La industria viral de las “agresiones sexistas”

 

feminazis

LAS NUEVAS PRÓCERES DE LA DELIRANTE CRUZADA FEMINISTA: NO ES EL MACHISMO SINO EL “MASCULINISMO” (EL HOMBRE) EL CAUSANTE DE TODAS LAS DESGRACIAS DE LA TIERRA, INCLUIDO EL TERRORISMO DE FACTURA “YIHADISTA” (sic)

Parece que últimamente resulta extraordinariamente rentable, en términos de votos y manipulación sensacionalista mediática, promocionar, publicitar, impulsar y adoctrinar institucionalmente sobre la llamada por muchos “ideología de género” y los diversos colectivos que la conforman, desde el lobby feminista subvencionado hasta el siempre omnipresente LGBTI (otra agenda Soros de manual). En particular, se ha puesto en práctica en varias ciudades españolas (en sus fiestas patronales sobre todo), protocolos para evitar, nos dicen, supuestas y potenciales “agresiones sexistas” (o machistas, como gustan decir a las “machofóbicas“). Aunque nunca hayan ocurrido hay “indicios” de que van a ocurrir por lo que el andamiaje feminista quiere cobrar protagonismo lanzando sus soflamas y panfletos ya que, dicen, vivimos poco menos que en una “cultura de la violación”.

Todo ello al calor de la última manifestación de horterismo borrachuzo sanferminero, fiesta asquerosa y repugnante donde las haya (similar al Toro de la Vega o a la “tomatina” de Buñol), donde un grupo de cuatro individuos alcohólicos, despreciables, parece ser que se dedicó a acosar (consentidamente, según otras versiones) a una joven, también con cogorza a cuestas, que fue, final y supuestamente, forzada a tener sexo en un episodio que ofrece muchas lagunas y demasiados puntos oscuros. Pese a quien pese y frente a toda apisonadora que intente uniformizar la versión oficial y aplastar el resto.

Porque, cabe recordar, en los últimos sanfermines (y en otras fiestas, como las de Málaga) también se dieron casos de denuncias falsas por “violación” o “tocamientos”, cosa que al periodismo amarillista -progre y anti progre-, ávido de obtener pulsiones primarias, no le interesa plasmar en sus tabloides. Prefieren arrastar hacia sus panfletos-basura el mayor número posible de cretinos/as cegados por los instintos básicos y la propaganda acrítica. Un poco como la “charcutería” que mostraba aquel insigne periódico de sucesos llamado ELCASO. El derecho a disentir supone que te encuadren, automáticamente, en la manoseada “violencia de género” (violencia “masculina”), como un machista recalcitrante. Me va a dar igual ya que me resbala totalmente este fascismo de “género”, su deplorable maniqueísmo y sus estúpidas epígonas.

Entre los que suelen propagar, sin cesar, el cansino y falaz repertorio “feminista”, autocomplaciente, la victimización continua de los “LGBT” o la “denuncia” del heteropatriarcado, se encuentran, entre otros, dos periódicos digitales, el qatarí PÚBLICO (propiedad del multimillonario trotskista Jaume Roures) y ELDIARIO.ES, del castuzo desvergonzado Ignacio Escolar, financiado por George Soros, ambos intoxicadores continuados de países “no amistosos con el imperio” como Rusia (principalmente), Corea del Norte, Irán, Venezuela o Siria. Los dos medios son ejemplo de la más abyecta tergiversación sobre el conflicto sirio apoyando a los terroristas que operan bajo la protección de Occidente. También son favorables a la candidata feminazi-psicópata Hillary Clinton, la abanderada de los gays, LGBT, el descuartizamiento de Gadafi, el montaje simiesco del falso matarile de Bin Laden y el patrocinio del ISIS en Siria…Joder, qué progre es la tía.

A partir de aquí, se ha organizado un negocio viral “anti-sexista” donde no hay fiesta del Estado español en que la ideología de género del lobby feminista no adquiera un exacerbado protagonismo bajo la tutela de las administraciones del Estado y los grupos políticos que se apuntan prestos a la recogida de votos. Pamplona fue el detonante, después Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Albacete, Buñol, prácticamente en todas las ciudadades…han recogido el testigo de este nuevo estado de excepción festivo propuesto por el conglomerado feminista-institucional. La plaga está servida. Pero ¿es justificable toda esta campaña propagandística del “miedo a las agresiones sexistas” o tal vez es un instrumento de manipulación tendenciosa en modo estrategia de tensión que no se ajusta a la realidad y sirve a unos intereses demonizadores muy concretos?

A pesar de que con gran publicidad (con apoyo estatal) se han activado “protocolos” previos contra las “agresiones sexistas”, utilizando todo un repertorio de propaganda y retórica victimista donde caben folletos, carteles, leyendas, información a pie de calle, talleres de autodefensa, vigilantas con brazaletes “lilas” y demás herramientas de control y adoctrinamiento callejero (donde incluso han contado con camareros, conductores de buses y taxistas),…lo cierto es que, casualidad o no, siempre aparece algún episodio de “violencia machista”…el día después. Eso sí, con una más que sospechosa nebulosa sobrevolando y grandes dudas e interrogantes sobre el carácter de la “agresión” (Bilbao). Parece que no sirvió de mucho gastar dinero del contribuyente para concienciar al personal masculino maltratador

Por ejemplo, en Elorrio (Vizcaya) la monserga del lobby de las “locas del coño” (así se hacen llamar un grupo de feministas – según su página web-, con algo más que delirium tremens en su ideario) ha sido: “Son las agresiones sexistas las que más nos preocupan estos días”, afirmando con evidente tono victimario que “Las mujeres no podemos vivir las fiestas con miedo”. Entiendo que hay que visibilizar (el palabrajo de moda entre los colectivos de hembristas) muchas cosas, entre otras dejar en evidencia el garrulismo de algunos catetos y su rancio arsenal de “piropos” (todavía hay imbéciles que se dedican a semejante mentecatez) o comportamientos cargante-agresivos contra algunas mujeres, pero no a costa de intentar sepultar otras evidencias, criminalizar totalitariamente y repetir como cotorras ese mafioso “el miedo va a cambiar de bando” o “si nos tocan a una nos tocan a todas”. ¿Dónde está la ponderación de estas sesudas y sectarias feministas de alpargata?

Me recuerda esta homilía de la victimización tanto a los curas como a aquellas películas de Charles Bronson o esas otras donde se inoculaba al espectador la idea de que había un “alarmante aumento de la delincuencia” y se necesitaban tomar medidas ejemplarizantes. Sin llegar a tanto aquí…el elemento discursivo es el mismo: suena a estrategia para manipular a las masas. ¿Acaso hay una epidemia verificable y estadísticamente muestreable de ataques sexistas en el País Vasco y el resto del Estado, o es que realmente quieren que sucedan para seguir engordando vía subvención estatal el negocio de “género” que tienen montado decenas de asociaciones feministas? ¿No será que todo es una burda “alarma social” creada artificialmente al calor de unos hechos, puntuales, ocurridos en el deleznable macrobotellón sanferminero? Si no hay “agresiones machistas”, habrá que inventarlas.

La nefasta y antidemocrática Ley Integral contra la Violencia de Género, urdida por el entonces ministro del PSOEGAL, sorpresas da la vida…luego acusado falsamente de maltratador, Juan Manuel López Aguilar, es uno de los pilares sobre el que se sustenta la actual ola de “vigilancia” (al estilo de la fascista NSA norteamericana) contra los “machismos”, “micromachismos”, “lenguaje inadecuado”, “canciones o posters sexistas” y fiestas libres de “machirulos”, extendiendo su espectro hacia el mediático colectivo LGBTI. Un despropósito, se mire como se mire, incentivado por la propaganda de la Gestapo feminista de cuota y despacho con sus mamandurrias asociadas: a saber, el chanchullo “paritario”, las concejalías de la Mujer, los Observatorios de “violencia de género”, los Observatorios de “publicidad sexista”, las Consejerías de Igualdad o los Ministerios de turno. A rebufo de estos abigarrados organismos parasitarios han nacido, en los últimos años, un número creciente de Ong’s feministas con diferentes grados de hostilidad e intolerancia, “virtudes” todas ellas importadas de un país, EEUU, que ha ideado todo este postmodernismo feminista.

¿Quién dijo que no existían muertes por violencia de género? Claro que sí, pero también las hay de tráfico, por negligencias médicas, por indigencia en las calles o por accidentes laborales en cuantía infinitamente superior. Y no gozan del estatus privilegiado de las atribuidas a las de “género”. Como tampoco se justifica la actual campaña narcotizadora (extremadamente sospechosa) de medios audiovisuales abonados a sacar rentabilidad de la industria del “maltrato” (como el grupo conservador Atresmedia) en contubernio con el Gobierno de España (esa estupidez neoespañolista inventada por el zapaterismo). Educación sí y respeto al otro (o a la otra) también, pero sin imposiciones deformadoras y sesgadas.

CITO TEXTO POLÉMICO (que puede ser compartido total o parcialmente; el antisemitismo, por ejemplo, es un bulo-parapeto sionista):

Todo lo que pase por “feminismo radical” es simplemente fascismo. El feminismo tal y como se conoce hoy día promueve, en iguales términos que el machismo militante, el chovinismo, la censura, el maternalismo, la pseudo-antropología, el hombre como chivo expiatorio, la uniformidad en el pensamiento. La agenda heterofóbica está preparando a las mujeres jóvenes más ingenuas en la visualización de los hombres como su enemigo en la sociedad.
La retórica de las femi-fascistas es de naturaleza similar al racismo, al extremismo religioso, a la homofobia y al antisemitismo. Sin embargo, esta forma sigilosa de fascismo parece aceptable para las autoridades, a pesar de que el impacto en la sociedad y en los hombres es igualmente perjudicial. La mayoría de la opresión llevada a cabo contra las mujeres a largo de la historia se ha hecho en relación con la clase, no con el género. Incluso, la gran mayoría de los hombres han sido tratados mucho peor que las mujeres.
Es importante tener en cuenta la psicología de la activista feminista moderna de Occidente. Muchos miembros (miembras, en lenguaje hembrista) de grupos feministas y organizaciones de mujeres sufren delirios de persecución. Muchas de ellas tienen problemas emocionales y sufren de ansiedad, estrés, depresión y quieren culpar a alguien, pero no miran en su interior para ver la fuente de sus problemas y fracasos. La paranoia es moneda de curso común. Buscan el chivo expiatorio de sus fracasos personales y problemas emocionales al igual que suelen hacer los fascistas, racistas y homófobos. La mentalidad de la fascista feminista es prácticamente la misma.
http://elreporterosf.com/?p=20682

El heteropatriarcado, culpable de la masacre de Orlando (frase acuñada por el ínclito Alberto Garzón), es un mantra de viejo cuño adaptado para el capitalismo feminista de divide y vencerás…Es curioso que estas modernas heraldas del integrismo feminista se posicionen, en muchos casos, como “movimientos alternativos” pero dispongan, al mismo tiempo, de innumerables prebendas políticas públicas ya sea en forma de las ya antedichas Concejalías de la Mujer-LGBT, Consejerías del mismo nombre, Observatorios, legislación proteccionista o Juzgados excepcionales, que ya para sí quisieran muchos afectados por otras violencias.

Como alguien decía…guerra de sexos o guerra de clases. El frente neofeminista es el caballo de Troya de Soros y los globalistas.

No es un secreto que lo que conocemos como movimiento feminista ha sufrido una fuerte crisis por la pérdida de legitimidad de sus reivindicaciones a pesar de tener más simpatizantes que nunca. El feminismo radical que impregna hoy en día todos los espacios de la opinión pública progresista, los movimientos sociales y los partidos políticos lejos de pretender ser un movimiento de liberación es un movimiento que victimiza constantemente a la mujer. Las manipulaciones de la realidad por parte de los portadores del feminismo de “tercera ola” están causando el efecto contrario en la búsqueda de la igualdad creando un continuo estado de alerta y crispación con la extensión de los conceptos de acoso y agresión sexual hasta niveles irracionales.

El feminismo radical incluso se atreve a segregar por sexos los problemas de la sociedad llegando a acusar al género masculino de ser el causante de la mayoría de las injusticias sociales. Mientras en nuestro país existen cinco millones de parados, un 15% de niños bajo el umbral de la pobreza y un continuo retroceso de los derechos sociales los medios de comunicación y redes sociales están abarrotados de artículos sobre los micromachismos, los comentarios sexistas de un político, las opresiones en el lenguaje, patriarcado, sexualidad… En definitiva una sociedad  que se preocupa más por los piropos que por el hambre donde los que rechazamos estas formas de distracción del drama social real que estamos sufriendo en nuestro país tenemos que estar preparados a ser ridiculizados, psicoanalizados y atacados por las hordas de defensores de lo políticamente correcto que no dudan en alzar la voz contra toda injusticia que no sea la de clase

El feminismo radical te permite delirar, someter y despreciar sin la necesidad de ser cuestionados por tus actos y contar siempre con el respaldo de todas las ideologías. Una inmunidad que es otorgada por una demagógica estrategia victimista y que goza de unos dogmas que paradójicamente nadie conoce con exactitud

http://euskalherriasozialista.blogspot.com.es/2016/07/asi-funciona-el-feminismo-radical.html?view=classic

  1. manel c.

    Nazi-onanismo y feminismo: sendos ejemplos de interclasismo burgués, de dinamitación de los movimientos sociales, de atomización de los movimientos sociales de base y de la horizontalidad. Hablo por experiencia acumulada de décadas, de ver cómo entidades de montaña, ecologistas, ateneos libertarios se han ido al traste o su ambiente se ha enrarecido – envenenado por la irrupción de histéricas burguesas busca – micromachismos bajo las baldosas por divertimento, por no tener ni haber tenido ningún problema REAL en su puta vida, por necesidad de subirse al carro que sea, cuál mejor que uno que exime de la autocrítica, el carro de la Ideología de Género; irrumpen en un ateneo a alterar el orden del día en plan “hay que TRABAJAR la cuestión de género” (“trabajar”!, deberían enjaugarse la boca con salfumán, esas niñas de papá que no han dado un palo al agua en su vida, que acaban su carrera de letras mantenidas por ese patriarcado que tanto critican, por su papá, pasados los 30). Como decía Frederica Montseny: “Feminismo? Nunca!, Humanismo, siempre!”.

    Salut!

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      La ideología de genara es la nueva religión del postmodernismo feminista…que se ha traducido en una plaga de arribistas con muchos problemas mentales y una fijación patológica: el hombre como macho dominante…machista por naturaleza, masculinista, perverso y causante de desgracias propias y, sobre todo, ajenas. Es un totalitarismo femifascista que ha penetrado, con algaradas y silenciosamente, en las estructuras de poder….con un sólo objetivo: divide y vencerás.

      Como dice el amigo Piedra….antes teníamos a las cavernarias de la Sección Femenina…ahora a las machirulas del “machete al machote” demagogizando todo lo que pillan a su paso

      Saludos

      Me gusta

  2. piedra s

    En el lado contrario están las feministas de verdad que luchan a muerte contra estas por su derecho a ser mujer.

    Por desgracia es un negocio en alza que goza de ministerio propio. En el mismo sitio que antes estaba la sección femenina de falange, que curioso.

    Saludos a todos y a todas (y por supuesto a todis)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s