La escenificada expulsión de España de Rafá Zouhier

1182512108_extras_ladillos_1_1

RAFÁ ZOUHIER, UNO DE LOS TONTOS ÚTILES DEL 11-M

El marroquí Rafá Zouhier es uno de los personajes del 11-m que los propagandistas de la versión oficial, incluidos los jueces que le sentenciaron a diez años, han presentado como el presunto “traficante” de unos explosivos que fueron a parar, supuestamente, a los “islamistas” de pegote de todos conocidos quienes los colocaron, al parecer (sic), en los trenes de Atocha el infausto 11 de marzo de 2004. Zouhier, de profesión alunicero y soplón en las cloacas policiales del norte de España, terminó de cumplir hace unos días su condena, por ser cabeza de turco de una inventada “trama asturiana” que los fabuladores del 11-m oficial se sacaron de la manga. Todo para dar pábulo y crédito a la orquestada farsa de unos explosivos que, al parecer, fueron “sustraidos” de las minas asturianas.

El tunante y macarra (es de suponer que ya “rehabilitado”) Rafá Zouhier cumplió sus diez años de cárcel ni más ni menos que por ser uno de los pringados elegidos para hacer creíble la trama oficial del 11-m. Siempre se consideró inocente (no podía ser nunca culpable un vivales de medio pelo de una milimetrada y ejecutada con precisión “falsa bandera”) o como él mismo dijo en el juicio del 11-m “super-inocente” (lo que le costó la bronca por parte de otro chulo con pedigrí -el superjuez y superpresidente del Tribunal de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez). Además, Zouhier manifestó varias veces haber dado aviso (ingenuamente o no) de lo que iban a “cocinar” los “moritos” de Lavapiés con los “explosivos”, gente cuya afinidad con la “yihad” de AlQaeda era prácticamente la misma que la de Rouco con la extrema izquierda. Un bulo del que Zouhier participó activamente al dar carta de naturaleza al “robo” de unos supuestos explosivos procedentes de la mina asturiana Conchita. Pero lo cierto es que en los trenes de Atocha no hubo atisbo alguno de explosivos Goma 2 ECO (ni tampoco titadyne como han propagado los promotores de otra patraña: la engañifa ETA) y sí muchas sospechas hacia el explosivo militar C4, ese juguete que siempre suelen tener a mano los servicios secretos para ejecutar operaciones terroristas de falsa bandera.

La expulsión irregular de Zouhier de España, por la vía expedita, sin poner un sólo pie en la calle, de la cárcel a Marruecos huele que apesta. Que se tramitara dicha expulsión con anterioridad y a petición de las víctimas no deja de ocultar la turbiedad de las cloacas del Estado. El hecho de que Zouhier se casara el año pasado con una española debería haber sido motivo suficiente para paralizar la extradición, aunque no fue así sino que desde el Estado español se inventaron un supuesto contemplado en el Convenio comunitario por el que se podía alegar “alteración del orden público”. ¿Cómo? ¿Alteración de qué? ¿Por qué tanta urgencia en echar a Zouhier de España? ¿Para evitar una rueda de declaraciones-testimonios del marroquí en alguna televisión que, de este modo, incomodara a las cloacas del Estado y revitalizara las siniestras chapuzas y manipulaciones del 11-m? Claro, que no habría muchos medios del régimen dispuestos a dar bola a Zouhier tal y como redactaron y contaron la salida de prisión de este injustamente condenado por “tráfico de explosivos” (como el resto de los sentenciados en el juicio, en especial Jamal Zougam, el caso más sangrante) caricaturizándole hasta la náusea y deformando la noticia a placer (la infecta y vomitiva cadena televisiva La Sexta)

Con ser esto último nauseabundo, lo más cómico y grotesco fue la puesta en escena de la salida de Zouhier de prisión grabada por las cámaras policiales (no se permitieron otras, lógicamente) para ser exhibida, como es costumbre, en Falsimedia. Pero por dios y la virgen maría…¿es que nos tomaban por gilipollas? ¿Quién le puso (sic) a Zouhier una kufiyya (pañuelo palestino) anudada al cuello? O más bien una sábana…porque vamos vaya cantazo más vergonzante. ¿Querían mostrarnos que Zouhier se había afirmado en posiciones super-integristas salafistas? ¿Que repentinamente se había convertido en devoto de la causa árabe-palestina? ¿Un chulo de feria que disfrutaba del puterío madrileño, las drogas y las juergas nocturnas antes, durante y después de cometerse los atentados del 11-m sale de prisión poco menos que con el Corán en la mano? ¿Pretendían remarcar una supuesta y delirante ideología islamista en el ex soplón policial? Un corolario, provisional, al 11-m bastante ridículo, simiesco y guiñolesco, la verdad, todo ello adornado con la complicidad asquerosa de los “mass mierda” que han cobijado todas las mentiras del 11-m. Pero del conjunto del 11-m no se pueden decir cosas mucho mejores..si acaso peores.

 

  1. plared

    Lo mas curioso y mas extraño de todo lo montado ese nefasto día. Es que los integristas resultaron ser una banda de pasa chinas de baja estofa. Algo que a cualquiera con dos dedos de frente le resultaría cuando menos chocante…..

    En fin, mi opinión es la de siempre, que todo es un farsa. Teóricos de la conspiración y tal.esta vez coinciden con lo que pienso y curiosamente tanto los extremos de la derecha como de la izquierda y muchos que no se acercan a ningún lado, pero piensan aunque sea un mínimo,esta vez coinciden. Cada uno por su lado, pero sin duda apesta a montaje. Cuidate

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s