El Toro de la Vega, entre el aldeanismo fanático de la España negra y la cutrez de una analfabeta televisiva

toro-de-la-vega-2013

El que vive de las tradiciones jamás progresa, dice un viejo aforismo, aunque el compositor francés Maurice Ravel fue más lejos: “La tradición es la personalidad de los imbéciles”. Y algunos imbéciles apelan a la tradición para mantener determinados festejos de dudoso buen gusto. La cofradía de aldeanos en el siniestro pueblo de Tordesillas, que cada año conmemoran el lanceamiento y muerte de un animal, nos retrotrae a la España del tradicionalismo medievalista, a la España de la hoguera y el oscurantismo. Parece como si el progreso se hubiera detenido ¿Qué sentido tiene celebrar y promocionar públicamente un espectáculo bárbaro? ¿Qué interés tiene para la mafia política reaccionaria del PPSOE (incluida esa secta llamada UPYD) seguir defendiendo un espectáculo donde se acribilla con sádica satisfacción a un animal hasta la muerte? Muy sencillo: además de tener convicción propia sobre el negocio de la tortura taurina, lo fundamental es mantener su culo pegado a un voto clientelista, como aquellos oligarcas y caciques de la España del siglo XIX de los que hablaba el gran regeneracionista Joaquín Costa.

El progreso no sólo se mide por los avances científico-tecnológicos sino por la capacidad intelectiva humana de razonar, sensibilizar y racionalizar, de tener empatía por el sufrimiento ajeno, de los más débiles, por supuesto, de los explotados y los marginados, aunque en este caso se trate de un animal, siempre entre los más expuestos a la barbarie de otros animales: los que llevan dos patas y una mierda por cerebro. Que conste que no soy de Pacma ni de ningún grupo o partido “animalista”, ni pretendo serlo, sólo opino sobre lo que objetiva o subjetivamente “veo”.

El Toro de la Vega es una aberración consensuada y publicitada desde los poderes públicos que, además, moviliza a su guardia pretoriana civil (o incivil) para blindar esa vergonzante velada taurina y proteger mafiosamente tanto el festejo como al grupo minoritario de paletos cavernarios allí congregados, no sea que los rebeldes antitaurinos vengan a aguarles la fiesta. Nos dicen, según fuentes de la GC, que este año hubo 50.000 vándalos asistiendo, directa o indirectamente, a la tortura del animal. Huelga decir que  esa cifra está totalmente falseada y manipulada de forma escandalosa (algo muy habitual cuando las fuentes proceden de los aparatos del Estado), porque allí no había más que unos cuantos centenares (a lo más, un par de miles, o ponga usted a la totalidad del pueblo) de zarrapastrosos sádico-forajidos, incluidos políticos. Había que contrarrestar la cada vez más contumaz oposición ciudadana a este tipo de “espectáculos” engordando artificialmente la cifra de asistentes. Tordesillas es, definitivamente, un pueblo despreciable, la representación de la España machadiana de charanga, pandereta y frascuelo, peor aún, es la España inquisitorial, atrasada, tosca…miserable, la del esperpento valleinclanesco.

Marilo-Montero

La cutrez barriobajera y navajera de Tordesillas se ha extendido hasta esa máquina de promocionar imbéciles, supersticiosos y catetos, que son las televisiones. La tristemente famosa e inculta Mariló Montero, especialista en “pajas mentales” matinales del tipo “no está científicamente demostrado que el alma no se transmita en un transplante de órganos” ha vuelto a la carga para asegurar que la “fiesta” del Toro de la Vega es una tradición “maravillosa” que tiene “miles de años” (nada menos). Es probable que así sea (con permiso del imperio romano), tanto como las escasas capacidades intelectivas de la Mariló, que en miles de años ha pasado de evolucionar de la ameba uno a la ameba dos. Aunque lo peor no es que una incapaz mental hable en esos términos. Lo peor es que está colocada ahí, en la televisión pública, que pagamos todos, no sé si para escarnio propio, como muñequita de pim pam pum o recomendada por otros tipos con pocas luces (dicen que su ex, el falsimanipulador Carlos Herrera, de la misma escuela ideológica que Losantos, tuvo mucho que ver para colársela a los socialistos de Zapatero)…

Pero algo si está claro: la cultura televisiva en este país consiste en poner floreros con una cara bonita y una inteligencia propia del jurásico (aquí tiene mucho que ver ese feminismo o femiestupidismo de cuota y despacho, que ahora no ladrará excesivamente con esta Montero, porque la ideología de género vale hasta para las inútiles). También gustan de promover a cronistas del marujeo, programar telenovelas y shows-basura amañados, made in USA. Incluso las presentadoras de los “telediarreos” (gran expresión de LCC, del que no soy precisamente “fan”) tienen que ser “bonitas” por decreto, peinar postmoderno o ponerse a tope de maquillaje (aunque en lo sustantivo resulten unas tipas sobreactuadas, sensacionalistas y manipuladoras, además de engoladamente insoportables, léase La Sexta). Todo vale si se consiguen fácilmente lobotomizados para el sistema, borreguitos dócilmente  amaestrados, cuanto menos formados, mejor.

  1. Idoya

    Hola Urania, he iniciado una petición para recoger firmas en contra del toro de tordesillas, puedes dejarme que utilice tu foto para adjuntarla a la petición en care2.com. Gracias

    Me gusta

  2. Pingback: TORO DE LA VEGA 2014 | BASTA tauromaquia
  3. Pingback: Soy un mal español | Blog de Valentín Carrera
  4. thartac

    Muy bueno el artículo UraniaenBerlín. Yo decía el año pasado, y así respondo, siguiendo a tu artículo:
    EL TORO DE LA VEGA

    “Este es un país de tullidos o jorobados”, nos dice Antonio de Contreras, cordobés. Prosiguiendo: “La crisis nos ha hecho crear joroba y alumbrar la crisis de la mente en brote de cuernos y pelotas”. Y es que esto de correr delante o detrás de toros y pelotas es propio de bestias. Sino, veamos el romancero criminal y asesino de nuestros antepasados, en el que el maltrato al ser humano y las especies lo era a diario.

    Por otra parte, si contemplamos a los participantes en estas crueles fiestas declaradas de interés turístico nazional por el mero hecho de congregar a miles de energúmenos, advertimos que todos ellos tienen cabeza de madera y de arriba abajo su armazón es de trapiche primitivo, que así se entiende su ayuda y concurrencia al logro de su sangría.

    “De la muerte del toro al tiro en la nuca sólo hay un paso”, nos dice el de Contreras. Qué así sucedió en tiempos recién pasados en las que todos eran unos santos defensores de la fiesta nazional y la matraca del balón de oro. Que así advertimos que tantos vagos y maleantes, tantas borregas y borregos aplaudan estas fiestas, no sintiendo ni dolor ni pesar de haber ofendido al animal, por debérsele amor sobre todas las cosas. Su cerebro no tiene más que un “contrín”, cierta pequeña medida de caca.

    Y estas trincas de los toros nos contristan, afligen entristecen. El crimen y la moral viven en un mismo alojamiento. Contubernian. Y la contumacia y tenacidad en recurrir contra razón este inmoral error, se da más en las mujeres que quizás echen en falta el macho cabrío y las enrolla el brote de los cuernos, la taleguilla del torero y los huevazos del toro.

    “¡Que huevazos tiene ese toro!”, dice la señora de Coomonte, de Zamora. La contumelia torera es un episodio u ofensa a la especie humana. El arte de torear es afrentoso, injurioso y se argumenta produciendo confusión en los cerebros de aserrín. Inquietud, crispación, daño. El redondel de la plaza de toros es el conuco o pequeño terreno concedido al esclavo para que cultive en su provecho.

    Ved al toro convelerse, moviéndose y agitándose contrayendo y estirando alternadamente uno o varios miembros o músculos, persuadiendo a alguien con razones de verdad de lo que muge y grita contra el crimen en la conventualidad de la plaza heroica de funciones pueblerinas para descarburar más o menos el hierro de la ganadería en convicio, injuria, afrenta.

    Agitación preternatural y alternada de contracción y estiramiento de miembros o músculos o nervios en convulsión de orejas y rabos arrojados por el valiente y hermoso torero de turno a Francisca, fundadora de la orden de las Oblatas, a Francisca Fremiot, en su juventud mujer de Cristóbal de Rabutin, barón de Chantal, quien con Francisco de Sales fundaron la orden de la Visitación, y a Francisca de “Rimini” famosa por el Dante en uno de los más conmovedores episodios de la Divina Comedia.

    No está bien el toro bajo las banderillas, la espada o el machete. El toro está en su derecho penal frente a los energúmenos del crimen y el arte de torear patrio. Y no es de recibo que el populacho, la plebe, se agarre a sus crines , le agarre del rabo o de la brocha de su picha para llenarse de recursos extremos con los que sostener una fiesta de carniceritos de Huelva, de Cádiz, de Sevilla, o de la Vega, tu pueblo, por mucho que el tabernero de enfrente se “forre” tirando cañas y tapas de tres cuartos.

    -Daniel de Cullá

    Me gusta

  5. plared

    Opino igual que Beny en que tras cualquier cosa relacionado con los toros. Esta la política, por lo que ya de principio es un tema viciado en el que realmente lo que menos importa es el toro y si, conseguir intereses que van por otros caminos.

    Pero lo que me ha llamado la atención es la frase “no está científicamente demostrado que el alma no se transmita en un transplante de órganos. No veo la tele la verdad mas allá de los canales de pago de series y peliculas. Por lo que ni idea de quien es la tipa esa, pero desde luego la frase para que no volviera a salir en ningún programa ni serio ni tan siquiera de contar chistes. En fin, mundo de locos este, Cuidate

    Me gusta

  6. Benny_Blanco

    Y bueno, detras de lo de la tauromaquia no hay unicamente una cuestion puramente “etica”, si detras no hubiese intereses politicos relacionados con los nacionalismos no se creaba tal revuelo mediático…. ¿Donde estan todos los del “no a la guerra” de la guerra de Irak para protestar por lo de Siria?… Por ninguna parte oiga… En una sociedad que hubiese progresado, pero de verdad, tanto pp como PSOE no podrian acumular tal cantidad de votos.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Perdona pero decir que hay “política” en el caso de Tordesillas y la mal llamada “fiesta de los toros” es faltar a la verdad. La única política real es la de los sustentadores de esos festejos..pero política cavernícola en seguir manteniendo un sucio negocio para conservar su sillón. Que existan grupos nacionalistas en contra del “toreo” o el maltrato animal…es tan normal como que existan asociaciones en contra de la caza y la pesca. Se podría argumentar “a sensu contrario” que es la prensa nacionalista española la que saca las cosas de quicio en el asunto nacionalista y el toreo…..El maltrato animal no es una cuestión de revuelo “mediático” sino de higiene mediática..y otras..Por otra parte, no sé qué tiene que ver Siria en todo esto…

      Me gusta

      • Benny_Blanco

        Las cuestiones eticas son siempre las mismas, al margen de idearios politicos de partidos, son los partidos los que las utilizan e impulsan, pero no por conviccion etica sino por sus propios intereses coyunturales …Si han prohibido las corridas en Cataluña porque se preocupan por los toros ¿Por que no prohiben los correbous?…. Porque les importan un cojon los toros… A los únicos que les importan los toros es a las organizaciones a favor de los animales que siempre se han dedicado a ello… Para los partidos es oportunismo político que cambia segun las circunstancias. Y son los partidos los únicos capaces de darle tanto bombo a estos temas, no esas organizaciones.

        Me gusta

  7. Benny_Blanco

    El progreso no se le puede atribuir ni a una sociedad entera ni a la humanidad… Se puede decir con respecto a una determinada ciencia, técnica o aspecto concreto… Vehículos mas rapidos… Bombas mas destructivas contra otras sociedades (disuasión, efectos diplomáticos, etc…)… Mejores medios para comunicarse… Esto no quiere decir que la sociedad sea moralmente mejor que en etapas anteriores, ni que sepamos mas de politica, ni que nuestros gobernantes hayan reabsorbido para tomar sus decisiones todos los tratados de teoria politica que se han escrito…

    Cuando decia el astronauta… “un pequeño paso … Humanidad”… Lo que no decia era que los cientificos no los iban a compartir con nadie, para protegerse de naciones como la Union Sovietica… :-D… (ni los “progresos” relacionados con la bomba atomica)… Y tambien debieron olvidar la mala baba del mensaje, porque no fue el orden comunista el que que puso la nave en la Luna, fueron los americanos colocándosela a la cabeza de esa “humanidad”… Imponiendo su orden al resto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s