El último 1º de Mayo multitudinario en Alemania Oriental: ¿Por qué se hundió la RDA seis meses después? (y 3)

 

Berlin, Parade von Kampfgruppen zum Mauerbau

25 AÑOS DEL MURO ANTIFASCISTA, REZA LA LEYENDA EN EL PALCO DE AUTORIDADES

 

El fin de la RDA se debió, fundamentalmente, a dos hechos no concurrentes en el tiempo y no, necesariamente, relacionados entre sí. En primer lugar, gracias a una elaborada estrategia de tensión, acoso y derribo que hizo fortuna en la llamada “guerra fría” donde la propaganda de Radio Free Europe, la infiltración de saboteadores (el muro antifascista de Berlín sirvió para frenar, de alguna manera, la penetración de la OTAN y la CIA) y también, probablemente, a algunos errores políticos de bulto de las autoridades germano-orientales hicieron que el país fuese minado paulatinamente. Por otra parte, se gestó, en la ya “histórica-histérica” fecha de 1989, el conocido golpe de Estado a cargo de varios miembros del partido comunista germano oriental (Gregor Gysi, Hans Modrow, etc), quiénes pactaron con los presidentes de la entonces URSS, Mijail Gorbachov, Helmut Kohl de la RFA y Ronald Reagan, de EEUU la rendición de la RDA y su anexión, incondicional, a la Alemania del Oeste y, por tanto, a la OTAN, en lo que constituía la piedra de toque de la expansión imperialista de la Alianza Atlántica a toda la Europa del Este (incumpliendo, de este modo, el “pacto”-farsa al que Gorbachov y Occidente habían llegado para que la OTAN se “quedase” donde estaba y no fuese más allá de las antiguas fronteras del bloque oriental).

La pomposamente llamada “reunificación”, por los medios capitalistas occidentales, no fue tal sino una herramienta de propaganda para tergiversar y manipular la historia, puesto que para que hubiera existido tal “reunificación” debería haberse plasmado la misma en un acuerdo mutuo, expreso y firmado, en igualdad de condiciones y respetando todos los pactos previos (la no expansión de la OTAN), por parte de los presidentes de las dos Alemanias, no mediante la imposición de una de las partes a la otra. La RFA, apoyada fuertemente por EEUU y sus socios de la OTAN, hizo su particular “anschluss” con la RDA a precio de saldo. Lo que ocurrió después, con éste último país, es de sobra conocido: fue descapitalizado de forma salvaje. Las empresas públicas de la RDA, instituciones culturales y toda actividad económica de la Alemania del Este fue vendida a un consorcio mafioso, constituido al efecto desde la entonces RFA, llamado Treuhand, con el que se enriquecieron delictivamente decenas de empresarios con pasado nazi (que recuperaron sus bienes confiscados justamente por la RDA) y políticos de la Alemania del Oeste. También se produjo una gran purga entre funcionarios de la RDA, muchos de los cuáles fueron perseguidos judicialmente, incluso por haber juzgado a elementos terroristas, pagados por Occidente, que se habían infiltrado en la RDA para realizar acciones de sabotaje y propaganda subversiva. Otra de las consecuencias del “neues kapitalismus” es que más de tres millones de trabajadores de la RDA, como consecuencia de la venta de las empresas públicas a la RFA, fueron a la calle.

La RDA poseía, en 1989, un valor económico por un monto total de 1200 millones de marcos, con una renta per cápita/habitante más que aceptable. Tras la anexión, todo ese capital se trasladó a Alemania Federal. Esta riqueza social de la RDA se convirtió en 1,2 billones de marcos alemanes del imperialismo capitalista. Es decir, décadas de trabajo provenientes de los escombros y de las cenizas de la II Guerra mundial habían caído en manos del neohitlerianismo alemán, las cuales fueron totalmente destruidas. Un ejemplo de todo ello fue el desmantelameinto del tejido industrial de la RDA. Un caso particular, a recordar, fue el de una gran planta química de propiedad estatal (VEB Stickstoffwerk) que estaba situada en el distrito de Piesteritz, en Wittenberger. Empleaba a unos 10.000 trabajadores y ocupaba el tamaño de un pequeño pueblo. Fue liquidada, como tantos activos económicos de la RDA, para ponerla en manos del capitalismo salvaje privatizador del Oeste (el conglomerado especulador Treuhand). VEB pasó de tener diez mil trabajadores a poco menos de 700. El nuevo orden político impuesto por la República Federal de Alemania tuvo un objetivo: el enriquecimiento del sistema capitalista de la RFA y la destrucción completa de toda actividad económica de la RDA. Esto se pudo ver muy claramente (los inmensos aumentos de beneficios en todos los ámbitos de la economía de la RFA) durante los primeros años después de la anexión. La venganza del imperialismo alemán, tutelado por EEUU, sobre el otro Estado alemán, la RDA, era palpable. ¿Cuál es la situación de las personas en el este de Alemania hoy en día?. Una ola de miseria recorre la antigua RDA, acompañada de recortes sociales y desempleo masivo. No es de extrañar que la antigua RDA sea considerada actualmente como una de las regiones más pobres de Europa

En definitiva, el revanchismo tomó carta de naturaleza y lo que no hicieron en Alemania Federal durante cuarenta años con miles de nazis a los que dieron cobijo, pensiones y trabajo en la Administración pública, lo ejecutaron, de forma sistematizada e implacable, no sólo contra los miembros del partido comunista germano oriental, el SED, sino contra el conjunto de los alemanes de la RDA, a los que llamaron despectivamente “ossies”. Los alemanes orientales pasaron de vivir en un Estado anti-fascista a saborear las ¿mieles-hieles? del capitalismo y su fascismo “blando”. Ya estaban, por fín, en “democracia”. La anexión de la RDA a la RFA fue un acto ilegal y una estafa para los ciudadanos alemanes democráticos. Fue la ejecución de un plan que ya se había elaborado en la Alemania de Adenauer de los años 50, pero que se mantuvo en la nevera para ser puesto en práctica en cuanto se dieran las condiciones adecuadas, reactualizándolo, lógicamente.

Mientras, y de cara a la opinión pública, lo que se vendió en aquel agitado año de 1989, fue la escenificación, por los media pro-imperialistas, de una avalancha de propaganda, manipulación y sensacionalismo no vista desde la guerra fría. Entonces no existía Internet para contrarrestar aquella orquestada campaña de mentiras y abrumadora intoxicación de los medios controlados, donde se nos mostraba, con grandioso aparato publicitario anticomunista, una muchedumbre de “refugiados” germano-orientales yendo a toda pastilla a abrazar el capitalismo hedonista occidental (luego se arrepintieron) y, supongo, que algunos de ellos a hacer cola en la sede de la CIA, en Berlín Occidental, para recibir la paga por los servicios prestados.

Tampoco la banda corrupta política capitalista perdió el tiempo. Según un neocon español (seguramente de esos que aplaudían a la red Gladio que asesinaba ciudadanos inocentes en Europa Occidental) y que fue franquista a tiempo completo (no me acuerdo de su nombre), los comunistas (después de los sucesos del Este europeo) debían “arrodillarse” ante el “capitalismo” y “pedir perdón”. Por su parte, un promocionado mediocre vasallo de los que masacran civiles por petróleo, Francis Fukuyama, proclamaba con aire de insultante obscenidad “el fin de la historia”…para que comenzase la nueva del IV Reich de EEUU-Israel y la OTAN. Se había consumado, definitivamente, la pantomima de la disolución del Muro, con toda su exuberante iconografía de falseada y deformadora propaganda para la posteridad. A este respecto, recuerdo una carta (sorprendentemente publicada) de un lector del diario ELPAIS, durante aquellas jornadas de histeria colectiva anticomunista, en la que mostraba su malestar e indignación por el tratamiento informativo que dicho diario “independiente” estaba dando acerca de los “sucesos” en el Este socialista, en particular, en la RDA. El lector tildaba la información del periódico polanquista de (más o menos) “amarillismo y de caer en unas cotas de miseria moral e indignidad bochornosas”, parafraseando una cita de Groucho Marx, que no recuerdo ahora (la pondré cuando me haga con el recorte de periódico que aún, creo, conservo de aquella fecha). (* ver cita al final)

El descontento o malestar de la ciudadanía germano oriental con sus dirigentes, y cualquier otra actividad subversiva ocurrida en la RDA, en los días previos a la disolución del Muro, fue fagocitado, puntual y meticulosamente, por EEUU y la OTAN, al igual que en el resto de la Europa socialista, usando los mismos mecanismos involutivos que en las recientes “revoluciones” árabes o en el sainete golpista sangriento de Kiev, como es sabido, acontecimientos instigados fundamentalmente por Washington, Israel y la OTAN y coordinados por dos personajes siniestros, sobrados, ambos, de criminalidad: el terrorista del ISIS John McCain y la hiena predilecta (tiene cara de ello) de la Casa Blanca, Victoria Nuland, la portavoz de Obama, ambos bajo órdenes directas del presidente estadounidense. En la RDA, en 1989, se materializó esa “ayuda” con la creación del llamado “Nuevo Foro” (ya mencionado en la parte primera) formación que agrupaba a la iglesia protestante reaccionaria de la RDA (a la cabeza de las “protestas” el pastor anticomunista Joachim Gauck, hoy jefe de Estado de Alemania) y un maremágnum político de conversos al capitalismo, troskistas, neoliberales, engañados, etc…todos ellos supervisados por la CIA y el espionaje alemán federal, el BND. También hubo, todo hay que decirlo, honestos ciudadanos de la RDA (la mayoría), que creían en un cambio de rumbo de la política socialista del gobierno alemán oriental, exigiendo unas dimisiones que fueron impuestas, básicamente, desde el lado Occidental, pero no entró nunca en los planes de aquéllos la disolución de la RDA.

En el resto de Europa, igualmente en 1989, el Papa polaco Wojtyla, la premier inglesa Margaret Thatcher y el presidente USA, Ronald Reagan, fueron los activadores principales de eso que dieron en llamar “revoluciones de terciopelo”, eso sí, alfombradas  todas ellas en los salones de la CIA, el MI6 y en las cloacas vaticanas a través de sus marionetas que tenían repartidas por el Pacto de Varsovia (Gorbachov-Yeltsin en la URSS, el ultraderechista Vaclav Havel en Checoslovaquia, el reformista Janos Kadar, en Hungría, los golpistas de Rumanía que asesinaron al presidente del país, Nicolae Ceaucescu, bajo órdenes directas de la CIA, o el contemplativo Wojciech Jaruzelsky en Polonia, dando vía libre al sindicato meapilas polaco Solidaridad, enteramente creado y financiado por la CIA). Todos ellos fueron quiénes se encargaron de ejecutar la tramoya para el triunfante y emergente imperio euroamericano. Un muro de alambrada y hormigón que la OTAN, construyó con la sangre de Gladio y del añejo pasado nacionalsocialista. Finian Cunningham nos recuerda ese pasado: El reclutamiento de miles de agentes nazis, oficiales militares y científicos, por parte de Occidente, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial para librar una guerra clandestina contra la Unión Soviética, fue la señal inequívoca de los objetivos estratégicos occidentales.

Uno de los personajes más decisivos en todo aquel proceso de demolición controlada de la RDA, el último jefe de Estado de la RDA, en 1990, Hans Modrow, quien participó activamente por el “cambio” en los últimos días de la RDA y contribuyó resueltamente al proceso de anexión, hipócritamente, ya a sus 85 años, en una entrevista realizada en 2013, retomaba el viejo lenguaje marxista anti-imperialista de que el fascismo es una forma del capitalismo, un capitalismo imperialista, intentando ¿expiar? los pecados de la traición de 1989. Aunque ahora vaya de apóstol de la izquierda alemana y recupere la bandera de la RDA diciendo con cierto aire de no sé si impostada nostalgia que “Nosotros queríamos una nueva Alemania, y esta nueva Alemania tenía que ser socialista. Esto es lo que constituye para mí el problema fundamental: aquello por lo que yo luché, o sea, una Alemania socialista y pacífica, ya no existe; y eso es lo que yo extraño, porque lo que existe hoy es una Alemania que quiere volver a ser una potencia mundial, que está al lado de los Estados Unidos y que juega un papel de dominación en Europa. Yo estoy en contra de eso, yo quiero una nueva Alemania.” “Yo no puedo recuperar la RDA porque la historia siempre va hacia adelante”.

Un “gran” descubrimiento, el de Modrow. El ex jefe de la RDA luchó por una Alemania antifascista y socialista a la que él mismo se encargó de expedir el certificado de defunción en 1990 y ahora reconoce que Alemania quiere ir de la mano de EEUU. ¿Alguna vez dejó de estarlo? ¿Hubo alguna probabilidad, después de liquidar la RDA, de continuar con una “nueva” Alemania unida, neutral, solidaria, socialista y verdaderamente libre?. La respuesta es no y Modrow  ya lo sabía en 1990 y no tuvo problemas a la hora de entregar la cuchara, el tenedor y el plato completo a Helmut Kohl, Mihail Gorbachov y Ronald Reagan. Hans Modrow creía, ¿ingenuamente? que la unificación alemana debía comportar una Alemania ajena a la OTAN, un planteamiento que el golpista Gorbachov (a quien Modrow llama traidor, a buenas horas mangas…). se negó en redondo a admitir, confirmándoselo incluso al entonces representante de Exteriores de EEUU en aquel momento. Modrow, es cierto, que también clamaba, en enero de 1990, porque la RDA no se deshiciera en pedazos. Pero lo hizo después de arriar la bandera del compás y el cincel; entonces, ya sólo quedaba el teatro de jugar un papel de comparsa ante Gorbachov, Reagan y compañía…La RDA iba a anexionarse, sí o sí, a la RFA y ser parte integral de la agenda de la OTAN.

Modrow tiene, eso sí, el detalle de contar una anécdota que debería haberle hecho reflexionar, a él y a los sinvergüenzas que promovieron la caída de la RDA. Cuenta Modrow que estando en el Metro: “una señora mayor (ex alemana oriental) estaba sentada frente a mí, me miró y me preguntó: “Señor Modrow, ¿me puedo sentar a su lado?”. Le dije: “Claro, ¿por qué no?”, y ella me replicó: “Yo nunca estuve en su Partido. Yo quería ser maestra y no lo logré, fui hermana en la diaconía de la iglesia y trabajé en un hospital. Yo le quiero decir con todo respeto que no quisiera que no se pierda todo aquello por lo que usted luchó, que no se pierda todo lo que fue la RDA”. Un lección de humildad para quién fue un intermediario más en la demolición controlada del Estado de obreros y campesinos.

Puede que La RDA no fuese ese “paraíso” para los trabajadores que señalaba en interrogante Bruni La Motte en su breve librito acerca de la RDA (RDA, ¿infierno de la Stasi o paraíso de los trabajadores? Lecciones que debemos aprender) ni fuese, tampoco, la perfección como sistema político socialista, pero esa imagen de país gris, opresivo, de gente poco agraciada, mujeres hombrunas y demás tópicos salidos de la factoría de la guerra fría occidental eran tan ridículos y grotescos como fácilmente contrastables, al menos hoy en día cuando la propaganda anti-RDA está completamente deshecha (salvo para los que siguen viviendo de ella), no sólo en lo que se refiere al modo de vida, a la cotidianeidad, en la RDA y otros países del Pacto de Varsovia, sino respecto de aquellos acontecimientos políticos que promovieron, instigaron y financiaron desde los países capitalistas (el “levantamiento” de Hungría de 1956, el mismo de Berlín, de 1953 o la famosa Primavera de Praga, de 1968, en Checoslovaquia) . Me ocuparé de ellos cuando tenga tiempo.

 

(*) CITA TEXTUAL DEL LECTOR DEL DIARIO EL PAÍS, A PROPÓSITO DE LOS ACONTECIMIENTOS DE 1989 EN LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE ALEMANIA, QUE TODAVÍA CONSERVO

CARTAS AL DIRECTOR

Título: Nada y miseria

“He dejado de comprar su periódico por no mostrar grandes diferencias entre la Prensa más reaccionaria y la suya. Las últimas portadas relativas al caso RDA son dignas de la mejor y más acentuada Prensa amarilla. Es sangrante el tratamiento que dan a las noticias relacionadas con países del Este. Es triste reconocerlo, pero parafraseando al genial Groucho Marx (¿les suena este apellido?), diría que ELPAÍS “surgiendo de la nada, ha alcanzado las más altas cotas de miseria….informativa”. (Juan Antonio Díaz Gutiérrez, Madrid, octubre de 1989)

 

En fin, les presento, a continuación, algunas imágenes de la “fealdad siniestra” de la RDA. No, no van a aparecer Lenin, Honecker y San Jose Stalin devorando niños con patatas chips o explicando las bondades del socialismo a través de sus obras completas. Tampoco grandes marchas de apoyo al régimen con la hoz y el martillo a cuestas….sino imágenes que es posible, quizás, sorprendan (o no) a más de uno/a…y que representaban, fielmente, la polaridad opuesta a lo que propagaba el capitalismo de guerra del Oeste que, seguirá creyendo, conspiranoicamente, que también estaban “amañadas”…

TODAS LAS FOTOS SON DE LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA ALEMANA, NINGUNA PERTENECE A ALEMANIA FEDERAL U OTRO PAÍS . ALGUNAS DE ELLAS ESTÁN HECHAS POR EL FOTÓGRAFO PARTICULAR KLAUS MORGENSTERN, QUIÉN VIVIÓ EN LA RDA.

 

file-0000cd84-jpg-data

MAYO DE 1972, DISFRUTANDO DE UN DÍA RADIANTE EN LA FUENTE DE ALEXANDERPLATZ,  BERLÍN ORIENTAL

 

 

LEIPZIG1968

UNA ANIMADA CALLE PEATONAL EN LEIPZIG (RDA),  1968

 

 

 

 

22522288693_30f5c6567e

1973. PODÍAS IR A LA MODA

 

 

roessler-media.news_.de_

JÓVENES MODELOS DE LA RDA

 

 

la-moda-oltre-il-muro-perche-anche-la-ddr-sapeva-essere-fashion-1917465718[558]x[372]360x240

Y OTRA JOVEN DDR MÁS

 

 

modische_maschen_1967_4_1

TAMBIÉN EXISTÍAN LAS REVISTAS DE MODA. SE LLAMABA MODISCHE MASCHEN Y ESTA ES DEL AÑO 1967

 

 

poster-ddr-berlin-mokka-milch-eisbar-1969-138902

BERLINESES DEL ESTE EN 1969. PARECE LA UNTER DER LINDEN

 

 

baf1e7119b617ff5b773d56bbc36051f

UNA PORTADA DE UN ANUNCIO CUALQUIERA EN LA RDA 

 

 

juventudGdrplaya

JUVENTUD DE LA RDA EN LA PLAYA (AÑOS 70)

 

 

1973-mode-ddr-praesent-20

MUJERES EN BERLÍN ESTE A LA ÚLTIMA

 

 

Frauen-in-der-DDR

MUJER OBRERA EN LA RDA

 

 

Kranf_hrerin

DIRIGIENDO LAS OPERACIONES

 

 

roessler_855277710_800x600_4c49ad8c2d3f589a658d4c560685ca23

AGENTE CONFIDENCIAL…PREPARADA PARA INFILTRARSE EN LA RFA

 

 

poster-ddr-fernsehgeraetewerk-stassfurt-1973-138437

OBRERA EN LA FÁBRICA

 

 

artesaniaaños70

 JÓVENES ARTESANAS DE LA RDA EN LOS AÑOS 70

 

 

1972-mode-ddr

UN DÍA DE ASUETO

 

 

SIEMPRE OÍ QUE LA MUJER ALEMANA ORIENTAL ERA DE ASPECTO TOSCO Y DESAGRADABLE….AQUÍ VAN UNOS EJEMPLOS (SÍ, YA SÉ, VA CONTRA LAS CONVENCIONES DEL FEMINISMO DE LA TERCERA O VIGÉSIAMA OLA….)

 

mode2_9421328

 

 

21073806,16887136,highRes,bild-05

 

 

lottoingdr1973

INDIGNANTE……ALEMANES ORIENTALES JUGANDO A LA CAPITALISTA LOTO DE LA RDA…QUE ERA JUEGO OFICIAL…MALA SUERTE, ALGUNO YA SE HACÍA ILUSIONES DE QUE ESTABAN JUGANDO CLANDESTINAMENTE

 

 

size=708x398

QUÉ VERGÜENZA….NUDISMO-TOPLESS BAJO UN RÉGIMEN COMUNISTA..ESTO CON FRANCO NO PASABA.

 

 

1987-mode-ddr

EN LOS AÑOS 80 TE GUSTARA O NO EL PUNK O LA NEW-WAVE…TAMBIÉN SE DEJÓ VER EN LA RDA

 

  1. Pingback: ¿Por qué cayó la DDR? | HURANIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s