11-s (IV). Controlled demolition? Yes, we can

Las Torres Gemelas fueron objeto de una demolición controlada. Su simetría, en el derrumbe, es prácticamente invariable y casi perfecta. Si diésemos pábulo al fantasioso efecto “panqueque” las torres se hubieran inclinado, de algún modo, en su caída a partir del punto de choque de los aviones. Pero no fue así y los métodos para hacer desaparecer las Torres gemelas fueron de una profesionalidad tal que sólo podía estar al alcance de expertos altamente cualificados. Las pruebas son apabullantes en favor del uso de explosivos: expulsión de escombros y vigas de acero horizontalmente y a gran velocidad; pulverización del hormigón; “plumas” o eyecciones horizontales que se observan en los pisos inferiores en el instante antes de su derrumbe…motivadas por la colocación estratégica de explosivos, no porque saltaran en pedazos las conducciones de gas o como consecuencia de aire comprimido como elucubran tontamente algunos teóricos de la conspiración oficial.

Obviamente, no podía tratarse de explosivos convencionales para poder destruir todo el entramado central de acero reforzado, sino que tenían que tener una característica particular: provocar el punto de fusión del acero mediante cargas explosivas cortantes que sólo podía darse en el caso de utilizar material militar como el “thermite”. La reacción provocada por la termita es tan devastadora que es capaz de evaporar el acero. Y lo cierto es que las columnas centrales fueron prácticamente hechas “picadillo” si nos atenemos al resultado final del derrumbe. Para comprender con exactitud el alcance de la maniobra destructiva ocasionada en las TG, Jim Hoffman (que ya dio buena cuenta de Popular Mechanics, otros cantamañanas útiles del FBI, en un artículo del año 2005 donde rebatía las descalificaciones gratuitas de aquella revista “científica” en contra de los escépticos del 11-S), experto en ingeniería mecánica y de software, uno de los que más ha investigado concienzudamente todo el entramado del 11-S, define una serie de puntos de singular importancia:

1) La energía creada para provocar las grandes nubes de “hongo” que se observan en la caída de las Torres Gemelas, donde se observa todo el hormigón pulverizado, es mayor que la propia energía gravitacional en ambos edificios.

2) La demolición fue realizada de un modo que pareciese, a los ojos de la opinión pública, un derrumbe convencional ocasionado por el fuego y el choque de los aviones, de tal modo que las explosiones se iniciaron en la zona misma de impacto utilizando explosivos no convencionales.

3) Las torres gemelas explosionaron en vez de implosionar. El ejemplo de la WTC 7 a la hora de comparar las tres demoliciones proporciona dos detalles de cierta consideración: la gravedad arrastra consigo toda la estructura del edificio en la demolición del WTC 7 pero en las WTC 1 y 2, su masa fue triturada hasta convertirla en polvo por efecto de las explosiones

4) Para el derrumbe de las TG se pudo haber utilizado un procedimiento completamente diferente en forma de “arma de energía dirigida”. Un poco en el sentido de la tesis propuesta por la “disidente” de los truthers americanos Judy Wood, una experta también en ingeniería de estructuras y resistencia de materiales.

Esta última, es una hipótesis altamente especulativa y demasiado inconsistente todavía, de la que creo (como señala Jim Fetzer) tiene en sí más un “efecto corrosivo sobre la integridad de la investigación” que el aportar más luz sobre la misma.

Pero donde sí aporta hechos y contundencia científica Wood es en desmontar y triturar, sin oposición alguna, toda la basura oficial en torno al colapso de las WTC (A Refutation of the Official Collapse Theory).

Aquí se puede ver cómo la parte superior del “bloque” comienza a desintegrarse
antes de que la zona dañada comience a moverse hacia abajo (video: 911review.org)


En definitiva, la demolición controlada constituye la evidencia más verosímil y realista para explicar el derrumbe de las Torres Gemelas y el edificio 7, mientras que las “conclusiones” del NIST son puras predicciones chamánicas, es decir (que se vea bien clarito) se trata de ANTI-CIENCIA, como bien se han encargado de resaltar un grupo de contrastados científicos (ingenieros y físicos) que aparecen en el siguiente video:

Sobre quién pudo colocar las cargas explosivas en las plantas de las WTC sólo se puede conjeturar, pero en una sóla dirección: integrantes de los aparatos del Estado USAco al servicio de la conspiración oficial. Hay documentados algunos hechos que se pueden considerar como mínimo irregulares y también significativos en los días previos al autoatentado: ascensores fuera de servicio debido al corte en el suministro eléctrico de hasta 36 horas, con lo que dejaron, también, inoperativas las cámaras de seguridad; bastante personal exterior, con toda probabilidad falsamente identificado, entrando y saliendo continuamente de las Torres.

LOS TESTIGOS INCÓMODOS DE LAS EXPLOSIONES

Hay una relación exhaustiva de un grupo de testigos cuyo grado de fiabilidad y consistencia en sus declaraciones, acerca de las explosiones ocurridas en el interior de las WTC 1 y 2, merece que se les otorgue la debida relevancia. Webster Tarpley relaciona los siguientes:

Louie Cacchioli (bombero): “Estaba llevando a los bomberos al elevador para subir al piso 21 y estar en condiciones de evacuar a los trabajadores. En el último viaje una bomba explosionó. Pensamos que eran bombas colocadas en el edificio”. Cacchioli estaba atrapado en un elevador pero pudo escapar con la ayuda de las herramientas de otro bombero. (People Weekly, 24 de Septiembre, 2001)

Paul Isaac Jr. (Teniente auxiliar de bomberos): “Muchos bomberos saben que hubo bombas en los edificios pero no estaban dispuestos a admitirlo para no ver comprometidos sus trabajos. Desde los altos mandos se les prohibió hablar de este hecho”

Teresa Veliz (gerente de una empresa de software en la WTC1): Estaba en el piso 47 cuando el vuelo 11 se estrelló contra su torre. Cuando llegó, dentro del edificio, a la altura de la calle, la Torre Sur colapsó. Entre las tinieblas blancas dejadas por la demolición de la WTC 2 pudo comprobar como “Las explosiones ocurrían en todas partes. Estaba convencida de que hubieron bombas plantadas en todas partes y alguien sentado en un tablero de mandos apretaba los botones de los detonadores. Me dio miedo bajar por Church Street hacia Broadway, pero tuve que hacerlo. Terminé en Vesey Street. Hubo otra explosión. Y otra. No sabía por dónde correr”. (Murphy; Marrs 34)

Ross Milanytch estuvo observando los acontecimientos desde un edificio cercano (piso 22). Reportó ver “pequeñas explosiones en cada piso. Y después de que todo se despejó, de todo lo que quedó de los edificios, usted podía ver las vigas aceradas interiores en forma triangular como una vela (de barco). La estructura había desaparecido (América at War; Marrs 34)”

Steve Evans (reportero de la BBC): “Estaba en la base de la segunda Torre (sur). Hubo una explosión y la base del edificio tembló. Sentí el estremecimiento, luego estaba afuera, la segunda explosión ocurrió y entonces vinieron explosiones en serie. Nosotros sólo pudimos sorprendernos del tipo de daño -humano- que fue causado por esas explosiones (Christopher Bollyn, American Free Press; agosto, 9, 2002)

La cadena Fox 5 News, canal de TV de Nueva York a través de un periodista suyo hizo el siguiente comentario: “Hay una explosión en la base del edificio…humo blanco desde el fondo…algo ha ocurrido en la base del edificio…luego otra explosión. Otro edificio en el complejo del WTC”(Marrs 35).

Top Elliott, trabajaba en las oficinas de Aon Corp. en el piso 103 de la Torre Sur poco antes de las 9 de la mañana. Cuando la Torre Norte fue impactada por el primer avión, tuvo la gran fortuna de salvar su vida, bajando a la calle con un grupo de personas. En el piso 70 Elliott fue alentado por una mujer para que hiciese caso omiso al anuncio emitido por los altavoces del WTC 2 de que no se evacuase el edificio. Cuando Elliott llegó al piso 67 el vuelo 175 impactó contra el WTC 2. Elliott dijo posteriormente: “una explosión había venido desde abajo. Un sonido increíble que sacudió el edificio y un tornado de aire caliente, humo, pedazos de cielo raso y paneles de yeso aparecieron volando sobre las escaleras. Delante de mí la pared se dividió de abajo hacia arriba”. Elliott salió de la Torre Sur a las 9.40 h. (Christian Science Monitor, 17 de Septiembre, 2001)

Un reportero de la NBC News, Pat Dawson, estuvo hablando con el Jefe de Seguridad del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY), Albert Terry, y comentó lo siguiente: “El Jefe de Seguridad del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York me dijo que poco después de las 9:00 él tuvo aproximadamente diez alarmas, teniendo a su cargo aproximadamente 200 hombres y tratando de efectuar rescates a una cierta cantidad de civiles que estaban allí, y que básicamente él oyó el sonido de un dispositivo secundario, (esto es otra bomba), explosionando. Él trató de sacar a sus hombres tan rápido como podía, pero dijo que otra explosión tuvo lugar. Y luego una hora después del primer impacto ,del primer choque, que tuvo lugar, él dijo que hubo otra explosión que tuvo lugar en una de las torres. Así obviamente, según su teoría, él piensa que realmente hubieron dispositivos plantados en el edificio. Uno de los dispositivos secundarios, él piensa que [detonó] después del impacto inicial que él piensa pudo ser el avión que se estrelló contra una de las torres. El segundo dispositivo, él piensa que fue probablemente plantado en el edificio. Así que esto es lo que tenemos, dijo Albert Terry, quien es Jefe de Seguridad del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York. Él me dijo eso hace solo unos momentos. (Wisnewski 135-136)”

Ann Thompson, reportera de la NBC oyó una explosión y una pared de escombros se vino encima de ella. Se refugió en un edificio y al poco tiempo oyó una segunda explosión. Los bomberos le advirtieron sobre otras explosiones adicionales (Wisnewski 136; Trinkhaus, 4 ff.)

Un documental de la televisión alemana RTL mostró a un hombre con gafas recuperarse en la cama de un hospital quien recordó: “de repente sonó bang, bang, bang, como disparos y luego tres explosiones increíbles” (Terror Gegen Amerika, RTL, 13 de septiembre de 2001)

Kim White de 32 años, una testigo que trabajó en el piso 80 de la Torre Sur, reportó haber escuchado una explosión: “de repente el edificio vibró, luego empezó a oscilar. No sabíamos que seguiría”, dijo a la revista People. “Metimos a toda la gente del piso dentro de la escalera…Bajamos hasta el piso 74..entonces hubo otra explosión” (Christopher Bollyn, American Free Press, 2 de diciembre de 2001).

Un oficinista de las WTC le dijo a una televisión danesa (DR-TV1) que encontrándose en el octavo piso “fuimos arrojados hacia atrás por una enorme explosión” (Wisnewski 138).

La red de televisión alemana SAT 1 difundió un reportaje presentando a supervivientes que hablaban de explosiones. Uno de ellos, Tom Canavan (trabajador en la Torre Norte, piso 47) con la cara ensangrentada, fue interrumpido en medio de una frase por dos agentes del FBI, lo agarraron mientras hablaba y se lo llevaron. Esta escena fue capturada en una videocinta (Wisnewski 138).

Y aquí, algunos más:


MOVIMIENTOS TELÚRICOS DURANTE EL COLAPSO DE LAS WTC

Hay una serie de episodios que no son ni mucho menos marginales a la hora de entender la cadena de acontecimientos ocurridos en el 11-S y que guardan mucha relación con el punto anterior. Los sismógrafos del Observatorio de la Universidad neoyorkina de Columbia registraron, en las tres caídas de las WTC (1, 2 y 7) pequeños movimientos sísmicos. La clave está en que ambos fueron registrados antes de la caída de las Torres Gemelas y del edificio número 7 del complejo WTC. Parece ser que los expertos “no pueden explicar por qué las ondas sísmicas alcanzaron su punto máximo (pico) antes de que las torres chocasen contra el suelo”.

Los cantarines de la truculenta versión oficial (911 Research, 911 Myths y otros) dicen, al contrario, que esos movimientos sucedieron al llegar la totalidad de los escombros a los cimientos de las torres, algo que es absolutamente falso y está completamente manipulado, sea cual sea la “prueba” que ofrezcan. Webster Tarpley lo dice bien claro: “específicamente, los científicos del Observatorio de Columbia registraron un pequeño temblor de 2.1 en la escala Richter a las 9:59:04 a.m. (Hora de NY), poco antes de que comenzara el colapso de la Torre Sur, y una sacudida de 2.3 justo en el momento que la Torre Norte comenzó a derribarse a las 10:28:31. Ambos pequeños temblores fueron registrados antes de que la inmensa masa de los edificios llegara a tierra”.

Igualmente se produjo otro temblor, a las 5:20 horas de la tarde del día 11-S, al comienzo del colapso de la torre 7. Refutando, científicamente, la patraña que quieren vender los imaginativos confabuladores del 11-S acerca de los movimientos sísmicos al final del colapso, Arthur Lerner Lam, el entonces Director del Centro para la Investigación de Riesgos y Peligros de la Universidad de Columbia afirmó tajantemente: “durante el colapso, la mayor parte de la energía de los escombros que se caen es absorbida por las torres y estructuras vecinas, convirtiéndolas en escombros y polvo o provocando otros daños, pero no causando un significativo movimiento de tierra”. Un relativamente reciente estudio del geofísico francés André Rousseau lo deja todavía más claro:

Señales sísmicas revelan el uso de explosivos en las WTC, André Rousseau

 

Ondas emitidas en el momento del derrumbe de las Torres Gemelas

Señal registrada durante la caída de la WTC 2

Sincronización tiempo en WTC1

  1. uraniaenberlin

    Pura palabrería oficialnoica, basada en prejuicios baratos y sin ningún elemento probatorio que demuestre que esos testigos mentían, que es lo fundamental en todo el tema explosiones en las WTC. Por la misma regla de tres se puede argumentar que todos los testigos que han hablado a favor de las tesis oficiales (los del Pentágono y Shanksville) están comprados que además sería lo razonable. ¿No hay declaraciones de testigos previas al derrumbe? ¿Lo dicen ese par de indigentes mentirosos? ¿Que aporta eso a la burda patraña oficial? Absolutamente nada

    Lo de “conspiranoicos” es un arreglo semántico que han hecho los conspiradores de Estado para descalificar y ridiculizar a los disidentes que dejan en evidencia los crímenes de Estado. Popular Mechanics, por cierto, es una revista fascista-militarista del imperio Hearst (aquel magnate ultra que se dedicó a inventarse fábulas anticomunistas contra la URSS, según guión de la CIA), la principal mercenaria en EEUU del 11-s oficial.

    Interés denodado por propagar un embuste de Estado suele, a veces, llevar aparejado algún tipo de “trabajo para las cloacas del Estado”, como agentes de desinformación, aunque ese par de tarugos que citas más bien parecen salidos del frenopático

    Saludos

    Me gusta

  2. eddy10001

    Ves, igual que el último post sobre Assange Wikileaks no me ha parecido suficientemente fundamentado, debo decirte que, una vez lo he leido todo, éste sí me ha parecido un trabajo de recopilación muy bueno. Nunca analizaré tanta información si se encuentra dispersa, pero el material aportado me ha parecido suficiente como para considerar que es un buen trabajo, teniendo en cuenta que la mía es una opinión de poco valor por no haber tratado con profundidad el tema. Pero veo aportación de datos y fuentes, y eso genera una buena base crítica, indistintamente de si esos datos son más o menos ciertos.

    Me gusta

  3. JKKO

    En el documental ZERO se demuestra que el 11s fue un “inside job”… Yo era uno de los que pensaban que las teorías conspirativas eran meras especulaciones hasta que investigue por mi cuenta. Tuvieron que pasar años, pero finalmente me di cuenta de que todo ha sido un montaje.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Yo no me he fijado en Zero ni en ningún documental (y menos tarugos paranormalistas como Cardeñosa) para buscar info alternativa. He preferido información de primera mano de los propios escépticos (los de verdad) norteamericanos. En el 11-s no hace falta que te abrumen con datos técnicos ni fórmulas matemáticas engañosas para deducir, por sentido común, que allí había algo que no funcionaba.

      Me gusta

  4. plared

    Eso en estos blog, pasa mucho. Yo siempre miro ya que muchos comentarios de gente que normalmente escribe en mi sitio, van a parar al span. El motivo ni idea, pero pasar pasa. En cuanto a las políticas norteamericanas, no son mas que las de cualquier nación que este por encima de las demás. Nos guste o no, siempre a lo largo de la historia ha existido una nación dominante, que es la que marca las pautas, creando normas, modas y demás que suelen exportar…..

    En este caso no es distinto y ellos marcan las normas, los demás a seguirlas, ya sea por pelotas o por convencimiento. cosa que a mi tampoco me gusta, viví en ese país un tiempo y como forma de vida, pues una mierda literalmente. Pero es la que se impone y mas cuando no existe contrario…..

    De cualquier forma si simplemente nos acercamos a nuestra historia hay hechos como el hundimiento del maine, claramente provocado por ellos para declararnos la guerra,. Ya que debido a la incultura actual, todavía sorprende saber que tuvimos una con EEUU y mas que fue provocada por un acto hostil realizado por ellos mismos, contra ellos mismos.

    Eso fue algo hecho hace un siglo, pues que no harán ahora que tienen carta blanca en nombre de la seguridad mundial, simple cuestión de lógica mis pensamientos. También la entrada en la segunda guerra mundial y ese ataque a las bases americanas por los cero japoneses, tiene mucha miga y no es descabellado pensar que se podía haber evitado, pero si interesaba entrar en guerra, unas cuantas vidas le son indiferentes…Saludos

    Me gusta

  5. plared

    Sinceramente, todo puede ser cambiado, no estoy muy de acuerdo en muchas de las cosas que dices. Es mas, soy de la opinión que al igual que se pueden cambiar la historia en base a hechos casuales o simplemente transmutados. También se puede manipular lo establecido para sembrar la duda.

    En lo que si estoy de cuerdo es que tanto este como el Madrid, huelen mal y hay mucho mas de lo que nos contaron. Principalmente me cuesta creer que unos servicios de inteligencia como los americanos y su siempre obsesión por la seguridad. Tuviera tales brechas para que se consiguiera llevara acabo el atentado. En fin, lo mio son dudas razonables, aunque sinceramente no podría rebatirlas al simplemente usar el sentido común y no datos.

    Y por supuesto no fiarme ni de la version oficial, ni delas cien que pululan por ahí. Digamos que desconfiado que es uno. Saludos

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Por cierto, plared, una aclaración. No sé cómo, pero tú comentario salió inicial y sorprendentemente en el spam (mirando de casualidad la lista, que no suelo hacerlo). No sé que cosas rarísimas hace esto a veces. Bueno he tenido algún trabajo estos días con algún cantamañanas que estaba ya resultando nocivo y me estaba tocando bastante la moral e igual dí a tu nick sin querer. Por lo demás, hay que medir las conspiraciones en sus justos términos. Para mí las políticas (y que procedan del otro lado del charco -norteamericano- están bien definidas). Las otras (ovnis, chemtrails, fenómenos ocultos etc)…simplemente a la basura. No fiarse de la versión oficial es hacer ejercicio de escepticismo. Lo contrario, creer casi ciegamente, es lo mismo que dar por buenos los “milagros” de la Biblia (en el 11-s, la versión oficial es eso, milagrería y pseudociencia).

      Saludos y un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s