El vuelo MH370 encuentra su “conspiracy theory”: dan por buena la chatarra plantada en la isla Reunión (1)

Missing Malaysia Plane

Los fans de las “teorías conspirativas” oficiales están de enhorabuena. El montaje del MH370 ha durado casi año y medio para orquestar, finalmente, lo que parece ser una opereta de lo más lamentable. Papá democracia USA había sido de los primeros en señalar que los restos encontrados en la isla de Reunión (entre Madagascar y el atolón militar de Diego García, lugar éste donde probablemente aterrizó –contra su voluntad- el Boeing 777) correspondían al avión “siniestrado”. Recordemos que la mentira, además de tener las patas muy cortas, siempre aparece en primer lugar en boca del que tiene mucho que ocultar. Y las marionetas mediáticas de los mentirosos son las que se ponen en primera línea de choque a la hora de lanzar una copiosa y bien calculada campaña publicitaria favorable a las tesis oficiales con su estomagante soniquete de “teorías conspirativas”. A pesar de los pesares, nada ya es creíble; no en el hecho de que el resto hallado sea del avión que se esfumó hace dieciséis meses, que lo puede ser, por supuesto, sino en que nos quieren vender una fábula de cómo se pudo gestar la “desaparición” del mismo.

A pesar de que el diario pronorteamericano de la mañana (ELPAIS) avisase el otro día de que De confirmarse la hipótesis, al menos se eliminarían algunas de las teorías (conspirativas) que han rodeado el caso, como las que defienden que el aparato llegó a aterrizar sin problemas en la base militar estadounidense de Diego García, la hipótesis oficial sigue siendo …¡ninguna!. No…si aterrizar, como dice ELPAIS, es harto probable que el cacharro lo hiciera, sin problemas, en el islote militar. La cuestión es saber cómo y dónde fue a parar la tripulación y el pasaje. En fin, que la prueba del algodón la encomendaron al Ministerio de Defensa francés, organismo de probada independencia, quien ha dicho que el flaperón encontrado en Reunión forma parte del avión Boeing 777 que perdieron de vista todos los radares del planeta y del espacio. El problema es que aunque esa parte de la aeronave la hayan certificado como auténtica nada impide creer, con argumentos críticos, que haya podido ser llevada hasta allí para dejarla como “prueba” de que el avión se dio de bruces contra el océano.  

La chatarra que ha aparecido en la isla Reunión a mí me parece que es una broma pesada. Pero siempre hay quien está dispuesto a tragarse toda esta basura y dejar el pensamiento crítico en el estercolero más próximo. Supongo que también dirán que la ausencia (por otra parte lógica) de restos humanos es porque en el lapso de un año y poco se los han zampado los tiburones y demás animalitos marinos, lo cual es una teoría conspiranoica bastante afortunada, no porque no sea cierto que esos bichos pescan los desperfectos que pillen por el Océano, sino porque es de mal gusto que nos quieran darla con queso, ahora, después de pasados tantos meses. Más de un año y ni un carguero o barco pesquero ha avistado restos de la aeronave o pertenencias de los pasajeros. Y qué decir de esos satélites militares tan bonitos que pueden ver hasta como te suenas los mocos. Han estado cegados todo este tiempo o qué…o no interesaban más de doscientos chinos y malayos. Hicieron un preparado “show”, con la búsqueda, de cara a la opinión pública, un par de meses y luego se olvidaron de rastrear donde debían, pero… ¿no querían? 

p58JRMLrH7iZvG8BWnsJvVF4Ih5WZTk2p6dUa7PXx4GZknGTOfPvCNbmqso33u0EPDDN4M4Dl46okO1TYBRY

En fin, ni que estuviéramos en el siglo XVI con goletas y remos, oigan. ¿Y cómo es que en una semana dieron con los restos (incluidas personas) del Air France de Brasil desperdigados en un Océano como el Atlántico qué es mucho más grande que el Indico? Hablan de las corrientes marinas, más dificultosas en el Índico que en el Atlántico, pero sigue sin convencerme tal cosa, como dejo claro en la siguiente entrada sobre este tema, que publicaré mañana o pasado (el factor cambiante oceánico es una forma de seguir jugando al despiste). Es obvio, puestos ya a teorizar con contundencia, que si han montado ahora este circo lo han tenido que hacer con “cuerpos ya desaparecidos”, no plantando la chatarra a poco de “desaparecer” el avión porque, entonces, lo lógico es que, al mismo tiempo, hubieran “aparecido” algunos cadáveres. Parece ser que lo que ya está saliendo, con cuentagotas, son varios fragmentos más y pertenencias del pasaje en la playa de la isla de marras, según medios malayos. Igual llega desfilando, a continuación, a las costas de Reunión, el pasaje…todo es posible.

Lo ciertamente gracioso es que ya no tienen el más mínimo decoro en tomarnos el pelo y la visera ya que, según dicen, apareció también, junto al lugar donde se encontró el alerón del aparato, un par de botellas de plástico en perfecto estado de conservación (sin mensaje, eh). Tan impolutas que…ni que hubieran sido envasadas al vacío. Dicen que se trataba de una botella de agua con el etiquetado en chino y de un producto de limpieza indonesio. Hombre sólo faltaba que llevara la etiqueta made in Diego GarcíaEl caso es que por esa botella no ha pasado el tiempo..ni el espacio. Y eso que el hostiazo del avión debió ser de los que hacen “época”..y el agua de mar degrada lo suyo (aunque también dicen que es buenísima para la salud). Pero ay, amigos, 16 meses no son nada para una botella de agua de Don Perignon.

reunion_liquid-soa_3393777b

BOTELLA DE AGUA DE DON PERIGNON, ENCONTRADA EN PERFECTO ESTADO DE CONSERVACIÓN

Resulta irónico que la isla de Reunión esté a la distancia máxima que el MH370 podría haber llegado. Pero esto es sólo una anécdota, no es lo sustantivo…Si los restos encontrados son, como parece ser dicen los voceros oficialistas, del vuelo hasta hoy considerado “fantasma”…¿dónde,  supuestamente, cayó el Boeing 777 al mar? ¿Cogió puente aéreo en Diego García y piñó nada más salir? La isla-atolón militar de Diego García es conocida, como ya se ha dicho otras veces, con el nombre de la isla de la vergüenza, según anota con acierto el libro de David Vine (The Island of Shame), que relata las prácticas criminales de EEUU y Reino Unido llevadas a cabo allí, primero con la expulsión de 2000 nativos, que fueron deportados al más puro estilo nazi (de “propina” les quemaron sus mascotas delante de ellos) llevándoles a islas más alejadas, como la de Mauricio y Seychelles, para dejarles como perros abandonados a su suerte….y luego vino lo de los “prisioneros” falsamente acusados de “terrorismo” a los que la CIA torturaba (al igual que hace la agencia americana por Europa, en  países como Polonia y Rumanía). “A través de Diego García los EE.UU. pueden proyectar su poder en todo el Oriente Medio y de África del este a la India, Australia e Indonesia. Con Guam, la isla es la más importante base estadounidense fuera de los EE.UU, dijo Vine, ya fallecido. Pero este es otro tema. 

Es cuanto menos sorprendente que unos restos hayan aparecido en la perdida Isla de Reunión y no, por ejemplo, en Australia, que está justo en el lado opuesto y donde buscaban afanosamente hasta el día de hoy, aunque los expertos hablan de que el Océnao Índico al ser tan grande y con abundantes corrientes estacionales, éstas provocan remolinos que interactúan entre ellas y sus interacciones crean cambios en los flujos marinos principales, dicen, que confluyen en dirección a donde se ha encontrado el flaperón. Por no hablar de los tifones, tormentas tropicales y chubascos que agitan, moderada o intensamente, el mar. Como explicación científica vale, pero la “desaparición forzada” y el aterrizaje, no el azar de las corrientes marinas que han llevado los desperfectos de un avión estrellado, sigue siendo la opción para el MH370.

Y, en cualquier caso,  hay que reiterar que el vuelo tuvo que ser detectado, de principio a fin, por los supersofisticados radares militares del atolón de Diego García. Si los USA se dedican a hacer propaganda contra Rusia utilizando fotos de satélites militares para denunciar que el Kremlin envía armas a los rebeldes del Este de Ucrania….de un avión que volaba en el entorno de un complejo militar secreto, que incluso recoge -en caso de emergencia- transbordadores espaciales,…¿nada de nada? Aunque la cuestión no estriba en si los artefactos militares de Diego García hicieron el aséptico seguimiento, o no, del vuelo MH370 hasta su caída al mar, sino que su repentina desaparición obedece a otras motivaciones que descansan en un más que probable secuestro electrónico. Porque hay, aunque no lo parezca, más de un incrédulo (del oficialismo) al que no le cuadran las cuentas. Christophe Naudin, criminólogo y experto francés en seguridad aeronáutica, además de profesor de la Policía nacional de su país, dijo hace unos días que “El descubrimiento de ese fragmento roza lo milagroso. Nunca pensé que un hallazgo como ese fuera posible, sencillamente porque los restos de ningún avión accidentado han llegado a una playa. Me sorprendería mucho que se encontrasen otras piezas en las costas de esa región”. Pues ya está, ahí (casi) las tiene, monsier Naudin. Otro escéptico (no de los de garrafa en el bar) es el matemático canadiense Brock McEwe, que ha investigado desde el comienzo el asunto del avión malayo. Dice este científico que la aparición del flaperón como el estudio preliminar que lo ‘valida’ parece una rareza lo suficientemente ambigua como para reforzar la seguridad en las teorías sobre lo sospechoso del caso”. Veremos qué acontecimientos se suceden pero todo indica que los vientos soplan en la dirección que algunos quieren…

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s