El banquete de la imbecilidad nacional…y extranjera

El fútbol es una especie de patio trasero de las miserias de un país. Sucedió, por ejemplo, en Argentina, en 1978, donde una brutal dictadura militar en el poder, financiada y apoyada por Estados Unidos, estaba asesinando y haciendo desaparecer a decenas de opositores políticos a diario. El campeonato mundial de fútbol celebrado en ese país logró eclipsar, o mejor aún anular, la brutalidad criminal de la dictadura argentina. Mientras los partidos de fútbol se disputaban, se producían secuestros, torturas y asesinatos en la Escuela de Mecánica de la Armada, el centro de detención más aterrador del régimen. Los Bertoni, Kempes, Passarella y demás jugadores de la selección nacional albiceleste se postraron (forzadamente o no) ante el carnicero Videla, al igual que un pueblo sodomizado por el poder y el fútbol, dando, tácita y expresamente, el visto bueno a que un gobierno genocida utilizase su país como escaparate internacional….donde no pasaba nada. El fútbol, la gran excusa espuria, se había materializado en su expresión más siniestra.

Aquí no es que estemos bajo una dictadura militar, pero sí bajo la dictadura de los mercados que es menos devastadora (en vidas) que un régimen militar, pero no menos dañina, en lo económico, que las políticas neoliberales que aplicaron los esbirros militares sudamericanos de la Escuela de Chicago. Lo que no consiguen las grandes crisis provocadas por el capital y sus mandarines financieros, movilizar masivamente a cientos de miles de trabajadores en las calles, lo consigue un pseudodeporte hiperprofesionalizado donde entran en juego miles de millones de euros a repartir entre políticos, dirigentes de clubes y jugadores. El resto, los tontos útiles que siguen a este invento, pagan y aplauden mientras el circo mediático de Falsimierda es el contrapunto para reeducar, narcotizar y desmovilizar a la ciudadanía. Y parece que no hay muchas distinciones que hacer: la “felicidad” por el triunfito de sus héroes (perdonen que me ría con esta grotesca hipérbole) se reparte entre todos por igual…banqueros, pijos, nostálgicos de Franco, ridículos palurdos con la bandera del toro de Osborne, izquierdistas carcas, republicanos reconvertidos industrialmente a rojigualdos y otras miles de hierbas (también las hay nobles) que se inclinan mayestáticamente ante la orgía de Españolandia.

Que quieren que les diga, me considero un afortunado al no haberme sentado el domingo pasado frente al televisor para gritar compulsivamente como un asno los goles de la España rescatada y hacer profesión de hooliganismo barriobajero. Y menos ver el apoteósico exhibicionismo cateto-nacionalsocialista del día después en las calles madrileñas con, de nuevo, la modernidad de Manolo Escobar amenizando el sarao. ¿Nadie va a hablar del coste que ha supuesto la faraónica puesta en escena del tinglado? Me parece bien que reivindiquen cansinamente que “son españoles”, acomplejados, pero a mí, a estas horas, ese soniquete me sigue sonando a “yo soy un completo imbécil”. El nacionalismo español siempre fue así, ignorante y zafio, además de estúpidamente criminal. Y si hablamos de esa repulsiva moda vírica de sacar trapería a los balcones para deslucir nuestras calles, tenemos el vodevil patriotero al completo. Espero que comience la desratización pronto. En estos extremos, uno enarbola absolutamente la bandera apátrida y, si me apuran, prefiero ser ciudadano de Malí, que no sería una deshonra ni mala opción, por supuesto, antes que pertenecer a esa tribu de toxicómanos super-españoles. El nacionalismo es una enfermedad terminal. Detrás de un patriota sólo puede haber un idiota que disfruta, vicariamente, de la sensación de pertenecer a un imperio trasnochado, después de que su país haya sido campeón de la nada. Aunque el español, el imperio, que siempre fue canijo, ha estado siempre en descomposición. ¿Gracias España? Que sentimentalismo más estrafalario y cursi. A  España no hay que darle las gracias, hay que descuartizarla y reinventarla porque no da más de sí. 

Para animar la velada de fervor religioso-futbolero-español se ha incorporado al escenario el premio Nobel de Gili-Economía, Paul Krugman, para decirnos la siguiente futilidad: que el triunfo de los multimillonarios rojigualdos generará “felicidad” en los españoles, aumentando de este modo el gasto en unas cuantas chucherías capitalistas. Krugman es otro cretino teórico de los mercados que cree que esta es una ocasión propicia para que los españoles echen una manita extra a los banqueros de Europa, relanzando el consumo. Mientras, se olvida, que los que han ganado la copa no van a tributar fiscalmente un euro de su bolsillo por las jugosas “primas” obtenidas; y lo que se dice consumir, pues es seguro que no dilapidarán más allá de unos cuantos milloncejos, pero en artículos de lujo y en propiedades inmobiliaras…de las rentas obtenidas en paraísos fiscales. Como el resto de españoles, vamos. ¿Desmemoria típica de un economista de bajos fondos? Aparte de las falacias economicistas de este imbécil ilustrado, habría que recordarle que, precisamente, en el actual contexto de estrangulamiento de las economías más débiles de Europa en favor del salvamento de los banqueros, no hay que consumir sino, al contrario, penalizar el consumo y hundir los sectores económicos que han propiciado la situación actual. Eso sí, al final de su boutade Krugman dice que en Alemania, en su mundial de fútbol, no hubo incremento del PIB ni por el forro, como consecuencia del triunfo de los Beckenbauer boy’s. Es que los alemanes son más cuadriculados, hombre. Aquí somos más dados a prostituirnos rápidamente en el Corte inglés.

  1. ALTAICA

    Como siempre acerado y mordaz, inteligente y siemrpe displicente. Pero en este caso también sectario y algo demagógico. Tienes que tener en cuenta que aunque este tipo de textos sencillamente los bordas, en el caso que nos ocupa se dan dos factores con los que te sale especialmente la mala leche. Y son el fútbol y España, o mejor ciertos símbolos patrios. Y claro, se te ve el plumero de una forma manifiesta. Plumero que por otro lado nunca has escondido y en eso vas con la verdad, tú verdad por delante y sin ambages. Y no es que no lleves parte de razón y argumentos no te faltan, todo sea dicho, pero señalar este deporte como el culpable de algunas cosas que citas es, cuando menos, injusto o poco atinado. El fútbol es lo que es, con la salvedad que mueve mucho dinero, pasiones y millones de aficionados. Que sea utilizado por hijos de puta y demás ratas de cloaca es cuestión bien distinta.

    El problema es que con la situación por la que atravesamos, esto es, de una amoralidad y falta de ética sin límites, que el pueblo se movilice más, mucho más, ante acontecimientos como los que citas y no frente a los abusos, la eliminación de derechos y la miseria con la que convivimos a diario, es sencillamente lamentable. No sé que más hace falta para que la respuesta sea contundente. Puede, seguro, que el sistema se encargó de dejar nuestra capacidad de reflexión y de reveldía en niveles de atrofia y puede también que el miedo, como dice José Luis Sampedro, esté ya sirviendo de elemento anestésico.

    Hay una frase o reflexión en tu crónica que es definitiva y fundamental “habría que recordarle que, precisamente, en el actual contexto de estrangulamiento de las economías más débiles de Europa en favor del salvamento de los banqueros, no hay que consumir sino, al contrario, penalizar el consumo y hundir los sectores económicos que han propiciado la situación actual” . Por ahí deberían de ir los tiros y por ahí creo que el propio sistema hará aguas, eso sí, aguas turbias pues entre tanto millones de hormigas irán o iremos al paro, a la miseria y definitivamente a la calle para tamarla cuando ya no queda más que defender que la propia subsistencia. Los gobiernos no existen y han sido,desde hace tiempo, manipulados hasta su inexistencia. Son títeres al servicio del poder y del dinero. No gobiernan ni para el pueblo ni por el pueblo, eso ya es una falacia insostenible. No hay democracia y si no se toman medidas drásticas se nos avecina, ya estamos inmersos, la mayor de las dictaduras posibles dominadas por ese ser informe pero con nombre y apellidos que se llama mercado. Un mercado que en cuestión de días podrían poner los gobiernos, no quieren ni les interesa, de rodillas y con los calzones bajados. No sé cuanto dinero llevan inyectado desde que apareció la crisis, nuestro dinero, seguro que para poner los pelos de punta, pero seguro que ha desaparecido en las mismas manos de los que motivaron este caos perfectamente orgnizado.

    Cuando hablas de nacionalismos rancios y trasnochados también me gustaría que hablases de otros nacionalismos rancios y trasnochados, cosa que no haces, y por eso no obras objetivamente. Espero leerte algún día criticar a todos los nacionalismos, sean del color que sean. Ahí se te espera, pero me temo que no irás a la cita. En cuanto a que no tributarán lo percibido por logar la copa, decirte que sí tributarán y eso lo sabes tú más que nadie. Salvo que tengas información especial al respecto. Pero sí atinas al hablar del tema, pues es en el mundo de la fiscalidad donde igualmente los gobiernos no hacen nada, salvo claro está seguir ordeñando a las hormigas que es lo único que saben hacer. Espero y deseo que no demasiado tarde seamos las hormigas quienes no solamente los ordeñemos a ellos, más aún los pongamos perfectamente acojonados.

    Sé que estos temas te tocan las pelotas hasta límites insospechados y que en gran medida te hacen tomar posturas radicales, pero creo que te equivocas al vincularlos con el origen de los problemas, y en realidad no son más que utensilios que usan los de siempre para anestesiar a la gente. En realidad en sí mismos no son ni malos ni buenos ni regulares, pero en manos de nuestros desgobernantes se convierten en impudurosa bebida letárgica. Un fuerte abrazo y como siempre, en la escala que cada uno puede, agradecerte que desde este foro promuevas visiones distintas y pongas de manifiesto el lamentable mundo que estamos construyendo.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Altaica, en cuanto a nacionalismos rancios y trasnochados equiparables al español están el vasco del PNV y el catalán de CiU paradigmas de la hipocresía más abyecta. Nada más que decir.

      Respecto de las primas de los jugadores españoles…el escándalo estaba servido y parece que han reculado (o eso dicen) vía UEFA y Platini que pedían que fuese íntegramente la tributación a su propio país….Pero no está tan claro, ni mucho menos. En aplicación del convenio para evitar la doble imposición teóricamente se tendría que tributar parte en el lugar de residencia habitual (el país al que perteneces) y otra parte en donde se jugó la Eurocopa (donde se generó el ingreso). Que tributen en su totalidad en España, lo cogería con pinzas (a ver si no hay un apaño o triquiñuelas para jugar con ellas. Por ejemplo, si los peloteros aducen que fue Polonia el lugar de generacion de la prima, quedaría totalmente exenta en España. Pero bueno, que les importa a esos jugadorcitos si en sus clubes ganan bastante más que esa calderilla…objeto de polémica.

      Por lo demás, de acuerdo que el circo futbolero mueve “pasiones” (más bajas que altas) y todas esas cosas, pero yo es algo que tengo superado y en un estadio terminal. Lo dice quien se leyó a diario el As en los años ochenta y finales de los setenta y se sabía nombres, equipos y hasta periodistas deportivos. Y no sólo de fútbol sino de atletismo, balonmano o basket.

      Como siempre, de acuerdo en algunas cosas contigo y el resto no. Es tu opinión, respetable.

      Saludos

      Me gusta

      • ALTAICA

        Se te citó y no faltaste a la cita. No solo es de agradecer… Por lo demás ya sabes de mi afecto y respeto que viene de largo. Y cambiando de tema, me gustaría si es posible que dedicaras en este blog una entrada respecto del famoso bosón tan de moda en estos días, con el objeto de aclararnos algo a los legos. Sobre todo en qué aspectos puede influir en los cálculos físicos para investigaciones futuras. Puede que el tema sea apasionante.

        Te dejo este enlace de una película reciente que para mi es sencillamente una obra maestra. Un abrazo para un amigo.

        Me gusta

        • uraniaenberlin

          Sobre el tema del bosón de Higgs…no puedo dar una opinión con suficiente claridad y conocimiento de causa ya que la física de partículas me es ajena. Puedo dar opiniones más o menos aproximadas, pero nada de lo que no esté dicho por Internet. Se ha hablado mucho, pero sobre todo se han dicho muchas majaderías hablando (no sé si para vender titulares) de la “partícula de Dios”. A mí estas boutades me ponen de muy mala hostia porque estamos hablando de Ciencia no de fe mezclada con experimentos científicos. Pero es que, además, ese experimento tiene carácter provisional. Se necesitan más validaciones-ensayos para confirmar esa supuesta existencia de la partícula de las “partículas”. El tirón mediático que tiene la física de partículas me resulta chocante. En fin, hasta la Conferencia Episcopal salió a la palestra…Recuerdo las alharacas del anterior experimento del CERN donde supuestamente se descubrió, también, que los neutrinos viajaban a velocidades mayores que la luz…pero al final resultó más traca mediática que otra cosa

          Aquí explican, didácticamente, el dichoso bosón de Higgs:

          http://principiamarsupia.wordpress.com/2012/07/04/el-boson-de-higgs-la-particula-de-dios-en-9-claves/#

          Saludos!

          Me gusta

  2. Jose Luís

    Antes de criticar tanto podrías informarte de todo el dinero que algo de este tipo dejará en el país: publicidad, pagos UEFA, …

    Y hay mucha gente humilde, no solo las superestrellas, que come gracias al fútbol.

    Me gusta

  3. plared

    Pues no se, pero para una vez que estamos los primeros en algo que no sea la droga o el paro. Pues que se yo, entre tanta desgracia, por lo menos que ganemos algo que alegre al personal.

    Ya que queramos o no, este deporte mucha gente lo vive con mas pasión que su propia vida. En fin, felicitar a los campeones, aunque particularmente me importe un huevo

    Me gusta

    • Benny_blanco

      jaja… esa última frase ha sido buenísima… Que si hombre, que el fútbol está muy bien como deporte… pero cuando se mezcla deporte y política ya está armada y sale a relucir el borreguismo… y el hacer grupo contra terceros a saber para realizar qué hazaña… Lo cierto es que a día de hoy es cuando menos orgullosa la gente debería de sentir al saberse ciudadanos españoles… y menos aún para vitorear los símbolos de esta nación, que es a día de hoy quien más está agrediendo al personal, no Francia, ni Italia…. el enemigo hoy es España….

      Me gusta

      • uraniaenberlin

        Hombre, yo me puedo creer, asépticamente, que la gente disfruta de esto del fúbol, tiene una alegría (como señala plared) y puede salir al paso de las penalidades de cada día. Pero estoy más en sintonía de lo que comenta Benny. No todo es tan idílico, ni tan simple, ni tan ingenuo…y aquí acostumbramos a hacer el ridículo en casi todo. El fútbol no es una excepción, es parte de esa desvergüenza. La brecha social es más acusada de lo que parece…y, en fin, el elemento desmotivador (para cambia una sociedad) de un negocio deportivo como el fútbol es evidente entre la masa de crédulos futboleros. Sienten más los colores de su club (algo tan risible…) que el cadalso de una contrarreforma laboral que les puede dejar en la puta calle. Algunos es que lo llevan enfermizamente. Lo pude comprobar de primera mano:

        Hace años hacía la declaración de la Renta a la peña y me tocaba, como siempre, hacer tardes. Vino un tipo con cara de embotado y mala hostia apremiándome para agilizar los trámites de otros contribuyentes porque……jugaba España a no sé que hora y tenía que ver el partido, por lo civil o lo criminal. Así que me puse de mal café y me encaré con él…sin ir a mayores, pero ya le dije “estate quieto o mando venir a los de seguridad”…Pero el pavo todo nervioso porque no llegaba a la hora en punto para ver su puto partido de mierda.

        En fin, yo he mirado la expresión de la cara de muchos de los que gritan “gol” y es una mezcla de éxtasis y violencia desatada o liberada…Estar a su lado es una sensación de mal rollo que no veas..

        Me gusta

        • Benny_blanco

          Está bien que la gente se divierta con el fúrbol, pero después de haber hecho los deberes… Pero vamos, este asunto ya huele de lejos… de la liga ya ni voy a hablar porque eso ya es un desproposito reunido de papafritas… Pero lo de la selección tiene delito porque es imposible no asociar política y deporte al hablar de la selección (no hay más que ver las cifras record de audiencia de estos partidos)…. Con lo que los “españoles” manejan un tumulto de ideas confusas en su cabeza: “ciudadano”, “estado”, “nación”… Pero claro, desconocen sus derechos ;-)… Así podríamos estar en la miseria, detrás de de Uganda (que seguramente estará creciendo a un ritmo mayor) que la gente seguiría aplaudiendo a la selección… En fin… patético…

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s