Ucrania se hunde, gana Rusia, pierden EEUU, Europa y ELPAÍS

159764757

A pesar de los denodados esfuerzos de la camarilla de gangsters internacionales, capitaneados por EEUU, por reconducir y normalizar el laberinto golpista ucraniano hacia sus siempre bastardos intereses, lo cierto es que están consiguiendo precisamente lo contrario: que la rebelión se haya larvado en regiones del Este de Ucrania que estaban, teóricamente, a salvo del “secesionismo” crimeo y, por otra parte, que la influencia y poderío de Rusia se sigan acrecentando. Ucrania se hunde cada vez más en su propio estercolero fascista a pesar de que goza del inestimable apoyo político-financiero de las potencias occidentales y del asesoramiento de la maquinaria represiva de la CIA. Los admiradores de Stephan Bandera (el colaboracionista nazi-ucraniano de la II Guerra Mundial) y su “nazificado” país van caminando pasito a pasito hacia el hundimiento o, al menos, camino de convertirse en una colonia-juguete de Washington y los mercaderes de Europa.

Lugansk, Donetsk o Jarkov, son otras tantas ciudades ucranianas del Este y sur del país donde los levantamientos populares en contra del golpe teledirigido por la OTAN está poniendo contra las cuerdas al régimen neohitleriano de Kiev. La población mayoritariamente rusa de aquéllas regiones de Ucrania no quieren ver ni en pintura a la OTAN, a la UE o al FMI, ni, por descontado, a los nazis que han tomado el poder en Kiev. Huelen, lógicamente, a saqueo y a persecución política. Sus demandas, sin ser “anexionistas” hacia Rusia, son claras y determinantes: autonomía federalista, idioma oficial propio y, en definitiva, cultura propia. Para ello han organizado una resistencia activa, por encima de todo pacífica (a pesar de la intoxicación occidental) frente al nuevo poder golpista, obteniendo como respuesta una operación terrorista diseñada por la CIA que, hasta ahora, ha resultado un completo fiasco. Mala “suerte” y peor que lo van a tener las marionetas golpistas de Kiev porque el avispero ucraniano ya está en marcha y es imparable, a pesar de los faroles que ha lanzado la OTAN, las fanfarronadas que han vertido EEUU y la UE y los acuerdos de última hora para “desarmar” a los rebeldes “pro-rusos”, a los que van a tratar de engañar para conservar unos jirones de su “estadito” pro-nazi .

EEUU organizó el golpe de Estado en Ucrania. Es un hecho probado en las conversaciones telefónicas, interceptadas, que mantuvieron la Secretaria adjunta del Departamento de Estado norteamericano, Victoria Nuland, y el embajador de EEUU en Kiev donde eligieron qué mamporrero de los suyos debía dirigir provisionalmente el país: en este caso, el actual primer ministro provisional, el golpista Arseny Yatseniuk. Como también ha resultado probado que el depuesto presidente Yanukovich no fue el artífice de la “represión” en la plaza Maidan de Kiev, sino que en la misma fue ejecutada por los pistoleros ultraderechistas de Svoboda (también con la CIA en la sombra), es decir, por los admirables opositores que Occidente jaleaba desde sus cloacas “democráticas”. El tinglado fue puesto en evidencia, de nuevo, mediante otra conversación capturada, la de una “socialista”, Catherine Asthon (representante de la UE para política exterior) con el ministro de Exteriores de Estonia. A pesar de esta soberana desvergüenza, los media mentían y mentían al más puro estilo goebbelsiano, inventándose prácticamente todo sobre los sucesos de Kiev y mostrando la cara más infame de la desinformación. El que quiera saber de qué pie cojean las dos pajarracas antes mencionadas (Ashton y Nuland) tiene que ir a Wayne Madsen: La agenda secreta de Victoria Nuland y Catherine Ashton.

La zozobra ucraniana ha llegado a la Falsimierda española: ELPAIS, el periódico del Pentágono (además de los clásicos ultras ABC, LaRazón, etc.) se ha “chinado” con Rusia en un editorial de esos que parecen sacados de un manual de contrainsurgencia anticomunista de la CIA. Los plumíferos polanquistas añoran la “guerra fría” y ven a Rusia como el nuevo Leviatán que resurge de las cenizas del comunismo soviético. Bajo un amarillista y tendencioso titular del día 15 de este mes (“Rusia insaciable“) empieza la profusión de patrañas y falsedades de ELPAIS, omitiendo en todo su editorial, deliberadamente, que en Kiev unos neonazis han subido al poder arropados, financiados y monitoreados por EEUU. Dicen estos esbirros mediáticos del imperio: Rusia no está dispuesta a dar tregua a su vecina Ucrania: después de arrebatarle la península de Crimea, ahora siembra la inestabilidad en las regiones orientales con el propósito de frustrar las elecciones presidenciales previstas para el 25 de mayo e impedir que su antiguo satélite construya un futuro viable mirando a Europa.

Primer embuste: Crimea no ha sido arrebatada a nadie puesto que jamás en su historia fue región ucraniana, salvo la concesión-regalo que hizo el trilero Kiruschev a la ex república soviética a mediados de los años 50 y, de otro lado, el pueblo crimeo ha decidido, soberanamente, incorporarse democráticamente a Rusia, algo que escuece a ELPAÍS, para quien la democracia sólo es posible si es expedida por el país que más la ha pisoteado, es decir, USA. Segundo embuste: los únicos que han sembrado inestabilidad y golpismo cruento han sido EEUU y Europa, los verdaderos promotores del golpe de Estado en Kiev. Tercer embuste: Rusia no impide nada, salvo que con toda lógica se siente amenazada. Es el pugnaz expansionismo de EEUU y sus aliados el que está fagocitando falsas “roboluciones”, el que está comprando “opositores” a los que presenta como “víctimas” de despiadados ex-comunistas y el que pone en marcha golpes “blandos” en países del Este ex socialista con el fin de atraerlos a su órbita económica y militar y, de este modo, cercar lo más que puedan a Rusia y China.

Los editorialistas de ELPAIS prosiguen con un verdadero repertorio rusófobo-conspiranoico: Rusia infiltra a sus fuerzas especiales y al mismo tiempo espolea los temores de la minoría rusohablante con bulos, tan burdos como efectivos, sobre la llegada del fascismo o las persecuciones. Un guion perfectamente previsible, en el que no faltan, por supuesto, líderes prorrusos que piden la intervención de Moscú para evitar “un genocidio”. Se olvida el periodicucho del Departamento de Estado USA de la visita que el jefe terrorista de la CIA hizo a Kiev no hace mucho para mover los hilos de la represión en las regiones rebeldes del Este de Ucrania. Se olvida de las declaraciones de los líderes ultraderechistas (en el gobierno provisional ucraniano) alentando la persecución contra los rusos (y, por cierto, también contra los judíos). Se olvidan los del imperio mediático socialgaloso que la llegada del fascismo al poder en Kiev ha sido un hecho constatable, al igual que la conspiración para el golpe gestada en la embajada norteamericana en Kiev, plagada de agentes-terroristas de la CIA y, en fin, de que la “escabechina” de Maidan fue llevada a cabo por sus admirados “ultras”… Y, sin embargo, en ELPAIS tienen la desfachatez de aceptar como verdaderos demócratas a un gobierno golpista de ideología ultraderechista. Lo que hay que leer…a estos vendecuentos, “socialdemócratas” transmutados (¿ocasionalmente?) en defensores de nazis.

ELPAÍS, ya tuvo mucha PRISA por “echar” a Chávez de Venezuela hace ya unos cuantos años saludando con alborozo, en otro editorial infame, un golpe empresarial-clerical, el “CIA-carmonazo”; también le entró la urgencia por liquidar a Chávez, en su obsesión por ver desaparecer la “revolución bolivariana”, sacando a toda plana una imagen de un supuesto Chávez moribundo que se correspondía en realidad con otra persona…Ahora avala golpes de Estado en Ucrania. La socialdemocraCIA ya ni es perceptible en este indeseable medio. 

  1. Jdanov

    Amigo Urania, sería usted tan amable de escribirme a mi correo, me gustaría comentar algunas cosas con usted.
    Gracias y perdone el atrevimiento.
    Salud

    Me gusta

  2. Pingback: Anónimo
    • uraniaenberlin

      Pues más o menos como se las gastaban sus amigos nazis de Chile, Argentina, Paraguay…las dictaduras del cono Sur de los años setenta y ochenta…que recibieron apoyo logístico y militar de EEUU y Europa a través de sus servicios de espionaje (también del Vaticano). Y ya sabemos todos como acabaron…Si no fuera por los antecedentes..Y dicen que hay que “desarmar” a no sé qué “pro-rusos”…cuando lo que tenían que hacer es desarmar y encerrar en un gulag a los cabecillas del golpe de Estado en Ucrania, por crímenes contra su propio pueblo

      Saludos sekh

      Me gusta

        • uraniaenberlin

          Yo, de momento, me avergüenzo de pertenecer al género humano…sobre todo durante estas fechas, donde la estupidez fanática de la gente (me da igual si es por “pose” o por “devoción”) alcanza unas cotas difícilmente superables..Lo de Ucrania es para indignarse a base de bien..más si lees la habitual porquería que escribe una sujeta llamada Pilar Bonet desde las columnas de ELPAIS. Esta individua, que lleva siendo corresponsal de ese medio en Moscú, desde la época soviética, se ha dedicado durante más de treinta años a echar mierda sobre Rusia y antes la URSS.No me explico como no le han sacado a gorrazos de Rusia..Lo curioso en estos falsimedios es que hay una clara disociación entre lo que opinan los mamporreros columnistas de Prisa y una gran mayoría de sus lectores, opuestos a las tesis otanianas de ElPais.

          Me gusta

          • Jdanov

            Lo de esta elementa es patético, primero vomitó basura contra la URSS y ahora carga contra Rusia, me recuerda aquella marca de gramófonos ‘Emi Odeón’, la voz de su amo.
            Sin embargo yo creo que los lectores del País terminan dejándose permear por la línea editorial del medio, tal vez al principio no, pero con el tiempo van sucumbiendo.

            Me gusta

            • uraniaenberlin

              La verdad es que mi lectura era demasiado optimista en relación a los lectores del periódico prisaico. He releido algunas intervenciones de los usuarios en su site digital y, ciertamente, cada día abundan más los neocons acorde con el escoramiento del medio polanquista hacia la derecha otaniana, monárquica y ferozmente pro-norteamericana

              Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s