Franz Xaver Richter: doce grandes sinfonías

FRANZ XAVER RICHTER

FRANZ XAVER RICHTER

Franz Xaver Richter (1709-1789) fue un compositor moravo del siglo XVIII, un notable desconocido para quien no siga habitualmente el repertorio del clasicismo o el barroco tardío (me apunto, conste, porque me sigue tirando más el período romántico). Coetáneo, en cierta forma, de Mozart y Haydn (por hablar de dos de los autores más cualificados de aquél período musical), fue uno de los representantes de la llamada Escuela de Mannheim, prestigiosa institución musical alemana fundada por otro compositor prolífico de la época, Johann Stamitz (recuerdo haber comprado algún disco de su hijo Carl con música para clarinete, una especialidad de la casa). Escuela en torno a la cual se agruparon una serie de músicos (el mencionado Stamitz, Christian Cannabich, Franz Ignaz Beck, Jakob Holzbauer o este Franz Richter) que tuvieron una influencia decisiva en todos los compositores del siglo ilustrado, hasta llegar al mismo Beethoven

La contribución de la Escuela de Mannheim, deudora del subjetivista e individualista movimiento “Sturm und Drang”, consistió en utilizar nuevos elementos o formas musicales tales como el rupturista crescendo/diminuendo frente a aquellas composiciones musicales del barroco donde alternaban repentinos ataques en las escalas, esto es “forte-piano” (notas fuertes y suaves). Otras tendencias fueron el desarrollo expansivo de los trémolos, grandes pausas entre notas y el proporcionar mayor libertad a la sección orquestal de viento (maderas, en este caso, puesto que los metales fueron incorporados más adelante).

HELSINKI BAROQUE ORCHESTRA

HELSINKI BAROQUE ORCHESTRA

Doce sinfonías, compuestas en 1744, son las que publicó el sello Naxos hace un par de años en dos cd’s independientes. Aquí podemos encontrar lo mejor de la Escuela de Mannheim de la mano de Richter: audaz lenguaje musical, aliento melódico, tratamiento orquestal equilibrado, perfeccionamiento de la forma musical sonata (el estilo sinfónico, en definitiva) y gran expresividad sonora, además de una preeminencia exquisita del violín a lo largo de todas las obras. La ejecución de estas sinfonías corre a cargo de una orquesta finesa de instrumentos originales: la Helsinki Baroque, dirigida por Aapo Häkkinen (tiene tela el nombrecito) que interpreta con gran acierto unas versiones modélicas, coloristas, de armonías resplandecientes y fraseo elegante. En definitiva, un disco para deleitarse con uno de los grandes períodos musicales de todos los tiempos.

Tercer movimiento (Presto), de la Sinfonía nº 63 en si bemol mayor, de Franz Xaver Richter


    • ALTAICA

      Creo que incluso me quedo corto en los ditirambos, a sabiendas de que no te gustan especialmente. Pero chico es que lo haces muy, muy bien. Ya hace años que te sigo y te leo y para mi es un verdadero placer aprender. Y lo mejor es que te veo en forma, con el rumbo bien marcado y los principios inamovibles.

      Me gusta

  1. ALTAICA

    Probablemente el análisis más didáctico de cuantos has escrito sobre música culta hasta la fecha, e incluso intuyo que lo modelas, pese a su manifiesta erudición, de forma que sea comprensible para los legos entre los que me encuentro. Seguiremos descubriendo de tu pluma músicas maravillosas y seguiremos aprendiendo como siempre. Un placer leerte y un fortísimo abrazo, esperando que todo marche bien amigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s