Los orígenes nazis de la Unión Europea (1)

32e4512f09b356263c14c0c6d0f0282b

Para entender lo que hoy constituye la Europa de los mercaderes (un continente entregado en su totalidad a los dictados imperiales de Washington, al Fondo Monetario Internacional y al Estado terrorista de Israel), conviene hacer una necesaria retrospectiva sobre quienes fueron los arquitectos o precursores de la Europa surgida de los escombros del nazismo, los que llaman pomposamente, en los panegíricos europeístas, “padres” fundadores de la actual Unión Europea. De ellos dice la historiografía oficial que eran un grupo variado de gente que tenía los mismos ideales: una Europa pacífica, unida y prosperante. Además de los padres fundadores muchos más han trabajado sin descanso para el proyecto europeo y lo han inspirado. Sin su energía y motivación no viviríamos en la esfera de paz y estabilidad que tomamos por descontada.

Verdaderamente conmovedor si no fuera porque ese originario idealismo paneuropeísta lo que realmente buscaba era la implantación de un capitalismo totalitarista, de corte neoliberal-fascista, construido por personajes que estuvieron muy escorados hacia el nazismo. Wayne Madsen, el ex analista de la NSA, desmitificó a esos “líderes visionarios” en otro soberano repaso (julio de este año) a la Europa de Soros. Madsen no deja en muy buen lugar a esta falsaria Unión Europea construida sobre golpes de Estado “blandos”, falsas banderas, políticas monetaristas contra los países pobres y avalancha de refugiados, obsequio de EEUU e Israel.

Madsen deja claro que la articulación de la Europa unida que pretendían los nuevos gestores europeístas occidentales, tras el fin de la II Guerra Mundial, no era nada más que un plan para reformular una vieja idea de Hitler, eso sí, acomodada a la fachada de un “nuevo orden democrático” pero con la misma base imperialista que la del III Reich. ¿Les suena la agresiva expansión de la OTAN y la UE hasta las mismas fronteras de Rusia?. ¿Los intentos de EEUU y la UE de desestabilizar los países circundantes a Rusia, en particular, con sus marionetas genocidas de Ucrania? Algo así es la UE

El investigador norteamericano señala que la originaria CEE (o Comunidad Económica Europea, fundada en 1957), constituida sobre la base de la Comunidad Económica del Carbón y el Acero (1951), fue impulsada por Robert Schuman un político francés que juró lealtad al mariscal Philippe Pétain, el líder francés de Vichy aliado de Hitler. Schuman más tarde fue despojado de sus derechos políticos por su colaboración con el régimen nazi. Sin embargo, el comandante de la Francia Libre, el general Charles De Gaulle, restauró la plena ciudadanía de Schuman, después de lo cual el antiguo colaborador de Vichy se dedicó a crear una versión modificada del Tercer Reich, la Unión Europea, que llevaría aparejada una alianza militar, la OTAN, para darle “músculo” a la UE.

Schuman, el arquitecto del proyecto de integración europea que daría lugar, años más tarde, a la Unión Europea contó con dos colaboradores para dar salida a su “Plan Schuman” de 1950, el francés Jean Monnet, según Madsen, activo agente de la OSS/CIA y el alemán Konrad Adenauer, canciller de la RFA, un nazi aparentemente “suave” reciclado convenientemente para los intereses de EEUU. Adenauer, en los años treinta del siglo XX se caracterizó, siendo alcalde de Colonia y presidente del Consejo de Estado de Prusia, por ser muy considerado con los nazis, otorgándoles privilegios, incluyendo el derecho a enarbolar banderas con la cruz gamada en todos sus actos públicos, facilitar sus desfiles paramilitares así como a colocar la bandera nazi en las astas del ayuntamiento de la ciudad de Colonia. Sobre el personaje Adenauer y la Alemania neohitleriana se hablará en una segunda parte de esta entrada.

schuman-adenauer

DOS “EX” NAZIS PILOTANDO LA CREACIÓN DE LA FUTURA UNIÓN EUROPEA, EL ALEMÁN KONRAD ADENAUER, IZQUIERDA, Y EL FRANCÉS ROBERT SCHUMAN, DERECHA

Walter Hallstein, fue otro de los fundadores originarios de la que luego fue Unión Europea. Hallstein, subraya Madsen, fue un abogado alemán que se integró en los cuadros del Partido Nazi y luchó como teniente en un regimiento de artillería de la Wehrmacht en el norte de Francia. Hallstein fue capturado por los estadounidenses y sirvió el resto de la guerra en un campo de prisioneros en Mississippi. Los libros de historia occidentales y la siempre dudosa Wikipedia han blanqueado las credenciales nazis de fundadores de la UE como Schuman, Adenauer, y Hallstein. Dicen los palmeros europeistas, respecto de Hallstein, que Su entusiasmo, su energía y su poder de convicción favorecieron la causa de la integración. Seguramente que con la misma fidelidad que sirvió a Hilter, cabría señalar.

Algunos miembros de las raídas pero influyentes monarquías europeas también jugaron un importante rol en la embrionaria “Europa Unida”. Para no variar también formaron parte de la causa nazi, como fue el caso del holandés Príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld. Madsen afirma que el tal Bernardo fue miembro del partido nazi en Alemania y oficial de las SS. En 1940, viejos amigos de Bernardo que trabajaban en I.G. Farben, la empresa petroquímica alemana, junto con el jefe de las SS, Heinrich Himmler, presionaron para que se se estableciera una moneda común europea, el precursor del euro de hoy (vaya, cualquiera no adivinaría lo que ha supuesto el latrocinio del nazi-euro). Después de la guerra, Bernhard apoyó con entusiasmo la creación de una Unión Europea. Para guiar a los planes para una futura unión a través de las naciones europeas, en 1954, Bernhard patrocinó la primera reunión de federalistas europeos y sus aliados euroatlantistas de la OTAN en el hotel Bilderberg, en los Países Bajos. Bilderberg, según algunos, es un mito conspiracionista….y resulta que tiene sus orígenes en un tipo que era fervoroso militante de las SS. Curioso…pero igual es que las SS fueron un invento “conspiranoico”.

Remarca con singular acierto Madsen que La conferencia anual de Bilderberg, desde 1954, promovió una globalización federal de Europa. Sin embargo, al igual que los planes de Adolf Hitler para una Europa unida y un mundo bajo la dominación del Eje, los planes de Bilderberg y los de sus colegas de la UE se hacen a expensas de la soberanía nacional, los derechos culturales, la libertad de expresión y la libertad de pensamiento, así como de los derechos de los trabajadores. La conferencia de Bilderberg también se implementó para hacerse eco de los deseos de la OTAN y la CIA de que en las conferencias anuales de Bilderberg contarían con sus principales activos.

Winston Churchill, aunque no figura en la relación de Madsen, como “padre fundador de la UE”, cito textual de aquí, fue uno de los primeros en propugnar la creación de unos «Estados Unidos de Europa». Tras la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, estaba convencido de que solamente una Europa unida podía garantizar la paz. Su objetivo era eliminar de una vez por todas las lacras europeas del nacionalismo y el belicismo. Lo decía un ultraconservador británico que era otro devoto del nuevo eje neofascista europeo-americano en contra de la URSS y que intentó, no lo olvidemos, una segunda Operación Barbarroja contra la Rusia soviética cuando la II Guerra mundial estaba finalizando.

Habría que apuntar que los aplicados alumnos de Churchill y ex nazis como Adenauer, Schumann y Hallstein, cuarenta años después, bien que fagocitaron, impulsaron y financiaron el nacionalismo, el terrorismo y las atrocidades en Yugoslavia, destruyendo totalmente este país de la mano de la Alemania neohitleriana de Helmut Kohl y su servicio secreto, el BND; de EEUU y la CIA (con su brazo armado terrorista AlQaeda) y de la OTAN para, finalmente, darle el barniz “militar-genocida” a la agresión contra Yugoslavia. Atomizaron un país para convertirlo en sucursales-Estado de Washington y Bruselas. Sin contar, en ese “belicismo” tan a la “Churchill” a la “célebre” banda terrorista de la OTAN, Gladio, para impedir que las izquierdas (anti-imperialistas) accedieran al poder en Europa Occidental y pusieran en aprietos las políticas que pergeñaron los nazis europeistas de la postguerra.

Madsen retrata diáfanamente al garabato jurídico europeo, y no le sobran razones ni contundencia para hacerlo: La UE es cómplice de la OTAN en amenazar militarmente a Rusia. La agresividad militar de la OTAN en la articulación de una Ucrania neonazi y sionista ha desempolvado el antiguo plan de Hitler para invadir la Unión Soviética, la conocida Operación Barbarroja. No hay nada raro o especial acerca de la alianza de los neonazis y los sionistas en Kiev y su apoyo por parte de Alemania y Estados Unidos, dice el americano.

Exactamente igual que lo que ocurrió en 1933, recuerda históricamente Madsen, con el Acuerdo de Transferencia (Haavara) entre el régimen nazi y los judíos sionistas de Alemania, un acuerdo que garantizaba, sin restricciones, la inmigración sionista a Palestina. Un acto que sentó las bases para el futuro Estado de Israel. Mientras tanto, los nazis tenían vía libre para ocuparse de la conquista de Europa del Este y la Unión Soviética, antes de llamar a sus amigos sionistas alemanes de Palestina para ayudar a derrotar a las autoridades británicas.

Se podría decir que el engendro eurosionista que parieron remendados nazis se ha constituido como un órgano de parecidos presupuestos ideológicos a los del nazismo, tanto en su vertiente económica como en la militar (con el matiz, eso sí, de formular una serie de libertades cada vez menos formales acorde con la dictadura global de seguridad, consecuencia del “terrorismo” creado, patrocinado y ejecutado por las élites globalistas). Las políticas de la UE enriquecen a los mismos fabricantes de armas que exacerban la crisis de refugiados, decía no hace mucho un titular del diario Público. Esta es la esencia de la UE de preclaro pasado (y presente) nazi.

En Europa, hoy día, Alemania manda como en los años treinta, el Tratado de Maastricht es antidemocrático y ha posibilitado que no exista la Europa de los ciudadanos y sí la de los banqueros y las corporaciones multinacionales. El TTIP (el tratado comercial contra los ciudadanos pasteleado por el contubernio euro-americano) es un punto de inflexión de este modelo de totalitarismo económico y social que desprecia al pueblo. El margen de maniobra democrática es tan estrecho que cuando un país europeo decide poner contra las cuerdas a los gangsters de Bruselas (o hacer un amago de ello) como sucedió con Grecia…enseguida se bajan los pantalones (léase Syriza, campeón de las privatizaciones y agresor social, otro invento de George Soros para contrarrestar a los comunistas).

Europa, en definitiva, dice Madsen con sutil ironía, es el resultado de un IV Reich “más amable y gentil”

  1. Curiosón

    Hola Urania, nos interesan mucho todos estos trabajos ¡son excelentes!. Pensamos que los elaboras con rigor, sin sectarismos (como Santiago Alba, el MOC, La CGT, y tantos colectivos y ong que dan verdadero asco. A veces nos preguntamos para quien trabajará esta gente..
    Cuando puedas, dinos qué significa el nombre del blog: Urania en Berlin, lo desconocemos disculpa nuestra ignorancia.

    saludos cordiales

    Me gusta

  2. Rafael granados

    ¡Hola Urania!, toda la información que das es correcta, pero habría que precisar y supongo que lo harás en posteriores entradas,que la UE es un engendro y una criatura de EEUU después de la II guerra mundial tras el fracaso del milenarismo nazi.

    Sobre todo la profesora Annie Lacroix riz, ha esclarecido esta cuestión en un librito, así como en infinidad de artículos, algunos publicados en la web de Michell Collon.

    *http://www.investigaction.net/du-blitzkrieg-a-la-pax-americana-le-plan-white-annonce-la-sujetion-dapres-guerre-a-limperialisme-americain-1943/

    *En este otro,Annie Lacroix le pega un buen zurriagazo a los “intelectuales” progres que ocultan ó se hacen los los locos con la verdadera naturaleza de la UE:

    -Observations sur l’appel de vingt intellectuels eurocritiques pour un nouveau traité européen(julio 2016)

    http://www.legrandsoir.info/observations-sur-l-appel-de-vingt-intellectuels-eurocritiques-pour-un-nouveau-traite-europeen.html.

    Naturalmente hay paniaguados cómo este becario historiador de la Unión europea,Luc andré Brunet, que se montan historias idílicas, incluso que la UE surgió ¡ a instancias de Francia!…escribiendo estas cosas es seguro que recibirá todas las becas y ayudas Jean Monnet… pero lo que hace es apologética, no historia- hay que decir que esto le pasa a muchos historiadores-.

    Es harto significativo que su artículo esté publicado en “open democracy”.

    *Is the EU a Nazi project? Debunking an enduring myth” (2014)

    *https://www.opendemocracy.net/can-europe-make-it/lucandr%C3%A9-brunet/is-eu-nazi-project-debunking-enduring-myth

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Por supuesto, la UE no se pudo configurar sin el paraguas protector de EEUU. Eso es evidente. Pero que la génesis de la UE fue un proyecto nazi eso es indiscutible.Y que países como Alemania Federal fueron un hitlerianismo B, eso queda fuera de toda duda.

      Open Democracy…fundación de Soros, Rockefeller y otros donantes de similar execrable calaña…Cerrando conversación…

      Por cierto, no refutan una mierda sobre la Europa como proyecto nazi…En la segunda parte de esta entrada me molesto en probar cómo Alemania Federal (hoy Alemania) fue un Estado B nazi…eso sí, como diría Wayne Madsen “algo más amable”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s