El vuelo MH370 encuentra su “conspiracy theory”: dan por buena la chatarra plantada en la isla Reunión (y 2)

PLANO

LOS AVISTAMIENTOS

El hallazgo de restos (de un exiguo resto, exactamente) procedentes del vuelo MH370, desaparecido hace más de un año en una playa de de la Isla de Reunión, confirmado, finalmente, por fuentes oficiales francesas y malasias (aunque parece ser que andan a la greña, porque unos piden algo más de contención -franceses-, mientras que los otros certifican los hallazgos al cien por cien), tiene que retrotraernos necesariamente al mismo día de la “desaparición” del aparato, porque lo encontrado en Isla Reunión choca, frontalmente, con muchas cosas vertidas por los mentideros oficiales. Y es que, la verdad, hay que tener la fe del carbonero para tragarse esta monumental engañifa oficial. En primer lugar, con la “calculada” trayectoria de vuelo que hizo el oficialismo en su día, la búsqueda se restringió, prácticamente, a la zona costera de Australia, no más allá de 2000 km. En segundo lugar, están los testimonios de los residentes de una de las islas Maldivas, la isla de KudaHuvadhoo, (con una población no mayor de 3500 habitantes) que coincidieron en que el avión (perfectamente visualizado como perteneciente a las líneas aéreas malasias) viajaba de norte a sureste, hacia el extremo sur de las Maldivas. Todos los testigos afirmaron prácticamente lo mismo: el ruido intenso que emitía el avión y que iba situado a muy baja altura. Volaba tan bajo que incluso algunos testigos pudieron ver las puertas del mismo con sus colores característicos. Probablemente, ese avión estaba a poco más de 150 metros sobre el nivel del mar. A esa altura, el avión se mantenía lo suficientemente bajo para evitar el radar convencional. 

Al día siguiente, se informó de los avistamientos en los medios de comunicación de Maldivas, pero el ministro de Transporte de Malasia declaró que los informes que él poseía descartaban como “inciertos” esos avistamientos, basándose para ello en una conversación mantenida con los jefes de las Fuerzas de Defensa de Malasia y Maldivas. La Fuerza de Defensa Nacional de Maldivas declaró que no había rastro de que el MH370 hubiera sido recogido en su radar. Claro que no…puesto que el avión estaba, supuestamente, volando a la altura anteriormente citada de 150 metros, indetectable para los sistemas de radar, y el resto de dispositivos de seguimiento que llevaba el Boeing habían sido desactivados intencionadamente.

Si los testimonios de los avistamientos no son “ciertos” implica que los residentes mintieron deliberadamente al no proporcionar ninguna prueba sobre este hecho. Entonces ¿Cuál sería la motivación de esos testigos para “inventarse” mentiras tan descaradas? ¿Cómo se puede poner en tela de juicio que al menos 300 personas que vivían en Kuvahuvadhoo vieron de forma independiente el avión? Algunos se preguntarán…habiendo cámaras y videos que pueden estar al alcance de todo el mundo, es extraño que nadie intentara captar algo tan fuera de lo común como es ver un avión volar a tan baja altura. Tan simple como lo que sigue: Los habitantes de un pequeño pueblo de pescadores no tienen por qué tener un teléfono móvil y, de tenerlo, puede no llevar una cámara o incluso pueden no saber cómo tomar una foto.. Los lugareños de una isla remota no se pasan el día, precisamente, en Facebook, haciéndose ‘selfies’ o enviando mensajes chorras en Twitter”, como hacen en el esclerotizado Primer Mundo esa generación de idiotas lobotomizados por los Iphone y smartphones. Los nativos de las Maldivas no son ricos ociosos, sino humildes pescadores cuya única preocupación es vivir al día.

La manipulación oficial es incuestionable desde el primer momento puesto que la aportación del testimonio visual de los nativos de la isla de Kudahuvadhoo ha sido ignorada por los investigadores oficiales, que podían haberla tenido en cuenta. Se han ceñido, exclusivamente, a unos supuestos cálculos desarrollados por expertos de vuelo que situaban la probable zona de accidente del MH370 en 2000 kilómetros a la redonda, al sur de Perth (Australia). Mal que les pese, LOS OJOS NO MIENTEN.

Algunos de los testimonios, perfectamente datados, son los siguientes:

Abdu Rasheed Ibrahim, de 47 años

“Vi un gran avión y también sus colores – las líneas rojas y azules – por debajo de las ventanas, y luego oí el ruido fuerte.”Fue raro, muy raro. Era enorme y estaba volando bajo. Era un día de fiesta (sábado) y la mayoría de la gente se había ido a la cama después de orar. Yo no sabía que era un avión desaparecido. Me fui directamente a casa y le comenté a mi esposa lo que había visto. Le dije a mi familia, ‘vi un avión que estaba volando muy bajo’. Este es el avión más grande que he visto en mi vida pasando muy cerca de esta isla. Mi familia dijo: “Puede ser que se trate del avión de Malasia”. He visto fotos del avión desaparecido y creo que se trataba de ese aparato.

Humaam Dhonmamk, 16 años, estudiante

“Vi los colores azul y rojo en el lateral del avión. Según se acercaba se oía cada vez más un fuerte ruido. Le dije, también, esto a la policía”.

Ahmed Shiyaam, de 34 años, gerente de una clínica médica local:

“Estoy muy seguro de lo que vi en un día muy claro y brillante, y lo que vi no era normal, el avión era muy grande, y volaba muy bajo. Yo supe más tarde que otras personas lo habían visto también”.

Ahmed Ibrahim, de 40 años:

“Esto no fue una visión normal, el avión era diferente. Era muy grande, muy ruidoso, volando bajo. Por la tarde en la playa, me comentaron que había noticias sobre un avión desaparecido. Creo que este era el vuelo “

Ali Rasheed, isleño de Kudahuvadhoo

Soy de Kudahuvadhoo. Todo el mundo en la isla vio el mismo avión, al mismo tiempo y en un mismo sentido. Mi hermano lo vio y la dirección que él dijo que tomaba era hacia las islas de reunión

En definitiva, los lugareños de Maldivas debieron ver un ovni, soñaron con arcángeles o, directamente, se inventaron su historia. No es la primera ni será la última vez que los lazos entre los medios corporativos, investigadores y las agencias militares y de espionaje son algo más que elucubraciones “conspirativas” teóricas. Por cierto, en Maldivas existe un régimen dictatorial afecto a EEUU. Por tanto, casi sobran las palabras.

UNA BOMBONA ANTI-INCENDIOS VARADA EN LA PLAYA

fire-bottle-1

EL BUTANERO DEL MH370 SE DEJÓ LA BOMBONA EN LA PLAYA

El 25 de marzo de 2014 (casi veinte días después de la desaparición del MH370) un misterioso objeto, una bombona de extinción de incendios correspondiente a un avión, se halló varada en una playa situada en Baarah, en las islas Maldivas. Los isleños primero pensaron que se trataba de una bomba y lo pusieron en conocimiento de las autoridades, aunque finalmente se confirmó que se trataba de un recipiente para extinguir incendios a bordo de los aviones. Es decir, se trataba de un elemento que se integra en la propia estructura de seguridad (supongo que funcionando de forma automática) de un avión comercial de pasajeros en el caso de incendio de los motores u otro equipamiento del aparato. No me preocupa, salvo que este extraño “regalo” caído del cielo sigue envuelto en el oscurantismo.  

Hasta el día de hoy nadie sabe por qué las autoridades de Maldivas no han liberado información sobre la presunta procedencia del objeto. Y es que nadie se cree que caigan todos los días ese tipo de “cuerpos extraños” en una playa cualquiera. No se sabe si dicha bombona fue utilizada o si contenía, todavía, líquido anti-incendios. No hay nada que hable de informes al respecto, ya que los investigadores insisten en que el MH370 no pudo haber desaparecido (o pasado) en lugar alguno cercano a las Maldivas. Desde luego, mienten más que hablan y lo saben.

ESTA TEORÍA OFICIALNOICA ES UNA RUINA

Pero con ser los testimonios y “extraños objetos” anteriores una herramienta clave para desenmascarar la farsa oficial que nos han contado hasta hoy mismo, para desbaratar el chapucero puzzle oficial hay que volver a la primera cuestión antes planteada. Si los cálculos matemáticos que establecieron inicialmente los llamados “expertos” era una presunta zona de “caída” del aparato a lo largo de un arco que abarcaba 1.800 kilometros al suroeste de Perth (Australia), entonces, ¿cómo demonios apareció un pedazo de chatarra en la Isla Reunión? Han estado un año y pico tomándonos el pelo y también a los familiares. Y, lo que es peor, es que algunos habían notado, en su momento, que la búsqueda estaba haciéndose en el lugar equivocado. Argumentar ahora que el movimiento direccional de las  corrientes oceánicas del Sur ecuatorial se corresponden con el lugar del hallazgo…es cuanto menos lamentable. Porque si ya sabían, científicamente, que el flujo oceánico es tal como se muestra en la imagen de abajo.….por qué, entonces, estaban perdiendo el tiempo en hacer teatro en Australia. Se pilla antes a un mentiroso que…..

ocean_current

TODO APARENTEMENTE EN ORDEN. PERO HAY UN PROBLEMA….LA TRAYECTORIA DEL AVIÓN, CUANDO DESAPARECIÓ, NO ESTABA EN EL SUR ECUATORIAL DEL OCÉANO ÍNDICO SINO ENTRE EL NORTE ECUATORIAL Y LA CONTRACORRIENTE ECUATORIAL -EQUATORIAL COUNTER-. POR TANTO, DE HABER “DESAPARECIDO” AL NORTE, LOS RESTOS DEBERÍAN HABERSE UNIDO A LA CORRIENTE SUR ECUATORIAL Y HABER APARECIDO, EN CONSECUENCIA, EN LA ISLA DE REUNIÓN, CERCA DE MADAGASCAR. ESTO, POR DAR RÉPLICA AL CUENTO OFICIAL DESDE OTRO PUNTO DE VISTA.  LO PLAUSIBLE SIGUE SIENDO QUE EL AVIÓN ATERRIZÓ EN DIEGO GARCÍA Y LUEGO….

Según los flujos oceánicos del mar Índico mostrados en diversos mapas  la corriente marina ecuatorial del Norte fluye hacia la costa de África a una velocidad media de aproximadamente 9 kilómetros por hora (esto no lo he podido confirmar, aviso; lo lógico, también, es pensar en las diversas alteraciones, tanto climáticas como en la propia inestabilidad de las corrientes oceánicas). De este modo, dicha corriente tendría la capacidad, en al menos dos semanas (tal vez un poco más), de llevar piezas de restos de la aeronave desde un punto situado al oeste de las Maldivas hasta algún lugar “de la costa de África”. En concreto, la distancia entre KuvaHudvadoo (Maldivas) y Saint André (Reunion) es de 3.228,89 km. El cálculo de dos semanas sale casi clavado, siempre admitiendo que el avión se “cayera” cerca de las Maldivas, claro.

Por tanto, no concuerda en absoluto con la teoría inicial oficial de la “caída del avión” en el área cercana a Australia y, respecto del flaperón hallado, si las predicciones anteriores son correctas, entonces el avión tuvo que “caer” cerca de las islas Maldivas o del atolón de Diego García. Pero no el 8 de marzo de 2014 sino ¡hace dos semanas!. De lo contrario habría aparecido la chatarra en la Isla de Reunión poco menos de un mes después de desparecer el Boeing 777, es decir, a finales de marzo del año pasado. Este sería el contraargumento, digamos, menos arriesgado, “anti-Diego García”-secuestro electrónico.

 

Aquí arriba tenemos la teoría-charlotada promocionada por el New York Times. Según la infografía anterior los restos salen de la costa de Australia y llegan hasta la isla de Reunión. Previamente, el avión salió de Malasia e hizo un giro de 180 grados (según modelo matemático de satélite u ordenador, aunque no dicen si el Boeing 777 fue secuestrado o llevado por el viento..) y fue a “caer” a Australia. Ok, según ese modelo allí estaban (en la costa australiana) los restos del MH370, los cuáles enfilaron a través de las corrientes del sur ecuatorial y llegaron (llegó) hasta Reunión. Entonces..si sabían, previamente, que podían haberse desplazado esos restos en la dirección que aparece en la infografía, en función de los cálculos sobre las corrientes marinas del Índico, por qué, desde un principio, no realizaron labores de búsqueda en el sentido propuesto por los lumbreras de turno. Utilizando sus avanzadísimos satélites militares, los que valen para cartografiar zonas terrestres hasta para escrutar una moneda y en el mar son incapaces de ver un pedazo de chatarra. Por tiempo no quedó. Tuvieron un año para hacerlo.

Pero es que tal vez NO había tales restos, ni avión, ni nada que se le pareciese. Tal vez, en su defecto, esos restos fueron desguazados y lanzados al mar para ser utilizados como señuelo. O, bien, el Boeing fue “tirado” al mar cerca del atolón militar por las razones expuestas aquí y aquí. En caso contrario, el avión sólo pudo aterrizar en Diego García y allí ser introducido en un hangar, a modo de jaula de Faraday, luego…nadie sabe que pudo pasar. Que el MH370 fue a estrellarse cerca de la costa australiana es, simplemente, impensable. Es una teoría esperpéntica que se desbarata por sí sola.

Por tanto, en base a todo lo anterior, la evidencia que queda al descubierto es…¿qué coño hacían los equipos internacionales de búsqueda “rastreando” en la costa australiana, mientras un trozo del avión “perdido” estaba viajando, con percebes a bordo, rumbo a la isla de Reunión?

De todas formas, indirectamente, incluso la hipótesis por la que inicialmente se inclinan los magistrados franceses que investigan este suceso es…un secuestro del avión, dado que su sistema de localización y comunicación fue desactivado de forma voluntaria antes de cambiar de ruta. Esto es lo último que he leido. Vayan echando la culpa a algún terrorista, al locuelo del comandante o a su señora, a los iraníes o a Putin. Los familiares de las víctimas ya están viendo toda esta opereta como un vil engaño, como no podía ser menos.

 

    • uraniaenberlin

      Gracias por la info….Curioso que Der Spiegel, revista muy cercana al poder en Alemania, sea la que lanza, a veces, información que, aparentemente, deja al descubierto las fechorías de la OTAN o los servicios de inteligencia de su país.

      Salud

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s