La Audiencia Nacional, tribunal vasallo de EEUU e Israel

AN

La Audiencia Nacional (AN) es un tribunal de marcado carácter político que ha venido actuando en la “democra-CIA” española con los mismos o parecidos parámetros antijurídicos que lo hizo con el régimen anterior, es decir, el de Franco. Entonces, se llamaba Tribunal de Orden Público, un tribunal de guerra contra la oposición política al franquismo que dictaba condenas a muerte y persecuciones al disidente. Hoy ya no hay ejecuciones, pero en buena medida las decisiones que emanan de la Audiencia Nacional siguen respondiendo a criterios antidemocráticos y de subordinación a grandes poderes económicos o políticos. La AN se creó de forma trapacera, esto es, mediante una norma extraordinaria, el Decreto-Ley, que sólo podía decretarse (valga la redundancia) por una necesidad urgente e inaplazable. La AN (o TOP) pasó de ser un tribunal a las órdenes de Franco a estar acomodado a las nuevas necesidades “democráticas” del gobierno de turno y, esto nadie lo ha remarcado, a garantizar la impunidad para quién verdaderamente dirige los destinos políticos de este país: EEUU y el Estado terrorista de Israel.

Un tribunal que fue ideado para perseguir, fundamentalmente, los delitos de narcotráfico y terrorismo (salvo los crímenes de Estado, lógicamente, donde sólo se ha escenificado en dicho tribunal una convenida farsa, léase GAL-Gladio), pero que también se ocupa de los de otra índole (por ejemplo, los económicos, donde grandes delincuentes han salido exonerados gracias a las peticiones-presiones del gobierno a través de sus marionetas-fiscales, léase el escándalo de los Albertos o la familia Botín). Es de destacar, también, la notoriedad adquirida por este tribunal en los asuntos del llamado “terrorismo islámico”, que ha culminado con verdaderos montajes-opereta contra supuestas “células” terroristas islámicas. ¿Se acuerdan del correo de Bin Laden en Afganistán, detenido y encarcelado por orden de Garzón? ¿Y de la fraudulenta Operación Nova, una especie de 11-m segunda parte? Todos los procesos llevados a cabo por los jueces de instrucción han estado claramente marcados por un matiz dirigista del gobierno para perseguir, inclusive, con falsas imputaciones, a dirigentes políticos como el vasco Otegui.

En definitiva, la Audiencia Nacional se ha configurado como un tribunal de represión política que ha llegado a extremos delirantes como en el caso de los dos titiriteros encarcelados hace unos días por exhibir una pancarta durante una representación en la que aludían en tono sarcástico a “ETA”. O los más recientes casos donde se propone juzgar en la AN a un concejal del Ayuntamiento de Madrid por un “tuit” en la famosa red social. Twitter, las redes sociales o los titiriteros han sustituido a los grandes criminales (de Estado) en los juicios de la AN, como una especie de charlotada judicial a la española.  ¿Enaltecimiento del terrorismo? ¿Y los que enaltecen y, lo que es peor, participan junto a EEUU, la OTAN e Israel, en un auténtico holocausto terrorista  a nivel planetario como han sido los casos de Libia o Siria? Ah, no, que el Gora Alka-ETA es un crimen tan horrendo como los que perpetra el ISIS…

El engendro tiene que parir sus propias excrecencias. Así, han desfilado por el Tribunal de Orden Público, en los últimos veinte años, los denominados “jueces estrella”, personajes entre inicuos y megalómanos, con un afán de notoriedad que excede no ya los límites de la justicia (que no existe en tal tribunal) sino en el decoro y la vergüenza ajena. Quizás el más sobresaliente haya sido Baltasar Garzón, el de las causas perdidas contra el franquismo y la justicia universal pero diestro en ocultar infinidad de denuncias por torturas (denunciadas,  a su vez, por la ONU) cuando ocupaba su despacho de instructor en la AN, además de ordenar el cierre de medios de comunicación, declarar la incomunicación de centenares de detenidos o decretar la prisión provisional durante cuatro años para unos jóvenes que finalmente fueron absueltos. Para Garzón, la doctrina contra el terrorismo consistía en “todo es ETA”, impartida en base a la construcción de falsas imputaciones diseñadas en las cloacas del Estado. El fallecido magistrado Joaquín Navarro Estevan ya dijo de Garzón que “se inventaba sumarios”, lo cual no dejaba de ser un retrato exacto del personaje y sus garabatos jurídicos. Así y todo, por meter el hocico en el “franquismo” la ultraderecha opusdeista judicial defenestró al juez campeador de las causas perdidas. Algunos quisieron ver una víctima del “sistema”, pero ignoraban la clase de “garzonadas” que había en el curriculum del personaje.

Otros no le han ido a la zaga a la hora de auparse al “star system” mediático-judicial. Grande Marlaska es uno de ellos. De este decían que perdía (o pierde) aceite…pero no por ello le temblaba el pulso para seguir la misma senda demonizadora de Garzón, sobre todo en materia de terrorismo vasco, algo que le proporcionó en su momento gran aparato publicitario al magistrado gay. El carácter esperpéntico de ese tribunal se ha plasmado en jueces como una tal Angela Murillo, que era de todo menos alguien a quien identifiques con lo que es impartir justicia y mantener la compostura ante un estrado. Esta “pieza” era verdulerismo judicial en estado puro. Y, para qué seguir, si por ahí andan otros jueces amaestrados por el régimen para aplicar justicia ciega como es el caso de Javier Bermúdez y su deleznable e infame sentencia del juicio-farsa del 11-m condenando al inocente Jamal Zougam a miles de años de cárcel, para que la falsa bandera de Madrid tuviera su coartada perfecta. Este es uno de los amigos-marionetas de EEUU, al igual que otro infausto juez: Juan del Olmo, el que permitió que los trenes objeto del atentado de Madrid, el 11 de marzo de 2004, fuesen destruidos (bajo órdenes de EEUU, por supuesto) y con ellos las pruebas concluyentes del delito. En fin, y para redondear podíamos hablar del “pepero” Eloy Velasco o del penúltimo juez-disparate, Ismael Moreno, ex policía de la dictadura franquista y la transición (los años de plomo del terrorismo policial y parapolicial de Gladio), el juez favorito, dicen, de la policía quién confía sus “mejores” asuntos a su ex-colega, lo que equivale a decir que prevarica que algo queda. ¿Se salva alguien de la quema? Es posible, pero poco probable, aunque quizás Santiago Pedraz, a quien odia la ultraderecha mediática, tenga otro “talante”. 

LA AUDIENCIA NACIONAL ARIETE IMPERIAL-SIONISTA

Hablar de la AN y sus vínculos internacionales o vasallaje hacia el imperio o el Estado etnicista judío era, quizás, el gran desconocido hasta que hace relativamente poco se empezaron a descubrir las conexiones entre la judicatura y fiscalía al más alto nivel con el sionismo y el imperialismo norteamericano, muy seguramente sirviendo como enlace las respectivas agencias de espionaje de esos países. Tal es el caso de la noticia aparecida ayer mismo con el siguiente titular Israel agasaja al presidente y al fiscal jefe de la Audiencia Nacional tras el archivo del caso Netanyahu. El Gobierno de Netanyahu paga un viaje de cinco días a Navarro y Zaragoza, en compañía de sus esposas, para visitar la Corte Suprema y tener dos reuniones

De reuniones nada. Los titiriteros de Israel en la Audiencia Nacional, el fiscal jefe Javier Zaragoza (el correveidile del Gobierno durante el execrable juicio del 11-m) y José Ramón Navarro, presidente de la misma, aterrizaron en Tel-Aviv a rendir pleitesía a sus patrocinados ideológicos como buenos gestores que propiciaron la anulación del estéril pero admirable intento de procesar al genocida primer ministro judío Benjamin Netanyahu si pisaba territorio español. Una iniciativa que fue promovida por la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría (a raíz del ametrallamiento, por el ejército terrorista judío, hace unos años, de la flotilla de la libertad que iba rumbo a Gaza) algo que había escandalizado, lógicamente, al sionismo y que había que abortar aunque se tratase de un globo sonda la admisión a trámite de la querella contra el carnicero judío puesto que…quien te paga y te controla, manda. Pero lo cierto es que lo de ir a Israel para hablar en el “marco de la cooperación antiterrorista” suena a estas alturas a un mal cómic cuando ya medio mundo sabe que los promotores y financiadores del terrorismo internacional son EEUU, Israel y la OTAN, los capos principales de eso que han dado en llamar Estado Islámico. Pero ellos, los de la AN, tienen que hacer el juego sucio de ser el brazo armado judicial de esos Estados delincuentes.

Esto no es nuevo, las relaciones incestuosas entre el poder político-judicial español y los Estados Unidos e Israel, o lo que es lo mismo, la CIA, el mismo CNI o el Mossad, están destinadas a desvirtuar, pervertir y contaminar las decisiones judiciales que pudieran tener un hálito de independencia y que podrían afectar a los grandes criminales del planeta. El diario ELPAIS, que pocas veces ha sido dado a criticar al establishment al que normalmente sirve fielmente, hace seis años publicó un extenso e interesante reportaje titulado EEUU maniobró en la Audiencia Nacional para frenar casos como el del periodista José Couso y los “vuelos de la CIA”. El artículo de Carlos Yárnoz dejaba bien a las claras la connivencia de magistrados de la AN con funcionarios estadounidenses (seguramente de la CIA, que son los que operan en las embajadas “USA”) para detener causas abiertas o en proceso de ello a militares de EEUU implicados en crímenes o actividades irregulares de ese país en territorio español. Según ELPAIS de los informes secretos se desprende que EE UU contó con el apoyo de importantes contactos en España. Entre estos destacan los del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y varios fiscales de la Audiencia Nacional, especialmente su jefe, Javier Zaragoza. Es decir, que lo del ínclito Zaragoza, como agente de EEUU y el sionismo, ya venía de lejos.

Las amenazas del entonces, embajador, jefe de la CIA, en Madrid, Eduardo Aguirre, fueron bien expresivas “Se me está acabando la paciencia ante los comentarios tan desleales del PSOE y sus aliados sobre EE UU”, advirtió Aguirre el 21 de marzo de 2007 a Carles Casajuana, entonces el principal asesor diplomático en La Moncloa y hoy embajador en Londres. En consecuencia, EEUU estaba advirtiendo a su lacayo español más contención a la hora de “criticar” a Washington, sobre todo porque desde la anémica justicia española se había empezado a poner en marcha procesos judiciales como los del asesinato del cámara José Couso o los aviones de la CIA que llevaban falsos prisioneros yihadistas hacia Guantánamo y que hicieron escala en España. La orden ejecutiva de Washington fue acatada totalmente por sus lacayos españoles. Así lo señala ELPAIS los informes secretos muestran que la embajada contó con buena información sobre la marcha de las causas judiciales y con la colaboración de autoridades del Gobierno, así como del fiscal general del Estado y los fiscales Javier Zaragoza y Vicente González Mota. Para conseguirlo, el embajador y colaboradores suyos (muy probablemente el jefe de la Estación de la CIA en Madrid y otros agentes) presionaron a ministros y responsables de Exteriores o Justicia, visitaron a altos cargos de la Audiencia Nacional en sus propios despachos, se reunieron con jueces y utilizaron las visitas de políticos estadounidenses a España para intentar que los procedimientos judiciales naufragaran.

La Audiencia Nacional era el tribunal mercenario que servía (y sirve) a los propósitos del imperialismo americano. La justicia universal no podía afectar, de ninguna manera, a EEUU y aliados como Israel, puesto que ellos eran y son un “universo aparte”, los fuera de la ley. La prueba de todo ello es que, según ELPAIS, hubo colaboración de fiscales españoles con la embajada, siempre según los informes de la legación. A veces han informado con celeridad a la embajada de que pedirían el archivo de las causas, como hizo el fiscal Zaragoza el 14 de mayo de 2007 para anunciar al consejero político que se había opuesto al procesamiento de tres militares estadounidenses acusados de la muerte de Couso dictado por el juez Santiago Pedraz dos semanas antes. Zaragoza se reunió en su propio despacho con dos altos cargos de la embajada el 14 de abril del año pasado (cable “confidencial” del 17 de abril de 2009) para explicarles las claves del caso de Guantánamo. La noticia de ese encuentro, que se produjo solo tres días después de conocerse la existencia de la demanda, fue publicada en EL PAÍS el 18 de abril de ese año bajo este titular: “El fiscal rechaza investigar Guantánamo tras hablar con EE UU”. Y este sujeto, Zaragoza, es quién supervisó la petición de ingreso en prisión de dos…titiriteros. En fin… Lo de sus intervenciones en el juicio del 11-m, prefiero morderme la lengua. Otro fiscal de la AN, encubridor de las fechorías del imperio, Vicente González Mota, era considerado “estrictamente protegido” por la embajada (o la CIA) e informó con antelación al agregado jurídico de la embajada que no se opondría a la petición del juez Ismael Moreno de desclasificar documentos del CNI sobre vuelos de la CIA porque estaba convencido de que en los mismos no había nada “incriminatorio” (informe “confidencial” del 1 de febrero de 2007). Acertó González Mota, entre otras cosas porque esos documentos llegaron a la Audiencia unas semanas después llenos de tachaduras. El informe, “desclasificado”, del CNI era una pura farsa y una descarada tomadura de pelo, como lo suelen ser, en general, los archivos que “salen a la luz” procedentes de los servicios secretos (sólo hay que ver la basura que cedió el FBI al site Muckrock, en torno al 11-m español).

La podredumbre y corrupción de la justicia española, incardinada en un tribunal excepcional y vasallo, es insoportable cuando ELPAIS refiere cosas como esta: En otros momentos, y siempre de acuerdo con las versiones recogidas en los informes de la embajada, los fiscales explican a diplomáticos estadounidenses cómo actuar para entorpecer actuaciones de los jueces. El 14 de abril del año pasado (2009), el fiscal Zaragoza telefoneó a la embajada (norteamericana) para contar que él haría todo lo posible para que el caso de Guantánamo no cayera en manos de Garzón (todavía era juez de la AN), y sí del juez Ismael Moreno (uno de los más ultraconservadores de la AN). En cualquier otro país que tuviera un gobierno con un mínimo de decencia, independencia, soberanía y un miligramo de democracia, se hubiera empapelado al tal Zaragoza, al Mota y a su superior, Conde Pumpido, por traición y trabajar a las órdenes de una potencia extranjera. Pero no hay que caer en la inocencia de pensar que estos pájaros actuaban por su cuenta, sino por órdenes jerárquicas del Gobierno español, el “socialista”, de entonces, encabezado por esa indecencia ambulante llamada José Luis Rodríguez Zapatero.

El artículo de ELPAIS continua, pero lo dejamos aquí ya que es muy extenso pero sobre todo revelador de hasta qué punto los tentáculos del poder político americano-sionista pueden manipular a su antojo a la decrépita justicia y política españolas.

  1. ahriman33

    http://www.yrania89.blogspot.com.es/2016/02/comparando-datos-espanoles-de-los-anos.html

    https://yrania.wordpress.com/2016/02/28/8662/

    Fernando Sanchez-Dragó, en su columna del diario El Mundo (Madrid, 28 febrero 2016/pág. 24)
    expone cifras estadísticas oficiales correspondientes al año 1975 y a 2015.

    Su artículo lo titula “A BURRO MUERTO”…, ya que lo acaba con la frase “la cebada al rabo”…

    [La actualidad, hoy en España, es el] Debate de investidura…
    Comparo las cifras de 1975 con las del año 2016, que acaba de empezar.
    Presupuestos Generales del Estado:
    Año 1975:……3.822 millones de euros y
    Año 2016…122.083 millones de €.
    Déficit público:
    Año 1975………….. 0’4% y
    Año 2016……………8’5%.
    Deuda pública:
    Año 1975…………… 9% del PIB. y
    Año 2016…………… 98% del PIB.
    Tasa de paro:
    Año 1975…………..3’74% y
    Año 2016……………. 24’5%.
    Población reclusa:
    Año 1975…………….8.440 y
    Año 2016…………….más de 80.000.
    Vivienda:
    Año 1975……………con letras (sin hipoteca) y, año 2016……….. con hipoteca y desahucio.
    Impuestos:
    indirectos (sobre los bienes de lujo).
    Año 1975…No se pagaba IRPF ni IVA) y,
    Año 2016,…. IRPF más IVA, impuesto de Sociedades, impuesto de Bienes Inmuebles, impuesto de Primer Vagido y de Último Suspiro, Impuesto de Impuestos…
    Clase media:
    Año 1975……………………56% y
    Año 2016…………………… 43%.
    Industria:
    Año 1975…………….36% del PIB y
    Año 2016…………..12’8% del PIB.
    Funcionarios:
    Año 1975…………………700.000 y
    Año 2016………..3.000.000, grosso modo.
    Índice de fecundidad:
    Año 1975…………….2’8 y
    Año 2016…………….1’27.
    Inmigración :
    Año 1975………………0 y
    Año 2016……………. 6’5 millones.
    Aborto:
    Año 1975…………prohibido y,
    Año 2016………….. en torno a 150.000 al año.
    Suicidios:
    Año 1075…………… inapreciable y, ahora,
    año 2016………………….más de 30 al día.
    Proyección internacional:
    Año 1975………… 9ª potencia,
    y año 2016…7ª en ranking de miseria.

    Sueldos públicos:
    Año 1975: los alcaldes no cobraban y los diputados recibían en pesetas el equivalente a 60 euros [al mes?]
    (en el año 2016:los diputados tienen un sueldo anual de 76.920, amén de sustanciosos aguinaldos).

    Estas cifras proceden de fuentes oficiales: el BOE, el Ministerio de Hacienda, el Instituto Nacional de Estadística, la DGIP…

    Me gusta

  2. Pingback: La Audiencia Nacional, tribunal vasallo de EEUU e Israel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s