El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (2)


gladio

LA CIA, EL BND Y EL MI6 BRITÁNICO: PERPETRANDO MATANZAS TERRORISTAS EN EUROPA EN LOS AÑOS 60, 70 Y 80. LA  RED GLADIO: ASESINOS DE ESTADO BAJO LA COBERTURA DE LA BANDA TERRORISTA OTAN

El nazi Reinhard Gehlen estuvo en activo hasta 1968 (y en la sombra, hasta su muerte en 1979) y vaya si dejó escuela en Europa. Las operaciones terroristas encubiertas denominadas “stay-behind” (retaguardia), ejecutadas de los años sesenta a ochenta por servicios secretos occidentales como la CIA estadounidense, el BND alemán federal o el MI6 británico contaron con el soporte militar de la OTAN a través de la clave operativa italiana Gladio (espada o daga). De hecho en Alemania Federal la Red terrorista Gladio, cuyo patrocinadora no era otra que la CIA, fue creada por Gehlen y se tienen certezas absolutas de que agentes terroristas vinculados al servicio secreto alemán federal, BND, fueron los ejecutores de la matanza perpetrada en la Oktoberfest de Munich de 1980, mediante la colocación de una bomba que ocasionó la muerte de trece personas.

El servicio de espionaje antifascista de la RDA, la Stasi, tenía conocimiento de las actuaciones terroristas que estaban llevando a cabo los centuriones de la Red Gladio y su conocida estrategia de “tensión” ya que, según Klaus Fisher, ex agente del servicio de contrainteligencia de la Stasi, en declaraciones al historiador suizo Daniele Ganser: “La tarea era crear tensión en países de la OTAN y suprimir cualquier desviación política hacia la izquierda”. La retaguardia de Gladio creada para contener una posible invasión soviética no era otra cosa que una invención infantil fabricada en la OTAN para consumo de su guardia pretoriana mediática. Daniele Ganser ha escrito un muy documentado y demoledor libro, Los Ejércitos secretos de la OTAN, a propósito de esa rama terrorista atlantista, cuyo campo de actuaciones se desarrolló, fundamentalmente, en Alemania, Turquía, Suecia, Francia, Países Bajos, Bélgica, Irlanda, Luxemburgo, Italia, Portugal y España.

Baste recordar algunos de los crímenes más notables de Gladio y sus diferentes conexiones terroristas:

·  La ya mencionada matanza en la Oktoberfest de Munich

·  La masacre de la Piazza Fontana en Milán con el resultado de dieciséis personas muertas, atentado ocurrido en 1969

·  Las masacres indiscriminadas perpetradas en Brabant (Bélgica) a principios de los años ochenta

·  El secuestro y asesinato del dirigente democristiano Aldo Moro en 1978 por parte de una unidad armada secreta del Estado italiano (Aldo Moro iba a formar gobierno con los comunistas)

·  El asesinato en España de cinco abogados laboralistas en el despacho de la calle Atocha en el año 1977, los episodios de Montejurra (Navarra) en 1976 o la “desaparición” del dirigente de ETA-PM “Pertur”, acciones cometidas por grupos ultraderechistas españoles e italianos, con vínculos policiales y de la Red Gladio en el Estado español

·  La creación del GAL por el Estado español, terrorismo de Estado planificado desde los servicios de espionaje (el CESID, hoy CNI) con el visto bueno del Rey (esto no lo digo yo, sino el ex coronel del servicio de inteligencia Amadeo Martínez Inglés)

·  La matanza perpetrada en la estación de tren de Bolonia que ocasionó 80 muertos

· La cadena de atentados con bombas en Luxemburgo, con motivo de la Cumbre Europea de 1985, ejecutados por no menos de cuarenta personas de ideología nazi, algunas de ellas integrantes de elementos policiales de aquél país que, además, tenían conexiones directas con el BND alemán y el MI6 británico.

La mayoría de estas acciones terroristas fueron endosadas a grupos armados anarquistas, de extrema izquierda u, ocasionalmente, a terroristas de ultraderecha como mera maniobra de distracción. Según el investigador francés Jean-François Brozzu-Gentile, la OTAN-Gladio fue responsable de una escalada terrorista en Europa en la que se ejecutaron “cuatro tentativas de golpe de Estado en Italia, un “putsch” que finalizó con éxito en Grecia (el golpe de los “coroneles”), así como decenas de muertos por ataques terroristas en los años 70-80”, sin dejar de lado sus “relaciones con la mafia, sus vínculos con la delincuencia organizada internacional, sus conexiones con los escándalos financieros vaticanos o las fundadas sospechas de haber estado detrás del asesinato del dirigente democristiano Aldo Moro”. 

Richard Cottrell es otro investigador que ha quitado oportunamente la careta criminal a la OTAN y a sus “ejércitos secretos” en otro libro fundamental: Gladio, una Daga de la OTAN en el corazón de Europa. ¿Qué es la OTAN?, se pregunta Cottrell. Pues, básicamente “un coloso militar que lucha para hacerse con el control de recursos estratégicos como el petróleo, gas, minerales y agua en cualquier parte del planeta”. Pero yendo a los ejércitos secretos de la OTAN Cottrell afirma que estas bandas terroristas “forjaron lazos con el crimen organizado y con grupos neofascistas. Golpes de Estado respaldados por la OTAN derribaron gobiernos en Grecia y Turquía, mientras que Chipre fue cercenado en medio de un genocidio. Organizaciones armadas como las Brigadas Rojas y la Baader-Meinhof fueron hábilmente manipuladas (y, añado yo, luego asesinados en las cárceles sus miembros más destacados, la Baader, por el Estado alemán), mientras que el Primer ministro sueco Olof Palme y el premier italiano, Aldo Moro fueron asesinados por Gladio”. 

Particularmente, este último suceso (el secuestro y asesinato de Aldo Moro por elementos de los aparatos de seguridad italianos, aunque se vendió y se sigue vendiendo como una autoría intelectual y material de las Brigadas Rojas) tuvo una premonición sangrienta en las palabras del terrorista Henry Kissinger, el cerebro de los golpes de Estado ultraderechistas en el mundo e ideólogo de miles de asesinatos a opositores políticos de izquierdas. “O abandona su idea de pactar con los comunistas o lo pagará caro”, le advirtió el genocida a Aldo Moro. Se cumplieron, diabólicamente, las predicciones del ex Secretario de Estado norteamericano y, además, de forma extremadamente violenta: Moro fue secuestrado y su cuerpo acribillado a balazos después de casi dos meses de cautiverio. 

La CIA, el BND alemán y el MI6 británico habían elaborado un plan terrorista desde los primeros años sesenta (que, lógica y forzosamente, tuvo que contar con el visto bueno de las más altas instancias políticas europeas de entonces) para ejecutar actos homicidas en Europa como forma de intimidar, acorralar y neutralizar a la izquierda europea (los comunistas y otras organizaciones de izquierda) y de este modo revertir por anticipado cualquier proceso de ascenso de la misma (la ya mencionada estrategia de “tensión” o “shock” entre la población), utilizando para sus actos criminales a agentes propios de los servicios secretos o a mercenarios de ideología fascista. 

Todo ello, como remarcan desde Wideshut, “con el fin de aterrorizar a la opinión pública, polarizar y destruir el apoyo de los principales movimientos políticos de izquierda. El proceso tuvo un gran éxito, en última instancia, ya que contribuyó a la caída de la Unión Soviética y con la garantía de que las políticas elegidas por los líderes de los países de la OTAN estaban en consonancia con la trayectoria global deseada por el establishment anglo-americano”. Y no sólo eso, sino que Gladio utilizó el terrorismo de baja intensidad como tercera vía operativa: infiltrarse en sindicatos, partidos socialistas y comunistas de Europa occidental para manipularlos, minar su influencia y promover la división entre ellos.

FUENTES: Los Ejércitos Secretos de la OTAN, de Daniele Ganser; Wideshut.co.uk

  1. Pueblo Soviético (@PuebloSovietico)

    Estupendos artículos!
    Como entiendo que seguirás con la serie, te dejo unos datos que tal vez te interesen para añadirlos.
    Como mencionaste, la RFA y la CIA se apropiaron del archivo de la Stasi, han hecho con él lo que han querido y se han publicitado sus datos. También se ha hecho público el tamaño de los archivos de la NSA, pues han comparado ambos “transformando” la media que ocuparían en papel el tamaño de datos electrónicos de la NSA. Teniendo en cuenta que muchas veces se “alude” a la malísima Stasi por el nº de archivos, el resultado de esta comparación es relevante: El espionaje de la NSA de EEUU es BILLONES de veces superior al de la Stasi. Y eso hoy, sin hablar de Echelon.
    Te dejo las fuentes (en varios sitios, empezando por la original):
    http://apps.opendatacity.de/stasi-vs-nsa/
    http://falkvinge.net/2013/07/05/stasi-vs-the-u-s-nsa-back-to-back-whos-worse-and-by-how-much/
    http://www.infowars.com/info-graphic-nsa-is-a-billion-times-more-expansive-than-the-stasi/

    Lamentablemente, la imagen que se ha creado en la cabeza a la gente de la Stasi… está “a fuego” en muchas personas y se utiliza unicamente como propagan anticomunista. No se preguntan ni siquiera cómo son los archivos de sus países ni su policía secreta. ¿Somos así de inocentes? ¿Qué se piensa la gente que hacen los servicios secretos españoles?

    Un saludo!

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Hola, muchas gracias. Las comparaciones son odiosas por muchas cosas, pero sí, la NSA puede llamarse con toda propiedad la nueva Gestapo de Occidente (con sus aliados sionistas y de Europa). Gracias por las fuentes, aunque la de Alex Jones (Infowars), sinceramente, no me parece fiable por una razón: Alex Jones es más un showman y agente desinformador que otra cosa (aunque, como siempre, hable con “medias verdades”). Ya sacaré algo sobre el personaje, que tengo preparado en la nevera. De momento queda una larga saga para la Stasi…donde, efectivamente (y lo remarcaré en las próximas entregas) al lobotomizado medio le ha quedado una especie de soniquete machacón propagandístico anticomunista…a cuenta de ¿qué? ¿Pero saben lo que se está cociendo aquí mismo? ¿Saben que el 11-m es obra del Mossad o la OTAN? Y hay 200 muertos…¿Y lo que ha ejecutado la CIA o el FBI en el 11-s? ¿Y el BND alemán occidental que estaba repletito de nazis e hizo la vista gorda en Sudamérica con Mengele y compañía? Porque las embajadas de la RFA en Sudamérica sabían perfectamente cuantos criminales nazis había en aquel continente. Simplemente, Goebbels ha estado trabajando mucho estos últimos años para deformar la verdad, propagando mil y una mentiras.

      Saludos!

      PD. No sé por qué no ha salido tu comentario a la primera y estaba pendiente de moderación….cosas del blog

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s