El 11-M (11). La hipótesis OTAN-Gladio B

nato-crimes

Para algunos autores existe la hipótesis de que una rama terrorista de la OTAN (un Gladio-B, el islámico, para entendernos, ) intervino, activamente o como pantalla, en los atentados del día 11 de marzo de 2004 en Madrid. Mathieu Miquel, publicó en su momento dos interesantes artículos en el site digital alternativo RED VOLTAIRE titulados 11 de marzo de 2004 en Madrid: ¿fue realmente un atentado islamista? y Atentados de Madrid: la pista atlantista. También el colectivo antiimperialista denominado Dek Unu remitió a la referida “pista atlantista” en la ejecución del 11-m. Miquel y Dek-unu, señalan que el 11-m fue precedido de un operativo militar simulado denominado “ejercicio de gestión de crisis” (en clave CMX 04) que la OTAN rutinariamente suele hacer todos los años en base a un un supuesto ataque terrorista “real” (en este caso, yihadista) en territorio europeo. En el año 2004, dicho ejercicio se desarrolló durante los días precedentes a la masacre (del 4 al 10 de marzo), con los mismos presupuestos que finalmente acontecieron en Madrid: es decir, en el papel ficticio del ejercicio militar de la OTAN se producían 200 muertos por ese ataque.

Para Mathieu Miquel los atentados de Madrid de 2004 fueron perpetrados por una organización militar que disponía de cómplices dentro de los aparatos del Estado español.. Y dadas las premisas de la actividad terrorista de Estado de la OTAN-Gladio en los años setenta y ochenta (putsch para derribar gobiernos en Italia, implicaciones directas de los servicios de espionaje norteamericanos y europeos en masacres terroristas como Bolonia, Milán o Munich, etc…, el autoatentado del 11-s, el 7-j de Londres o los atentados de Noruega) parece muy plausible ir en esa dirección “atlantista” para descartar definitivamente la payasada ETA-AlQaeda que nos han vendido malamente en este país durante casi diez años.

La teoría avalada por Miquel y el colectivo Dek-Unu fue reseñada con bastante anterioridad por algunos analistas o personalidades políticas, siempre de fuera de este país, con matices y diferencias, aunque en el fondo con puntos coincidentes. Aquí, ya se sabe, estábamos (y estamos) con la habitual ceguera de los borreguitos lobotomizados que, sumisos ante la manipulación de los distintos ministerios de desinformación y propaganda, vuelcan sus esfuerzos dialécticos en hablar de “conspiranoia”, epíteto descalificatorio gratuito inventado desde las cloacas del Estado para largar contra los que cuestionan las dos versiones ETA-islamismo, pero sobre todo la islámica

ERIC H. MAY

ERIC H. MAY

Esos analistas extranjeros señalaron, como materialización del “ejercicio militar de la OTAN”, la participación de servicios secretos occidentales en la ejecución del 11-m. En definitiva, en el 11-m se había ventilado otra “bandera falsa” de libro. Una más. En este sentido, los que saben de esto, de verdad, ex militares o analistas de la inteligencia militar (no bufones opinólogos de unos cuantos foros o medios controlados) son los que conocen cómo se gestan todas las sucias operaciones “false flag” desde las alcantarillas del sistema neoliberal-capitalista. Eric H. May (ex oficial retirado, capitán de la inteligencia militar de EEUU, en la División 75, y afectado hoy día por la esclerosis lateral amiotrófica), señalaba: “la forma más fácil de llevar a cabo un ataque de falsa bandera es mediante el establecimiento de un ejercicio militar que simule el ataque que se desea llevar a cabo. Así es, exactamente, como perpetradores del gobierno de los EE.UU, España y el Reino Unido manejaron los actos terroristas del 11-s, 11-m y 7-j, ataques que fueron atribuidos a “yihadistas”. No hace falta decir que en todos aquéllos atentados terroristas se realizaron, con carácter previo o en el mismo día, ejercicios militares o policiales simulados tanto relativos a secuestros de aviones (EEUU, 11-s), como de ataques terroristas yihadistas (Madrid, 11-m y Londres 7-j).

Hay que reconocer que este tipo de teorías alternativas resultan muy difíciles de digerir por quienes orbitan en la simplicidad infantil y distorsionadora de, o bien “¡que llega el peligro islámico!” o bien “morito malo pone bomba en tren porque fuimos a Irak” o “ETA y el PSOE ejecutaron el 11-m para perpetrar un golpe de Estado y desmembrar Hezpaña”. Resultan extrañas, sí, cuando te encuentras en la espiral mediática de la golfería desinformativa, cuando entras en la apisonadora del consenso “informativo”. Es, entonces, cuando la fábrica de mentiras está garantizada entre todos (medios, tertulianos, policía, jueces y unas víctimas ignorantes cegadas por el deseo de justicia a cualquier precio, como la mediática “izquierdista” Pilar Manjón, convertida a la islamofobia, o la ultrapolitizada AVT y su bien calculada paranoia de “todo es ETA”) Y….colorín colorado esta farsa ha terminado.

Resulta patético leer en decenas de foros cómo esa “pugna” falaz ETA-AlQaeda sigue vigente a día de hoy sin tan siquiera plantearse ir (un poco) más allá esforzándose en contrastar, leer y analizar lo que dicen otros (particularmente, de fuera). Si te sales del guión pactado ya tienes garantizado el mote de “conspiranoico” por los charlatanes de turno sin oír, a cambio, una contraargumentación mínimamente seria. Y es que otras tesis que se salgan del juego amnésico marcado por los falsimedios suelen causar pavor en el populacho medio, con sólo mencionarlas.

Precisamente ese “conspiranoico” les va como anillo al dedo a esos creyentes en milagros oficiales, a ese rebaño de borregos que conforman el arco ideológico que va desde la izquierda perroflauta a la extrema derecha, pasando por sesudos académicos maestros en sostener ideológicamente las políticas de terrorismo de Estado, los que se precian de atacar y ridiculizar al disidente. Eres “conspiranoico”, y eso a pesar de argumentar con datos, hechos y circunstancias lo más objetivas posibles -por supuesto, siempre dentro de un amplio margen hipotético deductivo-, pero al fin y al cabo hipótesis más aproximativamente reales que las “otras”, las supuestas verdades oficiales, esas que dicen que unos moros circularon a sus anchas por Atocha con pesadas mochilas repletas de explosivos, en medio de un abrumador dispositivo policial y en vísperas de unas elecciones generales, con el operativo CMX04 de la OTAN como telón de fondo. Igual es que esos “moros” formaban parte del mismo, vaya.

Trabajar desde la disidencia no es un dogma de fe y tampoco es el escepticismo falaz y tramposo de los que se esconden en supercherías oficiales con aroma a ciencia ficción, refutables con sólo tener dos dedos de frente. Es simplemente ser escéptico en toda la extensión de la palabra contra el magma oficial de mentiras del..convence y te convencerás. Los Estados (capitalistas), secuestrados (o vendidos) por poderes económicos (oligarquías financieras, grandes corporaciones) lobbys militares o por los agentes del sionismo, por definición, siempre MIENTEN…o casi siempre (para que no digan que soy dogmático).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s