Germán Coppini en Bagdad (In Memoriam)

ESTA ENTRADA FUE PUBLICADA ORIGINALMENTE EL 25 DE FEBRERO DE 2011.

Germán Coppini fue uno de los personajes del mundillo musical pop más relevantes de la siempre evocada “movida” (madrileña y periférica) de los 80. Primero con el punk desenfadado y gamberro de Siniestro Total y luego con el existencialista, sofisticado y proteico pop de Golpes Bajos, grupo de breve paso por la nueva ola ochentera pero fundamental en la agitada y boyante vida musical de aquellos años. En su breve paso por Siniestro sacó lustre al grupo (o “mugre”, si nos atenemos al contenido guarrete de algunas de sus originales y rompedoras canciones) junto al otro “alma mater” de la banda, Miguel Costas y el inclasificable baterista Julián Hernández, en álbumes como  el impagable ¿Cuándo se come aquí? publicado en el lejano 1982. Con Golpes Bajos, junto a Teo Cardalda, también fue fructífera la colaboración: No mires a los ojos de la gente, Fiesta de los maniquíes, Malos tiempos para la lírica, Estoy enfermo, etc, fueron canciones que supusieron el cénit musical del grupo.

Disuelta la segunda banda viguesa, Coppini publicó algunas cosas interesantes. Entre ellas El Ladrón de Bagdad, álbum de reminiscencias cinéfilas, editado en 1987, sin duda de lo mejor que ha dado de sí este artista en solitario. Un disco, ya con el sello propio del santanderino, con un estilo más personal y depurado, menos  rebuscado tal vez, entiendo yo que su última aventura sonora con Lemuripop, aunque se trate, en este último término, de un proyecto más que digno y prometedor…y teniendo en cuenta, también, que han pasado más de veinte años desde entonces. Hay que decir que para gustos…y hay quien no ha echado flores precisamente sobre este trabajo del Ladrón. En cualquier caso, pasando de largo de algunas medianías y ciñéndonos al disco de referencia,  en este Ladrón de Bagdad sobresalió un éxito, Alien divino, que, aunque suene paradójico, es probable que perjudicase en demasía a Coppini en su carrera como solista, ya que fue directo al número uno de esa lista relamida y comercialoide de los cuarenta principales (o siempreiguales).

El meritorio éxito del Alien estaba, de todos modos, muy bien fundamentado ya que se trata de un tema con una buena base sonora, de un melodismo nada superfluo y una afilada crítica a determinados convencionalismos sociales al uso. El resto de canciones del LP no merecieron tanta consideración por parte de la tiranía de las listas de “éxitos”, si bien es cierto que alguna de ellas como Mamá Africa, me parece francamente flojilla. Otras, en cambio, como por ejemplo Despierta escuela, hubieran merecido mejor fortuna. Pero era demasiado pedir para una canción que era un alegato irónico contra la mediocridad rampante existente en el sistema educativo español. Un poco en la línea del último disco de Golpes Bajos “Devocionario”, que fue dedicado a la memoria del enseñante libertario catalán Francesc Ferrer i Guardia (cuya imagen aparecía en la contraportada de dicho LP). La letra de Despierta no tiene desperdicio, más conseguida, si cabe, que la parte estrictamente musical.

Escuela cerrada, escuela dormida,

escuela es el orden, escuela es la fila.

Cotorras, loritos, aves parlanchinas

dicen de corrido lo de sus cartillas.

La escuela es la jaula, la pajarería,

la escuela es la soga que acaba con vidas.

Despierta escuela, despierta y mira.

Enseñas la noche y ocultas el día.

Despierta escuela, despierta y mira.

Matas ilusiones, matas alegría.

El tonto es el tonto porque no le incitan

y el listo es el listo porque participa.

Honores, diplomas, mención, palmaditas,

olvidando a tantos que las necesitan.

Escuela es la paja sin una corrida,

preguntas, respuestas, matan poesía,

cesantes, suicidas, se impone la criba,

escuela es la soga que acaba con vidas.

Despierta, escuela, despierta y mira.


Ha muerto Germán Coppini. Ayer 24 de diciembre de 2013 se fue uno de los personajes más fundamentales de la música de este país en aquello que se dio en llamar “nueva ola” de los ochenta. La verdad es que ahora es muy fácil hablar bien, sobre todo cuando alguien se va definitivamente de este mundo, pero si algo tenía Germán Coppini era carisma, sensibilidad y buen gusto por la música, además de compromiso con las músicas más revolucionarias, en todo el sentido de la palabra. Si fue rompedor con Siniestro Total, no lo fue menos con su grupo postrero Golpes Bajos y luego experimentando en solitario con este Ladrón de  Bagdad…Tuve la gran fortuna de que Germán se fijara en una modesta contribución que hice en Youtube subiendo un video dedicado a su canción Alien Divino (el que precede a este texto) y Coppini lo hiciera suyo posteándolo en su canal de Youtube. Asímismo esta entrada fue citada en su página de Facebook.

Nuevos proyectos e ilusiones estaban en la cartera de Coppini, tan sólo hace unos días, pero la enfermedad puso el punto y final, abruptamente….Adiós a Germán, adiós a otro icono reverenciado de los ochenta…y más que todo eso. DEP


  1. ALTAICA

    Yo diría que te ha quedado una crónica redonda, en la que no se escapa nada de la obra de este particular autor. Y la verdad es que estoy absolutamente conforme con ella, sobre un cantante muy personal que derivó hacia una extraña elegancia.

    Puede que para mi toda su obra, ya sea en grupo o en solitario, se ciña tan solo a un pequeñísimo puñado de canciones, pero creo sinceramente que son únicas y grandes piezas. Un fuerte abrazo amigo y ya mismo me pongo manos a la obra para degustar el resto de crónicas que has publicado estos días, seguro que dignas de ti.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Rebuenas Altaica . Muchas gracias por tu comment y por tener el privilegio de leerte por aquí, como siempre. A tí te pasa como a mí. Probablemente la obra de Coppini-Golpes Bajos-Siniestro se reduzca a un puñado de canciones, pero que han sido vitales en el panorama musical de este país cada vez más muermo, mediocre y esclerotizado (por extensión, política y socialmente).

      Saludos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s