Categoría: Otras reflexiones

Contra el multiculturalismo, una perspectiva desde la izquierda

GORÄM ADAMSON, SOCIÓLOGO SUECO DE IZQUIERDAS: “EL MULTICULTURALISMO ES UN INVENTO PROGRE-NEOLIBERAL-DERECHISTA”

 

Cuando pensamos en Suecia, nos vienen a la cabeza algunos tópicos del país nórdico: rubios/as, Abba y políticas progresistas. Es posible que pronto tengamos que reconsiderar esta imagen. Gracias a las políticas de inmigración más generosas de Europa, la antigua Suecia está siendo sustituida por una nueva Suecia multiétnica

(Anónimo)

 

Cuestiones previas de alguna consideración. Este que sigue, sin duda, es un tema complejo…difícil de tratar y debatir….Salirse del consenso dominante (supuestamente progre) implica que puede caerte encima, y con todo el sectarismo posible, la losa del reaccionarismo, la xenofobia y, poco menos, que el fascismo, sobre todo a cuenta de la entradilla a modo de leyenda anterior. Pero a veces hay que atreverse a plantear otras variables lejos de esa ortodoxia reduccionista-izquierdista progre, en muchos casos infame y disparatada, las cuales nos pueden llevar a sacar conclusiones inesperadas. Ahora bien, generalizar en contra de la “diversidad étnica” no sólo puede acarrear injusticias sino que confinar ese discurso en un alegato totalizante puede resultar de todo menos recomendable. Pero conviene puntualizar, y mucho, al respecto porque las aristas son más cortantes de lo que parecen. La entrada es larga, larguísima, para lo que se estila en este blog, pero he preferido no fragmentarla en dos partes para no romper la unidad del discurso.

Abordar el tema de la multiculturalidad requiere de cierto grado de valentía sobre todo si vas a contracorriente del pensamiento único o de la dictadura globalista dominante, sin que por ello se tenga, como algunos pensarán de inmediato (como ya referí en el anterior párrafo), que tengas que estar adscrito a una ideología nacionalista de tipo identitarista, neofascista, “pegidista” o similar. Simplemente, se trata de atreverse a pensar al margen sin grilletes ni hipotecas, sean cuáles sean. Nadie se había atrevido a decirlo pero tuvo que ser un intelectual sueco de izquierdas, Göram Adamson, el que pusiera sobre la mesa el duro problema de la multiculturalidad, conflicto candente no sólo en su país (Suecia) sino, en general, en el conjunto de la Europa del capital y los mercados. El multiculturalismo es uno de los ejes ideológicos no sólo de la progresía aglutinada en Ong’s y otras formaciones que dicen llamarse “anticapitalistas” sino también del conjunto de la clase política europea, de derecha (y esto hay que remarcarlo) a izquierda (o pseudoizquierda).

Goräm Adamson, que es sociólogo por la Universidad de Malmoe y profesor en la Escuela de Ciencias Políticas y Económicas de Londres, sabe bien de lo que habla en un país, Suecia, que se está convirtiendo en un polvorín multicultural de fundamentalismo islamista (al igual que otras capitales europeas), donde están tomando carta de naturaleza con demasiada frecuencia las agresiones, la formación de guettos, el acoso sexual, la marginalidad, la violencia colectiva o la intolerancia a cargo de inmigrantes islamo-fascistas y, también, de otras etnias, todo ello frente a los oídos sordos de la clase política y medios de comunicación europeos. La aparentemente incontrolada llegada de refugiados a Europa en los últimos años no sólo ha obedecido a las guerras impuestas por EEUU, Israel y sus socios europeos en Oriente Medio sino que ese ingente número de migrantes ha procedido de otras zonas, ajenas a conflictos bélicos, tan dispares como Bangladesh, Irán o Pakistán, lo que da pie a pensar que verdaderamente se ha tratado de un movimiento de personas bien monitoreado y organizado.

Goräm Adamson, se puede leer en su historial, fue comisionado en su momento por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea para determinar cuáles eran los mejores métodos para aumentar la participación política entre los grupos de inmigrantes en Europa. Adamson descubrió que el modelo “separados pero iguales” de una sociedad pluralista y multicultural fue menos eficaz para fomentar la participación política entre los grupos de inmigrantes. El resultado del informe de Adamson, titulado Inmigrantes y Participación Política, fue rechazado de inmediato incluso por quienes fueron los responsables de la propuesta inicial lo que ya adivinada, de algún modo, qué clase de diseño multicultural tenían preparado para Europa los mandarines de la “diversidad”.

Adamson no comulga con el dogma establecido por determinada pseudoizquierda acerca de las supuestas bondades de la multiculturalidad globalista y la presunción de que verdaderamente aporte elemento “positivo” alguno a la sociedad capitalista occidental, por lo que ha optado por situarse en el pensamiento crítico disidente desde posiciones de izquierda, lo que le ha llevado, incluso, a que amigos de toda la vida le dieran definitivamente la espalda, según cuenta Adamson, tras más de treinta años de amistad. Difícil papeleta la suya cuando la uniformidad política reinante sobre el multiculturalismo dice todo lo contrario, llegándose a convertir éste en una especie de fetiche “intocable”, sobre todo para los teóricos de la progresía, los del “refugees welcome” sin cuotas ni filtros. Es de prever que a Adamson ya le han adjetivado por anticipado con los inevitables “racista”, “xenófobo” y “fascista”, puesto que el sociólogo sueco ha denunciado hechos tan incontrovertibles como que los defensores del multiculturalismo y la diversidad han actuado en violación del principio “iguales pero no más que iguales” para con los inmigrantes, ofreciendo privilegios a las minorías étnicas recién establecidas en Suecia, que han sido tratadas más allá que iguales respecto de los propios ciudadanos del país, lo que ha provocado sentimientos de repudio entre la población nativa sueca.

En la excelente introducción al libro de Adamson, titulado El caballo de Troya: una crítica izquierdista del multiculturalismo en Occidente, (sólo en inglés), podemos leer que la diversidad y el multiculturalismo son ideas progresistas que, se dice, emanan de la izquierda. Cualquier crítica, por tanto, se considera reaccionaria y racista. ¿Pero es esto cierto? Con el fin de encontrar una respuesta a estas preguntas, Göram Adamson ha estudiado la influencia del multiculturalismo en Suecia país que podría considerarse como el epicentro multicultural de Europa. Ser anti-racista es el buque insignia de la diversidad y Adamson argumenta que esta afirmación es injustificada. De hecho, el multiculturalismo contiene numerosas cualidades intolerantes que bordean el racismo, tales como la exotificación del grupo étnico y el delgado velo que existe entre etnicidad y nacionalismo.

 

WALTER LÜBCKE, CDU (Demócratas-cristianos de Alemania, muy, pero que muy de derechas) DIRIGIÉNDOSE AL AUDITORIO: “SI USTED NO REPRESENTA LOS VALORES DEL MULTICULTURALISMO Y ESTÁ EN DESACUERDO, USTED ES LIBRE DE DEJAR ALEMANIA EN CUALQUIER MOMENTO”

 

En su libro, Goran Adamson ofrece un panorama descriptivo crítico con el multiculturalismo, hasta ahora desconocido entre la izquierda y con una reflexión inédita: la ideología de la diversidad que ha formado la orientación política de las generaciones más jóvenes tiene numerosas similitudes con el conservadurismo social y el neoliberalismo. Este hecho se sustenta y documenta en países donde la derecha ha gobernado durante largos años promoviendo e imponiendo el “mestizaje” masivo sin control. Los gobiernos ultraconservadores de Gran Bretaña, Bélgica, Alemania o Francia son un ejemplo de ello e inclusive España, donde bajo el gobierno del criminal de guerra Aznar ya se produjo una apertura incontrolada de fronteras, sin olvidar que el padrino de Europa, EEUU, es el principal gestor de la huida programada de inmigrantes hacia Europa (como ya denunció, en su momento, el Servicio de inteligencia militar exterior de Austria) y, por extensión, el Estado criminal judío y el compinche y brazo armado de los derechos humanos, George Soros.

Alemania ya ha “notado” ese hastío pro-refugiados de la canciller Merkel penalizándola en las recientes elecciones, lo que ha posibilitado el importante ascenso de la ultraderecha sionista (AfD) y su acceso, con relevante presencia de diputados, en el Bundestag. Aunque tarde y mal, la líder de la formación de izquierdas alemana Die Linke, Sahra Wagenknecht (nacida en la RDA, pero dando tumbos ideológicamente) advirtió que la apuesta por las políticas de asilo de Merkel eran erróneas intentando, de algún modo, también, captar votantes de izquierdas enfadados con la actual política pro-inmigratoria de Die Linke. De hecho Wagenknecht dijo bien claro a raíz de los incidentes durante la nochevieja en Colonia: “Quien abusa de la hospitalidad, pierde el derecho a la hospitalidad”. Pero no todos en Die Linke están de acuerdo, como es el caso de otro travestido de la RDA, uno de sus últimos dirigentes, Gregor Gysi, quien propone que Alemania sea nutrida de refugiados sin traba alguna. Y es que la presencia, sobre todo del islamismo, en Alemania, está alcanzando niveles preocupantes para muchos nativos que, sin querer, han radicalizado sus posturas, decantándose por opciones extremistas de derecha.

El caso de acoso sexual de musulmanes a jóvenes alemanas en el pueblo de Bad Schlema es ilustrativo de hasta dónde ha llegado la sospechosa y repentina fascinación por la “multiculturalidad” de las autoridades germanas. Convocada una reunión en el Ayuntamiento de esa localidad, con más de cien asistentes, se expusieron varios casos de acoso sexual a chicas jóvenes del pueblo por parte de refugiados allí acogidos. La vergonzante respuesta del alcalde enfureció a los presentes: “Es simple, no les provoquen y no caminen por las zonas donde están los refugiados”. Algunos de los asistentes consideraron absurdo no poder ir a la escuela caminando libremente por su propio pueblo, por lo que exigieron la dimisión del Alcalde. La situación aumentó de tensión y el Alcalde amenazó con llamar a la policía y desalojar la sala por (sic) “incitación al odio”, rematando su estrambótico discurso con esta joya: “técnicamente no es necesario caminar cerca de los refugiados, hay rutas alternativas”.

Esos ciudadanos cabreados de Bad Schlema llegaron a una conclusión bien simple: no les dejan otra opción que decantarse, sin serlo, hacia el espectro político de extrema derecha ya que en muchos casos los “refugiados” reciben más beneficios, mejor vivienda y más protección legal que los nativos, además de enfrentarse con muy pocas consecuencias legales por acoso sexual, robo y vandalismo. En el Islam, en su versión salafista-wahabí, cualquier mujer que no use un pañuelo (hijab) y no vista recatadamente es considerada “impura” y por lo tanto es libre de ser violada o acosada sexualmente. El número de violaciones ha aumentado dramáticamente desde que Alemania abrió las puertas a miles de jóvenes musulmanes, al igual que está ocurriendo en Suecia. La policía y los servicios de inteligencia (el BND) de Alemania saben, callan y otorgan porque sirven al juego sucio de las élites, como veremos más adelante.

En otra población alemana, Pocking (Baviera), se vivió hace dos años otra imposición islámica similar a la de Bad Schlema. Una escuela de la localidad bávara envió una carta a los padres de los alumnos, o más exactamente de las alumnas, las afectadas por esta manifestación de sumisión al Islam.  Se les advirtió de que no dejasen que sus hijas llevaran blusas demasiado escotadas o faldas cortas, porque se había instalado un alojamiento de emergencia para refugiados al lado del gimnasio de la escuela. El gimnasio fue cerrado como resultado de la llegada de los inmigrantes musulmanes, por lo que las lecciones de educación física se trasladaron a una escuela primaria cercana. La carta a los padres decía, entre otras cosas que “Los ciudadanos sirios son principalmente árabes musulmanes. Estos refugiados están fuertemente enraízados en su propia cultura por lo que, debido a que nuestra escuela está directamente al lado de donde se están alojando, deben llevar (las chicas) ropa discreta para evitar encontronozos (sic) con los musulmanes. Blusas “atrevidas” o tops, pantalones cortos o minifaldas, podrían dar lugar a malentendidos”.

 

 

Volviendo a la contra-multiculturalidad de Adamson, el sociólogo sueco afirma que las doctrinas supuestamente progresistas acerca del multiculturalismo son, de hecho, todo lo contrario, anti-progresistas, ya que dan auxilio a algunas creencias culturales religiosas profundamente reaccionarias que, en la práctica, son, además, antitéticas a la voluntad de abrir un debate intelectual. Adamson argumenta que la agenda multicultural descansa en la santificación de los grupos étnicos. Pero todos ellos, hay que advertir, no son benevolentes. Además, el individuo corre el riesgo de evaporarse en una niebla de romanticismo étnico donde el multiculturalismo podría conducir a la exclusión. En otras palabras, uno puede crear precisamente a la bestia que trata de combatir. ¿En qué se ha convertido la solidaridad – ese viejo concepto izquierdista- con aquellos que no pertenecen a “nuestra propia” comunidad étnica?, se pregunta Adamson.

La claridad y fuerza del análisis de Adamson es indiscutible: “La izquierda multicultural ha roto con los ideales clásicos de la izquierda como son la ciencia, el secularismo, la reivindicación de la verdad y el debate libre de las ideas. Rechaza el nacionalismo ultraderechista pero cultiva una mística de lo “étnico” que es al menos tan conservadora como la de sus detractores. La autoestima cultural es burlada y aclamada al mismo tiempo. ¿Dónde quedaron los principios? Cuando el comunismo y el análisis científico de clases fueron desalojados del poder en 1989, el multiculturalismo romántico empezó a pasar como un rodillo con toda su fuerza.

El derecho a la igualdad fue reemplazado por el derecho a la desigualdad y el concepto de clase fue reemplazado por el de “cultura”. El pensamiento radical de izquierdas de sacar a la gente de la pobreza y la opresión se había vuelto casi insultante y políticamente incorrecto. De tal modo que existe un abismo entre lo que es la izquierda clásica y un pseudo proyecto multicultural de “izquierdas” de carácter conservador. Pero de este abismo no quieren muchos que se hable. La solidaridad internacional horizontal desapareció y fue reemplazada por un orgullo étnico vertical. Este viento sísmico anti-intelectual fue apoyado por el posmodernismo y fue atraído, como un incendio forestal, hacia las universidades.

Aunque los multiculturalistas señalan al populismo de derechas como su principal enemigo, ambos movimientos, dice Adamson, son básicamente los mismos. Los dos ven al grupo étnico como un principio rector de su praxis política. Pero el debate es altamente confuso por el hecho de que la “izquierda” ha sido considerada como equivalente al multiculturalismo, mientras que la proximidad entre esta ideología multicultural y la derechista rara vez se discute.

La historiadora Karin Johannisson escribió recientemente acerca de las contradicciones que ahora vemos en las piscinas suecas. Requisitos para los tiempos de baño separados para inmigrantes y nativos, incluso por sexos, que ella cree no es nada nuevo. Pero no es así, ya que durante mucho tiempo hombres, mujeres y niños han podido nadar juntos en piscinas. Ahora esto es cuestionado por sistemas de pensamiento que desean lo contrario. Pero Johannisson no lo ve o no quiere verlo.

Prosigue Adamson dando un soberano repaso a los nuevos neoliberal-progre-feministas del multietnicismo, el burkini, las batucadas, las flores y el anticapitalismo de tocador, desarbolando su discurso Pero ¿se podría predecir que hubiera dicho Karl Marx? Presumiblemente, uno debe defender la sociedad moderna donde la religión es contrarrestada por los principios laicos de separación entre iglesia y Estado. Pero ahora hay un abismo entre una izquierda prospectiva, optimista y racional, y una izquierda conservadora y anti-intelectual, la izquierda que hoy llamaríamos multicultural. La lucha progresista de todo un siglo por la liberación y la igualdad de género no importa. La brújula política de la izquierda está en el suelo con el cristal agrietado.

Hay otra explicación, continua Adamson, al margen de la caída de la Unión Soviética, de por qué que la izquierda se ha vuelto multicultural. Parte de la izquierda siempre se ha sentido atraída por culturas distantes. Por ejemplo, a principios de los años de 1900 se llamaba “la moda colonial”. Los seguidores de esta moda usaban sandalias y vestían ropas de color tierra, querían vivir en armonía con la naturaleza y estar en “el lado del oprimido”. Las carencias se convirtieron en virtudes. Vivir sin agua y jabón era visto con entusiasmo, como si la higiene corporal fuese antinatural o, en el mejor de los casos, una moda burguesa. De esta manera, se sugirió que la suciedad era una elección de forma de vida y no una especie de “obligación”.

Pero el precio a pagar es alto, afirma categóricamente Adamson, ya que la izquierda multicultural no sólo ha roto la ilustración dejada por los postulados marxistas, se ha roto la izquierda en su totalidad. Los multiculturalistas han hecho una carrera por atacar las ideas de la ilustración. La izquierda que hoy tiene una gran influencia en la política, el periodismo y el mundo universitario comparte la misma razón ideológica que el populismo de derechas. Puede parecer extraño, pero no tanto si lo estudias más de cerca. Por ejemplo, podemos comenzar con el concepto “pertenecer”. ¿Qué dicen los derechistas? Que quieren pertenecer a algo más grande y majestuoso que ellos mismos, especulando que el individuo puede no tener “significado histórico”. ¿Qué dice la izquierda multicultural? Pues que esa adhesión a lo “étnico” es algo grandioso y que “yo” y “nosotros” debemos fundirnos en un sólo movimiento colectivo. Nuestra identidad es colectiva, donde el aprecio es y debe ser mutuo. Para los grupos derechistas y multiculturalistas el grupo étnico es un principio de apoyo. Ambos abordan la idea liberal de la autonomía del individuo. Pero el principio es el mismo. La diferencia entre estas dos formas de anti-individualismo y pertenencia mitologizada no es, con todo, fácil de ver. De este modo, los métodos y teorías de los organizadores de la agenda multicultural se podrían considerar asimilables al populismo derechista que ellos mismos están atacando.

Cabe plantearse, llegados a este punto, sin ajustar todavía las verdaderas claves de todo este submundo de la ingeniería multicultural, si ese presunto “enriquecimiento” étnico realmente no ha desplazado fundamentos tan importantes que señala Adamson como son la razón, la libertad individual y los derechos civiles y sociales para esa izquierda pro-multicultural, en particular, cuando entran en conflicto con los valores normativos de grupos minoritarios que en un plazo no muy lejano podrían ser mayoritarios en determinados países de Europa. De este modo, los aspectos problemáticos de otras culturas (la intolerancia propia de la religión o el “son sus costumbres y hay que aceptarlas”) se pasan por alto y son anestesiados en nuestro inconsciente colectivo para quedarnos abstraídos (o casi) contemplando el exotismo cultural del “otro” mientras los valores clásicos de la izquierda (laicismo-socialismo) se van relegando silenciosamente en aras de ese supuestamente “gran aporte” multicultural que nos ofrece la “diversidad”.

Toda esta gran sacralidad creada en torno al multiculturalismo me recuerda, igualmente, a la actual campaña propagandística del demagógico feminismo español de la tercera ola, uno de cuyos representantes más “despatarrantes” es un tal Octavio Salazar, curiosamente hombre. Ese feminismo post-moderno pretende imponer nuevas y extravagantes modas “antipatriarcales” en una suerte de totalitarismo ideológico hembrista donde se dan la mano la divinización mística de la mujer, la “industria del maltrato”, el adoctrinamiento para despotenciar “la masculinidad”, las consignas fundamentalistas de “o conmigo o contra mí”, la victimización permanente como mecanismo psicológico de manipulación de masas, una legislación que demoniza y penaliza en desigualdad a una de las dos partes, el puritanismo mojigato que desprenden las homilías de muchas próceres del feminismo, convertir una anécdota pueril en un festival de demagogia “sexista” o la implementación de “cuotas discriminatorias de igualdad” en detrimento de los principios constitucionales de mérito y capacidad. Un feminismo extremista que es instrumentalizado, impulsado y financiado, paradójicamente, por las instituciones del actual Estado neoliberal-capitalista. Hay que feminizar la política y la sociedad ya que los hombres son un desastre bíblico, dicen las “espartaquistas” progres. El problema es que Margaret Thatcher, Angela Merkel, Killary Clinton y otras ya lo intentaron, sin éxito.

 

FRANKFURT (ALEMANIA), AÑO 2013: ACTO PÚBLICO MULTITUDINARIO DE CONVERSOS AL ISLAM. QUE NO FALTE LA BANDERA DEL ISIS

 

EN LONDRES, PERMITEN A SUS PALMEROS TERRORISTAS QUE SE PASEEN CON ESTO: “LA SHARIA ES LA ÚNICA SOLUCIÓN”

 

TAMBIÉN PIDEN LA SHARIAH PARA HOLANDA CON EL AÑADIDO DE “EL ISLAM SERÁ SUPERIOR”.  TOTAL….POR PEDIR RACISMO A LA CARTA…QUE NO QUEDE. LA DEMOCRACIA DE ALLUAH AKHBAR TIENE ESTAS COSAS

 

ESTE, SUBIDO AL PILÓN DE UNA CIUDAD ALEMANA, DICE QUE EN POCAS GENERACIONES LOS MUSULMANES HARÁN LAS LEYES PARLAMENTARIAS DEL PAÍS

 

OTRA MANIFESTACIÓN YIHADISTA EN LONDON-ISIS. LA PANCARTA ES BIEN EXPRESIVA: “LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD ESTÁN EN EL CORREDOR DE LA MUERTE. EL ISLAM ESTÁ LLEGANDO”. A MÍ ME SUENA COMO QUE LES HUBIERA COMPRADO EL MI5 PARA HACER EL MONGO…PERO IGUAL SE LES DESCARRIAN SUS MONIGOTES. TAMPOCO FALTAN BANDERAS DEL ISIS.

 

EN SIDNEY (AUSTRALIA), LOS ISLAMOFASCISTAS SE MANIFIESTAN IMPUNEMENTE CON BANDERAS DEL ISIS. LA MANIFESTACIÓN ES BASTANTE MÁS NUMEROSA DE LO QUE APARECE EN LA FOTOGRAFÍA. OTRA SOSPECHOSA MANIOBRA DEL ESTADO PROFUNDO GLOBAL TOLERANDO A SUS SICARIOS YIHADISTAS

 

 

DAVID CAMERON (Ex primer ministro conservador inglés): “EL RAMADAN ES UNA CONTRIBUCIÓN QUE LOS MUSULMANES BRITÁNICOS HACEN A NUESTRO PAÍS”

 

EL GRAN APORTE MULTICULTURAL AL QUE SE REFIERE CAMERON. 2016: REZO MASIVO EN LA CIUDAD INGLESA DE BIRMINGHAM, EN SU PARQUE CENTRAL. 90.000 MUSULMANES, MUCHOS DE ELLOS PRO-SHARIA, INVADIENDO EN SU TOTALIDAD EL PARQUE Y CONVIRTIÉNDOLO EN UN ESTERCOLERO ISLAMISTA

 

 

DESPUÉS DEL REZO MASIVO EN EL BIRMINGHAM PARK TOCA PASEO CON EL BURKA. HOMBRES A UN LADO, MUJERES AL OTRO. BIENVENIDOS A LA EDAD DE PIEDRA EN LA EUROPA DEL SIGLO XXI

 

 

 

LA IZQUIERDA ALEMANA DESNORTADA Y LAMENTABLE SE MANIFIESTA EN MUNICH  FRENTE A LA ULTRADERECHA NEONAZI DE PEGIDA A CUENTA DE LOS REFUGIADOS. PERO AHÍ TIENEN….LA BANDERA DE LOS TERRORISTAS SIRIOS (EL LLAMADO “EJÉRCITO LIBRE SIRIO”) JUNTO A BANDERAS DE DIE LINKE….¿QUIÉN ES PEOR?

 

HACIA EL COMUNISMO POR EL ISLAM…..¿O ES AL REVÉS?

 

 

¿NO SE LO CREEN? PUES ABRAN BIEN LOS OJOS. SÍ, COMO LO VEN…UNA “PATRULLA” DE POLICÍA DE LA SHARIA (LEY ISLÁMICA) EN WUPPERTAL (ALEMANIA) DONDE CONMINAN A LA GENTE A NO BEBER, A NO DEDICARSE AL JUEGO Y SUPONGO QUE A FOLLAR CON BURKA….ES LO QUE HAY.

 

 

AQUÍ TIENEN A LOS SALAFO-FASCISTAS PATRULLANDO EN WUPPERTAL SIN QUE NADIE LES TOSA. COMO ENCUENTREN A UNA CHICA GERMANA LIGERA DE ROPA…LA POBRE VA A IR AVIADA….¿Y QUÉ DICEN LAS HEMBRISTAS ANTE ESTA DEMOSTRACIÓN DE DICTADURA ISLAMO-MACHISTA-MULTICULTURAL?

 

 

Y AHORA LLEGA LO MEJOR: LOS ISLAMOFASCISTAS QUE HACEN DE POLICÍAS DE LA SHARIA EN LA CIUDAD ALEMANA DE WUPPERTAL NO VIOLAN LAS LEYES DEL PAÍS, SEGÚN HA DICTAMINADO UN TRIBUNAL ALEMÁN. NO ES BROMA. LO PUEDEN LEER AQUÍ

 

EJEMPLO DE MUSULMÁN HONESTO REFIRIÉNDOSE A LOS RADICALES QUE PRETENDEN IMPONER EN EL REINO UNIDO SUS PROPIAS LEYES: “SOY MUSULMÁN Y CONDENO A ESOS RADICALES. ESTE (REINO UNIDO) NO ES UN PAÍS MUSULMÁN Y ESA ACTITUD SÓLO CONDUCE AL ODIO ENTRE LA POBLACIÓN BRITÁNICA. MUSULMANES, POR FAVOR, PRACTIQUEN SU RELIGIÓN EN SUS CASAS Y DEJEN A LA GENTE EN PAZ, COMO ENSEÑA EL CORÁN. SI TU QUIERES IMPLANTAR LA SHARIA CAMBIA DE PAÍS Y VETE A OTRO, PERO NO INTENTES CAMBIAR ESTE”. LO QUE CONFIRMA LOS PEORES TEMORES DE QUE EL ISLAMISMO RADICAL ES UN MOVIMIENTO ORGANIZADO Y CONTROLADO.

 

 

 

PÁGINA LOCAL DE LA CIUDAD SIRIA DE AL MAYADIN EN FACEBOOK. DICE ESTO: “PRIMERA MUJER EN ENTRAR EN MAYADIN DESDE 2012, SIN HIYAB”. MAYADIN FUE LIBERADA DEL ISIS.  SIRIA HACIENDO SU TRABAJO MIENTRAS EEUU, LA OTAN E ISRAEL FINANCIANDO EL TERRORISMO ISLÁMICO EN SIRIA Y FAVORECIENDO LA LLEGADA DEL MEDIEVALISMO A EUROPA CON HIJAB, NIQAB Y BURKA

 

Se podría decir que la arqueología multicultural dominante está haciendo que la diversidad étnica sea un concepto idolatrado más allá de toda duda. Los anti-racistas, los papanatas del multiculturalismo, dicen que abrazando la dialéctica (por poner un ejemplo) de los “papeles para todos” aquélla se opone a las políticas xenófobas de la extrema derecha. Pero esta retórica es engañosa. El enfoque inicial anti-racista puede ser legítimo y la discriminación y violencia ejercida contra determinados colectivos de inmigrantes puede llegar a ser preocupante, pero en iguales términos como lo pueda ser la conflictividad social-ideológico-religiosa que generen aquéllos y su falta de voluntad para asumir los principios de convivencia de las sociedades que les acogen.

Guste o no a los progres (más bien lo último), es un hecho constatable que, objetivamente, en Alemania (como sucede en otros países de Europa) hay un preocupante aumento de la versión más radical del Islam, la islamo-salafista, que está dificultando la convivencia con los nativos alemanes (aunque la mayoría hace la vista gorda, no así en “petit comité”) quiénes están contemplando como en sus calles cada vez más se “normalizan” costumbres medievales islámicas que están siendo toleradas por las autoridades germanas: atuendos de la mujer, mediante burka o ropajes que la semiocultan del resto, mientras que los del hombre son esos característicos (aunque no siempre) faldones prehistóricos y barbas hasta el pecho, además de la clásica propagación de la sharia.

El resultado: crecimiento político de la extrema derecha identitaria en toda Europa que, no obstante, si alcanzaran el poder seguirían estando en manos de lo que ordenen Washington, Israel y la OTAN. La doctrina de los globalistas no es objetable: “el islamismo es un medio para conseguir nuestros fines y no les queda a ustedes más remedio que obedecer”. Salvo que vean que se les va de las manos el tinglado, lógicamente. En Alemania, el ascenso de la AfD es un ejemplo de ello: se trata de una formación etiquetada como de ultraderecha pero que es sionista hasta la médula y, por tanto, globalista.

En España, existe toda una legión de megaprogres traficantes de derechos humanos que conforman el “totum revolutum” o botín del negocio multicultural, quienes están promoviendo la idea de que cuantos más refugiados vengan mejor sin importar las consecuencias del día después (dónde y cómo se van a ubicar esos inmigrantes, qué clase de ayudas sociales –ya de por sí capidisminuidas para los nacionales- se les va a otorgar, qué trabajos desarrollarán en un país con una alta tasa de paro, si de forma ventajista respecto a los nacionales o no, y si son conscientes de que tenemos que asumir lo intolerable, es decir, el coste de una potencial marginalidad-delincuencia  así como el “aceptar”, en algunos casos, unas costumbres religiosas medievales que entran directamente en confrontación con, entre otras, la libertad de expresión). Todo por la multiculturalidad es posible y a cualquier precio, parecen decir los popes del neoliberal-progresismo.

El rosario progre antes indicado tiene a sus representantes nacionalistas de “izquierda” (de las barricadas a ocupar la poltrona española), a organizaciones financiadas por George Soros, sindicatos de “clase” subvencionados de todos conocidos, hasta el inevitable Santo oficio feminista (quién tiene que asumir, contradictio in terminis, la lógica del patriarcado más feroz instalado en la estrictísima tradición islámica de los inmigrantes musulmanes), pasando por anticapitalistas de diseño capitalista, los del tinglado podemita, la ONG-fachada de la Iglesia española, Cáritas, así como otras organizaciones afines al credo cristiano, ávidas de explotar la credulidad a golpe de converso o, sin más, de engrosar las filas de los adeptos al competidor del Islam, la Gran Secta. Todas estas multinacionales del parasitismo pro-refugiado actúan, en mayor o menor medida, en coordinación con las políticas de los Estados europeos a quiénes interesa una sociedad que esté lo más dividida posible, siempre bajo la égida del amo americano. Se podría decir, por tanto, y resumiendo, que el sustrato del multiculturalismo es una idea conservadora vestida como progresista.

 

EL MACABRO PROYECTO DEL ESTADO PROFUNDO

 

Pero ahora ha llegado el momento de descifrar verdaderamente el significado de todo este “embrollo multiétnico” en el que nos ha metido Occidente. Absolutamente nadie, salvo unas pocas cabezas pensantes alejadas del izquierdismo miope multicultural y los nacionalistas identitaristas derechistas, se pregunta el por qué en países “avanzados” (los más importantes de la OTAN) como Reino Unido, Bélgica, Francia Alemania o Suecia gozan de tan extraordinaria tolerancia los grupos de inmigrantes más fanáticos del Islam. Entonces, llegan las grandes preguntas…¿Cómo es posible que los musulmanes más radicales (y no tan “aparentemente” radicales), salafistas-wahibies, tengan total impunidad para ocupar las calles europeas lanzando sus proclamas islamo-fascistas mofándose y menospreciando al país de acogida y llamando sin rubor alguno a la implantación de la sharia, con banderas del ISIS incluidas?

¿Cómo se permite que esos grupos islamistas intimiden con pancartas donde se puede leer que el futuro de Europa será un Estado islámico gobernado bajo la “ley islámica”? ¿Cómo se autoriza la ocupación de calles y plazas públicas para rezar masivamente en las que apenas se permite el acceso de los residentes a sus domicilios? ¿Cómo se hace la vista gorda con los islamofascistas que organizan patrullas callejeras en Londres al más puro estilo mafioso para “velar” por la pureza del Islam intimidando incluso a ciudadanos nativos?. Y, en fín, ¿cómo es posible que sabedores los criminales wahabitas de que están a sus anchas, se permitan el lujo de suspender actos públicos en Europa por la libre expresión en nombre de Alluah Akhbar, en los que se cuestiona a su Mojamé, o se consienta que se propague en sus escuelas y mezquitas la lapidación y se condene a muerte de los “descreídos”?. Sin contar las agresiones sexuales de musulmanes inmigrantes a mujeres europeas (particularmente en Suecia), que está siendo más habitual de lo que nos cuentan y también nos ocultan. ¿Qué dice a esto último la prensa globalista de la OTAN -New York Times, Washington Post, The Independent o The Guardian? Qué todo es mentira y “xenofobia”. Joder, qué progres se han vuelto los medios de propaganda de la CIA.

Uno no puede dejar de pensar que si las falsas banderas “islamistas” son eventos terroristas organizados por Occidente, los interrogantes anteriores conecten, inevitablemente, de alguna manera, con un plan perfectamente diseñado por EEUU y sus criados domésticos de Europa que se ha materializado en la operación Gladio B. Lo que antes de 1989 servía para el comunismo, con la Operación Gladio, ahora sirve para el Islam. Esto se ha demostrado en todos los atentados “yihadistas” ocurridos en Europa en los últimos veinte años. Mezquitas, imanes y radicales (incluidas sus algaradas callejeras) están bajo el control de las agencias policiales y de inteligencia de Occidente. Lo que usted vea o lea, al margen, es pura desinformación y carnada para las fieras de todos conocidas. La pasividad de Europa con el fundamentalismo islámico en su territorio es una analogía perfecta de lo que está ocurriendo actualmente en Siria con los protegidos terroristas de EEUU, Israel y la OTAN. ¿Alguien puede creerse que el perro muerde la mano del amo que le da de comer? Léase, actos terroristas yihadistas de falsa bandera en suelo europeo.

Cuando desde todo el arco político de Europa, salvo los llamados “populismos de extrema derecha”, se ha dado la bienvenida a toda una turba organizada de refugiados subsaharianos y musulmanes radicales (camuflados como “diáspora siria” u opositores a Assad) no es por amor de los políticos europeos a la democracia y a la solidaridad intermulticultural e interracial sino como resultado de un objetivo estratégico de EEUU y sus aliados para promover el caos en Oriente Medio y luego, controladamente, en Europa. ¿Se ha preguntado usted por qué esos inmigrantes musulmanes o subsaharianos no “huyen” a países de su entorno más cercano como Arabia Saudita, donde está implantada la sharia, Israel (refugio de heridos terroristas del ISIS procedentes de Siria) o a las ricas monarquías feudales islámicas del Golfo? ¿No le resulta sorprendente?

Un razonamiento no geoestratégico y simplista nos diría que, bueno, aquí los inmigrantes musulmanes y de otras etnias tienen la “sopa boba” y las subvenciones aseguradas para no dar golpe (algunos indisimuladamente vienen a por el dinero fácil) además de la libertad que no poseen en aquellas tiranías. Pero, en el caso de los musulmanes radicales, su fanatismo por Muhammad teóricamente está por encima de todo….y el estilo de vida europeo se contrapondría claramente a sus costumbres atávicas. Y, por otra parte, siguiendo el mismo argumento anterior otros dirán que, sí, vienen, de paso, a islamizar Europa….pero esta sería, en tal caso, una consecuencia indirecta generada (pero no deseada, lógicamente) por los planes de conquista global de EEUU, Israel y la OTAN. Se necesita demonizar al islamismo por ellos promocionado y qué mejor que echar la carnaza al territorio europeo.

Traer el terrorismo que han financiado en Siria para ejecutarlo aquí con las conocidas operaciones de falsa bandera (de Madrid a Londres pasando por Bruselas, Manchester, Niza, Berlín, Munich, París….hasta llegar a Barcelona), así como permitir la avalancha de refugiados, podría estallarle a Europa en las manos a corto o medio plazo. Aunque hasta ahora, a los globalistas, les ha salido una jugada redonda fracturando otros países, como es el caso de Libia y más claramente Irak con su ya artificial Kurdistán independiente, un anhelo especialmente deseado por el Estado terrorista de Israel. Y, en China, cabe señalar que otro frente terrorista islámico de la CIA, la etnia Uyghur, está intentando arrodillar al gobierno del país para abrir paso a otro objetivo geopolítico de Washington. Pero allí no se andan con tonterías y con la farsa de respetar los “derechos humanos” de unos asesinos que matan indiscriminadamente a golpe de machetazos.

Así pues, trazadas las líneas de lo que es y significa el multiculturalismo, el hecho sustantivo que es decisivo para entender todo lo anterior, su sustrato fundamental, algo de lo que Adamson no se ocupa en su libro sino que refiere que no sólo Suecia, sino el mundo occidental ha permitido un caballo de Troya en su propio medio: el del multiculturalismo y su subconjunto, la diversidad., es el necesario marco referencial geoestratégico que está imponiendo Occidente en el Mundo. Ese caballo de Troya al que hace referencia Adamson ha sido permitido a sabiendas mediante la ejecución de una política de bajos fondos que ha puesto en marcha Occidente en los últimos veinte años creando deliberadamente un monstruo islamista (AlQaeda-Daesh) para la consecución de sus objetivos imperiales en el Mundo. EEUU y sus marionetas europeas de la OTAN, más Israel, han manufacturado un gran negocio criminal con el islamismo no sólo implementando artificialmente conflictos como los de Afganistán, Yemen, Irak, Libia o Siria, o ejecutando atentados terroristas de falsa bandera en territorio americano y europeo (entre los que se podrían incluir los ataques sexuales de Colonia) sino, como se ha señalado anteriormente, también incentivando, mediante redes organizadas de traficantes, la llegada masiva de inmigrantes musulmanes y subsaharianos a Europa.

De este modo, inventado, creado, financiado y armado al “enemigo”…y expandido el islamismo (radical o no) por el mundo, Occidente ha lanzado, a su vez, el gran andamiaje de la demonización “anti-islámica”, como coartada posterior con la que justificar guerras contra los mismos a quienes ellos crearon, impulsando adicionalmente medidas totalitarias de seguridad así como la subsecuente construcción de operativos policiales y de inteligencia para la captación de musulmanes mentalmente inestables con el fin, supuestamente, de convertirlos en radicales-express, esto es, en simples chivos expiatorios altamente manipulables (léase atentados del 11-s, 11-m y subsiguientes). “Terroristas yihadistas”, los que “actuaron” básicamente en Europa, cuyo estilo de vida, curiosamente, era más bien occidental, tenían antecedentes poco edificantes con las normas del Corán, se movían libre e impunemente por Europa o estaban controlados como confidentes por la policía, además de tener la fea costumbre, en los atentados, de perder sus documentos de identidad y “convertirse” repentinamente a la yihad. Ex oficiales y contratistas de la CIA, la NSA o el FBI (Sibel Edmonds) han denunciado toda esta gran industria del terror como base para la conquista del poder global hegemónico por Occidente.

En definitiva, Europa, con sus mezquitas y sus musulmanes radicales son el activo perfecto para seguir manteniendo viva la “guerra contra el terror”, mientras los ciudadanos del Viejo Continente están padeciendo por partida doble las políticas expansionistas-criminales del eje EEUU-Israel-OTAN, con su inmigración islamista o subsahariana descontrolada y sus atentados de falsa bandera. Esto no es otra cosa que las huellas operativas de Gladio B.

Y es que en la agenda global geoestratégica del neoliberalismo la inmigración masiva y los islamistas son sus perfectos aliados

 

REFERENCIAS GÖRAM ADAMSON:

Libro: El caballo de Troya: una crítica izquierdista del multiculturalismo en Occidente

Site Web: kvartal.se

(TRADUCCIÓN: berlinconfidencial)

Cataluña no es Kosovo, pero…podría serlo

 

 

Hay un poso irónico en el titular de esta entrada, obviamente. Después del Congreso Eucarístico patriótico-constitucional español de ayer, cuantificable por el número de autobuses procedentes del resto del Estado que aterrizaron en Cataluña, podemos empezar reflexionar sobre qué es lo que se vio y vivió en las calles barcelonesas. Lo más destacable fue observar en la manifestación pro-España, antes “roja” que rota, la presencia del marqués Vargas Llosa, viejo fascista, aspirante fracasado a la presidencia del Perú, asistiendo sin su consorte filipina, ya que lucir joyas de Versace y Dior no encaja, lógicamente, con una cosa tan plebeya y andrajosa como es manifestarse en las calles. Vino a decir el peruano que todo nacionalismo es una mierda, menos el español que nos legó el Caudillo que es incorrupto e inmarcesible.

Otros cruzados de la España imperial “lepantista” secundaron a Llosa con esa horterez cateta de llevar la bandera rojigualda a la espalda (yo no llevaría ni una chapa), como si eso les diera un plus de patriotismo especial respecto del resto de españoles a los que nos provoca gran desafecto tal cosa. Algunos de ellos mostraron brazo en alto, embebidos de alcohol, montando bronca y desplegando amor incondicional por las porras policiales y la España eterna de Primo de Rivera. Los medios extranjeros otra vez atónitos. No les verás, no, a esos patriotas montando manifestaciones masivas luchando por sus derechos no sea que al final las flores a la policía se tornen en lamentos contra el orden represivo.

Al final, llegó el discurso principal a cargo de uno de la vieja guardia galosa del PSOE: el ex ministro Josep Borrell, el muñeco parlante elegido por Felipe González. Sus palabras sobre Cataluña fueron, fundamentalmente, que el territorio catalán no es “ni Lituania, ni Kosovo, ni Argelia” ya que el feudo del burgués Puigdemont no está ocupado ni militarizado. Cualquiera lo diría cuando para el 1-O se envió a Cataluña un batallón de 10.000 policías y guardias civiles al grito de “a por ellos”, en una manifestación de intrusismo político “ultra” que no es nueva en funcionarios policiales. Como, también, injerencia han sido los bulos prefabricados por el diario de la CIA y Qatar, ELPAÍS, para acusar a Rusia de inmiscuirse en el llamado proceso soberanista. Y es que Rusia está en todas hijos…en EEUU, en Francia, en Alemania, en Londres y…en Siria, donde Putin está jodiendo la marrana a todos esos patrocinadores del terrorismo de ISIS. Esta última, es la esencia del meollo rusofóbico occidental.

Esa analogía infecta y mentirosa que se permitió lanzar el pedante Borrell a cuenta del “procés” separatista, mencionando a Kosovo como ejemplo de Estado militarizado y ocupado, es una falacia desvergonzada que se autodestruye echando mano de lo que fue el holocausto perpetrado por Occidente contra la Yugoslavia de Slobodan Milosevic. Cualquiera que haya estudiado el conflicto yugoslavo de finales de los años 90, al margen de las mentiras y patrañas oficiales de EEUU y sus mariachis-propagandistas europeos, sabe que el objetivo de Occidente fue destruir Yugoslavia y despedazarla en varios Estados clientes de la OTAN. Se trataba de acabar con un Estado que era un potencial aliado de Rusia para luego recolonizarlo a través de sus mini-Estados y servir como lanzadera imperialista hacia Moscú y el Cáucaso.

Occidente, en particular EEUU y Alemania, más la OTAN comandada entonces por el criminal de guerra socialista Javier Solana (compañero, por tanto, de Borrell), aplicaron en Yugoslavia el más feroz separatismo organizando, a través de la CIA y el BND (la inteligencia alemana) grupos terroristas de extrema derecha y combatientes islámicos de AlQaeda, para utilizarlos sobre todo en Bosnia, Kosovo y Croacia, y de este modo propagar el caos étnico y la división en aquellas regiones. Este fue el peso específico que acabó desmembrando el ejemplar estado unitario de Yugoslavia, no las bombas de uranio empobrecido, gases tóxicos y minas antipersona lanzadas deliberadamente contra la población civil yugoslava por la criminal OTAN, que también hicieron lo suyo.

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS: EL PLAN NAZI PARA DIVIDIR YUGOSLAVIA QUE LA OTAN APLICÓ CON LOS MISMOS MÉTODOS CINCUENTA AÑOS DESPUÉS

 

El investigador británico Patrick Thursfield, en 2001, hizo un estudio pormenorizado de cómo la Alemania nazi y la Italia fascista de Mussolini tenían previsto repartirse el botín de una Yugoslavia fracturada después de que las tropas de Hitler invadieran el país en 1941. Su artículo, escrito al calor de la reciente agresión a Yugoslavia, se llama La partición de Yugoslavia: recordando el plan nazi. Dice Thursfield que el plan, originalmente concebido en Italia y posteriormente acordado por Alemania, se desarrolló con la idea de que el Eje esperaba complacer a sus aliados pro-nazis europeos en tiempos de guerra, así como asegurar la ineficacia permanente de la pequeña Serbia, que era ferozmente reacia a ser conquistada. Este plan, obviamente, llegó pronto a los oídos de la oficina de guerra británica así como un mapa de la partición propuesta para la Yugoslavia de la post guerra que se iba a convertir en varios estados balcánicos. Dicha copia, anotada en inglés, fue impresa en 1944 presumiblemente con fines de planificación militar. Una copia de este mapa recientemente vino de forma inesperada a mis manos y tengo una copia de ella delante de mí mientras escribo en estos momentos. Hace un estudio fascinante, para cualquier persona que esté interesada en ello, sobre la arrogancia de los planificadores nazis a la hora de manipular el futuro de los Estados derrotados.

Thursfield apunta que Ya en enero de 1939, antes de la invasión de Italia y la ocupación de Albania y Montenegro, en abril del mismo año, el gobierno de Mussolini había iniciado las negociaciones con Ante Pavelic (notorio criminal terrorista pro-nazi) para subvencionar su movimiento separatista croata. En los dos años transcurridos antes de que Alemania invadiera Yugoslavia meridional y Grecia (a través de Bulgaria), en abril de 1941, Italia estaba ocupada planeando (una vez que la guerra hubiera sido ganada) restaurar Montenegro como reino independiente así como crear un nuevo reino en Croacia.

No está claro cuándo Italia y Alemania finalizarían sus planes para la partición de Yugoslavia,  después de la guerra, señala Thursfeld, pero las nuevas fronteras propuestas debían haberse redactado antes de 1944, pues para entonces la mayor parte de Italia estaba en manos aliadas, el plan de Churchill de reunirse con el ejército soviético en El Danubio había sido abandonado y nuestros servicios de inteligencia ya habían comenzado a prepararse para la liberación (y la restauración del status quo) del estado yugoslavo. Sin embargo, lo que más interesa hoy en día sobre las disposiciones del plan italo-germano es que combinan una insensible indiferencia a lo que la gente de los Balcanes podría querer en un mundo de posguerra, incentivando una astuta explotación de sus viejas pugnas y recelos.

 ¿Les suena lo anterior a lo que ocurrió durante la mal llamada “guerra” de Yugoslavia en 1999? Croacia, en definitiva, dice Thursfeld, sería un Estado cliente de Italia como recompensa por la ayuda que Mussolini le había dado a Alemania en la guerra. El nuevo reino croata incluiría la mayor parte de Eslavonia y Bosnia-Herzegovina. Italia también recibiría la mitad meridional de Eslovenia, mientras que la mitad norte aparecía marcada como ‘Para Alemania’. Montenegro volvería a ser independiente, presumiblemente también como Estado cliente de Italia. Similitudes asombrosas se dieron cincuenta años después.

Thursfield señala otra semejanza extraordinaria con lo que fue el objetivo de la OTAN años más tarde y que es lo que nos ocupa: Serbia también debía perder Kosovo, quien se uniría a una Albania independiente, presumiblemente en parte debido a la mayoría étnica de albaneses en esa tan apreciada provincia serbia, y en parte, sin duda, para ir más allá de estrangular y humillar a Serbia. Bulgaria también iba a ser recompensada con Macedonia. Mi mapa no va más allá de una milla o dos al sur de la frontera antigua (y presente) entre Macedonia y Grecia pero, a juzgar por el tipo de línea utilizada para marcar el mapa, parece como si Grecia también, o al menos su provincia más septentrional, que incluía Salónica, fuera cedida a Bulgaria. Es irónico que la intención alemana de dividir Yugoslavia, unos 40 años después de la derrota de Alemania, haya sido perturbada por la disparidad de pueblos de esa región.

En algún lugar cualquiera hoy día, señala irónicamente Thursfield, las sombras de esos planificadores nazis durante la guerra deben estar riéndose entre ellos al pensar que algo de las líneas que habían previsto eventualmente en su tiempo serían finalmente plasmadas por la nueva Alemania, quién había buscado de forma igualmente drástica disgregar Yugoslavia para sus propios y muy diferentes propósitos.

Como señala Michel Collon Las actividades encubiertas del BND alemán contra la Yugoslavia de hace casi treinta años, concordaban, no sólo con la de sus antepasados nazis del III Reich, sino con el propósito de Helmut Kohl de expandir su “Lebensraum” [espacio vital] por los Balcanes. Antes del comienzo de la guerra civil en Bosnia, Alemania y su ministro de Exteriores, Hans Dietrich Genscher habían apoyado activamente la secesión; habían “forzado el camino de la diplomacia internacional” y presionado a sus aliados occidentales para que reconocieran a Eslovenia y Croacia. Tanto Alemania como Estados Unidos favorecieron (aunque no de manera oficial) la creación de una “Gran Albania” que englobara Albania, Kosovo y partes de Macedonia. Alemania buscaba obtener vía libre por parte de sus aliados para “proseguir con el dominio económico en toda Mitteleuropa”

 

KOSOVO, UN ESTADO MAFIOSO TERRORISTA “INDEPENDIENTE” ROBADO A SERBIA CON EL BENEPLÁCITO DE LA OTAN

 

DOS TERRORISTAS SANGUINARIOS: EL PRESIDENTE DEL PSEUDOESTADO KOSOVAR HASHIM THACI Y LA GRAN ASESINA HILLARY CLINTON, RECORDANDO LOS “BUENOS” TIEMPOS DE CUANDO EL MARIDO DE ESTA ÚLTIMA DESTRUYÓ YUGOSLAVIA

 

Desde que Yugoslavia fue invadida por la OTAN en 1999, el Estado-farsa de Kosovo ha sido siempre un territorio bajo control militar-jurisdiccional de EEUU y la Alianza Atlántica. El actual gobierno está dirigido por, Hashim Thaci, ex Primer Ministro y miembro terrorista del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), organización criminal conocida por tener estrechos vínculos con los sindicatos del crimen albaneses y europeos. La CIA apoyó directamente, a mediados de los años noventa, al ELK así como los servicios de inteligencia alemanes (el nazi BND), para ser utilizado como frente de guerra en 1999.

Kosovo, recordemos, decretó su independencia unilateral en 2008 con el apoyo total de EEUU y otros estados vasallos. España, a pesar de no respaldarla, si lo hizo con el resto de Yugoslavia, pero el “alabado” Josep Borrell dijo ayer que Kosovo era un Estado “oprimido” y, por tanto, reconoció su derecho a “independizarse” en contra del criterio del entonces gobierno “socialista” español de Zapatero. Este es, a grandes rasgos, el Kosovo, de Josep Borrell y los constitucionalistas del 8-O.

Veamos ahora un retrato sórdido del actual presidente de Kosovo, Hashim Thaci. Fundador del Partido “Democrático” de Kosovo, Thaci es conocido por pertenecer a un sindicato del crimen organizado implicado en el tráfico de drogas y la prostitución.. En los años noventa Thaci fundó el llamado “Grupo Drenica”, un sindicato criminal con base en Kosovo y relacionado con las mafias albanesas, macedonias e italianas. Los barones de la droga en Kosovo, Albania y Macedonia (que mantenían relaciones con la mafia italiana) se habían convertido en los años noventa en las nuevas elites económicas, asociadas con frecuencia a los intereses de los negocios de multinacionales occidentales. La recaudación financiera del tráfico de drogas y de armas se recicló a otras actividades ilícitas (y viceversa), incluyendo una vasta red de prostitución entre Albania e Italia. Los grupos criminales albanos que operaban en Milán, dijo Michel Collon, “se habían convertido en redes de prostitución tan poderosas que incluso habían desbancado a los calabreses en fuerza e influencia”

Durante la administración Clinton Hashim Thaci fue un protegido de la secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright y tanto la Interpol como el Congreso estadounidense estaban al tanto de las relaciones de Thaci con sindicatos criminales, pero hicieron la conveniente vista gorda. El Partido Democrático de Kosovo, sucesor del ELK, se constituyó como una fachada política que estaba formada por ex-miembros de una organización terrorista que había mantenido (y mantiene) relaciones con el crimen organizado. De hecho, gran parte del espectro político de Kosovo hoy día está dominado por ex-miembros del ELK. Esta organización, con el apoyo imprescindible de la CIA, el BND y la OTAN, tuvo estrechas relaciones con mercenarios de AlQaeda para ejecutar incontables actos terroristas y crímenes durante la guerra de Yugoslavia.

La “agenda oculta” del presidente alemán Helmut Kohl y el norteamericano Bill Clinton de cara a destruir Yugoslavia, consistió en fomentar y armar a los movimientos nacionalistas de liberación en Bosnia y el Kosovo de Hashim Thaci con el propósito, en última instancia, de provocar violencia étnica y masacres para luego atribuírselas a la Yugoslavia o Serbia del “rebelde” Milosevic. Mercenarios financiados por Arabia Saudí y Kuwait habían estado combatiendo en Bosnia y el modelo bosnio se copió a rajatabla en Kosovo: mercenarios yihadistas procedentes de diferentes países islámicos lucharon en Kosovo junto con el ELK e instructores alemanes, turcos y afganos adiestraron a los terroristas kosovares en tácticas de guerrilla y de extorsión.

La contraprestación de la “independencia” unilateral de Kosovo ha consistido en que la mafia terrorista gobernante se ha dedicado a apoyar los intereses de las compañías petrolíferas y contratistas de Defensa de Occidente, sin olvidar el tráfico multibillonario de heroína procedente desde Afganistán que tan bien ha manejado y maneja la CIA para financiar a opositores políticos de países “enemigos” o a la subversión en otras partes del mundo, según la doctrina Gladio. Geoestrategia de manual. Pero, sobre todo, Kosovo sirvió para acantonar en su territorio bases militares estadounidenses y tropas de la OTAN ya que los Balcanes constituían la perfecta puerta de entrada hacia Eurasia con la que cercar con tenazas a Rusia.

El profesor canadiense Michel Chossudovsky señala que la base militar norteamericana kosovar de Camp Bondsteel no fue el producto de una “guerra justa” o humanitaria en defensa de los albano kosovares. La construcción de Camp Bondsteel se había planificado mucho antes de los bombardeos e invasión de Kosovo en 1999. Los planes para construir Camp Bondsteel bajo un lucrativo contrato multibillonario del Departamento de Defensa estadounidense con la subsidiaria de la empresa Halliburton basada en Texas, KBR, se formuló cuando Dick Cheney era presidente de Halliburton. La construcción de Camp Bondsteel se empezó poco después de la invasión de 1999 bajo la administración Clinton. Se acabó de construir durante la administración Bush, después de que Dick Cheney dimitiera de su puesto como presidente de Halliburton. Antes de 1999 Estados Unidos y la OTAN habían presentado los planes para bombardear Yugoslavia y ahora muchos creen que Estados Unidos utilizó deliberadamente el bombardeo de Yugoslavia para establecer la base militar de Camp Bondsteel en Kosovo.

Kosovo es el resultado de un fraude jurídico internacional que se ha cristalizado en un Estado títere conformado por terroristas y que es sostenido por EEUU y sus acólitos de la OTAN, donde a un país soberano, primero Yugoslavia, luego Serbia, se le sustrajo ilegalmente una parte de su territorio para satisfacer los intereses geopolíticos de Occidente. Kosovo está gobernado por gángsters y es respaldado internacionalmente por otros de su misma calaña. Algo que el premeditadamente amnésico Borrell ha olvidado en su discurso entre demagógico y trilero.

 

TRADUCCIÓN PATRICK THURSFELD: BERLINCONFIDENCIAL

REFERENCIAS: MICHEL COLLON, MICHEL CHOSSUDOVSKY

El referéndum ilegal y la locura represiva del Estado español

 

Lo vivido ayer en Barcelona y otras ciudades de Cataluña supera con creces el tan propagado “desafío” nacionalista del referéndum ilegal que independentistas catalanes llevaron, finalmente, a cabo. Uno, que no es ni será nacionalista de ningún signo o adscripción política (la única justificación para ser nacionalista de verdad sería en supuestos como cuando la URSS fue invadida en la II Guerra Mundial por el nazismo –la Gran Guerra Patriótica-), no puede por menos que haber sentido cierta afinidad por un amplio sector de ciudadanos catalanes que se sintió violentado, ultrajado y pisoteado por ejercer pacíficamente su derecho a votar en libertad. Si Madrid quería decretar la ilegalidad del voto y, por tanto, del referéndum catalán, podía haberlo hecho el día después y haberse ahorrado el dantesco espectáculo que ofreció al mundo enviando a sus jueces y cuerpos represivos a cargar las armas de la violencia contra ciudadanos pacíficos. Del “a por ellos”, galvanizado por la España eterna joseantoniana, de boina y tricornio, se pasó directamente, sobre el terreno, a un delito de odio anticatalán. La policía política del PP se aplicó en ello.

La manifestación de brutalidad española (como no se veía desde la dictadura franquista) desplegada en territorio catalán por el gobierno más corrupto y mafioso que ha tenido este país en décadas borra totalmente y de un plumazo cualquier fundamento de presunción de ilegalidad de la convocatoria del 1-O. Tan demencial e inmoral ha sido la exhibición de fuerza bruta contra la ciudadanía catalana que se han escandalizado como nunca lo habían hecho en la Europa de los mercaderes. Y no precisamente políticos marginales, sino de primer nivel como el inglés Jeremy Corbyn, líder del Partido Laboralista o la Primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, además de otras personalidades de la cultura (JK Rowling) y medios, sorpréndase, como la todopoderosa CNN norteamericana. Nadie se libró en Cataluña de la furia anticatalanista de la policía y la guardia civil: ancianos, niños, bomberos y hasta otros viejos conocidos de la represión y los malos tratos policiales, los Mossos, fueron objeto de la saña policial española, en un total bárbaro de casi 1000 heridos, algunos de ellos graves.

¿Se van a atrever a hablar en las próximas horas y días, partidos como el PP, PSOE, Ciudadanos, de Venezuela? Un país, Venezuela, que sí respetó el derecho a una consulta popular impulsada por la oposición golpista, no hace tanto (el 16 de julio de este año). En cambio, las guarimbas de Rajoy intentaron impedirla en Cataluña a porrazos salvajes. Menos mal que la vergüenza mundial de Cataluña no ocurrió en Venezuela y Cuba (país éste donde los opositores son tratados a cuerpo de rey y con una deferencia que ya quisieran otros países como EEUU y España). De lo contrario, medios como ELPAIS, ABC, La Razón ELMUNDO o La Vanguardia estarían inoculando al público sus habituales mentiras y campañas difamatorias, todas al compás del imperio. 

A nadie puede sorprender, a estas alturas, los modales antidemocráticos de un gobierno aquejado sobradamente de franquismo sociológico, pero sobre todo de sumisión a los poderes fácticos de la banca, las multinacionales y Washington. La ley mordaza y otras han intentado estrangular las voces disidentes en este país a base de llenar las calles de policía con sus provocadores infiltrados en las manifestaciones. En el pasado no tan lejano conocemos lo que ocurrió en los espacios públicos de este país, de tono parecido a lo acontecido ayer en Cataluña e incluso en la misma región catalana con sus temibles Mossos. Pero igual o peor que todo esto es el tratamiento dado a la jornada del 1-O por la práctica totalidad de medios hegemónicos de este país, escamoteando, apoyando y blanqueando la represión organizada por Madrid además de omitir las condenas internacionales, en un acto de burla a la verdad sin precedentes desde aquellos años en que los medios acólitos de la dictadura franquista hacían de palmeros para el Caudillo. Hoy lo han hecho para otro Caudillo-dictadorzuelo: Mariano Rajoy. Pagados o sin pagar por las cloacas de Interior y el CNI los medios controlados han ejercido un siniestro periodismo parapolicial, tanto en los días previos como en el 1-O.

El argumento utilizado (o uno de ellos) para declarar ilegal el referéndum catalán ha sido apelar a la Constitución española, esa que fue ensamblada por los militares, la CIA, los franquistas y los reformistas (con los criminales Felipe González y Santiago Carrillo a la cabeza), y, con ello, deslegitimar constitucionalmente la iniciativa soberanista de la corrupta burguesía catalana pujolista y sus socios republicanos y de la CUP. Pero tal razonamiento se queda anémico y vacío de contenido ante la razón de la fuerza bruta exhibida por Madrid. Una Constitución que no es modelo de nada ya que fue pactada de espaldas al pueblo (como dijo Gonzalo Puente Ojea, sin luz ni taquígrafos), en un fraude histórico donde se burló la voluntad popular para salvaguardar algunos muebles básicos de la Dictadura (unidad territorial, designación del sucesor de Franco como Rey y garantizar los acuerdos con la Iglesia católica). El propio Adolfo Suárez años después reconoció que su gobierno hurtó, a sabiendas, una consulta popular para elegir la modalidad monarquía-República en España, porque les era desfavorable a los sucesores de Franco y, lógicamente, a EEUU. Se creó la democracia orgánica española postfranquista.

Uno de los indicadores del resultado de la razzia policial de ayer en Cataluña es que las listas de los independentistas es posible que aumenten considerablemente gracias a que un gobierno corrupto, que es lo más parecido al crimen organizado y que pide en un alarde de desvergüenza infinita cuentas “democráticas” a otros países o que expulsa a embajadores a instancias del amo americano, se ha atrincherado en la ilegalidad de la España franquista para resolver la cuestión catalana. Felicidades y el órdago lanzado por los nacionalistas catalanes van a tenerlo que digerir en Madrid con butifarra y sardana. Aunque hay quien dice que al final la traca soberanista será menos cuando el dinero empiece a rodar y se otorgue un status jurídico mayor al catalanismo (una pseudoindependencia, sin irse del todo). Aunque si las cosas se tuercen más de la cuenta la opción militar no duden que ya está encima de la mesa de Moncloa. Y Europa callará. 

A veces, y esto como reflexión personal final un tanto introspectiva y en clave existencialista, uno piensa que esto del nacionalismo, de cualquier identidad (salvo la necesaria supervivencia de un pueblo), es efímero en el contexto de que este pedazo de Tierra que habitamos; un accidente cósmico donde nacimos por azar, cuando existió una alta probabilidad de no haber existido nunca. Y encima tenemos fecha de caducidad, no solamente nosotros mismos sino este planeta que más pronto que tarde se irá al basurero de la historia y nadie se acordará de lo que pasó por aquí….Es como mirar la Tierra desde la Luna y decir…. ¿y ahí, en serio, la gente se está dando de hostias creyéndose algo cuando desde fuera puede venir un asteroide, cometa o similar y acabar con tanta tontería en cuestión de días? No nos damos cuenta de lo frágiles y miserables que somos en el conjunto del Universo, enrocados como estamos en nuestro darwinismo depredador.

Dejo, finalmente, unas fotos y video del día de la vergüenza para que un Tribunal Penal Internacional se digne a valorarlas y… decida ordenar la busca y captura de los “responsables” de la orgía de porras y agresiones de ayer en Cataluña:

 

ESPAÑA, LA VERGÜENZA DE EUROPA, DICE LA CNN. ¿QUÉ MÁS DECIR?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y la guinda: la policía reventando un acto pacífico en el pueblo de Aiguaviva

 

 

BUENO, FALTABA LA REGUINDA DEL DIARIO FASCISTA ELPAIS CON DOS JOYAS QUE DICEN SER, UNO, PROFESOR UNIVERSITARIO Y OTRO ABOGADO, AMBOS DEFENDIENDO EL SALVAJISMO POLICIAL Y LLAMANDO DELINCUENTES A LOS CIUDADANOS DE CATALUÑA.

desproporcion

delincuentes

 

A la memoria inolvidable de Sara

La muerte no existe, es una ilusión
(Robert Lanza)

Sara fue mi madre. Hace poco más de un mes, el día 4 de junio, a las 5:30 de la madrugada, me comunicaron-sobresaltaron que mi admirada madre había fallecido en el hospital, después de sufrir un calvario interminable de varios años con una de las enfermedades más devastadoras que existen, añadida al final con otra igualmente terrible. Cuando me comunicaron la desoladora noticia me encontraba en ese momento en casa, durmiendo en sueño profundo, puesto que me había despedido de mi madre la noche del día anterior para vernos el día siguiente y nada parecía (a pesar de un pronóstico nada bueno) que iba a tornarse en fatal desenlace.

Me desespera a día de hoy no haber podido estar a su lado en los momentos finales de su vida, haberla acompañado en su último aliento, a pesar de que estaba agotado de noche tras noche sin apenas dormir debido al estado de agitación mental de mi madre, y aunque el médico me dijera que no fuese cruel conmigo mismo por aquélla circunstancia (me lo repitió varias veces)..Pero debo serlo (cruel) y me duele la conciencia hasta el infinito….no haber estado presente la noche más trágica de mi vida al lado de mi madre…

Mi madre fue una mujer increíblemente bondadosa, generosa, paciente, imprescindible como pocas, sacrificada como ninguna…pero sobre todo el rasgo distintivo de mi madre fue, desgraciadamente, el de ser maltratada en vida, desde que nació hasta que murió (una historia que no puede ser contada)…y con todo la entereza y superación que mostró ante tanta adversidad le hizo ser increíblemente más fuerte a pesar de que era, paradójicamente, débil y cuando lo más fácil habría sido haber tirado la toalla…

Decidió sacar la familia adelante yendo a las 4 de la madrugada a limpiar las oficinas de la entonces conocida multinacional americana NCR hasta que recaló en la Diputación provincial donde como quien dice iba a diario con la comida en la boca a las 2 de la tarde para salir a las 9 horas de la noche…y luego, de vuelta a casa, para más inri, hacía la cena para los demás…demasiadas veces desagradecidos y malencarados.

Un año entero me dediqué al cuidado de mi madre (dejando el trabajo) creyendo que iba a poder superar lo que era un imposible (3-5 años de supervivencia)…fracasados todos los tratamientos médicos convencionales que sólo parchearon malamente, agravaron y destruyeron su poca salud…pero, infortunadamente, entre los alternativos tampoco hubo solución en los años que la traté o tal vez llegué muy tarde a ello con el que era el indicado (probé muy al final, con prometedores resultados al inicio, el aceite de marihuana medicinal de Rick Simpson, pero sobre mi madre había caído como una losa otra cruel enfermedad adicional a la que ya tenía y que le impidió mejorar de ninguna de las maneras puesto que su patología de base había destrozado tanto su salud que había dejado su sistema inmune extremadamente debilitado; la segunda enfermedad fue la que acabó con ella). Nada se pudo hacer y ya nada importa y menos retomar el pasado sobre el qué pudo ser y no fue…Es otro lamento inútil que a veces me remuerde, seguramente, de forma absurda la conciencia.

Desde la desaparición de mi madre apenas he podido salir del estado de devastación que me ha producido su insoportable pérdida, de no poder articular palabra alguna entre interminables sollozos…la extraña sensación de estar en una angustiosa y fría soledad…de estar desubicado del mundo real y andar perdido en una espiral depresiva donde el sufrimiento padecido durante largos años por mi madre es lo único que permanece en mi mente…el silencio interior y exterior…la pérdida de la que era mi confidente principal, el faro que iluminaba el sentido de mi vida…

Mi madre fue la mujer de mis sueños, pero ahora sólo es un sueño perdido fuera del espacio y el tiempo.

Hay recuerdos que nunca se borrarán y personas que nunca se olvidarán. Espero encontrarme pronto en tu camino.
Te amo mamá

 

Cuando me acaricias – M Trini

 

C’est la vie – Emerson, Lake & Palmer

 

Beim Schlafengehen (Cuatro últimos Lieder – Richard Strauss)

El sistemático injerencismo golpista de España sobre Venezuela

TENGO EL PATIO POLÍTICO DE MI PARTIDO REPLETO DE DELINCUENTES PERO VOY A VENEZUELA A PEDIR RESPETO A LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS HUMANOS, QUE AQUÍ IGNORO CUÁLES SON

No es una novedad, ni resulta sorprendente (a fuerza de reiterar el mismo título que otro post sobre esta misma temática), que en los últimos tiempos se venga utilizando el recurrente uso del comodín Venezuela en la España multicorrupta y gangsteril para ocultar las faltas o fechorías de un régimen bribónico que reprime a golpe de mordaza, porra y Gestapo sobre todo aquel que se atreva a cuestionar abiertamente la democracia orgánica de la CIA. Es innegable que en el asunto venezolano España no es más que una pieza de Washington presta a recibir órdenes expresas del nuevo Caudillo americano para cercar al legítimo gobierno de Nicolás Maduro. Los terroristas callejeros y la “oposición” en Venezuela los pone la CIA, de los mercenarios políticos y demás títeres, a nivel global, se encarga el Departamento de Estado norteamericano y también la Agencia americana del crimen.

En serio, que un organismo repleto de delincuencia organizada, como es el Congreso de Diputados español, se atreva a emitir una declaración política para reclamar al Gobierno de Nicolás Maduro que respete los Derechos Humanos y la democracia, es cuanto menos siniestro. Y que dicho texto llegue nada menos que por iniciativa del Grupo Popular en forma de proposición no de ley con el apoyo del propio PP, Ciudadanos y PSOE, sobrepasa lo sonrojante. Partidos todos ellos (salvo C’s) implicados masivamente en casos de corrupción y con algunos de sus miembros en la cárcel o imputados. Los del PPSOEGAL se atreven a efectuar requerimientos mafiosos a otro país del tipo existe «gran preocupación» de la Cámara Baja por la situación actual que vive Venezuela, apuntando a la «grave crisis institucional» surgida a partir de la anulación de las competencias de la Asamblea Nacional, y exige la devolución de las mismas. Advierte a Maduro que este órgano «debe actuar con autonomía, desarrollando su labor legítima» y muestra su «solidaridad» con los miembros del mismo.

Y yo me pregunto..¿pero quiénes se creen que son estos sinvergüenzas (por no decir la frase gruesa de tres letras) cuyos grupos políticos son, en razón de la corrupción continuada (con el añadido de amenazas) lo más parecido a las organizaciones criminales ultraderechistas que operan en Venezuela bajo el nombre de “oposición”? ¡Lógico que encuentren sintonía en ellas! Los criminales siempre buscan puntos comunes. Desde la patulea política española urgen a solucionar problemas en Venezuela cuando aquí tienen la del quince…la justicia comprada, delinquen a manos llenas, reprimen brutalmente en las calles, encarcelan por un tuit, los desahucios no paran y la precariedad laboral empieza a ser similar a la de Tanzania. Eso sí, ponga un chef en su vida o mira que ricos más ricos viven ahí (La Progre-Sexta).

Venezuela vive una situación compleja y crítica, fundamentalmente, por la criminalidad puesta en práctica por la llamada “oposición” venezolana, cuyos hilos mueve EEUU a través de la financiación de actividades desestabilizadoras auspiciadas por la CIA, que tienen como objetivo el ya clásico “cambio de régimen” y cuyas cabezas visibles de ese “cambio” son el enjaulado terrorista Leopoldo López (autor intelectual de 43 asesinatos) y su mujer, Lilian Tintori, más otros actores conocidos (Henrique Capriles), los cuáles, conviene recordar, participaron activamente en el golpe de Estado, el “carmonazo”, contra Hugo Chávez en 2002. Todos ellos son mimados por la comunidad política internacional que dirige EEUU, especialmente su icono victimista, Leopoldo López.

El portavoz del PSOEGAL en el Congreso español, Gutiérrez Limones, para justificar su apoyo a la moción de los neofranquistas populares, dice que en Venezuela se han superado todos los límites imaginables y no se respetan los derechos humanos”. Lo dice el miembro de un partido que organizó la trama terrorista GAL-Gladio y que lleva las manos manchadas de sangre y cal viva, además de otras múltiples canalladas de Estado (alguna muy conocida), que prefiero omitir. Los derechos humanos para Venezuela que enuncia el tal Limones (¡otro imputado por corrupción dando clases de ética humanitaria!…esto ya es demasié, que diría un castizo) no es más que un insoportable estercolero en manos de Occidente y la partitocracia que lo representa…esos exquisitos demócratas que tiran bombas de racimo y uranio empobrecido sobre poblaciones civiles, invaden países por petróleo, arman y financian al terrorismo islámico a través de sus servicios de inteligencia, ejecutan falsas banderas o permiten que Israel mate a placer y a diario a niños palestinos.

El PSOHEZ y sus colegas del PP, cuando el terrible caracazo de 1989 en Venezuela (es decir, la brutal represión que desató el gobierno del genocida socialista Carlos Andrés Pérez contra los pobres de Venezuela causando 3.000 muertos), no dijeron entonces (al igual que EEUU) una sóla palabra, una sóla moción, acerca de la crueldad criminal (muy “democrática” supongo) del que era presidente venezolano. Y es que cuando los muertos los pone la “democracia” se esconden bajo las alfombras. Los otros, presuntos, de Maduro son…una invitación a un golpe de Estado. Esto lo acaba de decir nada menos que Victoria Prego en la cadena de los obispos y la Virgen María: señor padre del terrorista López ¿sabe usted de militares que estén a favor de un golpe de Estado? Pues eso, la desvergonzada y ruin charlatana de la “transición”, que se opone a que Franco abandone el Valle, dejó para el recuerdo un documental que iba a servir para entronizar a la “gloriosa” e “inmaculada” transición de la CIA y los herederos del dictador. Ahora anda pidiendo asonadas golpistas, en modo “Kissinger style”, como si nada.

De la progredumbre de Podemos y sus saltinbanquis poco se puede decir que no sea navegar entre la mendacidad institucional y afirmar que los otros andan enfangados en la corrupción. Pero ni una sóla palabra de defensa y cierre de filas hacia al acosado, en todos los frentes, gobierno venezolano. El de Asuntos exteriores podemita, Bustinduy, ejemplifica la anterior aserción reprochando al partido del Gobierno utilizar la “delicada situación en Venezuela que amenaza con llegar a ser ingobernable” para seguir “echando gasolina al fuego”. Mayor ejercicio de funambulismo y trapacerismo político es imposible encontrar. De las guarimbas ni papa, del perfectamente organizado terrorismo callejero opositor…se le olvidó como los donuts…del hostigamiento sin fín de EEUU al país caribeño tararí que te ví (no sea que se enfade la CIA con Pablemos). Estos, dicen, son los hijos de Maduro y Chávez en España. Habrá que reírse un rato ¿no?

NO ES VENEZUELA, ES ESPAÑA, LA QUE NOS QUIEREN OCULTAR O MOSTRAR COMO SIGNO DE “NORMALIDAD” DEMOCRÁTICA

Washington planea atacar con armas nucleares a Rusia y China

Washington planea atacar con armas nucleares a Rusia y China

Paul Craig Roberts

(ex Subsecretario del Tesoro con Ronald Reagan y ex editor de The Wall Street Journal)

A todo el mundo no le gusta oír hablar de la amenaza de una guerra nuclear. Algunos prefieren refugiarse en el negacionismo y decir que la guerra nuclear es imposible porque no tiene ningún sentido. Desafortunadamente, la Humanidad tiene un largo historial de hacer cosas que no han tenido sentido.

En artículos anteriores, publicados por mí en los últimos años, he señalado que existen documentos escritos y cambios en la doctrina de guerra de Estados Unidos que indican que Washington estaría preparando un ataque nuclear preventivo contra Rusia y China. Más recientemente, he mostrado que la demonización de Rusia por Washington y el presidente Putin, las incesantes mentiras sobre las acciones y las intenciones rusas, y la negativa de Washington a cooperar con Rusia en cualquier asunto han convencido al gobierno ruso de que Washington está preparando a las poblaciones occidentales para una ataque contra Rusia. Es obvio que China ha llegado a la misma conclusión.

Resulta extremadamente arriesgado decir que Washington va a convencer a la Humanidad de que está preparando un ataque nuclear preventivo contra dos potencias nucleares. Es imposible imaginar un acto tan imprudente e irresponsable. Sin embargo, esto es precisamente lo que Washington está dando a entender en los últimos tiempos.

El teniente general Viktor Poznikhir, Jefe Adjunto de Operaciones del Estado Mayor de Rusia, ha señalado que Washington está empeñada en conseguir la hegemonía global por lo que está implementando un sistema de misiles antibalísticos que Washington cree que puede prevenir una respuesta nuclear rusa ante un ataque preventivo estadounidense.

http://www.fort-russ.com/2017/04/us-forces-preparing-sudden-nuclear.html

Rigurosos estudios han convencido a los rusos de que Washington está invirtiendo y diseñando en componentes militares que no tienen otra función que devastar a Rusia y paralizar la capacidad de represalia del país. En resumen, Washington se está preparando para lanzar una guerra nuclear.

https://www.rt.com/news/386276-us-missile-shield-russia-strike/

Como he explicado anteriormente, la teoría detrás de este demencial proyecto es que después de un ataque preventivo de Estados Unidos a Rusia ésta quedaría tan devastada que el país no tendría capacidad de contraatacar con lo que quedase de su ejército, por temor a que Washington lanzase un segundo gran ataque. Washington también planearía usar agentes en el interior de Rusia para asesinar a tantos miembros del gobierno ruso como fuese posible, dejando así al Kremlin en un estado de confusión y ausencia de liderazgo. Sí, efectivamente, la locura de los neoconservadores americanos-israelíes está haciendo que estén determinados a ejercer la hegemonía sobre el mundo.

La locura de Washington es lo suficientemente criminal como para arriesgar la destrucción de la vida en la Tierra, basada en la suposición de que la ofensiva funcionará correctamente y que las capacidades militares de Rusia y China serán tan devastadas que no habrá respuesta de represalia.

Se podría esperar que los pueblos estadounidense y, en general, de Occidente se indignaran por el hecho de que Washington, en su enloquecida carrera por el control del poder global, llegue al punto de que someta toda la vida del planeta a tales riesgos. Pero no hay signos de un movimiento contra la guerra. La izquierda occidental ha degenerado en políticas identitaristas, donde la única amenaza proviene de hombres heterosexuales blancos que son retratados como misóginos, racistas y homófobos. La izquierda occidental ya no es consciente de la guerra. De hecho, la izquierda se ha desviado hacia irrelevancias estúpidas como los derechos transgénero aseados a su elección. La impotencia de la izquierda occidental es tan abrumadora que bien podría decirse que no existe.

¿Dónde está entonces la esperanza? Rusia y China no pueden sentarse y esperar el ataque nuclear preventivo de Estados Unidos. Es posible que Washington no pretenda realizar un ataque preventivo, sino tan sólo convencer a Rusia y China de que sus preparativos son un aviso de que ambos países tendrían que someterse a la hegemonía de EEUU. Pero esta interpretación de las intenciones de Washington no implicaría menos riesgo. ¿Por qué Rusia y China iban a esperar a que Washington completase sus preparativos para la guerra que permitirían a Washington convertir a aquéllos en Estados títeres?

El complejo militar y de seguridad de Estados Unidos ha prevalecido claramente sobre la intención de Trump de normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y el veneno antirruso sigue esparciéndose entre los estados vasallos europeos de la OTAN y Washington. La mayoría del pueblo estadounidense parece haber aceptado la propaganda de que Rusia es la principal amenaza para los Estados Unidos. Con la propaganda mediática controlando la narrativa oficial, las acciones agresivas de Washington se explican como defensa contra una amenaza y no como una política que pondrá fin a la vida en la tierra.

Las posibilidades son altas de que la vida en la tierra se acerque a su fin. La responsabilidad recae en gran medida sobre el pueblo estadounidense, cuyos logros, debido a los errores de otros, hicieron que los norteamericanos creyesen que eran excepcionales y privilegiados. Inconscientes de la amenaza inhumana a toda la vida en la Tierra, que se encarna en la afirmación neoconservadora de que los estadounidenses son excepcionales e imprescindibles, el pueblo americano, autosatisfecho, no está al tanto de las consecuencias de tal arrogancia. La prepotencia los está llevando, y al mundo entero, al matadero de una guerra termo-nuclear.

La reivindicación neoconservadora del excepcionalismo norteamericano es una afirmación idéntica a la que fue hecha por la Alemania de Hitler. Si los estadounidenses son imprescindibles todos los demás son prescindibles y pueden ser “bombardeados hasta llevarlos a la edad de piedra”, como afirmó un funcionario del gobierno de los Estados Unidos, o bien ser destruidos como Washington pretende hacer con Rusia y China, países que no aceptan la afirmación del excepcionalismo norteamericano. Por tanto, los monstruos enloquecidos que gobiernan Occidente, vía Washington, son los que pondrían fin a la vida en la Tierra.

Y no verás protestas. Los idiotas británicos, los idiotas alemanes, los idiotas franceses, los italianos, los canadienses, los australianos, los belgas, los griegos, los portugueses, los españoles, los japoneses, van como rastreros tras la locura que representa Washington.

De este modo, aparentemente, todos ellos hacen que el pueblo estadounidense sea una población estúpida más allá de toda creencia.

TRADUCCIÓN PAUL CRAIG ROBERTS: BERLINCONFIDENCIAL

Ucrania, Corea, Siria, Irán…Falsificando la historia el Tío Sam se encamina hacia la guerra

Ucrania, Corea, Siria, Irán…Falsificando la historia el Tío Sam se encamina hacia la guerra

Finian CUNNINGHAM | 22.04.2017 | OPINION

El presidente ruso Vladimir Putin advirtió esta semana en el Foro Internacional del Ártico sobre los peligros reales y actuales de falsificar la historia. Dijo que esa distorsión deliberada de la historia erosiona la ley y el orden internacionales, creando caos y llevando a nuevos conflictos. El líder ruso deploró el uso de la historia como un “arma ideológica” para demonizar a otros países o personas y señaló que sin una comprensión adecuada de la historia estamos obligados a repetir los errores del pasado. Esto también nos recuerda aquella máxima que Karl Marx escribió en su tiempo: «La historia se repite, primero como tragedia, después como una farsa»

Mientras Putin enumeraba los peligros de falsear la historia, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, era recibido en Londres por la primera ministra británica, Theresa May, en una visita de dos días. El régimen de Kiev, que lidera Poroshenko, llegó al poder mediante un golpe de Estado violento, en febrero de 2014, en contra del legítimo gobierno electo, con el apoyo clandestino de Washington y la Unión Europea. Desde entonces, los militares de Ucrania han estado librando una guerra en la región oriental del país que ha provocado más de 10.000 muertos y hasta un millón de desplazados. Todo porque la población étnica rusa de la región oriental de Donbass se niega a reconocer la legitimidad del régimen de Kiev debido a la ilegalidad de su acceso al poder hace tres años.

Sin embargo, Poroshenko y su régimen están contando una versión completamente distinta ya que según Kiev el país está luchando contra una “invasión” de su vecina Rusia. La falsificación de la historia del presidente ucraniano fue validada por su anfitriona británica que obedientemente asintió dicha versión, mientras que Poroshenko afirmó que su país era un baluarte en la defensa de Europa contra la invasión rusa. “Esta no es la lucha de Ucrania, es la lucha de Europa. Las sanciones y la resistencia del ejército ucraniano son la única razón por la que los tanques rusos no están mucho más allá en Europa “, dijo Poroshenko, cuya ridícula versión de la historia recibió la aprobación tácita británica. Involuntariamente, Poroshenko puede ser visto como la confirmación de los peligros de la difamación histórica que Putin estaba advirtiendo.

Falsificar acontecimientos recientes y contemporáneos en Ucrania podría ser un recurso útil para obtener el apoyo financiero y militar de Occidente por parte del corrupto y tambaleante régimen de Kiev. Tal propaganda desvergonzada de la historia también puede ser un recurso útil para expandir el poder militar de la OTAN bajo la tutela de Estados Unidos, con todos los lucrativos contratos de armas que ello implica para los gobiernos occidentales. Sin embargo, tal tergiversación de los acontecimientos sirve, en última instancia, para alimentar conflictos innecesarios, como destacó Putin. Tal flagrante tergiversación es en sí misma un acto delictivo para engendrar una guerra. Ucrania es sólo un ejemplo. Los peligros de distorsionar, suprimir o falsificar la historia son demasiado abundantes en los últimos acontecimientos internacionales.

Esta semana, el vicepresidente estadounidense Mike Pence volvió a amenazar a Corea del Norte con la guerra y la aniquilación, diciendo que la “espada” estadounidense fue dibujada para “proteger la libertad” de sus aliados japoneses y surcoreanos. Pence hizo groseras referencias, distorsionadas, a la Guerra de Corea de 1950-1953, describiéndola como una lucha entre el «bien» respaldado por Estados Unidos y el «mal» respaldado por los comunistas.

Tal vez si Washington reconociera el horrendo legado de los crímenes de guerra cometidos durante la Guerra de Corea, con el resultado de más de tres millones de civiles asesinados por los bombardeos estadounidenses, podría haber una oportunidad para un diálogo franco y positivo para resolver el conflicto en curso en la Península coreana. Tal como se manifiesta, la retórica delirante sobre la historia de Corea sólo sirve para agravar las tensiones y los conflictos, lo cual no hace más que evidenciar cuáles son los verdaderos propósitos de Washington falsificando la historia.

De igual forma, Washington persiste en afirmar que sus ataques con misiles contra Siria a principios de este mes son una demostración “justa” del poder militar que se utilizará contra cualquier nación que considere que viole el derecho internacional, citando el incidente con armas químicas en Siria el pasado 4 de abril. Los Estados Unidos y sus aliados alegan, con “pruebas” exiguas, que el ataque con armas químicas fue llevado a cabo por fuerzas del gobierno sirio, quienes habrían lanzado gas sarín venenoso contra la población civil.

Una vez más, se trata de una indigna falsificación de la historia a la que se han sumado los gobiernos estadounidense, británico y francés, junto con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, integrada en la ONU. Todas estas afirmaciones se hicieron sobre la marcha, sin una investigación imparcial sobre el supuesto ataque con armas químicas en Khan Sheikhoun, provincia de Idlib. Sin embargo, esas dudosas alegaciones fueron invocadas como “causa justa” para nuevos ataques con misiles contra Siria por parte de la administración Trump, tan sólo tres días después, cuando en realidad esos ataques muy bien podrían ser condenados como una agresión ilegal y un acto criminal de guerra contra un país soberano.

Un hecho cercano en el tiempo aún más inquietante, sobre la falsificación de la historia en Siria, revelaría que el grupo de rescate conocido como los “cascos blancos” se trataría en realidad de militantes ilegalmente armados que servirían como agentes de desinformación a los medios de comunicación occidentales y que estarían patrocinados por la inteligencia militar de EEUU, Reino Unido y Francia. Es por eso que Rusia, Irán y Siria están exigiendo una investigación completa e imparcial sobre el último “ataque” con armas químicas. Hay fuertes sospechas de que dicho “evento” fue un truco propagandístico organizado por los terroristas respaldados por Occidente, precisamente con el fin de crear un pretexto para el posterior ataque militar estadounidense contra Siria.

Este escenario, en particular, sería perfectamente coherente con la narrativa global que afectaría a toda la guerra siria, desde que comenzó en marzo de 2011. Desde el principio, la “guerra” de Siria se trató de una operación secreta impulsada por Occidente para promover el cambio de régimen en ese país. El objetivo del cambio de régimen era expulsar al gobierno del presidente Bashar al Assad, un aliado estratégico de Rusia, Irán y Hezbollah y un firme opositor a las operaciones clandestinas imperialistas occidentales en la rica región petrolífera de Oriente Medio. Los documentos archivados de Estados Unidos, mantenidos deliberadamente alejados del discurso público por las autoridades gubernativas y los medios de comunicación, muestran que el cambio de régimen respaldado por Occidente en Siria había estado en la agenda de la CIA estadounidense y el MI6 británico desde hacía varias décadas.

La falsificación de la historia en Siria a corto y largo plazo es pieza clave para que las potencias occidentales sigan manteniendo en su agenda un conflicto construido ilegalmente para el cambio de régimen. Una agenda donde esas potencias están patrocinando grupos terroristas para hacerles el trabajo sucio. Tal y como hizo Occidente en Afganistán, Irak, Libia y muchos otros países del mundo, en particular, con los escuadrones de la muerte paramilitares en América Central y del Sur.

Como el presidente Vladimir Putin aludió en su discurso de esta semana, esta falsificación de la historia explica por qué en la guerra de Siria se sigue luchando, aparentemente, sin fin. Y no sólo en Siria, sino también en Corea y Ucrania, entre otras zonas de conflicto.

Hablando de otras zonas de conflicto, esta semana, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, acusó de manera provocativa a Irán -una vez más- de ser el “principal patrocinador mundial del terrorismo”. Mattis, sin duda, estaba hablando con “conocimiento de causa”….todo ello mientras estaba en Arabia Saudita. Sólo una persona con una noción tan profundamente falsificada del terrorismo, ese que ha sido patrocinado a lo largo de la historia por la CIA (por ejemplo, contra el mismo Irán mediante el golpe de Estado de 1953), así como la falsa comprensión del despotismo saudita respaldado por Estados Unidos, podría haber hecho una afirmación tan absurda como la de Mattis, alimentando de este modo las tensiones de guerra en una región tan volátil.

Si la opinión pública occidental estuviera plenamente informada de cómo crisis como las de Ucrania, Corea, Siria e Irán han sido en gran medida fomentadas por las maquinaciones occidentales, entonces esos conflictos no continuarán como están. Porque las causas reales de los conflictos estarían ampliamente expuestas, mostrando las culpabilidades de los gobiernos occidentales, en particular la de Washington.

Y, entonces, si la justicia prevaleciera, los políticos occidentales y los medios de comunicación que se han encargado de ocultar, distorsionar y, por lo tanto, alimentar estos conflictos, finalmente tendrían que rendir cuentas de todo ello.

TRADUCCIÓN FINIAN CUNNINGHAM: BERLINCONFIDENCIAL