Crimea vuelve a Rusia

1394735234729crimea-detdnPorque, parafraseando a José Bergamin, los ciudadanos de aquella ya ex región de Ucrania han dicho que más vale despegarse pacíficamente de los pegajosos (los nuevos oligarcas nazis ucranianos) que tenerse que pegar con ellos…aunque las cosas no andan muy finas en aquella zona del Este ex soviético, sobre todo “gracias” a ese nuevo Reich ucraniano, los “revolucionarios” camisas pardas auspiciados por los banqueros de USAeuropa y la OTAN.

Crimea siempre fue región rusa. Nunca en su historia perteneció a territorio ucraniano hasta que el revisionista Kruschev llevó nuevos aires a la URSS y, por decreto y capricho, en los años cincuenta, cedió esa región a territorio de Ucrania. Pero ahora, disuelto el bloque soviético, las cosas son muy diferentes y la lógica natural se ha impuesto: Crimea debía volver a Rusia y más ante la amenaza del neohitlerianismo de Kiev. La OTAN y la Casa Blanca, sus nuevos aliados, se han enfurecido porque pierden un pedazo de su nueva colonia. Pero si Merkel y Obama esperaban que Rusia se iba a quedar dormitando en el Kremlin desprotegiendo a los suyos, mientras los terroristas financieros movían sus piezas en el tablero ex socialista, es que no sabían con qué cuartos se estaban jugando la baza ucraniana.

En Ucrania hay un gobierno “provisional” ilegal, de corte nazi-fascista que ha llegado al poder mediante un golpe de Estado, algunos de cuyos miembros son (qué cosa más extraña) oligarcas multimillonarios colocados por el Fondo Monetario Internacional para comenzar el saqueo de Ucrania en condiciones ilimitadas. Han puesto a un payaso nacionalsocialista de presidente, con título de predicador o pastor evangélico (siempre el fascismo se disfraza de lo peor), pero lo realmente importante es que los oligarcas han tomado el mando del timón ucraniano  para que los mercaderes neocoloniales de la troika europea y Washington obtengan ventajosas cuotas financieras de sus nuevos muñequitos de paja. Comprar un país en cómodos plazos a golpe de corrupción, miseria de sus ciudadanos y ruina económica neoliberal, todo ello acompasado con las obscenas mentiras podridas de los mal llamados medios de información occidentales, que están (por supuesto) en poder de esos lobbys financieros.

svoboda

Al contemplativo capitalista Yanukovich le marcaron con una cruz en las cloacas de la CIA por no ceder Ucrania a Wall Street y las revueltas terroristas se ejecutaron sin contemplaciones: si no había revolución pacífica naranja, la habría violenta azul-fascista, endosando la represión y los francotiradores de la CIA a Yanukovich. La “robolución” sería un hecho consumado a los ojos de los más desinformados. Pero en la región ya ex-ucraniana de Crimea avistaron inmediatamente el tufo nazi de Kiev y reaccionaron al asalto de la OTAN y EEUU convocando un referéndum para salir pitando de Ucranazia e integrarse en su lugar natural, al que siempre perteneció: Rusia que, no nos engañemos, también forma parte del capitalismo y ha estado trufada de oligarcas corruptos consentidos y promocionados por otra estafa “robolucionaria” (la en su día adulada por Occidente -por algo sería- glasnost y perestroika de Gorbachov). Rusia, por otra parte, está en el G-8 (el grupo de gángstes que manejan los hilos de la economía neoliberal mundial) pero, al mismo tiempo, mantiene un pulso tenso contra el Nuevo orden de los dictadores fondomonetaristas y la OTAN. Contradicción o no, hipocresía o no, lo cierto es que Rusia no cede en lo básico: que los mandarines capitalistas de Occidente amenacen su integridad territorial e independencia política, aunque ambos estén en la misma trinchera económica. Su defensa de Crimea es y será legítima.

En los falsimedios están que arden con este tema (no sea que Catalonia y el País Vasco busquen en el nuevo espejo de Crimea). ELPAÍS, el periódico a sueldo del Departamento de Estado norteamericano, rebuznaba hace unos días con un sonoro titular de uno de sus incontables y repulsivos plumíferos, en este caso un sionista procedente del imperio (Nathan Gardels): Por qué Putin quiere apoderarse de Crimea se llamaba el engendro. Un monumento, otro más, a la manipulación histórica, a la desinformación y a la propaganda de la Casa Blanca, donde este mamporrero del Pentágono ajustaba cuentas con el líder ruso acusándole de ser un “autócrata enloquecido” ávido de recuperar las esencias ortodoxas y eslavas de la Gran Madre Patria rusa…Si no tira de las patrañas de su desvencijada y apolillada corresponsal anticomunista en Moscú, Pilar Bonet, ELPAIS compra a los papagayos de la doctrina Monroe.

La Falsimedia ha mentido y falsificado, como es su costumbre, apelando al miedo y la propaganda más deleznable, bailando al compás de la decrépita Europa. Han remarcado estos días la fuerte presencia militar rusa en Crimea que condicionaba la consulta de anexión a Rusia, así como insistir reiteradamente en el temor de las “minorías” pro-ucranianas a levantar la voz (defienden a estas minorías, pero dan la espalda o criminalizan a otros oprimidos y explotados en el mundo por el gran capital). Se olvidan que los rusos son mayoría aplastante en Crimea, que esta región fue siempre territorio ruso y que han decidido democráticamente anexionarse a Rusia, mientras que estos sinvergüenzas mediáticos nunca dijeron nada de las “elecciones”-mascarada-amaño celebradas en Irak o Libia, donde estuvo muy presente la bota americana y la de la OTAN para “garantizar” que ganasen los suyos. O que en el protectorado terrorista de Kosovo EEUU y Europa diesen sus bendiciones para la “independencia”-dependencia de ese pseudoestado mafioso. La cristiana Occidente y sus valores homicidas…se han estrellado en las fronteras rusas. Mala suerte.

Occidente se ha dado de bruces con Putin quien no ha estado dispuesto a que asome la oreja la banda terrorista OTAN a las puertas de Moscú, afirmando la territorialidad rusa de Crimea. Crimea ha ejercido el derecho a decidir, de forma aplastante, que un gobierno golpista asalariado de EEUU y de la OTAN debe quedar bien lejos. Aunque la prensa fascista diga que la consulta ha sido el resultado de una farsa (ABC), pero resulta que de farsas, estafas electorales y dictadores terroristas neoliberales ya tienen experiencia las “democracias avanzadas”. Ya pueden bramar, gesticular y amenazar en la CIA, en Bruselas, en Berlín o en Cabo Cañaveral. Rusia no es Libia, Siria o Afganistán. Crimea tampoco.

  1. Sekhmet

    Gracias por tu análisis, lo comparto al 100%. No soy ninguna devota de Putin, pero mucho menos de Obama, NATO, ukranio-neófito-nazis & Company. Tengo que reconocer que esta vez estoy asustada, creo que jugar con el Sr. Putin nos puede salir muy caro a todos y ya se sabe del lado de quién se alinea el desgobierno de Hezpaña; nos pueden llover hostias como panes…

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Gracias Sekh..yo tampoco soy fan de Putin puesto que no es más que otro arribista que ganó posiciones apelando al gran nacionalismo ruso y, calculadamente, a la añeja Unión Soviética. Su mérito radica en no haber sido un payaso al estilo Yeltsin o Gorbachov que pretendieron descuartizar Rusia para venderla a Occidente. Putin no es Sadam, ni Gadafi, ni ningún líder de paja fácilmente desmontable y triturable…Occidente no puede hacer gran cosa, ni con sanciones, ni con juguetitos militares puesto que Rusia va en serio y tiene armas (las de guerra y las “otras”) para contrarrestar a los imperios europeo-americano.

      Salud

      Me gusta

          • Sekhmet

            ¡Ostras el Véneto, no me acordaba! Pues no sé qué decir, pero me parece que cuando están maduros habría que dejarlos ir.

            Ya sé que habrá quien piense que eso es poco solidario con otras regiones del mismo país que posean menos riqueza y tal, pero un ejemplo que se pone en Hezpaña es el de Extremadura y Catalonia ¿no? como si los extremeños no pudieran ser otra cosa que subsidiarios del estado y dependientes económicos de las regiones ricas del país, en estos casos, lo que yo creo es que tienen riquezas de otro tipo que no saben ni han pensado en explotar, tienen uno de los paisajes más bonitos del país, cultivos especializados, un microclima privilegiado y muchas otras cosas que podrían empezar a valorar en su justa medida. Sucede que son ya muchos años ‘colgados’ de la chepa de otros y no sé si serían capaces de valerse por sí mismos.

            Pues eso es lo que pienso y es aplicable al resto del mundo. Unos tienen petróleo, o mar, o gas, o tierras raras, cada lugar del mundo tiene su propia riqueza y son los dirigentes de los países quienes nada ven y provocan los conflictos con su ceguera.

            Ciao!

            PD: perdona la chapa, es que me lanzo y..

            Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s