EEUU y Europa: el golpismo permanente contra Venezuela

54ff180f71139e713e8b457e copia

El premio Nobel de la Pax Romana, Barack Obama, el delincuente negro de la Casa Blanca, dice que Venezuela constituye “una amenaza para la seguridad nacional de EEUU” por lo que ha elaborado un decreto, de esos que habitualmente tienen un premeditado tufo intervencionista, que ha sido aprobado sin mayores problemas por los halcones imperiales del Congreso estadounidense. Un país como Venezuela, con un ejército de papel, agredido cotidianamente desde dentro y desde por fuera y con una política exterior totalmente pacífica es demonizado porque le sale de los cojones negros al matarife Obama. Calma…todo tiene su explicación si buceamos por los cubiles del Pentágono, la CIA y esas interminables agencias de control totalitario que conspiran a diario contra el mundo. El decreto y las sanciones mafiosas contra Venezuela forman parte de una escalada-complot más para ir minando por etapas el proceso bolivariano,  en las que se está poniendo en juego mecanismos diferentes de coacción y extorsión, conforme van fracasando los anteriores.

A Obama le están fallando sus golpistas en Venezuela ya que el gobierno de Maduro está siendo muy diligente para detener a los terroristas y abortar los planes diseñados desde EEUU y Europa. El imperio tuvo su golpe de fortuna cuando el carismático presidente Hugo Chávez Frías se quitó de en medio, por enfermedad natural o, muy probablemente, asesinado mediante un arma de energía dirigida, creyendo que todo iba a ser miel sobre hojuelas y saborear el bocado venezolano era cuestión de tiempo. Pero las cosas ya no son lo que eran. El patio trasero latinoamericano, a pesar de que no existen de facto gobiernos revolucionarios socialistas, ha soltado lastre en forma de vasallaje hacia los gringos, con las excepciones de gobiernos narcoterroristas como los de Colombia y México, el golpista de Honduras, rastreros como Panamá, Perú o el Chile post-pinochetista de Bachelet. Venezuela, por tanto, tiene el apoyo solidario de otros países como Argentina, Bolivia, Nicaragua, Ecuador o Brasil, que siempre es un valor añadido.

Venezuela está inmersa en un permanente “putsch” golpista, sobre todo en las calles, donde bandas paramilitares, los guarimberos, están ejerciendo como matones, como elementos descontrolados que utilizan a francotiradores y perpetran asesinatos, al dictado que le está marcando la CIA. Sin duda, toda una estrategia de terror con los mismos tintes que en el “chocolatazo” de Maidan, en Kiev, donde terroristas de extrema derecha provocaron violencia extrema con el fin de derrocar al presidente pseudorebelde con el imperio, Yanukovich, de modo que éste desencadenase una represión que posibilitase su caída. Es conocido que, finalmente, esa represión recayó en las bandas neonazis que movilizó la embajada de EEUU en Kiev. La guerra sucia contra Venezuela, pues, no ha cesado desde que en ese país decidieron plantar cara a los halcones psicópatas del complejo militar-industrial estadounidense y no ceder el petróleo. En 2002 lo intentaron con el “carmonazo”, el golpe empresarial-clerical de EEUU, derrotado en toda línea por una masa de ciudadanos dispuestos a todo y unos militares patriotas. Un revés histórico para los carniceros imperiales y, también, para aquellos como el fascismo prisaico de ELPAIS y de las FAES del PP que apoyaron, sin reservas, el golpe de Estado en Venezuela.

Pero el gobierno bolivariano es, para esta chusma mediática y otra de su misma cuerda, una dictadura represiva. Quizás echan de menos a “demócratas” como Carlos Andrés Pérez, durante cuyo segundo mandato se produjo el “caracazo” de 1989 (o revuelta del pan) donde fueron asesinadas más de 3000 personas en una violenta represión policial sin límites que fue silenciada por esos mass-mierda que ahora vociferan contra el gobierno de Nicolás Maduro, incluido ELPAIS, que le dedicó (lo recuerdo bien) un insignificante “huequecito” en su tabloide. Carlos Andrés Pérez, de la Internacional Socialista, amigo de mafiosos como Gustavo Cisneros y el español Felipe González, estuvo implicado en su primera presidencia gubernamental, en 1976, en el atentado terrorista contra la línea aérea Cubana de Aviación que ocasionó la muerte de 76 personas, protegiendo al sanguinario torturador y asesino Luis Posada Carriles. Dicho atentado fue planeado, no lo olvidemos, por la CIA. Esta estrategia mediática de demonizar al enemigo está sintonizada con las acciones criminales de sus rufianes golpistas: se miente, se tergiversa, se manipula, se distorsiona hasta más allá de la indignidad, como paso previo a una asonada golpista o a una intervención militar.

usaid-ned-opposition495

Venezuela tiene un grave problema que nunca ha sabido atajarlo en condiciones: el centro neurálgico de operaciones (es decir, EEUU) contra su gobierno lo tiene en su propio territorio y debería ser consciente de ello. Me refiero a la embajada de EEUU, en Caracas (aquí ya detallé en qué consiste la actividad de las embajadas USA en el mundo). Ya durante la presidencia de Hugo Chávez hubo verdadera inacción de las autoridades venezolanas para cortar de raíz toda la conspiración orquestada desde “fuera” que se impulsó durante su mandato y después de fallecido el comandante Chávez. Se sabía que en aquella época la actividad en la embajada estadounidense era, particularmente, muy intensa fomentando la subversión en el país. En concreto, la USAID, el NED, el IRI, Freedom House y otras instituciones norteamericanas vinculadas a la CIA estaban financiando a grupos de la “oposición”. Pero no sólo se dedicaban a apoyar a grupos opositores sino que también se infiltraban en comunidades afines a Hugo Chávez. Los llamados “American Corners” (núcleos relativamente pequeños de propaganda y conspiración) empezaron a operar en 2007, bajo los auspicios del entonces embajador William Brownfield, en varias localidades venezolanas. Este tipo de iniciativas ilegales y abiertamente pro-golpistas no fueron jamás abortadas por las autoridades venezolanas. Asímismo, la CIA se sabe que ha tenido otros frentes abiertos en el país, tales como empresas subsidiarias de la USAID. En concreto, DAI (Development Alternativas Inc) quien hacía de intermediaria de la anterior para canalizar las ayudas dinerarias a la oposición. Otro frente anti-venezolano es el mediático, con la ONG Reporteros Sin Fronteras, quien ha recibido siempre importantes sumas de dinero de la CIA para mentir y acusar a Venezuela de ejercer la represión y coartar la libertad de expresión y de prensa. Respecto al movimiento estudiantil venezolano (como el de las “revueltas” de Hong Kong) también ha gozado del apoyo de sus respectivos padrinos económicos , en concreto, Freedom House y la USAID

Stella Calloni explica por qué EEUU está a la “caza” del botín geoestratégico venezolano, Washington, dice Calloni, necesita mostrar sus músculos tanto interna como exteriormente, después de que su desesperada carrera de guerras coloniales, invasiones y ocupaciones de países en Medio Oriente, Africa del Norte y Asia, haya sido detenida a las puertas de Damasco, por la heroica resistencia del pueblo y el gobierno de Siria durante tres años bajo feroces ataques de mercenarios y terroristas de las fuerza especiales de las potencias de la Organización del Atlántico Norte (OTAN). A estos mercenarios se les que llaman eufemísticamente “rebeldes sirios” como llamaban “combatientes de la libertad“ a los también criminales de lesa humanidad de la “contra” nicaragüense, que bajo la misma dirección de la CIA de Estados Unidos sembraron el terror en la Nicaragua sandinista. Pero además se acabó el avance impune del imperio. Ucrania, donde el golpe de Washington y la OTAN parece triunfante, en un golpe descarnado, que motivó -como sucedió antes con Siria- que Rusia no está dispuesta a tolerar esta desesperada intervención global del imperio en decadencia.

Mientras, Europa ¿qué hace? Plegarse a los pies de la maquinaria del crimen “usano” exigiendo al gobierno de Maduro que ponga en libertad a los “disidentes” y “opositores” detenidos, mediante una resolución “condenatoria” en el Parlamento de los tartajosos europeos. A la piara de golpistas y delincuentes que desestabilizan y desabastecen deliberadamente el país venezolano hay que premiarles para que sigan cometiendo delitos al gusto de papá “democracia”, dicen. Europa, la de falsas banderas como Charlie Hebdo o el 11-m, la del aventurerismo genocida de la OTAN, la que exporta democracia a golpe de bombas de racimo contra civiles, la que financia y nutre de terroristas países como Siria o Irak, la que sirve de soporte a regímenes neonazis en Ucrania y la que mira con desdén los crímenes contra la Humanidad de sus marionetas fascistas ucranianas, exige que se respeten derechos humanos o divinos en Venezuela, precisamente a quienes tratan de defenderse de los que no los respetan. Mayor grado de repugnancia e ignominia no caben ya en la Europa de los terroristas financieros (Max Keiser, dixit).

¿Podemos? Ah, sí, ha votado en Bruselas contra de la resolución condenatoria que exige a Venezuela la democracia que ellos (los proponentes de la desfachatez) no practicarán nunca. Lo ha hecho el “pablemismo” con la nariz tapada y apelando al “diálogo” entre todos en el país venezolano (algo que suena a malabarismo político de salón, muy habitual entre los fantoches de la socialdemocracia capitalista). Se han pasado tanto de buenrollistas…que estuvieron en un tris de abstenerse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s