11-S, diez años de teorías conspirativas oficiales

A menos de unos dias para conmemorar el décimo aniversario de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas en Nueva York y contra el edificio de la inteligencia militar estadounidense, el Pentágono (con el vuelo 93, de por medio, “estrellado” en Pensilvania), la versión propagada en su día por el gobierno norteamericano y los medios controlados por los grandes poderes económicos se sostienen hoy día, creo yo, gracias a la eficaz censura de esos aparatos periodísticos de manipulación y de obediencia al sistema.

De todas formas, y antes de entrar en materia, hay que hacer una salvedad de cierta importancia, absolutamente necesaria. Si bien es cierto que se han sumado a las teorías contraoficiales algunos estrafalarios crédulos en mamarrachadas del “más allá” (o del más acá) de todos conocidos (léase personajes del tipo J.J. Benítez,  Bruno Cardeñosa o Iker Jiménez,  aquí, o el impresentable Alex Jones en USA) este indeseado y lamentable lastre no empaña ni mucho menos la solvencia de las teorías (rigurosas) que señalan al gobierno de EEUU, encabezado por Bush, y sus aparatos de inteligencia, como los probables organizadores y ejecutores de aquellos atentados. Una cosa es hacer un análisis político (serio) y otra muy distinta meter en la misma batidora “conspiranoica” el 11-S, la ridiculez de los “venenosos” chemtrails, la medicina holística, los fundamentos cuánticos de la “conciencia”, que la Tierra es hueca o que estamos controlados por extraterrestres y otros seres “intraterrenos”, etc..etc.., como suelen pregonar, en sus desvaríos, toda esa fauna repelente de magufos que defienden interesadamente la versión alternativa del 11-S. Todo con tal de seguir explotando la credulidad de la gente, vendiendo parafernalia esotérico-conspiranoide. La opinión disidente sobre esta cuestión se ha enmierdado excesivamente con la aparición de este tipo de personajes. Y ganas me han quedado de abjurar de ella.

Yendo al meollo. El afán por neutralizar y descalificar a los promotores de las contundentes teorías anti-oficiales (excluida la morralla anterior) resulta más patético por cuanto ni siquiera los corifeos del 11-S oficial son capaces de contrastarlas y refutarlas científicamente, recurriendo en muchos casos a ridiculizarlas  mediante chascarrillos o falacias estériles intentando, por ejemplo, homologarlas a los fraudes anticientíficos ya mencionados más arriba. Creyendo a ciegas los informes de la tramposa Comisión “investigadora” oficial, lo que denota no ya una abierta carencia de espíritu crítico, sino una adhesión casi surrealista a las mentiras de la Casa Blanca. Los bulos de la versión oficial de los sucesos del 11-S, vamos a decirlo así, son tan indecentes e inconexos que han bastado unas pocas demostraciones de científicos de reconocido prestigio en Estados Unidos (arquitectos, ingenieros, expertos cualificados en demoliciones o físicos como Steven Jones) para desbaratar sin ninguna dificultad la propaganda del régimen norteamericano y sus acólitos respecto de lo ocurrido con la destrucción de las Torres Gemelas y el edificio del WTC 7, que no fueron otra cosa que demoliciones controladas usando una sustancia de alto poder devastador -termita-, sólo al alcance de los militares, los cuales fueron colocados estratégicamente en determinadas plantas de las Torres, provocando que el acero de las mismas se fundiera y éstas se desplomasen en caída libre según leyes de la física). Respecto, del Pentágono, autoridades militares de alto nivel y controladores aéreos destacan el fraude de un Boeing como el causante del ataque y no menos insólito los arabescos que realizó para finalmente chocar y provocar un “agujerito” en la fachada principal, sorteando como un campeón el sistema de misiles que protege dicho centro de inteligencia, el más salvaguardado del planeta.

Teorías alternativas, pues, que no admiten réplica alguna. A pesar de que algunos partenaires de los gestores que planificaron el 11-S hayan metido rancia mercancía mediática en Internet con unos presuntos y sesudos “análisis críticos”, según ellos independientes, pero que no han aportado más que literatura barata y vergonzante hagiografía gubernamental. He leído en esas páginas, españolas, supuestamente reflexivas, escépticas y racionales lamentables  argumentaciones de todo tipo intentando demostrar con tediosas fórmulas matemáticas, en unos casos, y apoyo de la morralla de Wikipedia, en otros, que el colapso (no demolición controlada) de las WTC fue acorde con lo que señalaron las conclusiones falsarias de la Comisión Bush, esto es, por obra y gracia del impacto de los aviones y las altas temperaturas generadas como consecuencia de la combustión del queroseno y el incendio que provocó posteriormente dicho combustible. Esto es, una deflagración que originó temperaturas de no más allá de 600-700 grados centígrados hizo que el acero (que, por otra parte, fue especialmente reforzado para la construcción de las WTC 1 y 2) perdiera todas sus propiedades de resistencia y dureza viniéndose abajo como un castillo de naipes, cuando físicamente está comprobado que es imposible que dicho metal alcance la fusión, o se acerque a ella, hasta que no llegue al menos a los 1600 grados centígrados, temperatura que sí es capaz de provocar la termita, cuyos restos fueron encontrados entre los escombros. Otro dato de interés para dar carta de naturaleza a la utilización de explosivos fue la aparición de vehículos carbonizados en los alrededores de las Torres Gemelas tras el colapso de las mismas que, de haber caído por su propio peso, no hubieran provocado más que desperfectos de mayor o menor envergadura en aquéllos.

Los portavoces de las verdades superoficiales omiten indecorosamente otros datos fundamentales, como son los testimonios contrastados de personas que estuvieron en primera línea de aquellos atentados, a los que, por supuesto, no otorgan ningún crédito. En su lugar, se hacen eco de las fraudulentas conclusiones del NIST (el organismo encargado de evaluar las circunstancias en que se destruyeron las Torres) reproduciendo como marionetas las farragosas e inconsistentes conjeturas del Departamento de Estado norteamericano. Hablando de teorías rocambolescas, me viene a la mente el casi inmaculado pasaporte encontrado al azar a uno de los “terroristas”, por algún diligente ciudadano “anónimo”, al pie de las Torres gemelas antes del derrumbe de las WTC 1 y 2. Esto es, decenas de cuerpos fueron carbonizados por la acción del impacto de unos aviones contra las dos torres y luego desintegrados por la posterior demolición controlada de las mismas. Pero que casualidad…van y encuentran una cartulina del listo de la clase entre miles de objetos y en un estado casi perfecto de conservación. Montaje tan grosero y cómico que no daría abasto para una película de humor.

Solamente el hecho de pensar que tipo de sujeto ha sido el que ha gobernado en EEUU durante aquellos años ya debería mover al pensamiento crítico y a la duda. Pero no, los propagadores del mito islamista del 11-S y sus verdades reveladas se enrocan en un empirismo doctrinario tan vacío y engañoso como pueril, se enmarañan en las jocosas elucubraciones de la Comisión oficial o en los panegíricos impostados de Falsimedia, que viene a ser lo mismo. En definitiva, actúan parapetados en la mentira. Y dentro de esos mentirosos patológicos habría que hacer mención especial, de nuevo, a algunas sospechosas páginas web, esta vez radicadas en territorio americano, que han sido muy publicitadas por los heraldos de la secta oficialista con la intención, lógicamente, de desacreditar las versiones anti-oficiales, sembrar dudas y proporcionar pistas falsas. Una de ellas es el conocido site Debunking 9/11 Conspiracy Theories, refutador de pacotilla que tiene todas las trazas de haber sido creado por la CIA o alguna de sus sucursales. Porque ¿acaso resulta inconcebible creer que la poderosa agencia de espionaje norteamericana no hubiera movido los hilos para contrarrestar el imparable descrédito de los chuscos informes de la Comisión 9/11 entre la opinión pública norteamericana y mundial? El agit-prop promovido desde las cloacas del Estado de papá Obama para inventarse patrañas es tan viejo como la propia existencia de Norteamérica. ¿Les suenan de algo las “armas de destrucción masiva en Irak” que la propia CIA, después del clamoroso fraude de las mismas, reconoció como un bulo?  Invención que fue creada por ella misma de su puño y letra, obviamente. Ocurre que las mentiras estaban a miles de kilómetros del Tío Sam y reconocer la autoría gubernamental del 11-S en territorio americano supondría el suicidio del imperio. Supongo que esperarán unos cuantos eones para contarnos la verdad. Afortunadamente, la ciencia (la de verdad, y no estos topos infiltrados y empiristas de sainete) ha quedado a salvo con sus explicaciones científicas. 

Se prohibe, a pesar de todo, disentir. Y el que cuestione las verdades inmutables de un contrastado gobierno conspirador es tachado de paranoico. Supongo que estos neocons de variado pelaje, abanderados de un falso escepticismo, son también los que dan pábulo a las guerras de exterminio para apoderarse de zonas geoestratégicas en el mundo, a las ficticias armas de destrucción masiva y niegan tanto la existencia de matanzas de civiles en Afganistán como de los vuelos de la tortura de la CIA,  o el mismo Guantánamo. Se empiezan avalando mentiras oficiales y se terminan justificando invasiones militares en el mundo, con sus correspondientes atrocidades. La más cercana, la de Libia, donde una vez más el petróleo ha sido el botín más codiciado y la mentira criminal de la protección de los civiles libios una falsedad escandalosa, puesto que al final han sido asesinados por las bombas de la OTAN no menos de 5.000 ciudadanos desarmados. Un escándalo sangriento taponado una vez más por los emisarios mediáticos de los mercenarios del petróleo. 

Retomando los episodios del 11-S, hay que decir que en la planificación del atentado y su ejecución sólo hay que aplicar un mínimo de sentido común y analizar hechos tales como la documentación existente sobre los vuelos “secuestrados”, la probada ineptitud de los presuntos terroristas en las escuelas de pilotos, incapaces de poner en el aire una mísera avioneta (en contraposición a las actuaciones sorprendentemente “habilidosas” de aquéllos con los Boeing, según informes estatales), los operativos militares aéreos con ejercicios simulados programados, curiosamente, para aquel día por parte de las autoridades del Mando Norteamericano de Defensa Espacial (NORAD), las versiones de los controladores aéreos civiles y las declaraciones de testigos decisivos que presenciaron aquellos sucesos (bomberos y personal de las WTC que oyeron y sintieron explosiones interiores antes y durante el colapso).

Todo ello debería ser más que suficiente para considerar aquel 11-S como un gran complot terrorista interior, urdido por la élite mafiosa política norteamericana. Élite que no tardó en etiquetar  de “teorías conspirativas” (un soniquete repetido hasta la saciedad por sus mariachis mediáticos y otras hierbas) a los que osaron proponer otra visión diferente de los carnavalescos resultados oficiales. Por cierto, algún que otro testigo incómodo que se estaba yendo “demasiado” de la lengua murió en “extrañas” circunstancias (coloquialmente: fue asesinado). Esto sucedió con un trabajador de la WTC7, Barry Jennings, que fue previamente amenazado para que guardase silencio. La WTC7 era un edificio de 47 plantas, dentro del complejo World Trade Center neoyorkino, que albergaba, entre otras, las oficinas de la CIA, el Departamento de Defensa, la Oficina de Hacienda o el Servicio Secreto de Estados Unidos y que fue objeto de la tercera demolición controlada tras las Torres 1 y 2. Existen fundadas sospechas de que en el WTC7 estaba situado el centro de operaciones de todos los ataques. 

Y es que la disidencia nunca lo tuvo fácil en el gulag capitalista de EEUU. Que se lo pregunten a otro que pudo salvarse de la quema por los pelos: Kurt Sonnenfeld, camarógrafo del gobierno americano enviado el mismo 11-S para documentar lo allí ocurrido. Este hombre fue en su momento detenido y torturado, hostigado por estar dispuesto a revelar datos comprometedores del 11-S, aparte de ser acusado falsamente del asesinato de su ex-mujer. Ahora se encuentra exiliado en Argentina teniendo en su poder material sensible sobre el “mayor autoatentado terrorista de la historia”. Obviamente, la “justicia” americana se ha inventado una patraña-triquiñuela para exigir la extradición de Sonnenfeld y cerrarle el pico como sea, con tal de evitar que salgan a la luz documentos comprometedores.

El conglomerado mafioso político norteamericano, es decir, los verdaderos conspiradores y criminales del 11-S (Bush, Cheney, Rumsfeld, Condolezza Rice -la que dio órdenes a los medios para silenciar las teorías alternativas-, el FBI, la CIA y el complejo militar industrial), se valió posteriormente (aunque no es descartable que lo hicieran previamente) de la estrecha colaboración de unos periodistas que iban a difundir masivamente un engaño universal. Escenificaron una pantomima sangrienta,  que ha llegado hasta el mismo día de hoy, con esa ridícula puesta en escena de la construcción de una mezquita en la zona Cero o la forzada y nada creíble arenga de un telepredicador integrista amenazando  con quemar un Corán, hace casi un año. Todo era válido con tal de que el gubernamentalismo norteamericano siguiera diseminando sus embustes y chuscas maniobras elusivas para manipular al personal.

Todavía a día de hoy (y lo que te rondaré morena) tenemos que leer y oír en los grandes medios desinformativos el mismo tostón conspiranoico: esto es, el fantasioso cómic de Al Qaeda; las “documentadas” llamadas de teléfono a familiares por parte de algunos pasajeros graciosamente concedidas por los “terroristas” justo cuando los aviones hacían un clavado a 3.000 metros por minuto en dirección a las WTC; los falsos y caricaturescos amotinamientos en el peliculero vuelo 93 -programado previamente como el de los “héroes”-, con un avión balanceándose bruscamente (reporte oficial), que finalmente fue derribado por un caza americano sin secuestradores en su interior; los “ataques terroristas” tan “minuciosamente” preparados por los yihadistas olvidándose de que en el trayecto existía una central nuclear (Indian Point), ataque que hubiera resultado mucho más devastador, obviamente, que el realizado contra las Torres; la, de nuevo, fantástica maniobra de un avión comercial (cualquier piloto civil o militar diría que es de una absoluta imposibilidad ejecutarla) haciendo una elipse a 800 km/h…para acertar en la fachada principal del Pentágono, la menos importante, por otra parte, en términos estratégicos que, además,…vaya por dios, estaba en obras, dando como resultado la alucinante vaporización del aparato y un moderado incendio en dicha fachada, en cuyos aledaños se pudo observar cómo algunas mesas, sillas y hasta algún ordenador estaban en perfecto estado de salud. Todo este teatro de increíbles operaciones fue orquestado y supervisado, claro está, por Bin Laden desde…una cueva en Afganistán (sic).

Ahora bien, no obstante, queda un enigma de cierta relevancia por aclarar.  Estando  el puzzle conspirador oficial bien armado, hay unas piezas que entiendo no han terminado de encajar del todo y que exigen, también, un mínimo de reflexión crítica. Y no son otras que las correspondientes a los pasajeros de los aviones comerciales de los vuelos 11, 77 y 175. Si nunca llegaron a impactar en las WTC y el Pentágono ¿Dónde están esas personas? ¿Qué fue de ellas? ¿Fueron pasajeros simulados o de falsa bandera?¿O por el contrario fueron asesinados en una base militar secreta de Estados Unidos como algunos han llegado a proponer? Esta última cuestión, resulta   descabellada y es una hipótesis que se me antoja irrealizable; me decantaría tal vez por la primera, ya que no quedaría mucho margen para otras variables. No obstante, ahora mismo es conjeturar por esta parte. 

Después de aquel ataque masivo, los valedores oficiales, el terrorismo de Estado, y Falsimedia empezaron a trabajar desde entonces con conceptos como “terror global”, “guerra contra el terror” y a señalar un enemigo difuso como el yihadismo  islamista que había sido utilizado en su provecho años antes, e inventado ad hoc por la CIA (Al Qaeda) para sus siniestros fines. La materialización práctica de todo ello ya la conocemos: el genocidio y violaciones de derechos humanos a gran escala en Afganistán e Irak y, por extensión, en Libia…quien sabe si Siria, Irán…El mundo ya es poco para los bandidos de la ONU, la OTAN, la UE y el imperio americano.

La triste paradoja final de todo esto es que tenemos una clase política lacaya de los mercados y que actúa a espaldas de su propio pueblo. Un premio Nobel de la Paz enviando soldados imperiales a perpetrar crímenes por el mundo, ya sea en Afganistán o en Libia. Unos países europeos que proclaman la democracia y los derechos humanos, pero que se dedican al bandidaje neocolonial (de la mano de su amo americano), a la conquista de territorios y recursos naturales como en los viejos tiempos, aunque sea sobre miles de cadáveres. Utilizando la mentira, de nuevo, masivamente, inventándose patrañas para engañar a través de sus medios a la opinión pública. Documentadas están. ¿Y nos van a decir que el 11-S no fue una conspiración de Estado sino un plan elaborado por un estrafalario personaje desde una gruta en las montañas afganas? La historia no no les absolverá.

  1. fabricio

    El 11s se gesto un tiempo anterior desde un nuevo capitulo neoliberal en los 90` y las relaciones llamadas carnales entre bush y sudamerica que en argentina se daba a travez del menemismo (islamico) en 1992 la embajada de israel fue atacada desde una politica de impunidad y reestructurada desde concepciones psicologicas en un nuevo ataque a la amia ,hacia los ataques en embajadas norteamericanas en africa y posteriormente el 11s , todas con responsabilidad estadounidense . Estar contra del terrorismo islamico es una invencion norteamericana porque el propio terrorismo islamico es una creacion norteamericana ,escenario donde juega esencialmente la psicologia estructurada a intereses economicos ligado a circunstancias sociales e individuales de cada persona dentro de tal sistema hegemonico occidental : el capítalismo .

    Me gusta

  2. fabricio

    Es obvio que eeuu oculta informacion del 11s por asegurarse que esta lo perjudique lo menos posible . Un detenido por eeuu llamado Ali A. Mohammed que aporto informacion necesaria para impedir tal acontecimiento pero luego del 11/9 ,y que entreno a alqaeda en afganistan puede ser visto como el ideologo inicial y real del 11s.La relacion de celulas terroristas diferentes de sucesos anteriores tambien pueden deberse al mismo sujeto en la inteligencia de tales actos .La relacion embajada de israel ,AMIA , embajadas norteamericanas en africa ,como tambien la creacion del isis puede deberse al doble juego que este habia tenido previamente entre norteamericanos y extremistas y la colaboracion que aun presta como reo a USA .

    Me gusta

  3. Germán

    Quisiera comentar, sin ánimo de molestar, que la termita no es un explosivo. Y mucho menos un explosivo militar como pudiera ser el RDX, por ejemplo. Es un compuesto que produce una reacción exotérmica brutal (aluminotermia). Y que debido a las temperaturas que alcanza puede fundir hasta el acero. Pero explosivo no es.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Ya había leído, entre otras, en la página del análisis crítico del 11-s, hablar en términos de “no explosivo” para referirse a la nanotermita. Estrictamente no lo es…sino, como señalas, un componente aluminotérmico que no genera propiamente una “explosión”. Lo que ocurre es que en la literatura sobre el 11-s…se alude a la termita como “explosivo” para justificar que existió, de algún modo, una voladura controlada de las torres gemelas. Y, en ese sentido, ese componente suele incluirse como una parte “explosiva” más…Pero gracias por el apunte.

      Me gusta

  4. tonion

    Un blog cargado de impertinencias e insultos,y muy pocas pruebas.Todo se basa en descalificaciones como “Falsimedia” y mentiras “se vaporizó el avión del pentágono”.Qué quieres que te diga,si busca más allá de tus fuentes de información tan “imparciales” podrás ver que en el pentágono hay fotos hasta de una turbina y hasta hay un vídeo donde se puede ver el impacto.Con respecto a los misiles de protección,el Pentágono no tiene misiles antiaéreos porque entre otras cosas tiene un aeropuerto muy cercano.Y me podría explayar párrafos y párrafos,pero creo que sería mejor que le echases un vistazo a este blog que desmonta con numerosas pruebas el documental conspiranoico Zeitgeist,financiado por los paleoconservadores estadounidenses: http://natsufan.wordpress.com/indice-de-articulos/
    Pongo este enlace porque en Zeitgeist hacen una recopilación de las teorías del “autoatentado”,y en el blog desmonta perfectamente todas las supuestas pruebas.
    Ahora puedes llamarme crédulo,imperialista,facha…lo que quieras.A mí me parece que tienen tanto derecho a ser recordadas las víctimas de este atentado como las Irak,Afganistán,Libia,etc.,que EEUU utilizó este atentado como excusa para invadir países y acentuar su política imperialista y que hay lagunas en ciertos aspectos de la teoría oficial,como en los fallos de seguridad de las agencias de inteligencia.También me gusta contrastar informaciones,y poner en duda las de los medios oficiales,y por ello me he metido en este blog.Pero después de haber visto todas las “pruebas” del supuesto autoatentado,simplemente me parecen ridículas y falsas.Yo vi como se estrellaban los aviones,no vi ninguna explosión,y si la hubo,creo que con tanto material informático y con los depósitos de combustible de los ascensores es muy razonable que las hubiera.Me parece ridículo pensar que se pueden abrir muros para colocar cargas explosivas por todo un edificio en el que trabajan miles de personas sin levantar sospechas.Por más que veo los derrumbes,no me parece que sean parecidos a una demolición,porque empiezan a caerse de arriba a abajo,y justo donde se estrellaron los aviones (qué puntería para colocar la mayor parte de explosivos allí,eh?!).Y cuando oigo a unos pocos científicos avalando este tipo de teorías conspiranoicas no veo nada más que oportunistas con afán de vender libros.De esos los ha habido toda la vida,como los científicos ultracatólicos que niegan la existencia del SIDA argumentando que no hay fotos del virus,cuando hay decenas y decenas de ellas.En resumen,no me lo creo.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Lamentable..¿tanto escribir para no decir nada más que vaguedades y que soy un impertinente?. Pero lo que no es de recibo es remitirme a una página tan pedestre como la de ese tal natsufan o chemaz, charlatán de medio pelo que juega a ser escéptico de pacotilla, del que ya hablé aquí y dí buena cuenta. No desmonta nada, repite como un papagayo todas las mentiras oficiales tirando del fraudulento informe de la Comsión oficial 9/11. Si lo hubiera redactado la CIA o el FBI, no sabría distinguirlo. No aporta nada nuevo que no sea el delirante mito islamista como autor del 11-S. Para ese viaje no hacían falta alforjas.

      Pero es que me da exactamente igual. Ya he dicho todo lo que tenía que decir y no me voy a reiterar en ello. Las pruebas ahí están. Son científicamente demoledoras. Hay miles de datos, pruebas, testimonios en contra de la versión oficial, la verdaderamente conspiranoica….Si se está conforme con esta versión, enhorabuena y bienvenido al club de los crédulos en fantasías hollywoodienses. Hice la matización en azul, porque era necesaria, porque algunos magufos paranormalistas se han apropiado de algo que no les corresponde. Respecto de Zeitgeist, dice obviedades y, en líneas generales, es un mediocre documental. Pero nada más.

      Me gusta

      • tonion

        Bueno,la única diferencia entre él “charlatán” chemaz y tú,es que él pone fuentes y enlaces donde verificar lo que escribe.Como bien dices,te da igual,no vas a escuchar a nadie que pueda cambiar tus prejuicios,ni aunque sea con todas las pruebas del mundo.Yo me metí en estas páginas en donde explican la teoría “alternativa” a la oficial sin ningún tipo de prejuicio,ya que conozco sobradamente los trapos sucios y mentiras de la CIA y el gobierno estadounidense a lo largo de su historia.Por ejemplo,los interrogantes y lagunas oficiales que plantea el documental Farenheit 9/11 sí que me parecen bastante creíbles,con fuentes y hechos reconocidos.Y aunque quizás sí que lo haya,yo de momento no he observado ningún tipo de manipulación.Sin embargo,después de leer vuestras teorías del autoatentado,no puedo opinar más que,que no se sostienen por ningùn lado.Respecto a lo de que eres un impertinente,te retratas con “una página tan pedestre”.En cuanto a lo de vaguedades,he expuesto que el edificio se cae de arriba a abajo (lo contrario a una demolición),que encima empieza en el piso del accidente (curiosa puntería),que es imposible colocar en todo un edificio bombas sin levantar sospechas,que existen fotos(mira a ver quien es Paolo Murru,y como demostró con una panorámica,que las fotos de los conspiranoicos estaban minimizadas para argumentar que un avión no podía causar tan pocos destrozos),testigos y vídeos del ataque al Pentágono,que no existe las defensas antiaéreas en el Pentágono por más que insistáis.Pero si para ti eso son vaguedades…Eso son pruebas,no vaguedades.Pero es que además de las pruebas,hay una serie de cosas que me parecen absurdas a más no poder: por qué exponerse a ser descubiertos derribando con bombas las dos torres e incluso la WTC7 que ni siquiera había recibido el impacto del avión?? Acaso no es suficiente excusa para empezar su cruzada antiislámica estrellar dos aviones en el centro de Nueva York??Si no fueron fundamentalistas islámicos,a qué tontos mandaron para que se estrellaran en un avión?
        Por cierto,las publicaciones de los científicos que apoyan estas teorías se realizaron en revistas donde hay que pagar por publicar.Como cualquier hombre de ciencias,sé que la credibilidad de esas revistas es del -99,9%.Se trata de científicos o pseudocientíficos que,tras no haber podido convencer con argumentos y pruebas a las revistas de prestigio,las publican en las de pago gracias a su poder adquisitivo.Por cierto,Steven Jones,uno de los científicos más beligerantes en estas posiciones conspiranoicas no es experto en explosivos,y lo que es más preocupante,no tomó ni una sola muestra de los escombros para avalar su teoría.También te invito a que leas a Julio Plaza (un agente de la CIA según tú probablemente) refutando las “pruebas” que “evidencian” el uso de Thermate,y como demuestra que no hacía falta fundir el acero(la mayoría de conspiranoicos afirman que la temperatura a la que arde el combustible no es suficiente para fundirlo) solo reblandecerlo,como hace un herrero.Por cierto,que el mismo Steven Jones,ahora se ha retractado y según él ya no se utilizó Thermite y fueron explosivos convencionales,que por cierto,su ruido no es recogido en los audios en directo(sin opción a ser manipulados). En cuanto a las comparaciones con el Windsor,se os olvida que está construido de hormigón en su mayoría,y que las plantas de acero si se derrumbaron.Hay fotos por internet.También se os olvida mencionar los colapsos que sufrieron a causa del fuego,la fábrica de juguetes Kader y la exposición McCormick Place de Chicago,ambas hechas de acero,como las Torres Gemelas.Aquí tienes un ejemplo,de lo que hace el fuego con edificios de acero: http://www.youtube.com/watch?v=4wfpRO9bTfo
        Para terminar con mi interminable lista de “vaguezas”,te invito a que leas el artículo de Z. P. Bazant, Y. Zhou (más agentes de la CIA!!,están por todas partes!!) http://www.civil.northwestern.edu/people/bazant/PDFs/Papers/405.pdf ,en donde explican cómo y por qué colapsaron las Torres Gemelas sin necesidad de explosivos.
        Acaso no os véis reflejados en personajes como Federico Jiménez Los Santos y toda su tropa??También tienen una serie de pruebas “irrefutables” para ellos,de la autoría del Psoe y de ETA en el atentado de Madrid.También tienen científicos que los avalan,y hasta han escrito libros explicando sus teorías.Lo mismo que vosotros:simplemente creéis a unos conspiranoicos o a otros en función de vuestra tendencia política.
        Ya para terminar,decir que Zeitgeist es mediocre es ser cuanto menos,magnánimo con sus creadores.Que la religión católica es una estafa?Por supuesto,es una obviedad como un piano.Pero que un documental argumente eso con fechas erróneas,vidas de dioses y mitos inventadas,es simplemente una estafa como un camión de pianos.

        Me gusta

    • uraniaenberlin

      Es inútil. Las pruebas sigo pensando que son abrumadoras en contra de la patochada oficial. No voy a repetirlo. Ahí están, en Internet, expuestas con transparencia. El que quiera que las crea, el que no se creerá el circo fantasmal de unos zoquetes inexpertos que tumbaron las torrres gemelas…ja, que la liaron en el Pentágono (donde la probabilidad de aquella maniobra equivalía a una absoluta imposibilidad) o que fueron reducidos por un pasaje heroico en Pennsylvania. Cuando se niega la lógica, el sentido común se toma la revancha (eso decía Puente Ojea..) Que el señor chemaz cita fuentes….pues claro que sí, pero todas están desacreditas y son los habituales palmeros de la versión oficial, cuando no sacadas del propio informe 9/11. Lo mío es, lisa y llanamente, una reflexión, después de comprobar ambas hipótesis. No me dedico a hacer copy y paste de todos los enlaces y textos que publican los propagadores de la mentira oficial, como hace el aludido chemaz.

      Y, simplemente, me he decantado por la información que posee más veracidad y coherencia en todos sus extremos. Respecto de los científicos críticos que tu llamas despectivamente pseudocientíficos (¿no serán tal vez Bruno Cardeñosa y compañía?) que no han publicado en revistas llamémosles oficiales…es lógico que les hayan vetado, puesto que los tentáculos del gobierno norteamericano llegan hasta los mismos medios de comunicación (y no digamos los yankees) que están absolutamente comprados y controlados. Unos medios de comunicación (BBC y CNN) que, sorpresivamente, cantaron la caída de la WTC7, mientras ésta seguía en pie todavía…Uy…uy que desliz más inoportuno..ya sé, una anécdota sin interés relevante.

      Respecto de si Steven Jones ha rectificado…será por algo..por alguna causa de fuerza mayor. El ser miembro de una institución universitaria y tener cierto prestigio en ella…implica muchas cosas…hasta tener que abdicar de tus principios. Yo no me veo reflejado para nada, por disentir del fraude oficial del 9/11, en Jiménez Losantos, Luis del Pino y demás golpistas mediáticos de extrema derecha que, curiosamente, son férreos defensores de un 11-S realizado por Alqaeda (que curioso..eh), tan manipuladores como el resto de la prensa sobre este tema (todavía recuerdo unas falsas imágenes de palestinos supuestamente celebrando la caída de las Torres gemelas, al poco de producirse). Aquí, jugar sucio juega Falsimedia entera. Obviamente, el 11-M lo utilizaron con fines partidistas…Del 11-M no me he atrevido a opinar con claridad todavía porque no tengo elementos suficientes de juicio. Zeitgeist habla de la religión católica con datos erróneos pero no entiendo cual es el motivo para decir que es más estafa que otras, incluso que la propia religión católica, que es en sí el mayor engaño de la Humanidad. A una chapuza se le da una importancia desmesurada, lo cual, de verdad, me parece risible, cuando no sospechoso. Más escandaloso me parece a mí oír hablar de los fundamentos científicos de la conciencia o que se ha descubierto empíricamente a “Dios”.

      Finalizo. No sé si hay muchos o pocos agentes de la CIA por ahí, pero solamente te recuerdo que ésta es una organización de asesinos, igual que el Mossad, conspiradora para derrocar presidentes como Allende, torturar en terceros países, entrenar mercenarios, comprar a periodistas, financiar golpes de Estado o auspiciar revoluciones de “colores” en el Este.

      Me gusta

      • tonion

        Dices que hay multitud de pruebas en contra de la versión oficial,pero yo te doy argumentos en contra de la demolición y no los refutas.Si no fueron unos “zoquetes inexpertos” (eso lo dices tú,puesto que se probó que fueron muy bien entrenados),deduzco que tuvieron que ser agentes de la CIA,lo cuál no me cuadra.Podrán ser unos asesinos,pero tan idiotas como para inmolarse para que su patria consiga petróleo…En cuanto a lo de Pensylvania,creo que pudo ser derribado.Yo sí creo que la versión oficial pudo mentirnos en ciertos aspectos,pero no creo que me mintieran en algo que vi con mis propios ojos,y que resulta del todo disparatado.Si tú me dices que los suicidas eran islamistas guiados a través de títeres por la CIA en la sombra,me puede parecer posible.Necesitaría más pruebas que un pasaporte para creer que fuera cierto,pero no me atrevería a negarlo por completo.Pero si me dices que eso fue una demolición,no me lo puedo creer,porque yo lo vi y no se parece una demolición,y sí que se parece al derrumbe causado por un incendio mostrado en el vídeo que te puse,y que por cierto,has pasado por alto.En cuanto a si Chemaz usa mucho más que enlaces del informe oficial,utiliza fuentes independientes como Wikipedia.Pero claro,si para ti todo lo que no te cuadre está manchado por la CIA es imposible hacerte bajar del burro,siempre tendrás excusa.Respecto al vídeo de la BBC,es cierto,es un poco extraño,pero en un día en el que todo era caos,si se desalojó el WTC-7 y se vió un boquete de varios pisos en su fachada,quizás se corrió un rumor incierto.A mí me parece simplemente una cagada bien grande,pero nada más.Si ahora resulta que también,todos los trabajadores de los medios de comunicación respaldaron el asesinato de miles de compatriotas…Entonces vamos a tener que mirar con lupa al vecino,porque a este ritmo,el 90% del mundo va a ser miembro de la CIA.
        Así que prefieres creer a un científico que habla de algo sin ser experto en la materia y sin tomar muestras.Perdona que te diga,pero yo soy científico,y eso no es precisamente un proceder muy riguroso.Y no,a mi Bruno Cardeñosa me la trae al pairo,pero tiene una forma de proceder muy parecido a los científicos de la conspiración.Con el SIDA pasa lo mismo,hay grupos de científicos(reducido,como en este caso) que niegan su existencia,y los llamo pseudocientícios porque parecen habérseles olvidado la forma de investigar y de ser rigurosos.Hablar de los tentáculos de EEUU en revistas científicas es ya demencial…como ya he dicho,cualquier prueba que se muestre la desacreditáis con los tentáculos de la CIA.Las revistas científicas,todos los años publican artículos que no tienen nada que ver por ejemplo,con el creacionismo del Partido Republicano,publican sobre avances sobre células madre,y sobre otros tantos asuntos que no sientan demasiado bien en una gran parte de la sociedad americana,así que no me vengas con cuentos de miedo.De hecho,Steven Jones no renegó del Thermite por presiones,sino por pruebas que le mostraron y refutaron la posibilidad de que fuera ese explosivo,como por ejemplo los incendios subterráneos que hubo durante tanto tiempo(Thermite no podía causar eso).Y es imposible que fuera por presiones,porque él no ha renegado de la hipótesis del autoatentado,sino que se ha desdicho de una de las mayores pruebas de los conspiranoicos,porque era insostenible.
        Con respecto a Jiménez Los Santos,como bien dices tú,curiosamente sí que creen que Al Qaeda pudiera realizar los atentados del 11-S y no los del 11-M. Pues yo no veo la diferencia,para vosotros:sí es posible que realizaran los del 11-M,y no los del 11-S.Como siempre,prejuicios.Y vale,quizás me expresé mal…no quise decir que el documental Zeitgeist es una estafa mayor que la religión católica.Zeitgeist es una estafa grandísima,que está tomando una repercusión(por desgracia) tremenda en todo el mundo,y la religión católica es una estafa mayor,porque su repercusión e influencia a día de hoy es también mayor.Yo estoy de acuerdo en la absoluta idiotez de decir que se ha descubierto “empíricamente” a Dios,aunque por cierto,en los círculos serios de científicos,eso no se escucha por suerte.Como tampoco se escucha hablar de OVNIS ni de conspiraciones.Y sí,la CIA tiene muchos tentáculos,pero pensar que un científico español,que tendrá una influencia y repercusión más bien escasa,está manchado por la CIA para que haga un informe a su favor me parece simplemente absurdo.

        Me gusta

    • uraniaenberlin

      Empiezo por el final. Me parece, en mi opinión subjetiva claro, que estás muy verde, pero mucho, en política internacional. El 11-S es política, no un evento conspiranoide o “exopolítica” u otra fraudulenta fraseología magufa. Si éstos jetas paranormalistas se han aprovechado es su problema, no el mío. Probablemente la CIA no esté en todas partes, pero en Estados Unidos, junto al FBI y otras agencias de espionaje, controla muchas universidades y centros educativos, así como medios de información. Creo que William Blum, persona que trabajó para el Departamento de Estado norteamericano, ha escrito abundante información al respecto y con pruebas inatacables en mano (por ejemplo, en El Estado Agresor).

      Refutar…¿pero que hay que refutar hombre? ¿Las pamplinas del informe de la Comisión 9/11 al servicio de un notorio criminal de guerra?. ¡Pero si es que es lo más ridículo del mundo!. Está absolutamente desacreditada. Es irrefutable por estúpido y en fin…otros ya lo hicieron con la debida solvencia y no me apetece volver sobre lo mismo. Ya he dado mi opinión. Los valedores de la versión oficial apeláis, creo yo, a un espurio escepticismo que lo lleváis al extremismo para dar pábulo a un fraude gigantesco, metiendo artificiosa y malévolamente a las pseudociencias. Me hablas de Wikipedia…¿quien es Wikipedia? No es ni mucho menos independiente y menos todavía fiable porque no es ni será la primera vez que ciertos lobbys de presión la utilizan para sus intereses.

      Respecto que Steven Jones no es experto en la materia (un cum laude por una prestigiosa universidad, Brigham Young)…que va..un físico no es experto en materiales claro que no…ni un arquitecto..ni un químico….ni un ingeniero..los ha habido a decenas y han opinado con muchísimo fundamento sobre la caída, según tú, “milagrosa” de las WTC. Los resultados de los informes de estas personas (por tanto si llegaron a su poder muestras de termite en las demoliciones controladas, que no del acero de las torres ya que les fue vetado, faltaría más) fueron publicados en revistas científicas (Open Chemical Physics Journal) rigurosamente revisados por pares, lo que equivale a darles una validez incuestionable. Recordar que Jones fue expulsado de su universidad por jugarse el tipo con sus teorías. Que se haya retractado (no tengo noticia, por cierto) repito, puede deberse a múltiples causas. Pruebas más concluyentes: la del camarógrafo del gobierno Sonnenfeld, que tuvo acceso ilimitado a las torres demolidas (supongo que para ti y los conspiranoicos debunkeadores era un tipo con problemas que se aprovechó de la coyuntura) y que pudo observar y fotografiar demasiadas cosas incómodas para el oficialismo y sus correveidiles..

      El hecho de que haya científicos negacionistas del SIDA (Duesberg y otros) no significa que todo haya que meterlo en un mismo lote y descalificar a los teóricos que discrepan del oficialismo de Bush, Rumsfeld y Cheney (vaya tres pájaros) en el 11-S. Esa es una táctica marrullera de quienes han ridiculizado la otra versión, la contraoficial..meter a conspiranoicos de toda laya y hacer un revoltijo para echar por tierra la versión disidente. Por cierto, estos científicos que cuestionan el informe 9/11 no hablan nunca de conspiración del gobierno USA, sino que solamente dudan y se permiten contraponer con argumentos de peso la debilidad estructural de los informes oficiales. Los teóricos de la cruzada oficial exponéis anticiencia e hipótesis absurdas, de una improbabilidad absoluta. Os atrincheráis en una refutabilidad de saldo, basada en una relación de causa-efecto engañosa, no aportáis ninguna coartada creíble. Los testimonios, de todo tipo, que existen sobre el 11-S son apabullantes en vuestra contra.

      Tengo ganas de escribir algo contra la fauna esotérica, la verdad…

      Me gusta

      • tonion

        En primer lugar,decir que éste va a ser mi último comentario aquí,porque se trata de una discusión sin futuro.Para ti,toda prueba en contra de tu forma de pensar,es un fraude del gobierno americano,incluso un medio de divulgación gratuito por internet (muy en contra de la política liberal del “paga por todo” estadounidense)como Wikipedia,en el que puede escribir cualquiera.Y si no,me desacreditas sin razón alguna diciendo que estoy verde en política internacional.Es una táctica que ya estoy harto de ver: no es que tú no entiendes,tú no sabes ni la mitad,pero yo sí que lo sé de primera mano (sin ni siquiera haber participado en el asunto a tratar).Además,te empeñas en convencerme de lo malos que son los gobiernos estadounidenses,cuando eso no me lo tienen que enseñar ya nadie.Sé que son capaces de probar drogas de control mental en sus compatriotas,que son capaces de provocar guerras,golpes de estado en otros países,y los veo capaces de cualquier cosa.No es problema de que puedan o no.Se trata de que yo no vi una demolición,y como yo,los miles de personas que estaban en persona (solo algún personaje aislado dice haber escuchado explosiones,lo cuál,en un contexto de tensión,pánico y con un edificio a punto de caer,no me parece nada anómalo).Una demolición se cae de abajo a arriba! lo he dicho cien mil veces! Tú me hablas de unos pocos ingenieros,y yo te digo que también tengo amigos ingenieros que me aseguran que lo que sucedió en los colapsos son perfectamente plausibles,con tiempos de caída incluidos.Y hombre,me da a mí a la nariz,que no son agentes de la CIA,aunque quien sabe.
        Vuelvo a decir que es imposible sacar algo en claro aquí,porque si hay 1000 científicos a favor de la teoría oficial,y uno en contra,para ti el que está en contra tendrá razón,y los demás están al servicio de la CIA.Steven Jones,podrá tener todos los méritos que quieras,pero es experto en muones,no en explosivos.Es como si por ser doctor en Filología te crees capaz de operar en un quirófano.
        En cuanto a Sonnenfeld,un tipo que dice que la WTC-7 se derribó sin motivo,y sin recibir impactos…Que sí,que hay un vídeo en donde se ve el edificio intacto,pero resulta que si salís de esos vídeos y veís otros,podréis ver que la otra cara le faltaban varios pisos por la caída de vigas de las torres.Si eso es no recibir impactos…Ese tipo,para mí no puede resultar creíble.Y es que ya son muchas pruebas de los teóricos de la conspiración rebatidas :
        -El pentágono no recibió apenas daños. Pues bien,Paolo Murru demostró que las fotos de los conspiranoicos estaban manipuladas.Qué credibilidad pueden merecerme,si ya se ha demostrado que han intentado meternosla a drede?
        -El WTC-7 estaba intacto,como se puede ver en muchos vídeos.Falsos,solo nos muestran la cara trasera.
        -Se utilizó Thermite.La prueba más irrefutable de las que habían,resulta que es desmentida por uno de sus primeros y principales defensores,con lo cuál,todas las pruebas derivadas que cuadraban a partir de esa teoría se desmontan.Y entre los motivos que llevaron a Steven Jones a deshechar la hipótesis,es que el explosivo Thermite se enfría rápidamente,y se pudieron ver (todo el mundo) vigas de acero goteando meses después,debido a incendios subterráneos.En resumen,si hubiera sido Thermite,los incendios subterráneos días(mucho menos,meses) después son simplemente imposibles.
        Son tantas pruebas irrefutables,que eran nada más que estafas,que para hacerme cambiar de opinión,haría falta que me presentaran una prueba que fuera esta vez sí,totalmente “irrefutable” por fuerza.Cualquier cosa sospechosa,que me intenten demostrar me suena ya a vaguedad y a más que probable manipulación.
        Y respecto al SIDA,es un argumento utilizado para demostrar que un científico puede darte mil pruebas de algo que no es cierto,y sin embargo,mentir.Sembrar la duda es muy fácil,porque la mayoría no entiende y no sabe de ciencia (o de la ciencia que se trata en ese caso.Es lógico,hay multitud de disciplinas,y es imposible saber de todo).Sin embargo,la mayor parte de las veces,la comunidad científica sí suele estar en lo cierto,exceptuando los descubrimientos muy innovadores que siempre despiertan muchas reticiencias a ser aceptados.Pero sobre las cosas que se conocen,como por ejemplo este caso,que es simplemente una sucesión de medidas (y que repito,no ha sido el primer edificio de acero en caer por un incendio),la comunidad científica suele estar siempre en lo cierto.Y en el tema del 11-S,los únicos que van en contra de la versión oficial son unos pocos iluminados.
        Saludos,y hasta siempre.

        Me gusta

    • uraniaenberlin

      Fantástico. Obró el milagro. El pasaporte salió volando del bolsillo del piloto terrorista antes del impacto del avión. Me gustaría saber como pudo ser tan increíblemente gilipollas el yihadista de turno. ¿Y esa página? Yo creía que era algo más serio…no el cómic de Capitán América

      Me gusta

      • anónimo

        Esa página es la ‘versión oficial’ que dice usted criticar pero que cita MAL. Y cuando se le hace ver el error contesta así. ¿Es este el interés que pone en que sus datos sean correctos? ¿Pasa con todos los datos o solo con algunos?

        ¿Y de donde saca lo de ‘antes del impacto’? ¿Es una broma?

        Me gusta

      • uraniaenberlin

        El error partiría, cierto, y en todo caso, de no haber estado atento a la chusca versión oficial (admito mi error). Pero encontrar ese documento antes, durante o después del choque del avión…carece de importancia. Lo que no tiene precio es la fantasía que describieron en el informe sobre la aparición mariana de esa cartulina….Mi nivel de credulidad supersticiosa siempre está bajo mínimos..

        Me gusta

    • uraniaenberlin

      ¿Cito mal qué? Si ya sé que es el bodrio oficial del 9/11. No hace falta que usted me lo vuelva a repetir. Pero entonces…¿el terrorista estaba pasando un finde por Neuyor días antes y se le cayó por descuido la tarjeta de identidad? Joder, pues ya podía haberla perdido en Central Park o en la estatua de la Libertad…Y la encontró el FBI ¿verdad? De esos ciudadanos anónimos que siempre son tan diligentes en USA…Ni para película de Woody Allen..tan neoyorkino él….

      Me gusta

      • anónimo

        Cita mal la versión oficial, al decir que se encontró el pasaporte después del derrumbe. Se encontró entre el impacto del avión y el derrumbe. Le puede parecer creible o no, pero eso es lo que dice la versión oficial. Punto.

        Si le cuesta tanto reconocer un error tan poco importante, ¿cuánto le costaría reconocer uno fundamental?

        Me gusta

      • anónimo

        Pues si admite el error pero no corrige el artículo (y colabora en extender una falsedad cuando puede evitarlo), y si ahora resulta que ‘carece de importancia’ pero antes mereció medio párrafo de su artículo, no puedo evitar la sensación de habernos hecho perder el tiempo a ambos. Usted perdone.

        Me gusta

  5. obamatumadre

    Ahora me doy cuenta de que el texto no es de GPO ni esto una revista interesante de Internet. De todas formas sigo suscribiendo las líneas leídas y tomo nota de este blog que si me parece interesante y bien llevado. Gracias

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Hola, muchas gracias por tus palabras, pero yo tampoco entendí, de primeras, el sentido de tu última frase (lo de que “el texto no es de GPO”). Creía que eras otro usuario distinto (el no leer bien el nick). Y no sé si te referías a la leyenda que encabezaba el blog o a la entrada sobre el 11-S. Obviamente, la cita de Gonzalo Puente Ojea si es de él, pero el blog no..jeje…y tampoco una revista..Solamente es del que suscribe y sus reflexiones críticas. Un saludo y gracias de nuevo.

      Me gusta

  6. obamatumadre

    Por supuesto suscribir palabra por palabra, frase a frase, coma quien coma y punto al punto estas líneas de GPO. Verbo fácil, irreverente adjetivo justo, lógica aplastante, inquieto intelecto científico, sentido común, sentimiento práctico, directo, contundente y claro. La murga magufa a poco pueda consigue confundir al público, con sus chifles para vender, logrando que los asesinos conspiradores de la democracia (políticos y mercados) se froten las manos y los que los denuncian pasen por paranoicos. La evidencias son tan claras y dan tanto miedo que el terror da risa porque le han desgastado el nombre. Desgraciadamente, de tanto argumentar lo que para muchos es inverosímil, al cabo de diez años la tendencia es a restar crédito a lo que no se quieren oír haciéndonos menos críticos y, por lo tanto, más vulnerables. Ojalá algún día y gracias a las nuevas herramientas de difusión de conocimiento (si no nos jode el invento un chivato como Assange) podamos ser suficientemente libres para acabar con la canalla opresora.

    Me gusta

  7. uraniaenberlin

    Es que es poco creíble, por no decir absurda la versión oficial del 11-S. No se sostiene por ningún lado. Así que se lo pusieron en bandeja de plata a los teóricos de la “conspiración” alternativa. Yo creo que documentales denunciando aquello no hay los suficientes (y de calidad, no en formato de videoclip sensacionalista) para lo que allí se cocinó. Y si encima se cuela alguno realizado por magufos, apaga y vámonos. Que a mí me incomoda y mucho oír hablar del 11-s a los que creen en ovnis, exochorradas y trascendencias.

    Me gusta

  8. Benny_Blanvo

    Nunca me he acabado de creer toda esa historia oficial, hay una serie de documentales muy interesantes sobre todo esto titulada -el poder de las pesadillas-, no se si el modo de exponer datos sera el mas riguroso (un tono conspiranoico muy marcado) pero algunas de las conclusiones no me parecen descabelladas, para que haya patria hacen falta demonios… No tardara en suceder alguna animalada similar para dar razones de nuevo para expoliar algun pais perdido de la mano de dios… Si esto no sucediese periodicamente tal vez la gente empezase a pensar que el enemigo esta y estuvo siempre en casa… Y no en una cueva…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s