Categoría: Política-DDR

El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (7)

NAZIGERMANY

LA GESTAPO SILENCIOSA: LAS PURGAS FASCISTAS DE LA “NUEVA” ALEMANIA CONTRA PERSONAS Y BIENES DE LA RDA 

La inquina, ensañamiento, parcialidad e ilegalidad de los procesos políticos abiertos por la justicia alemana reunazificada contra la RDA quedó al descubierto cuando fueron juzgados, condenados y encarcelados ilegalmente los jefes de la vigilancia fronteriza de la RDA (Muro de Berlín) que cumplían un mandato de un Estado soberano que defendía legítimamente sus fronteras como lo hace cualquier otro país, Erich Honecker (extraditado previamente de Rusia por el alcohólico agente de la CIA y demente Yeltsin) quien, por cierto, dos años antes había sido recibido con honores de jefe de Estado por el presidente de la RFA Helmut Kohl o el último presidente de la RDA Egon Krenz.

Pero no sólo los elementos más representativos del Estado de la RDA (sus dirigentes) han sufrido la persecución política y cárcel por parte de la nueva Alemania. Hasta el día de hoy muchos ciudadanos que trabajaban para la RDA en cargos públicos como guardas fronterizos, miembros de la judicatura, miembros del comité central del SED (Partido Socialista Unificado Alemán) servicios de seguridad, etc. tienen abiertos sumarios pendientes de ser ejecutados y la cifra de perseguidos políticos rondaría, según las estimaciones más a la baja, del orden de las cien mil personas. La cruz gamada se había “democratizado”.

La purga alcanzó a maestros de escuela, a medios como el Neues Deutschland, se allanaron librerías e incautaron libros como el del ex  espía alemán federal Hans Joachim Tiedge que trabajaron para la RDA, la economía de la ex RDA fue literalmente arrasada, propiedades de ciudadanos del Este, expropiadas en su día a los nazis, fueron reclamadas y usurpadas por antiguos nazis del Oeste e incluso personas que ni siquiera pertenecían al SED (el Partido Socialista Unificado de la RDA) fueron despedidos de sus puestos de trabajo, sólo por haber trabajado en órganos del gobierno de la RDA (Gerhard Mertschenk). Médicos, juristas o científicos fueron puestos en la calle por el revanchismo derechista de la RFA.

2,w=256,c=0.bild

Erich Honecker, saludando a la salida de la cárcel de Moabit, en Berlín

Incluso la desvergüenza criminal de la ex Alemania Federal alcanzó a jueces de la RDA (como el caso del magistrado Heymann, sentenciado a cinco años) que habían condenado a espías de la RFA integrantes de las redes nazis del criminal de guerra Reinhard Gehlen (el ex jefe de los espías de Hitler y fundador del servicio secreto alemán federal) o heroicos agentes de la Stasi como Alfred Spuhler, quien alertó al presidente chileno Salvador Allende de un inminente golpe de Estado militar que se iba a producir en su país y que, lamentablemente, no fue escuchado. Spuhler fue condenado a diez años. 

Es decir, se han estado vulnerando todos los derechos individuales y colectivos hasta límites inimaginables en un Estado supuestamente “democrático”. Los abusos y violaciones de derechos humanos de la nueva Alemania han superado con creces todas las previsiones negativas que se preveían después de la anexión. Contaron, por supuesto, con la complicidad, el apagón informativo, de Falsimedia conglomerado que siempre ha estado trabajando (ideológica y monetariamente) para las grandes dictaduras del capital financiero y la política de expansionismo militar de EEUU.

La vorágine represiva ha alcanzado incluso a la supresión del nombre de calles dedicadas a héroes contra el nazismo y lo que es peor, miles de funcionarios del Oeste (policías y jueces), incluyendo el espionaje del BND, se han encargado de sembrar cizaña en la antigua RDA infiltrando redes de grupos neonazis, con la quema de centros de refugiados (inmigrantes) que han ocasionado incluso decenas de muertos. El BND, una vez más, ha estado implicado en estos crímenes de Estado utilizando redes terroristas de extrema derecha. El auge de estos grupos en la antigua RDA no es un fenómeno de cambio ideológico de la población alemana oriental como burdamente nos han vendido medios de la OTAN como ELPAIS, sino una programada y eficaz penetración de neonazis en el territorio oriental de Alemania para, una vez más, endosar mierda a los ciudadanos del Este y desactivar de este modo a la izquierda alemana. 

Qué coincidiencia, herr general, yo también me volví demócrata en 1945

                   SE BUSCAN GENERALES PARA EL “NUEVO” EJÉRCITO ALEMÁN DE LA RFA:
“Qué coincidiencia, herr general, yo también me volví demócrata en 1945” (traducido de la viñeta original)

Con esta pax romana, silenciada por los medios de la CIA, se certificó una de las mayores operaciones de castigo y brutalidad contra una nación soberana por parte del nuevo IV Reich alemán. Una verdadera razzia anticomunista, que ni McCarthy en sus mejores tiempos hubiera podido soñar. En contraposición, como ya es sabido y conviene reiterarlo mil veces, miles de criminales de guerra nazis entraron por la puerta principal de la RFA al terminar la guerra, los cuales no fueron llevados ante ningún tribunal. Es más, fueron premiados por el Estado alemán federal en puestos de grandes empresas, alcaldías, en la Administración del Estado (Ministerio de Defensa o el servicio secreto BND) o pagándoles puntualmente sus pensiones.

La diferencia es bastante cristalina: los ahora perseguidos de la RDA servían a su país y le defendían del militarismo de la OTAN y del neonazismo del Oeste, mientras que los miembros del Partido nazi, de la Gestapo, de las SS, de la Wehrmacht acogidos en la RFA llevaban sobre sus espaldas incontables crímenes contra la Humanidad. Esto se ha intentado ocultar por todos los medios durante los últimos veinticinco años a fuerza de bombardear mentiras masivas contra la RDA, el Ministerio de la Seguridad del Estado (la Stasi) y sus dirigentes políticos.

Ese Estado revanchista que jamás ajustó cuentas con el nazismo se permitía el lujo de sentar en el banquillo a un Estado reconocido en la ONU, para dar rienda suelta a toda su artillería anticomunista. Pero a pesar de todo, de las más de treinta mil demandas (la mayoría de ellas seguramente amañadas) presentadas contra la Stasi en los tribunales federales alemanes, por ciudadanos de la RDA, apenas prosperaron una veintena. No se podían permitir hacer un espantoso ridículo. 

El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (6)

 

Staatsbesuch Erich Honecker 1974 in Kuba / Cuba - Rede

 

DEMONIZANDO A LA STASI. OCCIDENTE FABRICANDO DISIDENTES DE CARTÓN PIEDRA

 

Occidente, sus agentes desinformadores, la CIA y el BND han buscado siempre inocular en las mentes del pueblo alemán oriental un lavado de cerebro masivo, una autoinculpación colectiva, para que tengan la firme convicción de que existía la “Stasi” en todos los ámbitos de sus vidas públicas y privadas. La mayoría no ha tragado ese sapo aunque algunos han acabado creyéndoselo. Como los que retrataron la películaLa Vida de los Otros” libelo cinematográfico sonrojante y sensacionalista, saturado de ciencia-ficción, ejemplo de falsificación de toda esta payasada idiotizante que nos han vendido como un serial por entregas. Y mejor no hablar de otras películas de la “nueva” Alemania como “El Hundimiento”, hagiografía complaciente, en clave de oda romántica y dulcificada a la figura del genocida nazi. Desmemoria con unos, el nazismo, y sangría para otros, la RDA. Pero, vaya, no me he dado cuenta que vivimos en Ali-CIA en el país de las Maravillas.

¿Cuántos ciudadanos “disidentes” de la RDA salieron por el Muro en 1989 hacia Berlín Occidental? ¿Los 17 millones de ciudadanos de la RDA? No más de unos pocos miles..¿Tal vez lo hicieron porque dada la convulsa situación de entonces y la traición de algunos dirigentes del SED (Partido Socialista Unificado Alemán, de la RDA), se adivinaba una situación de fuerte inestabilidad política de consecuencias imprevisibles? Exactamente sucedió lo mismo cuando se construyó el muro antifascista de Berlín: el NODO franquista español y la Europa anticomunista que exhibía jirones de “democracia” se unieron en común armonía para manipular hasta la paranoia y contarnos que su construcción era para evitar la salida masiva de ciudadanos de Berlín Este hacia la ansiada “libertad” del Oeste. Algo que ha continuado hasta el día de hoy. En fin, que lo dijera una dictadura creada sobre miles de cadáveres como la franquista tenía bemoles…

Es cierto que de la RDA hubo salida de personal, sobre todo cualificado, formado con el dinero de la RDA hacia la RFA y restricciones burocráticas (que NO prohibiciones) para viajar fuera del Este de Europa, pero hay que volver a insistir en que la guerra fría era un tablero de ajedrez de frágil equilibrio para el campo socialista y más para la RDA. Un relato tan simple y sesgado es difícil de creer y digerir cuando, además, lo pregonaban quienes sostenían a una dictadura fascista en el corazón de Europa. Y, por otra parte, esa Europa tutelada por EEUU empezaba a prepararse para sembrar de cadáveres su territorio a través de su brazo armado, Gladio. Realmente resultaba gracioso

 

Que pregunten, también, a los chilenos exiliados a la RDA (¡y otros de la RFA!) procedentes de la dictadura pinochetista: ni vieron a la “atosigante” Stasi en cada rincón de Alemania del Este, ni atisbo de una ciudad, Berlín Este, “gris” y “totalitaria” como incesamente vendía la OTAN y sus órganos de represión informativa. Sólo algún que otro vendido ex comunista chileno pasado a las filas del fascineoliberalismo, como Roberto Ampuero, un tipo que se lucró hablando mal de la RDA y, lógicamente, medios periodísticos chilenos vinculados al pinochetismo, como El Mercurio, más otros pocos exiliados que pensaban que iban a vivir a cuerpo de rey en la RDA, un poco como la protestona gusanera cubana que aterrizó no hace mucho tiempo en España. dos adversarios jurados del comunismo (la dictadura franquista y la Europa “democrática”) estaban en la misma tribuna ideológica y compartían mesa y mantel anticomunista: sólo que unos sacaban la fachada “democrática”, para disimular, y los otros eran indisimulados fascistas 

Artificiosa y burdamente se ha ido construyendo todos estos últimos años por la propaganda occidental una RDA como símbolo y modelo inequívoco mundial de la tortura y el espionaje a sus ciudadanos, como si en España, Alemania, EEUU, Inglaterra, Italia, etc…no estuvieran legalizadas bajo cuerda la tortura, los asesinatos y el espionaje masivo e ilegal por las policías y demás cuerpos de seguridad…y resulta que van de democracias avanzadas, pero con libertades formales controladas por los banqueros y los aparatos represivos del Estado, a través de sus servicios de espionaje. De esto último periódicos defensores a ultranza del Rey de Franco como ELPAIS, no saben, no contestan; sólo hubo, para esta corporación mediático-bancaria, “delación enfermiza” en la RDA. Estamos reconfortados, porque sabemos que nuestras operadoras de telefonía, nuestros servidores de correo y nuestros servicios secretos facilitan nuestros datos a la Gestapo-NSA para velar por nuestra “seguridad”. En fin, son las cosas de un periódico de capital norteamericano y golpista que tuvo, en aquella época, a dos agentes desinformadores criptofascistas como corresponsales en Bonn: José Comas y Hermann Tertsch (¿quién no conoce a este sujeto?). 

Porque ¿cuántos disidentes ha perseguido y asesinado silenciosamente, por ejemplo, la CIA, el Mossad o el FBI que no vemos en los telediarreos, que diría LCC, ni tampoco en ELPAÍS?¿Nos van a contar algún día cuantos informantes-chivatos, terroristas, políticos, empresarios, banqueros, miembros del Opus Dei, periodistas y otros delincuentes tiene la CIA, el BND, el CNI español, el Mossad a su servicio?¿En cuántas cárceles secretas de las “democracias” ha torturado la CIA y otras agencias de espionaje occidentales pasando de largo la Falsimierda sobre todos estos hechos? Y no sólo pasando de largo sino que, cuando ocasionalmente ha tratado de “Informar” sobre ello, ha anestesiado y vaciado de contenido la información sobre esos atropellos, reduciendo las actuaciones de la CIA a lamentos cínicos, a un error coyuntural de la “democracia” americana, a un “desviacionismo democrático poco recomendable”. Alto. Un momento…pero….¿quién ha estado detrás del 11-s, el 11-m, el 7-j o el atentado de Noruega?¿Quién ha matado a más de tres mil inocentes civiles a sangre fría en menos de diez años? Veo la marca del judeo-terrorismo y el sello de la CIA en esas masacres, junto a otras agencias de espionaje, que no han sido ni la millonésima parte de demonizadas al igual que lo ha sido (y sigue siendo) la Stasi, si acaso edulcoradas y glorificadas…¿Qué es esto?

Eso sí, vamos a visitar el museo-cárcel de la Stasi en Berlín para que veamos como interrogaba a los detenidos el Ministerio de Seguridad del Estado alemán oriental, de la mano de Merkel y con PRISA, si es posible. Se nota que no han pasado por las cárceles y comisarías de la “democrática” España, EEUU y el resto de Europa con sus centenares de torturados. Pero, estemos todos tranquilos que la CIA, el BND, el Mossad, el FBI, el MI6… en sus calabozos sólo tienen manuales de entretenimiento, recortables de periódicos y conexión wi-fi para que el detenido se distraiga….Creo que en Guantánamo tienen algo de eso…. 

Occidente convirtió a una minoría exigua de “disidentes” anticomunistas de la RDA en el conjunto representativo de todo un país, por arte de magia,  sepultando a una mayoría aplastante de alemanes orientales que era homogénea en su fidelidad a su país, pero que creían que la renovación de las ideas era un capítulo importante para poder avanzar en la democratización de la sociedad socialista. Lo que menos pensaban era en destruir su nación. Y esto se puede corroborar puesto que algunos “opositores” al régimen socialista, en los meses previos a la anexión de la RDA, se consideraban inclusive marxistas. Resultó ser todo lo contrario, la población de la RDA fue estafada masivamente, engañada por unos dirigentes políticos revisionistas que vendieron su país al contado al capitalismo más depredador y revanchista, en una sucia jugada a varias bandas. Les hicieron creer, ilusioriamente, que la anexión era el bálsamo capitalista que necesitaban.

Todo ello a pesar de que el SED organizó, a la desesperada, en Berlín, tan sólo unas semanas antes del fin del Muro una multitudinaria manifestación con protagonismo de la FDJ (Juventud Libre Alemana), donde asistieron más de cien mil personas (algo que fue reflejado en el enfermizamente anticomunista ELPAIS, por medio de su corresponsal, hoy destacada hiena del perrodismo español, Hermann Tertsch). Meses atrás, en el 1º de mayo, manifestaciones masivas en todas las ciudades de la RDA no permitieron atisbar el “colapso” de la Alemania antifascista. Aquellas demostraciones de fuerza del SED no fueron nada más que la consumación de la traición a la RDA para certificar el fin del Estado de obreros y campesinos. 

Ciudadanía alemana oriental que fue, también, engañada y atraída por la Iglesia, que capitalizó las llamadas movilizaciones “populares” en la RDA en contra del gobierno de Honecker. Los curas siempre han esgrimido su “autoridad moral” reaccionaria para desmovilizar en las verdaderas luchas populares y, a sensu contrario, movilizar borregos para que estén, como siempre, al lado de los poderosos y el gran capital. Aquí el siniestro “pastor-disidente” anticomunista Joachim Gauck (actual jefe de Estado alemán) jugó un papel fundamental como cabecilla de las “movilizaciones” opositoras en la RDA, poniéndose al frente de una amalgama ideológica de “disidentes” de lo más indigerible: neofascistas, eurocomunistas, neoliberales, socialcapitalistas, anarquistas y troskistas hicieron causa común en un engendro anticomunista subvencionado por la CIA, el llamado Nuevo Foro. Pero lo sustantivo estaba fuera de las fronteras de la RDA: la verdadera puntilla al estado alemán democrático fue la que pactaron el arribista vendido Gorbachov, los EEUU de Reagan, el Reino Unido de Thatcher y la Alemania Federal de Helmut Kohl (con el Vaticano del fascista Karol Wojtyla conspirando junto a todos ellos) para liquidar cruentamente a la RDA…En 1989 había empezado el Nuevo Desorden Mundial…

 

El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (5)

 

stasilogo280pxh

 

EL SERVICIO SECRETO ANTIFASCISTA DE LA RDA (STASI): DEFENDIENDO A SU PAÍS DEL CERCO IMPERIALISTA Y DE LA RED DE ESPÍAS NAZIS DE ALEMANIA FEDERAL Y EEUU

 

Nos hablan de que cerca de 1.500 espías de la Stasi lograron infiltrarse en la RFA. Me parecen pocos, sinceramente para los cuartos que se estaba jugando la RDA en la guerra “fría”. Aunque también pudiera parecer excesiva la cifra de cerca de 30.000 informadores que, directa o indirectamente, trabajaron eficazmente para el servicio de seguridad de la RDA, desde dentro de la RFA.  Pero tal vez no sea tan descabellada esa cifra si tenemos en cuenta que En la década de 1980, por temor a un ataque nuclear de los EE.UU., el Servicio de Seguridad del Estado de Alemania del Este (Stasi) intensificó su espionaje en Alemania Occidental” (Atlantic Times). 

No es ninguna película apocalíptica de Hollywood, ni una argucia de la RDA. La disuasión y el equilibrio nuclear eran más quebradizos de lo que parecía y sólo hay que ver cómo se las gastaban los jinetes del apocalipsis capitalista. Siendo así, el espionaje masivo a la RFA estaría totalmente justificado, sería legítimo y absolutamente necesario. Entonces…¿qué tragedia griega nos quieren contar sobre la Stasi?.

Resulta lacerante que la cacería desatada, desde entonces, sobre espías e informantes de la Stasi a raíz del robo de documentos de la sede de Berlín por la CIA no haya tenido paralelismos (en ningún caso homologables, sólo por intentar buscar una débil equidad) en la persecución de los terroristas de la DINA chilena, el SECED de Franco (luego CESID, hoy CNI) orquestador y ejecutor del terrorismo de Estado franquista y luego del GAL-Gladio español, en la captura de todos los esbirros de la policía secreta de los regímenes de Videla, Stroessner, Bánzer y, por qué no, de todos los sicarios de la misma CIA, el MI5, el Mossad o el BND que tienen las manos manchadas de sangre.

¿Dónde está la FarsaLeaks de Assange que no ha apuntado jamás a los archivos secretos de la CIA, el FBI, el BND, el MI5 o la NSA, desenmascarando con nombres y apellidos a sus asesinos e informantes? WL no está en ningún sitio, ni sirve a la verdad porque WL es una falsa disidencia que provee supuestas “revelaciones”, nunca capitales, a los grandes medios controlados, con el payaso Assange montando numeritos por Europa. 

 

 

061109_spy_hmed_330a.grid-6x2

MARKUS WOLF (1923-2006), JEFE DE LOS ESPÍAS DE LA STASI DURANTE TREINTA AÑOS

 

La matraca “Stasi” se ha venido repitiendo como un karma amodorrante durante más de dos decenios, como encarnación del mal “comunista” que vigilaba todo lo que se movía, como una máquina de precisión microscópica, que lo sondeaba todo. Pero la Stasi fue (y sigue siendo) esencialmente marketing de guerra fría, una vulgar deformación propagandística del Oeste exacerbada hasta el paroxismo. Se vigilaba selectivamente a determinados ciudadanos de la RDA, dentro de ese indeseable y odioso juego maquiavélico de la guerra fría que a nadie gusta, pero sobre todo la Stasi estaba defendiendo con uñas y dientes a su país, la RDA, de la permanente amenaza imperialista, inclusive de la nuclear del Oeste. Exactamente se hacía lo mismo desde el “otro lado” e incluso más. Y ahora en proporción geométrica todavía más y, además, con métodos terriblemente delictivos y criminales. 

En EEUU, hoy día, el espionaje, acoso y hostigamiento racista de las policías metropolitanas, el FBI y los servicios de seguridad del Estado contra las minorías ciudadanas de USA, sobre todo inmigrantes de origen musulmán (pero también contra ciudadanos susceptibles de ser “sospechosos” de antiamericanismo), se materializa con redadas y detenciones ilegales masivas, fuera de control judicial o con la complicidad del corrupto sistema judicial americano, que es algo así como la encarnación de la justicia de los ricos. Los ciudadanos que terminan en las cárceles americanas víctimas de las “razzias” policiales se pueden contar por miles. Infiltrados de esas policías tienden trampas a los detenidos al más puro estilo de la Gestapo: primero les engañan capciosamente y luego les incriminan. Los malos tratos y los asesinatos (incluidos los de menores) de ciudadanos “marginales” (y no tan marginales) suelen quedar impunes; las vejaciones se dan por miles, tantas que se han convertido en rutinarias, al igual que la brutalidad y ensañamiento de Departamentos de Policía como el de Nueva York…Estas violaciones de DDHH solamente tienen eco en los medios de la disidencia. . Para los demás parece que forman parte de la naturaleza propia y esencia de EEUU. 

Es evidente que los calculadamente milimetradas entregas por fascículos del “folletín” Stasi, sacadas a la luz con gran aparato publicitario por la CIA, el BND y sus voceros mediáticos no tienen otro objetivo que intentar estrangular cualquier avance de la izquierda anti-imperialista y también manipular a la opinión pública de forma miserable. Es una vieja estrategia de manual de contrainsurgencia, nada nueva, por supuesto. ¿Que la Stasi cometió excesos y abusos contra ciudadanos de la RDA? Es probable, pero hay que advertir que algunos damnificados eran conspiradores y espiaban para el Oeste…y eso es una cosa muy seria en cualquier país del mundo y más lo era en el contexto de la “guerra fría”. Además, ¿qué servicio secreto no ha tenido excesos incluso torturando y asesinando a sangre fría como la CIA, el BND o el MI6 británico? ¿O es que éstos cumplen a rajatabla la Carta de DDHH de la ONU? Sí, la utilizan como papel higiénico. 

El Ministerio para la Seguridad del Estado de la RDA (la Stasi) se limitó a defender a su país del agresivo militarismo (terrorista) de la OTAN, del rearme, nuclearización y acoso de la RFA y de las redes nazis de espionaje de Alemania Federal y EEUU. Esa defensa incluyó la construcción de una barrera protectora antifascista (el famoso “Muro”) cuyo cierre fronterizo tuvo un efecto disuasorio no sólo para frenar el contrabandismo económico que estaba perjudicando de forma muy grave a Berlín Este (y al conjunto de la RDA) sino para garantizar la integridad territorial de la RDA y, sobre todo, “para frenar al neohitlerianismo” del Oeste (R.K.Karanija).  Punto y final..o seguido.

 

El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (4)

Stasi-Files

LOS ARCHIVOS DE LA STASI. ¿ALGÚN DÍA SE PODRÁN ABRIR LOS DE AGENCIAS COMO LA CIA, EL BND, EL MI5, EL SISMI ITALIANO O EL MOSSAD ISRAELÍ Y VER SUS SUCIEDADES Y PODREDUMBRES?

EL OPERATIVO DE LA CIA Y EL BND CONTRA LA STASI. LA FARSA DEL ASALTO EN 1990 A LA SEDE DEL SERVICIO SECRETO ALEMÁN ORIENTAL EN BERLÍN POR ELEMENTOS ‘INCONTROLADOS’. LA OPERACIÓN ROSENHOLZ

La CIA y el servicio secreto alemán occidental, el BND, refugios (ambos) de espías nazis en la postguerra y bien entrado el siglo XX, además de ser notorios terroristas en la organización del entramado que dio lugar al Gladio europeo, montaron un operativo, al calor del hundimiento programado de la RDA y el propio Muro de Berlín, para el robo de los archivos de la Stasi (el “temido”  servicio de espionaje de la RDA) utlizando a unos cuantos centenares de “activistas cívicos” (sic) y a agentes de espionaje de la RDA comprados a precio de saldo por la CIA (esto lo dijo el que fue jefe de la Stasi, Markus Wolf), aunque en el lenguaje formal, de cara a los libros de “su” particular historia los mass-medios nos dijeron que se trató de un numeroso grupo ciudadanos indignados de la ex RDA los que asaltaron la sede del ex servicio de espionaje oriental en 1990.

No dudo que hubiera algunos “indignados” en ese asalto, pero básicamente se trató de un montaje perfectamente escenificado y orquestado por la CIA y el BND alemán occidental, quienes fueron realmente los que se apoderaron de infinidad de documentos secretos (sobre todo la CIA), en la llamada Operación Rosenholz. Documentos que eran verdaderamente comprometedores, no tanto para los alemanes orientales, como para la antigua Alemania Federal y, por extensión, para EEUU. Nadie con un mínimo de sentido común sabe que iban a permitir que documentos sensibles de la Stasi fueran a parar a exaltados ciudadanos “anónimos”, opositores al régimen, para archivarlos en su casa y hacer coleccionables. 

Lógicamente, también sacaron a la luz el espionaje a ciudadanos o espías de la RDA que trabajaban para el enemigo, pero ocultaron o destruyeron deliberadamente los que comprometían a la RFA, aunque algunos fueron filtrados selectivamente porque sabían que no iban a llegar a buen puerto (financiación ilegal del CDU, -caso Flick-) que no sirvió de nada puesto que se argumentó que fue obtenida por la Stasi por “medios ilegales” -risas- ). Y, por qué no, esos informes convenientemente manipulados, tergiversados y exacerbados, empezaron a circular de forma serial en contra de la RDA y, por extensión, se resucitaron de paso los fantasmas de la “guerra fría” (por si acaso levantaba la cabeza Karl Marx) para inocular de este modo el veneno mental necesario para que el borregomatrix-lobotomizado medio de turno pensase con la mayor simpleza posible. La fábula era muy fácil de construir, remodelar y falsear en manos de la CIA y agencias afines. 

276285

MAQUETA DE LA SEDE DEL BND ALEMÁN, EN BERLÍN

Para rematar la opereta “Stasi” oficializaron, pasados unos años, un museo-cárcel de la “ignominia” en Berlín, a cuenta de los ex espías de la RDA. No lo visité, cuando estuve en Berlín (sobre todo la zona Este) hace tres años. Semejante basura enfermizamente propagandística y demás fotomontajes hechos por la CIA no merecían una pérdida de tiempo tan precioso. Preferí fotografiar las estatuas de Marx y Engels, visitar el Gustav Klimt Museum, el grandioso Treptower Park (con sus decenas de monolitos homenaje a los soldados soviéticos caídos en la batalla de Berlín), pasear por la gran Unter den Linden o la (todavía) Karl Marx Allee, ver el Museo de la Ciencia y Tecnología, el campo de concentración de Sachsenhausen y, por supuesto, ver a la Berliner Philharmoniker. Por cierto, hablando de Marx y Engels hace no tantos años el nuevo revanchismo de la ex Alemania Federal intentó que pasaran a mejor vida las famosas estatutas de Marx y Engels en Berlín. La oposición ciudadana del Berlín Este se negó en redondo por abrumadora mayoría. ¿Pero no quedamos que eran anti-Stasi, anti-marxistas? 

Que denuncien a la Stasi con exposiciones y conmemoraciones con aroma a propaganda de guerra fría entra dentro de la lógica  capitalista. Pero a los alemanes profundos (del Oeste, pero también a algunos -pocos- desmemoriados del Este) se les ha olvidado un pequeño detalle: que los peores criminales, los responsables de la Gestapo o del Holocausto, vivieron en Alemania Federal tranquilamente, percibiendo sin problemas sus pensiones y nadie levantó la voz ni alzó el puño contra ello, ni aparecen denunciados, ni tampoco señalados. Más al contrario, fueron extraordinariamente protegidos y mimados. La única polémica desatada en Alemania ha sido siempre por las ocasionales denuncias sobre los crímenes, por ejemplo, de la Wehrmacht, cuando alguna exposición se ha hecho con tal motivo. Lo que demuestra el grado de sensibilización o simpatía hacia el nazismo de muchos alemanes que vivían en el Oeste. 

No se trata de idealizar a la Stasi, pero este servicio secreto tuvo fundadas razones para, en la mayoría de los casos, actuar como lo hizo (sobre todo el espionaje a la RFA), prestando impagables servicios antifascistas a, por ejemplo, exiliados chilenos como el socialista Carlos Altamirano mediante un operativo de huida en el que los agentes de la Stasi se jugaron el pescuezo, pero que posibilitó salvar a Altamirano de las garras criminales de la dictadura pinochetista. Altamirano, sigue vivo hoy a sus 90 años.

operation-paperclip_444x349

¿Cuántos asesinados desaparecidos hubo en la RDA?¿Cuántas fosas comunes se descubrieron?¿Cuantos ejecutados extrajudicialmente en sus cárceles o en redadas policiales masivas?¿Cuántos escuadrones de la muerte operaron en territorio de la RDA? ¿Cuántos crímenes sociales se cometieron?¿Hubo muertes por parte de la policía de fronteras de la RDA a los que cruzaron ilegalmente el “Muro”? Sí, pues que pregunten por ese otro que hay en la frontera de México con USA: quienes cruzan ese muro (por verdadera necesidad, es decir por hambre) o son abatidos como conejos por los rangers (incluidos menores), o mueren en el desierto  o son secuestrados por los cárteles de la droga mexicanos y posteriormente despedazados, o bien son detenidos para ser humillados por el sheriff Joe Arpaio en su campo de concentración de Arizona. 

En España, sin ir tan lejos, en la “democraCIA” juancarlisfranquista (eso que llaman Estado de derecho) hubo secuestros, asesinatos con ensañamiento, creación de grupos terroristas vinculados con Gladio y desapariciones. ¿Hace falta señalar algunos vergonzantes casos de la crónica negra sociopolítica de este país?: caso Almería, 1980, donde la brutalidad criminal de la Guardia civil se cebó con tres jóvenes inocentes; caso “El Nani”, ejemplificación de la corrupción y mafia policial con la desaparición y muerte de un detenido bajo custodia policial, las torturas y asesinato por carceleros fascistas del preso anarquista Agustín Rueda o el caso del preso vasco Mikel Arregui (uno de cuyos torturadores fue ascendido, como tantos otros), la impunidad torturadora del policía psicópata Juan Antonio González Pacheco, alias “Billy el Niño” o el comisario fascista Roberto Conesa, el secuestro y asesinato de los miembros de ETA Lasa y Zabala, enterrados en cal viva por los aparatos policiales del Estado español, la práctica sistemática de la tortura, tantas veces denunciada en organismos internacionales, etc, etc, etc. Por no hablar de crímenes sociales como el sucio caso de las torturas, violaciones y asesinatos de las niñas de Alcásser, en 1992, otro horror con aroma a deliberada ocultación criminal de Estado.

El mito de la Stasi, un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (3)

NATOLADEN

LA RED GLADIO B: DEL TERRORISMO DE EXTREMA DERECHA AL TERRORISMO ISLÁMICO. LA CIA Y LA OTAN AL ASALTO DE ORIENTE MEDIO Y ASIA 

Aunque momentáneamente nos desviemos del eje central de estas entregas (la Stasi) merece la pena detenerse en un capítulo acerca del Gladio B, hermano siamés del conocido como Gladio europeo, para seguir un hilo conductor que guarde coherencia con la parte 2. Bien, conseguido el objetivo y triunfantes por la “derrota” socialista en el Este de Europa los jefes terroristas de Gladio tenían que buscar nuevos enemigos que modelasen el nuevo discurso que ya se estaba diseñando (las guerras preventivas). Gladio (CIA-OTAN-Mossad-servicios de espionaje europeos) no iba a bajar la guardia ni tampoco su brazo criminal ejecutor, así como así. El “terrorismo islámico”, en mi opinión, fue la oportuna cabeza de turco para jugar con él a dos bandas: creando, financiando e induciendo, por una parte, a grupos islámicos radicales para cometer atentados, según conveniencia (por razones geoestratégicas, ya sea derribar gobiernos hostiles (Siria, Libia) o la ya clásica “estrategia de tensión”) y, de otra parte, ejecutar operaciones de falsa bandera por sus servicios secretos endosando los crímenes a esos grupos yihadistas. 

Se cree que en una reunión secreta, en 1996, la OTAN tomó la decisión oficial de abandonar, discretamente, la relación que tenía con los grupos “gladio” neo-fascistas y ultranacionalistas de extrema derecha para reemplazarlos por los islamistas, aunque la idea de recurrir al extremismo islámico había surgido mucho antes. Existe mucha información que avala esta tesis, aunque en mi opinión las redes ultraderechistas de Gladio podrían seguir activas a través de células o grupos neonazis “durmientes” u organizaciones fascistas como Amanecer Dorado, en Grecia, para ejercer de grupos de choque o contención frente a un posible ascenso de la izquierda, en este caso, helena.

A este respecto, y hablando del recambio musulmán, organizaciones islamistas como Al-Muhajiroun se volvieron repentinamente muy activas en el Reino Unido, en el período 1996-1997. Una de sus filiales, el Frente Islámico Internacional, tenía a su líder, Omar Bakri, como informante (reconocido por él mismo) del MI5 británico. Ambas organizaciones fueron decisivas para la captación, entrenamiento y formación de terroristas musulmanes en la campaña de la OTAN para desestabilizar y destruir los Balcanes, en la llamada “guerra” de Yugoslavia. 

Otros destacamentos del nuevo Gladio-islámico en Gran Bretaña fueron Al Muqatila, conocido como Grupo de Combate Islámico-Libio que tuvo como principales acciones terroristas el intento fallido de asesinato de Muammar El Gadafi en febrero de 1996. Otro miembro conocido de ese grupo era Anas Al-Liby, agente del MI6, también participante en aquél atentado fallido. El Gladio B, según la ex traductora del FBI, Sibel Edmonds, incluía la islamización radical de Asia Central y la región del Cáucaso y, sobre todo, el Oriente Medio. Los lazos entre la OTAN y organizaciones integristas como los Hermanos Musulmanes o bandas terroristas como Jundullah, que está actuando en Irán, tienen garantía de certezas casi absolutas. 

Por ejemplo, Alí Mohamed, notorio miembro de AlQaeda, ofreció sus servicios a la CIA en plena actividad terrorista de la OTAN-Gladio en Europa (1984). Se tiene constancia que Alí estuvo en la Escuela del crimen de la CIA, en Fort Bragg, e implicado en varias actividades terroristas en los años 90, incluidas las de los atentados a las WTC, en 1993. Ali Mohamed tiene todas las trazas de haber sido el típico muñeco de feria propicio para utilizarlo a su antojo por la CIA y el FBI y luego deshacerse de él cuando ya no le era de utilidad. Exactamente igual que ocurrió con las Brigadas Rojas en Italia o la Fracción del Ejército Rojo en Alemania, el IRA e inclusive algunos apuntan a ETA, como organizaciones armadas infiltradas por la red Gladio y manipuladas para funcionar “como símbolos de miedo y odio”. 

El Gladio-islámico, no hace falta ser un lince, guarda extraordinarias similitudes con crímenes terroristas muy conocidos y no tan lejanos:

a) El autoatentado del 11-s de 2001 en EEUU, ejecutado desde las cloacas de la Casa Blanca, la CIA, el FBI y el complejo militar-industrial.

b)  El autoatentado terrorista del 7-J de Londres, en 2005

c)  El “atentado” de Noruega perpetrado por el asesino solitario Breivik (de nuevo otro “ultraderechista” “manipulado” y, probablemente, engañado, como en Oklahoma, en Munich o Bolonia).

d)  La matanza terrorista de la estación de Atocha, el 11 marzo de 2004, en Madrid. 

Como afirman en Wideshut la idea del Gladio B refuerza “los objetivos y estrategias del nuevo modelo de la OTAN contra el terrorismo que sigue siendo, en gran medida, el mismo que el anterior Gladio A, es decir, utilizar el terrorismo para amedrentar, intimidar y asustar a la población civil, alejándose de cualquier política constructiva y de entendimiento, con el objetivo de consolidar el totalitario estado de seguridad, deformar la imagen del enemigo y crear, en su caso, grupos armados terroristas o de propaganda para hostigar a Rusia y China o para ayudar en el derrocamiento de los gobiernos de turno. Gladio está bien vivo, sólo que ha cambiado de estrategia”, sentencian desde Wideshut. 

Todos estos hechos han mostrado que la actividad criminal de la CIA, la OTAN, el MI6 británico, el BND y otros servicios de espionaje de la Europa “democrática” (incluido el CESID-CNI español) ha seguido intacta hasta el día de hoy, con innumerables episodios oscuros todavía por aclarar. 

Conclusión: EEUU y Europa han sido y son básicamente un pudridero de criminales de Estado que han enarbolado (y enarbolan) la bandera de la democracia y los derechos humanos como una cruel pantomima para esconder sus atrocidades propias, la del propio sistema capitalista que sostienen frente a cualquier consideración, utilizando la “razón” de Estado como una mentira dictatorial disfrazada de libertades formales. 

El mito de la Stasi: un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (2)


gladio

LA CIA, EL BND Y EL MI6 BRITÁNICO: PERPETRANDO MATANZAS TERRORISTAS EN EUROPA EN LOS AÑOS 60, 70 Y 80. LA  RED GLADIO: ASESINOS DE ESTADO BAJO LA COBERTURA DE LA BANDA TERRORISTA OTAN

El nazi Reinhard Gehlen estuvo en activo hasta 1968 (y en la sombra, hasta su muerte en 1979) y vaya si dejó escuela en Europa. Las operaciones terroristas encubiertas denominadas “stay-behind” (retaguardia), ejecutadas de los años sesenta a ochenta por servicios secretos occidentales como la CIA estadounidense, el BND alemán federal o el MI6 británico contaron con el soporte militar de la OTAN a través de la clave operativa italiana Gladio (espada o daga). De hecho en Alemania Federal la Red terrorista Gladio, cuyo patrocinadora no era otra que la CIA, fue creada por Gehlen y se tienen certezas absolutas de que agentes terroristas vinculados al servicio secreto alemán federal, BND, fueron los ejecutores de la matanza perpetrada en la Oktoberfest de Munich de 1980, mediante la colocación de una bomba que ocasionó la muerte de trece personas.

El servicio de espionaje antifascista de la RDA, la Stasi, tenía conocimiento de las actuaciones terroristas que estaban llevando a cabo los centuriones de la Red Gladio y su conocida estrategia de “tensión” ya que, según Klaus Fisher, ex agente del servicio de contrainteligencia de la Stasi, en declaraciones al historiador suizo Daniele Ganser: “La tarea era crear tensión en países de la OTAN y suprimir cualquier desviación política hacia la izquierda”. La retaguardia de Gladio creada para contener una posible invasión soviética no era otra cosa que una invención infantil fabricada en la OTAN para consumo de su guardia pretoriana mediática. Daniele Ganser ha escrito un muy documentado y demoledor libro, Los Ejércitos secretos de la OTAN, a propósito de esa rama terrorista atlantista, cuyo campo de actuaciones se desarrolló, fundamentalmente, en Alemania, Turquía, Suecia, Francia, Países Bajos, Bélgica, Irlanda, Luxemburgo, Italia, Portugal y España.

Baste recordar algunos de los crímenes más notables de Gladio y sus diferentes conexiones terroristas:

·  La ya mencionada matanza en la Oktoberfest de Munich

·  La masacre de la Piazza Fontana en Milán con el resultado de dieciséis personas muertas, atentado ocurrido en 1969

·  Las masacres indiscriminadas perpetradas en Brabant (Bélgica) a principios de los años ochenta

·  El secuestro y asesinato del dirigente democristiano Aldo Moro en 1978 por parte de una unidad armada secreta del Estado italiano (Aldo Moro iba a formar gobierno con los comunistas)

·  El asesinato en España de cinco abogados laboralistas en el despacho de la calle Atocha en el año 1977, los episodios de Montejurra (Navarra) en 1976 o la “desaparición” del dirigente de ETA-PM “Pertur”, acciones cometidas por grupos ultraderechistas españoles e italianos, con vínculos policiales y de la Red Gladio en el Estado español

·  La creación del GAL por el Estado español, terrorismo de Estado planificado desde los servicios de espionaje (el CESID, hoy CNI) con el visto bueno del Rey (esto no lo digo yo, sino el ex coronel del servicio de inteligencia Amadeo Martínez Inglés)

·  La matanza perpetrada en la estación de tren de Bolonia que ocasionó 80 muertos

· La cadena de atentados con bombas en Luxemburgo, con motivo de la Cumbre Europea de 1985, ejecutados por no menos de cuarenta personas de ideología nazi, algunas de ellas integrantes de elementos policiales de aquél país que, además, tenían conexiones directas con el BND alemán y el MI6 británico.

La mayoría de estas acciones terroristas fueron endosadas a grupos armados anarquistas, de extrema izquierda u, ocasionalmente, a terroristas de ultraderecha como mera maniobra de distracción. Según el investigador francés Jean-François Brozzu-Gentile, la OTAN-Gladio fue responsable de una escalada terrorista en Europa en la que se ejecutaron “cuatro tentativas de golpe de Estado en Italia, un “putsch” que finalizó con éxito en Grecia (el golpe de los “coroneles”), así como decenas de muertos por ataques terroristas en los años 70-80”, sin dejar de lado sus “relaciones con la mafia, sus vínculos con la delincuencia organizada internacional, sus conexiones con los escándalos financieros vaticanos o las fundadas sospechas de haber estado detrás del asesinato del dirigente democristiano Aldo Moro”. 

Richard Cottrell es otro investigador que ha quitado oportunamente la careta criminal a la OTAN y a sus “ejércitos secretos” en otro libro fundamental: Gladio, una Daga de la OTAN en el corazón de Europa. ¿Qué es la OTAN?, se pregunta Cottrell. Pues, básicamente “un coloso militar que lucha para hacerse con el control de recursos estratégicos como el petróleo, gas, minerales y agua en cualquier parte del planeta”. Pero yendo a los ejércitos secretos de la OTAN Cottrell afirma que estas bandas terroristas “forjaron lazos con el crimen organizado y con grupos neofascistas. Golpes de Estado respaldados por la OTAN derribaron gobiernos en Grecia y Turquía, mientras que Chipre fue cercenado en medio de un genocidio. Organizaciones armadas como las Brigadas Rojas y la Baader-Meinhof fueron hábilmente manipuladas (y, añado yo, luego asesinados en las cárceles sus miembros más destacados, la Baader, por el Estado alemán), mientras que el Primer ministro sueco Olof Palme y el premier italiano, Aldo Moro fueron asesinados por Gladio”. 

Particularmente, este último suceso (el secuestro y asesinato de Aldo Moro por elementos de los aparatos de seguridad italianos, aunque se vendió y se sigue vendiendo como una autoría intelectual y material de las Brigadas Rojas) tuvo una premonición sangrienta en las palabras del terrorista Henry Kissinger, el cerebro de los golpes de Estado ultraderechistas en el mundo e ideólogo de miles de asesinatos a opositores políticos de izquierdas. “O abandona su idea de pactar con los comunistas o lo pagará caro”, le advirtió el genocida a Aldo Moro. Se cumplieron, diabólicamente, las predicciones del ex Secretario de Estado norteamericano y, además, de forma extremadamente violenta: Moro fue secuestrado y su cuerpo acribillado a balazos después de casi dos meses de cautiverio. 

La CIA, el BND alemán y el MI6 británico habían elaborado un plan terrorista desde los primeros años sesenta (que, lógica y forzosamente, tuvo que contar con el visto bueno de las más altas instancias políticas europeas de entonces) para ejecutar actos homicidas en Europa como forma de intimidar, acorralar y neutralizar a la izquierda europea (los comunistas y otras organizaciones de izquierda) y de este modo revertir por anticipado cualquier proceso de ascenso de la misma (la ya mencionada estrategia de “tensión” o “shock” entre la población), utilizando para sus actos criminales a agentes propios de los servicios secretos o a mercenarios de ideología fascista. 

Todo ello, como remarcan desde Wideshut, “con el fin de aterrorizar a la opinión pública, polarizar y destruir el apoyo de los principales movimientos políticos de izquierda. El proceso tuvo un gran éxito, en última instancia, ya que contribuyó a la caída de la Unión Soviética y con la garantía de que las políticas elegidas por los líderes de los países de la OTAN estaban en consonancia con la trayectoria global deseada por el establishment anglo-americano”. Y no sólo eso, sino que Gladio utilizó el terrorismo de baja intensidad como tercera vía operativa: infiltrarse en sindicatos, partidos socialistas y comunistas de Europa occidental para manipularlos, minar su influencia y promover la división entre ellos.

FUENTES: Los Ejércitos Secretos de la OTAN, de Daniele Ganser; Wideshut.co.uk

El mito de la Stasi, un fraude histórico orquestado por dos agencias del crimen occidental: la CIA y el BND (1)

NAZIEROPA

LA CIA Y EL BND: CONTRATANDO CRIMINALES DE GUERRA NAZIS A TIEMPO COMPLETO

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Bundesnachrichtendienst (BND), servicios secretos de espionaje de EEUU y Alemania, respectivamente, antes de erigirse en baluartes de los “derechos humanos y libertades” (sic) de Occidente, demonizando a la República Democrática de Alemania a través de sus comilitones mediáticos y pseudointelectuales del Oeste, tuvieron un destacado papel finalizada la II Guerra Mundial, no sólo como agencias de reclutamiento de miles de nazis prófugos de la justicia (o el simulacro que entonces existiera), sino también como eventuales terroristas en ejercicio. La captura-robo en 1990 de miles de archivos secretos de la Stasi (el servicio secreto del Ministerio de Seguridad del Estado de la RDA) por parte de la CIA y el BND ha sido uno de los puntales del iceberg de desinformación masiva, abiertamente tendencioso, donde se sacaron a luz pública los “crímenes” que, supuestamente, cometió el servicio de espionaje alemán oriental contra sus ciudadanos. Pero hagamos, antes, un poco de historia.

El más notorio criminal de guerra contratado por la CIA y el BND, acabada la segunda contienda bélica mundial, fue Reinhard Gehlen, el jefe de los espías de Hitler quien, conocedor de primera mano del enemigo soviético, facilitó abundante información sobre el Este socialista a EEUU y la “nueva” Alemania Occidental. El curriculum sanguinario de Gehlen era sobradamente conocido por la CIA y el BND: torturas, malos tratos y asesinatos ordenados por Gehlen costaron la vida a 4 millones de prisioneros de guerra soviéticos. Este aspecto del pasado criminal de Gehlen se ocultó por todos los medios por parte de esas dos agencias, figurando asépticamente como un personaje “indeseado” (de cara a la opinión pública) pero, sin duda, necesario para sus fines ideológicos (añado yo, extraordinariamente similares a los de Gehlen).

 

reinhard_gehlen_1945

REINHARD GEHLEN, DE FIEL SERVIDOR DE HITLER A FIEL SERVIDOR DE EEUU Y ALEMANIA

Gehlen, siendo ya formalmente espía de la CIA tuvo vía libre para fundar su propio servicio secreto paralelo (el Gehlen ORG), para de este modo gozar de autonomía a la hora de reclutar a criminales procedentes tanto de las SS como de la Gestapo. De la CIA, Gehlen fue “cedido” al servicio secreto alemán occidental (el BND) donde fue, lógicamente, su cabeza más visible ya que era uno de sus fundadores. Ambas organizaciones (la CIA y el BND) actuaron estrechamente en la guerra fría del siglo XX para ejecutar, dentro y fuera del territorio europeo, operaciones golpistas, anticomunistas y terroristas con objeto de implantar, en su caso, dictaduras que les fueran afines, estratégicamente, a sus respectivos países. Como, por ejemplo, sucedió en Irán donde se diseñó un plan para derrocar al líder democrático de ese país, Mossadegh, en 1953, otro rebelde que iba a dejar de favorecer a los ricos y a las multinaciones para poner a disposición del pueblo los recursos petrolíferos, lo que le costó la presidencia en beneficio de un agente de la CIA, el sanguinario dictador Reza Pahlevi (el Sha). Gehlen junto al fascista Allen Dulles (recién nombrado jefe de la agencia de espionaje americana) fueron los promotores de ese golpe de Estado.

La actividad frenética de Gehlen continuó y se materializó en operaciones encubiertas dirigidas hacia el Este de Europa. Tanta influencia tuvo el nazi Gehlen en Alemania Occidental que formó parte, con toda lógica, del propio Estado alemán. En EEUU, mientras, Gehlen había dejado a su recadero, Otto Von Albrecht Bolschwing, capitán de las SS de Himmler, como enlace de la CIA. Hitler debía estar regocijándose en su tumba. Se sabe, pues, que EEUU tenía a su protegido Gehlen como una importantísima cabeza operativa de la CIA, tanto que “durante diez años, la Agencia Central de Inteligencia gastó al menos 200 millones de dólares y pagó a 4.000 agentes clandestinos, para que las redes de Gehlen siguieran funcionando a tiempo completo y en favor de los Estados Unidos. Y no sólo eso, sino que los sicarios de Hitler en USA “trabajaron durante medio siglo, en el más grande de los secretos, en Fort Bragg (más conocida como la Escuela de Asesinatos de la CIA), en la NASA (la organización científica corrupta que ha trabajado codo con codo con el espionaje criminal de EEUU), en el complejo militar-industrial, en el lobby del armamento y en la CIA” Con estas “joyas” y estas premisas, sinceramente, yo no hubiera levantado un Muro en Berlín Este, sino tres y medio…

 

Franz Stock, en el centro, pasando "revista" a prisioneros nazis

Franz Stock, en el centro, pasando “revista” a prisioneros nazis, junto al futuro papa, Juan XXIII (izquierda)

En toda esta tramoya criminal del “democrático” Occidente no faltó tampoco a la cita la iglesia católica. Sacerdotes como el alemán Franz Stock, prestaron también desinteresadamente su ayuda para reclutar nazis en las redes de espionaje diseñadas por EEUU y Alemania Federal, concretamente en el internado seminarista de Coudray-Morancez (Francia). Aunque la Wikipedia, o historiografía oficial del personaje, dice exactamente lo contrario (eso sí, habla de “atención a prisioneros alemanes”…un curioso eufemismo). Conviene hacer esta puntualización, puesto que el Vaticano fue uno de los promotores y creadores del aparato de fugas de prófugos nazis a Sudamérica. Y, también, porque en el ritual simbólico de la iglesia católica figura Stock como candidato a beatificar (si es que no lo ha hecho ya…porque uno no está al tanto de esos desternillantes saraos religiosos).

Pero no sólo Gehlen fue agente de la CIA y el BND, sino que otros nazis especialistas en matanzas como el conocido “carnicero de Lyon”, Klaus Barbie, jefe de la Gestapo en esa localidad francesa, fueron otras “ilustres” estrellas invitadas de ambos servicios secretos. Barbie, además de criminal de guerra, fue uno de los arquitectos de la guerra sucia contra la izquierda en varios países latinoamericanos hasta bien entrados los años 80, interviniendo activamente en favor de las dictaduras genocidas de Videla (Argentina), Stroessner (Paraguay), Hugo Banzer (Bolivia) o Pinochet (Chile). Barbie recibió, por si hace falta recordarlo, apoyo logístico de EEUU para fugarse a Bolivia.

Peter Hammerschmidt, investigador alemán que tuvo acceso a archivos desclasificados en el Archivo Nacional de Washington, tuvo bien claro que el nazi Barbie “organizó entregas de armas a regímenes de ultraderechas y dictaduras en Suramérica, con cargo a la empresa armamentista alemana Merex, la cual mantenía contactos estrechos con el BND (el servicio secreto de Alemania Occidental)” Este investigador afirma concluyentemente que: “no es muy sorprendente que el BND reclutara a Barbie a principios de 1966 para apoyar la lucha anticomunista”. Eso sí, al BND le duró un suspiro (siete meses) el carnicero Barbie, tal vez porque vieron que se le “iba de las manos” con facilidad y solamente querían en sus filas nazis, digamos, algo más discretos…

FUENTES: Contrainjerencia.org; Voltaire.org