Días de resaca (integrista) procesional

stop_religion

Como todos los años, he padecido la habitual, nociva y ruidosa semana santa con desfile de capirotes, pasos, tamborradas y otras esencias católico-franquistas (eso que el periodista Antonio Orejudo llamaba “el molesto botellón de la iglesia católica”). Este año estoy especialmente cabreado, de muy mala hostia papal ya que además ha coincidido con el cambio horario. Lo que significa que me han birlado horas de sueño por la tosta los putos tambores y cornetas, despertándome a eso de las 8.30 de la mañana. Mientras en Madrid los defensores del nacionalcatolicismo prohibían una procesión atea en consonancia ideológica con la Gran Secta, en muchas capitales de provincia y pueblos se ha oficializado días atrás, como es costumbre, la  Inquisición procesional (el origen de las mismas procede, en muchos casos, del medievo y los rituales del santo oficio donde se torturaban y quemaban brujas, herejes, disidentes de “Dios” y esas cosas tan “modelnas” del clero; de ahí los capirotes). La tradición subsiste. La fábula arcaica del cristianismo acerca de Jesucristo es escenificada públicamente para disfrute de crédulos en bobadas infantiloides, creyentes sinceros e insinceros, curiosos por la estética quinqui-católica y nostálgicos oscurantistas.

Los demás a aguantarse y a soportar con estoicismo el carnaval católico. Me parece muy bien que exploten la variante del turismo,  el fin último de todos estos saraos religiosos, ya que el negocio de la “devoción” y la “fe” es un camelo que no cuela en una sociedad fuertemente secularizada y cada vez más increyente. Pero sería de desear que no fueran tan hipócritas los que participan en este “botellón” jesucrístico ya que no resulta difícil de adivinar que, unos (los políticos que asisten a las procesiones vulnerando clamorosamente el precepto constitucional de “aconfesionalidad” estatal) se dedican el resto del año a putear a los indefensos ciudadanos y los demás (jóvenes en su mayoría, aunque sean fieles vaticanistas) a fornicar y disfrutar de los exquisitos placeres terrenales, incumpliendo todos ellos los preceptos de la santa madre iglesia. Vale, pero hay que mantener el circo teocrático una vez al año .

Pienso yo que alguna vez habrá que ir buscando alternativas para que toda esta parafernalia fundamentalista de la iglesia católica, con sus devotos del capirote, políticos, legionarios y guardias civiles custodiando a la santa secta, empiece a circular en procesionódromos, catedrales, parroquias, el Valle de los caídos o lugares habilitados al efecto, porque esto ya empieza a parecer una plaga langostina. Plaga que, todo hay que decirlo “goza de especial protección mafiosa del Estado” (A. Orejudo, dixit). Un desmadre que colapsa calles y obstaculiza el libre tránsito de personas y vehículos. De una austeridad procesional (mal tolerada, todo hay que decirlo) se ha pasado en muchos casos a un crecimiento descontrolado con la creación de nuevas cofradías que ha dado lugar a la ampliación de los desfiles procesionales en calles o barrios que nunca padecieron este insufrible revival de fe postiza. De la involución no hemos pasado a la evolución, sino a la retroinvolución.

Escenificar una creencia irracional y grotesca en las calles (aunque sea de fachada) durante más de una semana es siempre un muy mal síntoma de una sociedad a la que Gonzalo Puente Ojea llamaba de “aldeanos ignorantes y fanáticos consumidores de mitos y leyendas ancestrales”. Ciudadanía que si ya de por sí está aborregada por los mass mierda, con la semanasantera alcanza unos límites de atraso cultural verdaderamente patológicos. Las creencias por muy extravagantes que sean y aunque sean pura iconografía de postal siempre deben de pertenecer a la esfera de lo privado, más que nada porque fomentar este tipo de verbenas católico integristas en espacios de todos puede generar un peligroso y potencial fanatismo religioso, sobre todo si te atreves a cuestionar la presencia callejera de representaciones religiosas en forma de procesiones u otras romerías similares (Corpus Christi..etc..)

Hace tiempo me comentaron (aunque nunca he terminado de creérmelo) que cuando ya tocaba a su fin el régimen franquista la Semana santa (uno de los santos y señas de la dictadura nacionalcatólica) iba a pasar (también) a mejor vida; vamos, que tenía los días y las horas contadas, como el Caudillo, para terminar exponiéndose en iglesias y museos como lo que es, una pintoresca reliquia. Al menos, en lo referente a la ciudad donde yo he tenido que padecerla año tras año. No sólo fue así, sino que el Estado mismo  potenció este legajo del franquismo de forma hábil pasándolo por el barniz de “interés turístico -nacional o internacional”. 

Es decir, todo por la pasta hostelera (iba a decir hostialera) y…el santo devocionario quedaba como una baratija efectista, pero no tanto…ya que proporcionaba sustanciales dividendos (ideológicos) a la iglesia con el suntuoso escaparate de las procesiones y, lo que es más importante, otro tipo de dividendos aún más sustanciosos: el jugosísimo aporte dinerario que le asigna el Estado ya que, supuestamente, uno de los motivos para el sostenimiento económico del clero es que España está conformada mayoritariamente por católicos. Y qué mejor que darse un festín de (ejem, ejem) enardecidas multitudes en la Semana de Dios nuestro señor Jesucristo. Recojo aquí las sabias palabras de Carlos Tena, siempre agudo y mordaz, para con este revival clericómano:

“La semana santa es una de esas lacras repugnantes que dan mucho dinero a los hosteleros, con sus saetas y nazarenos del Ku Klux Klan haciendo el gilipollas y las burguesas catetas andaluzas cantando desde los balcones, histéricas hasta la saciedad. Yo me divierto mucho en Andalucia con esas mamonerías. Todo el mundo a beber y a tapear mientras la fiesta de la hipocresia cristiana llena las calles y los curas se llenan los bonetes”

 

  1. ALTAICA

    Desde luego la posición del no creyente puede producir cierto desamparo pero está más vinculada a la cruda o hermosa realidad, sin ambages, con lo que ello conlleva de desnudo, sí, frente a otras vestimentas no exentas de falacia y, casi siempre, anidadas en un país llamado Impostura.

    Los motivos por los que nuestra especie ha buscado desesperadamente una vinculación trascendente se pueden perder en la noche de los tiempos, sin duda, pero son otra incongruencia más o capacidad de autoengaño. Al menos eso creo, desde el respeto absoluto a los creyentes. Claro está.

    Como bien dices esos valores morales en absoluto son en sí mismos marco necesario, pese a la seducción que supuestamente atesora y que la historia de la humanidad demuestra en cualquier latitud. Puede que vivir en la no creencia o en ella no sea más que producto de los límites de la razón, de nuestra capacidad de buscar siempre explicaciones. El darle rienda suelta a esos límites es para mi una cuestión meramente especulativa que probablemente tiene su origen en la cábala, con todo el peligro que ello conlleva. Si en un germen pudo tener cierta explicación, hoy se me antoja insalvable, salvo que a lo largo de los siglos haya generado, como así ha sido, todo un mundo de doctrinas, religiones, mecanismos de control espiritual, sectas, organizaciones económicas vinculadas a la salvación humana y, en cualquier caso, un organigrama perfectamente orquestado en busca de poder, autoridad y dominio sobre el grupo humano.

    Por lo tanto se entremezclan en una maraña compleja desde oscuros pasajes humanos a idearios milenarios con orden y mando férreo e intransigente, que postulan lugares comunes inamovibles y dogmáticos, ajenos a la esencia de la razón humana y que dejan a sus seguidores mutilados a la hora de ejercer su capacidad de duda, pregunta o cuestionamiento. Es ahí donde sus espúreos argumentos quedan lastrados, en tanto que osifican verdades absolutas para mayor gloria de mercantilismo, poder y sinrazón.

    Los Estados y sus sistemas educativos no pueden obviar ese campo lleno de minas y deben, desde el respeto a las creencias en su ámbito cultural, instruir a las nuevas generaciones en la libertad de pensamiento y en la apertura de miras, ajena a adoctrinamientos sustentados en verdades inexistentes desde un punto de vista histórico o ideológico. Ser capaces de pensar desde la duda y desde la libertad para así objetar sin miedo. Sin negar la especulación pero dejando claro que no tiene carta de naturaleza.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Vaya…parece que el spam está por comerte los comentarios o te tiene manía persecutoria. El problema debe estar en los mensajes que son tirando a largos…que los interpreta todos como spam. De hecho, no me llega nunca notificación de ninguno de ellos al correo y pasan directamente al buzón como correo basura. El problema es del Akismet, la aplicación de WordPress, que (supongo, porque otra cosa no sé) automáticamente detecta como correo no deseado textos muy largos. He llegado a tener a diario más de 200 mensajes de spam…y el 99,99 por cien son basura (vienen en inglés, casi todos). A veces los echo un vistazo rápido y otros directamente los borro todos de una tacada…No sé si esto también sucede porque no tienes cuenta de blogger y te detecta como un usuario “convencional”, a pesar de estar aprobado para postear…Pero claro, si tus mensajes (cortos) entran ….no entiendo por qué los largos no…Unos sí, otros no y otros a veces…En fin, un cacao maravillao.

      Por lo demás, muy interesante tu reflexión, sobre todo el párrafo final…La religión como objeto de estudio siempre será interesante y hasta instructiva, como cualquier otro acontecimiento histórico. Pero como símbolo de adoctrinamiento y de dogma exclusivo (a la par que excluyente, respecto incluso de otros credos) sigue siendo una barrera para el desarrollo intelectivo de las personas. Entiendo que puede resultar muy confortable seguir viviendo, terrenalmente, en las fantasías utópicas de la fe y ese “corpus” doctrinal absurdo de la iglesia, pero dar por sentado que (esa fe) es una “verdad histórica” a golpe de impulso atávico…y conformación obligada de conciencias…Debe de quedar claro que ciencia, progreso y conocimiento son ajenos a todo esto…Y no sólo deben de ser ajenos sino que deben combatirlo con los instrumentos de ese conocimiento científico-técnico.

      Un saludo

      Me gusta

  2. plared

    En lo de la separacion iglesia estado. Completamente de acuerdo, la separación debería de ser total. Aunque manteniendo ciertas ayudas ya que la iglesia no es solo la cúpula eclesiastica. También hay otra que hace una labor muy importante como caritas o las misiones. Que se reconozca o no, estan donde las ong no llegan o son inoperantes… Y eso es algo que si he comprobado en persona.

    En africa y en paises que cuesta situarlos en un mapa. pues que decir, los únicos que vi que hacían algo por la gente de allí eran los Jesuitas. Los de las ong, una panda de niñatos que a la mínima complicación salían corriendo, quizás exceptuando a médicos sin fronteras, esos si los tenían bien puestos

    …..Duela a quien duela oír eso, ya que es algo que por desgracia nadie me ha contado. Aquello es deprimente y los únicos que de verdad hacen algo y se oponen jugandosela son esta gente que pone a dios por encima de todo……

    Pero bueno, a lo que yo me refería es a la corriente actual que tacha de malo todo lo que hace la iglesia. Que si, que tiene muchas sombras, pero sinceramente. De todos los poderes actuales, incluido tanto el político, como el periodístico o el omnipresente del dinero. Me parece el mas benévolo, aunque anclado en ideas ancestrales y negándose a evolucionar. Su nota seria mucho mas alta que la de los otros…….. Cuídate y al final, no se si descreparemos, pero lo que queda claro es que a ninguno nos gusta lo que hay actualmente

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      El problema es que se sigue incumpliendo de forma clamorosa el precepto constitucional del art. 16,2 CE (Ninguna religión tendrá carácter estatal). Ahí está no sólo el otorgamiento de dinero contante y sonante del presupuesto estatal a la iglesia, sino de la propia participación de autoridades del Estado en actos religiosos y otorgamiento de rituales simbólicos (tipo semana santa) a la iglesia católica. De la labor misionera yo tengo una valoración muy negativa: ¿alimentos a cambio de adoctrinamiento en mitos religiosos? Ya sé que no es así (al menos estrictamente, porque abandonar la fe no lo harán) en algunos casos como la teología de la liberación. Pero fundamentalmente esa ha sido la “misión” de la Iglesia en el Mundo…evangelizar…cristianizar..con los resultados de todos conocidos, sobre todo en el Africa, donde la superpoblación y la transmisión de enfermedades como el VIH ha sido en parte responsabilidad de la iglesia católica con su política reaccionaria de natalidad indiscriminada…en contra de los preservativos…contra el aborto…etc…Por no hablar de personajes funestos como la madre Teresa de Calcuta, una verdadera psicópata del sufrimiento ajeno y la perpetuación de la pobreza. Mi visión, en este aspecto y en su generalidad, del papel desempeñado por la iglesia en el Mundo es, vuelvo a repetir, completamente negativa.

      En fin, a lo mejor esto ahora resultan minucias con la que está cayendo..ya que el horno no está para bollos ni aquí (con la im-PUTA-ción de la infanta) ni fuera (con tambores de guerra nuclear por Asia)

      Un saludo

      Me gusta

  3. plared

    Hoy en día hay una corriente anti católica muy grande. No entro ni salgo, la verdad es que si me considero cristiano, aunque desde luego pésimo como tal. No cumplo ni uno de los mandamientos, aunque mis raíces y educación se basan en ella y no pienso que haya sido mala. Al revés, creo que fue bastante buena.

    Lo que me lleva a una pregunta. Ahora claramente el clima es anticlerical y la religión esta de capa caída y aunque quede mal decirlo, el humanismo y las letras cuarto de lo mismo. Pues no veo que se haya mejorado, es mas, el poder del dinero cada vez oprime mas La gente esta mas deshumanizada y busca consuelo en cosas exóticas ya sean religiones o creencias si mas base que un buen marketing…..

    No sinceramente, puede que tecnológicamente avancemos, pero el capitalismo cada vez es mas salvaje, las humanidades pierden mas peso y la teología o la búsqueda de algo mas. Importa un pimiento al no ser que tenga nombre extraño o suene exótico. No, desde luego, en el campo humano no avanzamos y la sociedad cada vez es mas violenta y deshumanizada.

    Que la perdida de nuestros valores, identidad cristiana o europea o como carajo la llamen. No se si tendrá que ver. Pero desde luego bien no esta haciendo. Cuídate y esta vez discrepamos….

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Bueno, esa, para mí moderada, corriente anticatólica que dices tal vez sea propiciada porque subsistan algunas cosas que no deberían existir en las relaciones Iglesia-Estado. No se puede apelar a la “tradición”..a unos determinados Acuerdos, cuando éstos fueron impuestos bajo la cruzada nacionalcatólica de Franco. Yo no me eduqué estrictamente en el catolicismo aunque sí bajo su paraguas. Ni guardo buenos ni malos recuerdos…porque durante la infancia y adolescencia se borran muchas cosas y no tienes suficiente criterio para discernir cosas de adulto. No sé, igual hasta echo de menos los miércoles de ceniza en la escuela o el traje de marinero en la primera comunión -estaba tan mono-..(esto es una broma…relativa)

      El capitalismo, como dices con acierto, cada vez es más salvaje…pero ¿por ello hay que retornar al culto mistérico y mirar hacia un interior más “espiritual”? No estaría yo tan convencido….Y menos ir de la mano de una organización ultrajerarquizada que se basa en el poder político, las intrigas palaciegas y en el dinero (me refiero a la iglesia vaticana). Cada uno busca el sendero que mejor cree conveniente para estar a gusto consigo mismo (credos religiosos tradicionales, de tipo new-age, etc…lo cual no me parece mal, salvo que se institucionalice o “proselitice”..de alguna manera). Lo que no tengo nada claro es que eso suponga afianzar unos valores morales o éticos en una sociedad.

      Yo mismo a veces intento buscar un mundo de emociones concretas…sin contenido religioso…escuchando música…o simplemente reflexionando sobre algo…

      Saludos (desde la discrepancia)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s