Las redes terroristas del periodismo occidental en Siria

Resulta paradigmático que en el actual contexto casi apocalíptico y de violencia extrema que vive Siria los medios de propaganda que se mueven en la órbita de la OTAN, el Mossad y la CIA estén jugando un papel tan activo como la propia contrainsurgencia terrorista que está actuando en suelo sirio. Las mentiras mediáticas son siempre el preparativo de las posteriores agresiones militares. Es un guión infalible que ha dado buenos dividendos en otras guerras neocoloniales del pasado y presente (Irak, Afganistán, Vietnam..). A ello están contribuyendo, desde el Estado español, medios de la “progresía” como ELPAÍS o Público, tan beligerantes en falsificar la realidad siria como cualquier medio ultraconservador de este país. La exclusividad de la verdad sobre las masacres, bombardeos y represión generalizada en Siria tiene un solo nombre: Bashar Al Asad, el presidente sirio, mientras que los eufemísticamente llamados “rebeldes” son los chicos buenos de Occidente que luchan contra el tirano alauí. Una sospechosa y aterradora unidireccionalidad plagada totalmente de falsedades y montajes sensacionalistas. La nunca probada “matanza” del Ejército sirio en Hula o la perpetrada en Homs son dos de los episodios que han sido  exacerbados hasta la náusea por los media del “mundo libre”, sin más pruebas sobre el terreno que “lo que les han contado” de “oídas” los bandidos que están combatiendo contra el régimen sirio.

El goteo de muertos a la “carta”, supuestamente ocasionados por los tanques de Asad, ha sido constante, calibrado y premeditado por los voceros de Hillary Clinton, Francia o Gran Bretaña, siendo repetido cada día hasta la saciedad. De este modo, se inocula constantemente el oportuno veneno mental a una opinión pública mundial para que sea proclive a una intervención armada de EEUU y la OTAN. Pero hay otras verdades inocultables que no cuentan los mamporreros juntaletras de Occidente: las matanzas indiscriminadas (incluidas las de niños -hay unas imágenes estremecedoras-) torturas y, en general, violaciones masivas de derechos humanos deben de ser atribuidas a esos combatientes del irónicamente llamado Ejército Sirio Libre (mercenarios salafistas –ultraintegristas-, extranjeros en su mayoría) que gozan del favor de EEUU, Europa y sus marionetas feudales en el Golfo Pérsico. 

El tratamiento informativo desde el ejército de tergiversadores mediáticos occidentales es, pues, sesgado y terriblemente manipulador, incluida la “afamada” televisión qatarí Al Jazeera, pieza clave en las campañas de intoxicación informativa antes en Libia y ahora en Siria. Resulta cuanto menos curioso que las llamadas “primaveras árabes” hayan tenido un relativo eco mediático frente a las crisis libia y siria, donde ha predominado la profusión de grandes titulares exponiendo sobre el terreno grandes asesinatos colectivos. Por el contrario, el apagón informativo ha sido evidente en las protestas de Yemen, Bahrein o la misma Qatar, regímenes pro-americanos todos. El escenario deformador ha sido tan torticero que han recurrido al espectáculo más chabacano posible para caricaturizar lo que acontece en Siria: la BBC (maestra en distorsionar deliberadamente la realidad) utilizó, para la masacre de Hula (cometida por los “rebeldes”), imágenes de Irak de hace casi diez años. En la misma línea, nos han vendido el tocomocho peliculero de dos periodistas franceses que supuestamente “huyeron” de Siria; la puesta en escena  de un “set” cinematográfico en Qatar donde reflejar supuestas protestas contra el régimen sirio con un puñado de pésimos actores; las nunca documentadas deserciones masivas de afines a Asad (el desertor sin rostro); los perseguidos de paja por el régimen publicitados fraudulentamente por las agencias del imperio, la cadena Al Jazeera o por organismos como Amnesia Internacional; la muerte del periodista-mercenario Gilles Jacquier, finalmente atacado por fuego “amigo”; las técnicas de manipulación de imágenes con fotomontajes a cada cual más chapucero…Infinidad de burdos sainetes para completar el puzzle anti-sirio han sido la tónica dominante desde que EEUU decidió romper la baraja árabe y meter definitivamente su hocico en el Oriente Medio. Una periodista que no se suma al coro delictivo de los plumíferos internacionales, Stella Calloni, afirmaba no hace mucho que con semejante desinformación, con mentiras repetidas cada día por millones de aparatos de televisión en el mundo, por radios, diarios que sepultan toda voz disonante, que sepultan la verdad, no podemos pensar con nuestra propia cabeza ni sentir con nuestro corazón”.

El papelón de la “falsimierda” progre española: combatiendo al lado de la OTAN y los islamistas

ELPAIS se preguntaba hace un año: ¿Dónde están los 3.000 desaparecidos en Siria? El  bulo del periódico de Don Polankone, de capital norteamericano e ideología militarista y filofascista, denotaba un entusiasmo intervencionista materializado a favor de una “plataforma de activismo ciudadano”, una tal Avaaz cuyo objetivo era fomentar “una campaña interactiva en colaboración con medios internacionales, entre ellos EL PAÍS, para denunciar 3.000 desapariciones desde el 15 de marzo” (del año pasado). Este desvergonzado fraude y escándalo mediático contaba con el apoyo de otros medios de Europa y USA: “The Guardian, Der Spiegel, CNN y ELPAIS colaboran con esta iniciativa dando visibilidad a la campaña”, decía entonces el periódico golpista prisaico, sin más documentos probatorios que los testimonios de unos farsantes sirio-norteamericanos radicados en Gran Bretaña (el Observatorio sirio de Desechos Humanos) o los Amiguetes americanos de Siria. Es decir, la fachada amable de los escuadrones de la muerte sufragados por la CIA, Turquía o las monarquías feudales de Qatar y Arabia Saudí. Este medio vinculado al Psoe ha sido especialmente carroñero a la hora de recoger toda la basura proveniente de las fuentes anti-Asad. En este sentido, ELPAIS ha estado, junto a Público, a la cabeza de los titulares más resueltamente imperialistas, sensacionalistas y desinformadores. Algunos ejemplos:

  • El Asad se prepara para arrasar la segunda ciudad de Siria. Los rebeldes afrontan el asalto con pocas armas y mucho coraje (defendiendo sin paliativos e idealizando las brutales y criminales actuaciones del terrorismo mercenario)

  • Las deserciones minan al régimen (ni una sóla prueba que no sea el habitual falseamiento de sus “fuentes”)

  • El hermano pequeño del presidente dirige la represión. Maher el Asad es el principal jefe militar ‘de facto’. “No se comporta como un ser humano”, afirma el primer ministro turco (Amarillismo para consumo de idiotas sin criterio. Turquía, socio de la OTAN y uno de los suministradores de armas al terrorismo sirio, además de exterminar a la población kurda. Es sumamente “gracioso”)

  • Naciones Unidas acusa al régimen de El Asad de ejecutar a opositores puerta a puerta. EEUU teme una matanza en Alepo (La ONU, EEUU de facto, la gran potencia del crimen mundial que guarda habitualmente silencio ante los crímenes del sionismo. EEUU, que ha asesinado más de veinte mil civiles en Afganistán desde 2001, se dedica a hablar de “matanzas”)

ELPAIS está difamando (con su agente de la CIA, el fascista calumniador Ignacio Cembrero) y lo sabe a conciencia. Su insultante pronorteamericanismo y su posicionamiento en favor de que se lleven a cabo bombardeos indiscriminados de la OTAN en Siria son tan evidentes como repugnantes.

Otro maestro del embuste periodístico “zurdo”, que destaca especialmente en el repertorio de calumnias pre-programadas para sesgar al máximo la información en contra de Siria es PÚBLICO, un periódico que hace poco certificó su defunción en el formato papel y que sobrevive como medio digital con numerosos críticos, entre sus usuarios, de su pusilánime línea editorial a la hora de reflejar el conflicto sirio. Perteneciente al grupo Mediapro (dirigido por el empresario ex trotskista Jaume Roures), el segundo diario de Ferraz ha llevado a cabo una inusitada y feroz campaña en pro de los terroristas-mercenarios sirios. Incluso un corresponsal suyo, Antonio Pampliego, se ha ido a Siria para apoyar con descaro a los “rebeldes” salafistas: Matar no me hace feliz 

Todo un espectacular ejercicio de infumable bochorno periodístico, pero… aquí hay algo que no funciona: si en Público no tenían dinero y estaban en quiebra con la versión papel…sin apenas  colaboradores en el diario digital (prestando su columna a título gratuito todos) y con, básicamente, becarios en plantilla ¿quien ha pagado un viaje a Siria del periodista de Público, que se presume costoso?. ¿Tal vez Qatar, uno de los apoyos con que cuentan los “revolucionarios” “sirios”?. Resumamos brevemente. Mediapro (Público) tiene negocios en Qatar. Cuenta con una oficina y 90 empleados en Doha, capital del país. Allí se dedica a la producción de retransmisiones deportivas, siendo la patrocinadora de la liga de fútbol del vecino Dubai. Mediapro, por otra parte, ha recibido varios premios de manos de las monarquías petroleras gobernantes. La izquierda petrodólar, hermanos y no le deis más vueltas. Esa izquierda tan defensora de las causas republicanas, feministas, y sociales en la España zapateril y complaciente con un régimen despótico absolutista amigo de EEUU, por supuesto, y financiador de las redes terroristas de ese invento de la CIA llamado AlQaeda. No hace mucho, desde Público, firmaban un artículo que dejaba a las claras a quien está vendido: Qatar, un oasis de paz árabe. El emirato es el país con mayor PIB per cápita del mundo y ha escapado a la ola de protestas. Por tanto, todo en orden y desinformando con mucha impunidad sobre Siria.

Una de los apoyos “informativos” de Público para desprestigiar y adulterar la realidad sobre Siria es la que ha desplegado, con gran aparato propagandístico, para dar pábulo a unas cuantas insidias de la Farsa-Leaks de Assange: que si Asad es amigo del Vaticano, que si negocios con Berlusconi, que si correos electrónicos saturados de vaciedades, que si la frivolidad en torno a la mujer de Asad…Un lamentable repertorio de inquina y chismología con un solo objetivo: contribuir a la desestabilización de Siria y al derrocamiento del gobierno de Asad.

Por supuesto, este superobjetivo y “democrático” periodismo canalla que imparten el monarquicazo ELPAIS y el qatarí Público no cita una sóla línea del ataque terrorista que efectuaron sus muyaidines entrenados por la CIA contra las instalaciones de un canal de la televisión siria, donde fueron asesinadas siete personas. Como tampoco citan, con nombres y apellidos, quienes están detrás de los “insurgentes” (Blackwater en la sombra), las decenas de descuartizamientos y desalojos de viviendas para “acompañar” a los civiles, los múltiples atentados terroristas…La verdad está fuera de esta maquinaria de mentiras. En la voz y la palabra de gente como una joven siria que se hace llamar SyrianGirlpartisan y que está colgando videos en Youtube denunciando estas y otras acciones criminales en contra de su país.

 

  1. Pingback: “…el crimen contra Siria…” (titular de “BERLIN CONFIDENCIAL”) | hirania89… [05] europa89… hirania…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s