EEUU y la OTAN detrás del golpe de Estado en Ucrania

GOLPE DE ESTADO

Parece ser que los vientos soplan en favor del triunfo definitivo del bandidaje terrorista en Ucrania. No por esperada resulta reveladora la forma en que un grupúsculo generosamente financiado por diversas corporaciones estadounidenses y europeas, y asesorados en la práctica violenta callejera por la CIA, se ha aupado al poder desalojando del mismo a un débil y timorato Yanukovich, un capitalista de salón no excesivamente rastrero con la Europa de los mercaderes. Del “pacifismo colorista” naranja se pasó, inusitadamente, a la violencia urbana más extrema con las bendiciones “urbi et orbi” de Merkel, la OTAN y la troika comunitaria. Los clásicos y estomagantes eufemismos “destitución” (referido al presidente Yanukovich), “elecciones”, “transición”, etc ya circula en toda buena Falsimedia que se precie, para referirse al futuro ucraniano, se entiende, a pesar de que golpe de Estado (a la paraguaya o a la chilena) sea el  término exacto para definir qué es lo que está pasando ahora mismo en Ucrania. Y aunque algunos campeones del trotskismo redentor (el site del califa Alba Rico -Rebelión-, el Gara y su sucursal de  baratija Naiz) hayan visto “robolucionarios” (como en Libia y Siria; les encanta coleccionar yihadistas o tontos al servicio de la OTAN) en la plaza Maidan de Kiev, donde, si acaso, sólo había marionetas del más fervoroso anticomunismo (hay que resucitarlo de vez en cuando tirando estatuas de Lenin y otras patochadas). No tienen remedio y ser botarate de “izquierda” anticapitalista es casi una profesión de fe.

En estos días pasados, en las calles de Kiev no mandaba una supuesta “oposición” repleta de ultranacionalistas de tinte neonazi, europeístas de cartón piedra, autogestionarios de opereta o defensores de la delincuente corrupta Yulia Timoshenko (puesta en libertad ilegalmente), sino personajes como John McCain, el senador ultraderechista norteamericano y nada menos que el ministro de Exteriores alemán (el neohitlerianismo blando en acción, en una especie de nueva operación Barbarroja light a la ucraniana) quienes se dejaron ver en las manifestaciones antigubernamentales escenificando la injerencia exterior de lo que allí se estaba gestando y lo que se iba a producir con carácter inminente, con la más que probable intervención de la CIA, entre bastidores, como orquestadora de la violencia en aquel país. EEUU-Europa han estado en el epicentro golpista ucraniano. Lo demás es tergiversar a sabiendas para contarnos lo malísimo y represor que era Yanukovich (no tuvo paciencia con los violentos, que digamos) por no someterse disciplinadamente a la mafia política de Occidente. Y, además,  el “decapitado” presidente ucraniano era pro-ruso, algo imperdonable para el nacionalismo nazifascista ucraniano y los jefecillos cuarteleros de la OTAN.

nato-expansion2

Ucrania parece abocada al selecto club de los gangsters financieros de Europa. Pero lo sustantivo no es que ese país vaya a ser saqueado por el Banco Central Europeo y, de este modo, se convierta en un títere-papagayo de las multinacionales de Wall Street, sino que su integración formal en la banda terrorista OTAN-Gladio hará que esta organización genocida pueda maniobrar militarmente a su antojo a las puertas del Kremlin, dentro del marco geoestratégico que el Pentágono, la CIA y Europa han diseñado para los países ex socialistas, incluida Rusia, obviamente. Movilizar a grupos fascistas con algaradas “pacífico-violentas” para desalojar a líderes que son incómodos para los terroristas financieros sigue siendo una prioridad en la agenda del Nuevo orden mundial. Quién sabe si no se trata de la ejecución de un Gladio C, como continuación del Gladio anticomunista de los años setenta-ochenta y el Gladio B “islámico” de finales de los años noventa y la primera década del siglo XXI (con sus falsas banderas del 11-s, 11-m ó 7-j).

    • uraniaenberlin

      No creas todo lo que ves u oyes…..ni siquiera que la pulcra Occidente nos haya mostrado la dacha de Yanuchenko…como si no hubiera miles de dachas en manos de los terroristas financieros del FMI y asociados. En cualquier caso, Rusia tiene intereses en Ucrania, muchos más que Occidente…por supuesto…y la huída de Yanuchenko está enmarcada en un claro golpe de Estado…No lo veo de otra manera

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s