Pablo Iglesias y el periodismo parapolicial en el Estado español: el negocio de mentir

Anda el patio de los “mainstream” del régimen bastante escocido con las últimas declaraciones del líder de la formación morada, es decir, Podemos, esa amalgama política de embusterismo y trilerismo que fue ideada para ser ejecutada por etapas. Al divo Iglesias le ha molestado seriamente que los perros falderos de la monarquía se dediquen a “hablar profesionalmente mal” de él y su cuadrilla de “bolivarianos” (sic), lo que ha motivado la agria y malencarada réplica del conglomerado falsimediático español. El asalariado y bienpagao periodismo mercenario de las alcantarillas del borbonismo, mentirosos profesionales, además de agentes de desinformación masiva, ha reventado de hipocresía.

Que Podemos sea el pimpampum de la soldadesca mediática del régimen español ni es una sorpresa, ni tampoco algo de lo que haya que echarse las manos a la cabeza. Podemos no es una amenaza para el sistema, ni tampoco lo es y será para el régimen de alianzas con los anglocriminales y el sionismo, pero si podría serlo, moderadamente, para la corrupción organizada por los dos grandes (hasta ahora) partidos del monolitismo autoritario neoliberal (la dictadura del PPSOE). Y ahí entra en juego la mafia mediática como un activo desinformador. Unos tabloides que están bajo el control y paraguas de los grandes capitales empresariales y financieros o fundaciones estadounidenses cercanas a la CIA, además de recibir la tutela por los principales partidos políticos a los que sirven como propagandistas y agitadores.

No ha tardado mucho Iglesias, como buen prohombre del sistema político de castas que tanto criticaba antaño (sin duda como moneda de contrabando), en redimir su “culpa” con un “Siento haber ofendido y pido disculpas. No debí personalizar”. Lo que se dice arrastrarse como una serpiente ante el monopolio de los intocables tergiversadores profesionales. Al igual que ha hecho su correligionaria Bescansa, en términos tales como: “Reiterar las disculpas a Álvaro Carvajal (el “periodista” aludido) y a los periodistas que se hayan podido sentir ofendidos por esa intervención. Sumarme a las disculpas y hacerlas en nombre de Podemos. Le ha faltado a la ínclita Carolina azotarse en público, ejercer de plañidera o hacer un acto de contrición mariana. En fin, un “periodismo sin Fronteras” para difamar y deformar que, eso sí, cuando recibe alguna puyita de vez en cuando por su indecente comportamiento parapolicial (y no focalizo en Podemos), eh…que no toquen a la Cosa Nostra “informativa”, guardiana del orden establecido.

Dicen los del perrodismo falsificado, con esa estomagante solemnidad postural que suelen fabricar para la ocasión, que La mofa, el escarnio, la ridiculización hacia un informador resultan absolutamente intolerables en una sociedad libre, abierta y democrática, para referirse a las palabritas del líder “morado” contra un empleado del conservadurista ELMUNDO que motivaron la escandalera entre el gremio de mafiosillos mediáticos y, cómo no, entre sus patrocinadores políticos. Simplemente, me provoca repelús infinito que esta gentuza se haya dado una aureola de manufacturado victimismo, a la cabeza de todos ellos la siniestra Victoria Prego, cronista oficial de la “modélica transición de la CIA”, esa que fue pilotada por demócratas como el ex Rey de Franco, Fraga o Martín Villa. ¿Mofa? ¿Escarnio? ¿Repasamos hemerotecas hasta dónde ha llegado la inquina difamatoria mediática?

Pero…un momento, estos rufianes de los medios corporativos que llevan meses lapidando interesadamente al club podemita, etiquetándoles como agentes de Venezuela, esbirros de Irán o peligrosos bolcheviques, han determinado que las palabras de Iglesias rezuman “totalitarismo”. Están faltando a la verdad y lo saben. Estos practicantes del peor y más deleznable periodismo canalla muestran su verdadero rostro (no con estos juegos florales anti-Podemos) cuando se trata de hablar mal de todo aquel que cuestione los fundamentos políticos del biparticidio (entre los que NO se encuentra Podemos, por si hacía falta remarcarlo), la monarquía o con el vasallaje de este país hacia el imperialismo norteamericano y el Estado terrorista de Israel, por citar algunos potables ejemplos.

Al periodismo español, anclado en los medios hegemónicos, no le duelen prendas para practicar el más feroz terrorismo informativo cuando “informa” acerca de países como Rusia, Cuba, Siria, Irán, Venezuela o criminaliza y señala objetivos al modo clásico “policial” refiriéndose a colectivos sociales, manifestantes o detenciones arbitrarias. Es periodismo teledirigido desde las cloacas del sistema y su pudridero de “inteligencia”, al igual que ha hecho la CIA comprando a editores y periodistas de los principales medios de EEUU durante los últimos sesenta años. En España ha sucedido exactamente igual. El periodismo independiente NO existe en los medios controlados y la prueba de ello es el reciente apoyo prestado, aquí mismo (por esos mismos medios que ahora gruñen como cerdos contra el líder de Podemos), en favor del terrorista venezolano Leopoldo López o dando parapeto mediático a los crímenes de EEUU y el sionismo. ¿Impartiendo lecciones de ética periodística? No me jodas, hombre.

Un Comentario

  1. uraniaenberlin

    Conozco algunos como The Big Bamboozle del asesinado Philip Marshall (ex piloto de la CIA) o el de Chris Bollyn: Solving 9-11: The Deception That Changed the World, ambos en inglés. En castellano está también el muy interesante: 11-S Falso Terrorismo: Made in USA, de Webster Tarpley. Tienes, en versión española, a Bruno Cardeñosa y su 11-s Historia de una infamia, pero este señor está en la órbita de la ufología y todo lo relacionado con lo “paranormal”; por tanto, no me interesa lo más mínimo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s