11-s (III). La física imposible en las torres gemelas: de los aviones mágicos al pufo del efecto "pancaca" (1)

LOS AVIONES INVEROSÍMILES

Lo primero que llama la atención del impacto de los aviones contra las Torres Gemelas es, además de la precisión con que hacen diana, la facilidad con que penetran en la estructura de acero reforzado y hormigón de las mismas, así como que los aviones no exploten al contacto con la fachada de las WTC 1 y 2 y sí lo hagan en su interior. Las Torres Gemelas tenían una distribución de acero para la que se utilizaron cuarenta y siete vigas centrales a las que se les añadió un revestimiento de hormigón, mientras que para la fachada se usaron doscientas treinta y seis barras de acero en forma tubular resistente a cualquier adversidad (climatológica o de impacto). Argumentar falazmente que un avión de cien toneladas a 700 km/h es capaz de pasar como una cuchilla ese tipo de edificio y con una aerodinámica perfecta no se sostiene de ninguna manera. Los aviones comerciales de pasajeros tipo Boeing, como los que se estrellaron contra las torres gemelas, están hechos de aluminio, su fuselaje es una estructura ligera y el mayor peso del aparato se localiza en las alas (donde se encuentran los motores y el combustible). Lo que nos han contado desde el oficialismo es pura ciencia-ficción. Se han realizado ensayos con objetos similares en tamaño y a una velocidad pareja impactando contra soportes de acero y los resultados no habrían dejado lugar a la duda en el caso del choque de los aviones contra las WTC: las alas se caerían por la brutal energía cinética del impacto sin poder romper la oposición que ejerce el acero, mientras que los motores se quedarían incrustados en la fachada mismo y el fuselaje sería un montón de chatarra que se iría hacia el asfalto neoyorkino, a los pies de las Torres. Lo que nos han contado los cuenta-cuentos oficiales son milongas paracientíficas.

Hay quien especula, para dar un significado a los “aviones-cuchilla”, que se utilizaron aeronaves militares con una configuración un tanto especial: estarían hechas de un armazón de uranio empobrecido y una enorme cantidad de combustible en su interior. Una teoría nada desdeñable si tenemos en cuenta que la fuerza necesaria para (tal y como hicieron esos aviones) “cortar” como la mantequilla las torres gemelas se precisa de una potencia de destrucción fuera de lo convencional. Y el uranio empobrecido cumple con esos requisitos, inclusive para que el acero llegase al punto de fusión.

Pero dejando al margen, y en cuarentena, la anterior hipótesis, se pueden sacar otras conclusiones del vuelo más grabado en video: el del 175. Da la más que segura sensación de no parecerse, ni de lejos, a un avión de la United Airlines. En las distintas fotos suministradas y en los videos, por difusos que sean, no se aprecian ventanas ni el color azul típico que dicha aerolínea lleva como distintivo en la panza del avión, aunque en la cola se ve vagamente lo que podría ser el anagrama de la compañía. Por otra parte, había algo que sorprendió a muchos expertos. ¿Qué demonios era lo que llevaba debajo ese avión? Un extraño “abultamiento” que no guardaba relación alguna con los aviones comerciales convencionales. Ni era producto ni de la reflexión solar, ni de sombra chinesca alguna, tal y como demostraron algunos estudiosos del tema que analizaron digitalmente las imágenes (estudios publicados en La Vanguardia por la Universidad Politécnica de Mataró, en 2003). Esas imágenes concordaban más con un avión militar que uno civil de pasajeros. Y esa protuberancia solamente podía barajarse en el supuesto de que hubiera armamento (un misil o un torpedo) adosado a ese avión. ¿O tal vez una bomba de napalm?

 

Para dar más consistencia a esta teoría, en el justo momento del impacto de los dos aviones se ven extraños destellos (sobre todo en el caso del supuesto vuelo 175, al impactar y poco antes de ser literalmente “engullido” por la Torre) que se corresponderían con una explosión proveniente de un probable misil o torpedo que facilitaría la entrada del avión de la forma en que lo hizo (de otro modo hubiera quedado como en el video Resultado del choque contra la WTC) y la posterior deflagración en el interior del edificio. Si el avión del vuelo 175 es casi irreconocible como civil, el otro avión (vuelo 11) tampoco guarda mucha relación que digamos con una aeronave convencional tipo 767, aunque las imágenes son aún menos claras. Su choque contra la Torre Norte tiene toda la pinta de haber sido diseñado bajo los mismos parámetros militares que su colega 175. El único video existente, el de los hermanos Naudet, muestra el impacto y…..una explosión posterior parecida a la detonación de una bomba. Asímismo, se puede observar el mismo destello, poco antes de impactar contra la WTC1, que en el avión del vuelo 175. Hay testimonios de expertos que atestiguan la falsedad de los aviones de la United Airlines: El coronel de la Fuerza Aérea retirado George Nelson, con más de 30 años de experiencia en identificación de aviones y partes del mismo, declaró: “El avión que se estrelló contra la torre sur, el 11-S, no era el vuelo 175 de United Airlines (UA)”. Después de ver varios clips de vídeo y fotografías de los ataques del 11-S dijo “Eso no era un avión comercial. Los aviones fueron sustituidos”, mientras que Glen Standish, un piloto de línea aérea con más de 20 años de experiencia declaró: “El avión que se ve en varios clips de vídeo del ataque no podía ser el vuelo 175 de UA, debido al equipo extra que parece estar unido a la parte inferior del fuselaje “.

LA CHATARRA ENCONTRADA EN LAS CALLES NEOYORKINAS

Uno de los apoyos con que cuenta la conspiración oficial para dar sustento a sus insostenibles teorías acerca de los atentados contra las WTC1 y 2 son las presuntas pruebas materiales correspondientes a las aeronaves que se encontraron en las calles aledañas a las dos torres gemelas. En la calle Murray nos dicen que hallaron el motor del avión correspondiente al vuelo 175 de United Airlines..Pero a veces surgen demasiadas preguntas y dudas: ¿No resulta extraño que en una urbe tan densamente concurrida como NY nadie resultase siquiera herido por el impacto de varios objetos –tren de aterrizaje, motor, inyectores..- que salieron despedidos a una velocidad endiablada y desde casi 400 metros de altura -el equivalente a una bomba-?¿Cómo venció el motor la oposición de los edificios que tuvo que sortear para caer casi mágicamente y de pie en Murray St. dentro de unos andamios y sin tan siquiera rozar a estos últimos? Parece que fue el día de los milagros y de las casualidades.

 

A este respecto, muchos estudiosos han analizado los objetos caídos en las calles de Nueva York próximas a los atentados, señalando algunos elementos probatorios interesantes. Por ejemplo, que “la mejor manera de identificar una parte de un motor dañado es el de comprobar las partes que no han sido afectadas” (Jon Carlsson). En los componentes mecánicos “callejeros” de los aviones siniestrados en las WTC es donde se pueden comprobar algunas cosas de relevancia como, por ejemplo, el número de serie del motor del avión que chocó contra la Torre Sur, aparecido en la calle Murray y que ha sido identificado fiablemente con el código CFM56 es el perteneciente a……un Boeing 737, no al 767 que nos vendieron los de la FEMA. Nila Sagadevin, un piloto de líneas aéreas con más de 20 años de experiencia examinó las fotos del motor llegando a la misma conclusión que otros investigadores. Es decir, “el motor atribuido al avión que explotó en el WTC2 era un CFM-56, que no se utiliza jamás en un Boeing del tipo 767″. Hay otros sutiles hallazgos: en una de las fotos del motor encontrado en la calle Murray…¿alguien se dejó olvidada una escuadra de carpintero…por casualidad? Dicho instrumento aparece colocado sobre la abertura del motor, algo que no parece muy lógico que digamos, salvo que la hubiesen utilizado los terroristas para calcular la trayectoria del avión o la hubiera cogido al vuelo el motor volador. Se puede observar en otra foto, del mismo motor ya con un agente del FBI in situ, como ha desaparecido misteriosamente esa herramienta.

Respecto del tren de aterrizaje del Boeing 767, correspondiente al vuelo 11, encontrado entre las calles West y Rector ha sido analizado visualmente por expertos que han llegado a la conclusión de que “las proporciones, diámetro del neumático y la llanta de la rueda se corresponderían con toda probabilidad con un avión Destroyer Douglas B66.” Se podrían anotar otro tipo de presuntas irregularidades sobre este artefacto como las marcas rojas -flechas- dibujadas en el suelo que indicarían una especie de señuelo (o una cinta amarilla –no la de seguridad- anudada a un andamio) y, también, el hecho de haber “aterrizado” esa rueda, de nuevo, entre andamios, aunque el azar, ya lo sabemos, sigue siendo muy caprichoso. En cuanto al neumático del mismo avión y vuelo anterior, hallado al lado de la iglesia griega de S. Nicolás, más expertos han puesto en tela de juicio el fraude de aquella chatarra. Escrutando detalladamente la rueda allí encontrada han llegado a unas conclusiones alarmantes para la estafa oficial: tomando como referencia las especificaciones técnicas de dos modelos de aviones militares, el Skywarrior Douglas A3 y el Destroyer Douglas B66, han calculado el diámetro de la rueda, ancho de la misma y diámetro de la llanta, así como el ancho entre las pestañas de las ruedas. La conclusión es que el neumático allí encontrado guarda relación con las dimensiones de un Skywarrior Douglas A3 (44 pulgadas de llanta, anchura del neumático 13 pulgadas), mientras que un Boeing 767 utilizaría un neumático de serie de 45 pulgadas de ancho de rueda –llanta- y 17 pulgadas de anchura).

En definitiva, “alguien” tuvo la mala fortuna de traer del desguace equivocado (y para más “inri” de dos modelos diferentes) la chatarra encontrada en Murray St y en los aledaños de la iglesia griega de S. Nicolás. Cabría la posibilidad, dentro de un margen irreductible de error, que se tratase de componentes de los aviones siniestrados…pero habría que hilar tan fino…

 

  1. sergio

    Se han hecho ensayos con objetos de tamaño similar y a velocidades parejas? Han llevado un objeto del tamaño de un boeing a hasta 700 km/h y lo han estrellado contra estructuras de ese tipo?

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      No…si ya estaba intranquilo desde la mañana…Empiezo por Bankia:

      Los jueces y fiscales españoles son unos simples mercenarios del poder político y financiero. No se puede esperar mucho más de una banda terrorista de toga y puñeta que tiene como especialidad joder al ciudadano medio por acción o por omisión. Lo de Bankia es un capítulo más de fechorías judiciales. No me extraña para nada porque va en sintonía con las otras fechorías perpetradas por la clase política. Esto necesita de una revolución sangrienta si alguien no es capaz de revertir este estado de cosas. Supongo que hay causas de fuerza mayor en eso que llaman “pueblo” para no tumbar a la aristocracia política de este país. Cobardía e inocultables intereses…Quien sabe..

      Antes ya me había puesto de bastante mala hostia por una noticia que leo en el periódico de AlQaeda (Público para los despistados) donde nada más (y nada menos) que un corresponsal de ese chisme-basura (en el que suelo postear con la nariz tapada) está haciendo de acompañante de francotiradores terroristas (rebeldes o Ejército “libre” sirio, según la jerga de la CIA y la OTAN que papagayea Falsimierda). Como ya sabes en Siria están operando mercenarios y (menos) sirios apoyados por la agencia americana de espionaje, Turquía, Arabia Saudí y Qatar (donde Público tiene intereses económicos) que son los verdaderos responsables de las masacres allí cometidas y que la propaganda criminal de Occidente está endosando al gobierno sirio. El fin último es dar un golpe de Estado y poner Siria en manos de Israel y EEUU. De momento, afortunadamente, lo están evitando China y Rusia.

      A lo que iba….¿hasta donde puede llegar la abyección moral de un periódico en la desinformación y en la descarada apologia del crimen? Y encima se las da de “progre”, una fachada para sociolistos y socialGALosos . Es verdaderamente escandaloso. Falsimierda está tergiversando, falseando y yendo del brazo con auténticos criminales (lo mismo que hizo en Libia). Si no se está pagando esa manipulación, y viajecitos a Siria, con dinero del espionaje occidental poco falta. Por cierto, tan brutal y dictador no será Asad cuando permite que esos “corresponsales” de la mentira se paseen impunemente con terroristas que están intentando derrocarle y que, además, están matando a degüello en Siria. En otro país (“democrático”), en la misma tesitura, esos reporteros de la OTAN hubieran sido ejecutados (y no digo cual porque se sobreentiende). Mientras, ChorraLeaks del giliAssange poniendo su granito de arena. Directos al vómito.

      Baci, kisses

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s