El 11-M (7). El confidente ‘Cartagena’ deja en evidencia el tinglado oficial del 11-m: falsos radicales islámicos, construcción de imputaciones y chantajes

EL CONFIDENTE

 “Como este moro hable, la hemos cagado”

Las notas del confidente ‘Cartagena’ prueban que la Policía controlaba a la cúpula del 11-M. Esta es una de las sentencias que más verosimilitud ha alcanzado a la hora de desentrañar las inconsistencias y falsedades oficiales que han rodeado a la tragedia del 11-m. Aunque llamar formalmente cúpula del 11-m a los presuntos autores del atentado de marzo resulta cuanto menos tragicómico. Digamos que eran los pringados que fueron elegidos para configurar la trama si nos atenemos a lo relatado por el llamado ‘confidente’ Cartagena, cuyas declaraciones no han tenido ninguna relevancia para los grandes medios y voceros de las fábulas oficiales, desacreditando (como no podía ser de otro modo) su testimonio sobre lo que oyó o vio durante todo el tiempo que duró su colaboración, no interesada, con la policía española.

Cartagena digamos que fue el reclutador de “islamistas” radicales (a la carta) para el 11-m. Aunque Cartagena era ‘testigo protegido” en otro procedimiento anterior al 11-m, se determinó que debía seguir gozando de dicho ‘anonimato’ en el proceso judicial del 11-m, con la clave 11304, algo que fue vulnerado por la impresentable fiscal Olga Sánchez (la archiconocida del “Goma2Eco y vale ya”) en su informe final al tribunal, donde reveló su identidad. ¿Quién llamó la atención a esta sujeta? Ni el emperador Bermúdez ni esa justicia que tiene una vista de lince que ya quisieran algunos (lo digo porque…como la pintan siempre de “ciega”).

Abdelkader el Farssaoui, el nombre real de ‘Cartagena’, es un argelino que vino a España como un inmigrante más, primero recalando en la ciudad de Cartagena y más tarde en Madrid, ocupándose de encabezar (como Imán) la mezquita de Takoua en el barrio madrileño de Villaverde. A partir de ahí el trabajo de la policía (la llamada UCIE, Unidad Central de Información Exterior) hace el resto: convence al ‘imán’ para que les haga un trabajito: criminalizar (esto lo digo yo, claro) a musulmanes mediante la captación y creación de falsas células “yihadistas” e incitando a su radicalización de forma paulatina. Cartagena, de esta forma, se infiltra en un grupo considerado yihadista formado por Serhane Ben Abdelmahid el Faket, conocido como el “Tunecino”, Mustafá Maymouni, Said Berraj, Afallah, Lamari y otros que conformarán el “núcleo duro” del 11-m. A partir de aquí, todo será digno de una entrega policial hollywodiense verdaderamente alucinante (por sucia y delictiva), una vez oído el relato de Cartagena.

Siempre según la versión del confidente ‘arrepentido’ Cartagena (deducida de su testimonio en el juicio oral del 11-m), uno de los trabajos que le encomendó la policía fue el introducir a Jamal Zougam (el único condenado como autor de la colocación de las bombas en los trenes de Atocha) en el círculo de Maymouni (el supuestamente más radical del grupo y condenado por el atentado de Casablanca, otra más que falsa bandera) para imputarle “un marrón” que se estaba diseñando en las cloacas del Estado, pero Cartagena llegó a la conclusión de que no era factible ya que Zougam era demasiado “normal” (con estilo de vida demasiado occidental). Esto sucedió en 2002 y la policía española ya tenía, entonces, en ‘cartera’, el nombre de Zougam para meterle un paquete yihadista a la carta.

La supuesta (forzada) radicalidad de los “moros”, cuyo líder era Mustafá Maymouni, fue en aumento y Cartagena, después de una reunión con el grupo “islamista”, alarmado, alerta a la policía sobre los planes de El Tunecino de movilizar a mártires, algo que no es tenido en cuenta por la UCIE, que le resta (sospechosamente) importancia y le envía, de paso, un recado al argelino, con veladas amenazas, para que se “abra de la investigación”, por lo que éste, acojonado, coge los bártulos y se da el pire fuera de Madrid.

Pero antes de la partida, Cartagena vio algo definitivo que le hizo darse cuenta en qué trama estaba envuelto: ve pasar por la zona de Atocha una moto con dos inquilinos conocidos a bordo: Berraj y el Tunecino, dos de los miembros del grupo islamista radical creado meses atrás. Les sigue hasta el conocido local VIPS (donde él había estado otro día con su controlador policial) y allí estaban ambos con…sorpresa: un agente policial de la UCIE. La deducción y conclusión fue demoledora para Cartagena: el Tunecino y Berraj también eran confidentes de la policía. La pregunta que surge es: ¿realmente en el grupo “radical” islámico de El Tunecino había alguien que NO fuera confidente policial?

El argelino prosigue su relato. Después de destruir la policía pruebas que obraban en poder de Cartagena, le requieren a éste para que vaya a Madrid a un encuentro con policías de la UCIE cerca de la comisaría de Canillejas. Una vez allí, le informan que han “localizado” a El Tunecino y sus compinches, supuestos autores de la masacre de las estaciones de tren de Atocha, en un piso de Leganés. Cartagena alucina: “¿Pero no les detuvisteis? ¡Os avisé de que iban a cometer atentados!”. El argelino no era capaz, todavía, de ver en qué montaje siniestro estaba enganchado. Pero entonces escuchó una conversación de un, al parecer, comisario por el móvil con otra persona con una frase lapidaria del policía que le abrió los ojos: “Como este moro hable (refiriéndose a Cartagena), la hemos cagado”.

Una vez que cuelga el móvil ese supuesto comisario se acerca a Cartagena y le comenta qué es lo que tiene que hacer a partir de ese momento: ir a Leganés y subir a un piso situado en la calle Carmen Martin Gaite para informar de lo que allí acontezca. Cartagena no se traga el anzuelo, sospecha algo sucio y dice que ni hablar, que si aparece por allí, después de dos años de ausencia, el Tunecino le dará matarile porque sabrá que es confidente. Intuitivamente, o no, esta estratagema le salvó la vida y envió al reino de Alá al resto del comando “terrorista suicidado”, los mal llamados autores oficiales de la masacre de Atocha.

El testimonio de esos “terroristas suicidados” de Leganés hubiera sido decisivo para tumbar el montaje policial del 11-m que retrata ‘Cartagena’, pero lógicamente este era un cabo que no podía quedar suelto. Las grandes preguntas que quedaban en el aire, tras el testimonio de Cartagena, eran: ¿Cómo aparecieron por allí (piso de Leganés) los otros falsos “yihadistas” del grupo del Tunecino, incluido éste? ¿Fueron enviados al piso del mismo modo que pretendían hacerlo con Cartagena? ¿Alguien les estaba esperando en dicho piso para darles pasaporte al reino de Alá según entraban? ¿Se suicidaron de verdad cual abnegados combatientes islámicos? Quién sabe dónde, dijo alguna vez Paco Lobatón.

 

EL TESTIMONIO DE ‘CARTAGENA’ EN EL JUICIO DEL 11-M

  1. Pingback: Anónimo
  2. nordin

    bueno yo soy uno de operación nova o como lo llamo yo operación chatarra es de vergüenza vil y repugnante.
    el primero era operación nova después nova 1 y nova 2 no saben ni si quiera en que mierda se han metido lo es. si si han metido en una mierda de manipular la opiñon publica española después del 11 m y buscar gente inocente para pagar los platos rotos
    881 día entre muros de la vergüenza y no me corto de decirlo después que nada se ha quedado el pastel en el descubierto después decen absuelto por falta de pruebas, que repugnante vergonzoso encima faltan pruebas acaso existe algo para que haya pruebas me flipo pero lo se que es una mierdaaaaaaa
    bueno luego que a tu suerte nada todo roto en todos los sentidos ni trabajo ni negocio mala fama como decen en España lanza una calumnia y algo queda y eso esta quedando después de 6 años de mi absolución . y nada de nada nadie fue ni juzgado de lo que han cometido esta barbarie pero algún día serán juzgados uno por uno .

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Ni la justicia divina (que no existe, para mí, claro) podrá pasar factura a quienes, supuestamente, idearon, ejecutaron y colaboraron en el 11-m…..en el 11-s….en el 7-j en el atentado de Noruega…y sus operaciones adyacentes de baja intensidad (como la “Nova”)..Lo de la justicia española no desmerece de cualquier régimen criminal de esos que dicen ser nuestros aliados (Arabia Saudí, Marruecos…e incluso la justicia de EEUU, donde todo se compra y se vende y donde las cacerías del FBI, la CIA y la NSA contra las minorías -incluida la islámica- es moneda común). Es lacerante, pero en España probablemente siguen en la cárcel muchos mal llamados “yihadistas” que no lo son..y han sido imputados, o bien por delitos menores (asociados a un inventado “yidadismo”) o por nada…todo en base a fabulaciones y montajes…Es escandaloso…pero a nadie le importa nada porque todos los partidos políticos (y la gente en su inmensa mayoría) están metidos en la espiral mentirosa del “terrorismo islámico”.

      Me gusta

  3. plared

    Realmente huele bastante mal y los únicos interesados en que se investigue parecen ser los de manos limpias….. Algún día deberías hacer un articulo sobre esta organización, siempre salen como energúmenos de ultra derecha. No se si sera así o no…..

    Pero si que están en cualquier tinglado que huela mal y son prácticamente los únicos que quieren llegar al final aparentemente de muchas cosas que otros callan. Caso de lo de la infanta, todos pian pero los únicos que han presentado denuncia formal son ellos.

    Pues eso un articulo de los tuyos con sus luces y sus sombras que si son de la ideología que dicen. Seguro que estarás al tanto. Cuídate campeón y buen articulo este

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Bueno, de Manos Limpias (ML) no tengo ninguna buena opinión…como de ningún sindicato, en general. Te haré un esbozo, como siempre subjetivo (a modo de mini entrada no oficial). Es cierto que ML parecen estar siempre en el candelero mediático judicializando TODO lo que se menea..Pero es un sindicato irrelevante en cuanto a presencia de afiliados en sus filas y su conocida notoriedad es porque ha presentado infinidad de querellas (casi todas ellas de contenido ideológico) contra conocidos casos de corrupción política y de otra índole (colectivos sociales de izquierdas, sobre todo). Vamos, que le han cogido un gusto a los tribunales bastante sospechoso. Quizás para compensar la carencia de una base social que les apoye.

      En primer lugar, ML es un sindicato marginal de funcionarios (básicamente su fuerza está en el Ayuntamiento de Madrid) y en segundo lugar, tiene un marcado carácter fascista. No desarrollan, lo que se dice, actividad sindical propiamente dicha (congresos sectoriales, movilizaciones…) y lo suyo es ir de tribunal en tribunal, algo harto sospechoso, cuanto menos. Es un ejercicio profesional abusivo y totalitario de la judicialización política y de la vida pública. Y, además, se extralimitan pretendiendo posicionarse en el lugar del Estado (pero falsamente), por ejemplo con las denuncias que presentó ML contra los mineros por “desórdenes públicos, atentado a la autoridad, etc..”. Su secretario general, Miguel Bernad, fue antiguo dirigente de Fuerza Nueva, que era algo así como la banda terrorista legalizada que actuaban de matones contra estudiantes y obreros en la “transición”.

      Es cierto que, como dices, ML se ha dejado ver en el caso de la Infan-tonta, pero ya te digo que es más por sacar tajada y notoriedad pública que otra cosa. Para bien o para mal sale más en los mass media ML que los que verdaderamente deberían promover la imputación contra la familia Real. Pero que los de ML creen menos en la democracia que “don Francisco Franco”, eso lo afirmaría hasta el menos crítico con el “sindicato”. Diría que ML es lo más parecido a un Gladio-jurídico o GAL-jurídico, a una mafia sindical.

      Gracias por la parte que me toca y a ver cuando aparece por aquí algo de cine que a este paso…

      Saludos y cuídate

      Me gusta

      • plared

        buen esbozo este del que tomo buena nota…. La pregunta es yo por ejemplo soy de ugt desde hace unos 30 años y la verdad es que en la vida han hecho nada por mi.

        Bueno si firmar convenios cada vez peores y colocar a los mas vagos de entre nosotros de delegados y liberados. Triste pero cierto

        Me gusta

        • uraniaenberlin

          De los sindicatos del Estado (antes estaban los verticales franquistas, ahora están los verticales paniaguados del régimen borbónico) no esperes gran cosa. Yo estuve diez años en CCOO y lo único provechoso que se podia sacar de allí era el “trepar” y meterte en todos los chanchullos del sindicato. Pero como eso no iba conmigo no conseguí un sólo beneficio de la afiliación, más bien todo lo contrario: pagar una cuota mensual para unos vivillos y sinvergüenzas. Es cierto que no iba a una jodida asamblea…para qué…si ya sabía lo que se iba a ventilar…Sólo encontré que gentuza y en algunos casos malencarada.

          Aparte que no soportaba algunas cosas que no sería políticamente correcto decirlas para una “izquierda” atrincherada en algunas mentecateces integristas (la ideología de “género”). Desde entonces, ni partidos, ni sindicatos ni nada de nada. Se llamen comunistas o estalinistas (si acaso sería miembro invitado del SED de la antigua RDA..jaja). Y eso que mi trayectoria ideológica sería más afín a ellos. Yo (lo pongo sólo como ejemplo), como Alfonso Sastre, no soy nacionalista vasco pero estoy con el nacionalismo..

          Salud

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s