One solution? Revolution

Hay un movimiento ciudadano sorprendente y abrumador que bulle estos días por las calles españolas. Espontáneo, alternativo, sin consignas políticas aparentes (salvo una sóla: Democracia real Ya), sin banderas ni proclamas panfletarias que no sean otras que hacer frente al imparable descrédito de la clase política, en particular, la gobernante y la situada en la mal llamada “oposición”. Dos partidos bisagra que son en la práctica uno sólo a la hora de aplicar mano de hierro contra la ciudadanía (trabajadores y clases medias) y un más que generoso guante de seda para con las oligarquías financieras y empresariales. Que esa marea democrática contra la antidemocracia reinante no obedezca a un ideología determinada no quiere decir que no tengan un claro barniz progresista y emancipador, lejos de esa charlotada sociata-progre que atiende a las siglas de Psoe (más comúnmente conocidas como PPSOE). Jóvenes en su mayoría hartos del caciquismo y clientelismo político de la España borbónica, cansados de contemplar como se premia a las entidades financieras y se mutila socialmente a pensionistas, parados y trabajadores. Jóvenes preparados, pero con un futuro incierto.

Es la hora de las movilizaciones, pacíficas  (no un pacifismo de pandereta y pseudohumanista), pero contundentes a la par que masivas. Frente a las provocaciones y violencia del Estado, la calle se hace del pueblo. A pesar de las agresiones, de los agentes policiales infiltrados en las manifestaciones con ánimo de reventarlas, de las campañitas criminalizadoras de la ultraderecha política y mediática, de los mandamientos gubernativos para reprimir, de las coacciones y chantajes institucionales para impedir la democracia participativa en las calles, ya se ha puesto la primera piedra para advertir a los de arriba que hay una sociedad viva  dispuesta a reclamar sus derechos con determinación, lista para plantarles cara y luchar. Y es que como decía Alfonso Sastre: cuando la justicia se reclama con fuerza, hace palidecer a algunos.


Despotenciar y desmovilizar, convertir a los ciudadanos en masas dóciles y acríticas, ha sido la consigna emitida desde los cuarteles  políticos y desinformativos (los mariachis de aquéllos) ya en los lejanos años de la transición y, particularmente, durante las dos últimas décadas, en las cuales los gobiernos de los banqueros han ido liquidando paulatinamente muchas conquistas sociales con la consiguiente pérdida de derechos. Todo ello en detrimento de las políticas monetaristas y ultraliberales, dando pie así al enriquecimiento ilimitado e ilícito de los plutócratas capitalistas que medran en el poder, o sus satélites.

El resultado de ese desenfreno, voracidad y rapiña gran capitalista ha sido ese eufemismo insultantemente obsceno llamado “rescate financiero” que no ha sido otra cosa que un instrumento articulado por los gobiernos occidentales para salvaguardar los capitales de la Banca, compatibilizado con unas políticas económicas antisociales teledirigidas por organismos mafiosos y extorsionadores como el Fondo Monetario Internacional. Las víctimas ya sabemos quienes son, sus verdugos: las dictaduras del capital en todo su esplendor. Como comparsas de lujo tenemos a unos sindicatos mayoritarios (al menos en este país), untados indecorosamente por el Estado para acallar las revueltas populares. 

Obviamente, este esfuerzo movilizador y contestatario que se está produciendo estos días en el Estado español debe tener continuidad de alguna manera. No solamente limitarse a poner caducidad al mismo en el día de unas elecciones donde ganarán los tramposos y embusteros de siempre, con una ley electoral hecha a su medida. Debe propagarse más allá en el tiempo y dinamizar a una sociedad de consumo consumida en la mediocridad, ramplonería y mendacidad de unos políticos esclavos, o con el amo americano, o con el amo del capital, echando mano para la ocasión, cómo no, de sus amanuenses judiciales y mediáticos. Es la hora de la revolución. De despertar conciencias o nos diluiremos de nuevo en la apatía y el desencanto.


  1. uraniaenberlin

    Por cierto, hoy que son las movilizaciones de los indignados no está de más postear quienes fueron los alborotadores, violentos, provocadores y macarras callejeros del otro día en Bcn, a pesar de que el grotesco fascista Puig diga lo contrario:

    Grupo de “secretas” de los Mossos en el que se puede apreciar al violento que lanzaba objetos contra los furgones policiales

    Me gusta

  2. ALTAICA

    Pero no nos preocupemos que ya han salido en defensa de nuestros políticos los independientes medios de comunicación para tildar de antidemócratas a aquellos “terroristas” que, como mucho, han escupido a aquellos que han vendido nuestros votos. No soy capaz de ver la solución.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Si claro, mientras tanto sus esbirros policiales se infiltran en las manifestaciones pacíficas con ánimo de provocar incidentes violentos como bien se ha denunciado reiteradamente con pruebas documentales

      Y los parlamentarios escondidos como ratas en sus escaños…hablando de atizar las brasas de la represión…para salvaguardar los intereses de sus amos, los banqueros y empresarios…Los corruptos del caso Palau de la Música, la Caixa…

      Me gusta

  3. ALTAICA

    En Cataluña están utilizando helicópteros para acceder al parlamento, vehículos “ecológicos” en su consumo cuyo coste lo pagamos todos. Esto es ya de una desvergüenza insostenible.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      No tienen la suficiente dignidad, sino desfachatez, de entrar en su Parlamento de los ratones…con la cabeza alta…sino más bien a hurtadillas. El pueblo que está vivo les responde como debe ser. Porque….¿que esperan después de que el provocador fascista de Puig diga que él ha sido el único que comprendió la carga brutal de sus esbirros uniformados contra los pacíficos el otro día en Bcn? En fin, a pesar del apoyo sin reservas de sus lacayitos de Falsimedia (ladrones mediáticos), muchos ya sabemos que de nuevo vuelven a sentarse en sus escaños los corruptos….Valencia…el eternamente corrupto CiU…..

      Me gusta

  4. plared

    Lo malo quizas es quien canaliza esto. Si van a ser los de siempre, o sea los que se han eregido como almas de la protesta. Conmigo que no cuenten. En lo demas totalmente de acuerdo

    Me gusta

  5. uraniaenberlin

    He obviado ver las imágenes (video) de los tristemente célebres macarras de la Escuadra…porque no quiero indignarme excesivamente. Abundando en lo que comentas (primer post) Alta….y al margen de lo posteado por mi, tengo cierto desencanto a medida que han transcurrido los acontecimientos de los indignados-acampados de (fundamentalmente) Sol…Mi percepción ahora (no quiero editar la entrada, de momento) es que es puro reformismo y demasiados planteamientos posibilistas. La ética revolucionaria tiene que ejercerse, y ahí estoy contigo, con resistencia activa. Menos paños calientes, pacifismo de brocha gorda y postulados buenrrollistas. Sé que puede parecer una crítica un tanto acerada e injusta sobre gente que ha ido ahí con buena intención. Pero es que me parece que hay exceso de movimiento asambleario y poca dirección política. En fin, de todas formas, ya está bien cojones de aguantar a tanto hijo de puta mediático y político (perdón por el vocabulario) y a sus esbirros uniformados (y viendo como éstos reparten estopa con violencia descarnada a gente con las manos alzadas y en actitud absolutamente pacífica)…de poner la otra mejilla, y contemplar como se ríen esta panda de corruptos y gángsters en nuestros morros. Meterles en vereda con un par de cojones y ya veremos si no aparecen demacrados al día siguiente. Queda claro que el Estado y sus cómplices quieren la violencia sobre el activismo pacífico. La única solución, pues, es devolverles el recado.

    Respecto de la segunda reflexión…el sistema yo diría que propicia precisamente esa masa gris, acrítica de borreguitos dóciles (muchos de ellos de mentalidad neofranquista, cada día más en boga, por cierto) llenándoles el cerebro con bellas palabras y ditirambos institucionales. Viven en la falsa confortabilidad de un régimen que les tiene domesticados…al menos en apariencia. La realidad es que este Estado de derecho, esta democracia de pluripartidismo de partido único (PPSOE)…no es más que un traje democrático hecho a medida de un sistema político miserable, deficitario y paupérrimo.

    Como dicen por ahí esto parece una democracia pero no lo es. Se asemeja más bien a una continuación ordenada del régimen fascista anterior.

    Un saludo, como siempre, y también mis respetos para ti Alta.

    Me gusta

  6. ALTAICA

    Ahora bien, que no nos quepa la más mínima duda de que son millones los que no son capaces de cuestionarse las cosas, los que no pueden mirar hacia otro lado, los que jamás dudan, los que no se preguntan ni una puta mierda. Tanto en un lado como en el otro. Jamás habrá verdadera democracia sin la capacidad de parir hijos inquietos, rebeldes y con la duda en el cuerpo. Esos hijos no interesan ni al Estado, ni a los partidos políticos, ni a la Iglesia, ni a las Instituciones, ni a las entidades financieras, ni a la Universidad, ni a los profesores, ni a los padres, ni a las putas, ni a nadie. No interesa ni al propio hombre. Hoy me hacía una reflexión que es demasiado larga para exponerla aquí. Espero tener tiempo y ser capaz de desarrollarla con letras y palabras, lo cual dudo. Mil abrazos amigo, y sobre todo mil respetos para ti.

    Me gusta

  7. ALTAICA

    Acabo de ver el desalojo de la plaza en Barcelona y cada estoy más convencido de que no hay solución pacífica. Puede parecer mi comentario exacerbado pero sinceramente creo que no lo es. A toda esta gentuza solo se le echa dándoles una patada en los cojones y reinventando la democracia, esto es, dándole valor, ética, justicia, solidaridad y haciendo caer las poltronas, una de tras de otra.

    Después de leer los 17 sencillos y asumibles puntos publicados por los indignados de madrid, uno se da cuenta que jamás serán llevados a la práctica, es decir, estamos absolutamente corrompidos. No queda más remedio que echarse a la calle en son de guerra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s