Desmontando la industria de las ONGs feministas como herramienta de control social al servicio de la hegemonía globalista: ‘activismo’ subvencionado, ‘activismo’ comprado

 

 

El Departamento de Defensa de EEUU y las grandes corporaciones multinacionales financian una vasta industria de derechos humanos y la diversidad. Las campañas de concienciación sobre ambas funcionan como las bombas: atacan, explotan y tratan de destruir todo lo que está a su alcance

(Steve Haarink, -modificado levemente-)

 

 

FEMINISTAS POSTMODERNAS: CON LA IGLESIA DE GÉNERO HEMOS TOPADO

 

En las últimas décadas el negocio de las llamadas ONG’s (Organizaciones no gubernamentales -no se rían-) ha florecido de forma copiosa, curiosamente al calor del injerencismo militar y político de EEUU y la OTAN en todo el mundo. Y lo han hecho como novedosa arma “solidaria” de destrucción masiva ya que las llamadas empresas de caridad social no sólo actúan como agentes desmovilizadores ideológicos en zonas de aparente paz o de pobreza extrema sino que han resultado ser también un instrumento de propaganda muy hábil para reforzar las tesis bélicas de sus “sponsorizadores”. Se puede decir que el tradicional misionerismo católico ha ido dejando paso o coaligándose con los nuevos movimientos seculares de organizaciones sociales “no gubernamentales”, tenderetes manufacturados en su mayoría por intereses públicos y privados, imperialistas, de Occidente. Lo de “no gubernamentales” no es necesario decir que empieza a ser un chiste macabro.

Las ONG’s están funcionando como efectivas traficantes injerencistas de derechos humanos a gran escala, en coordinación con las élites políticas-oligárquicas de EEUU y la Europa de la OTAN, tanto si hay como no potenciales objetivos bélicos de Washington. Si los hay…la estrategia es denunciar primero la “represión” o vulneración de derechos humanos, exigiendo en algunos casos una “intervención militar humanitaria” y después, sobre el “terreno” se encargan de “inventariar” las violaciones de DDHH del “régimen” de turno, en una táctica previamente consensuada con sus amos imperiales. Esto es lo que ha sucedido, en los últimos tiempos, en países como Siria y Libia. Cabe señalar, por otro lado, que en naciones bajo control militar de EEUU, como es Afganistán, las ONGs sólo pueden operar bajo la autorización de la CIA y la OTAN.

La lista “Soros” del magnate norteamericano manejando a sus 226 marionetas en Europa ejemplifica el grado de corrupción de unas élites políticas que actúan no sólo bajo el manto protector del billonario progre de la CIA y de “revoluciones de color” nazis como el Euromaidan ucraniano, sino que utilizan como respaldo a una extensa red multinacional de ONGs, a su vez controladas por las agencias de inteligencia de Occidente a través de fachadas-fundaciones como la NED y numerosas corporaciones empresariales de multimillonarios financistas. Todo ello con el objetivo de mantener el “statu quo” capitalista imperante en el mundo bajo el engaño salvífico de los “derechos humanos”, la “justicia social”, la “diversidad sexual LGBTI” y el “feminismo postmoderno”.

Una de los frentes o caras del activismo ONG generosamente subvencionado por los Estados Occidentales para el control social del “divide et impera” capitalista es precisamente el de las organizaciones feministas agrupadas en torno a la progresía post-troskista, socialdemócrata o neoliberal postmoderna, quienes llevan pontificando durante los últimos años de forma enfermiza, en Occidente, una divinización de lo “feminista”, en particular, desde medios progres como Público o el de George Soros, ElDiario.es, donde colaboran especímenes como Barbijaputa, y también en el resto de medios con tendencias menos progres y más derechosas (ELPAIS, ELMUNDO, etc). Algo que hubiera revuelto las tripas a las iniciadoras de ese movimiento.

La mistificación de lo “feminista” se está haciendo en base a una colección de medias o completas verdades (las menos), anécdotas, mentiras, demagogia, datos en algunos casos falsos y un discurso donde aúnan sensacionalismo, falta a la verdad y menosprecio por el papel a desempeñar por el hombre en sus proyectos de radicalismo (sic) feminista. En el mundo del feminismo subvencionado el discurso debe estar en consonancia con las aportaciones dinerarias que el Estado y/o tus patronos billonarios te dan.

La invasión-invención de un nuevo lenguaje parasitario forma parte sustancial de los, las y “les” próceres del feminismo institucional y callejero. Uno de los alegatos teóricos más bobos y disparatados esgrimidos por el feminismo postmodernista consiste en que hay que despotenciar al hombre de la “masculinidad” puesto que es el resultado de un heteropatriarcado “opresor”. Es decir, la imposición consiste en que tú (como hombre) debes asumir tu rol histórico de “opresor” y luego, vía crucis feminista y despojado de tu masculinidad represiva, ya estarás en condiciones de ser el “hombre nuevo”, según los cánones exclusivistas de arianización feminista. Mientras tanto, eres y seguirás siendo culpable, al modo que la iglesia inoculó a sus súbditos durante largos siglos, de haber sido depositario del pecado original “machista” por ser hombre. Si te lo tomas en serio, esto no llega ni a la categoría de imbecilidad.

El otro pretexto utilizado es repetir de forma monótona e incesante algo que, en términos globales, es totalmente incierto por mucho que tiren de estadísticas (¡los que les pagan!): como es el hecho de que estemos, según las estridentes feministas bienpagás, inmersos en una cultura de la violencia machista (también de la violación, que esto ya es pura ficción), que existe un mar de desigualdad (cuando existen prácticas discriminatorias más o menos puntuales y en otro caso, se han legalizado abrumadoramente las “positivas” a su favor), que se está “cosificando” a la mujer por ser mujer (otro neologismo de chistera) y bobaditas para perder el tiempo tan risibles como que hay que destruir el concepto de “amor romántico”.

En definitiva, el argumento etnocentrista-feminista postmoderno consiste en que todo lo que le ocurra a una mujer proviene de la maldad masculina…porque cuestionar el sistema, la raíz de sus supuestos males, no lo hacen ni lo harán. Teatro de marionetas. Es más cómodo perder los estribos de la razón estando al servicio de una industria estatal de “género” que lanza alertas sobre cualquier actividad supuestamente “sexista” en cualquier foro o ámbito público-privado bajo la supervisión de las nuevas vigías de la moral sacerdotal-feminista. Por fantasear con nuevos patrones neolínguísticos que no quede. De ahí que hayan aparecido como setas términos como “micromachismos”, que consisten en microgilipolleces del tipo: pedí una cerveza y un mosto y el mosto se lo pusieron a ella (el que te equivoques está mal visto) o bien Pedrito le preguntó a Chema en vez de a Paquita que tenía más conocimientos que nadie

Otro pleonasmo feminista esperpéntico, fabricado en EEUU, es el llamado “mansplaining”, es decir, cuando un “hombre le explica a una mujer cosas que ya sabe con la clara intención de mostrar superioridad”. Y yo me pregunto ¿cómo coño se llega a la conclusión de que ese hombre quiere mostrar su superioridad aria? ¿No cabe la posibilidad de que le esté enseñando, siempre educadamente, algo que ella no sabe? Y, en cualquier caso ¿no cabe la opción de pensar que el hombre pudiera estar actuando de buena fe? Y si se ha equivocado de su “terrible” error…¿no se le puede “amonestar” diciendo..”gracias pero ya lo sabía”? ¿Y si fuera al revés cómo lo llamaríamos? Lo fácil es construir terminología despectiva y victimista…que satisfaga a la propaganda de género. Luego están por la neurosis obsesiva con la corrección censora del lenguaje de si “tenían que haber dicho…intersexual en vez de homo erectus” o si hay azafatas en vez de azafatos, de si esta canción es “machista” y hay que vetarla…o si es necesario implementar una “economía feminista”….Mejor dejarlo porque, como diría un castizo, esto es demasié.

Cualquier crítica, cualquier matiz u observación alejada del consenso implica que el nuevo Santo Oficio feminista te excomulgue “a divinis”. Ante todo este “revival” de despotismo tardofeminista uno piensa, ¿pero estas señoras (ellas llaman ahora “señoros” a los hombres, otra memez con “animus iocandi” de las subvencionadas) podrían haber durado un telediario en países como la ex Unión Soviética y otros socialistas del Este de Europa? Deberían saber estas marionetas progre-liberales que en esos países los avances igualitarios no se hicieron con cuotas y subvenciones o apoyos del capitalismo de Estado, ni tampoco de financistas billonarios, sino que se construyó, impulsó y consolidó unitariamente (hombres y mujeres) y sí, muchas veces (si no la mayoría) esos avances fueron inspirados por hombres (que eran personas, no géneros, ¿algún problema?). Y sin un solo “Ministerio de igualdad” y otros organismos de control mangantes que tanto abundan en Occidente para mantener la división por sexos y, al mismo tiempo, cohesionado al rebaño en torno al sistema. Eso sí, te reivindican a Alexandra Kollontai, Victoria Kent o Rosa Luxemburgo para dárselas de sumas sacerdotisas del feminismo.

Los neoprogres occidentales protestan porque allí, en los países socialistas, no se construyó la igualdad de “abajo” a “arriba”, en plan asambleario 15-m, anarcoliberal-perroflauta, George Soros mediante o bajo la OTAN. En definitiva, no hubo propuestas-imposiciones de cuatro iluminadas para decir cuál era el mejor proyecto para construir el socialismo. Quede claro que uno de los santos dogmas de las feministas de hoy “la revolución será feminista, o no será” no es revolucionario, sino segregacionista, reaccionario, exclusivista y, diría, que hasta fascista. Eso sí, el que diga lo contrario es un “neomachista” de izquierdas. Su nivel. Toda esta ponzoña del feminismo con denominación de origen postcapitalista, con sus ideólogos y politólogos progres de la internacional feminista podemita y asociados, trabajando como disidencia controlada, ha sido importada desde EEUU como arma de destrucción masiva.

El problema de las feministas transversales postmodernas es que incluso para la consecución de sus objetivos mienten y se atreven a falsear datos porque la palabra “mujer” hay que deificarla y mistificarla a toda costa. Un ejemplo: no hace mucho una estridente representante de ese feminismo dijo que la mayoría de los migrantes que llegaban a Europa eran mujeres y era una vergüenza que no se “visibilizara” esta cuestión. Pero echando mano de estadísticas resulta que era todo lo contrario. La mayoría abrumadora de migrantes eran hombres. Pero como vende la industria de la “mujer” hay que seguir exprimiendo el limón del género (tonto).

El feminicidio es otra arma semántica arrojadiza del postmodernismo feminista que está haciendo fortuna entre los círculos progres. En Occidente, como tal, no existe ese fenómeno pero los grupos feministas están por la esquizofrenia y hacen tabula rasa para decir que hay feminicidio en países como España. Dicho término implica, según la definición que se puede leer en Internet, un “conjunto de acciones de extrema violencia y contenido deshumanizante, como torturas, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual”. Es obvio decir que ni en el 0.001 % de los casos de violencia contra mujeres en España se dan esos parámetros, lo que constituye una manipulación torticera y grotesca, una más, del feminismo de la enésima ola. Qué fácil, y desvergonzado, es vulnerar el sentido etimológico de una palabra para vender réditos de género y llenar la buchaca de pasta estatal.

Dicho concepto, feminicidio, sería aplicable, estrictamente, a países que tienen larga tradición “democrática” como Arabia Saudita, México y otros a los que Occidente nunca presta atención a sus DDHH o sistema político y si al financiamiento-apoyo de sus ejecuciones y asesinatos, donde hay connivencia del Estado para denigrar y ejecutar a mujeres, traficar con ellas o, incluso, se legisla la misma esclavitud de la mujer. Pero las feministas sponsorizadas no suelen vociferar mucho sobre estas cuestiones tan enraizadas, como están, algunas de ellas, por hacer campaña santificando a los grupos étnicos y su nueva obsesión contra el “hombre blanco heterosexual” (otra majadería).

Pero, un momento, ¿los hombres acaso no son víctimas de alguna injusticia en el mundo, visto el sesgo reduccionista al que ha llegado el hembrismo militante? Lo son y de muchas cosas, tantas que sería imposible relatarlas aquí. Y si tiras de hemeroteca alcanzaría a varios holocaustos. Por ejemplo ¿cómo habría que calificar el goteo incesante de muertes por accidentes laborales en España, donde los hombres superaron, el año pasado, en 20 veces, las víctimas mortales respecto de las mujeres? Veamos que dice el oficialismo para el año 2017:

 

ACCIDENTES DE TRABAJO MORTALES EN JORNADA LABORAL

Durante el periodo enero-diciembre 2017 se han producido 484 accidentes mortales en jornada de trabajo, registrándose 8 fallecimientos más que en el mismo periodo del año anterior.

Según sexo

De los 484 accidentes de trabajo mortales en jornada laboral, 461 afectaron a varones, mientras que 23 afectaron a mujeres

 

Ni un programa, medida urgente, juzgado contra la violencia laboral o consenso político para abordar esta sangría. Y así…como decía Francisco Umbral, en este plan. Pero ellas, las divinas de “género”, ahí siguen, montando sus partículares egos y circos narcisistas, como es el organizar una “huelga” exclusivamente de mujeres para el 8 de marzo de este año, para que veamos lo mal que lo pasa el mundo sin las feministas subsidiadas (ver párrafos más abajo que tiene tela marinera), liberadas sindicales unas cuantas, y sus acólitas cuando no ponen su culo en la oficina. En cambio, yo veo en la obra de enfrente todo hombres (en general, en toda la construcción). Y, ya se sabe, sin “ladrillo” el mundo si no se para….poco le falta. Que se lo digan a la “feminista” Koplowitz y su Fomento de Construcciones y Contratas.

No se le cae la cara de vergüenza al feminismo de cuota y despacho ante este tipo de convocatorias sexistas porque gozan de extraordinaria publicidad mediática para exhibir su bien calculado y variado victimismo. Exigen, que ante ese día de huelga contra los hombres (nunca jamás contra el sistema y los sindicatos que les amamantan) “nos ocupemos de todas las tareas que supuestamente hacen ellas”, incluido hacer esquirolaje laboral..vaya por dios. Son desvergonzadas y clasistas hasta límites insospechados. Un arma de enfrentamiento soñada por el Estado. Por cierto, hablando de sindicatos, estos no quieren ni oír de hablar de “huelga” para no perder la “perra gorda” estatal por lo que están haciendo mutis por el foro.

Y el feminismo atrabiliario sigue construyendo más y más cláusulas semánticas impactantes como “Es una guerra (de los hombres contra “nosotras”)”, “si nos tocan a una nos tocan a todas”, que harían las delicias de la mafia siciliana o los fascios de combate de Mussolini y decenas de “argumentos” de este tenor que lo único para lo que sirven es para generar un estado de excepción social, fragmentación por sexos e intimidación ciudadana (teléfonos de delación). De tal modo que se podría decir que toda esta arenga de las progrefeministas de la tercera ola es indistinguible, muchas veces, del de sus oponentes ideológicos tradicionalmente machista-reaccionarios (iglesia católica o de otras confesiones, más el ultraconservadurismo político postfranquista) tanto que incluso los cromos podrían ser intercambiables fácilmente entre ambos. O, dicho de otra manera, están retroalimentandose mutuamente.

Lógicamente, sin el soporte de la enorme red clientelar de Observatorios, Institutos, Concejalías, Consejerías, partidos políticos, judicatura o Fundaciones privadas respaldándoles ideológicamente y con cuantiosas cuchipandas, el discurso del feminismo occidental no sería el mismo. Sin olvidarnos de la gran cobertura que reciben de los medios corporativos de desinformación cuando se tratan los casos de violencia de género, incomparables, con otras violencias (por ejemplo, las del Estado). El consenso ha sido pactado de antemano. La credibilidad de que no gozan, entre la progresía, esos medios cuando hablan sobre temas de actualidad política, si la tienen cuando propagan con gran aparato mediático y amarillismo los casos de “violencia machista”. ¿Por qué? Pregunto.

Además, habría que decir que, cínica e hipócritamente, cuando se otorgan ayudas a mujeres víctimas del tráfico de seres humanos o en situación de explotación sexual, resulta que es el propio sistema neoliberal el que lo promueve, a través de sus amigos proxenetas empresarios y mediante la cooperación de la alta clase política con elementos mafiosos o de corruptas y criminales agencias de inteligencia occidentales (como la CIA y sus sucursales europeas), que son quienes manejan y controlan ese tráfico, al igual que lo hacen con el de cocaína y heroína. Y esto no lo oirás denunciar a esas feministas subvencionadas. Como tampoco esas feministas hacen ascos al fomento del “emprendimiento” de mujeres, el nuevo look capitalista (porque empresario queda “obsoleto”) para decir que te hagas plusvalista y te olvides de ser una protestona asalariada donde ahora puedes explotar al otro (si es hombre, mejor -iron.-).

Las feministas transmodernas empoderadas (otro deprimente léxico importado de USA) dicen ser combativas, dicen ser activistas anticapitalistas, pero ves que están perfectamente integradas en la maquinaria del Estado que las oprime recibiendo dinerito contante y sonante para mantener vivo el tinglado lila, el desfile de antorchas, los estudios de “género” y las batucadas.

 

INSTITUCIONES PÚBLICAS Y GRANDES CORPORACIONES PRIVADAS FINANCIAN EL DISCURSO Y LA PRAXIS DEL FEMINISMO: UN NEGOCIO RENTABLE PARA MANTENER EL DOMINIO DEL IMPERIALISMO EN EL MUNDO

 

De la pasta gansa o chorreo de dinero público para mantener viva la industria feminista occidental (en particular, en este país) y otras ONGs “sociales” que actúan al abrigo de grandes donantes, se encargan, básicamente, Institutos de la Mujer, ubicados en Autonomías y, a nivel central, en el Ministerio de la Igualdad a través del Instituto de la Mujer. En el ámbito privado, hay una enmarañada red de Fundaciones multimillonarias para controlar el tinglado a nivel global. Dirán que si no hay dinero no hay “visibilidad”. Y uno piensa que más vale que fueran invisibles….Voy a poner solamente unos pocos ejemplos ilustrativos:

En Aragón son de los más “modestos” y destinaron, para el año 2017, 80.000 euros “para conseguir que la igualdad entre mujeres y hombres sea real y efectiva”. Un camelo para embadurnar un panfleto en pos de la igualdad decretada con cuotas y desde un despacho, cuando ese mismo sistema de corrupción neoliberal la niega en otros aspectos que son mucho más lacerantes, cercanos y cotidianos como es el generar desigualdades sociales en la renta y la riqueza (para hombres y mujeres), aunque hay que decir que incluso los hombres superan a las mujeres en esta materia: 28% frente a 27,9%. Y hay que convenir que, hablando de pobreza, en albergues y en la calle hay muchos más mendigos hombres que mujeres. Aquí no hay estrategias ni dinero para combatirla.

En el País Vasco se ha sufragado, en los años 2016-2017, con cerca de 800.000 euros a la diversidad sexual feminista desde el Instituto de la Mujer vascongado (Emakunde), repartidos en un montante de 400.000 euros anuales repartidos entre organizaciones o asociaciones feministas. Como suele ser habitual en los destinatarios de subvenciones a ONGs, algunas son de lo más pintoresco y extravagante.

Entre las conocidas, por ejemplo, se ha subvencionado con 9.200 euros a la revista Pikara Magazine una de las más beligerantes en el discurso feminista que, también como todas las ONGs, en general, solicita aportaciones de donantes individuales para sostener el negocio de género. El sesgo discriminador es tan ridículo a la hora de otorgar subvenciones que, incluso, desde Emakunde, se han denegado ayudas a una entidad por tratarse  de “una asociación mixta de mujeres y hombres”. Qué peligro, que haya hombres en cualquier esquina ocupada por mujeres intentando pedir permiso para colaborar en su proyecto de igualdad.…Sin comentarios. Pero en el País Vasco funcionan así las cosas, no se crean.

Instituto de la Mujer (a nivel nacional)

Este es el más conocido engendro filantrópico de todos los organismos feministas “cuchipanderos” del Estado español. Son las “vigías” del Orden moral “anti-sexista”, las Legionarias de la Decencia Feminista. Han concedido, en 2017, un total de subvenciones a ONG’s del ramo (y las que, objetivamente, no lo son) por importe, ahí es nada, de 1.245.135,03 euros. Entre ellas, y la segunda más subvencionada, está el lobby del PSOE-GAL, Federación de Mujeres Progresistas, que ha recibido 36.736,05 euros. Se da la circunstancia de que las progres feministas “socialistas” fueron salvadas “in extremis” de la quiebra de su mercancía de género cuando la Consejería de Empleo de Andalucía les concedió hace años una subvención de 207.830 euros, cuando estaban en situación de insolvencia y no donaba ni Felipe el Galoso. Por cierto, decir que, la FMP se lleva también 6.914 euros del Ayuntamiento de Madrid para…“proyectos de micromachismos en las redes”. Es decir, financian a la Congregación de la Doctrina Feminista una suerte de “ley mordaza microfascista” para denunciar a los que se salgan del dogma sacramental impuesto. Igual hacen una tesis doctoral sobre esta entrada “micromachista”.

Ejemplos de vivales progres socialistas “discriminadísimas” tenemos a ex ministras o ex altos cargos del Psoe ocupando puestos de relumbrón y cobrando sueldazos en Nueva York (Bibiana Aido), en el Consejo de Estado (Amelia Valcárcel, 70 mil euros anuales más dietas y dando conferencias sobre igualdad y discriminación) o en grandes multinacionales del sector privado (la prevaricadora ex Ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en Endesa, quien ordenó, siendo ministra, a la Agencia Tributaria, paralizar un expediente de delito fiscal contra la familia Botín). ¿Por qué no dan ejemplo y destinan parte de su sueldo a mujeres maltratadas?

La tercera entidad en importancia retributiva, creánselo o no, del Instituto de la Igual-dá antisexista, es una asociación vinculada al Opus Dei, institución conocida por su misoginia. Se trata de la llamada Fundación Promoción Social de la Cultura (¿tiene algo que ver con las mujeres?, no),  quien se lleva la friolera de 33.329,47 eurazos y que se dedica a hacer, como buenos curas que son, proselitismo por el mundo como herramienta de control social a través del veneno mental de los mitos religiosos, bajo el disfraz de ONG “benéfica” de ayuda a los “necesitados”. Según su ex presidenta, Pilar Lara la justificación para crear esta ONG del Opus fue la siguiente: “Hablé con Don Álvaro del Portillo (el sucesor de Escrivá de Balaguer), entonces Prelado del Opus Dei. Don Álvaro me dijo que la situación de Oriente Medio era uno de los temas que más importaban a Su Santidad Juan Pablo II y me pidió que siguiera adelante. La Fundación, que nació con unos objetivos claros de ayuda a personas y grupos sociales de pocos recursos, hoy trabaja más de 50 países y 4 continentes (Asia, África, América y Europa). Hemos desarrollado más de 110 programas en Oriente Medio en siete países de la región.” Recordemos que Escrivá de Balaguer, el santo Prelado del Opus, dijo que las mujeres eran como las alfombras, “sólo servían para pisarlas”.

Otra ONG, llamada Alianza por la Solidaridad, también progre-feminista, es la cuarta en importancia en recibir ayudas: 31.049,88, euros. ONG, por cierto, apoyada-financiada por el Mº de Asuntos exteriores y la Comisión Europea. Es un chiste que hablen en su web de incentivar programas para evitar la violencia de género en la Franja palestina de Gaza cuando en el campo de concentración de Gaza la única violencia visible, diaria, despiadada, combatible, es la perpetrada por el ejército sionista judío contra los palestinos, particularmente niños. Y estas de la Alianza femiprogre se dedican a ir Gaza a prevenir algo tan irrelevante (comparativamente con la represión mortal judía) como es la manoseada y publicitada violencia de género con el fín de utilizarla como tapadera de los crímenes sionistas. Del ejército de ocupación sionista, ni una crítica a su violencia salvo una vaga alusión miserable a que “la prolongada ocupación israelí y el colapso del proceso de paz, suponen una pesada carga para la población palestina que lucha por la estabilidad, la paz, la autosuficiencia y la seguridad humana”. Mientras tanto, vamos a genarizar a los palestinos.

Semejante funambulismo dialéctico cómplice, si tenía algún atisbo de “independencia”, queda completamente diluido cuando las “cooperantes” de esta Santa Alianza feminista para su proyecto de Gaza son organizaciones como Women and Child Protection AISHA, que es a su vez patrocinada por Save The Children (George Soros) y GIZ, una ong multinacional alemana que opera en 120 países que está, cómo todas las ONG, al auxilio del imperialismo. En Malí,  GIZ está apoyando la política neocolonial criminal de Francia y EEUU para saquear las reservas naturales del país (uranio). No lo disimulan. Lean: “Alemania está ayudando a Malí a lograr la reconciliación y las condiciones políticas estables. Sin embargo, la paz en el país requiere restablecer la confianza de los ciudadanos en las instituciones estatales. Giz está ayudando al gobierno de Malí a establecer una paz y estabilidad duraderas para la población. Huelga decir que el gobierno de Mali es una marioneta controlada por la CIA al servicio de los intereses geopolíticos de EEUU y Europa. Que las ONGs están colaborando en la recolonización de África es una obviedad.

Si algo llama poderosamente la atención en el lote de las subsidiadas económicamente por el Instituto de la Mujer es que en la lista haya dos Federaciones de “oprimidas” empresarias en situación de “exclusión social” (sic) como son la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Profesionales empresarias, a las que ha asignado 22.533,43 euros, federación que tiene patrocinadores y socios corporativos como Caixa Bank, Vodafone, Campofrío o la multinacional de la farmafia Gedeon Richter, mientras que la otra, la Federación Internacional de Empresarias BPW Spain (12.249,66 euros), afirma en su declaración de intenciones que “BPW SPAIN. trabaja para fomentar la sororidad, la solidaridad y el empoderamiento profesional de las Empresarias y Profesionales”. ¿Les suenan palabros como “sororidad” y “empoderamiento” tan en boga en boca del rampante postfeminismo?

Las pájaras de BPW tienen la desfachatez de colgar un banner en su página web de “a igual trabajo igual salario” y en sus congresos se pueden ver patrocinadores como Caixa Bank, Toyota, Merck (farmacéutica) o Nestlé. Herramientas del capital expoliador para instituir la igualdad panfeminista a costa de implementar la desigualdad social para todos. Pero oye, es que mola decir lo de “sororizarse” que no veas. Y más cuando aparecen noticias (en su web) como esta: Las empresas con más mujeres al mando son más rentables, según un estudio del Peterson Institute for International Economics. ¿Saben quiénes son los donantes del Peterson Institute para realizar informes de género como el señalado? Sólo una pequeña muestra porque son decenas y lobbys muy poderosos: Morgan Stanley, Pepsico, Toyota, Goldman Sachs, IBM, Ford Automóviles, Exxon (petrolera), JPMorgan, Banco de Tokio, Microsoft, General Motors, Samsung o el Parlamento Europeo.

¿Y quién avala las bondades de este Instituto de los mercaderes capitalistas? Ong’s feministas de derecha (o extrema derecha) como Feminismo Inc con artículos como este, donde se expone que si las mujeres son inteligentísimas para ocupar puestos directivos en grandes empresas y no los ocupan puede deberse al “techo de cristal”, al “machismo” o al “patriarcado” (mantras progres asumidos por la Internacional del feminismo). Y suelta, el menda (un empleado de la farmafia), clichés que resultan muy agradecidos cara a la galería feminista: hoy en día cada vez más personas, tanto mujeres como cada vez más hombres, reconocen que la mujer es más inteligente. Este supremacismo, así, sin datos científicos refutables, me abruma. Feminismo Inc, lo dice todo el nombre, una corporación del feminismo, un negocio sucio de género más con el que sacar tajada de subvenciones, captar adeptas y mantener el orden establecido.

La declaración de principios de Feminismo Inc es cristalina: Apoyamos a mujeres de carrera empresarial para que identifiquen modelos patriarcales de dominación y diseñen estrategias conducentes a su propia afirmación como seres humanos. El empresariado enarbolando la bandera del combativo feminismo heteropatriarcal-opresor. Pero…si hay algo “conmovedor” de este site es ver como se hacen eco de un manifiesto de mujeres venezolanas criticando muy duramente al gobierno de Nicolás Maduro, haciendo llamamientos al golpe de Estado en ese país en nombre del feminismo. Y es que la ideología empresarial-progre-neoliberal feminista ya vale para todo. Y si no vean como las progre-hembristas españolas de Mujeres Progresistas de Retiro enlazan a Feminismo Inc el artículo sobre mujeres en cargos directivos.

Mientras, de contrabando, el Instituto de la Mujer incluye entre sus agraciadas a asociaciones de espectro religioso-católico, históricas defensoras de los derechos de la mujer: Apostólicas del Corazón de Jesús, (12.729,91 euros) o la Federación católica de Servicios a la Juventud Femenina (12.589,04 euros), Federación, esta última, a la que el Ayuntamiento progre madrileño de la Carmena otorga también una ayuda de 2.667 euros. Qué cosas….con DIos y con los progres.

La ONG Red Acoge, no tiene ningún programa específico para mujeres pero goza del “extraño” favor del Instituto de la Mujer quien le subvenciona con 21.560,12 euros por su política favorable a la inmigración descontrolada, instigada por EEUU y sus mariachis europeos, que está convirtiendo el continente europeo en un desastre sin igual, lo que está garantizando que el crecimiento de la ultraderecha y el neonazismo sean cada vez mayores en Europa. Los de Red Acoge no ocultan a sus financistas, bien preclaros y conocidos: públicos y privados. Entre los públicos: Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Sección Subdirección General de Integración de los Inmigrantes, Fondo Europeo para la integración de nacionales de terceros países (sic), Fondo Social Europeo, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ministerio de Educación Cultura y Deporte y, cómo no, el Instituto de la Mujer. Entre los donantes privados, uno solamente, y que no escapa al desconocimiento de nadie: la Open Society Foundations de George Soros, uno de cuyos ejes de actuación es que Europa sea el “paraíso del multiculturalismo” con una inmigración sin fronteras. También los de Acoge piden que seas gilipollas y les hagas la gracia de donarles…

En la Andalucía corrupta de la cortijera socialista Susana Díaz, vasalla absoluta del régimen del 78, del capital y los mercados, amiga de los Botín y “referente” del feminismo andaluz más cochambrosamente dogmático y demagógico que pueda existir, quien ha sabido exprimir al límite la “violencia de género” a través de su Instituto Andaluz de la Mujer (con los mediáticos casos de la avispada tunanta Juana Rivas y otros). Aquí la generosidad a la hora de vaciar la caja pública andaluza es notable. El montante total asignado a asociaciones feministas asciende a nada menos que 1.458.091,82 euros. A Andalucía le sobra dinero de la corrupción institucional-sindical y la buchaca pública autonómica debe andar a rebosar. ¿Le habrán pedido un préstamo a fondo perdido al cortijerismo aristocrático andaluz?

En la selva de asociaciones subvencionadas de Andalucía es imposible detenerse en todas. Pero he reseñado dos ejemplos. Una es la Asociación para la Ayuda de la Ansiedad, Depresión y Soledad (ADAS) compuesta exclusivamente por mujeres, como todas las destinatarias, a la que han concedido la nada desdeñable cantidad de de 12.800 euros. Admitiendo que, parece ser, la depresión afecta en su mayoría a las mujeres y requiere de instrumentos de apoyo ¿sabían ustedes que la tasa de suicidio a nivel mundial en los hombres, como consecuencia de la depresión y otros trastornos afines, es el doble que el de las mujeres?  Esta asociación es un ejemplo anecdótico en comparación con la que sigue.

La segunda asociación que ha llamado mi atención, y que he diseccionado más detalladamente, es la Plataforma andaluza de apoyo al Lobby Europeo de Mujeres. En concreto, la que se menciona como Lobby Europeo. Espera ¿Un lobby europeo de mujeres? ¿Crear un lobby que, estrictamente, no es otra cosa que un grupo de presión para conseguir espurios, intocables y oscuros fines? La plataforma feminista andaluza ha recibido 21.800 euros mondos y lirondos del Instituto de la cortijera más otros 15.611,42 euros que ha chupado del Instituto de la Mujer, según he podido comprobar. ¿Pero qué demonios es ese lobby europeo que apoyan y quién le financia? ¿Sabían ustedes que dicho “lobby” europeo de mujeres, recibe fondos de la Comisión de la UE en un 76% y el resto proceden de aportaciones individuales (las menos) y Corporaciones privadas? ¿Quiénes son sus donantes privados? Porque lo interesante, dejando a un lado que la UE-Comisión es un ilustre monigote de Soros, que no es poco, es comprobar qué financistas privados sustentan al feminismo español y europeo. Veamos los donantes del lobby de mujeres europeo.

a) Friedrich Ebert-Stiftung. Es un think tank alemán “socialdemócrata”, claramente anticomunista, fuertemente vinculado a la OTAN, y que fue, entre otros, el que promocionó, vía Willy Brandt, a Felipe González a la jefatura del PSOE bajo los auspicios de la CIA.

b) La “filantrópica” Edge Funders Alliance, algunos de cuyos miembros son:

 

  • Nikhil Aziz, Director de programas de la American Jewish World Service una organización judío-sionista que destina (o soborna) con más de 35 millones de dólares anuales a más de 500 organizaciones de “justicia social” (sic) en 19 países de África, Asia, América Latina y el Caribe, con el requisito de que defiendan las leyes y políticas de los EEUU con las que (cito textual) “mejorarán las vidas de personas en todo el mundo”.

 

  • Donald Mac Fhearraigh, Jefe de Programas de la Open Society Initiative for Europe, una sucursal de la Open Society Foundation de George Soros. Sin comentarios. Las feministas están siendo subvencionadas por el billonario estadounidense y todavía hablan de “conspiraciones”.

 

  • Laine Romero-Alston, es la Jefa de Programas de la Ford Foundation, ONG verdaderamente siniestra que está estrechamente vinculada con la CIA. Según Frances Stonor Saunders, autora de La CIA y la Guerra Fría Cultural: “La CIA  considera que fundaciones como la Ford son el mejor y más plausible tipo de financiación encubierta que existe. Según un ex agente de la CIA, la Agencia ha financiado una gama aparentemente ilimitada de programas de acción encubierta que afectan a grupos juveniles, sindicatos, universidades, editoriales y otras instituciones privadas”

 

  • Tatiana Cordero, Directora Ejecutiva de Urgent Action Fund Latin America, es decir Fondo de Acción Urgente para Latinoamérica cuyos principios son “soñar con un continente que transforme pacíficamente los conflictos; que sea seguro, justo, sostenible y que garantice los Derechos Humanos con principios feministas”. Entre sus donantes están…sí…la Open Society Foundation de George Soros y la American Jewish World Service antes mencionada. Principios feministas para apaciguar a los rebeldes y neocolonizar con Soros y el lobby americano-sionista.

 

c) Rockefeller Foundation Novo. Vaya, vaya, mira quién aparece por aquí, la mafia por excelencia penetrando en el proceloso mundo del feminismo lila. Creo que sobran los comentarios sobre quién es la familia Rockefeller, probablemente de los mayores promotores de asesinatos y golpes de Estado en el planeta, quienes instigaron (Nelson Rockefeller), vía Kissinger, la creación de regímenes militares genocidas, de todos conocidos, en Sudamérica. Rockefeller, como los Rothschild, Sheldon Adelson o George Soros han tenido siempre (y tienen) fuertes vínculos con la CIA, el complejo militar-industrial, la mafia, el Vaticano y las altas esferas de poder político de EEUU. El lobby feminista con la familia Corleone. Todo en orden, gracias.

 

Finalmente, por mencionar alguna otra ONG “suelta” de la internacionalización de la pobreza, no estrictamente feminista, pero con programas dirigidos a mujeres, cabe señalar a Cooperación Internacional. Dicen que su objetivo para con la mujer es “fomentar diferentes ideas innovadoras y de emprendimiento social impulsadas por mujeres jóvenes, para convertirlas en protagonistas del cambio social para construir un mundo más sostenible y responsable”. Sostenibilidad, emprendimiento, innovación, responsabilidad….la vetusta doctrina del capitalismo acomodada con sugestivos términos embaucadores.

Para poner en práctica sus planes revolucionarios feministas, Cooperación Internacional cuenta con un amplio y selecto elenco de colaboradores privados: la cadena derechista Atresmedia, Coca-Cola, La Caixa, Mapfre, Kelloggs, la inmobiliaria especuladora Pryconsa, General Mills (multinacional estadounidense de alimentación) y otros más, aparte de recibir financiación de entidades públicas como la Comisión Europea, el Instituto de la Juventud, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad o el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y son “no gubernamentales” pisha…pero el feminismo es chupiguay.

Esta es sólo una pequeña muestra del variado, vasto y denso conglomerado que envuelve el indecente y sórdido negocio de los derechos humanos, la caridad social, el “voluntariado”, el feminismo desvergonzado de Estado, corporativo, de redes sociales y medios…y de tantas otras multinacionales de la “pobreza” y  la “pluralidad sexual” (estas últimas manejadas hábilmente por el Pentágono, el FBI, la CIA y la inteligencia británica), herramientas todas al servicio de la perpetuación de la miseria y la desigualdad, pero sobre todo para la consolidación global de un modelo político de dominación que ha encontrado, sin duda, la mejor forma de penetración, injerencia y domesticación de los pueblos para inactivar cualquier veleidad de cambio real-revolucionario que comprometa el orden establecido desde Washington y la Europa de la OTAN.

Todo este gran tinglado del oenejetismo está al servicio del mismo y sospechoso negocio de compra y manipulación ideológica en aras de blindar un sistema de explotación global, imperialista, utilizando comodines mercantilizables tan atrayentes como son la “justicia social”, la “violencia de género”, la “discriminación racial”, el “feminismo antipatriarcal”, la “diversidad sexual” y los “pobres del mundo”.

ONGs….cambiar el mundo para que todo el mundo siga igual.

 

 

 

  1. Pingback: La Izquierda Está Haciendo el Trabajo Sucio de la Derecha | Aprender... Qué necesario...
  2. Ayala

    Es así. De las universidades estadounidenses llegó una ideología perniciosa utilizando a filósofos de segunda fila, Mayo del 68, en la jerga para sustituir como enemigo el Capitalismo por la lucha entre sexos. Eso que se ha denominado feminismo de tercera ola y ha arrasado con el Feminismo que se incorporaba sin problemas en el socialismo. Se trata de culpabilizar al varón por tener testículos e infantilizar a la mujer que lejos de ser dueña de su vida ha de ser tutelada como niña incapaz por el estado. Y desde el estado se mueven los grupos feministas y ongs que cobran un pastizal y no están disputestos a soltar tan jugoso hueso. Estamos viviendo la descomposición de un sistema y para allanar el camino y que no nos centremos en lo que importa y unidos luchemos contra el neofeudalismo liberal tenemos luchas estúpidas entre sexos o microluchitas que no tienen sentido pues atañen a la vida privada de las personas, con quien se acuestan y levantan, si con un un señor de Murcia con bigote o una señora de Valladolid o si se sienten mujeres u hombres, algo personal y que no tiene sentido sea tarea del Estado andar metiendo las narices en ello, algo inaudito. Estamos cediendo derechos fundamentales por sentirnos más seguros frente al terrorismo y padecemos discriminaciones por el hecho de nacer con un sexo determinado. Nunca se había visto una falta de libertad tan grande de expresión, ni un miedo tan grande a ser allanados por lo políticamente correcto, que vino desde hace décadas de los puritanos Estados Unidos y se ha integrado en la socialdemocracia europea sin problema y copa las instituciones.

    Me gusta

    • Ayala

      Perdonad si no está muy bien redactado, a veces me puede la indignación estamos asistiendo a linchamientos en las redes sociales y en los medios que machacan con la ideología buenista, que de buena no tiene un pelo. Se ha llegado al absurdo de determinar sobre emociones y sentimientos, “yo me siento” y qué importancia tiene como se sienta uno si no es a nivel personal? en un psicologismo barato que sustituye los razonamientos. Muchas gracias por tener este espacio y muchas gracias por tus aportes. Saludos a todos.

      Me gusta

    • berlinconfidencial

      Hacía días que no entraba en el blog (estoy más en donde no debería estar -Twitter-) y me alegro de leer tu post Ayala porque precisamente tengo a punto una entrada que sintoniza totalmente con lo que has dicho. Esa red social, Twitter, se ha convertido en el paradigma de la justicia populachera y fascista, en un deleznable cubil de opinionitis que crea tendencia en infinidad de iletrados y tordos…Se ha creado un clima de linchamiento absurdo hacia el discrepante a cuenta de la famosa “manada” y tantas otras cosas

      Saludos

      Me gusta

      • Ayala

        Difiero en que no debas estar en Twitter, ahí quienes no tenemos sentido somos aquellos que no tenemos una página o blog, pero en tu caso veo que es una forma de que más gente visite la página y te animo a que no tires la toalla por puro egoismo. Aprovecho el espacio para agradecerte la ayuda y hablar del mecanismo de Twitter es una forma de estar presente para famosos, y empresas estos tendrán siempre miles y miles de seguidores desde un áctor, un periodista, a un político importante e incluso una aseguradora tan entretenida como Mapfre. ¿Qué fomenta la herramienta Twitter? el que se siga a mucha gente a miles para que la décima parte al menos lea lo que escribes, una persona con pocos seguidores no será leída. Sinceramente miles de personas no son interesantes para mí, he tirado la toalla en ese medio que creía era más operativo, mi experiencia ha sido desastrosa, soy una persona de utilizar un PC viejo, no tengo aplicaciones en el móvil, me gusta leer detenidamente y ver bibliógrafías para buscar y estudiar los temas o noticias de forma alternativa a los medios oficiales. Soy más lectora de foros, ahora ya diría que poco porque no hay buen nivel en estos o no lo sé encontrar y sí que tenía más mitificado Twitter porque si Soros lo utilizó para reunir a los de las revoluciones de colores..¿ por qué no utilizarlo aquellos que estamos en contra del nuevo orden mundial? ingenuidad la mía, me encontré con sentimientos, divisiones, deseos de hablar de aspectos privados ajenos al tema que fuera y que no fuese la vida particular de esas personas, era como un consultorio radiofónico a toda pastilla y es que al ser tanta gente opinando sin parar, si había lúz quedaba oscurecida. También me entristeció ver el ego que se gastaba por allí, tanto mayor cuanto más se reían del mecanismo twittero, más vocireban luego por pérdida de seguidores, por agravios estúpidos, con niñerías tales que me dije que ese mundo era un horror. Con respecto al caso dichoso de crónica de sucesos ya el paroxismo llegó en forma monjil, los linchamientos, una jai ,como diría Umbral en buen castizo, que enseña las lolas y se dice comunista y feminista acusando de cosificación a no se quien con todo desparpajo, otra que con nombre de dulce anda diciendo que el fornicio sin empatía no es otra cosa que violación, más acusaciones, linchamientos, mamarrachas que portan armas y van de cañeras cuando no tienen media torta en un claro acto delictivo en un vídeo, denunciado por varios sin éxito, gente que otorga el carnet de marxista a quien le parece no se sabe en base a que criterio, porque nadie explica nada, en fin una locura tal que si me logueo en una cuenta es para leer tus respuestas, esa es otra no se puede hacer sin entrar hay que “loguearse” o no se puede leer todo. Yo hice dos cuentas hace años y la dejé tiradas y las he recuperado en exclusiva para eso. Moraleja para mí, la información si es a toneladas sin criba censura lo que querríamos leer, a lo mejor para conocer o hacer amigos como el anticuado IRC eso vale, es posible, a añadir que la paranoia en ese lugar es contagiosa. Es una aplicación pensada para estar en contínuo funcionamiento, dando “me gusta” “retwittes” etc como un hamster en una rueda, mi pregunta es ¿puede llegar a servirnos a aquellos que querríamos organizarnos? yo soy pesimista pero mi absurda experiencia no tiene validez como norma pues es una mera apreciación particular. Soltado todo este testamento añado lo importante si tuviera una página de lo que fuera y pensara que vale la pena pasaría por taquilla. Así que ¡aguanta Berlín aguanta donde el pajarraco azulón! Un abrazo grande que yo te llevo leyendo años donde se te ocurra escribir.

        Me gusta

        • berlinconfidencial

          Twitter cada día me parece un lugar más irrespirable…la verdad, pero seguiré tu sabio consejo…aunque como me de el aire..cualquier día..

          Un abrazo para tí por tu gran post….y hasta que el cuerpo y (sobre todo) la mente aguante..que esto ya es más jodido

          Me gusta

  3. Pingback: 8 de marzo. No es una huelga, es un cierre patronal de las empresas de género subvencionadas | Las Interferencias
  4. Pingback: Desmontando la industria de las ONGs feministas – NUEVO ORDEN MUNDIAL CONTRASTADO
  5. Pipinuta

    Este artículo es interesante en cuanto a la exposición de datos sobre quien financia a quien. Buen trabajo.
    Sin embargo, creo que luego el razonamiento es reduccionista y se mezclan conceptos dispares como ya se dice arriba en un comentario , se hace un poupourri , a veces con destellos de misoginia. No tienen nada que ver y es altamente respetable, el amor por los animales y la naturaleza ( animalistas, ecologistas. etc ) eso no está enfrentado a la realización y defensa a ultranza de la lucha de clases y en contra de la explotación capitalista.
    Recomiendo este artículo sobre el tema de la huelga:
    http://canarias-semanal.org/not/22191/-se-nos-invita-a-salir-el-8-de-marzo-junto-a-las-mujeres-de-la-clase-que-nos-explota-/

    Le gusta a 1 persona

    • berlinconfidencial

      ¿Destellos de misoginia? No, lo que ocurre es que no se admite objeción o crítica alguna a la “santificación” de lo feminista y su repertorio de nuevas acepciones sexistas anti-masculinas. Por el hecho de ser mujer muchas feministas no admiten que un hombre les diga que….culpabilizándole del pecado original de ser hombre. ¿Hay algo más misándrico y reduccionista-fascista que esto?. Es algo que está alcanzando cotas de paroxismo verdaderamente ridículas entre algunas próceres del feminismo postmoderno cuyo sesgo es: o estás conmigo o contra mí.

      No he hecho ninguna referencia al veganismo o “animalismo” en mi artículo, que yo sepa, sino que tal cosa aparece en un comentario (por llamarlo de alguna manera) de un usuario de más abajo

      Me gusta

  6. Pedro

    Una reflexion que ya empieza aser urgente

    Es algo conocido que los Masones ayudan a las revoluciones comunistas

    Es mucho menos conocido que, en aquellos paises en los que triunfaba el comunismo, a los primeros que liquidan los comunistas era a los Masones

    No es ninguna contradiccion, es un principio basico de logica revolucionaria aunque a gente como el antiguo agente de la KGB Yuri Bezmenov le sorprendiera (solo demuestra… su infantilismo)

    Aquellos que sirven para traer el comunismo no sirven para consolidarlo y por lo tanto sobran y por consiguiente se les extermina

    Este precedente es de actualidad porque es lo que le espera a la “Nueva izquierda” a manos de sus beneficiarios cuando estos tomen el poder que los pasen a cuchillo ( literal)

    En la Nueva Izquierda meto a los tarados y taradas del Feminismo las doctrinas de genero los LGTB los animalistas los veganos …Etc etc etc porque esos siguiendo la senda marcada por la Escuela de Frankfurt han destruido Europa y la han entregado a quien quiera apoderarse de ella

    Lo unico no previsto en la hoja de ruta de la Escuela de frankfurt fue el derrumbe de la union sovietica

    Si la URSS existiera y pudiera financiarlo, asistiriamos a una toma de poder (nominalmente comunista) Pero !Oh campos de Soledad! La URSS ya no existe

    aohra, para hacerse con el poder en europa ¿Quien queda? s elopodria decir de mcuhas meneras remitiendoles a Brzezinski etc etc pero mejor les remito a los astros

    http://titomacia.ning.com/profiles/blogs/el-kat-n-del-2020-y-el-conflicto-social-de-europa

    El texto al que les remito tiene dos lecturas una la astrologica clasica y la otra …sabiendo que los Iluminati ajustan los hechos que provocan al ritmo de los astros

    En otras palabras: Las señas son mortales

    ¿Tienen Vds un Plan B? No se molesten, Vds no lo tienen

    A su debido tiempo; Feministas, LGTBeros, Animalistas, Socialistas, Comunistas, Ateos, Cristianos etc etc etc seran pasados a cuchillo conforme ordena el Coran y la Sharia

    Me gusta

  7. Carlos CC

    En primer lugar, mi más sincera enhorabuena por tu artículo.
    Desde mi punto de vista, el feminismo en general (no sólo el feminismo radical) es un cáncer pequeño-burgués que está bloqueando e impidiendo el desarrollo de la lucha contra la explotación capitalista como si de un prejuicio religioso se tratara. Como bien dices en el artículo, la mayor parte de las personas que lucharon por los derechos de las mujeres fueron hombres, y no mujeres. Ignorar la naturaleza humana y cómo ésta condiciona a las mujeres y a los hombres de un modo distinto, no es sólo negar la realidad de una forma totalmente aciéntifica, sino también condenar cualquier proyecto de transformación social al fracaso. Hace 100 años, las mujeres de la clase obrera tenían bien claro cual era su papel, y se sentían orgullosas y satisfechas con él. El aburguesamiento de la sociedad ha corrompido a la población, y el feminismo es fruto de ese aburguesamiento. No se trata de volver 100 años atrás (algo imposible por otro lado), sino de comprender la situación actual y cómo nos hemos corrompido (tanto mujeres como hombres). La corrupción, especialmente la corrupción entre los sometidos, es la clave de la supervivencia del capitalismo. Desgraciadamente el estado de decadencia social originado por esa corrupción parece ya irreversible. En cualquier caso, luchar por conservar la propia dignidad personal ya es una forma de resistencia y oposición al sistema. Así que de nuevo te doy mi enhorabuena por este valiente texto.

    Me gusta

  8. Gloria

    De acuerdo con la denuncia de las ONG’s y el feminismo posmoderno (que no es feminismo); pero que las violaciones son una ficción, como se sostiene aquí entre paréntesis, tamaña mentira es una ofensa a todas las que hemos sobrevivido de mala manera a estas brutales agresiones, sólo puede decirlo alguien que nunca ha sido violado/a o que voluntariamente cierra los ojos a esta horrible realidad, o que ha violado alguna vez y no se arrepiente. El artículo sangra por ahí y es una pena. El hecho de que haya accidentes laborales ¿tapa el hecho de que hay mujeres que viven y mueren en un infierno de violencia por parte de la pareja? El hecho de que haya muchas muertes por bombardeos de la OTAN o por naufragios de los refugiados de las guerras ¿tapa el hecho de que haya muchos muertos por accidentes laborales en Occidente? No, cada forma de violencia tiene causas y consecuencias distintas, aunque, en último término, todas son fruto de la opresión y explotación capitalistas.

    Me gusta

    • berlinconfidencial

      Creo que no has leído nada bien. A lo que me refiero es a que resulta muy cuestionalbe hablar de la “CULTURA de la violación” en este país, no de la violación en sí. Creo que queda bien claro en el post. Esto hay que preguntárselo a los Cascos Azules, a los ejércitos de la OTAN y a ONGs variopintas que tienen larga experiencia en esa siniestra “cultura”. Pero en España esa expresión (“cultura de la violación”) es un término absolutamente interesado y maniqueo que no se ajusta, en mi opinión, a la realidad y que es utilizado como arma arrojadiza por el feminismo exttremista de la tercera ola, usando estadísticas oficiales que no se sostienen en pie. Que desde el Estado neoliberal que oprime y explota se manejen datos de esa índole sólo puede obedecer al sensacionalismo y al “divide et impera”. Lo que no puede ser es que no nos creamos ni una sóla verdad oficial, ni las de sus medios, pero en las cuestiones de “género” todas vayan a “misa”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.