe perfectamente el papel que desempeñan las ONG en este contexto. Bormeo incluso va tan lejos como para señalar la falta de imparcialidad como moneda de curso común entre las ONG grandes y pequeñas, la mayoría de ellas recibiendo sus fondos directamente de los gobiernos y de las principales corporaciones occidentales, todos los cuales tienen un interés personal en el resultado de las actividades de esas ONG y su “intervención” en un país determinado. Bormeo hace hincapié en la importancia, dentro de este escenario de las ONG, de “escoger los vencedores”, en contraposición al respeto y voluntad de los pueblos que deberían decidir su destino como naciones soberanas.

De este modo, las ONG’s, consuman su papel de portavocías de los gobiernos occidentales intervencionistas a pesar de que, en apariencia, puedan gozar de un estatus de respetabilidad (como, por ejemplo, Cruz Roja, Reporteros sin Fronteras o Médicos Sin Fronteras) pero que, en realidad, son unos arietes más de la política exterior de EEUU y la OTAN. Como afirma con solvencia Beeley, las ONG’s dependen del apoyo de sus donantes, por tanto, dejan de ser las organizaciones “humanitarias” neutrales e imparciales como, públicamente, pretenden ser y en su lugar se convierten en herramientas reales encubiertas para la intervención extranjera que promueva un cambio de régimen. De forma predeterminada esas ONG’s se incorporan en el modus vivendi occidental de “hacer la guerra mediante el engaño” y su propósito no es otro que alterar la percepción de la opinión pública sobre un conflicto a través de una multitud de medios y otros canales de “marketing”.

CASCOS BLANCOS: SIGUIENDO LA PISTA DEL DINERO

Entonces…¿los Cascos Blancos de Siria o la llamada “defensa civil siria” es una ONG farsa que sigue el mismo guión embusteril que el resto de ONG’s? No me cabe la menor duda y a Beeley tampoco: Los Cascos Blancos se fundaron en marzo de 2013, en Estambul, Turquía, y están dirigidos por James Le Mesurier, un británico especialista en temas de “seguridad” y ex oficial de la inteligencia militar de su país con una notable trayectoria participando en algunos de los escenarios en los que ha intervenido la OTAN, incluyendo Bosnia y Kosovo, así como Irak, Líbano y Palestina. Le Mesurier es un “producto” de la Real Academia Militar británica de élite de Sandhurst, y también ha participado en puestos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea, y en el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Así, pues, tenemos nada menos que un personaje vinculado al aparato de inteligencia occidental dirigiendo los destinos de los terroristas vestidos con Cascos Blancos. Y ahora hay que ir a por la pasta gansa. Porque estos abnegados voluntaristas sirios que hacen propaganda contra Asad y Rusia no aparecieron espontáneamente, ni por amor al arte de ayudar al prójimo. Los orígenes del capital inicial de 300.000 dólares atribuibles a los Cascos Blancos están en una nebulosa; dice Beeley, para, a continuación, señalar que Los informes son contradictorios pero, no obstante, la información posterior nos lleva a la conclusión de que Reino Unido, los Estados Unidos y la “oposición siria ‘[o Consejo Nacional Sirio, gobierno paralelo financiado por Estados Unidos, Reino Unido y sus aliados] están conectados. El apoyo logístico a los Cascos Blancos ha sido proporcionado por el equipo de respuesta de élite turco de desastres naturales, AKUT.

El dictador turco Erdogan no podía dejar de estar en el ajo humanitarista sirio, al margen de su campaña terrorista en Siria invadiendo (como EEUU) ilegalmente ese territorio árabe. La acción criminal de Turquía está, lamentablemente, siendo tolerada por Rusia y sólo busca perseguir con saña a los kurdos, que no al ISIS como burdamente desinforman los medios controlados. La financiación del terrorismo de corte “humanitario” en Siria es, cómo no, otra maniobra de Ankara. Pero ahora viene lo interesante, según Beeley. Siguiendo el rastro anterior, un monto de 13 millones de dólares fue depositado en las arcas de los Cascos Blancos durante 2013. Los primeros informes sugieren que estas “donaciones” vinieron de los EE.UU, Reino Unido y el Consejo Nacional SIrio con conexiones, también, con la Organización de George Soros en los EE.UU. Otro donante, un clásico del involucionismo, sería, según investigaciones realizadas con posterioridad, la USAID (es decir la pantalla “humanitaria” de la CIA para el “desarrollo internacional”) una importante accionista de la organización Cascos Blancos. Precisamente, un informe de la USAID, de julio de 2015, especifica claramente que han suministrado más de 16 millones de dólares en asistencia a los Cascos Blancos.

Vanessa Beeley es clara y diáfana en este punto a la hora de hablar de la agencia paralela de la CIA, la USAID: El historial de la USAID como organismo dependiente del gobierno de EEUU, es decir de la CIA, utilizada como agente facilitador para un “cambio de régimen” en otros países, está ampliamente documentado. De América del Sur a Ucrania y Oriente Medio, la USAID juega un papel malévolo y destructivo en el desmantelamiento de las naciones soberanas y su reducción a estados vasallos al servicio de la hegemonía occidental, como siempre, todo en nombre de la libertad y la democracia.

Beeley señala que Le Mesurier, el artífice mercenario-espía de la creación de los Cascos Blancos sirios, ha sido retratado como un héroe inconformista en favor del humanitarismo, que milagrosamente estuvo en el lugar correcto (Estambul) y en el momento adecuado, justo cuando surgió la necesidad de crear un equipo de Defensa Civil en Siria, tal vez por casualidad, sólo unos meses antes de que ocurriera el ya famoso y universalmente (a excepción de algunos propagandistas acérrimos) desacreditado ataque con armas químicas en la ciudad de Ghouta, en agosto de 2013, un evento que se ha demostrado, sin lugar a dudas, que fue un ataque de falsa bandera.

Pero Le Mesurier ni estuvo en Estambul anecdóticamente, ni de turista accidental. Más al contrario, todo estaba preparado para ser el gestor de una supuesta organización “humanitaria” que recoge víctimas de la crueldad de las tropas sirio-rusas. El periplo internacional de Le Mesurier como agente imperialista lo relata detalladamente Beeley: Se nos dice que Le Mesurier dejó el ejército británico en 2000 y fue a la ONU como jefe adjunto de la Unidad de Asesoría sobre “Seguridad y Justicia”. Asímismo desempeñó el cargo de Representante Especial de Seguridad de la Secretaría General de la ONU en Kosovo. Su carrera le llevó a Jerusalén, donde trabajó en la aplicación del Acuerdo de Ramallah para, a continuación, ir a Bagdad como asesor especial del ministro iraquí del Interior. Además, en 2005, fue nombrado vicepresidente de Proyectos Especiales de la firma privada de mercenarios Olive Group y en enero de 2008 fue nombrado director de Good Harbour International (empresa de seguridad y servicios estratégicos), ambas con sede en Dubai.

CASCOS BLANCOS DE SIRIA, ONG DE “PODER BLANDO” Y PROPAGANDA DE GUERRA. LOS “REBELDES” (TERRORISTAS) MODERADOS: UN MITO AL DESCUBIERTO

aleppo-white-helmet

Falsificadores humanitarios: Foto original de un supuesto ataque de la Fuerza aérea siria publicada el 14 de abril de 2013, antes de ser reciclada por los Cascos Blancos de Siria el 20 ago de 2015.

Vanessa Beeley, en esta segunda parte de su artículo sobre los Cascos Blancos sirios, califica de arma letal de poder blando a la ONG-trampa Cascos Blancos de Siria. Y no le faltan fundamentadas razones por lo anteriormente expuesto y lo que sigue a continuación. Una cita de la activista norteamericana anti-imperialista, Stephanie McMillan, es suficientemente ilustrativa para evidenciar, de nuevo, el papel destructivo que desempeñan las ONG’s hoy día en el mundo: Junto con las invasiones militares y los misioneros, las ONG’s ayudan a abrir una grieta, como nueces maduras, en los países donde están presentes, allanando el camino para la intensificación de la explotación y extracción de recursos naturales”. De este modo, señala Beeley El complejo de ONG’s “de poder blando” son ahora una de las fuerzas globales más destructivas que existen. Se emplean como una interfaz entre la población civil de un país a “invadir” y un gobierno extranjero dispuesto a implementar estructuras económicas o militares colonialistas para aprovecharse de los recursos de cualquier nación, así como promover el menoscabo de su influencia geopolítica. El proceso de democratización, o la ruta hacia un “cambio de régimen”, se ve facilitada por estos empleados del gobierno o “proxies corporativos” encubiertos que, una vez incorporados en una sociedad, se dedicarán a la producción de propaganda que justifique la intervención, ya sea económica, política o militar.

Gran parte de la propaganda sobre Siria y el “conflicto” allí generado es, de hecho, una mitología trazada por agentes de Occidente, creada y diseminada por el complejo de ONGs que trabaja diligentemente sobre el terreno en Siria y, de forma remota, en los laberintos del poder. De esta forma se asegura que un flujo constante de información errónea es continua, sin interrupción, diseñada a medida para alterar la opinión pública sobre la situación en Siria, subraya Beeley. Más o menos lo que ocurrió en Libia, donde una turba de agentes propagandísticos (incluidas las criminales ONGs) deformaron la realidad de la nación árabe hasta el límite de lo falseable que, como todos sabemos, luego dio paso a la agresión militar terrorista contra el país de Gadafi por parte de EEUU y sus aliados imperialistas europeos. Apunta Beeley que Libia, después del golpe de Estado de la OTAN, se está hundiendo más y más en la anarquía, donde los señores de la guerra ocupan el vacío de terror creado por la engañosa intervención de la Alianza Atlántica en 2011.

La financiación de la ONG de los terroristas en Siria, los Cascos Blancos, no es un tema baladí puesto que incluso recibe fondos del propio Ministerio de Asuntos Exteriores británico (como, por otra parte, los recibe el llamado Observatorio Sirio de Desechos Humanos). Siguiendo a Richard Spencer, del Telegraph (medio no adscrito precisamente a la contrainformación): “El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido es actualmente la mayor fuente de financiación de los Cascos Blancos. Es una ironía que si Gran Bretaña es un “aliado” efectivo de Asad y realiza incursiones aéreas contra el Estado Islámico en Siria, se bombardee a los terroristas y luego tengamos que pagar a los Cascos Blancos por rescatar cuerpos sepultados entre los escombros por culpa de nuestras bombas. No resulta sólamente irónico, sino grotesco, pero así se marcan los indecentes límites de la geopolítica mundial en los Estados anglosionistas.

Es importante resaltar que todo lo que rodea a la mitología del Casco Blanco es generada por un aparato de medios de comunicación y de marketing muy sofisticado y deslumbrante, supervisado y conducido, entre otras, por una de las compañías de relaciones públicas de George Soros, llamada Purpose. La recreación del fraudulento mito de los “cascos blancos” sirios goza cada vez más de un muy publicitado “prestigio” que ha sido construido, según Beeley, sobre la base de que los Cascos Blancos son descritos de manera repetitiva como “gente corriente”, en concreto, “panaderos, sastres, ingenieros, farmacéuticos, pintores, carpinteros o estudiantes” y se representan sin descanso como héroes, trabajadores de “milagros”, santos y súper-humanos de una escala comparable a la cima del “Everest”, con la imparcialidad y la neutralidad que se les supone en la zona de conflicto. “Sin armas y sin prejuicios” es su lema, ya que dicen que se sacrifican por el “pueblo sirio”. La realidad es otra muy diferente: los Cascos Blancos de Siria cooperan con los terroristas de Al-Nusra, demonizan siempre al gobierno de Assad, atienden en exclusiva a las presuntas víctimas del Ejército sirio y de Rusia y animan a la intervención extranjera

LOS VÍNCULOS DE LOS CASCOS BLANCOS CON EL GRUPO TERRORISTA AL-NUSRA. MUAWIYA HASSAN AGHA: CASCO BLANCO DE DÍA, TERRORISTA DE NOCHE

Hay toda una biblioteca de imágenes de propaganda sobre los Cascos Blancos que han demostrado estar amañadas, ser falsas o, en el mejor de los casos, inexactas, afirma Beeley, pero quizás la más impactante y más ampliamente publicitada, continua la investigadora, fue el material de archivo de lo que parece ser su participación en una ejecución de Al Nusra de un civil en Hreitan, al norte de Alepo. Esta es quizás una de las acusaciones más concluyente de la connivencia de los Cascos Blancos con el grupo terrorista.

El video de los hechos fue suprimido con celeridad por Youtube, el cual mostraba a un grupo de asesinos yihadistas de Occidente ejecutando a una persona e inmediatamente aparecían los Cascos Blancos para recoger el cadáver. Lo cierto, es que esos trabajadores “humanitarios”, tan imparciales ellos, no hicieron nada para impedir esta ejecución. Más bien todo lo contrario, parecían colaboradores de los terroristas.

ex-collage

ASESINATO DE AL-NUSRA Y NOTIFICACIÓN A LOS CASCOS BLANCOS PARA LA RECOGIDA DEL CADÁVER

Beeley aporta otro dato significativo de los terroristas con casco blanco, citando el New York Times: “Los Cascos Blancos no están remunerados y no tienen armas. Arriesgan sus vidas para salvar a otros”. A través de los hechos se demuestra esta falsedad:

1-White-Helmets-Syria-Armed-al-Nusra

CASCOS BLANCOS ARMADOS COMO ALLAH Y OBAMA MANDAN

En el video que sigue, se ve con más claridad:

Beeley nos recuerda que hay Cascos Blancos con nombre y apellidos que llevan a cabo un no tan sorprendente doble “modus operandi”. Uno de ellos es el terrorista-casco blanco Muawiya Hassan Agha. Parece que Agha, dice Beeley, juega un doble papel en el conflicto de Siria, casco blanco durante el día, y terrorista armado de Al Nusra por la noche. Se le puede ver en su propia página de Twitter posando a bordo de un tanque de Al Nusra, pistola en mano. Este es un caso muy claro en que la línea de demarcación entre un mercenario terrorista armado y un desarmado humanitarista siendo algo más que borrosa.

collage-musawiya

Arriba a la izquierda: Musawiya Agha Hassan en modo casco blanco. Arriba a la derecha: como terrorista mercenario de Al Nusra a bordo de un tanque en Idlib [tomado de su página de perfil de Twitter]. Abajo a la izquierda: de celebración con los terroristas de Al Nusra. Abajo a la derecha: Captura de pantalla de un supuesto ataque aéreo de Rusia sobre un hospital en Sarmine, Idlib.

screenshot-429

El perfil del terrorista-casco blanco en Twitter

screenshot-448

La página de Facebook de Muawiya Hassan Agha de 24/10/2015 muestra la celebración por la muerte de un soldado del Ejército Árabe Sirio

Un último ejemplo de la propaganda favorable, teñida de manipulación, hacia los Cascos Blancos que refiere Beeley: “Los Cascos Blancos afirmaron haber rescatado a un soldado del Ejército Árabe Sirio. En realidad, fue capturado por los terroristas de Al Nusra 10 días antes. En la versión de Al Nusra, este soldado se describe como un “cerdo chiíta” y fue probablemente ejecutado sumariamente como apóstata, según la doctrina wahabí. Es difícil de imaginar que los Cascos Blancos lo rescataran a menos que, por supuesto, desenterraran su cuerpo con fines publicitarios “.

Y de Falsimedia…qué se puede decir a estas alturas…otra cosa que no sea una desvergüenza tras otra, glosando olímpicamente a estos héroes-criminales de hojalata con casco blanco tal y como quieren los agresores terroristas que financian a esta sucursal de Al-Nusra-AlQaeda-ISIS. Se puede leer en ELPAISIS lo siguiente Los ‘cascos blancos’ que salvan vidas entre los escombros en Siria. Y, a continuación, alucinen con este campeón del “agit-prop” español: Héroes consagrados por aclamo popular, son la única defensa de la que disponen los civiles contra el arma más devastadora de la guerra: las bombas. Desde su creación en marzo de 2013, alegan neutralidad política y claman haber salvado 56.000 vidas de los bombardeos de la aviación siria y más recientemente de la rusa. Espera…según la activista Vanessa Beeley a los cascos blancos no les conoce la mayor parte de la población siria y, a pesar de que alegan neutralidad política, sólo salvan vidas de los que son bombardeados por Al Asad y Putin. De los civiles muertos por los terroristas o la Coalición internacional de las multinacionales…la amnesia es total, casi tanta como la de otra ONG de Washington, Amnistía Internacional.

Pero no sólo eso, sino que los terroristas de casco blanco se erigen también en “informadores” fabricando las más burdas mentiras, al estilo de su colega de fechorías mediáticas, el OSDH de Londres. Baste un ejemplo. Es conocido que los Cascos Blancos sólo operan como equipos de rescate en las zonas controladas por los terroristas que dirige Occidente, mal llamados “rebeldes”. Hace un mes la rama “humanitaria” de Al-Nusra-EI-AlQaeda denunció un ataque con gases tóxicos perpetrado, falsamente, por un helicóptero de Rusia cerca del lugar donde otro aparato del ejército de ese país que transportaba ayuda humanitaria fue derribado (muriendo sus cinco ocupantes). Por supuesto, huelga decir que los Cascos Blancos no fueron a recoger los cadáveres de la tripulación rusa, sino que sus compañeros terroristas patearon y arrastaron los cuerpos de los soldados rusos a placer.

Los medios progres no podían faltar a la cita de las flores y elogios ditirámbicos hacia los “white helmets”. En Rebelion, otro viejo conocido que ha hecho de las suyas con las “roboluciones” árabes y la lucha terrorista de los “rebeldes” sirios, son firmes partidarios de la “insurgencia” yihadista y su brazo “humanitario” Cascos Blancos. En este sentido, el site trotskista ha hecho publicidad gratuita para los humanitarios de Al Nusra. Así, se puede leer, con carga “emotiva” incluida, en una de sus noticias: Llamamiento urgente de los Cascos Blancos (Defensa Civil Siria). Esta noche, en el momento en que os disponéis a acostaros, los helicópteros del régimen sirio han lanzado más de 40 bombas de barril, enterrando a familias enteras entre los escombros de sus hogares. Atrapados en la oscuridad, la gente sólo tiene una esperanza: que los Cascos Blancos les encuentren y les saquen de allí. Las bombas de barril son las que lleva en su cabeza el mentor político de Progremos, Santiago Alba Rico, filósofo-califa de Al-Nusra y la OTAN.

Sería eterno citar la infinidad de medios corporativos favorables al candoroso y abnegado esfuerzo de la ONG terrorista de Occidente en Siria. El problema es que, como decía un lector de ELMUNDO, un medio acólito total de Washington y el sionismo, de este fairy tale (cuento de hadas) podría deducirse que la guerra de Siria consiste en el exterminio de la población civil por el malvado Assad con el apoyo de esos rusos monstruosos. En el lado de los buenos están estos muchachos de casco blanco apoyados por los campeones de siempre: ingleses, daneses, etc… O sea, la OTAN. Una vez más, Occidente contra el mal… A Marvel le encantan estos guiones. Le ha quedado un relato de lo más cotizable en Hollywood. No sé a qué espera.

Quizás espere a que el frente terrorista-humanitario de Siria sea, muy probablemente, recompensado este año con ese devaluado y político premio denominado Nobel de la Paz. Si se lo dieron al “pacificador” Obama, artífice junto a la enferma mental Hillary Clinton del Holocausto sirio…..por qué no iban a dárselo a uno de sus más publicitados mercenarios “humanitaristas”.

TRADUCCIÓN VANESSA BEELEY: URANIAENBERLIN

La orquestada campaña de mentiras de Amnistía Internacional y el ‘reality’-montaje del niño sirio Omran

LM - Syrie presstitudes 2 (2012 07 20) ENG 2

La putridez de Occidente con sus desvergonzados lacayos mediáticos y grupos afines de “derechos-desechos humanos” sigue invariable su curso en la actualidad bélica de Siria. El último obsequio de la desinformación y propaganda de guerra sobre este país viene dada en un mismo envase. Nada novedoso, por otra parte, ya que la agenda de los globalistas que nutren y financian el terrorismo internacional (ya sea islámico o el de sus propias agencias de inteligencia) tiene, desde hace tiempo, abiertos varios frentes propagandísticos. Uno de ellos ha consistido en una operación mediática de largo alcance, coordinada y sincronizada, utilizando el espantajo de la conocida ONG de George Soros, Amnistía (Amnesia) Internacional (AI) que ha “revelado” las supuestas “atrocidades del régimen de Asad” en una de sus cárceles. Por otra parte, se ha escenificado viralmente, en modo altamente sensiblero, a un niño sirio víctima de la guerra…por supuesto, de las bombas-barril del gobierno sirio y de Rusia.

Amnistía Internacional, al igual que Human RIghts Watch (otro franquiciado de la Casa Blanca) ha sido especialmente activa en el conflicto sirio, pero para demonizar, fundamentalmente, al gobierno de Asad y culpabilizarle de todas las atrocidades cometidas en Siria. De esta forma esa organización, aparentemente independiente pero financiada, entre otros, por la Open Society Foundation de Soros, modela la opinión pública mundial en el sentido que quieren EEUU, Israel y la OTAN. AI no es más que un ariete del Departamento de Estado norteamericano, comprobable al cien por cien mediante la que fue directora ejecutiva de AI, hasta 2013, Suzanne Nossel, quien ocupó con posterioridad el cargo de Subsecretaria Adjunta de Estado en ese Departamento. Amnistía Internacional es otro negocio más de los DDHH, donde las puertas giratorias entre Oenejetas y corporaciones o gobiernos  está en el mismo orden del día que las pactadas entre políticos y aquéllas.

En concreto, se podría afirmar que AI es una herramienta dirigida a perpetuar los intereses geoestratégicos de los Estados globalistas y las corporaciones financieras. Aparentemente, AI cubre todos los temas que afectan a los “derechos humanos” en el mundo (incluida la violencia policial en EEUU o la de otros países amigos del imperio) pero enfatiza selectivamente aquellos que son favorables a las tesis geopolíticas de Washington y el anglosionismo. ¿Recuerdan el informe de AI sobre torturas policiales en el Estado español, denominado Sal en la Herida? Un globo sonda que pasó inadvertido en este país y que daba cierta aura de credibilidad e “independencia” a la organización “amnésica”. Lo cierto es que ese informe no llegó nunca a los grandes medios corporativos españoles, que guardaron un acordado silencio cómplice bajo las directrices del gobierno zapateril de entonces.

El gran aparato publicitario de AI sobre Siria ha consistido esta vez en la denuncia de los crímenes del gobierno sirio en una de sus cárceles. Con gran alboroto mediático podemos leer: Saydnaya, la atroz cárcel siria donde mueres o ganas la libertad. Los horrores del gulag de Bashar Asad. El relato que viene a continuación ya se lo pueden imaginar: todo un repertorio del horror “nunca visto antes”. Horrores y gulag (por supuesto, agitar el fantasma del comunismo es indispensable en estos casos ya que impacta más que sea con denominación de origen “soviético”), ambos, adornan el “informe” de los amnésicos propagandistas de Washington. Al menos 17.723 personas han perdido la vida en cárceles del régimen sirio desde que comenzara el conflicto en marzo de 2011, denuncia este jueves Amnistía Internacional en un espeluznante informe, señala el mercenario del medio español ELMUNDO. Para, a continuación, incidir en un exacerbado amarillismo periodístico: Una retahíla de brutales torturas, condiciones inhumanas y muerte a escala industrial -a una media de 300 fallecimientos al mes, según estimaciones moderadas- que la organización internacional desvela a través del testimonio de 65 supervivientes.

El vergonzante palmero mediático prosigue su relato echando mano del asalariado “amnésico” de Washington: Un sufrimiento que Amnistía denuncia patrocinando la reconstrucción virtual de Saydnaya. “Utilizando técnicas de reproducción en 3D y los recuerdos de quienes sobrevivieron a los atroces abusos sufridos allí, por primera vez podemos vislumbrar de verdad el interior de una de las prisiones más infames de Siria”, indica Philip Luther, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Próximo y el Norte de África. Qué brillante ejercicio de marketing y fantasía “periodística”. Espera…¿AI ha denunciado alguna otra prisión o centro de exterminio, aviven el ingenio, en el mundo donde EEUU y su banda asesina de la CIA torturen en formato 3D? Hay una cárcel gigantesca, llamada Gaza, que es mil veces peor pero no es políticamente correcto tocar un pelo a los hijos del Pueblo Elegido. Y…¿que hizo la Falsimedia española con el informe de AI, Sal en la Herida, que apuntaba a la policía española y a los carceleros como torturadores? Ah no, eso era un bulo de los separatistas, una consigna de los apaleados cada vez que recalaban en dependencias policiales. En fin, seguro que Santiago Alba Rico, con esta orgía anti-Asad, ya ha entrado en éxtasis místico.

Se habla de que la prisión de Saydnaya representa la forma más elemental de crueldad y una falta despiadada de humanidad”, según el representante de la CIA en AI. La consigna es clara: hay que demonizar a Rusia como sea. Y para ello recurre de forma hipócrita y miserable al “veto” que Moscú, dice, lleva años utilizando en el Consejo de Seguridad de la ONU para proteger a su aliado, el Gobierno sirio, e impedir que responsables concretos del Gobierno y las fuerzas armadas sean llevados ante la Justicia por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional. Mientras tanto, de sus amigos, los criminales terroristas islámicos y sus patrocinadores occidentales, perpetradores en Siria de uno de los mayores Holocaustos que se recuerdan en decenios, el rufián Luther y los falsimedios terroristas no dicen ni “papa”. Por la cuenta que les trae. ¿Se puede ser mayor hijo de la gran puta que este sujeto de Luther?

En fin, para qué seguir con tan indecente ejercicio de manipulación y propaganda al servicio del imperio y el sionismo. El ejército árabe sirio, Rusia e Irán están partiéndose la cara, jugándose el tipo, perdiendo hombres por la derrota absoluta de unos monstruos terroristas entrenados y financiados por Occidente y….unos tipos nos hablan de la maldad del “régimen” sirio para con los “rebeldes” rebanacuellos y sus cómplices. Que hay que tenerlos…bien puestos. La narrativa del terror reflejada sobre esa cárcel siria no es ni más ni menos que la misma que han venido aplicando EEUU y sus aliados europeos a lo largo del siglo XX y XXI en infinidad de países en todo el Mundo. La memoria es frágil o, simplemente, para ser más exactos, hay complicidades que van mucho más allá de un pedestre y sensacionalista artículo periodístico.

Tienes a los del ISIS disolviendo en ácido a sus prisioneros o decapitando niños… y mientras los de Amnistía Internacional, a lo suyo, echando estiércol sobre los únicos ante cuya llegada la población siria sale a las calles a celebrar su liberación del Daesh y compañía, si excluimos las zonas kurdas. Hace mucho tiempo que perdí el respeto a Amnistía Internacional. La agenda que siguen no es la suya, es la de otros, y me produce gran repugnancia.

EL MUÑEQUITO OMRAN “DESPEINADO Y MAQUILLADO” PARA CONMOVER AL MUNDO

Sin título

La infamia de ELPAIS es aterradora. Miles de familias sirias, incluidos niños, han perecido torturadas, acuchilladas, decapitadas y lapidadas por los “rebeldes” de EEUU y la OTAN y….este niño, utilizado como atrezzo por los terroristas, es la peor noticia de Siria en 5 años…según el medio prisaico. Frótense tres veces los ojos y cliquen en la imagen

Omran, es el niño sirio herido por la malvada aviación sirio-rusa que conmueve al mundo rezan los grandes titulares de Falsimedia, a coro, programadamente. Dicen que este niño y sus cuatro hermanos han resultado heridos en los ataques aéreos con los que, desde hace semanas, la aviación del régimen sirio y Rusia castigan los barrios rebeldes en Alepo. Omran ha sobrevivido. Otros muchos cientos, afectados por los bombardeos de las últimas semanas, no lo han hecho: tras la reciente ofensiva rebelde que ha permitido romper el cerco del régimen. Este y su aliado ruso han intensificado los ataques aéreos contra las zonas controladas por los insurgentes. La literatura del diario digital ultraderechista EL CONFIDENCIAL sigue fiel a sus parámetros “estilísticos” narrativos anteriores. Rusia culpable. Asad culpable. La vergüenza criminal de Siria son los combatientes por la libertad ruso-sirio-iranís y los héroes y resistentes verdaderos son los verdugos terroristas que asolan Siria.

El mencionado anteriormente, ELMUNDO, remarca igualmente el carácter chantajista-emocional de la noticia sobre el niño que posa ordenadamente para la sucursal “informativa” de los terroristas, el Aleppo Media Center (muy considerado y con estrechos vínculos con los media del régimen sionista de Israel), apelando a la “revolución” (sí, como lo leen) siria: Han muerto aproximadamente 470.000 personas en la guerra desde que la revolución para derrocar a Asad fracasara en 2011, con un altísimo porcentaje de niños. Niños como Omran. Niños asesinados bajo las balas y morteros asesinos de la CIA, el Pentágono y la OTAN. Un matiz que se le escapa al plumífero del estercolero “inmundo” de turno. El teatro de plañideras acaba de empezar: todos lloran por Omran. Nada menos que desde la CNN, uno de los bastiones de la camorra periodística mundial para satanizar gobiernos enemigos de EEUU.

Otros medios no son ajenos a la telenovela rosa sentimental del niño más mediático del año en el folletín sponsorizado por Washington y Tel Aviv, como es el progre rancio diario feminazi ELDIARIO.ES. Dicen aquí: Se llama Omran Daqneesh, tiene cinco años y, ensangrentado, espera con la mirada perdida al resto de sus hermanos. Sentado solo en la parte trasera de una ambulancia, cubierto de polvo, no llora, no habla y apenas se mueve poco después de haber sobrevivido junto a su familia a un ataque de la Fuerza Aérea de siria en Alepo. Se toca el lado izquierdo de la cara y luego se mira la mano, manchada de sangre. Lo sustantivo no es un niño y la narrativa trágica que le acompaña, caligrafiada al detalle. Lo que tiene que quedar claro para la opinión pública mundial es que Rusia y Siria están llenos de brutalidad y sadismo y, por tanto, matan a la población civil, particularmente niños, indiscriminadamente, a ser posible con barriles de pólvora lanzados desde helicópteros del Ejército sirio.

Es verdaderamente esclarecedor, y en cierta forma paradójico, que pocos, por no decir casi ninguno, de los lectores que opinan sobre este embuste controlado de niños-show y cárceles de exterminio sirias se suman a la propaganda de Occidente. Más al contrario denuncian dobles raseros, falsedades y mentiras tan destructivas como las masacres llevadas a cabo, por los bien mimados de las “democracias”, “rebeldes” e “insurgentes”. Y no sólo aquí, en España. Basta con echar una mirada al resto de grandes imperios mediáticos del Mundo para cerciorarse de ello.

Una vez más, este periodismo canalla vuelve a dar infinito asco y pavor..Lo que demuestra qué clase de gentuza criminal está al frente de la política de Occidente.

Primero sacamos la imagen, conmovedora desde luego, del pequeño. A continuación difundimos la noticia de las cárceles sirias de Al Assad. De esta manera hacemos que el lector o televidente (Todos los telediarios lo han planteado de esta manera. !Oh casualidad!) asocien la guerra con el malvado Al Assad.

Asi que ya sabéis niños, los rebeldes en su mayoría extranjeros que han invadido Siria, son los buenos y el régimen de Al Assad y sus aliados son los malos..

Claro que la hipocresía es grande porque a la hora de enfrentarse en Siria al ISIS son los soldados de Al Assad y los rusos quienes lo hacen. Los rebeldes se ponen de perfil e incordian..

El deprimente espectáculo de terrorismo informativo que el diario ELPAISIS y otros están ofreciendo sobre Siria

 

sin-tc3adtulo

 

Hablar de Siria a estas alturas y echar un vistazo a los medios de propaganda de la OTAN españoles es encontrar la forma más cruda, tergiversada, repugnante y sesgada de manipulación informativa que pueda encontrarse sobre el conflicto sirio. Ello supone encararse con sus múltiples mentiras, sus plumíferos-mercenarios y la censura o silencio mediático en torno a todos los que estén cuestionando la vergüenza criminal que Occidente está cometiendo en el país árabe. Aunque, bien es cierto, cada vez son menos los que se tragan el embuste que vienen practicando desde hace tiempo la práctica totalidad de medios hegemónicos sobre el holocausto sirio.

La actualidad del casi eterno frente de guerra bélico sirio lo constituye la ciudad de Alepo donde puede estar decidiéndose lo que puede ser la derrota total de los terroristas (milicianos-rebeldes, según la deleznable prensa española) y sus patrocinadores estadounidenses, israelíes y de la OTAN, gracias sobre todo a la acción coordinada y fulminante de las tropas de Bashar Al Asad y el ejército ruso. A algunos, viendo su ineludible fracaso terrorista, les parece una crueldad intolerable que Alepo caiga en manos del gobierno sirio y sean desalojados sus asesinos, como es el caso del criminal de guerra Javier Solana, ex jefe terrorista de la OTAN en Yugoslavia, donde, recordemos, su banda de criminales cometió una de las atrocidades más inimaginables contra la población civil que se han producido en el siglo XX. Solana ha manifestado y rogado porque tal cosa (la liberación de Alepo) no suceda. Todavía no ha ingresado en la cárcel, tanto por sus crímenes pasados como por esta potable apología del terrorismo.

La inquina y cochambrosa parcialidad de la prensa española sobre Siria es digna del más avezado propagandista-discípulo de Goebbels (una mentira repetida mil veces….). El diario pronorteamericano-qatarí ELPAÍS es uno de los que ha estado a la cabeza de la maquinaria de mentiras que se puso en marcha tras la incursión de EEUU, Israel y la OTAN en el país árabe con objeto de propagar el terror y derrocar a su presidente legítimo Asad. El artículo titulado Los rebeldes lanzan una operación para evitar la toma de Alepo ya muestra, de partida, una indubitada declaración de intenciones. La complicidad del medio prisaico con el terrorismo es absoluta cuando para definir a los matarifes financiados por Occidente emplea la palabra “rebeldes” y, a continuación, remarca que Las milicias opositoras inician una ofensiva para evitar que la segunda ciudad del país caiga en manos del régimen.

El País utiliza también el término “milicias” nada menos que para etiquetar a un grupo organizado de asesinos a sueldo de la CIA y “régimen” (en claro tono despectivo) para menoscabar al gobierno de Asad. Esos son los mecanismos de intoxicación informativa preferidos por la periodista que escribe semejante mierda con denominación de origen anglosionista. La empleada del régimen de Sión se atreve a decir que Según los altos mandos militares rusos, 800 rebeldes —en su terminología terroristas— habrían muerto. Es decir, una tal Lourdes Baeza, valida a los criminales como luchadores en rebeldía, puesto que jamás son terroristas a pesar de sus incontables y terribles crímenes, ya que están actuando en contra de un gobierno que ellos, los prisaicos, consideran ilegítimo. Todo vendido en un mismo pack terrorista-“informativo”. En Europa inflan titulares grandiosos e hipócritas sobre cómo son de “crueles” en su territorio los terroristas yihadistas (en realidad, chivos expiatorios comprados y manipulados por los servicios de inteligencia de Occidente), mientras que en Siria son “rebeldes-opositores” al régimen de Asad. Así transita la fraudulenta verdad de los orquestadores del terrorismo islámico.

Para adornar la bazofia prisaica su “periodista” se nutre del ya conocido Observatorio Sirio de Desechos Humanos, entidad fantasma con sede en Londres que sirve como burdel de desinformación mundial sobre el conflicto en Siria y cuyas actividades son financiadas por la CIA y el servicio secreto británico MI6. Dicho “Observatorio”, al que se debía suponer una organización integrada por varias personas con diversos cometidos, resulta que está regentado por un sólo individuo, un “exiliado” sirio llamado Rami Abdel Rahman, el único encargado de diseminar la propaganda anti-Asad a todos los medios hegemónicos afines a la OTAN. Verdaderamente curioso que nadie de los “mainstream” haya puesto en solfa tan cantoso “tenderete”. Según el trilero del OSDH En las últimas 24 horas, al menos 28 civiles han muerto en distritos al suroeste de Alepo en bombardeos de grupos rebeldes sirios. Entre los fallecidos hay “seis niños y ocho mujeres”. La base probatoria, al parecer, se la han proporcionado los diversos grupos terroristas allí operativos o, directamente, le pasan el guión desde EEUU y el Reino Unido. Para ELPAIS ésta es información irreprochable y no digna de ser contrastada.

La cadencia desinformativa se repite nuevamente cuando ELPAIS busca la portavocía del inexistente Ejército Libre Sirio, una suerte de yihadistas camuflados de “combatientes” y la desfachatez y ruindad del medio español alcanza su punto más desvergonzado y lacerante cuando su corresponsal en Jerusalén (Lourdes Baeza) propaga un titular y subtitular con ánimo tendencioso Equipos de rescate sirios denuncian un ataque con gas. Los rebeldes acusan a Rusia de utilizar armas químicas, un extremo que el Kremlin niega. La inclita agente sionista, Baeza, relata hechos que suceden en Siria desde….el califato de Israel, tirando de la ponzoña “rebelde” y lanzando un bulo ya conocido de antemano (las armas químicas). Vergonzoso periodismo de cloaca que falta a la más elemental ética periodística. Y si no fíjense que “información” repleta de rusofobia nos osbsequia la plumífera del estercolero prisaico: Al menos 30 vecinos de Saraqib, una ciudad al sur de Alepo, fueron hospitalizados con síntomas de asfixia por inhalación de gases tóxicos y quemaduras en los ojos, denunciaron los conocidos como Cascos Blancos. Gas cloro o bertholita es lo que habría lanzado la aviación rusa sobre la población Saraqib, la ciudad más cercana a la zona donde, el lunes, murieron los cinco tripulantes de un helicóptero ruso. Así lo denuncian los rescatadores de la Defensa Civil Siria, conocidos popularmente como los Cascos Blancos

¿Cascos blancos sirios? Sí, enormemente popularísimos (ridícula muestra de afinidad hacia unos asesinos disfrazados de falsos humanitaristas). Gordon Duff, editor senior de Veterans Today los desenmascara como lo que realmente son: Ahora los terroristas visten con Cascos Blancos, dice Duff. Disponen de cuentas en Facebook y PayPal ayudando a recaudar dinero para el ISIS e intentar detener, de esta forma, el avance de Rusia y el gobierno sirio en Alepo quiénes intentan liberarla de sus garras monstruosas. No hay límites a la extensión del terror por lo que estos grupos terroristas seguirán atacando. Son maestros en la utilización de los medios de comunicación y en la edición de vídeos, donde hay un inexplicable “acceso rápido” a todo ello por parte de la CIA, el MI6 y sus medios afines.

Otro medio digital experto en falsificar la realidad siria, cercano a las tesis soCIAldemócratas de PSOE-Podemos, es el progre ELDIARIO, utilizando la fuente original del diario británico rusófobo The Guardian, al que tiene como referente “informativo” de primer orden. Otro campeón en la manipulación por entregas anti-Asad. Aquí, al igual que en ELPAIS, siguen disciplinadamente el guión del ya mencionado Observatorio Sirio de Despojos Humanos (tiene varias acepciones, como ven) y de otras organizaciones mercenarias como un tal Alto Comité de Negociaciones, un grupo de fantoches teledirigidos por Washington que afirman que “El desalojo forzoso de la población de Alepo es un crimen de guerra perpetrado por el regimen sirio y un miembro permanente del Consejo de Seguridad (de la ONU)”.

De este modo, se moldea un lenguaje que pretende demonizar a los que verdaderamente están arruinando los planes de los criminales y los de sus cómplices en Siria. Porque hablando de cooperadores en el terror yihadista tenemos a esas agencias humanitarias que hablan de “ataques aéreos y bombardeos”, incluyendo hospitales, sin duda, con un nada disimulado objetivo criminalizador y no precisamente hacia quien es el auténtico responsable de las matanzas en suelo sirio. La ex nazi Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras son dos herramientas de Occidente para ejecutar una operación de largo alcance que socave el avance militar anti-terrorista de la coalición ruso-siria-iraní.

EL CONFIDENCIAL (digital) es otra portavocía de la extrema derecha atlantista que tampoco ha perdido el tiempo en difamar al Ejército Arabe Sirio y a las tropas rusas glosando las habilidades de los “estrategas” terroristas asesorados por la CIA. Lean y pásmense: Los rápidos avances de los rebeldes muestran destreza y coordinación entre las distintas milicias, tanto de las brigadas vinculadas al Ejército Libre de Siria como de las salafistas de Jaish al Fatah. Los diferentes batallones han decidido unir sus fuerzas y combatir conjuntamente para recuperar el control de Alepo. […]Las fuerzas del régimen habrían recuperado algunas áreas que les habían arrebatado los insurgentes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres. Fantástico, los “rebeldes”-asesinos-matarifes-rebanacuellos son un prodigio de organización y coordinación….así, por la gracia mahometana. Pero falta apostillar al mass-mierda de turno que los servicios de inteligencia de Occidente son los verdaderos orquestadores de los movimientos de sus monigotes “sirios” a los que les señalan objetivos concretos a atacar (igual que hacen en Europa), como sucedió recientemente con el helicópero ruso MI8, que realizaba labores de ayuda humanitaria en Alepo y al que derribaron con un cohete anti-tanque TOW fabricado en EE.UU. El resultado fue el asesinato de sus cinco ocupantes.

La literatura profusamente pro-terrorista del CONFIDENCIAL parece sacada de un informe think-tank del Pentágono con la unidireccionalidad que se le supone, por supuesto, reseñando solamente “información” de las fuentes “opositoras”: “El problema no es solamente el cerco”, explica a El Confidencial el doctor Mahmud Aswad, de SEMA (Asociaciones Médicas de Expatriados Sirios, por sus siglas en inglés), “sino que la aviación rusa y el régimen están bombardeando instalaciones médicas”. Tal patraña lógicamente es incontrastable pero alcanza verosimilitud de la mano de unos “expatriados” en los que sobrevuela una prefabricada mentira sponsorizada por Washington y sus filiales europeas. Y, de nuevo, vuelven a aparecer los Cascos Blancos terroristas a escena para relatarnos una narrativa del miedo que responde plenamente a los designios de los globalistas: “La población tiene miedo de que Alepo se convierta en un Moadamiya o Madaya (ciudades en las que el cerco gubernamental ha provocado hambrunas)”, explica Ismail Abdula, un miembro de los Cascos Blancos, las brigadas civiles de rescate. Incluso la aviación rusa y siria han seguido bombardeando a una ciudad que no tiene salidas. “En las dos últimas horas han caído dos bombas de barril en dos barrios diferentes”, relata en una entrevista con este diario mientras se escucha el ruido de los walkie talkies y los gritos de auxilio. “Antes enviábamos a los heridos en ambulancias a otros hospitales o a Turquía, pero con la carretera cortada es imposible. La única alternativa para los heridos graves será la muerte”, afirma Ismail.

¿Han notado la desvergüenza criminal de este fantasioso cuento por etapas? El cerco gubernamental provoca hambrunas, bombas de barril del Ejército sirio son lanzadas sobre los civiles, derivación de heridos….¡a Turquía! el suministrador de terroristas del ISIS, que ya es cruel casualidad excepto para ELCONFIDENCIAL para el que debe parecerle de lo más normal del mundo, casi tanto como al dictador turco Erdogan. Con toda esta repulsiva narrativa han colaborado personajes siniestros como un tal Antonio Pampliega, pseudoperiodista o agente del CNI, tipo que fue partícipe de un montaje-secuestro en Siria. Ya no cabe mayor monumento al holocausto informativo. La información, de verdad, la tienen que aportar usuarios que son muy críticos con esos medios posteando, al pie de sus noticias, que esos magníficos aliados nuestros llamados “rebeldes” disponen de francotiradores que disparan a civiles que intentan salir por los corredores humanitarios habilitados por Rusia y el gobierno sirio o que los terroristas utilizan a civiles de escudos humanos y esconden armamento en los hospitales. De esto no saben no contestan en los cuarteles generales de los mass-media. La amnesia es absoluta cuando se les citan estrechas conexiones de las democracias occidentales con el terrorismo islámico. Forman parte de las “teorías de la conspiración”, dicen, sin sonrojarse.

El terror también se gesta en las rotativas de los grandes emporios empresariales mediáticos, en sus medios audiovisuales y en los sites digitales de esos medios hegemónicos. A esto se le llama simplemente el negocio de mentir para servir a unos propósitos muy concretos: en primer lugar, para dar soporte narcotizador al rebaño señalándoles quiénes son los “buenos” y quiénes los “malos” y, en segundo lugar, como complemento de lo anterior, ejercer de puente desinformador que valide mediáticamente las agresiones militares de los Estados imperiales en todo el mundo.

El fuego purificador ruso sobre el veneno terrorista que opera en Siria

Sin título

FINIAN CUNNINGHAM DESTROZA A LOS CRIMINALES ANGLOSIONISTAS Y SUS CÓMPLICES MEDIÁTICOS

El periodista irlandés Finian Cunningham es una de las plumas más interesantes, incisivas y rotundas, junto al norteamericano Wayne Madsen, que han analizado con extraordinaria clarividencia la actual situación siria y, en general, la desquiciada y criminal campaña geopolítica que están llevando a cabo los canallas del Nuevo Orden global en diversas partes del mundo. En su último artículo publicado en la revista digital de política internacional, Strategic Culture Foundation, titulado Russia Lances The Poison in Syria, Cunningham lo corrobora, una vez más, con atesorado brillo, exactitud analítica y no menos clase “irlandesa”. Empieza Cunningham diciendo que Menos de cinco meses después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenara la intervención militar en Siria, la guerra, que duraba ya cinco años, se ha transformado por completo. La paz está lejos de ser una realidad como se ha constatado en la tentativa de tregua de esta semana. El conflicto puede incluso intensificarse. Pero lo que, sin duda, ha logrado la intervención de Rusia es exponer a la luz pública el estrangulamiento de las fuerzas venenosas que luchaban por un cambio de régimen en Siria y que habían llevado al país a una situación límite.

Los ataques aéreos rusos, dice Cunningham, como una operación quirúrgica, han reventado la nociva inflamación purulenta que estaba operando en Siria. Todo tipo de venenos están supurando y siendo expuestos ante el mundo, sobre todo los roles jugados por las nefastas potencias occidentales, sus aliados en la región y las mentiras tóxicas que han ido propagando los medios de comunicación occidentales para encubrir crímenes contra la paz. Si no fuera por la gravedad del sufrimiento humano en Siria, la situación podría ser vista casi como cómica, debido a los arabescos occidentales para ocultar la realidad. Los gobiernos occidentales y sus medios serviles han estado fracasando una y otra vez con sus siempre cambiantes historias y oportunos giros propagandísticos, acusando al operativo militar ruso de todo tipo de crímenes: desde matar a civiles a bombardear hospitales, lo que agravaría, según ellos, la crisis de refugiados, así como señalar como objetivo a los «rebeldes moderados» o «apuntalar a un dictador”.

La decidida apuesta rusa por terminar con una amenaza que no sólo lo es para la región sino una potencial fuente de terror exportable a territorio ruso, ha hecho que pierdan los nervios en la OTAN, Washington y Tel-Aviv, viendo cómo sus forajidos de la yihad están recibiendo lo que no hizo (porque no podía ir en contra de sus aliados terroristas) la “coalición” occidental en un año. Es decir, EEUU y sus aliados no hicieron otra cosa que propiciar el avance de su frente terrorista en Siria, mientras al mundo se le vendía la farsa de una “guerra contra el terror” que no se creían ni ellos mismos. Exactamente el mismo guión de Afganistán o Irak. Así que los criminales andan especialmente azorados y todo les vale con tal de demonizar, nuevamente, al oso ruso. Cunningham, señalando a los medios controlados y sus continuas falsedades, afirma que Esta semana, los medios de comunicación occidentales se apresuraron a implicar a Rusia y al ejército sirio aliado de Moscú en los ataques ocurridos contra hospitales y escuelas en Azaz y Maarat al-Numan, cerca de la frontera con Turquía. Unas 11 personas murieron en las instalaciones del hospital de esta última localidad, que cuenta con el apoyo del grupo médico francés Médicos sin Fronteras (MSF), una franquicia “humanitaria” de la CIA utilizada como fachada por EEUU y sus sicarios eurosionistas, que es conocida por manipular y sesgar datos “humanitarios” en diversos conflictos en los que intervienen las potencias imperialistas.

Cunningham señala bien claro y diáfano que No se presentaron pruebas para apoyar todas estas afirmaciones altisonantes en los medios de comunicación occidentales para acusar a Rusia (muchas de ellas inducidas por otra plataforma de manipulación terrorista creada por Washington: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos). Rusia negó cualquier implicación, mientras que el gobierno sirio dijo que las fuerzas lideradas por Estados Unidos llevaron a cabo los ataques. Mientras tanto, toda la semana militares turcos han estado lanzando cientos de salvas de artillería en la frontera en el área alrededor de Azaz, donde se vieron afectados los hospitales. Pero los medios de comunicación occidentales no cuestionan a Turquía sobre la violación de la soberanía siria o la posibilidad de que estos “ataques errantes” puedan haber sido ejecutados por las fuerzas turcas, tal vez incluso a modo de falsa bandera para incriminar a Rusia. El régimen homicida-terrorista turco es, a este respecto, candidato número uno para estar implicado en estos crímenes, algo que MSF (y los medios hegemónicos) intenta escamotear por todos los medios, lo que demuestra su complicidad con los criminales a los que cuida y protege.

En el rizo del rizo conspiranoico americano-sionista, el delirio ya entra en su fase crítica cuando Cunningham se refiere a las absurdas y paranoicas campañas (muy calculadas) de desprestigio que proceden del imperio en contra del Kremlin. A este respecto, dice el irlandés que Otra hazaña de la narrativa-contorsionista imperial fue orquestada por el enviado de Estados Unidos a Siria, Brett McGurk, quien dijo a los legisladores del Congreso la semana pasada que Rusia estaba «ayudando directamente a los terroristas del Estado Islámico» (SIC) gracias a su intervención militar en Siria. Otro cuento deformado fue el del medio propietario del gobierno de los Estados Unidos, La Voz de América, que afirmó que los ataques aéreos de Rusia estaban empujando a los rebeldes moderados a unirse a las filas de las milicias extremistas. En fin, una cosa espeluznante que muestra que el chiringuito asesino de EEUU y sus socios europeos y sionistas se está yendo al garete en Siria. En la guerra fría contra la URSS también tuvimos la oportunidad de ver (y leer) cosas parecidas, además de comprobar que el terrorismo organizado por la CIA en Europa Occidental (a través de la red Gladio, el narcotráfico y la masonería) tenía los mismos objetivos estratégicos que ahora.

dictator

EL DICTADOR CRIMINAL TURCO, ERDOGAN, PIEZA MAESTRA DE LA OTAN PARA DAR OXÍGENO Y ARMAS AL TERRORISMO ISLÁMICO

El doble rasero, la desvergüenza y la hipocresía criminal de Occidente es palpable en el caso turco, la marioneta de la OTAN utilizada para galvanizar el conflicto sirio y ejercer el papel de agente provocador terrorista. Así lo refiere nuestro articulista El Estado turco de Recep Tayyip Erdogan se ha dedicado a bombardear territorio sirio en lo que cualquier persona justamente describiría como un acto de agresión hacia un país soberano. Ankara afirma que está atacando a los “terroristas” de la milicia kurda en Siria, el YPG. Pero no resulta ajeno el hecho de que la semana pasada el YPG ha infligido grandes pérdidas a los mercenarios yihadistas que Ankara ha estado apoyando desde que los kurdos se hicieron con la base aérea de Menagh. Turquía, como miembro de la OTAN, ha bombardeado, además de pueblos kurdos situados en la provincia de Alepo donde ha causado bajas civiles, las posiciones del ejército sirio y la base aérea de Rusia en Latakia, donde los kurdos del YPG actúan en coordinación con las fuerzas rusas.

La conclusión inevitable es que la OTAN, dice Cunningham, la alianza militar encabezada por Estados Unidos supuestamente creada para mantener la seguridad mundial, se ha convertido, abiertamente, en un elemento beligerante en la guerra de Siria. Y es que el factor fundamental ha sido la intervención de Rusia que ha cortado los canales de comunicación que unen a Arabia Saudita-CIA-OTAN-Turquía con las brigadas terroristas que operan para un cambio de régimen en Siria. El derribo criminal por parte de Turquía de un bombardero ruso en noviembre pasado -con la apologética falaz de siempre por parte de Washington y otros miembros de la OTAN- fue la respuesta inicial, a la desesperada, al éxito de Rusia de frustrar la guerra encubierta orquestada por Occidente.

Así que el imperialismo, visto que Rusia les está ganando holgadamente la partida siria, busca árnica de cualquier manera posible, en particular, a través del pufo de unas “negociaciones” en las que, según Cunningham (y que yo mismo reflejé en la anterior entrada), el Secretario de Estado norteamericano John Kerry quiere desesperadamente «conversaciones de paz» en Ginebra porque conoce que la guerra encubierta ha entrado en una mala racha. Hablar de paz es sólo una tapadera para la discusión política de cambio de régimen. Pero los rusos no quieren saber nada de esto. Moscú va a acabar con los mercenarios respaldados por Occidente y se adhiere al principio de la soberanía de Siria para planificar el futuro político del país. El Departamento de Estado de Estados Unidos está en un aprieto ya que ha apostado por un perdedor, a pesar del impetuoso e irracional Erdogan y los clientes sauditas de EEUU, que no se dan por vencidos en sus fantasías de cambio de régimen. Lo de impetuoso e irracional para definir al dictador criminal turco queda demasiado light.

Siria, continua Cunningham, no está en las garras de una «guerra civil» como han fabricado los medios de comunicación occidentales. Siria está en el punto de mira de las potencias extranjeras y su proyecto criminal es el de destruir un país debido a sus retorcidas ambiciones geopolíticas. Antes de la operación militar de Rusia, Siria era una paciente con grilletes a punto de ser amputada, inyectada con todo tipo de venenos y que estaba siendo violada continuamente, mientras los medios de comunicación occidentales eran los guardianes que proyectaban toda esta obscenidad para que el público se mantuviera desinformado. Pero esta farsa vil ya no se puede ocultar. La OTAN, liderada por Estados Unidos, con sus aliados árabes, y su guerra terrorista encubierta contra Siria están ahí para que todos lo vean. Y, en gran medida, Rusia es la que ha expuesto este crimen despreciable.

La verdad no es garantía de paz. Pero para llegar finalmente a la paz al menos tenemos que aprender de la verdad, sentencia Finian Cunningham

El terrorismo de EEUU, Israel y la OTAN se hunde en Siria: ¿ahora a por Rusia e Irán?

 

PUTIN

 

Los terroristas de EEUU y la Europa de la OTAN están siendo derrotados y borrados del mapa de Siria gracias a una eficaz estrategia de ataques combinados entre la fuerzas aéreas del ejército ruso, el Ejército Árabe Sirio y las milicias pro-iraníes de Hezbollah. La globalización de la guerra emprendida por EEUU y sus cortesanos sionistas, árabes y europeos está fracasando en Siria. Los aliados de las multinacionales que decían combatir a su protegido terrorista, el Estado Islámico (antes AlQaeda, ISIL, ISIS, etc), pero que en realidad estaban favoreciendo su expansión criminal en Siria, están redefiniendo su táctica de guerra neocolonial hegemónica para hacerse, como sea, con el botín sirio. La guerra “contra el terrorismo” encabezada por Occidente es, no hace falta insistir en ello, un completo fraude. Han fracasado incluso en su ridícula y obscena campaña mentirosa de manipulación propagandística acusando a Rusia de bombardear  poblaciones civiles sirias y a esos inexistentes “rebeldes moderados” (es decir, a sus criminales rebanacuellos).

Rusia está haciendo muy bien su trabajo limpiando Siria de los asesinos mercenarios de la CIA y el Mossad, algo que no esperaban los ideólogos de las “primaveras árabes” que han recurrido a todo tipo de tretas y prácticas criminales como pretexto para “combatir” (ayudar) a su franquicia del Estado Islámico: desde derribar un avión ruso de pasajeros en Egipto hasta perpetrar el atentado terrorista de falsa bandera de París, en noviembre del año pasado. No hay más solución para Siria que la derrota total de todos los terroristas (incluidos sus patrocinadores) y el restablecimiento de la paz bajo el mandato de Bashar Al Asad, el presidente legítimo del país. Por otra parte, la farsa de las “negociaciones de paz” que se están celebrando sobre Siria no son nada más que un ardid de EEUU para ganar tiempo y hacerlo perder a su enemigo ruso con falsos acuerdos para que la “oposición” terrorista tutelada por Washington gane protagonismo sobre una mesa política, ya que lo está perdiendo sobre el terreno militar sirio.

Derrotados en la práctica sus matarifes en Siria, el complejo criminal formado por los estadounidenses, el sionismo, los europeos y las monarquías del Golfo parece ser que está proyectando un plan B que se encargarían de poner en marcha dos de sus regímenes aliados más atroces: las dictaduras turca y saudí, que serían los principales ejecutores del trabajo sucio de invadir ilegalmente territorio sirio para hacer lo que no han conseguido sus zarrapastrosos asesinos de Alá Akbar, es decir, derrocar al presidente sirio Al Asad, eso sí, con la falsa excusa de todos conocida de combatir a la “yihad”. Algo que se antoja, cuanto menos, risible puesto que Turquía y Arabia Saudíta son las marionetas siniestras de EEUU y la OTAN, los principales padrinos del terrorismo yihadista en la región, a quien han dado soporte militar y logístico. Así que el sarcasmo es, también, pura perversión.

 

Sin título

AL MUÑEGOTE TERRORISTA DEL USASIONISMO SE LE ESTÁ ACABANDO LA CUERDA EN SIRIA

 

14107800441

NO LES HA VALIDO NI EL TEATRO DE LAS FILMACIONES “REBANANDO” CUELLOS

 

Con este nuevo escenario se produciría un gran salto cualitativo que podría activar una peligrosa dinámica de confrontación militar con Rusia e Irán, mientras el imperio y sus aliados estarían al acecho de lo que sucediera con sus vasallos turco-saudíes, si es que no intervendrían a continuación de ellos. El régimen turco ha estado, en los últimos tiempos, especialmente activo en provocaciones planificando ataques terroristas, tanto en su propio territorio como fuera de él, ya sea lanzando, a través de sus servicios secretos, bombas terroristas contra opositores como derribando cazas rusos en territorio sirio. Incluso existen fundadas sospechas de que la dictadura turca habría liberado el virus de la gripe porcina en zonas controladas por su enemigo histórico: los kurdos, quiénes, para mayor indignación turca, están combatiendo con determinación al Estado Islámico. Los kurdos, bajo la bota del régimen asesino turco, han sido infinitamente más masacrados que lo fueron bajo el antiguo aliado de EEUU, luego defenestrado, Sadam Hussein.

El genocida Erdogan y sus secuaces del gobierno turco han insinuado en varias ocasiones su intención de lanzar operaciones terrestres en Siria, algo que desean fervientemente pero que no harán si no es con la aprobación de su jefe político: EEUU. Turquía tiene además múltiples intereses en la zona como es el hecho de que podría controlar y ejecutar mejor las masacres contra los kurdos (con ayuda colateral-ocasional del Estado español, que contribuye con operaciones policiales-farsa en contra del PKK) y beneficiarse del comercio de petróleo con los hijos terroristas de Occidente, es decir, el Estado Islámico, cuyo contrabando es conocido que se realiza hacia territorio turco con total impunidad y donde allegados del dictador Erdogan están implicados en este homicida negocio. De hecho, en los últimos años las cuentas bancarias de la familia Erdogan y sus compinches políticos se han ido enriqueciendo gracias a ese comercio delictivo de petróleo, al tráfico que el régimen turco viene haciendo con los refugiados que llegan a su territorio y al negocio ilícito de armas con los terroristas.

La monarquía terrorista saudí, que al igual que Turquía está fuertemente monitoreada por EEUU e Israel, también ha afirmado que su objetivo es derrocar al presidente sirio Asad por la fuerza. Y para ello el país de las decapitaciones públicas y los latigazos estaría listo para desplegar unidades de su ejército en Siria lideradas (en la sombra o presencialmente), cómo no, por Estados Unidos. A los saudís podría salirle el experimento muy oneroso si tenemos en cuenta que ya tienen abierto un frente bélico (promovido por EEUU) en Yemen, donde los rebeldes huties les están dejando en ridículo, a pesar de que los carniceros saudis poseen amplia superioridad militar lo que no les impide, en un ejercicio de cobardía y clara limitación táctica, bombardear impunemente a la población civil y señalar como objetivos los hospitales yemeníes, empleando bombas de racimo suministradas por EEUU. Y, para que nada falte en las guerras del terror impulsadas por el imperio, el infecto régimen antidemocrático español les ha estado suministrando armamento a los jeque-asesinos por el jugoso importe de 24,5 millones de euros durante el año pasado. Todo ello ante la habitual pasividad de los dirigentes-rufianes de las “democracias” occidentales que, eso sí, se les cae la bilis y la baba cuando hablan de Rusia, Venezuela, Irán o Corea del Norte.

Dice Peter Korzun en Strategic Culture que El despliegue de tropas terrestres en Siria no sólo es una violación directa de la ley internacional. La acción provocará que la coalición entre Rusia-Siria-Irán esté al borde de la colisión con la liderada por Estados Unidos. Arabia Saudita, Turquía y otros estados que están dispuestos a comenzar un peligroso juego con el apoyo de Estados Unidos. Los Estados Unidos es, por tanto, el país clave. Puede y debe utilizar su influencia para evitar que ocurra lo peor. Se puede encauzar el proceso de confrontación de forma que se evite el deslizamiento hacia un conflicto incontrolable con repercusiones impredecibles.

El problema es que esta declaración de “buenismo” de Korzun hacia EEUU adolece de un enfoque más “radical” y realista contra el imperio. EEUU sólo busca garantizar sus intereses a cualquier precio y utilizará a sus aliados-fantoches árabes a conveniencia. En el tablero sirio Washington quiere revertir, como sea, la actual situación que le es muy desfavorable. Las violaciones al derecho internacional le importan un carajo a los gringos y a la OTAN ya que siempre las han violado utilizando a la siniestra ONU como fachada agresora. Que la línea roja de confrontación con Rusia e Irán se traspase dependerá de lo que los halcones del Pentágono y las agencias de inteligencia occidentales hayan diseñado, visto el retroceso que han experimentado en Siria gracias a la bendita intervención rusa. De lo que no cabe duda es que una incursión armada de Turquía y Arabia Saudita en Siria podría tener consecuencias desastrosas, la más importante, el comienzo de un conflicto armado semiglobal, que afectaría, de una u otra manera, a casi todo el planeta. Pero eso qué le importa a EEUU si ya está acostumbrado a ello.

La OTAN ejecuta una nueva encerrona terrorista contra Rusia

ASESINO copia

A Rusia, que está combatiendo con dedicación, profesionalidad y eficacia al terrorismo “sponsorizado” por Occidente, le quieren echar de Siria por la vía criminal. Los conspiradores terroristas reunidos en el cónclave de la OTAN han decidido acelerar la apretada agenda rusa que tienen entre manos con un incremento de las provocaciones militares en contra de un Kremlin que es ya objetivo directo de Occidente. Washington, Tel-Aviv y Bruselas quieren, por todos los medios sucios posibles, que el oso ruso retorne con las orejas gachas a su madriguera moscovita. Las acciones terroristas de falsa bandera de días anteriores ya eran un aviso a navegantes donde, de forma indirecta (Turquía, Líbano, París) y directa (derribo por parte de la CIA y el Mossad del avión ruso Metrojet, en Egipto), se advertía a Rusia que debía ceder el protagonismo a la OTAN y abandonar toda lucha contra el terrorismo mercenario del anglosionismo. El Oriente Medio es cosa imperial y Rusia debe ser un simple espectador.

La pretensión del imperialismo euro-sionista-americano, ante la decidida respuesta rusa de romper la dinámica genocida de Occidente, es doblegar con violencia a Rusia y desplazarle definitivamente del tablero sirio, fortalecer el terrorismo en la región y luego cercar con púas y terroristas al Kremlin para dar el salto, más adelante, hacia China (donde Occidente ya tiene otra fachada terrorista a mano, los uygures, aparte de la secta de los lamas financiada por la CIA), Corea del Norte (impenetrable, con motivo) e Irán, para así consolidar su hegemonía en prácticamente todo el planeta. De tal modo, que la OTAN ha decidido apuntar hacia el blanco ruso incrementado su campaña de terror en modo Gladio B, en particular, con la última orgía sangrienta de París orquestada por los servicios secretos franceses. La última fechoría anti-rusa de la OTAN ha consistido en derribar un bombardero táctico ruso, el SU-24, por un misíl aire-aire procedente de un caza F-16, supuestamente, del ejército turco. Digo supuestamente porque no va a ser posible confirmar, al menos de momento, si se trataba de un caza turco o si el avión estaba pilotado por un norteamericano, ya que EEUU tiene una base militar permanente en Turquía, concretamente en Incirlik, en la región de Adana, al sur del país, a tiro de piedra de Siria. Por lo que es muy probable que el avión agresor “turco” (o “americano”) tuvo que partir de allí, introducirse ilegalmente (aquí sí) en Siria y abatir al SU-24.

La secuencia de hechos de esta nueva infamia de Occidente es clara, diáfana y no admite discusión alguna. Un avión ruso de combate que estaba en tareas de reconocimiento de las bases terroristas yihadistas de la CIA, cerca de la frontera con Turquía (país conocido por ser uno de los principales soportes del terrorismo de ISIS), fue atacado por un caza de la banda terrorista OTAN proveniente de Turquía con origen, seguramente, en la base estadounidense de Incirlik. La excusa o motivación dada por las autoridades turcas, falsificada, trampeada y completamente amañada, para perpetrar ese ataque, es que el bombardero ruso estaba “dentro del espacio aéreo de Turquía”. No hace falta decir que Turquía no ha presentado una sóla prueba al respecto que no sea el habitual montaje en estos casos, mientras que los medios controlados han servido de transmisores de las mentiras turcas y han dicho y repetido todo lo que la OTAN quería que dijesen. 

mapa

Partamos de un hecho que no resiste un punto de lógica, pero sólo por dar tonalidades creíbles a la farsa turca: si Rusia está combatiendo al terrorismo en Siria y el resto de países de la OTAN (incluida Turquía) también (sic), ¿por qué la OTAN consideró un enemigo letal al avión SU-24 que (vamos a suponer) se adentró (por un “error” del piloto) en el espacio aéreo turco y fue atacado con un misíl, por tanto con el objeto de hacer el mayor daño posible? ¿Por qué el caza de la OTAN no procedió a realizar una advertencia previa (cosa que jamás hizo porque no hubo, lógicamente, tal invasión) al piloto ruso? Esta sería la versión, más o menos, “justificativa” del asunto. Ahora bien, la realidad es muy distinta puesto que lo grave y verdaderamente indiscutible es que el SU-24 estaba fuera del espacio aéreo turco, dentro de Siria, a una escasa milla de la frontera con Turquía. Es absolutamente falso y difícil de creer que los militares rusos se introdujeran en Turquía sin saber el mapa de navegación y sin conocer dónde estaban en ese momento situados. Vamos a suponer, nuevamente, que el avión ruso se introdujo unos segundos en Turquía. ¿Ello justificaría un ataque de guerra como si Rusia fuese un enemigo mortal?. Los radares rusos han confirmado que el avión no violó, de ninguna de las maneras, el espacio aéreo turco. El trayecto del SU-24 estaba perfectamente calibrado por las autoridades militares rusas. Así pues, el bombardero ruso fue atacado en territorio sirio, lo que constituye un crimen de guerra y un acto terrorista. Todo ello en aras de acosar e intimidar a Rusia para que el presidente ruso Putin abandone cualquier pretensión de destruir el tinglado terrorista que tiene montado en Siria el conglomerado anglosionista.

El resultado de la acción criminal turco-estadounidense ha sido el asesinato, mientras descendía en paracaídas, de uno de los dos heroicos militares rusos del SU-24, a manos de una de las tantas facciones terroristas que operan en Siria bajo el mandato de la CIA (¡qué casualidad… estaban allí los asesinos en el momento exacto!…¿les pasó las coordenadas de la posición del SU-24 la OTAN, incluso la hora del derribo?), mientras que el otro piloto pudo ser puesto a salvo por un equipo de rescate ruso-sirio que, en rápida y audaz misión, pudo librarle de las garras asesinas de sus captores a los que, afortunadamente, dieron muerte. Tal vez habría que pensar que el régimen criminal turco (y, por extensión, la OTAN) entregó el “botín” ruso en bandeja de plata a los terroristas sabiendo que los pilotos del SU-24 iban, probablemente, a salir vivos gracias al sistema de eyección del aparato y luego serían capturados y asesinados. Induce muy a la sospecha que ese avión ruso pudo haber sido objeto de un seguimiento previo por parte de los radares de la OTAN situados en Turquía, en los vuelos de reconocimiento que hacía rutinariamente, por lo que marcado el objetivo, tan sólo era cuestión de activar un ataque terrorista en el momento preciso, una vez más, al calor de los recientes “acontecimientos” de París y Egipto.

No sorprende que la siguiente puesta en escena, que estaba prevista después de la opereta terrorista turca, haya sido movilizar a los peones mediáticos y los correspondientes Consejos de Seguridad para afianzar la representación teatral turca y erigirse, Erdogan y sus secuaces, como falsas “víctimas”, cuando lo que han sido, en realidad, es unos brutales asesinos actuando coordinadamente con los terroristas que tienen desplegados en Siria. Incluso algunos se atreven, en tono diplomático, embaucador y falsamente buenrollista a intentar establecer “mejores canales de comunicación entre la OTAN y Rusia que solventen las diferencias de idioma y de formación para asegurar que no se derriben más aviones y no se causen nuevas muertes”, según Thomas Frear, un supuesto “experto” que pertenece a un tal European Leadership Network, que nadie debe saber para que coño sirve ese engendro que no sea otra cosa que un Departamento de relaciones públicas de la banda criminal atlántica. Palabrería hueca para tratar de acallar cualquier voz que pueda denunciar la puesta en práctica de un evidente crimen.

El régimen turco es un caso paradigmático (o no tanto, para qué vamos a engañarnos) en la Europa de la OTAN. Se trata de un régimen dictatorial, con fachada “democrática”, autor de innumerables violaciones de derechos humanos contra la población kurda (en proporción mayor que los que cometía Sadam Hussein en Irak) etnia que ha sido objeto de incontables torturas, secuestros y matanzas (en particular, el PKK, o Partido de los trabajadores del Kurdistán) por parte de la policía, los servicios secretos y el ejército turco. Un país, Turquía, que ostenta el triste récord de ser el que mayores amenazas, persecuciones y asesinatos comete contra periodistas críticos con el régimen. De hecho, Turquía posee el récord mundial (reconocido) de mayor número de periodistas en la cárcel, algo que parece no preocupar a sus colegas de Occidente ya que no son de su “cuerda” y en Turquía hay “democraCIA”…a la turca. Una de las periodistas más carismáticas y amenazadas de muerte, aunque “indirectamente” (lo es por los terroristas que apoya Turquía) es la joven de origen turco pero residente en Siria, Sevra Baklaci, quien ya denunció hace tiempo las relaciones entre los terroristas apadrinados por Occidente y el régimen de Erdogan, señalando que en la frontera turca había (y hay) un “coladero” por el que iba y venía la yihad, las armas y el petróleo del terrorismo “sponsorizado” por Occidente (al igual que sucede con Israel, donde los terroristas “islámicos” heridos en Siria han sido atendidos en hospitales hebreos).

sevra-baklaci

SEVRA BAKLACI, PERIODISTA DE ORIGEN TURCO AMENAZADA POR EL TERRORISMO QUE PATROCINA EL RÉGIMEN DE ERDOGAN

Turquía también ha servido de plataforma logística para los asesinatos cometidos por Israel, en particular, la carnicería que desató el régimen judío contra la flotilla solidaria pro-palestina (que iba rumbo a Gaza desde Turquía) ocurrida en el buque Mavi Mármara, donde hubo una decena de activistas que fueron baleados y asesinados por el ejército terrorista judío (no se crean aquellas lamentaciones posteriores de Turquía, con ocasión de ese crimen masivo de lesa humanidad, puesto que era puro teatro de un régimen aliado de Israel en todos sus puntos). Turquía, cómo no, también es experta en cometer innumerables actos criminales de falsa bandera que han acontecido en su territorio desde los viejos tiempos de Gladio y que han sido llevados a cabo por los servicios secretos de la dictadura turca (en coordinación con la CIA). El último de ellos, el 10 de octubre de este año, ocasionó 85 muertos cuando una serie de bombas fueron colocadas por agentes terroristas de Erdogan, en una clásica operación Gladio B, al paso de una manifestación opositora celebrada en la capital Ankara. Huelga decir que las elecciones turcas, desde que Turquía es miembro de la OTAN, son un amaño tras otro que le dan un barniz de “democracia” europea, pero que esconden a un régimen represor, fascista y dictatorial. El fraude electoral no ha sido objeto de escrutinio alguno por esos tan cacareados “observadores” internacionales que suelen miran con lupa microscópica a Venezuela o Bielorrusia, pero que en Turquía, al parecer, todo es pulcritud supervisada por la CIA.

Los acólitos de la OTAN, tanto los afiliados a la banda o países que aspiran a pertenecer al crimen atlantista, han condenado la falsa “violación” rusa del espacio aéreo turco y, en algunos casos, han aplaudido el crimen, como era el (previsible) caso del régimen del dictador chocolatero ucraniano, que ha salido presto como una rata homicida para felicitar a Erdogan. Dos criminales ya con experiencia en terrorismo aéreo patrocinado por EEUU y la Unión Europea. El monigote español, Margallo, no ha sido una excepción. Ya dejó clara su posición, hace unos meses, dando la cara por el carnicero Poroshenko, en el asunto del derribo del MH17, culpando a Rusia de (sic) instigar el atentado. Ahora, el fantoche español, no iba a hacer otra cosa que bailar la conga con sus aliados para demonizar y culpabilizar de forma trapacera, nuevamente, a Rusia….que es culpable, ahora y siempre (ya lo dijo, recuerden, el filonazi Serrano Súñer). No es una novedad, sobre todo al más alto nivel, que todo aquel que se salga del tiesto otánico y cuestione la parodia terrorista euroamericana desaparece de inmediato de la circulación política o bien es asesinado de un “ataque cardíaco”, como le ocurrió al ex ministro inglés de Exteriores, Robin Cook, poco después de afirmar que AlQaeda era una marca fabricada en la sede de la CIA.

Vladimir Putin ha dicho, al hilo del derribo de su avión SU-24, algo que es incierto,  aunque pueda parecer, a primera vista, una aparente verdad: “la pérdida de hoy (ayer) está relacionada con una puñalada en la espalda, llevada a cabo contra nosotros por los cómplices de los terroristas”. En realidad, la puñalada por la espalda la dan los que se consideran, normalmente, “amigos”, algo que está muy lejos de ser así en el caso de las relaciones Rusia-OTAN y no hay tales cómplices del terrorismo, sino organizadores y autores intelectuales o materiales de los actos terroristas.

¿Será Putin capaz de dar una lección que no olvide el terrorismo internacional del eje anglosionista? Para ello debería contar con “refuerzos” militares por parte de una China que no parece vaya a mover ficha hasta que no le toquen un pelo ¿O por el contrario Rusia replegará posiciones ante la agresividad criminal mostrada por Occidente? ¿Estará la guerra servida si el Kremlin no abandona territorio sirio y responde militarmente a las continuas provocaciones criminales de EEUU y la OTAN?

ACTUALIZACIÓN

El comando ruso-sirio-iraní con el piloto ruso rescatado (indumentaria beige)

CUrjeeLWsAAWiOI

Las piltrafas terroristas de Occidente después del ataque combinado del Ejército ruso y el Ejército Árabe Sirio

CUsKtsBW4AAtp9M

ACTUALIZACIÓN

El General iraní Soleimani coordinó el rescate del piloto ruso superviviente

h

Fuentes rusas revelaron el jueves que el piloto del caza Su-24 derribado por Turquía fue rescatado en una operación dirigida por el ya legendario General iraní, Soleimani.
La tripulación del avión eyectó y un piloto resultó asesinado. El copiloto, capitán Konstantin Murahtin sobrevivió. Pero la historia de cómo lo logró rodeado de grupos terroristas era desconocida hasta hoy.
Emad Abshenas, reportero de la agencia de noticias rusa Sputnik, escribió un artículo en ese sitio web en lengua persa citando toda la historia relatada por un oficial sirio de alto nivel.
“Entré en contacto con uno de los oficiales sirios que es viejo amigo mío y se encuentra estacionado en Latakia y le pedí que me contara la historia, y aquí está lo que dijo,” mencionó Abshenas.
Tras el derribo del avión, los helicópteros rusos despegaron inmediatamente para salvar al piloto, pero se enfrentaron con el poder de fuego del Ejército Libre de Siria, (apoyado por Occidente) y el de la Brigada de turcomanos quienes atacaron a los helicópteros con misiles y armas avanzadas que han recibido recientemente. Durante las operaciones, un helicóptero fue alcanzado y tuvo que ser abandonado.
Información creíbles difundieron que un grupo de soldados de las unidades especiales turcas había sido enviado al lugar para apresar al piloto superviviente. Mientras que los rusos estaban planeando otras opciones para liberar al piloto, el general Soleimani se puso en contacto con ellos y les propuso que una unidad especial formado por fuerzas de Hezbolá y comandos sirios, entrenados en Irán y que están totalmente familiarizados con la situación geográfica de la región, se encargaran de las operaciones en tierra y Rusia les proporcionara cobertura aérea e inteligencia por satélite.
Soleimani les prometió devolver el piloto ruso sano y salvo; una promesa que se mantuvo hasta el final, de acuerdo con el oficial sirio.
Después de rastrear el lugar donde cayó el piloto  que usaba su GPS, se reveló que éste se mantenía en un lugar ubicado 6 kilómetros detrás de la primera línea de combate entre el ejército sirio y los terroristas.
Seis combatientes de la unidad de operación especial de Hezbolá y 18 comandos sirios se acercaron a la primera línea para llevar a cabo las operaciones mientras que la fuerza aérea rusa y siria crearon una cortina de fuego en la zona destruyendo la sede de los terroristas de tal manera que la mayoría de ellos huyeron del lugar y el camino quedó libre para el avance de la unidad especial.
El oficial sirio añadió que todos los movimientos de las unidades especiales se controló y se cubrió con precisión por los satélites rusos de manera que los más leves movimientos sospechosos realizados a 100 metros de la zona de operaciones estaban controlados. En todo momento se tuvo informado a un muy alto cargo del Kremlin (que él piensa era el presidente Putin) quien estaba supervisando las operaciones desde Moscú, via satélite.
El oficial sirio cree que los rusos lanzaron una fuerte guerra electrónica para cegar los satélites “no afines” y sus equipos de comunicaciones en varios kilómetros a la redonda, de tal manera que cuando el enemigo se dio cuenta de que algo estaba en marcha, la operación ya había terminado. La guerra electrónica se puso en marcha porque los rusos estaban preocupados porque sabían que los satélites occidentales suministrarían datos a los terroristas.
Por último, la unidad especial salvó el piloto después de infiltrarse 6 kilometros detrás de las líneas enemigas, matando a varios grupos que encontraron operando por la zona y destruyendo sus equipos de alta tecnología.
Los 24 miembros de las unidades especiales, junto con el piloto, regresaron a su base sin  ni siquiera una lesión, después de cumplir la misión peligrosa
De acuerdo con el funcionario sirio, una de las razones del éxito del recate fue la discrepancia que existió entre Turquía y los terroristas sobre el destino del piloto ruso. Los turcos lo querían con vida para realizar un despliegue mediático que sería apoyado por Occidente para chantajear a Moscú. Por su parte, los terroristas querían apresarlo para quemarlo vivo, con el fin de asustar a otros pilotos rusos. Esta brecha e intercambio de “opiniones”, facilitaron unas horas vitales al equipo de rescate para su infiltración, así como la planificación previa de la operación.
El funcionario sirio dijo que el general Soleimani insistió en supervisar los detalles del operativo y se quedó en la sala de operaciones hasta que se aseguró del éxito.
Al respecto el sitio web Veterans Today ha sacado las siguientes conclusiones:
1. Soleimani está saludable, sigue al mando de las operaciones secretas de forma activa y en primera línea contra los terroristas, desmintiendo con su acción los rumores sobre su muerte. 
2. No hay extremistas y “moderados” en la oposición siria; todos ellos son terroristas que aparecen en público con diferentes vestimentas y bajo diferentes apariencias. 
3. El Grupo 4 + 1 no puede confiar en otros países en ningún campo y debe depender de sí mismo para eliminar a los terroristas en la región sobre la base de sus propios planes. 
4. La coordinación operativa entre Irán y Rusia en Siria está totalmente integrada y puede romper los frentes enemigos. 
5. La mayoría de los terroristas se habían retirado de la región después de que ésta fuera objeto de ataques aéreos rusos. Los grupos armados a los que se enfrentó el comando de rescate utilizaban tácticas militares clásicas y no de guerra de guerrillas; por tanto, o bien eran militares turcos o fuerzas armadas de otros países. El grupo no tuvo más remedio que eliminarlos. Dada la importancia de actuar con rapidez no se podían hacer prisioneros.
6. Los terroristas abatidos poseían equipo militar muy moderno y avanzado que ni siquiera se suministra a muchos países miembros de la OTAN. 
7. Según fuentes bien informadas en las conversaciones por radio entre militares “clásicos” y terroristas se  hablaba árabe, turco, ruso y francés que son respectivamente los idiomas más utilizados por los mercenarios salafistas, lo que revela la conexión entre la OTAN-Occidente y los terroristas, en consecuencia Rusia está obligada a continuar la lucha con aliados fieles como Irán, Siria y Hezbolá, nunca con las potencias occidentales