El terrorismo de EEUU, Israel y la OTAN se hunde en Siria: ¿ahora a por Rusia e Irán?

PUTIN

RUSIA ESTÁ DANDO JAQUE MATE A LOS PADRINOS DEL TERRORISMO ISLÁMICO

Los terroristas de EEUU y la Europa de la OTAN están siendo derrotados y borrados del mapa de Siria gracias a una eficaz estrategia de ataques combinados entre la fuerzas aéreas del ejército ruso, el Ejército Árabe Sirio y las milicias pro-iraníes de Hezbollah. La globalización de la guerra emprendida por EEUU y sus cortesanos sionistas, árabes y europeos está fracasando en Siria. Los aliados de las multinacionales que decían combatir a su protegido terrorista, el Estado Islámico (antes AlQaeda, ISIL, ISIS, etc), pero que en realidad estaban favoreciendo su expansión criminal en Siria, están redefiniendo su táctica de guerra neocolonial hegemónica para hacerse, como sea, con el botín sirio. La guerra “contra el terrorismo” encabezada por Occidente es, no hace falta insistir en ello, un completo fraude. Han fracasado incluso en su ridícula y obscena campaña mentirosa de manipulación propagandística acusando a Rusia de bombardear  poblaciones civiles sirias y a esos inexistentes “rebeldes moderados” (es decir, a sus criminales rebanacuellos).

Rusia está haciendo muy bien su trabajo limpiando Siria de los asesinos mercenarios de la CIA y el Mossad, algo que no esperaban los ideólogos de las “primaveras árabes” que han recurrido a todo tipo de tretas y prácticas criminales como pretexto para “combatir” (ayudar) a su franquicia del Estado Islámico: desde derribar un avión ruso de pasajeros en Egipto hasta perpetrar el atentado terrorista de falsa bandera de París, en noviembre del año pasado. No hay más solución para Siria que la derrota total de todos los terroristas (incluidos sus patrocinadores) y el restablecimiento de la paz bajo el mandato de Bashar Al Asad, el presidente legítimo del país. Por otra parte, la farsa de las “negociaciones de paz” que se están celebrando sobre Siria no son nada más que un ardid de EEUU para ganar tiempo y hacerlo perder a su enemigo ruso con falsos acuerdos para que la “oposición” terrorista tutelada por Washington gane protagonismo sobre una mesa política, ya que lo está perdiendo sobre el terreno militar sirio.

Derrotados en la práctica sus matarifes en Siria, el complejo criminal formado por los estadounidenses, el sionismo, los europeos y las monarquías del Golfo parece ser que está proyectando un plan B que se encargarían de poner en marcha dos de sus regímenes aliados más atroces: las dictaduras turca y saudí, que serían los principales ejecutores del trabajo sucio de invadir ilegalmente territorio sirio para hacer lo que no han conseguido sus zarrapastrosos asesinos de Alá Akbar, es decir, derrocar al presidente sirio Al Asad, eso sí, con la falsa excusa de todos conocida de combatir a la “yihad”. Algo que se antoja, cuanto menos, risible puesto que Turquía y Arabia Saudíta son las marionetas siniestras de EEUU y la OTAN, los principales padrinos del terrorismo yihadista en la región, a quien han dado soporte militar y logístico. Así que el sarcasmo es, también, pura perversión.

Sin título

AL MUÑEGOTE TERRORISTA DEL USASIONISMO SE LE ESTÁ ACABANDO LA CUERDA EN SIRIA

14107800441

DE VEZ EN CUANDO UNA OPERACIÓN TEATRAL NO VIENE MAL PARA SODOMIZAR AL POPULACHO

Con este nuevo escenario se produciría un gran salto cualitativo que podría activar una peligrosa dinámica de confrontación militar con Rusia e Irán, mientras el imperio y sus aliados estarían al acecho de lo que sucediera con sus vasallos turco-saudíes, si es que no intervendrían a continuación de ellos. El régimen turco ha estado, en los últimos tiempos, especialmente activo en provocaciones planificando ataques terroristas, tanto en su propio territorio como fuera de él, ya sea lanzando, a través de sus servicios secretos, bombas terroristas contra opositores como derribando cazas rusos en territorio sirio. Incluso existen fundadas sospechas de que la dictadura turca habría liberado el virus de la gripe porcina en zonas controladas por su enemigo histórico: los kurdos, quiénes, para mayor indignación turca, están combatiendo con determinación al Estado Islámico. Los kurdos, bajo la bota del régimen asesino turco, han sido infinitamente más masacrados que lo fueron bajo el antiguo aliado de EEUU, luego defenestrado, Sadam Hussein.

El genocida Erdogan y sus secuaces del gobierno turco han insinuado en varias ocasiones su intención de lanzar operaciones terrestres en Siria, algo que desean fervientemente pero que no harán si no es con la aprobación de su jefe político: EEUU. Turquía tiene además múltiples intereses en la zona como es el hecho de que podría controlar y ejecutar mejor las masacres contra los kurdos (con ayuda colateral-ocasional del Estado español, que contribuye con operaciones policiales-farsa en contra del PKK) y beneficiarse del comercio de petróleo con los hijos terroristas de Occidente, es decir, el Estado Islámico, cuyo contrabando es conocido que se realiza hacia territorio turco con total impunidad y donde allegados del dictador Erdogan están implicados en este homicida negocio. De hecho, en los últimos años las cuentas bancarias de la familia Erdogan y sus compinches políticos se han ido enriqueciendo gracias a ese comercio delictivo de petróleo, al tráfico que el régimen turco viene haciendo con los refugiados que llegan a su territorio y al negocio ilícito de armas con los terroristas.

La monarquía terrorista saudí, que al igual que Turquía está fuertemente monitoreada por EEUU e Israel, también ha afirmado que su objetivo es derrocar al presidente sirio Asad por la fuerza. Y para ello el país de las decapitaciones públicas y los latigazos estaría listo para desplegar unidades de su ejército en Siria lideradas (en la sombra o presencialmente), cómo no, por Estados Unidos. A los saudís podría salirle el experimento muy oneroso si tenemos en cuenta que ya tienen abierto un frente bélico (promovido por EEUU) en Yemen, donde los rebeldes huties les están dejando en ridículo, a pesar de que los carniceros saudis poseen amplia superioridad militar lo que no les impide, en un ejercicio de cobardía y clara limitación táctica, bombardear impunemente a la población civil y señalar como objetivos los hospitales yemeníes, empleando bombas de racimo suministradas por EEUU. Y, para que nada falte en las guerras del terror impulsadas por el imperio, el infecto régimen antidemocrático español les ha estado suministrando armamento a los jeque-asesinos por el jugoso importe de 24,5 millones de euros durante el año pasado. Todo ello ante la habitual pasividad de los dirigentes-rufianes de las “democracias” occidentales que, eso sí, se les cae la bilis y la baba cuando hablan de Rusia, Venezuela, Irán o Corea del Norte.

Dice Peter Korzun en Strategic Culture que El despliegue de tropas terrestres en Siria no sólo es una violación directa de la ley internacional. La acción provocará que la coalición entre Rusia-Siria-Irán esté al borde de la colisión con la liderada por Estados Unidos. Arabia Saudita, Turquía y otros estados que están dispuestos a comenzar un peligroso juego con el apoyo de Estados Unidos. Los Estados Unidos es, por tanto, el país clave. Puede y debe utilizar su influencia para evitar que ocurra lo peor. Se puede encauzar el proceso de confrontación de forma que se evite el deslizamiento hacia un conflicto incontrolable con repercusiones impredecibles.

El problema es que esta declaración de “buenismo” de Korzun hacia EEUU adolece de un enfoque más “radical” y realista contra el imperio. EEUU sólo busca garantizar sus intereses a cualquier precio y utilizará a sus aliados-fantoches árabes a conveniencia. En el tablero sirio Washington quiere revertir, como sea, la actual situación que le es muy desfavorable. Las violaciones al derecho internacional le importan un carajo a los gringos y a la OTAN ya que siempre las han violado utilizando a la siniestra ONU como fachada agresora. Que la línea roja de confrontación con Rusia e Irán se traspase dependerá de lo que los halcones del Pentágono y las agencias de inteligencia occidentales hayan diseñado, visto el retroceso que han experimentado en Siria gracias a la bendita intervención rusa. De lo que no cabe duda es que una incursión armada de Turquía y Arabia Saudita en Siria podría tener consecuencias desastrosas, la más importante, el comienzo de un conflicto armado semiglobal, que afectaría, de una u otra manera, a casi todo el planeta. Pero eso qué le importa a EEUU si ya está acostumbrado a ello.

  1. Pingback: Los planes del globalismo se hunden en Siria | Tribulaciones Metapolíticas
  2. dAÙL wASHINGTON fLORES jÀCOME

    ” … ESTOY CANSADO DE INSISTIR, TODO EL CONTENIDO DEL TEXTO QUE ACABO DE LLER, HE PUBLICADO EN RT. MANIFIESTO CON EE.UU., NO SE PUEDE NEGOCIAR UN CONFLICTO CON IDIOMAS DE NINGUNA CLASE. EL ÙNICO IDIOMA ES EL IDIOMA DE LAS ARMAS, Y SI NO ME HAN HECHO CASO, ALLÌ ESTÀN LAS CONSECUENCIAS. PARA EE.UU. NO EXISTE LA ONU, OEA, CELAC., UNASUR., CON TODAS SE LIMPIA EL TRASERO Y PUNTO. A EE.UU., HAY QUE ACRIBILLARLE DE COhETES Y BOMBAS ATÒMICAS PARA DESAPARECERLE DEL MAPA ÙNICA SOLUCIÒN. …”

    Me gusta

  3. Pingback: El terrorismo de EEUU, Israel y la OTAN se hunde en Siria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s