El Sueño Eterno…en el filo de la eternidad

Si hay que buscar una referencia  cinematográfica que condense todas las virtudes del llamado cine negro en la industria del Hollywood de los años 40, esta sería, sin duda, El Sueño Eterno (The Big Sleep). En la iconografía de este tipo de cine confluían los tonos ocres pesimistas de los personajes principales (antihéroes en ocasiones) con una más que acerada crítica social. Asimismo, aparecían una serie de  personajes femeninos asociados a un fatalismo de la mejor ley y, cómo no, los inevitables gángsters o matones a sueldo. El conflicto bélico de la II Guerra Mundial,  el crack bursátil de 1929 y medidas represivas como la Ley Seca o el Código Hays marcaron, en cierta forma, el devenir de ese carácter nebuloso del “film noir”.

No era fácil hacer una adaptación del calibre de la novela de Raymond Chandler y traspasarla al cine. Pero Howard Hawks, un alquimista a la hora de plasmar en la pantalla historias contadas de un solo trazo salió, a pesar de los pesares, airoso del compromiso y construyó con mano maestra una sólida a la vez que ardua trama (en la que él mismo casi se pierde, según reconoció al finalizar el rodaje), apoyada por un espléndido guión de, entre otros, el escritor William Faulkner. El Sueño Eterno es un rompecabezas que envuelve al espectador, exigiendo una atención  escrupulosa a la trama para no perderse en los imprevisibles giros narrativos que ofrece. La definición psicológica de cada uno de los personajes está perfilada al detalle. El inflexible, mordaz e irónico Marlowe, que traduce a la perfección Humphrey Bogart se entremezcla con rufianes de la peor calaña (pero que no dejan de ser unos duros de pacotilla, e incluso cómicos, al lado del detective encarnado por Bogey), polis-sabuesos de fino olfato y mujeres provocativas (Dorothy Malone), fatales (Martha Vickers) o frías como el acero (Lauren Bacall), aunque en este último caso las apariencias engañan.

La intriga va adquiriendo consistencia a medida que se hace más laberíntica…los diálogos son ingeniosos y la magia entre la fascinante Lauren Bacall y el detective encarnado por Bogey es total..con momentos memorables, tales como la conversación de ambos en el despacho de Marlowe con una llamada a la policía que adquiere tintes de humor “marxiano”. Ese humor ácido está igualmente presente cuando Bogart sentencia en una de las escenas de la película “Tantas armas en la ciudad y tan pocos cerebros”. O cuando Martha Vickers le insinúa a nuestro protagonista “Es usted muy guapo”, a lo que responde rápidamente Marlowe-Bogart: “y cada minuto que pasa lo soy más”.

La ambientación, tan característica del cine negro, está igualmente conseguida: predominan los claroscuros y se incide en el carácter sombrío en algunas secuencias de la película. Algunos han achacado a esta película exceso de densidad narrativa, de no guardar un orden lógico. Pero como he leído en una página web de cinéfilos, este es “cine negro con todas las consecuencias”.

  1. Pingback: The Big Sleep | Vintage By López-Linares
    • uraniaenberlin

      Hola plared!

      Muchas gracias por tu comment sobre El Sueño…y el Blog en general…

      Intuyo que eres alguna cara conocida de aquella eximia página llamada Linkara…aunque ahora mismo no logro ubicarte..

      Con El Halcón Maltés…tengo una deuda-crítica…pendiente.

      He echado un vistazo a tu blog..y tengo que decirte que .me parecen más interesantes y profundas tus críticas cinéfilas que las que yo he dejado por aquí..Realmente estupendas…

      Saludos

      Me gusta

      • plared

        gracias por lo halagos, me alegra que te gusten. auqnue difiero en la comparacion de calidades y no es modestia, mas bien cruda realidad.

        Por cierto, hice una critica de el halcon maltes, pasate por mi pagina y la comentas, igual recuerdas algo…..

        Me gusta

  2. ALTAICA

    Creo sinceramente que deberías de ir colgando una a una todas las crónicas que publicaste en Linkara y Mysofa. Primero para dar forma, fondo y color al blog y segundo para permitirnos releer algunas maravillas de antaño. De esa manera le darías una base bastante sólida de partida. Saludos y buenas vacaciones según quise entender.

    Me gusta

    • uraniaenberlin

      Gracias Alta. Es posible que deje mas de una, aunque un poco mas depuradas, al menos las de Regnum. Estoy en período vacacional y no me gusta nada escribir a través del móvil…como estoy haciendo ahora y como comenté a benny (no dispongo de Pc aquí). Ciao y hasta pronto

      Me gusta

  3. uraniaenberlin

    Gracias Alta. Matizo el anterior comentario (en Darwin) diciendo que algunas de las críticas o reseñas que iré dejando ya fueron posteadas en Linkara (en particular ésta, con algunas pequeñas modificaciones).

    No he dejado de ver una y otra vez este Sueño Eterno, a pesar, sí, de que el pulso narrativo ofrezca algunas inconexiones o trazas argumentales no justificadas. En cualquier caso, Bogey, Hawks y el resto de actores son suficientes para llevar en volandas esta película.

    Me gusta

  4. ALTAICA

    Excelente análisis de una referencia absoluta en su género. Y como bien perfilas al final de la crónica, su densidad narrativa sin concesiones, su negritud vocacional es la que la hace incontestable e imperecedera. Sin duda su consistencia pétrea en el ámbito del cine negro la obra milagrosamente intransigente con salvedades o deconstrucciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s