Malaysia Airlines MH370: ¿vuelo secuestrado electrónicamente? La sombra del Pentágono, la CIA y el Mossad (1)

1395488284_Flight-MH370-Missing-Mala

La desaparición, aparentemente inexplicable, de un avión de las líneas aéreas de Malasia (vuelo MH370), con más de 200 pasajeros a bordo, en el espacio aéreo del Océano Índico (hace ya más de dos meses) no encaja con ninguna argumentación oficial lógica, a día de hoy, acerca de un supuesto “accidente” aéreo debido a un fallo técnico en el aparato o a un “error”, deliberado o no, de los pilotos. Sin una sóla prueba en el bolsillo las autoridades de Malasia y los mentideros mediáticos que trabajan activamente para inocular las habituales mentiras a la opinión pública han afirmado que el vuelo MH370, supuestamente, se estrelló en algún lugar del Océano Índico pereciendo todos los ocupantes que iban a bordo. No existe ni una sóla prueba de ello, pero las autoridades malasias y otros equipos extranjeros han puesto en marcha un operativo de búsqueda fantasma de los restos del avión y el pasaje en el área donde supuestamente pudo ocurrir el siniestro. Una completa y lamentable farsa mundial sin ningún (obviamente) resultado positivo ya que los indicios apuntan, esté o no el avión en el fondo marino del Índico o se encuentre chatarra del aparato malasio a flote, a que la trayectoria final del vuelo MH370 nada tiene que ver con lo que nos han contado.

El escenario, después de sopesar y analizar varias teorías con muchos nexos en común y argumentos razonablemente aceptables, podría ser radicalmente distinto, porque las versiones oficiales tienen el habitual aroma del engaño. Y, de otra parte, muchos de los llamados expertos que han salido a la palestra barajan tesis de todos conocidas que nunca van a comprometer las versiones oficiales, tales como un fallo mecánico e incluso un acto suicida del piloto. Otros, que van de “serios”, se han inventado cuentos conspirativos de un posible derribo del avión mediante un misil ya que, supuestamente, el aparato iba a montar un pitote como en el 11-s. En fin…una cosa bastante penosa, ya que el tongo que nos vendieron de aquella infausta fecha ya está completamente desmontado y más circos oficiales como el 11-s…como que no.

Existen dos teorías recientes. Una a cargo de un periodista inglés llamado Nigel Cawthorne, quien baraja también el impacto de un misil sobre el vuelo MH370. Solo que aquél habría dado diana sobre el aparato de forma accidental, en el marco de unas maniobras militares conjuntas de EEUU y Tailandia. Tiene escasa base real y se adivina en el británico ganas de hacer dinero fácil con su libro, a costa de amarillear un poco. La otra, tiene bastante más credibilidad y, en líneas generales, es el soporte argumental de esta y la siguiente entrada sobre todo por venir de quien viene: la del ex Primer ministro de Malasia en los años 1981-2003, Mahathir Mohamad, quien deja caer claramente que la CIA estuvo detrás del secuestro, electrónico, del Boeing malayo. En otro plano ya más grotesco estarían los parásitos de las ciencias para-anormales, creyentes en abduciones, tarotistas y videntes-ufólogos que no pierden ripio e intentan sacar tajada esotérica del asunto. Pero aquí se ventilan otras cosas mucho más serias y desde puntos de vista totalmente alejados del conspiracionismo “ovni”, a pesar de que el programado soniquete de “teóricos de la conspiración” (propagado con celeridad por el Depto. de Estado norteamericano) ya estaba a la venta desde la misma desaparición de la aeronave.

 

barrett

La primera pista sobre el “enigmático” destino del avión de Malasia nos la da Kevin Barrett (editor del site Veteran’s Today) para quien está meridianamente claro que el aparato jamás se estrelló ni tuvo percance alguno: este avión no puede haberse perdido. “No puede haber desaparecido. Esto no tiene sentido. En todo el área hay radares militares y civiles, además de satélites que funcionan perfectamente. La base de la CIA en Alice Springs (Australia) sabe exactamente lo que pasó con ese avión. Lo interesante es que el gobierno de Malasia les ha pedido información y no han recibido ninguna respuesta”. afirma Barrett. Y también resulta interesante empezar a advertir algunas complicidades, tácitas o expresas, siniestras. Según Barrett: El gobierno de Malasia buscó restos del avión donde ya sabían que no iban a encontrar nada. Hay muchas anomalías. Los teléfonos móviles de los pasajeros estaban activos días después de que el avión desapareció, lo que significa que no estaban bajo el agua”. Pero es que, además, parece ser que pescadores que faenaban cerca de las Islas Maldivas vieron el avión volando muy bajo y otros testigos fiables afirmaron ver la aeronave poner rumbo a Diego García, un atolón-isla donde hay acantonada una base militar secreta de EEUU (la isla de la vergüenza, como la denomina el escritor David Vine en su libro “Island of Shame”). Dicha isla fue alquilada a Gran Bretaña por USA, previa deportación forzosa de los nativos residentes, quienes fueron trasladados a las Islas Seychelles y las Maldivas, en el año 1966. De esto se volverá a hablar más adelante.

Según señala Barrett, en el avión viajaban ciudadanos chinos que trabajaban para una empresa de semiconductores con sede en Houston (Freescale Semiconductors) quienes acababan de patentar el chip de computadora más avanzado del mercado. Ha habido informes que dicen que cuatro de estos pasajeros eran los titulares de la patente para este chip y el quinto titular de la patente es la empresa Freescale propiedad de Jacob Rothschild. Es posible que alguien quería que no llegaran a su destino. Puede resultar una teoría rebuscada que va mucho más allá de lo que demanda un análisis lo más objetivista posible para acometer el misterio del Boeing malayo, aunque hay otros que han señalado precisamente esta circunstancia que afectaría, de algún modo al espionaje industrial como “leit motiv” último del secuestro militar. De todas formas, Kevin Barrett se cuestiona con toda lógica Si el vuelo MH 370 se hubiera estrellado en el océano, habría dejcado un gran número de restos procedentes del impacto, fácilmente visibles. Los países con sistemas de vigilancia por satélite saben (o sabrían) exactamente donde el avión se habría estrellado. Boeing y el fabricante de su motor, Rolls Royce, también lo saben.

 

diego-garcia

Pero vayamos, más que a las presuntas motivaciones últimas de la “desaparición” de ese avión (reseñadas en la segunda parte de esta entrada), a marcar algunos puntos de la breve línea de tiempo del vuelo MH370 que señalan una serie de irregularidades cuanto menos sorprendentes que desmontarían la hasta ahora insostenible versión oficial sobre un hipotético “siniestro” del avión en el Océano índico:

El vuelo 370 parte del aeropuerto de Kuala Lumpur (Malasia) a las 12:41 h de la mañana del día 8 de marzo para desaparecer de los radares de la torre de control del aeropuerto hacia la 13:21 h. Se sabe que una unidad de radares militares tailandeses, en un lugar desconocido, recogió señales indicando que el avión de Malasia habría girado inesperadamente al Oeste (en vez del programado noreste) y estaría volando ¿de vuelta a Malasia…o en dirección a Diego García?. Ese cambio de sentido, a raíz de algunos movimientos extraños y del inesperado apagón del transpondedor indicarían, fiablemente, para algunos expertos, que un satélite israelí o una aeronave de guerra electrónica de la CIA podrían haber tomado con éxito los controles del vuelo MH370. Por tanto, la única explicación plausible es que el piloto pudo no haber realizado la tarea asignada y la aeronave fue posiblemente rehén de un un sistema electrónico de secuestro que llegó a controlar totalmente la cabina del piloto y el resto del pasaje, para finalmente aterrizar en la isla militar de Diego García.

Ahora bien, si ésta última es una hipótesis-especulación arriesgada ¿cómo es posible qué el vuelo de Malasia MH370 no fuese detectado por la ‘inteligencia’ militar de la base estadounidense de Diego Garcia, situada en el Océano Índico y perpendicular a la trayectoria donde “desapareció” el avión? Los radares de Diego García, que monitorean hasta el espacio exterior ya que es uno de los lugares donde puede aterrizar de emergencia un transbordador de la NASA…¿fueron incapaces de “adivinar” el vuelo perdido del MH370? A este respecto, pilotos experimentados han señalado que incluso si el transpondedor fuese apagado deliberadamente y los radares del control de tráfico aéreo civil no fuesen capaces de rastrear el avión, en el caso del vuelo 370 de Malaysia Airlines, los radares militares de Diego García, que están equipados con alta tecnología, deberían haber sido capaces de recoger las señales del avión.

Por tanto, es “inconcebible” que cualquier tipo de aeronave, incluido el vuelo MH370, pueda volar en cualquier parte del hemisferio sur (en este caso del Océano Índico) sin ser rastreado, monitoreado y grabado en su totalidad desde el atolón militar de Diego García.

 

Un Comentario

  1. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s