Los rufianes con el jefe terrorista de las guarimbas

Las víctimas del terrorismo callejero en Venezuela están que trinan con el farsante podemita Pablo Iglesias Turrión. Y no es para menos ya que el líder de la alternativa “progre” se ha alineado, una vez más y sin trampa y cartón alguno, en contra del gobierno venezolano y posicionándose como lo que realmente es, un trilero político nacido al calor de aquel timo neocapitalista que se dio en llamar 15-m. En unas declaraciones que realizó hace unos días, el “tapado” de la CIA en Madrid lamentó la condena de 14 años impuesta al terrorista Leopoldo López, por incitación continuada a la rebelión y propagación del terrorismo en las calles. El objetivo del condenado ha sido el subvertir, mediante la violencia, el orden constitucional del país para ponerlo a los pies (o los intereses) de EEUU y la Europa de los mercaderes. Iglesias dijo que Leopoldo López había sido condenado por ejercer “actividad política”. El timonel podemita no ha hecho otra cosa que unirse a las “declaraciones de solidaridad” con el criminal López emitidas por la plebe política española a través de los tartajosos y antidemocráticos Parlamentos españoles. Lo que ocultan esos “demócratas” es que López, el jefe guarimbero que defiende Iglesias, ejemplifica el tipo de esbirro que la CIA ha elegido para derrocar por medio de un “golpe blando” sostenido, pero no por ello menos violento, a un gobierno constituido legítimamente. A esto le llama Iglesias y la banda política del borbonismo “actividad política”. Pinochet también la ejerció contra Allende, recordemos.

Según la clase política española y su brazo armado desinformador, Falsimedia, que se han escandalizado con la condena al jefe del terrorismo guarimbero, las llamadas guarimbas son “grupos de resistencia contra el gobierno de Maduro que bloquean las calles con barricadas”. Ellos que hacen ascos y piden represión contra de los que levantan barricadas en las calles españolas resulta que, fuera de este país, glorifican a bandas del crimen organizado, a las que llaman “resistentes”. Mientras, en España, manifestantes pacíficos son encarcelados a dos años de prisión, son tildados de violentos por la prensa monárquica y se realizan sobre ellos campañas de difamación, encerronas policiales y judiciales. Las “joyas” venezolanas que defiende la chusma política española y sus muñegotes de Falsimedia tienen delitos de estragos en su haber tales como incendios de centros públicos (incluidos los de salud), bloqueo de calles de forma estratégica (teledirigida) y asesinatos de decenas de personas, además de provocar deliberadamente el desabastecimiento alimentario. Todo ello está aconteciendo bajo el disfraz semántico de “protestas antigubernamentales”, orquestadas todas ellas en la sombra por la CIA, quien utiliza a unos “opositores” que dicen estar perseguidos por el gobierno de Venezuela; una “tiránica dictadura”, según el cinismo de los voceros del imperialismo norteamericano.

Pero lo más evidente, ya a estas alturas, es que hay un plan programado a varias bandas (en las cloacas políticas, mediáticas y financieras) para desestabilizar y dinamitar, desde el interior del país venezolano y desde las llamadas “democraCIAs” occidentales, el proceso bolivariano que, con sus errores (algunos de bulto), es una piedra con aristas puntiagudas en el riñón del imperio y sus socios gran capitalistas de Europa, quienes han visto amenazados y maniatados sus intereses con un gobierno que ni es comunista, ni siquiera su sombra. Pero es que amigos, todo lo que huela a la redistribución de la riqueza empresarial robada al pueblo durante décadas, como hagas reformas sociales en beneficio de los pobres, como pongas en solfa el monopolio mafioso de las corporaciones extranjeras, eso es una peste intolerable para las “democracias” de Gladio y sangre por petróleo. 

EL COLETAS CON EL JEFE TERRORISTA GUARIMBERO LEOPOLDO LÓPEZ (no es real, pero como si lo fuera)

Para acorralar a Venezuela se han valido desde USA-Europa, de forma primordial, de la difusión de mentiras, fabricando imágenes falsas, ejerciendo la altavocía de la “oposición” golpista venezolana (clero-empresarios-clases acomodadas), propagando la falaz idea de que el gobierno de Maduro viola de forma sistemática los “derechos humanos” (se les olvida decir que en Colombia el gobierno y sus paramilitares han asesinado -y asesinan- a periodistas, sindicalistas, campesinos y opositores políticos, que el “democrático” narco-gobierno mexicano ha asesinado a 43 estudiantes y está conchabado con la CIA y la DEA estadounidenses para mantener vivo el narcotráfico en el norte del país, que en Honduras hubo un golpe de Estado del que no se han enterado, etc, etc). El objetivo, por tanto, de los “guarimberos” en Venezuela es volver al “statu-quo” anterior, es decir, a la subordinación de Venezuela al Nuevo Orden Mundial bajo la batuta de EEUU y eliminar todo vestigio de justicia social que un anémico y vacilante gobierno ha intentado extender en su país. Gobierno, incluido el de Chávez, que ha tolerado hasta el límite de lo soportable a los mal llamados grupos “opositores”. En ello está, también, ese conglomerado de delincuentes internacionales neoliberales, con vitola de ex-presidentes, que prosiguen su particular campaña para la CIA denunciando lo que ellos llaman “deterioro de las garantías democráticas en Venezuela”. Sin comentarios, puesto que su historial delictivo es para dejar perplejos (o parapléjicos) a más de uno.

Iglesias, al igual que Aznar, Felipe GALzález, el nazionalista Anasagasti y otros defensores “parlamentarios” españoles del terrorismo contra Venezuela, piensa que la acción política consiste en la que ha publicitado toda la vida Washington: asesinatos de líderes políticos, sabotajes, golpes de Estado y campañas de desinformación masiva. Iglesias se aprendió el guión en la embajada de EEUU en Madrid hace unos meses. ¿Dónde sino?

COROLARIO: No es admisible para las llamadas formalmente ‘democracias’ mundiales que un gobierno actúe en favor de su pueblo, que le reintegre su dignidad. Da igual el matiz o color político “izquierdista” que llegue al poder, sea moderado, neocapitalista-progresista, se sujete a las “normas” del electoralismo burgués (por hablar en términos “marxianos”) o implante la “dictadura del proletariado”. Simplemente, si no hay democracia ni derechos “humanos” para la gran banca estadounidense e internacional, para la Casa Rothschild o los expoliadores de Wall Street y si, por tanto, en el poder no hay un gobierno títere de EEUU y el Fondo Monetario Internacional…ese gobierno estará deslegitimado de facto para el fascicapitalismo internacional y la CIA actuará en consecuencia.

Recordemos las dictaduras del Cono Sur latinoamericano: aplicaron políticas neoliberales que les marcaron en Washington y Europa Occidental. Estas prodigiosas democracias (mientras sus esbirros político-económicos argentinos, paraguayos, uruguayos, salvadoreños, chilenos….asesinaban y torturaban a mansalva a opositores políticos, bajo el adiestramiento de la CIA y de protegidos nazis procedentes de Europa) jamás movieron un dedo por la “democracia” en esos países. Pero no por hacer la vista “gorda” sino porque ellas mismas (las democracias euroamericanas) estaban dando soporte político y económico a la represión de las dictaduras militares. No olvidemos que la red neofascista Gladio, construida por la CIA y la OTAN con conocimiento del poder político, fue exportada plenamente a los regímenes militares de Latinoamérica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s