El mito de la Stasi, un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (3)

NATOLADEN

LA RED GLADIO B: DEL TERRORISMO DE EXTREMA DERECHA AL TERRORISMO ISLÁMICO. LA CIA Y LA OTAN AL ASALTO DE ORIENTE MEDIO Y ASIA 

Aunque momentáneamente nos desviemos del eje central de estas entregas (la Stasi) merece la pena detenerse en un capítulo acerca del Gladio B, hermano siamés del conocido como Gladio europeo, para seguir un hilo conductor que guarde coherencia con la parte 2. Bien, conseguido el objetivo y triunfantes por la “derrota” socialista en el Este de Europa los jefes terroristas de Gladio tenían que buscar nuevos enemigos que modelasen el nuevo discurso que ya se estaba diseñando (las guerras preventivas). Gladio (CIA-OTAN-Mossad-servicios de espionaje europeos) no iba a bajar la guardia ni tampoco su brazo criminal ejecutor, así como así. El “terrorismo islámico”, en mi opinión, fue la oportuna cabeza de turco para jugar con él a dos bandas: creando, financiando e induciendo, por una parte, a grupos islámicos radicales para cometer atentados, según conveniencia (por razones geoestratégicas, ya sea derribar gobiernos hostiles (Siria, Libia) o la ya clásica “estrategia de tensión”) y, de otra parte, ejecutar operaciones de falsa bandera por sus servicios secretos endosando los crímenes a esos grupos yihadistas. 

Se cree que en una reunión secreta, en 1996, la OTAN tomó la decisión oficial de abandonar, discretamente, la relación que tenía con los grupos “gladio” neo-fascistas y ultranacionalistas de extrema derecha para reemplazarlos por los islamistas, aunque la idea de recurrir al extremismo islámico había surgido mucho antes. Existe mucha información que avala esta tesis, aunque en mi opinión las redes ultraderechistas de Gladio podrían seguir activas a través de células o grupos neonazis “durmientes” u organizaciones fascistas como Amanecer Dorado, en Grecia, para ejercer de grupos de choque o contención frente a un posible ascenso de la izquierda, en este caso, helena.

gladiob

A este respecto, y hablando del recambio musulmán, organizaciones islamistas como Al-Muhajiroun se volvieron repentinamente muy activas en el Reino Unido, en el período 1996-1997. Una de sus filiales, el Frente Islámico Internacional, tenía a su líder, Omar Bakri, como informante (reconocido por él mismo) del MI5 británico. Ambas organizaciones fueron decisivas para la captación, entrenamiento y formación de terroristas musulmanes en la campaña de la OTAN para desestabilizar y destruir los Balcanes, en la llamada “guerra” de Yugoslavia. 

Otros destacamentos del nuevo Gladio-islámico en Gran Bretaña fueron Al Muqatila, conocido como Grupo de Combate Islámico-Libio que tuvo como principales acciones terroristas el intento fallido de asesinato de Muammar El Gadafi en febrero de 1996. Otro miembro conocido de ese grupo era Anas Al-Liby, agente del MI6, también participante en aquél atentado fallido. El Gladio B, según la ex traductora del FBI, Sibel Edmonds, incluía la islamización radical de Asia Central y la región del Cáucaso y, sobre todo, el Oriente Medio. Los lazos entre la OTAN y organizaciones integristas como los Hermanos Musulmanes o bandas terroristas como Jundullah, que está actuando en Irán, tienen garantía de certezas casi absolutas. 

Por ejemplo, Alí Mohamed, notorio miembro de AlQaeda, ofreció sus servicios a la CIA en plena actividad terrorista de la OTAN-Gladio en Europa (1984). Se tiene constancia que Alí estuvo en la Escuela del crimen de la CIA, en Fort Bragg, e implicado en varias actividades terroristas en los años 90, incluidas las de los atentados a las WTC, en 1993. Ali Mohamed tiene todas las trazas de haber sido el típico muñeco de feria propicio para utilizarlo a su antojo por la CIA y el FBI y luego deshacerse de él cuando ya no le era de utilidad. Exactamente igual que ocurrió con las Brigadas Rojas en Italia o la Fracción del Ejército Rojo en Alemania, el IRA e inclusive algunos apuntan a ETA, como organizaciones armadas infiltradas por la red Gladio y manipuladas para funcionar “como símbolos de miedo y odio”. 

El Gladio-islámico, no hace falta ser un lince, guarda extraordinarias similitudes con crímenes terroristas muy conocidos y no tan lejanos:

a) El autoatentado del 11-s de 2001 en EEUU, ejecutado desde las cloacas de la Casa Blanca, la CIA, el FBI y el complejo militar-industrial.

b)  El autoatentado terrorista del 7-J de Londres, en 2005

c)  El “atentado” de Noruega perpetrado por el asesino solitario Breivik (de nuevo otro “ultraderechista” “manipulado” y, probablemente, engañado, como en Oklahoma, en Munich o Bolonia).

d)  La matanza terrorista de la estación de Atocha, el 11 marzo de 2004, en Madrid. 

Como afirman en Wideshut la idea del Gladio B refuerza “los objetivos y estrategias del nuevo modelo de la OTAN contra el terrorismo que sigue siendo, en gran medida, el mismo que el anterior Gladio A, es decir, utilizar el terrorismo para amedrentar, intimidar y asustar a la población civil, alejándose de cualquier política constructiva y de entendimiento, con el objetivo de consolidar el totalitario estado de seguridad, deformar la imagen del enemigo y crear, en su caso, grupos armados terroristas o de propaganda para hostigar a Rusia y China o para ayudar en el derrocamiento de los gobiernos de turno. Gladio está bien vivo, sólo que ha cambiado de estrategia”, sentencian desde Wideshut. 

Todos estos hechos han mostrado que la actividad criminal de la CIA, la OTAN, el MI6 británico, el BND y otros servicios de espionaje de la Europa “democrática” (incluido el CESID-CNI español) ha seguido intacta hasta el día de hoy, con innumerables episodios oscuros todavía por aclarar. 

Conclusión: EEUU y Europa han sido y son básicamente un pudridero de criminales de Estado que han enarbolado (y enarbolan) la bandera de la democracia y los derechos humanos como una cruel pantomima para esconder sus atrocidades propias, la del propio sistema capitalista que sostienen frente a cualquier consideración, utilizando la “razón” de Estado como una mentira dictatorial disfrazada de libertades formales. 

  1. Pingback: 11-M (1). La construcción de un gran fraude de Estado | MAESTROVIEJO
  2. plared

    El eterno baile cambiante del que ya hemos hablado cien veces. Intereses que se unen y separan con un único fin. Al final el poder del dinero prevalece y ese ni tiene color ni bandera…Cuidate

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Exacto..la bandera del poder es la única que cuenta en este ‘mondo cane’. En fin, a ver si empiezo a darle algo al cine o a la música…pero ahora estoy enredado en este serial…y lo que te rondaré..Me llevará tiempo el proceso de desintoxicación. Ahora sólo tengo tiempo para cabrearme con la OTAN, la CIA y la Confederación galáctica…jaja

      Saludos..voy a ver que has puesto por ahí (como siempre acertado, claro)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s