El turbio suicidio de Michael Ruppert, otro investigador víctima del 11-s

mike-ruppert-dog

MICHAEL RUPPERT

 

Los falsificadores de los mitos oficiales del 11-s fungen de satisfacción ya que cada vez les quedan menos voces discordantes (en este caso desde dentro del imperio) con los que confrontar sus mentiras y fábulas oficiales. Investigadores como Philip Marshall (también Gary Webb, pero en otra faceta diferente) y ahora Michael Ruppert han muerto bajo el mismo denominador común: “suicidados”. No quiero tirar del “complot” fácil, pero es que esa rara afinidad por el suicidio de estos tres últimos héroes-denunciantes es algo que me ha provocado un “mosqueo” infinito. En el caso de Ruppert, parece que existe un universal consenso, inclusive entre algunos “truthers” del 9/11 y gente como Wayne Madsen de que todo parece estar en orden en el suicidio del ex policía de Los Angeles. En el caso del ex empleado de la NSA resulta sorprendente máxime cuando para Madsen siempre resultaron sospechosas las muertes de Webb y Marshall. Así pues, no habría un “falso suicidio” y Ruppert tendría programado quitarse de enmedio basándose en indicios (un tanto peregrinos) de que tenía algún que otro problema financiero y que había dejado algunas notas previas de contenido más bien difuso.

Una de las intervenciones más sonadas de Michael Ruppert, ex detective de la División de narcóticos del Departamento de Policía de Los Ángeles, fue acusar en 1995 a la CIA de introducir droga en los barrios marginales de esta ciudad costera norteamericana (suburbios donde mayoritariamente habitan afroamericanos), afirmaciones que hizo delante del entonces jefe de la CIA (John Deutch) en una comparecencia pública que éste realizó en el Ayuntamiento de Los Angeles. El propio Ruppert dijo que la CIA (a través de su novia, que entonces era agente contratista de la agencia de espionaje) le había propuesto participar en el contrabando de droga y participar en supuestas “operaciones anti-terroristas” para, de este modo, dar un impulso a su carrera como policía, algo a lo que Ruppert se negó en redondo. La ética policial que él entendía no se ajustaba a los parámetros delictivos de la organización de espías-criminales de Langley. Las relaciones de la CIA con el contrabando de droga fueron denunciadas también por el periodista norteamericano Gary Webb en su libro “Dark Alliance”. Webb fue otra víctima de un nada creíble “suicidio” (al parecer de dos tiros en la cabeza, no debió quedar conforme con uno). En EEUU parece que los fustigadores y acusadores con más agallas, los que denuncian a los gángsters de Estado, terminan siempre apretando el gatillo..hacia sí mismos ¿quién dijo que algo olía a podrido en Dinamarca?

Ruppert no sólo denunció las tramas criminales de la CIA como activos contrabandistas de droga (y terroristas en ejercicio), sino que se metió a fondo con el 11-s y pasó a ser, para los paladines que avalan las patrañas de Estado, un “teórico de la conspiración” más. Un libro (“Crossing the Rubicon”) y un documental (“Collapse”) pusieron sobre la mesa del denunciante Ruppert, entre otras muchas cosas, la sentencia de todos sabida: en septiembre de 2001 el gobierno de EEUU fue el responsable de la ejecución de los ataques terroristas de Nueva York y el Pentágono. A partir de aquí Ruppert abofeteó sin contemplaciones a un país, EEUU, del que amargamente dijo “nadie se ha ocupado de la responsabilidad de EEUU para con los cientos de miles de muertes (asesinatos) en Irak y Afganistán. Mi país está muerto, sus habitantes se han rendido a la tiranía. Los EE.UU. son una nación donde el gasto militar está fuera de control, posee una deuda masiva e insostenible y un estado policial fascista cada vez más agresivo”.

Tal vez Wayne Madsen tenga razón, refiriéndose a los que levantan sospechas sobre un complot para asesinar a Michael Ruppert, cuando afirma que a veces las personas se suicidan y otros mueren por causas naturales., descartando de este modo cualquier otra circunstancia ajena al suicidio de Ruppert… Pero también es cierto, y parece que Madsen lo olvida con facilidad, que existen las más increíbles y refinadas técnicas de asesinato selectivo que no proceden, ni mucho menos, del campo de la ciencia ficción: existen y han existido los programas de control mental, entre otros, el “gangstalking”, una suerte de acoso “electrónico” aplicado con tecnología V2K (Voz dirigida al cerebro) con el fin de conducir a un trastorno mental severo a una persona haciéndolo parecer loco a todo el mundo que le rodea, esto es, mediante la utilización de armas de energía dirigida -radiofrecuencia por microondas- (que provocarían, entre otros estados, depresión, desquiciamiento mental, confusión e inducción al suicidio).

Este tipo de “experimentos” criminales se sabe que existen y están en poder de la inteligencia militar de EEUU (y también en manos de las agencias de espionaje), constando en documentos liberados por el FOIA (El Acta por la Libertad de Información). Una de las claves de esta tecnología es V2K (no letal, dicen en tono “jocoso”). A este respecto cabe señalar que el autor de la masacre de Washington DC en Navy Yard, Aaron Alexis, donde ocasionó 13 muertos, había denunciado haber sido víctima de ataques con “armas de radiofrecuencia”. Alexis no poseía un historial mental previo con anomalía alguna, pero fue crucificado con este sambenito por los mass mierda americanos y así se cerraba en falso otra masacre “a la americana”. Ya se sabe, esos asesinatos tan extraños que a veces ocurren en USA y que nadie es capaz de dar una explicación coherente (salvo si se trata de un “loco solitario” que tenía “problemas psiquiátricos de juventud…”). Las sutilezas del crimen organizado.

En palabras de Timothy White, ingeniero de Telecomunicación, activista en contra de esta forma de “terrorismo de Estado cognitivo”: “Miles de ciudadanos comunes de Estados Unidos se han convertido en víctimas no contractuales de experimentos neurobiológicos de frecuencias sumamente bajas diseñadas para el desarrollo de sistemas de armas que pueden supervisar, controlar y cambiar la actividad de las ondas cerebrales del ciudadano medio. Somos víctimas de una carrera armamentista tecnológica para el control remoto de la mente. Hay miles de víctimas específicas en todo el país (EEUU) y el mundo.

Michael Ruppert pudo suicidarse tal como relató oficialmente el sheriff del condado de Napa, donde residía el ex policía y también como extraña y categóricamente sentencia Wayne Madsen….¿por qué no?. Pero también cabe preguntarse con mucho más motivo…¿y por qué no pudo ser objeto de un seguimiento tipo “gangstalking” que hubiera modificado su comportamiento?. Efectivamente, Michael Ruppert denunció en su día que su oficina había sido atacada por radiofrecuencia de microondas (armas de energía dirigida) poco después de que él empezó a publicar artículos críticos con la farsa oficial del 11-s. Estos supuestos ataques podrían haber contribuido a la mala salud y a los subsecuentes problemas depresivos de Ruppert que le llevaron a dejar el Movimiento por la Verdad del 11-s y abandonar temporalmente los EE.UU. en 2006.

Ruppert tenía un programa de radio llamado The Lifeboat Hour. El último día, domingo 13 -el del suicidio- se había despedido con un “We’ll be back to do this again next week” (Volveremos la semana que viene). Una forma demasiado ordinaria y prosaica para despedirse de este mundo por un valiente desfalsificador del 11-s y de las tramas sucias del imperio como fue Michael Ruppert al que muchos, sin duda, echaremos de menos.

 

Michael C. Ruppert, Conferencia: La CIA y el tráfico de drogas (1997). No se lo perdonaron.

Abby Martin, en su Breaking The Set, homenajea a Michael Ruppert…y termina llorando

  1. antonio sotelo

    Hola mi nombre es Antonio Sotelo Armesto DNI *********
    c *******************
    ****** Monforte de Lemos (Lugo) España
    llevo siendo objeto de mobbing inmobiliario por radiación electromagnética desde el 2010

    Me gusta

  2. lusboy

    Buenas Urania. Supongo que me crearé una cuenta de WP o recuperaré la que tengo, para poderme identificar.

    Esta vez me apetece contar algo gracioso. ¿Conoces a estos dos tipos?

    Son muy curiosos, en la camiseta del de la derecha (Mauricio Schwarz) reza ‘cuestiónatelo todo’, cuando este mismo señor insulta y con su palabra favorita (conspiranoico) trata de despreciar a esos, que entre otros eventos, dudan de la versión oficial del 11-S (entre otros, señala que Meyssan es un conspiranoico que nunca visitó la zona cero… la verdad es que Mauricio tampoco).

    El de la izquierda es aún más gracioso… Es también un “”escéptico”” que para tratar de desmitificar a los “conspiranoicos” publicó en su blog una reseña de un libro escrito nada más y nada menos que Jonh McCain. ¿Divertido, verdad?

    Porque hay que recordar que dos aviones tiraron tres edificios, aunque uno de ellos no fuera para nada dañado. Esa es la verdad absoluta y quien la contradiga aportando otra versión es un conspiranoico mentiroso.

    Famosos son este ámbito los basureros chemazdamundi y natsufan… El blog del chema da asco leerlo (parece su saco de boxeo dialéctico) y el de la natsufan, una dogmática que se cree con la verdad absoluta. Muy graciosa la entrada en la que desmentía que se utilizaran explosivos mostrando como prueba a trabajadores de la zona 0 cortando las vigas de uno de los edificios, olvidándose al mismo tiempo de las imágenes en las que cae material fundido por el edificio y también sin mencionar que se enviaron los escombros a China sin investigación previa. Silencios extraños. Habrá alguna disonancia cognitiva de por medio. Nada más que añadir.

    Pero recuerda, son escépticos y se lo cuestionan todo, salvo lo oficial. “Lo oficial” es una verdad absoluta que nunca miente.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Es cierto que en el ámbito de la New Age hay mucho charlatán que suele meter en la misma batidora ovnis, milagros, ciencias ocultas y…….conspiraciones políticas reales como el 11-s. Pero hay que separar el grano de la paja porque sino….pasa lo que pasa, que tipos como el Schwarz o el Mortadelo Memez de la foto hacen su “agosto” escéptico y no hay que darles esa oportunidad. Porque para ellos todo es lo mismo: cuestionarse las verdades oficiales y la ufología descansan en el mismo horizonte “conspiranoico”. Son dos charlatanes del superintegrismo “escéptico” que ni siquiera tienen formación científica alguna y su mantra es “magufo que algo queda”. Es decir, son de los peores. Deberían leer a Paul Feyerabend y su “anarquismo epistemológico” a ver si se atusaban un poco su pestilente e impostado dogma “escéptico”.

      No saben estos impresentables tipos que las conspiraciones han sido una constante en los gobiernos de las corruptocracias occidentales durante los últimos 60 años. Y lo que es peor…conspiraciones con víctimas mortales. Sin ir más lejos…el Gladio anticomunista europeo de los años setenta y ochenta y los probados ataques terroristas del Mossad israelí en Europa (los falsos ataques yihadistas), en unión de otros servicios de inteligencia como la CIA, el MI5 y el BND, más la complicidad de las policías de turno…Y si hablamos de golpes de Estado patrocinados por la CIA, financiación y apoyo logístico a grupos terroristas de antaño o de ahora mismo… mejor no empezar a relatar el museo de los horrores. Que el Mortadelo de por bueno un libelo (Debunking 9/11 myths) al servicio de la Comisión oficial del 11-s, prologado por un ultraderechista como McCain, criminal en activo en las “revoluciones árabes” y en Ucrania…..ni extraña ni deja de extrañar. Así refutan a los que ellos llaman “conspiranoicos”…

      Los otros que citas…ya di buena cuenta de ellos hace algunos años en una entrada a propósito de Zeitgeist. No merece la pena refutar su copio y pego, aparte que me parecen dos tipos ególatras y escasamente dotados de inteligencia para el debate y lo demás

      Me gusta

    • Patricio

      Pues sin duda que tú perteneces al grupo de imbéciles que cree que no existieron crímenes de guerra en España ni fosas comunes porque el gobierno de Franco lo desmintió, mugroso Torrente.

      Me gusta

  3. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s