Persiguiendo a Los Pistones…los brillos perdidos de los Ochenta

pistones2 copia

Con toda probabilidad el álbum Persecución (1984), del grupo madrileño Los Pistones sea, para el que suscribe, uno de los mejores discos de pop-rock de la historia que se han hecho en este país. O, al menos, debería figurar, necesariamente, entre los cinco primeros. Eran tiempos, los años 80 del siglo XX, en los que la incipiente movida, esa cosa denostada, pateada, endiosada, divertida, con rasgos de genialidad, hortera, intrascendente y vete tú a saber cuantas cosas más….(movida promovida por los ayuntamientos, que dirían aquellos vivillos llamados The Refrescos) dio un impulso decisivo, se pongan como se pongan sus detractores, a la creatividad musical en el hasta entonces tosco, melifluo, mediocre, en definitiva, tirando a baboso panorama musical de este país. Aparecieron LP’s y canciones para darles perdigonazos a mansalva, eso es cierto, pero también otros como este Persecución, simplemente brillante en todos los aspectos y poros musicales, tanto a nivel de letras como de una bien matizada y casi diría que elegante musicalidad.

Y cómo no, LP (el cd estaba todavía en “cueros”) excelentemente grabado (parte del disco se hizo en Londres), de una transparencia sonora insólita para la época, donde el sonido “garaje” denso, sucio…opaco, solía ser la tónica dominante de algunos de los grupos que grababan con las discográficas digamos “alternativas”. Bien es cierto que los Pistones tuvieron la fortuna (o desdicha) de fichar por una multinacional como Ariola. Digo desdicha, porque fue grabar este Persecución y desaparecer el grupo prácticamente del planeta musical español. Era el peaje a pagar por ser tributario del mercantilismo que sólo busca resultados monetarios a corto plazo. Aunque también hubo una rémora importante. Y es que la llamada justamente “puta” mili obligatoria que se estilaba entonces (la que muchos tuvimos que pasar por pelotas), de Ricardo Chirinos, voz solista, perjudicó al grupo y mucho, definitivamente, en su devenir artístico.

pistonesAsí pues, Pistones nos dejaron para el recuerdo un puñado de canciones imperdurables, nada rebuscadas, sino más bien directas, auténticas y con una pátina de esplendor sonoro casi siempre. Tanto como la enérgica, pesimista y desesperadamente agónica Metadona, extraordinario retrato de esa huida hacia adelante que es (y era el azote de aquella época) el mundo de la droga, pasando por la grandiosa, emotiva y agradablemente nostálgica Lo que quieras oír, dedicada a la gran actriz del cine clásico Gloria Swanson. El discurso musical en este Persecución fluye sin fisuras y nada es superficial. Canciones como Nadie, de contagiante y demoledora frescura rítmica donde se oyen los ecos del War de U2, es un acopio de sonoridad apabullante. A ello contribuye, de nuevo, la épica y rutilante voz de Ricardo Chirinos y los naturales a la vez que envolventes acordes del gran bajista Juan Luis Ambite. En Mientes el resultado es también de altísimo nivel, con la presencia apabullante del dúo Chirinos-Ambite. La breve Flores condenadas es resuelta con la misma elocuencia que las anteriores: poderío sonoro, vivacidad y un sentido inigualable del ritmo. La más conocida de todas (y la más programada en las radiofórmulas) fue El Pistolero, quizás la menos interesante a nivel compositivo -letra-, pero a nivel musical no podía estar más inspirada. Un disco, Persecución, para disfrutar ahora y siempre…

UN TRÍO DE ASES:

Lo Que Quieras Oír

Metadona

Flores condenadas

  1. plared

    Ante todo eran divertidos. En fin, su calidad musical era otro cantar nunca mejor dicho. Pero daba realmente igual, se trataba de lo que se trataba y eso era lo importante.

    Por cierto a la larguirucha esa, en fin, los baños de pacha dejaron constancia de un encuentro agradable. Y, bueno conocí algo ese tiempo y aunque a mi no me iba mucho era muy amigo de Ana. una que andaba metida en todo esto de los grupillos de entonces. Vamos que conocía todos los sitios donde solían parar y no eran tantos como se dice. Ni en realidad todos esos que presumen de haber estado en la movida, estaban realmente allí.

    Es mas, la mayoría solían estar vacíos y eso lo dice alguien que los frecuentaba por obligación mas que otra cosa. De todos ellos los que si me gustaban era paraíso y la primera Mode. Sin duda varios peldaños por encima de los demás, en cuanto a letras y música. Pero su éxito fue mas bien escaso, fuera de ciertos círculos. Joder que viejos somos…..

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Esto si que es un testimonio de primera mano y lo demás …farolear. Lógicamente, uno que estaba más bien tirando hacia la periferia del interior ni por asomo de rozarme con todo aquello, salvo los ocasionales conciertos que programaban en León, que era un lugar provinciano de tercera si lo comparamos con otras ciudades con mayor actividad musical entonces…Así que si pasaban por allí Loquillo, Danza Invisible, Siniestro Total, Aviador …etc..ya era casi suficiente, más el Musical Express, el Popgrama de Carlos Tena o la Paloma Chamorro y su Edad de Oro.. Bueno, creo que vinieron a León, si mal no recuerdo (que tampoco lo aseguraría al cien por cien), nada menos que los británicos de OMD…los del Enola Gay, una cosa realmente fuera de lo común para aquellos lares.

      Fernando Márquez (La Mode) era un tío que sabía componer y sobresalir por encima del resto, pero a mí no me entusiasmó especialmente (salvo El Eterno Femenino). Me pasa lo mismo con Nacha Pop (Buena Disposición) Radio Futura (su primera etapa…La Ley del Mar..)…fue la mejor.

      Somos viejos…pero algunos de la “movida” lo son aún más (y cómo han degenerado en otros aspectos…por ejemplo, yo..jaja)..y otros se perdieron por el camino..sin llegar a serlo. El tributo a una época donde los excesos era moneda corriente común

      Salud

      Me gusta

  2. ALTAICA

    He escuchado una a una las canciones que recomiendas de este álbum de Los Pistones, que a decir verdad hacía miles de años que no oía. No soy tan fan del pop español en general, el cual considero a años luz del británico y que en muchos casos no son más que remedos inoperantes, pero he de reconcer que aquí hay una canción que alberga esa limpieza en la sencillez propia del pop más auténtico y que la hace redonda, y me refiero a “Lo que quieras oir”.

    No estoy contigo en que piezas como “Flores condenadas”, “Mientes”, “Metadona”, e incluso “Nadie” sean tan buenas, ni tan siquiera buenas, tan solo piezas de una época con muy poco trabajo compositivo detrás, alejadas de la redondez de la primera. “El Pistolero” es un acierto con su innegable pegada, pero sin duda más “fácil”, si bien dar con la tecla de un “temazo para todos” es muy, pero que muy difícil. ¿Nos entendemos verdad? Pero sí es un álbum de notable entre lo que se hacia por la época, de ahí que esté considerado una pieza angular de nuestro pop. Un gran abrazo maestro.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Hombre, yo creo que Pistones superaban la media de grupos españoles del momento, sobre todo en el álbum de referencia. Quizás por medios técnicos pero también por calidad instrumental y vocal. Pero retomando lo que comentaba a Plared…los 80 fueron, sobre todo, un divertimento (hasta en los grupos más toscos y cutres, que resultaban a veces ingeniosos en sus letras). El pop inglés ochentero (y algo del americano, por ejemplo The Cars) estaba mucho más arriba, muy por encima, lógicamente, del español. Aquí salíamos, recuerda, del apolillamiento musical franquista, suficiente para tolerar casi todo lo que te echaran a los oídos.

      Respecto de las canciones de Pistones…para mí todas son igual de superlativas, salvo El Pistolero. Pero estoy de acuerdo contigo en que Lo Que Quieras Oír es la más redonda.

      Como siempre, bienvenido y gracias por tu aportación, siempre interesante y enjundiosa.

      Un abrazo

      Me gusta

  3. plared

    Pues si, un grupo mítico. Recuerdo haberlos visto en creo que fue rockola o el sol. En realidad seria uno de esos dos ya que prácticamente no había otros. Bueno, quizás las fiestas en las facultades o algún ayuntamiento.

    No eran de los que mas me gustaban. Pero bueno, si eran de los pocos que se les entendía algo, ya que la mayoría ni de voz ni de sonido andaban sobrados. En fin, que tiempos, no se si era mas joven o simplemente eran mas divertidos….Pero me parece que eran mejores. A cuidase

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Yo creo que los 80, sobre todo, fueron divertidos aquí y mucho más interesantes fuera (Reino Unido). Yo vi a Los Pistones, si mal no recuerdo, en una sala mítica de León (que también servía para pachangas universitarias y otros saraos menos recomendables) llamada la Tropicana. Es cierto lo que comentas respecto a escuchar algo inteligible en determinados grupos de entonces…pero era más el directo que el sonido “enlatado”. Pocos salían airosos, eso es verdad. Pero poco importaba…ya que lo fundamental era pasar un buen rato. Los mejores sonidos estaban en la música más comercial (que era bastante peor en términos de calidad, salvo algunas excepciones -La Unión-) o en las producciones de Julián Ruiz para algunos grupos de la “movida” (Aviador Dro o las detestables Objetivo Birmania…)

      Saludos y cuídate

      Me gusta

        • uraniaenberlin

          Decían que eran la copia española de las Bananarama inglesas….De elegir…pues me quedaría con las Birmania coreando con Aviador Dro (El color de tus ojos al bailar). Será porque no abrían mucho la boca….Bueno tampoco vamos a ponernos exigentes..las Birmania eran pura intrascendencia musical y a tí te ponía la larguirucha, motivo suficiente para escucharlas

          Saludos

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s